La 080 Barcelona Fashion de Miquel Suay

Colección primavera-verano 2017 de Miquel Suay
XVIII edición de la 080 Barcelona Fashion
Instituto Nacional de Educación Física (INEFC)
Carrer de l’Estadi, 12 – 22, Barcelona
Hasta el 1 de julio de 2016

El diseñador valenciano Miquel Suay ha mostrado su colección primavera-verano 2017, la tarde del lunes 27 de junio, en un ambiente amable y con los valores que el deporte impregna en todo el recinto del INEFC, antigua sede de los JJOO 92.

La pasarela recibe al público con luces rojas de estilo minimalista japonés, una audiencia joven y con tecnología de última generación de la escena hipster de Barcelona, donde el diseñador ofrece una línea muy personal, llena de contrastes, en las que muestra una gran variedad de texturas, y deleita a la audiencia enfocándose, sobre todo, en las curvas exuberantes y las formas sorprendentes.

Miquel Suay. Makma

Un instante de la XVIII edición de la 080 Barcelona Fashion. Fotografía: Neus Flores.

Con un diseño vanguardista, casual, y joven, usa texturas que se adaptan al hombre urbano y deportivo, con diseños en tonos neutros al inicio de la pasarela: camisas ligeras, pantalones cortos en tonos tierra, camisetas cómodas y muy llevables, diseños con semi-transparencias y relieves suaves. Las prendas se alargan progresivamente convirtiéndose en una sola pieza, o se acortan hasta media pierna, transformando los trajes en monos veraniegos, y las chaquetas en chalecos.

Sorprende también el calzado polivalente y multicolor, adaptable tanto al espacio urbano como al natural, con un espíritu anfibio de usabilidad futurista para ellos, y unos zapatos exagerados, de líneas marcadamente siderales para ellas.

Miquel Suay prevé el verano 2017 con bermudas de pinzas y gafas de sol, de líneas marcadamente mediterráneas y deportivas. Adapta también formas típicamente femeninas al universo masculino, con pantalones anchos y chaquetas entalladas, mostrando un hombre andrógino, transgresor y atrevido.

Miquel Suay. Makma

Instantánea de un momento del desfile de Miquel Suay en la XVIII edición de la 080 Barcelona Fashion. Fotografía: Neus Flores.

Los cortes en diagonal dan ligereza a unas prendas totalmente adaptadas al medio urbano y casual, en el que se aprecian las camisetas básicas combinadas con bombers tejidas en red, para terminar con una explosión de colores primarios que impactan por su sencillez, y que combinados en estampados suaves de líneas elegantes y funcionales transforman al hombre de Suay en atractivo, moderno y elegante a la vez.

Una tarde de verano en la que se ha buceado por el universo del diseñador, que propone un verano 2017 muy recomendable, de lo más cómodo y funcional, en su línea personal de estilo mediterráneo y elegante.

Neus Flores

 

Performance musical de Agustí Fernández en Ensems

Frec, de Agustí Fernández y Hèctor Parra
Ensems
Palau de la Música
Passeig de l’Albereda, 30. Valencia
Miércoles 4 de mayo, 2016, a las 20.00h

El pianista mallorquín Agustí Fernández actúa por primera vez en Ensems este miércoles 4 de mayo en el Palau de la Música (20.00h), donde interpretará la obra “Frec”, concebida especialmente para él por Hèctor Parra, fruto de un trabajo conjunto desarrollado por ambos en 2013 a raíz de un encargo del Huddersfield Contemporary Music Festival.

Descrita como “performance-experiencia musical para un pianista equipado de un micrófono de proximidad, piano amplificado y luces”, la obra dura en torno a 50 minutos. En palabras del compositor Hèctor Parra, plantea la posibilidad de “crear una estructura pianística a gran escala que transgreda las fronteras que se han erigido entre la cultura pianística proveniente de la vanguardia contemporánea europea y el mundo de la música improvisada y de raíces en el free jazz o en otras culturas no occidentales”.

“Agustí y yo”, continúa Parra, “nos dimos cuenta de que nuestros estilos musicales tenían mucho en común, y de que podría surgir un paisaje sonoro no explorado de la fusión de su mundo pianístico y del proteico mundo sonoro que se deriva de él con mi estilo musical, que explora la reacción emocional provocada por la percepción del componente tímbrico del gesto como elemento arquitectónico”.

El concierto constituye a su vez un espectáculo audiovisual en vivo, mediante su retransmisión en directo sobre una gran pantalla ubicada al lado mismo del intérprete-creador. A lo largo de la obra el pianista no solo tocará el piano, sino que explorará las posibilidades gestuales y sonoras que le ofrece la combinación del teclado con objetos diversos. Y en ciertos pasajes donde la actividad física del intérprete es frenética, su propia voz también entra en juego. Concluye el compositor: “En este vasto y extremo fresco pianístico se hará difícil distinguir entre la persona y el instrumento, entre la forma viva y la materia inerte, todo se convertirá en un cuerpo sonoro”.

Agustí Fernández. Imagen cortesía del Palau de la Música de Valencia.

Agustí Fernández. Imagen cortesía del Palau de la Música de Valencia.

Agustí Fernández (Palma de Mallorca, 1954) es una referencia mundial en el mundo de la música improvisada y el free jazz, que ha colaborado con grandes artistas como Peter Kowald, Derek Bailey, Laurence D Butch Morris, Evan Parker, Barry Guy, Mats Gustafsson, Joel Ryan, Joe Morris y Peter Evans entre muchos otros. Fue el primer músico español en grabar para el legendario sello ECM.

Por su parte, Hèctor Parra (Barcelona, 1976) se formó en Barcelona, en Ginebra y en el IRCAM de París, donde trabaja. Posee el premio de Composición Musical del INAEM (2002), el Tremplin del Ensemble InterContemporain (2005), el Donald Aird Memorial Prize de San Francisco y el premio Impulso de Graz (2007) y el Ernst von Siemens de Composición (2011).

Ensems es un festival de CulturArts Música-Generalitat Valenciana, con la colaboración del Palau de Les Arts Reina Sofia, el Consorci de Museus, el Palau de la Música (Ajuntament de València), la Fundación SGAE, el Institut Français y el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte (Inaem). Este año la programación del festival se caracteriza por el eclecticismo, la pluralidad y el espaciamiento temporal a lo largo de más de tres meses, en diferentes sedes, con el fin de llegar al público mayor y más diverso posible.

25 años del Jimmy Glass rodeado de estrellas

V Ciclo de Jazz en Primavera y IX Ciclo 1906
25 años de Jimmy Glass
C / Baja, 25. Valencia
Del 22 de marzo al 20 de junio de 2016

Con motivo de su vigésimo quinto aniversario, el Jimmy Glass presenta entre marzo y junio un espectacular calendario de grandes conciertos dentro de su V Ciclo de Jazz en Primavera y del IX Ciclo 1906, en un nuevo esfuerzo por ofrecer la actualidad jazzística internacional y la mejor programación nacional en formato de club. Todo un manifiesto de actualidad y vanguardia que solo se podrá ver en el Jimmy Glass, en algunos casos como única actuación en España.

Durante esos cuatro meses pasarán por el Jimmy Glass grandes estrellas, leyendas del jazz, históricos de la vanguardia internacional, nuevas y mediáticas figuras y genios del jazz contemporáneo como Fly, Eric Harland, Al Foster, Tom Rainey, Mark Turner, Jorge Pardo, Canada Day, Tim Berne, Dave Kikoski, Chris Cheek, Mark Guiliana, Ernie Watts o Leo Genovese.

El saxofonista Mark Turner. Fotografía de Elia Costa por cortesía de Jimmy Glass.

El saxofonista Mark Turner. Fotografía de Elia Costa por cortesía de Jimmy Glass.

Jazz en Primavera

El V Ciclo de Jazz en Primavera se abre el 22 de marzo con un dream team formado por Al Foster, Mark Turner, Peter Bernstein, Doug Weiss y Jorge Rossy, que lidera este increíble quinteto. Una semana después, el 29 de marzo, el club ofrece la presentación del cuarteto Never, la última gran asociación de Zhenya Strigalev y Eric Harland.

En la élite de la vanguardia, actuará el Tom Rainey Trío, con Ingrid Laubrock y Mary Halvorson el 4 de abril; el 19 de ese mes vuelve al Jimmy Glass Jorge Pardo, en esta ocasión con Mediterraníes -el trío del pianista Albert Sanz-; y el 27 le llega el turno al multicultural y original trío del contrabajista griego Petros Klamplanis, con el guitarrista Gilad Hekselman.

En mayo y dentro de este ciclo, la exquisita musicalidad de Canada Day (día 5), la contundente e histórica vanguardia del saxofonista Tim Berne (día 11) con su nuevo quinteto Snakeoil, y el trío del carismático pianista Dave Kikoski (día 24).

El ciclo de primavera concluye en junio con los conciertos del quinteto del saxofonista Chris Cheek con Jorge Rossy en la batería (día 7), y el soberbio trío Fly, con Mark Turner, Larry Grenadier y Jeff Ballard (día 20).

El saxofonista Ernie Watts. Imagen cortesía de Jimmy Glass.

El saxofonista Ernie Watts. Imagen cortesía de Jimmy Glass.

Ciclo 1906

Los conciertos del Ciclo 1906 patrocinados por Estrella de Galicia comienzan el 14 de abril, con el Mark Guiliana Quartet con Shai Maestro; y continúan el día 16 con el cuarteto del legendario saxofonista y gran estrella internacional Ernie Watts, y el moderno lenguaje del cotizado pianista Leo Genovese y su trío, con Francisco Mela en la batería, el 1 de junio.

El batería Al Foster. Jimmy Glass.

El batería Al Foster. Jimmy Glass.

Polification o la nerviosidad urbana moderna

Polification
Plastic Murs
C/ Denia, 45. Valencia
Hasta el 8 de abril de 2016

Vivimos en ciudades nerviosas -Roberto Arlt hubiera escrito epilépticas- que nos pueden. A veces es por su crecimiento extraño a través de planes generales de ordenación urbana haussmanizantes, a veces por costumbre, a veces por el modo en el que se superponen los sustratos de población, como capas de tiempo, en oleadas de emigración, como bandas organizadas, delimitando sus zonas de operación en barrios y arrabales.

Nuestro territorio, nosotros, nuestras ciudades de ahora, son la evolución post de la ciudad moderna que inventó la flânerie romántica del s.XIX y la vanguardia futurista del s.XX -siempre pienso en Metrópolis, el collage de Paul Citroën-, varias guerras mundiales y reconstrucciones postmodernas, todas las revoluciones (menos la próxima), la atención a fenómenos como la gentrificación y el sinsentido que gobierna este mundo mediático.

Polification. Imagen cortesía de Plastic Murs.

Polification. Imagen cortesía de Plastic Murs.

Cada uno en su casa y todos en nuestros distritos forzamos al límite las imposiciones de la ciudad. Empujamos las paredes de nuestros apartamentos y los mismos márgenes de lo urbano reinventando un mar de mampostería que es historia y recursos, tantas veces descuidados estúpidamente.

La pintura en cuadro de Manolo Mesa y Mohamed L’Ghacham muestran los escenarios, el espacio desgastado para la acción necesaria, fijando el lugar adecuado o las personas que lo habitan; la de Sebas Velasco traslada la potencia y urgencia del acto de pintar en la calle a través de su factura, subrayando la denuncia; por su parte, la estructuras geométricas de Alessandro Etnik construyen una visión abstracta, por ideal, de línea clara.

Los cuatro artistas anteriores desarrollan parte de su trabajo en la calle, y el contrapunto lo pone el hiperrealismo de Jessica Hess, que no interviene muros pero sí traslada al lienzo la belleza del horror vacui de una invasión total de tags y pintadas reales que, con su histeria, nos increpan contra el deterioro de nuestras ciudades.

Plastic Murs.

Polification. Imagen cortesía de Plastic Murs.

Ricardo Forriols

Jazz y gastronomía: oído cocina

Jazz & Cookin’. Valencia Vanguard Festival
Espai Rambleta
C / Bulevar Sur, esquina Pío IX. Valencia
Del 6 al 8 de noviembre de 2015

Jazz de vanguardia y cocina creativa. A priori, dos disciplinas bien dispares, pero que este fin de semana se podrán disfrutar en feliz y perfecto maridaje en Jazz & Cookin’. Valencia Vanguard Festival. La cita es en Espai Rambleta, del 6 al 8 de noviembre, y el evento se presenta como el único en España de estas características.

Organizado por el sello discográfico Vector Sounds, Jazz & Cookin’ cuenta con la colaboración de diversas marcas y entidades, como la Fundación SGAE, a través de su Consejo Territorial de la Comunidad Valenciana.

Apelando a la vanguardia creativa en los ámbitos del jazz y la gastronomía, el festival propone “la creación de un espacio, cada vez más amplio, en el que puedan presentarse propuestas de vanguardia en jazz y cocina, y sirva de escaparate a los artistas más innovadores de cada uno de estos campos”, explican los organizadores. De este modo, durante tres jornadas, “Valencia será la capital de la música y la cocina más avanzadas”, concluyen.

Fotograma de 'Snacks, bocados de una revolución', de Verónica Escuer y Cristina Jolonch.

Fotograma de ‘Snacks, bocados de una revolución’, de Verónica Escuer y Cristina Jolonch.

El programa del festival Jazz & Cookin’ se abrirá el viernes 6 de noviembre con la proyección del documental Snacks, bocados de una revolución, de Cristina Jolonch y Verónica Escuer.

Josep Lluís Galiana y Carlos D. Perales. Imagen cortesía de SGAE.

Josep Lluís Galiana y Carlos D. Perales. Imagen cortesía de SGAE.

El resto de la programación conjuga las presentaciones y exhibiciones culinarias con la música en directo, a cargo de formaciones vinculadas al ámbito del jazz de vanguardia, la experimentación y la creación sonora, tanto nacionales (los valencianos Josep Lluís Galiana & Carlos D. Perales, Naima y Edu Cornelles & Antonio Jesús Sánchez, y el barcelonés Sai Trio, integrado por Sònia Sánchez, Agustí Fernández e Ivo Sans) como internacionales (el californiano Paul Stocker Vanguard 4tet, el cuarteto británico Dominic Lash Quartet, el trío de improvisación libre alemán Molimo y el grupo noruego de free jazz Pocket Corner).

Fotograma de 'Snacks, bocados de una revolución', de Verónica Escuer y Cristina Jolonch. Cortesía de SGAE.

Fotograma de ‘Snacks, bocados de una revolución’, de Verónica Escuer y Cristina Jolonch. Cortesía de SGAE.

El espíritu Bulldog en el Monasterio del Carmen

Fiesta Misbehave Properly, de Bulldog Gin
Centro del Carmen
C / Museo. 2. Valencia
Jueves 17 de septiembre de 2015
Desde las 20.00 a las 00.00h

Misbehave es atreverse a ser uno mismo incluso cuando haya que romper las normas y Properly es saber hacerlo con clase, esta es la visión que Bulldog Gin, la ginebra premium consolidada desde 2007, trae tatuada en su espíritu.

La dj Isa B en un momento de la fiesta Bulldog en el Claustro del Carmen. Imagen cortesía de la organización.

La dj Isa B en un momento de la fiesta Bulldog en el Claustro del Carmen. Imagen cortesía de la organización.

La marca llevó la fiesta más Misbehave a uno de los encuadres más Properly de la capital Valenciana. El lugar elegido, el Real Monasterio de Nuestra Señora del Carmen (cuyos orígenes se remontan a 1.281 cuando los Carmelitas Calzados se establecieron en Valencia a la muerte del Rey Jaime) vivió la fiesta más Misbehave Properly: la deejay Isa B puso la mejor banda sonora desde la cabina-piano de cola, los invitados bebieron los mejores Bulldog & Tonic con el aliciente de ganar tu altura en ginebra si eras capaz de identificar a Mr y Miss Bulldog para lo que tuvieron que reconocer su parte Misbehave y su parte Properly.

Además de demostrar la personalidad de los cócteles hechos con Bulldog, la Misbehave Properly sorprendió a los 200 asistentes de la fiesta en Valencia, como ya había hecho con los invitados al Palacio Duarte en Madrid, el Observatorio Fabra en Barcelona o el Jardín Botánico de Málaga. Haciendo de la noche de celebración una noche inolvidable.

Momento de la fiesta de Bulldog Gin en el Claustro del Carmen. Imagen cortesía de la organización.

Momento de la fiesta de Bulldog Gin en el Claustro del Carmen. Imagen cortesía de la organización.

 

Teatro de muerte sin pistolas

Nosotros no nos mataremos con pistolas, de Víctor Sánchez Rodríguez
Intérpretes: Román Méndez de Hevia, Laura Romero, Lara Salvador, Bruno Tamarit e Isabel Martí
Producción: Wichita CO y Tábula Rasa
Teatre Talia
C / Caballeros, 31. Valencia
Del 2 al 13 de septiembre de 2015
Miércoles, jueves y viernes (20.30h), sábados (18.30 y 21.00) y domingos (18.30)

En noviembre de 2014, se estrenó en una pequeña sala alternativa de Valencia Nosotros no nos mataremos con pistolas. De manera inmediata, fue considerada, unánimemente, como el espectáculo revelación de la temporada. Tras un exitoso reestreno, llegaron los premios de la Associació d’Actors (Silvia Valero y Bruno Tamarit ganaron los de Mejor interpretación y Lara Salvador el Crisálida a la Actriz Revelación) gracias a lo cual su prestigio fue creciendo mediante el boca a boca, alcanzando una repercusión realmente sorprendente, tratándose de un espectáculo de sus características conceptuales.

Escena de Nosotros no nos mataremos con pistolas, de Víctor Sánchez Rodriguez. Cortesía de la compañía.

Escena de Nosotros no nos mataremos con pistolas, de Víctor Sánchez Rodriguez. Cortesía de la compañía.

Nosotros no nos mataremos con pistolas llega, ahora, al Teatro Talía -uno de los de mayor solera y tradición de Valencia- alcanzando un nuevo hito en su ascendente trayectoria.  Para  que todos los que han oído hablar de ella, pero aún no han podido descubrirla, lo hagan. Y, también, para satisfacer a aquellos que la descubrieron en sus inicios y que demandaban una nueva oportunidad de disfrutarla.

Nosotros no nos mataremos con pistolas es, en definitiva, el epítome del estado del teatro valenciano contemporáneo: la prueba más evidente de su magnífica salud, de la calidad de sus dramaturgos y de la sensibilidad y talento de una nueva generación de actores, consagrados, ya, como figuras referentes de nuestra escena.

Teatro de reflexión, pero también de evasión. Profundo, pero distendido. Implacable, pero tierno. Cinco personajes inolvidables. Cinco soberbias interpretaciones. Y un texto que, sin duda, con el tiempo, llegará a ser considerado todo un clásico de la escena.

Escena de Nosotros no hablaremos con pistolas, de Víctor Sánchez.

Escena de Nosotros no hablaremos con pistolas, de Víctor Sánchez Rodriguez. Cortesía de la compañía.

 

El perturbador Carles Santos

Universo Santos, de Carles Santos
Centre Cultural La Nau
C / Universidad, 2. Valencia
Hasta el 30 de agosto

Al igual que a Bach le gustaba probar un órgano para comprobar su resistencia, a Carles Santos también le gusta someter al piano a situaciones extremas. De manera que tan pronto le clava en mitad de los pulmones de sus teclas una gran cruz, como un enorme zapato de tacón o una hélice. Así entiende el artista castellonense la música: de forma tan clásica como excesiva. Exceso que algunos han dado en llamar vanguardista, pero que a él no le motiva: “Yo soy un clásico total, total”. ¿Entonces? “Yo es que no estoy seguro lo que es vanguardia y lo que no es”.

Obra de Carles Santos en la exposición 'Univers Santos' del Centre Cultural La Nau.

Obra de Carles Santos en la exposición ‘Univers Santos’ del Centre Cultural La Nau.

Y alude a Bach, evocado igualmente en su exposición ‘Univers Santos’ de La Nau: “Escuchas a Bach y no sabes lo que hace. Yo estoy igualmente confundido y la palabra vanguardia me produce algo que no sé qué”. Esa incertidumbre, compuesta a partes iguales de veneración clásica, ruptura, perversión y pasión escenográfica, en la que lo religioso y lo pornográfico dan continuamente la nota, se muestra en La Nau de la Universitat de València.

Uno de los pianos intervenidos de Carles Santos en la exposición 'Univers Santos'. Cortesía del Centre Cultural La Nau.

Uno de los pianos intervenidos de Carles Santos en la exposición ‘Univers Santos’. Cortesía del Centre Cultural La Nau.

Hay de todo: sus amados pianos, algunos apilados como si fueran una falla y otros malheridos; impactantes fotografías de alto contenido erótico; video montajes de sus óperas; algunas publicaciones discográficas, partituras y carteles. Dos salas repletas de referencias a ese ‘Universo Santos’ al que alude el título de la exposición, rematado por ‘El fervor de la perseverancia’. Fervor que alcanza grados de sadismo, provocación y violencia cabalgando entre barrocas puestas en escena e inquietantes sonidos.

Fotografías de Carles Santos en la exposición 'Univers Santos' del Centre Cultural La Nau.

Fotografías de Carles Santos en la exposición ‘Univers Santos’ del Centre Cultural La Nau.

“Yo estoy con un pie en el teatro y dos o tres pies en la música”. De hecho, dice que los autores teatrales que más le gustan suelen ser músicos. Las dos grandes orejas que completan el cuerpo de uno de los pianos exhibidos resumen esa mezcla de musicalidad y teatralidad en su obra. Mezcla explosiva que ha dinamitado durante 50 años la vanguardia española y de la que se hace eco La Nau con una exposición que no pretende ser “retrospectiva”, porque encaja mal con el espíritu siempre cambiante de Santos, según explicó el vicerrector de Cultura, Antonio Ariño.

“Es una obra en construcción” que mama de la “tradición histórica del grotesco”. Ariño también apuntó las características de fascinación y perturbación. Fascinación por esa música clásica que siendo muy niño le atrapó, y perturbación porque una vez sumergido en ella (el agua es otra de sus constantes) su sonido adquiere resonancias grandilocuentes. De ahí la conexión con lo sagrado, lo espiritual, lo religioso, perversamente transformado en alusiones al cuerpo violentado.

Fotografía de Carles Santos y Xavier Marmanya en la exposición 'Univers Santos' del Centre Cultural La Nau.

Fotografía de Carles Santos y Xavier Marmanya en la exposición ‘Univers Santos’ del Centre Cultural La Nau.

La exposición de La Nau sirve de antesala al homenaje que la Universitat de València tiene previsto realizar el 23 de junio a Carles Santos, otorgándole su medalla en el Claustro del edificio universitario. Fundación Caixa de Vinaròs, CulturArts y el IVAM se suman a este proyecto con diversas actividades en el marco del festival Ensems y Serenates, y un ciclo de cine dedicado a quien también orgía sus extremos musicales en el ámbito cinematográfico.

Josep Ruvira, comisario de Univers Santos, destacó, más que la presencia de obras inéditas, la variedad de “piezas transformadas” para la ocasión. La irreverencia del clásico vanguardista le llevó a decir que, puestos a definir la vanguardia, él la veía menos cerca de músicos como John Cage y más próxima al comportamiento de ciertos concejales. “Me gustaría conocer alguno capaz de hacer lo que se ha hecho en una ciudad alemana, planteando 11 años de música a partir de Cage”. No hay mandatario que lo resistiera, ironizó. Eso también forma parte del Universo Santos, cuya tocata y fuga permanecerá en La Nau hasta el 30 de agosto.

Uno de los pianos intervenidos de Carles Santos en su 'Univers Santos' del Centre Cultural La Nau.

Uno de los pianos intervenidos de Carles Santos en su ‘Univers Santos’ del Centre Cultural La Nau.

Salva Torres

Weegee: El temible burlón del fotoperiodismo

Weegee The Famous
Festival Valencia Negra
Museu Valencià de la Il.lustració i la Modernitat (MuVIM)
C / Quevedo, 10 y Guillem de Castro, 8. Valencia
Hasta el 31 de agosto

Ningún criminal lo era, “por muy Al Capone que sea”, hasta que llegaba Weegee y lo retrataba. Así lo recordó Silvia Oviaño, comisaria de la exposición que el MuVIM, en el marco del festival Valencia Negra, le dedica a toda una auténtica leyenda del fotoperiodismo. Llegó a contar con una emisora de radio portátil de onda corta conectada a la de la comisaría, lo que le permitía llegar a los sucesos antes que la propia policía. Eso, más el cuarto oscuro que tenía en el maletero del coche, le convertía en el reportero gráfico más rápido del Nueva York de los años 30 y 40. Su leyenda ha ido creciendo con los años, no así la fama que alcanzó desde el principio.

Summer, The Lower East Side, 1937. Fotografía de Weegee en la exposición 'Weegee The Famous' en el MuVIM.

Summer, The Lower East Side, 1937. Fotografía de Weegee en la exposición ‘Weegee The Famous’ en el MuVIM. ©Weegee-Caravan.

De hecho, la exposición del MuVIM se llama así: ‘Weegee The Famous’. Adjetivo que se ganó a pulso, tras otorgárselo él mismo, convencido de la calidad de su trabajo. Tanto es así que optó por convertirse en freelance para que sus fotografías aparecieran firmadas con esa rúbrica: The Famous. “Cronista de fotografía negra”, subrayó Oviaño, Weegee se hizo famoso por esos disparos rápidos y certeros (“retocaba la escena del crimen, para desesperación de la policía”), pero también por la manera que tenía de radiografiar las calles de la ciudad y sus gentes.

“Era un fotógrafo de calle”, destacó la comisaria. Calles que pateó como nadie, al tiempo que dignificaba la profesión del fotoperiodista con imágenes tomadas al vuelo y reveladas con su temible espíritu burlón. “Poseía un gran sentido del humor”, señaló Oviaño. Espíritu que tal vez le venía de su afición por la güija, de cuya pronunciación fonética se supone que le viene el sobrenombre de Weegee, ya que el suyo verdadero era Arthur H. Fellig (1899-1968). Arthur, una vez llegó a Estados Unidos, porque de su natal Ucrania salió con el nombre de Usher.

Simply Add Boiling Water. Fotografía de Weegee en la exposición 'Weegee The Famous' en el MuVIM.

Simply Add Boiling Water. Fotografía de Weegee en la exposición ‘Weegee The Famous’ en el MuVIM. ©Weegee-Caravan.

Sea como fuere, Weegee sintetizó las cualidades del fotoperiodista: rapidez de gatillo en situaciones límite de tiempo, agudeza para encuadrar lo relevante y el aderezo de un talento innato para congelar en un instante la fluyente vida. Algo que hizo igualmente con los retratos de damas de la alta sociedad, de personajes famosos como Marilyn Monroe, Andy Warhol, Peter Sellers o la pin-up Betty Page, y hasta cualquiera de los mendigos o gente de mal vivir que se encontraba por esas calles que tan a menudo frecuentaba.

Fue tal su talento, que hasta el MoMA de Nueva York abrió las puertas de su museo, algo inaudito, al fotoperiodismo de Weegee. En España, tan sólo la Fundación Telefónica y ahora el MuVIM se han hecho eco de sus hallazgos fotográficos. “El fotoperiodismo no era considerado hasta que apareció él”, insistió Oviaño, a la que secundó Bernardo Carrión, como portavoz de Valencia Negra. “La fotografía, y sobre todo la Weegee, es fundamental dentro del territorio negro; es una exposición que ya teníamos pensada desde la pasada edición”.

Two Offenders in the Paddy Wagon. Fotografía de Weegee en la exposición 'Weegee The Famous' en el MuVIM.

Two Offenders in the Paddy Wagon. Fotografía de Weegee en la exposición ‘Weegee The Famous’ en el MuVIM.

El casi centenar de piezas exhibidas en el hall del MuVIM abarca desde lo sórdido y la carnaza (asesinatos y sucesos), a la crónica de la ciudad, siempre bajo ese toque divertido que tanto Oviaño como Carrión recordaron a modo de sello de su trabajo.

También el cine se nutrió de su talento, haciéndose eco de sus imágenes películas como The Naked City (‘La ciudad desnuda’), de Jules Dassin, o ‘The Public Eye’ (El ojo público), de Howard Franklin, protagonizada por Joe Pesci en una imagen calcada a la que el propio Weegee tomó como autorretrato y que sirve para abrir la exposición. Carrión concluyó advirtiendo de lo difícil que lo tendría ahora Weegee con los medios digitales y la velocidad de la red social. ¡Quién sabe!

Lovers with 3-D glasses at the Palace Theater (Infra-red), 1943. Fotografía de Weegee en el MuVIM.

Lovers with 3-D glasses at the Palace Theater (Infra-red), 1943. Fotografía de Weegee en el MuVIM. ©Weegee-Caravan.

Salva Torres

Alô alô mundo! Cine marginal brasileño

Alô alô mundo! Cines de invención en la generación 68
Comisarios del ciclo: Marc Martínez y Paola Marugán
Filmoteca de Valencia
Plaza del Ayuntamiento, 17. Valencia
Del 14 de abril al 14 de junio de 2015

Dice Marc Martínez, junto a Paola Marugán, comisario de ‘Alô alô mundo!’, que se trata de un ciclo de películas “nada cómodo”. Y lo remacha: “Es cine marginal”. Lo dijo en la presentación del ciclo que la Filmoteca de Valencia programa hasta el 14 de junio. Presentación que vino acompañada de los films ‘Zona zul’, (1972) de Henrique Faulhaber, y ‘A conexao brasileira, a luta pela democracia’ (1982-83), de Helena Solberg. Películas que, dadas las condiciones en que fueron rodadas (censura y momento de invención de nuevas formas), convierten el ciclo en una travesía llena de altibajos por el cine experimental brasileño.

Fotograma de 'Zona zul', de Henrique Faulhaber, en el ciclo 'Alô alô mundo!'. Filmoteca de Valencia.

Fotograma de ‘Zona zul’, de Henrique Faulhaber, en el ciclo ‘Alô alô mundo!’. Filmoteca de Valencia.

Cinemas de invençao na geraçao 68, tal es el subtítulo del ciclo, recoge películas realizadas durante los años en que Brasil, como España, se hallaba a merced de la dictadura y de los movimientos clandestinos que luchaban, con más o menos fortuna, por encontrar vías de escape al exigente yugo político. De hecho, tal y como recordó Marc Martínez, ‘Alô alô mundo!’ fue la proclama lanzada por el cineasta Glauber Rocha contra el imperialismo significado en torno al cine de Hollywood.

Fotograma de 'Copacabana, mon amour', de Rogério Sganzerla, en el ciclo 'Alô alô mundo!. Filmoteca de Valencia.

Fotograma de ‘Copacabana, mon amour’, de Rogério Sganzerla, en el ciclo ‘Alô alô mundo!. Filmoteca de Valencia.

Martínez, siguiendo a Jairo Ferreira, prefiere la denominación Cinema de Invençao al de Cinema Marginal, por aquello de que el grupo de cineastas que recoge el ciclo “asumió el riesgo de la invención, pagando el precio de la censura y la marginación”. Invención y marginación parecen, pues, ir de la mano, de ahí la calificación de héroes para todos ellos atribuida por el comisario del ciclo: “Utilizaban esa precariedad como motivo a la hora de realizar sus películas”. Películas que, salvo ‘Copacabana, mon amour’, de Rogério Sganzerla (con todos los matices que se quiera) y las relacionadas con Glauber Rocha, el director más conocido, resultan desconocidas.

Fotograma de 'A idade da Terra', de Glauber Rocha, en el ciclo 'Alô alô mundo!'. Filmoteca de Valencia.

Fotograma de ‘A idade da Terra’, de Glauber Rocha, en el ciclo ‘Alô alô mundo!’. Filmoteca de Valencia.

El listado lo dice todo. ‘Hitler terceiro mundo’ (1968), de José Agrippino de Paula. ‘Viagem ao fim do mundo’ (1968), de Fernando Cony. ‘Manha cinzenta’ (1969), de Olney Sao Paulo. ‘Sem essa, Aranha’ (1970), de Rogério Sganzerla. ‘Mangue-Bangue’ (1971), de Neville D’Almeida. Agripina é Roma-Manhattan (1972), de Hélio Oiticica. ‘A idade da Terra’ (1975), de Glauber Rocha. Entre otras.

De ahí el mérito de ‘Alô alô mundo!’: “Es el rescate de un material histórico”, subraya Martínez. El proyecto nace, según sus comisarios, “del interés en dar visibilidad a un conjunto de prácticas filmográficas, desarrolladas desde finales de los años sesenta hasta la década de los ochenta, para hacernos reflexionar sobre las formas en que ese legado extiende sus efectos y activa nuestro presente”. También nace con la pretensión de “revelar las tensiones, los contagios y los conflictos de una generación de artistas, que desarticuló las formas establecidas de pensar el lenguaje cinematográfico tradicional”.

Fotograma de 'Agripina e Roma-Manhattan'.

Fotograma de ‘Agripina é Roma-Manhattan’, de Hélio Oiticica, en el ciclo ‘Alô alô mundo!’. Filmoteca de Valencia.

Salva Torres