La pilota valenciana, al desnudo

JOC, de Vinz Feel Free y Txema Rodríguez
Centre del Carme
C / Museo, 2. Valencia
Hasta el 3 de septiembre de 2017

El Centre del Carme acoge hasta el 3 de septiembre la muestra ‘JOC’, de los artistas Vinz Feel Free y Txema Rodríguez, una fábula sobre el juego de pilota. Una historia sobre la pasión de unos personajes que entregan los mejores años de su vida a un deporte que no da dinero ni fama, un juego de profundas raíces valencianas que representa valores universales a través de una disputa llena de belleza en la que los rivales siempre son tratados con respeto. En ‘JOC’, Vinz y Rodríguez desarrollan un trabajo en dúo sobre las alegrías y los sinsabores de este hermoso y único combate con pilota.

La exposición recoge, desde un punto de vista artístico y creativo, los valores de este deporte que forma parte del patrimonio y de la cultura valencianos, como homenaje y como reflejo de la sociedad valenciana.

Vinz Feel Free, encapuchado, y Txema Rodríguez. Imagen cortesía de Centre del Carme.

Vinz Feel Free, encapuchado, y Txema Rodríguez. Imagen cortesía de Centre del Carme.

Según José Luis Pérez Pont, director del Centre del Carme, “realizar una exposición ex profeso para la Sala Ferreres, una de las más grandes y bellas de la Comunitat Valenciana, sin duda es un reto que contribuye a poner en valor el arte mural y, al mismo tiempo, a hacer más grande la pilota, como seña de identidad del pueblo valenciano”.

El consejero-delegado de Global Omniun/Fundación Aguas de Valencia, Dionisio García Comín, patrocinador de la exposición, señaló que «el diálogo entre las imágenes de Rodríguez y el arte que proviene de la calle de Vinz, vinculadas las dos expresiones en una relación permanente y fructífera sobre el juego tradicional de la pilota valenciana, es un proyecto inédito que, desde nuestra fundación, queremos aplaudir”.

A modo de epopeya, la sala Ferreres se transforma en un gran templo pagano presidido por los dioses de la pilota, con un Genovés de cuatro metros de altura como epicentro de la sala. Junto a él se recuerda a Rovellet, Eusebio, Sarasol II, Fredi, Grau, Álvaro y Xatet de Carlet. En esta epopeya hay un intercambio de papeles, los dioses se presentan en forma humana y son los humanos los que se convierten en seres mitológicos al más puro estilo Vinz.

Vista de la exposición 'JOC'.

Vista de la exposición ‘JOC’. Imagen cortesía de Centre del Carme.

Con la ayuda de más de 50 personas anónimas, los artistas se embarcaron en esta fábula hace ahora un año y medio. Un trabajo artístico colaborativo en el que era importante la presencia de la mujer en contraposición a un deporte eminentemente masculino, así como la participación de personas homosexuales o transexuales de forma que en la muestra estén representados todas las tendencias y orientaciones sexuales, algo habitual en los trabajos de los dos artistas.

“Nos parecía interesante ver la pilota desde un punto de vista artístico, más creativo, como algo que puede crecer, evolucionar. Pensamos que esta exposición puede ayudarle a abrirse a la sociedad”, explicó Txema Rodríguez, aficionado a este deporte que ha tenido la suerte de poder fotografiar a las grandes figuras, las que nadie discute que son un referente.

“En la muestra aparece Genovés en un lugar principal, como el dios que preside este templo pagano, el único que puede traspasar esa barrera entre lo terrenal y lo divino, porque ha sido el jugador por excelencia cuya figura ha trascendido más allá del ámbito de la pilota”, afirmó el fotógrafo.

Por su parte, Vinz manifestó que “esto no es un documental sobre la pilota valenciana, es una fábula sobre todas aquellas personas que luchan por un sueño”. El artista de street art destacó cómo “la pilota, algo local y propio de los valencianos, encarna unos valores que son universales que se pueden aplicar a todos los ámbitos”.

Obra de la exposición 'JOC'.

Obra de la exposición ‘JOC’. Imagen cortesía de Centre del Carme.

Del mismo modo que los antiguos jugadores y aficionados a la pilota, Vinz y Rodríguez trabajan en la calle y también emplean los muros de las casas. Su actividad sufre similares prohibiciones y persecuciones a las sufridas en su momento por los pilotaris, resulta molesta para muchos, nociva, sucia o escandalosa. Por ello, revelaron los artistas, “tenemos muchas cosas en común con nuestros admirados jugadores de pilota. Aunque nuestro espacio es de este siglo y nuestra visión es contemporánea”.

La exposición/intervención del Centre del Carme juega con elementos propios del arte como la pintura, el dibujo, la fotografía o la instalación además del collage con otros elementos propios del street art, de donde vienen los artistas. ‘Joc’ se compone de más de 100 piezas realizadas todas ex profeso para la sala, jugando con la hibridación de lenguajes y de estéticas para dotar a cada capítulo de esta fábula de una identidad propia.

A la entrada en la sala Goerlich dos carteles gigantes anuncian la batalla como si se tratara de un combate de boxeo. La nave central representa el trinquete donde se desarrolla el juego, con un hall of fame de Paco Cabanes ‘el Genovés’ y una frase que advierte ‘Se prohibe blasfemar’. En él 15 figuras de más de dos metros de altura representan a la afición y su pasión por el deporte.

Obra de la exposición 'JOC'. Imagen cortesía de Centre del Carme

Obra de la exposición ‘JOC’. Imagen cortesía de Centre del Carme

Tras contemplar las fotografías del Olimpo de la pilota, los personajes mitológicos nos muestran el ceremonial en torno a este deporte, desde los trabajos a los que deben dedicarse porque su pasión no les da para vivir, la preparación, el campo de batalla, el combate interior, el combate exterior, la victoria o la derrota hasta la recompensa.

La escenografía va variando según cada capítulo desde escenarios inspirados en la estética decadente o postindustrial hasta la llegada de la recompensa, en ella los Baños del Almirante de València recuperan su uso como balneario después de varios siglos. La mayor parte del trabajo de producción se ha realizado en el Centre del Carme, como escenario y como estudio artístico.

Al final del recorrido se muestra en imágenes el making off de la exposición, incluyendo un fragmento de una partida de pilota, entre Álvaro y Genovés, con la idea de que el público tenga una referencia real de la pilota valenciana.

Vinz Feel Free (encapuchado) y Txema Rodríguez en la exposición 'JOC'. Imagen cortesía de Centre del Carme.

Vinz Feel Free (encapuchado) y Txema Rodríguez en la exposición ‘JOC’. Imagen cortesía de Centre del Carme.

 

La noche más oscura de RTVV

La nit més fosca
Exposición fotográfica sobre el cierre de RTVV
Octubre Centre de Cultura Contemporània
C/ Sant Ferran, 12. Valencia
Presentación: 28 de noviembre de 2014, 18,30h.

Durante toda la noche del 28 al 29 de Noviembre de 2013 trabajadores de RTVV intentaron impedir que se ejecutara el cierre. Muchos de ellos entraron a la que había sido su casa durante años a través de una ventana esquivando el control policial. Las fuerzas de seguridad tomaron el edificio y en medio de un ambiente de intensa emoción e impotencia se vivió uno de los episodios más lamentables de la historia de la democracia en la Comunidad Valenciana.

En todo ese tiempo, los cámaras de RTVV que estaban en la casa grabaron las últimas horas de vida interior de la cadena y con ellos, diez fotoperiodistas levantaron acta con sus cámaras de todo lo que ocurrió en el interior.

Un año después, la organización noruega Global Network for Rights and Development con la colaboración del Centre Octubre, ha convocado a esos diez profesionales para que exhiban una selección personal de las mejores imágenes de aquellos momentos.

La exposición “La nit més fosca” se abrirá con una mesa redonda en la que tres de los fotoperiodistas, el Flaco, Germán Caballero y Txema Rodriguez contarán sus impresiones sobre aquella experiencia. La moderación correrá a cargo de Pepe Almería, uno de los impulsores de la ILP (Iniciativa Legislativa Popular) para el retorno de la Radiotelevisión Valenciana.

Posteriormente, la muestra quedará abierta con las obras de:
Biel Aliño, Manu Bruque, Germán Caballero, Prats i Camps, Tania Castro, el Flaco, Miguel Lorenzo, Benito Pajares, Txema Rodriguez y  Robert Solsona.

Foto: Germán Caballero

Foto: Germán Caballero

Foto: El Flaco

Foto: El Flaco

Foto: Miguel Lorenzo

Foto: Miguel Lorenzo

Foto: Manu Bruque

Foto: Manu Bruque

Foto: Biel Aliño

Foto: Biel Aliño

Foto: Benito Pajares

Foto: Benito Pajares

Foto: Tania Castro

Foto: Tania Castro

Foto: Robert Solsona

Foto: Robert Solsona

Foto: Miguel Lorenzo

Foto: Miguel Lorenzo

Foto: Prats i Camps

Foto: Prats i Camps

 

Foto: Txema Rodríguez

Foto: Txema Rodríguez

Valencia Negra, en 15 imágenes

Valencia Negra. Una mirada de autor. Exposición colectiva

Museo Valenciano de la Ilustración y la Modernidad (MuVIM)

C / Quevedo, 2. Valencia

Hasta el 9 de junio

Una imagen no valdrá más que mil palabras, pero en el caso que nos ocupa se hacía imprescindible. Los organizadores del Festival Valencia Negra propusieron a una serie de fotógrafos y diseñadores que interpretaran visualmente 13 novelas negras ambientadas en Valencia. El resultado es un total de 15 imágenes que vienen a reflejar el contenido de esas narraciones, siempre según el punto de vista de los artistas intervinientes. De manera que los fotógrafos siguieron la pista de los relatos para dejar la prueba objetiva de sus pesquisas.

Fotografía de Alejandro Pagán. Valencia Negra. Una mirada de autor. MuViM

Fotografía de Alejandro Pagán. Valencia Negra. Una mirada de autor. MuViM

Conviene citar a los investigadores visuales: Alberto Sáiz, Alejandro Pagán, Jordi Esteller, Txema Rodríguez, Israel Sánchez-Beato, Paco Carbonell, Salud Cubells, Antonio Sanz, Kike Taberner, Consu Zamora, Alberto González Lorente y Ernesto Barrachina, Mateo Torres, Rafa Fierres, Luz Martín y Sam Domingo. Y a sus narradores: Esperança Camps, Pablo Sebastiá, Ferran Torrent, Ramón Palomar, Aquilino Cayuela, Manel Gimeno, Toni Soler, Salvador Pons, Emili Piera y Tonino Guitián, Luis Valera, Agustín Santos, Jason Webster y Juli Alandes. Porque entre unos y otros han dejado testimonio de esa Valencia Negra ceñida al género y que, sin duda, remite a esa otra igualmente oscura que sigue concitando primeras planas mediáticas.

Ahí están sus calles, sus paisajes, sus monumentos y emblemas, ofreciendo el contexto para que los fotógrafos y diseñadores le pongan imagen a esas narraciones. También hay escenas, recreaciones de esos ambientes negros, en la exposición Valencia Negra. Una mirada de autor, que hasta el 9 de junio permanecerá en el hall del MuVIM. Las hay misteriosas e inquietantes, como la propuesta por Alberto Sáiz, cuya muñeca de trapo tirada en pleno asfalto incita a seguirle la pista. Que es la que parece seguir ese personaje cabizbajo y airado por el rótulo Ni bon dia ni hòsties, al que alude Jordi Esteller siguiendo la estela de Ferran Torrent.

Imagen de Israel Sánchez-Beato. Valencia Negra.Una mirada de autor. MuVIM

Imagen de Israel Sánchez-Beato. Valencia Negra.Una mirada de autor. MuVIM

También las hay explícitamente eróticas, como la de Pagán, cuya mujer desnuda en pose de calendario, más que al crimen pasional parece remitir al lánguido abandono del suicida a lo Scott Fitzgerald. O las igualmente explícitas alusiones catastrofistas, con el Palau de les Arts a punto de ser anegado por un mar tempestuoso, obra de González Lorente y Barrachina. Erotismo y catástrofe a los que les falta esa inquietud supuesta en el género negro, en tanto imágenes excesivamente estereotipadas.

Valencia Negra. Una mirada de autor es, en este sentido, una exposición irregular, donde se combinan imágenes de calidad con otras de menor altura, destacando la propuesta por encima de la cuidada selección. Mejor, en suma, la temática y esa mirada interdisciplinar, que los resultados de tamaña pesquisa autoral. En todo caso, Valencia en blanco y negro y en color, con narrativa en castellano, valenciano e inglés, Valencia para todos los gustos y colores, al que le sobra imaginación y le falta una más acusada brillantez plástica.

Fotografía de Alberto Sáiz para la exposición 'Valencia negra. Una mirada de autor'. MuVIM

Fotografía de Alberto Sáiz para la exposición ‘Valencia negra. Una mirada de autor’. MuVIM

 Salva Torres