Un Kòctel Molotov para despertarnos

Como siempre decimos, asistir a una función en El Micalet es otra cosa. Y es otra cosa por la cercanía con el público, por el sentimiento de familiaridad que se genera en el teatro y por la calidad de las obras. Y es que cuando un actor se presenta frente a su público con escaso artificio,  que en la obra que nos acontece ahora es prácticamente nulo (sillón rojo y alfombra en el suelo) sabemos que estamos ante un verdadero actor, con ello no quiero decir que estar arropado en una obra más coral le haga perder valor a la propia función, pero claro, ver a un hombre o mujer solo, desnudando su arte e interpretando un texto mil veces repetido delante de un público juicioso e inteligente, es algo diferente. Y así es más fácil que se vean las tablas y el trabajo previo.

Kòctel Molotov es una obra densa, llena de amor por las palabras y por el arte en sí. Pep Ricart nos recibe sentado en una banqueta, casi dándonos la mano al cruzarnos con él en busca de nuestro asiento. Le habla a un micro, lee en una vieja libreta noticias con un tono algo poético. Su dicción es gentil y arrolladora, poseedor de una potente voz proyectada nos sumerge en esos primeros compases en el universo que nos espera.

Molotov0

El jazz es lo que nos va a dar la bienvenida. Pep baila al son de la música, nos escenifica el amor por esa música, por esas vibraciones que nos hacen soñar y que mueven nuestros huesos.

Pero no quiere detenerse ahí después de una escena escatológica sobre cómo limpiarse el culo, nos cuenta una de sus grande pasiones, una de esas que no tienen barreras ni muros, así como tampoco las tiene la música. Y así, con escenas que nos sacan de la historia vertebradora de ésta obra, nos quiere hacer reír, para enseguida volver a la tema.

Él solo, sin mayores artificios, nos narra la historia desdichada de Cyrano de Bergerac, obra de Edmond Rostand. Allí nos cuenta su historia, interpretando con pasmosa credibilidad los diferentes personajes que engloban este amor triangular del medievo. Pep está solo en el escenario, pero cuando nos habla de su amor platónico por la ópera (o quizás su desamor) lo hace con un recurso que nos introduce más en el universo que nos quiere representar.

En un pantalla se proyecta una divertida escena de la ópera “Los Cuentos de Hoffman”, haciéndonos ver que la ópera puede tener esos puntos cómicos e irreverentes que cualquier obra precisa.

Pep quiere transmitirnos, siempre desde el amor al arte y a la música, la imposibilidad de ponerle muro a esa conciencia superior y colectiva que es la pasión desmedida por la creación.

Y así, solo y con un enorme aplauso, se marcha del escenario, esperando habernos conseguido contagiar de su amor (platónico o no) por el arte en toda su extraordinaria extensión.

Javier Caro

Fotografías: Lorena Riestra

Spaña, una obra para relajarte y reír

Spaña. Una obra de Xavo Giménez.
Estreno: Teatre Micalet
C/Mestre Palau, 3. Valencia.
Del 7 al 12 de Octubre de 2015.

Ir al teatro y sumergirte en una Spa donde nos vamos a relajar riendo, parece un sueño, mas no lo es. La compañía Purna Teatre trae hasta el corazón de la ciudad una obra que nos hace reír, pensar y también olvidar con salero aquellos años de despilfarro en la capital del Turia. El teatro El Micalet como siempre estaba lleno, está claro que esto del humor descarnado, de trazo grueso  y sobre las penurias que nos han tocado vivir, aún tiene fuelle para rato. Dos mesas de terraza de bar y sus correspondientes sillas son  el único mobiliario que tenemos como referencia, y como el escenario de El Micalet está a ras de suelo hace que nos sintamos más dentro de ese templo de cervezas y bravas., de goles y de cabreos: El Bar.

Spaña, una obra de Purna Teatre, en Teatre Micalet. 2015. Cortesía de Lorena Riestra.

Spaña, una obra de Purna Teatre, en Teatre Micalet. 2015. Cortesía de Lorena Riestra.

La voz en off nos anuncia que la obra se ha terminado, algunos asistentes ríen, pero antes de casi acabar la locución, unos aplausos nerviosos pero contundentes, resoplan por las butacas.

En las primeras filas están Pau Blanco y Xavo Giménez, los dos actores cómicos que durante los próximos minutos nos harán reír de vergüenza. De vergüenza por asistir a lo que hemos asistido en éste país y no ponernos a llorar.

Spaña es el título de la obra, y su trama orbita alrededor del carácter español, ese que nos hace creernos en la piel de toro los mejores del mundo, con los mejores productos y las mejores fiestas. Después de sus autoaplausos pasan a adular todo lo que hay en este país, sus maravillas (“los mejores corruptos del mundo”). La feroz crítica a la que nos tienen acostumbrados desde la compañía, en este caso quiere indagar en el falso y muy absurdo ego que parece brotar de nuestro interior cuando queremos ensalzar “nuestras glorias a España”.

Un camarero habla con su cliente, con un estilo que roza los fantásticos sketches de El Culebra y el Cabesa, dos actores sevillanos que desde youtube han conseguido alcanzar la fama, por descontado nuestros protagonistas utilizan el humor más casero, pero con una propuesta similar, porque, ¿a quién contarle las penas del país mejor que a un camarero?, ¿hay mejor tertulia política o deportiva que la mojada barra de un bar?

Como ya hemos dicho, las befas sobre la situación de Spaña y también de la comunidad, van sucediéndose en las diferentes situaciones de la obra, como curiosidad podemos decir que la escena donde el ínclito Paco Camps habla con Carlos Fabra en la zona para comunicar de la cárcel, y su uso de las mesas y las sillas, es sencillamente sublime. Y digo sublime porque en un futuro no tan lejano, o quizás en éste presente inmediato, esta situación de ver a Camps yendo a la cárcel a reunirse a su viejo amigo Fabra, no es tan descabellada. Y ahí en la cárcel del abuelo, nos daremos cuenta de cómo en los años del pelotazo nos ha robado casi impunemente.

Esta representación, que juega con el subconsciente colectivo de saber la idiosicrasia de un país tan peculiar como el que pisamos, utiliza a la vieja política  y tal vez por ello sea una de la últimas veces que veremos éste argumento. Sin Rita, Camps o Fabra, las próxima parodias versarán sobre Oltra, Puig o Iglesias, algo que nos hace entender que algo ha cambiado, que hemos tirado la naftalina y lo más importante, que comienza una nueva era para el humor valenciano.

Momento de la actuación en Spaña. 2015. Cortesía de Lorena Riestra.

Momento de la actuación en Spaña. 2015. Cortesía de Lorena Riestra.

Javier Caro

La MiCe insiste con el cine educativo

Mostra Internacional de Cinema Educatiu (MiCe)
Asociación Cultural Jordi El Mussol
La Beneficència, EASD, Colegio Mayor Rector Peset, Solar Corona, Teatre el Micalet
Del 27 al 29 de marzo, 2015

La MiCe (Mostra Internacional de Cinema Educatiu) es un festival de cine dedicado a los niños, niñas y jóvenes. Es el único festival de estas características que hay en España y sitúa a la ciudad de Valencia como referente de la educación-comunicación a nivel mundial. Una Muestra Internacional de Cine Educativo impulsada desde la Asociación Cultural Jordi el Mussol que cuenta con el apoyo de otras entidades.

La MiCe tiene como referente el cine educativo, por lo que el público al que va dirigida no sólo se limita al espectro infantil/juvenil. Dado que se programan diferentes eventos como proyecciones, conferencias, talleres… la variedad de público es muy amplia.

Cartel anunciador de la Mice 2015. Cortesía de Jordi El Mussol.

Cartel anunciador de la Mice 2015. Cortesía de Jordi El Mussol.

Ante la desaparición de otros festivales, nosotros seguimos animados, a pesar de los tiempos que corren, en poner una sonrisa en los labios de un niño y trabajar por la cultura y la infancia. Cuando todos los festivales cierran sus puertas, nosotros nos lanzamos seguir teniendo la nuestra abierta por tercer año consecutivo.

Los datos son elocuentes. En el MICe de 2013 hubo 4.000 asistentes durante dos días, se proyectaron 65 películas de 31 países, se realizaron 15 talleres audiovisuales, seis conferenciantes internacionales, además de la realización de los premios Tirant de MiCe a las producciones escolares valencianas. Se recibieron un  total de 150 películas y hubo 40 invitados internacionales.

En 2014 se superaron las cifras de la primera edición. Hubo10.000 asistentes durante los seis días que duró en esta ocasión la Mostra. Se proyectaron 260 películas de 56 países; 30 talleres audiovisuales de animación; 14 conferenciantes internacionales, y la realización de los premios Tirant de MiCe a las producciones escolares valencianas, con un total de 650 películas recibidas y 80 invitados internacionales, además de la Sección especial Mice 2014: Corea del Sur.

Imagen del video de la primera edición de la MiCe 2013. Cortesía de Jordi El Mussol.

Imagen del video de la primera edición de la MiCe 2013. Cortesía de Jordi El Mussol.

Este año, la Mostra Internacional de Cinema Educatiu durará tres días, del 27 al 29 de marzo, con la previa de los Premis Sambori-MiCe, 24 y 25 de marzo. Se ha renovado la sección Tirant con la colaboración de la Fundació Sambori, y la previsión de público es de 12.000 a 15.000 participantes.

Se proyectarán entre las dos secciones (Sambori y MiCe) de 150 a 200 películas y se espera recibir más de mil películas con alrededor de 60 invitados internacionales. Y en la Sección especial MiCe 2015: Estados Unidos.

Por otro lado, MICe d’Estiu d’Estivella se realiza en el mes de agosto aprovechando la infraestructura generada por la hermana mayor de Valencia en invierno.  Se están a su vez desarrollando gestiones para realizar una MiCe Alicante, con las películas MiCe pero con autonomía; no se tratará de una sub-sede sino de un desarrollo particular a partir de la programación MiCe en el mes de abril o mayo de 2015.

Mi Primer Festival, de Lima (Perú), cuenta asimismo con una sección de películas MiCe (noviembre de 2014), al igual que sucede en el Festival La Espiral de La Habana (Cuba). Conjuntamente con los Cines GUIU de Andorra, la MiCe tendrá cada año un día de exhibición de películas en todos los meses de enero. Se han empezado las gestiones para conjuntamente con Festicortos-Argentina, para crear una Mediateca MiCe-Festicortos auspiciada por el Centro Cultural del Consulado de España en Córdoba (Argentina).

Imagen de la primera edición de MiCe.

Imagen del video de la primera edición de la MiCe. Cortesía de la Asociación Cultural Jordi El Mussol.