Ruud Kuijer versus Calatrava

Intervalo, de Ruud Kuijer
Umbracle del Museo de las Artes y las Ciencias de Valencia
Hasta el 9 de abril de 2018

El artista holandés Ruud Kuijer llega por primera vez a España con nueve piezas de acero y hormigón. Y lo hace en el paseo del Umbracle para sostener un diálogo artístico con la obra de Santiago Calatrava. Hormigón contra hormigón del que el artista holandés ha extraído, en la semana que lleva en Valencia montando la exposición, sus propias conclusiones: “Calatrava es un grandísimo arquitecto al que admiro, pero después de estar aquí me he dado cuenta que su concepto de repetición es precisamente lo que yo tiendo a romper en mi trabajo”.

Escultura de Ruud Kuijer. Imagen cortesía del Museo de las Artes y las Ciencias.

Escultura de Ruud Kuijer. Imagen cortesía del Museo de las Artes y las Ciencias.

Las nueves esculturas colocadas en línea, con 15 metros de pulcra separación entre sí, vienen a ser el reflejo invertido de la monumentalidad del Museo de las Artes y las Ciencias construido por Calatrava. Frente a su espectacularidad, el carácter más íntimo de las piezas de Kuijer, y ante la repetición aludida del arquitecto valenciano, la sensación arrítmica de las obras del artista holandés. “No es ni mejor ni peor, sino un contraste muy bonito entre ambas concepciones”, en el contexto de la Ciudad de las Artes “que compite por su fuerte identidad con edificios como el Guggenheim de Bilbao o la Sagrada Familia de Barcelona”, subrayó el escultor.

La Fundación Gabarrón, en colaboración con el Museo de las Ciencias, ha hecho posible ese diálogo entre lo íntimo y lo espectacular, ofreciendo la posibilidad de conocer el singular trabajo de Kuijer, quien dijo sentir especial atracción por la obra de Julio González, Oteiza o Chillida: “España es un país de grandes artistas abstractos”, recalcó. Su propia identidad está marcada por el hormigón, un material “muy actual, porque se usa para la construcción de centros comerciales, puentes o carreteras, pero que sin embargo no hay muchos artistas que lo utilicen, y yo empecé con él hace ya 30 años”.

Detalle de una de las esculturas de Ruud Kuijer. Imagen cortesía del Museo de las Artes y las Ciencias.

Detalle de una de las esculturas de Ruud Kuijer. Imagen cortesía del Museo de las Artes y las Ciencias.

Y ahondó en esa relación que mantiene con el hormigón, al igual que con el acero: “Me gusta la sofisticación del hormigón y la ductilidad del acero, más manejable”. Algo que se puede comprobar en las nueve piezas exhibidas bajo el elocuente título de ‘Intervalo’. Un intervalo que alude al ritmo establecido entre el espacio que separa las esculturas y el propio equilibrio compositivo de su obra, que parece sonar a ritmo de metrónomo. “Ese ritmo lo marca el propio edificio del Museo de las Artes y las Ciencias con el que dialogo, si bien mi obra es más arrítmica que la de Calatrava”.

Kuijer fue desgranando las particularidades de cada una de sus criaturas, con las que mantiene ese aire doméstico reflejado en los materiales empleados para crearlas. Hay evocaciones a la madera (“su veteado se puede sentir”), a la tela de arpillera, los cajones, las puertas (“porque traslada de un espacio a otro”) y a otro buen número de elementos cotidianos que transforman el frío hormigón en un lugar cálido. También sus piezas de acero, que al ser más dúctiles le permiten barrocos entrelazamientos, destilan esa sutileza de lo pesado que se vuelve ingrávido.

Ruud Kuijer durante la presentación de su exposición 'Intervalo'. Imagen cortesía del Museo de las Artes y las Ciencias.

Ruud Kuijer durante la presentación de su exposición ‘Intervalo’. Imagen cortesía del Museo de las Artes y las Ciencias.

“Creo en la imperfección, no en el control total de las cosas”. Y fue entonces cuando se refirió a Picasso, aludiendo al proceso creativo como lugar de inesperadas revelaciones: “Aprendes haciendo las cosas y sorprendiéndote”. Como suya fue la sorpresa de descubrir las diferencias de su obra con la de Calatrava, “que va creciendo hacia arriba, mientras que la mía se eleva al tiempo que se mantiene pegada a tierra”. Los 3.000 kilos de la más pesada (“y ni siquiera los sientes”) también se yergue igualmente para dejarse caer como un vestido, por utilizar su propia metáfora a la hora de explicar una de las esculturas.

‘Intervalo’ permanecerá en el Umbracle de Valencia hasta el 9 de abril de 2018, siguiendo en esto el mismo intervalo de seis meses marcado por el Museo de las Artes y las Ciencias entre una exposición y otra. Nueve esculturas de acero y hormigón que abarcan el trabajo de los últimos 22 años de Ruud Kuijer, cuya abstracción escultórica se halla siempre “referida a la vida real”. Intimidad, pues, versus monumentalidad como diálogo característico de la sociedad contemporánea.

Ruud Kuijer junto a una de sus esculturas. Imagen cortesía del Museo de las Artes y las Ciencias.

Ruud Kuijer junto a una de sus esculturas. Imagen cortesía del Museo de las Artes y las Ciencias.

Salva Torres

“Este país necesita un oleoducto de humor”

Rokambol News, de Toni García
Editorial Drassana

Rocambolesco es sinónimo de inverosímil y extraordinario. El término procede de Rocambol, personaje literario creado en el siglo XIX por el escritor francés Pierre Alexis Ponson du Terrail, que representa una mezcla de aventurero, ladrón y gentilhombre. Rokambol News es el título que eligió Toni García para su blog de noticias absurdas, surrealistas, sazonadas con ironía y sátira a raudales, a veces tan increíbles que parecen ciertas.

Lo inició en 2011 y ahora la editorial Drassana publica en papel una selección de las entradas más provocativas con el subtítulo: Noticias para leer en la Estación Espacial Internacional. Políticos, bancos o la Iglesia oficial, entre otros entes y sujetos son objeto de su mordacidad saludablemente corrosiva, que recuerda los buenos tiempos de La Codorniz con una mayor dosis de acidez y mala leche.

Rita Barberá, ex alcaldesa de Valencia.

Rita Barberá, ex alcaldesa de Valencia.

He aquí algunos titulares: “Santiago Calatrava se querella contra la ley de la gravedad. Wert se plantea erradicar el acento andaluz. Rouco y Gallardón se plantean acortar la duración del orgasmo femenino (La fecundación no tiene porqué ser una fiesta). Rita Barberá amenaza con dar una patada en la corteza terrestre. Un hombre del tiempo enviaba lluvias torrenciales al pueblo de su ex. Descubren millones de cartas a los Reyes Magos en casa del Ratón Pérez”.

El autor adereza estas perlas informativas con una colección de anuncios por palabras que no tiene desperdicio: “Motivador de Gym se ofrece a gandules. Hola, estoy interesado en hacer el amor lo antes posible. Entidad bancaria busca clientes para hacerles una cosa muy buena”….y otros de ese cariz.

Toni García procede del mundo de la publicidad, director creativo nada menos, pero se interesa por la música y otras Bellas Artes, aunque reconoce que dibujar bustos no es lo suyo. Ha trabajado de guionista para productoras de TV, como especialista en escritura de sketches. Primero para Valencia, después para Madrid, y finalmente para El Terrat, la productora de Andreu Buenafuente.

“Cuando la crisis empezó a cerrar productoras y el trabajo comenzó a escasear decidí invertir el tiempo en este proyecto porque había visto otras páginas, como El Mundo Today, The Onion o Barcelona, que me gustaban y consideré que podría sacar adelante algo parecido”, cuenta. “Al principio escribía noticias surrealistas, sin carga política, pero enseguida la indignación me superó y ahora el 90 % de los posts tienen que ver con las barbaridades del Gobierno”.

¿En qué fuentes alimenta su blog?

La prensa, Facebook, Twitter, el Telediario de la 1 y las portadas de La Razón y el ABC sirven bastante material para pergeñar luego la noticia. Lo más difícil es saber cuánta dosis de exageración ha de llevar para que sea ligeramente creíble, aunque muchas veces me tiro de la moto y entro de lleno en el surrealismo más evidente. El lema del blog es Al borde de la realidad pero continuamente estoy tropezando y cayendo en ella. De hecho, algunas veces los lectores se quejan de alguna noticia de Rokambol, siendo descabellada, se aproxima demasiado a la realidad.

Redacte un anuncio por palabras para vender este libro.

Vendo libro de noventa páginas lleno de mentiras tan formidables que parecen de verdad. Toni. Visa, domicilio, hotel.

Imagen de uno de los programas de humor 'Vaya Semanita'.

Imagen de uno de los programas de humor ‘Vaya Semanita’.

¿Valencia es tierra rokamboleska por excelencia o nos ganan vascos y catalanes?

Si se refiere a si en Valencia hay tradición de periodismo satírico, creo que los vascos y catalanes nos llevan mucha ventaja. Jamás en Valencia ha habido un Vaya Semanita o un Polonia.

¿A qué puesto político le gustaría optar?

Me gustaría ser elegido Santo Pontífice. Para plantear el despido más gigantesco de la historia reciente. Luego encargaría a Sotheby´s la venta de todo el patrimonio de la Iglesia católica e igualaría la renta per cápita de todos los países a la de Suiza. Con un tercio del resto del dinero compraría un piso, un apartamento en la playa y un automóvil nuevo a todo el mundo. Con otro veinte por ciento del capital restante siete fuerabordas a cada familia, aunque vivan en la montaña y no tengan acceso a ningún caudal de agua apropiado. Con otro diez por ciento les volvería a comprar otro piso a todos, y finalmente el resto a plazo fijo para proporcionar una renta universal a todo bicho viviente.

¿Qué diferencia la risa tonta de la lista?

Bueno, creo que la risa lista te hace partícipe y cómplice porque también pones de tu parte para acabar el chiste. Y con la ventaja de que luego se te quedan pegados algunos restos en el hipotálamo. La otra también es magnífica pero se acaba enseguida.

¿Por qué nos reímos del mal ajeno?

Creo que inconscientemente para sobrellevar mejor los males propios.

¿Cuántas dosis de humor le hacen falta a este país?

Más que dosis, le hacen falta cientos de miles de camiones cisterna porque salvo raras excepciones, todo es drama. Bueno, más que camiones cisterna creo que sería más práctico establecer una red de oleoductos.

Portada de Rokambol. Editorial Drassana.

Portada de Rokambol. Editorial Drassana.

¿Se considera humorista, bufón o periodista interplanetario?

Me gustaría decir que soy periodista porque realmente estoy informando de la actualidad, pero resulta que lo hago como un humorista, y parezco un bufón.

Calatrava, Rita Barberá, González Pons, el Ministro Wert. ¿Tiene algún personaje preferido al que hincar el diente?

Son muchísimos pero si tuviera que quedarme con alguno sería con Cospedal, la reina del cinismo. Me fascina el titánico esfuerzo que hace para no reírse cada vez que hace una declaración de prensa tratando un tema serio.

Algún tema sobre el que nunca haría rokambol.

Pues no sé si hay algún tema general que no pueda abordarse con humor si se hace con la medida exacta. Pero en asuntos más concretos, como el caso de un niño desnutrido o un maltratador, creo que sería muy difícil.

¿Hay algo que quiera añadir por el mismo precio?

Me gustaría llamar la atención sobre el importantísimo trabajo de los modestos agentes culturales que, sin ningún apoyo institucional, se arriesgan a sacar adelante los proyectos más diversos. Como el caso de Llibres de la Drassana, (www.drassana.net) la editorial valenciana que ha publicado el libro de Rokambol, y que en solo un año de vida ya ha editado catorce títulos. También destacar la colaboración de la ilustradora Carla Fuentes, (www.littleisdrawing.com) que se ha ocupado de proporcionarle carácter y valor a la portada.

Toni García, autor del libro Rokambol.

Toni García, autor del libro Rokambol, de Editorial Drassana. Cortesía del autor.

Bel Carrasco

Ruinas del futuro

Exposición y subasta de trencadís de Santiago Calatrava
Octubre CCC
C/ Sant Ferran, 12. Valencia
Inauguración: 24 de marzo
Subasta: viernes 28 de marzo de 2014, 18.30h.

Ruinas del futuro es una exposición y subasta benéfica, una muestra que analiza la situación cultural valenciana, para la que toma como símbolo el Palau de les Arts, de Santiago Calatrava, y la desastrosa circunstancia de la restauración de su cubierta.

En la exposición se muestran trozos de ese trencadís que sirvió como ornamento del edificio, el que hoy ha quedado, literalmente, por los suelos, una ruina, y que se ha convertido en un quebradero de cabeza para políticos y arquitectos partícipes en su levantamiento. “Se muestran trozos de la cultura que se ha creado en los últimos años en Valencia con dinero público”.

Trencadís de Santiago Calatrava (55 x 38 cm). Imagen cortesía de Octubre CCE.

Trencadís de Santiago Calatrava (55 x 38 cm). Imagen cortesía de Octubre CCC.

Trencadís de Santiago Calatrava (54 x 41 cm). Imagen cortesía de Octubre CCE.

Trencadís de Santiago Calatrava (54 x 41 cm). Imagen cortesía de Octubre CCC.

Este trencadís de Santiago Calatrava se subastará públicamente y los beneficios se donarán al Colegio 103, situado a escasas manzanas de la Ciudad de las Artes y las Ciencias, que ha sido construido totalmente con barracones prefabricados. Debemos recordar que en los llamados “años de despilfarro” la Comunidad Valencia construyó colegios públicos de manera improvisada, obligando a miles de niños a estudiar en edificios de estas características.

Trencadís de Santiago Calatrava (53 x 42 cm). Imagen cortesía de Octubre CCE.

Trencadís de Santiago Calatrava (53 x 42 cm). Imagen cortesía de Octubre CCC.

De esta manera, Ruinas del futuro es un proyecto de participación ciudadana que tiene como objetivo convertir escombros sin uso en ruinas: “objetos de valor económico y simbólicos, que servirán en el futuro para entender la malograda «cultura valenciana»”.

Trencadís de Santiago Calatrava (53 x 39 cm). Imagen cortesía de Octubre CCE.

Trencadís de Santiago Calatrava (53 x 39 cm). Imagen cortesía de Octubre CCC.

«La bajada del IVA afecta a unas élites»

La jungla de los listos, de Miguel Ángel Revilla
Editorial Espasa
De venta en librerías

Miguel Ángel Revilla. Fotografía: Miguel Lorenzo

Miguel Ángel Revilla. Fotografía: Miguel Lorenzo

Miguel Ángel Revilla, ex presidente de Cantabria y ahora escritor de relumbrón, acumula pelos en su todavía abundante cabellera y en su ya característico mostacho, pero carece de ellos en la lengua, que blande cual espada dispuesta a cortar cabezas, sobre todo las corruptas que dominan a su juicio el mundo. Se sienta tan campante y, en cuestión de minutos, disecciona la escandalosa realidad sin miedo a una posible réplica en forma de denuncia. “Nadie hasta ahora lo ha hecho, porque lo que digo es la pura verdad”.

Y lo que dice en las 237 páginas de La jungla de los listos es que el mundo se halla “en manos de empresarios corruptos”. Empresarios que han dejado de serlo, para convertirse en especuladores. Todo ello, claro está, gracias a la colaboración de una clase política entregada al poder que detenta esa oligarquía financiera. El Banco de Santander de Emilio Botín forma parte de ella, aunque Revilla, repartiendo mandobles, se explica.

“A BOTÍN HAY QUE HACERLE LA OLA”

“A Botín hay que hacerle la ola”, dice en respuesta a la obra que la Fundación Botín está realizando en la bahía de Santander, donde se construye el Centro de Arte como buque insignia de la proyección cultural de Cantabria. “Aquí no le juzgo como banquero, que es de la jungla de los listos, sino como alguien que deja un legado chollo para los cántabros”. Asumiendo que Botín “es un señor inmensamente rico” que, sin embargo, “mantiene su domicilio social en Santander, pagando lo que tiene que pagar”, Revilla sostiene que, “como casi todos los ricos al final de sus días, quiere dejar, en un alarde filantrópico, huella de su riqueza construyendo una magnífica obra con su dinero, y no con dinero del gobierno y de los contribuyentes. Ojalá tuviéramos 100 como él en Cantabria”.

Miguel Ángel Revilla. Fotografía: Miguel Lorenzo.

Miguel Ángel Revilla. Fotografía: Miguel Lorenzo.

“ME VETARON EN CANAL 9”

De la Comunidad Valenciana, a la que vino a presentar su libro, dice que desde fuera se la ve como un lugar en el que “se han cometido excesos de nuevo rico”. Y cita los casos de la vela, de la Fórmula 1, del fútbol, de Calatrava. También de Canal 9. “El año pasado vine a presentar mi primer libro [Nadie es más que nadie] y me vinieron a buscar en taxi para una entrevista. Y resulta que cuando llegamos, alguien dio la contraorden de que no se me entrevistara, por lo que tuve que coger otro taxi que, eso sí, me pagaron, y volver al hotel”. “Creo que era una televisión muy manipulada”, agrega.

A pesar de manifestarse en contra de las televisiones autonómicas, por el coste que suponen, Revilla precisa que Valencia, “por su peculiaridad lingüística”, debería haberla mantenido. “Yo no la hubiera cerrado, pero, eso sí, dejándola en su justa dimensión, porque tenía una plantilla escandalosa”. Como le parece escandaloso que se baje el IVA del arte y no se haga lo mismo con el de los libros, el cine o el teatro. “La bajada del IVA demuestra que los que gobiernan lo hacen para determinadas élites. Porque, ¿cuántos compran cuadros, el uno por mil? Y, sin embargo, el 70% de la población consume libros, teatro y cine, y el IVA no se ha rebajado. Me parece escandaloso”.

“LA ÉLITE POLÍTICA ESTÁ AL SERVICIO DE LAS FINANZAS”

Como le parece escandaloso el “ejército perfectamente organizado” que ha propiciado la crisis y que, de seguir así, impedirá salir de ella. De ese ejército enumera sus cuatro patas: las agencias de noticias, que difunden “rumores interesados”, los medios de comunicación, que “los airean”, las agencias de rating (“unas caraduras”) y los bancos de negocio internacionales, como Goldman Sachs o Lehman Brothers, a quienes pertenecieron Mario Draghi, gobernador del Banco Central Europeo, y Luis de Guindos, ministro de Economía, respectivamente.

Miguel Ángel Revilla. Fotografía: Miguel Lorenzo

Miguel Ángel Revilla. Fotografía: Miguel Lorenzo

“EL 30% DEL DINERO MUNDIAL ESTÁ EN PARAÍSOS FISCALES”

“Una de las recientes ponencias en Davos dice claramente que las élites políticas del mundo están al servicio de las grandes finanzas”. Lo cual hace posible que “el 30% del dinero mundial esté en paraísos fiscales de 57 lugares”. Revilla asegura que todo eso se acabaría “en dos días”, si hubiera “políticos que no estuvieran a las órdenes de esos empresarios especuladores”. Y agrega: “Fíjate lo fácil que sería cargarse todos los paraísos fiscales en una reunión del G-20”. Pero como “todo esto es un tinglado”, el ex presidente de Cantabria se limita en La jungla de los listos a levantar acta del funcionamiento de tamaño chiringuito.

Y no hay nada que lo detenga. Echa mano de la idea de “puerta giratoria” para explicar el hecho de que presidentes del gobierno, ministros o presidentes autonómicos acaben su labor política para entrar en empresas públicas, semipúblicas o multinacionales. La lista es larga: José María Aznar en Endesa; Felipe González, en Gas Natural; Ángel Acebes, en Iberdrola, Elena Salgado, en Endesa; Rodrigo Rato, en Telefónica o Banco de Santander. “La puerta giratoria se detendría con una simple ley que impidiera a un ministro o presidente de gobierno trabajar en la empresa privada que haya tenido algún contrato con la administración”.

Miguel Ángel Revilla. Fotografía: Miguel Lorenzo

Miguel Ángel Revilla. Fotografía: Miguel Lorenzo

“AQUÍ VOTAMOS A GAVIOTAS, PUÑOS O ROSAS, PERO NO A PERSONAS”

Esa jungla descrita por Revilla en su libro es concebible por la “falta de educación” del pueblo español. “Aquí no se votan a personas, sino a gaviotas o a puños y rosas”. Del mismo modo que la gente es capaz de “asaltar el palco de un equipo de fútbol” y, sin embargo, “no hace nada cuando te quitan la sanidad pública”. Lo cual tiene su lógica, dado el asombro que suscita el que un país “con el 25% de la población en el umbral de la pobreza y seis millones de parados pague cien millones a un tío por dar patadas a un balón”.

Y una cosa curiosa más. “En los últimos veinte años, las rentas salariales han tributado un promedio de veinte mil euros al año, según las estadísticas. Las rentas empresariales declaradas alcanzan, de media, diez mil euros. ¿Alguien cree que los trabajadores ganan más que los empresarios?”. Tal respuesta, y su correspondiente incredulidad, forma parte inextricable de esa jungla de los listos por la que Miguel Ángel Revilla se mueve, abriéndose paso con el látigo de sus palabras. Sin pelos en la lengua.

Miguel Ángel Revilla. Fotografía: Miguel Lorenzo.

Miguel Ángel Revilla. Fotografía: Miguel Lorenzo.

Salva Torres