CaixaForum
‘Arc al Cel’, de Inma Femenía, y ‘Palafit’, de Anna Talens
CaixaForum València
Museo de las Ciencias
Ciudad de las Artes y de las Ciencias
Avda. del Professor López Piñero 7, València

CaixaFórum València aspira a lo más alto, con los pies en la tierra. Primero, por las dos esculturas presentadas en el Museo de las Ciencias: ‘Arc al Cel’, de Inma Femenía, que reproduce el fenómeno óptico del arcoíris en la cúpula del futuro centro cultural, y ‘Palafit’, de Anna Talens, que toma como referente la arquitectura agraria para recrear los palafitos que recuerdan el modo de vida de los agricultores de la Albufera, pieza que irá ubicada en el estanque de agua que rodea el Àgora.

Y segundo, porque los responsables de CaixaForum València aspiran a que el centro cultural de la capital del Turia, el noveno de Fundación “la Caixa”, tras los de Barcelona, Tarragona, Lleida, Girona, Madrid, Sevilla, Zaragoza y Palma, sea “el más único”, aunque solo sea por el hecho de ser “el último y, por tanto, el más innovador”, afirmó Álvaro Borrás, director del futuro CaixaForum. Singularidad y excelencia, pero siempre con los pies en el suelo de acercar tan magnífico contenedor al público. “Público, público y público, porque sin él todo esto no tiene sentido”, resaltó Elisa Durán, directora general adjunta de Fundación “la Caixa”.

CaixaForum València
Anna Talens, tercera por la izda., e Inma Femenía, segunda por la dcha., junto a responsables de CaixaForum y de la Generalitat Valenciana.

Las esculturas de Femenía y Talens, las primeras obras públicas de ambas artistas valencianas, serán “el signo de identidad del futuro CaixaForum”, subrayó Durán, al tiempo que destacaba precisamente el hecho de ser ya el único de los nueve centros culturales repartidos por la geografía nacional que tiene como iconos a dos artistas locales: basten los ejemplos de Barcelona, presidido por el gran mural ‘Splat’, de Sol LeWitt, o Madrid, donde destaca el jardín vertical de 24 metros de altura, obra de Patrick Blanc.

El arcoíris de Inma Femenía, fruto del aprovechamiento de la luz solar que penetra por el lucernario del edificio del Àgora, será visible únicamente los días que haya luz directa, de manera que el fenómeno óptico estará sujeto a las inclemencias del tiempo. “CaixaForum València tendrá así su propio arcoíris, un elemento simbólico que puede funcionar como icono de la fusión de cultura, arte, tecnología y sostenibilidad”, aseguran fuentes de la entidad.

Diagrama de ‘Arc al Cel’, de Inma Femenía. Imagen cortesía de Fundación «la Caixa».

“’Arc al Cel’ es una escultura inmaterial e intangible que reproduce el fenómeno óptico del arco de Sant Martí”, apuntó la artista, quien destacó la importancia del espectador, cuya posición “afectará directamente la visibilidad y la experiencia de su observación”. La instalación estará ubicada a 30 metros de altura, apuntando a ese cielo mayestático que viene a encumbrar al futuro CaixaForum.

Talens, colocando su escultura a la altura más superficial del lago que rodea el Àgora, también juega con los reflejos del ‘Palafit’ sobre el agua, para dar lugar a la figura de un rombo. Su orientación hacia el este viene a ser a su vez reflejo de luz solar que guiaba a los agricultores, tratando de aprovechar al máximo las horas de sol. Este “templo agrícola”, como lo denominó la propia artista, tendrá “escala humana”, evocando las antiguas construcciones agrarias y pensando en los arrozales y la Albufera.

Dibujo de ‘Palafit’, de Anna Talens. Imagen cortesía de Fundación «la Caixa».

CaixaForum València estará abierto al público en julio de 2022, según confirmó Durán. Lo que no pudieron confirmar ni Álvaro Borrás, recién nombrado director del centro cultural (“yo, como el edificio, estoy en construcción”, dijo), ni la directora general de Fundación “la Caixa”, fue la programación prevista para entonces. “La pandemia nos ha desbaratado todos los planes”, resaltó Borrás. Los acuerdos suscritos con el British Museum y otras entidades de renombre han tenido que ser reorganizados a causa de la imprevista irrupción de la covid-19, si bien Durán aseguró que habrá seis exposiciones por temporada y que convivirán al mismo tiempo dos muestras para satisfacer a todos los públicos.

De nuevo, el público. Elisa Durán, a la hora de explicar el modo de articular ese cielo que dibujan los grandes contenedores espectáculo, con la tierra más llana del contenido, dijo que CaixaForum València “será singular por su ubicación”, pero que siempre tienen como premisa fundamental al público: “Nuestro reto es que el millón de personas que venga, lo haga por los contenidos”, subrayando la importancia de buscar “la recurrencia y la fidelidad de ese público”.

De izda a dcha., Anna Talens, Elisa Durán e Inma Femenía. Imagen cortesía de Fundación «la Caixa».

La presentación de las esculturas de Inma Femenía y Anna Talens coincidió con la presencia de las muchas personas que hacían cola en el Museo de las Ciencias para vacunarse, lo cual le dio pie al secretario autonómico de Turismo, Francesc Colomer, para establecer algunas rimas poéticas: “La ciencia y la vacuna están al servicio de las personas, así como el arte es exaltación de la vida”. “Hay que reivindicar la belleza como vacuna”, remarcó.

Colomer también aseguró que la apertura de CaixaForum en el verano del próximo año será una “bendición” para València, por cuanto permitirá mejorar el posicionamiento cultural de la ciudad, al tiempo que ayudará a “reforzar” su marca turística. Con respecto a las sinergias entre lo público y lo privado, muchas veces cuestionadas desde el ámbito político, dijo que estábamos en “el tiempo de la red”, manifestando que el centro cultural en construcción “será una obra coral o no será”.

Álvaro Borrás, también en construcción, como él mismo ironizó, se refirió al CaixaForum obra del arquitecto Enric Ruiz-Geli como un edificio sustentado en la “magnificencia del Àgora, frente a la pequeña pero astuta solución arquitectónica”, al haber conseguido multiplicar el espacio del que partía hasta conseguir los 6.500 m2 de superficie final. “No solo convive con el Àgora [de Santiago Calatrava], sino que ha logrado integrarlo y potenciarlo”, convirtiéndolo en un “espacio orgánico y con una atmósfera que remite a la ciencia ficción”. La ciencia arquitectónica y la ficción artística de Femenía y Talens, como estandartes del futuro, pero ya cada vez más cercano, CaixaForum València.

‘Arc al Cel’, de Inma Femenía (dcha) y ‘Palafit’, de Anna Talens. Imágenes cortesía de Fundación «la Caixa».

 Salva Torres

Salva Torres

Salva Torres

Dirección - Consejo Editorial de MAKMA
Periodista, escritor, crítico de cine y cofundador de MAKMA. Forma parte de la Asociación Cultural Trama y Fondo, a través de la cual lleva organizando desde hace 13 años en Valencia unas jornadas de debate sobre temas de actualidad.
Salva Torres

Artículos relacionados

«La bajada del IVA afecta a unas élites»

La jungla de los listos, de Miguel Ángel Revilla Editorial Espasa De venta en librerías [caption id="attachment_8987" align="aligncenter" width="584"] Miguel Ángel Leer

Ruinas del futuro

Exposición y subasta de trencadís de Santiago Calatrava Octubre CCC C/ Sant Ferran, 12. Valencia Inauguración: 24 de marzo Subasta: Leer

“Este país necesita un oleoducto de humor”

Rokambol News, de Toni García Editorial Drassana Rocambolesco es sinónimo de inverosímil y extraordinario. El término procede de Rocambol, personaje Leer

Ruud Kuijer versus Calatrava

Intervalo, de Ruud Kuijer Umbracle del Museo de las Artes y las Ciencias de Valencia Hasta el 9 de abril Leer