MAG muestra la obra de Antonio Montalvo

Lo Ajeno, Antonio Montalvo
Mustang Art Gallery
C / Severo Ochoa 36, Elche, Alicante
Del 15 de enero hasta el 26 de marzo

La nueva exposición de la sala MAG presenta en esta ocasión, a uno de los artistas más singulares de los últimos años en nuestro país. Granadino de nacimiento, Antonio Montalvo, es un creador cuya obra presenta una poesía repleta de enigmas que desborda al espectado; en palabras del crítico de arte Óscar Alonso Molina «Lo perturbador que se vislumbra en las escenas de Antonio Montalvo se impone en la conciencia del espectador casi os diría que con brutalidad, cuanto menos con cierta crudeza. Allí dentro, tras de las apariencias más anodinas –unos paños, unas nueces, flores, telas y drapeados, ganado de granja- se amasa lo insondable, aquello que se va a manifestar en algún momento para dejarnos sin habla frente a la imagen».

Antonio Montalvo se licencia en Bellas Artes en la Universidad de Granada en 2005 y desde 2009 expone en la Galería Espacio Mínimo, también ha colaborado con las galerías Alarcón Criado de Sevilla y AFA de Santiago de Chile. Entre otros galardones fue seleccionado para el premio Generaciones 2008, los premios Injuve de la Comunidad de Madrid o las Becas de Arte Caja Madrid. Es relevante su participación en un gran número de ferias de arte contemporáneo como ARCO Madrid, Zona MACO, PArC Perú, ARTBO (Bogotá), o Los Ángeles Contemporary.

Su obra forma parte de importantes colecciones la Fundación Coca-Cola, Colección Entrecanales, Colección Caja Madrid, o Colección Gobierno de Cantabria.

La inauguración contará con el concierto en vivo de Camerata Renesans, formado por Stanislav Takch. violín; Pedro Vasilevsky, violín; Arpad Babarczy, violonchelo; Zurab Kala. viola. Que interpretarán obras de Schubert durante el transcurso de la misma.

La extenuante performance de Saúl Sellés en JustMad

El Luchador, Saúl Sellés
Mustang Art Gallery en JustMad6

Mustang Art Gallery nos ofrece la oportunidad de ver el trabajo del artista plástico y performer Saúl Sellés (Cocentaina, 1986), galardonado con la Beca Puénting MAG / UMH 2013, que tras su exposición en la sala MAG hace solo unos meses, ha realizado una performance en JustMad6. La Beca Puénting busca establecer puentes de conexión entre la formación impartida en la Facultad de Bellas Artes de Altea (UMH) y la profesionalización artística a través de la exhibición de proyectos expositivos en Mustang Art Gallery.

Saul Selles2

En la muestra pudimos ver performances en barra americana, sacos de boxeo de polipiel, imaginería deportiva y animales de poder con estética bakala. Una propuesta artística que habla del fracaso trazando un paralelismo entre la competición deportiva y la competición dentro del mundo del arte. La necesidad de ser visto, aplaudido y vitoreado con coronas de laurel, hace al artista exhibir su propio cuerpo en una neurosis de fracaso escenificada y vivida. Para llevar a cabo El Luchador, el artista aprendió poledance, un deporte acrobático realizado en las alturas de una barra de aluminio.

Saul Selles4

Saúl Sellés entrenó en esta práctica de la seducción, que está más cerca del show escénico que de la competición deportiva, además compitió en la I Copa Pole Style de Alicante (ganando la Medalla de Bronce) y finalmente se convirtió en profesor de esta disciplina. Ahora, para la performance realizará el 26 de febrero de 2015 en JustMad6, el artista ha utilizado el poledance como medio y la recitación de textos acerca del fracaso.

Saul Selles6

El conjunto expositivo lo completaba una serie de sacos de boxeo animalizados y totémicos, unas banderolas que abordan las anti-cualidades del fracasado (expresión de una masculinidad cuestionada), videos del propio artista entrenando y otras piezas escultóricas llenas de referencias iconográficas al boxeo.

Saul Selles5

Para Saúl la competición empieza por uno mismo, por ello sus trabajos anteriores giran en torno a la resistencia, mediante la realización de performances deportivas, donde ejecutaba rutinas físicas hasta llevar el cuerpo al agotamiento. Mientras tanto recitaba textos que hablaban sobre los cánones de la belleza, el culto al cuerpo y el homoerotismo.

Es una competición consigo mismo en la que no existe un final, no se producirá la dicotomía ganador-perdedor, el fracaso está asegurado. El único fin más claro es el propio agotamiento. De esta manera el performer se somete a un entrenamiento interminable y la obra se convierte en un proceso constante.

Saul Selles3

Lliure Briz en Mustang Art Gallery

Lliure Briz, “Inflorescentia- Out of the Bloom”
Sala MAG
Mustang Art Gallery
C/ Severo Ochoa, número 36, Elche Parque Empresarial
Hasta el 25 de septiembre de 2014

Esta es la instalación artística número 25 que acoge Mustang Art Gallery desde que se puso en marcha en julio de 2010. La Sala MAG se configura así como una sala de exposiciones para la promoción y difusión del nuevo arte contemporáneo. Sin duda se trata de una iniciativa innovadora dentro de un entorno empresarial.

Lliure Briz durante el montaje en la Sala MAG. Cortesía Mustang Art Gallery.

Lliure Briz durante el montaje en la Sala MAG. Cortesía Mustang Art Gallery.

“Inflorescentia-Out of the Bloom”, de Lliure Briz, dado como resultado una intervención mural que cubrirá como un tapiz el gran muro central de Mustang Art Gallery. Briz ha utilizado la pigmentación de las flores como paleta cromática fusionando pintura y animación. De este modo la abstracción del color y la evolución de las formas dotan de profundidad y libertad estética a esta experiencia visual.

Esta es la singular propuesta de esta artista, de la galería “Say Hi”, ganadora del “Just Mag Premio Joven 2013”, que otorga anualmente la Sala MAG en el marco de la Feria Internacional de Arte Emergente, JUSTMAD.

Formada en la Royal Academy of Arts de Amberes fue seleccionada para representar al talento emergente de Bélgica en La Haya. Su trabajo también ha sido valorado por el Museum Quartier de Viena y el MOMA de Nueva York.

Lliure Briz durante el montaje en la Sala MAG. Cortesía Mustang Art Gallery.

Lliure Briz durante el montaje en la Sala MAG. Cortesía Mustang Art Gallery.

Y en el marco de esta exposición se dará a conocer el proyecto “Confluencias” que acogerá Mustang Art Gallery en octubre, en colaboración con AVVAC (Associació d’Artistes Visuals de València, Alacant i Castelló) y la UHM. Se trata de un networking que pretende ser un punto de encuentro entre artistas jóvenes y artistas profesionales, críticos, gestores culturales y galeristas de primer orden. Se planteará como una serie de conversaciones privadas entre ambas partes que incluirá un espacio propio de exposición para cada joven artista. Podrán participar tanto estudiantes de grado de la facultad de Bellas Artes de Altea como socios de AVVAC. Estos últimos podrán presentarse tras el lanzamiento de la convocatoria en septiembre, que se comunicará a través de la propia asociación.

Las aristas de Nelo Vinuesa en MAG

Nelo Vinuesa. Wild Pulse
Mustang Art Gallery
C/ Severo Ochoa, 36
Parque Empresarial, Elche
Hasta el 17 de julio de 2014

Nelo Vinuesa. Wild Pulse. Foto: Juanma Sánchez. Imagen cortesía de Mustang Art Gallery.

La complejidad de las aristas

La imagen es el resultado de una construcción espacio-temporal. El espacio suele estar definido por el formato: el rectángulo, el cuadrado, el tondo y, en otras ocasiones, éste somete la representación a la mimesis en paredes o cúpulas, apareciendo el mundo y diluyéndose la arquitectura. El tiempo queda detenido, aprisionado incluso, en los límites del espacio, pero también en la cronología de su época. La cultura visual, el arte en sus diversas variantes lingüísticas, constata el devenir concreto de estos registros, que actúan como marcas en la pared de la historia. El cuadro se construye asumiendo el peso completo de la representación. Esa imagen generada desde el vacío es el puntal de una mirada personal transformada en acontecimiento: se ofrece como narración de unas ideas y como deseo constatable de que esas ideas encuentren un público.

Nelo Vinuesa. Wild Pulse. Foto: Juanma Sánchez. Imagen cortesía de Mustang Art Gallery.

La imagen-fija delimita su complejidad con el paso del tiempo –constatable en el envejecimiento de las cosas y las caras– en el movimiento de las apariencias de sí, como las sombras en la caverna. De ahí que los límites devengan aristas: intermediarias entre un plano y otro, ajenas a las luces y las sombras que éstos reciben y reflejan, pero íntimamente ligadas a ellos, pues permiten la sutura y el pliegue, ejercen su función de bisagra. Las aristas son a la forma lo que las líneas al plano; economía de medios y funcionalidad máxima. El proyecto Wild Pulse de Nelo Vinuesa (Catarroja, Valencia, 1980) gana en complejidad al incluir el tiempo. Dicho así puede parecer una obviedad, puesto que se introduce el movimiento, y éste se genera por la sucesión continuada de escenas. Es un “movimiento aparente” que se ha asumido como ejemplo veraz de la realidad y que ha llegado a día de hoy reincidiendo sobre los mismos planteamientos técnicos, sólo que más sofisticados. Pero en este caso, espacio (escultura) y tiempo (videos) vienen a completar la pintura, imponiéndole ritmo y velocidad por un lado, y convirtiéndola en escultura tridimensional, en el otro.

Nelo Vinuesa. Wild Pulse. Foto: Juanma Sánchez. Imagen cortesía de Mustang Art Gallery.

El aparataje del artista evoluciona y muta de la superficie plana al movimiento generado por la animación y al espacio necesario para disponer lo escultórico, pero todo sirve al mismo fin. Las piezas que conforman Wild Pulse confeccionan un archipiélago de elementos que por separado mantienen sus individualidades, pero que al estar en cercanía unas de otras, ofrecen una versión más compleja y rica de sus propios planteamientos aislados, unidos por aquello que les separa. Desde sus comienzos, la obra (pictórica) de Nelo Vinuesa ha introducido con naturalidad materiales híbridos ajenos al estado natural de la pintura (por ejemplo plásticos y vinilos), pero cuyas propiedades enlazaban con el acrílico y con la necesidad de plantear el cuadro como tablero de juego y experimentación donde confluyeran todas las posibilidades al unísono. En esencia, predomina la creación de un universo complejo donde caben todas las inquietudes generadas por el artista, conviviendo juntas en la misma superficie. Al mismo tiempo, este universo resulta familiar por sus múltiples vías de reconocimiento con la pintura clásica y su preocupación máxima por la construcción del paisaje; con la síntesis formal de los juegos de ordenador primigenios y su estética de 8 bits; con la posibilidad constante de una salida de la pintura ante la encrucijada de su ensimismamiento.

Nelo Vinuesa. Wild Pulse. Foto: Juanma Sánchez. Imagen cortesía de Mustang Art Gallery.

La serie de seis vídeos es un retrato poliédrico de la ciudad de Londres, la gran metrópoli ajena a muchas influencias y ella misma generadora de todas las imaginables. La ciudad es una protagonista que interpreta varios papeles principales: la mezcla racial y su carácter cosmopolita (Portraits); la dificultad de mantenerse a flote física y anímicamente en una ciudad tan demandante (Fall); los conflictos y revueltas sociales (Isle of Haunts); la omnipresencia del paisaje, de los jardines y bosques dentro de la ciudad o en sus límites (Lotus, Winternight) y la mirada perdida pero activa ante todo lo que ocurre, en ese espléndido Panorama.

Nelo Vinuesa. Wild Pulse. Foto: Juanma Sánchez. Imagen cortesía de Mustang Art Gallery.

Por otro lado, la instalación Treassure Island consigue trasladar al ámbito tridimensional ese propio universo realizado por capas opacas y traslúcidas en los vídeos y las pinturas, predominando una voluntad de juego y de tablero donde desarrollarlo. Realizar la maqueta de un mundo es aprehenderlo y constatar la complejidad de su diseño: conocer el funcionamiento de todo lo que nos rodea para convertir la inconmensurabilidad en simple y llana funcionalidad.

Nelo Vinuesa. Wild Pulse. Foto: Juanma Sánchez. Imagen cortesía de Mustang Art Gallery.

Imágenes: Nelo Vinuesa. Wild Pulse. Fotos: Juanma Sánchez. Cortesía de Mustang Art Gallery.

Álvaro de los Ángeles

Mustang Art Gallery y la regeneración cultural

No hay una crisis peor que la provocada por la escasez de ideas. Las buenas ideas tienen un valor estratégico fundamental, como parte de las herramientas de transformación de la realidad. Cuando los vientos soplan en contra muchos optan por plegar velas y esperar, mientras otros redoblan sus esfuerzos y reman contracorriente para lograr sus objetivos. El presente es de todos, pues la sociedad contemporánea y sus múltiples formas de participación y representación nos brinda a todos la oportunidad de intervenir socialmente, pero el futuro lo construyen los perseverantes, los atrevidos, los que trabajan para compartir con el resto propuestas y puntos de vista capaces de abordar el cuestionamiento y la autocrítica. Nada hay más peligroso para una sociedad desarrollada que la complacencia, pues sus caminos conducen a modelos que se perpetúan en la inacción, hasta llegar al estancamiento. Sobran las palabras, pues abundan los ejemplos.

La provincia de Alicante ha sido y es un modelo de población emprendedora que ha sabido compensar con ideas y esfuerzo otras carencias del territorio, para generar riqueza y bienestar. Su visibilidad y el posicionamiento internacional que ha logrado son prueba de ello, como muestra del carácter innovador que ha servido para equilibrar otros déficits. Cuestión a parte son los acontecimientos de corrupción probada o presunta, según los casos, que salpican a sus políticos como en casi toda España (lamentable).

De los procesos de desarrollo económico podríamos objetar que, en cierta medida, las potencias empresariales de la provincia no siempre han sabido canalizar su responsabilidad social corporativa asumiendo el liderazgo de proyectos sociales y culturales que contribuyan al desarrollo del territorio en el que se radican. Lo económico es sólo una de las bases para el progreso colectivo. El mejor modo de garantizar el bienestar de la sociedad es invertir en su formación, impulsando programas que favorezcan el crecimiento personal y el desarrollo de los mecanismos de reflexión y autonomía para combatir el empobrecimiento cultural. No se trata necesariamente de que cada individuo adquiera conocimientos teóricos complejos, sino de facilitar las oportunidades que permitan a la población activar áreas de percepción para su educación sensible. De esas actuaciones se deriva la creación de un volumen de riqueza intangible, que se transforma en recursos personales de los individuos a la hora de enfrentarse a la realidad.

La empresa Mustang, consciente de su capacidad de liderazgo, ha asumido desde 2010 el reto de impulsar un proyecto de mecenazgo cultural mediante la creación de Mustang Art Gallery –MAG. Un modo de articular una fórmula de apoyo a la creación contemporánea y, a la vez, estimular el interés de la población por las expresiones artísticas de su tiempo. No puede apreciarse lo que se desconoce, lo que no es mostrado, como tampoco el público puede disfrutar con aquello que no comprende. Las transformaciones tecnológicas de nuestro tiempo han contribuido también a la revolución de los lenguajes artísticos y, ante ellos, una buena parte de la sociedad no logra descifrar sus códigos. Por otra parte, sin apoyo, los jóvenes creadores no lograrían trazar otros caminos ni ayudarnos al resto a mirar el mundo con ojos nuevos. Los genios del futuro se cruzan a diario con nosotros en la calle, y ahora MAG contribuye para darles soporte, permitiéndonos acercar a sus trabajos y planteamientos.  La historia cultural de España, seguramente, no sería lo que es sin la figura de los mecenas, sin la generosidad y la altura de miras de quienes están dispuestos a compartir parte de sus beneficios para mejorar, según sus posibilidades, la realidad que les rodea.

En Mustang Art Gallery se impulsan actividades culturales con un perfil variado, pero en todas ellas queda patente un afán por trascender algunos límites incómodamente convencionales. El arte contemporáneo ha logrado convertirse en una especie de idioma mundializado gracias a la globalización, es una “lengua” que se habla con peculiaridades en todo el planeta pero que finalmente pocos consiguen entender. Uno de los propósitos que pretende MAG es acercar al público esas experiencias artísticas, realizando a su vez talleres didácticos, cursos y conferencias dirigidos a diferentes segmentos de audiencia.

Con motivo de JustMad5, la feria de arte emergente que se celebra en Madrid, se ha hecho público el nombre de la premiada en la tercera convocatoria del “JustMAG Premio Joven”. La artista boliviana Liliana Zapata ha sido la seleccionada. Este galardón, iniciativa de Mustang Art Gallery, consiste en una dotación de 4.000€ para compra de obra de la artista ganadora, representada por Nube Gallery, galería de Santa Cruz de la Sierra, Bolivia. Además, en 2015 podrá verse en la Sala MAG una exposición de la artista como parte de la promoción del arte más joven que se pretende con la convocatoria.

De Liliana Zapata, nacida en La Paz (Bolivia) y formada en la Academia Nacional de Bellas Artes “Hernando Siles”, el jurado ha valorado principalmente sus esculturas en papel. La artista define su propio trabajo como “una obsesión por la manipulación de espacios (copiar, plegar, desplegar, encajar, vaciar espacios…) y por la relación, experimentación y acción del cuerpo en relación a dichos espacios. Me interesa por lo que tiene de físico y de espiritual”.

La iniciativa de esta empresa alicantina de calzado es un ejemplo que debería propagarse como un virus, despertando el interés de otros empresarios por asumir su responsabilidad con la sociedad de su tiempo. Esperemos que los límites del pensamiento convencional no supongan un obstáculo a nuestra capacidad para imaginar una realidad mejor.

José Luis Pérez Pont

Eduardo Balanza: Súper Éxitos

Sala Mustang Art Gallery: Eduardo Balanza.
Elche Parque Empresarial, C/ Severo Ochoa, 36. Alicante.
Inauguración el 17 de febrero.

Somos lo que pone en la carátula de nuestras cintas.

El arte del siglo XX no existiría como tal sin el bote de hojalata. El uso de los primeros objetos estañados hechos a base de cobre se remonta a la época del Imperio Romano, pero a nosotros nos interesan cuando se convierten en continentes de la pintura al óleo. Esos botes de pinturas comerciales permitieron la pintura a plain air de los impresionistas, los excesos matéricos del arte de los años 40 y todo lo que en la pintura ha ocurrido desde entonces. La hojalata ha sido más importante en el arte contemporáneo que todos los críticos europeos.

Eduardo Balanza, Súper Éxitos. Imagen cortesía de la Mustang Art Gallery.

Eduardo Balanza, Súper Éxitos. Imagen cortesía de la Mustang Art Gallery.

De la misma forma la cinta de casete puede ser considerada una de las máximas expresiones artísticas que existen. Desde que se popularizaran en los 60 los mix tapes, las cintas recopilatorias de distintos autores, han acompañado al mundo moderno hacia la reafirmación de las personalidades más dispares. Lo que en un primer momento viene ya enlatado, preseleccionado por la casa discográfica, se convierte en autoedición a partir de los años 80 gracias a las nuevas cintas de cromo y su mejor sonido. Todo un universo de jóvenes y adultos pudo crear su universo musical combinando Kiss con Uriah Heep o Donovan con The Mamas and the Papas. O Kiss con Donovan, quien sabe.

Las cintas representan la libertad de creación musical para quien no crea música, y su desarrollo es tal que Geoffrey O´Brien ha denominado este fenómeno la forma de arte más practicada en Estados Unidos (O’Brien, Geoffrey. Sonata for Jukebox. 2004.). Pero no fue un fenómeno exclusivamente estadounidense, y buena prueba es el desarrollo en España. El formato y su transportabilidad acabaron convirtiendo el propio soporte en un medio de expresión, y los papeles dejaron de reproducir las listas de las canciones elegidas para convertirse en la base de collages con fotos de los grupos, dibujos y pintadas vinculadas al estilo o pequeñas piezas pictóricas. Una vez almacenadas, generaron pequeñas bibliotecas con lomos pintados a mano o pulcramente mecanografiados. Pocas cosas han hecho tanto por la autoafirmación juvenil como las cintas de casete.

Eduardo Balanza, Súper Éxitos. Imagen cortesía de la Mustang Art Gallery

Eduardo Balanza, Súper Éxitos. Imagen cortesía de la Mustang Art Gallery

El sonido no siempre era el mejor en un momento en el que la principal fuente de archivos era la radio. Había que afinar mucho para evitar anuncios o voces de locutores, pero el estándar de calidad era diferente al de hoy día. La llegada del CD continuó el proceso de autoselección hasta traerlo a las listas de Spotify. Mientras aquel seguía permitiendo utilizar el soporte como medio plástico, la total digitalización ha eliminado parte del hágalo usted mismo, ha unificado estéticas y ha producido un sonido pulcro, a costa de aquellas calidades que hoy resuenan en nuestra memoria como el sonido del rock&roll. Cualquier archivo digital está a nuestro alcance en minutos de forma gratuita y eso ha cambiado nuestra forma de entender la música.

Eduardo Balanza, Súper Éxitos. Imagen cortesía de la Mustang Art Gallery,

Eduardo Balanza, Súper Éxitos. Imagen cortesía de la Mustang Art Gallery,

Y nuestra forma de entender la música ha cambiado nuestra vida. Los vinilos y las casetes obligaban a levantarse cada cierto tiempo, a buscar las canciones, a valorar los principios… hoy los reproductores mp3 producen música incesantemente en un bucle, aleatorio o no, que ha eliminado el ritual de la selección. Esta música, siempre buena y siempre inagotable, se acaba diluyendo al carecer de las cesuras del protocolo del cambiar la cara.

Los grandes éxitos de Eduardo Balanza son un canto a esa cultura de gasolinera en la que crecimos, a aquellas fotos recortadas de Discoplay con las portadas de discos de The Clash o Boney M. Una reconsideración magnificada del formato que generó un arte universal, una cultura extremadamente personal y al mismo tiempo tan difusa como la propia música.

Nacho Ruiz.

Eduardo Balanza, Súper Éxitos. Imagen cortesía de la Mustang Art Gallery.

Eduardo Balanza, Súper Éxitos. Imagen cortesía de la Mustang Art Gallery.