Los pecados capitales del Bosco, actualizados

Los pecados capitales. Proyecto 3CMCV
Manu Blázquez, Vicente Aguado y Silvia Martí
Centre del Carme
C / Museo, 2. Valencia
Hasta el 10 de septiembre de 2017

El Centre del Carme del Consorci de Museus de la Comunitat Valencianaha acoge la IV y última edición del Proyecto 3 CMCV, bajo el lema ‘Los Pecados Capitales’ en referencia al 500 aniversario de la muerte de El Bosco y la obra que se le atribuye ‘La mesa de los siete pecados capitales’.

Inspirados en su obra, las propuestas artísticas, a caballo entre la instalación y la performance, proponen una reflexión sobre la condición humana, el arrepentimiento, la tentación y sus cómplices. En esta reflexión aparece también la figura del gobierno como instigador del pecado. Una versión contemporánea de la avaricia, la envidia, la gula, la lujuria, la ira, la soberbia y la pereza que se muestra en el Centre del Carme, 500 años después de la obra maestra del pintor holandés.

José Luis Pérez Pont, director del Consorci de Museus, destacó “la calidad y la solidez de los proyectos seleccionados para esta exposición, obra de los artistas valencianos, Manu Blázquez, Vicente Aguado y Silvia Martí, sin duda tres trayectorias asentadas ya dentro del panorama artístico contemporáneo valenciano”. Con esta exposición se cierra el ciclo de muestras colectivas del Proyecto 3 CMCV, que ha sido sustituido por la convocatoria pública Escletxes, de producción artística y apoyo a la investigación.

‘Los Pecados Capitales’ se podrá ver en el Centre del Carme hasta el próximo 10 de septiembre. El Proyecto 3 CMCV ha impulsado la obra de 12 artistas de la Comunitat en el total de sus cuatro ediciones.

‘Los Pecados Capitales’

El Bosco reprodujo los siete pecados capitales como escenas de la vida cotidiana, que ilustran costumbres y vicios de la época. 500 años después los pecados capitales siguen inspirando a los artistas visuales suscitando interesantes reflexiones sobre la tentación y todo lo que envuelve al hecho pecaminoso. El Centre del Carme presenta tres propuestas que actualizan el concepto de pecado desde diferentes perspectivas y lenguajes artísticos.

Los pecados capitales. Imagen cortesía del Centre del Carme.

Los pecados capitales. Imagen cortesía del Centre del Carme.

Dei Canti Lamentosi

Manu Blázquez (Valencia, 1978) con su obra ‘Dei Canti Lamentosi’ se centra en el momento posterior al acto pecaminoso, es decir, en la toma de conciencia y posterior lamento tras haber cometido un acto que se sospecha inmoral o no acorde con los preceptos religiosos o culturales. Para ello, el autor ha realizado un gran muro de papel y cristal destinado a la reflexión del visitante.

La técnica del perforado directo sobre el papel contradice algunas de las condiciones esenciales de dicho elemento. Gracias a los espacios vaciados podemos observar parcialmente lo que ocurre al otro lado, así como también nuestro reflejo, provocado por el soporte de cristal, el cual nos invita a una reflexión más íntima. En cierta medida, el presente estudio representa un guiño a la concepción de la luz y el espacio en los templos dedicados al culto sacro.

Los pecados capitales. Imagen cortesía del Centre del Carme.

Los pecados capitales. Imagen cortesía del Centre del Carme.

Loterías y pecados del Estado

Con ‘Loterías y pecados del Estado’ Vicente Aguado (Valencia, 1980) incide en los siete pecados capitales coincidiendo con las siete loterías “capitales” existentes en España. El gobierno estaría fomentando las cualidades, emociones y sentimientos pecadores a través de los juegos de azar legalizados.

Cada uno de los siete pecados capitales está relacionado con los siete principales juegos de azar ofrecidos por el organismo de Loterías y Apuestas del Estado: Quiniela futbolística (ira); el Gordo de la Primitiva (avaricia); Bonoloto (envidia); Quinigol (pereza); Primitiva (gula), Lototurf, la quiniela hípica (lujuria), Euromillón, (soberbia).

Con esta complicidad necesaria, juego y Estado estarían perpetuando la condición pecadora del ser humano, convirtiéndola incluso en un estilo de vida. Durante cuatro meses el artista ha estado realizando apuestas a los siete juegos capitales mediante la concesión económica destinada a la producción de la pieza. Así la pieza que se presenta es testigo y justificante del proceso de gasto, mostrando los boletos, resguardos y tickets empleados.

Los pecados capitales. Imagen cortesía del Centre del Carme.

Los pecados capitales. Imagen cortesía del Centre del Carme.

Dulcificar pecados

El proyecto ‘Dulcificar pecados’ es una obra escultórica, performativa, in progress, abierta a la interpretación y realización por cada espectador y espectadora,  que pretende provocar una reflexión personal, poética, social, política o con humor, acerca de la actualización de los pecados capitales.

En sus producciones la artista Silvia Martí Marí (Valencia, 1966) explora las relaciones entre lo público y lo privado, abarcando, entre otras, cuestiones de arte público. Su obra ‘Dulcificar pecados’ se presenta como un gesto poético / performático para paliar algún pecado propio o ajeno invitando al espectador a elegir alguna de las palabras que componen los 7 pecados capitales escritos con chocolate. Así la lujuria acaba siendo gozosa y la ira se aplaca al comer un trocito de chocolate.

 

Pérez Pont se estrena en Las Cigarreras

Proyecto 3CMCV ‘Arte y Metamorfosis’
Centro Cultural Las Cigarreras
C / San Carlos, 78. Alicante
Hasta el 22 de mayo de 2016

El nuevo director del Consorcio de Museos de la Comunitat Valenciana, José Luis Pérez Pont, ha presentado la exposición del Proyecto 3 CMCV ‘Arte y Metamorfosis’, en el Centro Cultural Las Cigarreras de Alicante, donde podrá verse hasta el 22 de mayo.

Se trata de la tercera convocatoria del programa Proyecto 3 CMCV que publica el Consorcio de Museos anualmente. En ella, se seleccionan tres proyectos expositivos dotados cada uno con una ayuda a la producción de 5.000 €. Una vez realizados, los tres proyectos conforman una exposición que viaja por las tres provincias de la Comunitat. Con su exposición en Alicante, ‘Arte y Metamorfosis’ termina su recorrido.

Es la primera exposición que inaugura Pérez Pont como director del Consorcio de Museos de la Comunitat Valenciana. En su discurso, el nuevo director ha explicado que “el Proyecto 3 CMCV se va a mantener revisando algunos aspectos, manteniendo siempre el contacto con los artistas y con la Asociación de Artistas Visuales de Valencia, Alicante y Castellón (AVVAC)”.

Pérez Pont señaló que “estos proyectos sirven para dar apoyo al sector productivo que son los artistas. Vamos a trabajar en iniciativas que den un servicio a la ciudadanía culturalmente pero también apoyo a los artistas que son el segmento más importante y a la vez el más frágil”.

Pérez Pont, que hizo hincapié en la profesionalización de los artistas y en su participación en los concursos públicos, estuvo acompañado durante la inauguración de la muestra, por el concejal de Cultura del Ayuntamiento de Alicante, Daniel Simón, la coordinadora de las Cigarreras, Miriam Gilabert además de por los artistas, Daniel Jordán y Alejandra de la Torre.

The Fool Show, de Daniel Jordan.

The Fool Show, de Daniel Jordán. Imagen cortesía del Consorcio de Museos.

A partir de la novela de Franz Kafka ‘La Metamorfosis’, de la que se cumplió en 2015 su centenario, los tres artistas presentan en esta exposición una obra de gran carga simbólica trabajando en diferentes disciplinas tales como pintura, escultura, instalación audiovisual o fotografía. Formalmente la exposición presenta una obra por cada artista que no se centra en una única pieza, sino en un conjunto de ellas con el objetivo tanto de transmitir su mensaje como de conocer la personalidad artística del creador.

En el caso de Hugo Martínez-Tormo, éste centra la mirada sobre el proceso de creación de la obra de arte mostrando cada fase de transformación de la misma, pasando de la pintura a la escultura a través del audiovisual. Su obra titulada ‘Tríptico’ consiste en una instalación audiovisual compuesta por tres fotografías, tres vídeos y tres volúmenes geométricos, que a su vez recuerdan a tres crisálidas.

En su obra ‘The Fool Show’ (instalación a partir de esculturas y pinturas), Daniel Jordán hace una interpretación de la novela basándose en su carácter autobiográfico. Jordán se identifica como artista con la pasión que sentía Kafka por la escritura. La transformación muestra la situación en la que se encuentra el creador, quien se siente un bicho raro por querer dedicarse a su pasión, la cual es entendida de forma cuanto menos sospechosa a ojos de la sociedad mercantil moderna.

Alejandra de la Torre.

‘El estigma del parado’, de Alejandra de la Torre. Imagen cortesía del Consorcio de Museos.

La artista Alejandra de la Torre, en su obra ‘El estigma del Parado’ hace una crítica social de la situación del parado en España. A modo autobiográfico describe el proceso transformador del ser humano, del artista, con sus ilusiones, su formación y su proyección profesional, en un objeto, en un parásito de la sociedad, en definitiva en un bicho, con las esperanzas ya mermadas por el fracaso ante la falta de apoyo y de salida laboral.

De izquierda a derecha, José Luis Pérez Pont, nuevo director del Consorcio de Museos, Daniel Simón, Daniel Jordán, Alejandra de la Torre y Mariam Gilabert.

De izquierda a derecha, José Luis Pérez Pont, nuevo director del Consorcio de Museos, Daniel Simón, Daniel Jordán, Alejandra de la Torre y Miriam Gilabert.

Los siete pecados capitales a concurso

Los siete pecados capitales
Convocatoria del Proyecto 3CMCV para 2016
Consorcio de Museos de la Generalitat Valenciana
Plazo de presentación: hasta el 12 de marzo de 2016

El Consorcio de Museos de la Comunitat Valenciana presenta la cuarta convocatoria de su programa de apoyo al arte emergente por la que tres nuevos creadores se beneficiarán de una ayuda para la producción de un proyecto inédito.

El objetivo de este programa, creado en 2013 y que lleva por título ‘Proyecto 3 CMCV’, es la promoción y difusión de la creación artística mediante la concesión de una ayuda económica destinada a la producción de tres proyectos inéditos, la organización de una exposición itinerante por las tres provincias de la Comunitat Valenciana y la publicación de un catálogo.

La mesa de los siete pecados capitales de El Bosco. Proyecto 3CMCV del Consorcio de Museos.

La mesa de los siete pecados capitales de El Bosco. Proyecto 3CMCV del Consorcio de Museos.

El tema propuesto para la convocatoria de 2016 gira en torno a los pecados capitales, con la intención de contribuir a la conmemoración del quinto centenario de la muerte del Bosco (1450-1516) y de una de las obras más emblemáticas que se le atribuyen, la mesa de los siete pecados capitales.

Según el director gerente del Consorcio de Museos de la Comunitat Valenciana, Felipe Garín, “en 2016 se celebran los 500 años de la muerte de El Bosco, un artista cuya obra está muy vinculada a España, pese a no ser español, ya que un importante conjunto de ella se conserva en el Museo Nacional del Prado, entre ellas la mesa de los siete pecados capitales”.

‘La mesa de los siete pecados capitales’ se incluye entre las producciones tempranas del pintor flamenco. Representó en ella cinco círculos, uno grande en el centro semejando un gran ojo, con los siete pecados en su anillo exterior, y cuatro pequeños en los ángulos ilustrando las Postrimerías: Muerte, Juicio, Infierno y Gloria.  El Bosco reprodujo los siete pecados capitales, identificados por inscripciones, como escenas de la vida cotidiana, que ilustran costumbres y vicios de la época.

Garín explica que “El Bosco fue un artista muy imaginativo con una obra muy crítica. Si la temática de la metamorfosis ha tenido gran éxito en la convocatoria anterior pensamos que los siete pecados capitales pueden ser un tema muy sugerente y amplio del que pueden surgir obras muy interesantes”.

Pueden optar a la convocatoria personas físicas, mayores de edad, a título individual o bien agrupados en colectivos, que desarrollen su actividad en la Comunitat Valenciana, con una experiencia demostrable en el campo de las artes plásticas de, al menos, tres años.

Detalle de La mesa de los siete pecados capitales de El Bosco. Proyecto 3CMCV del Consorcio de Museos.

Detalle de La mesa de los siete pecados capitales de El Bosco. Proyecto 3CMCV del Consorcio de Museos.

En cada convocatoria se ofrecen tres ayudas de 5.000 euros a cada una de las producciones. Los costes derivados de la organización de la exposición y su exhibición por las tres provincias, por un periodo de dos años, así como la edición del catálogo y difusión, correrán a cargo del Consorcio de Museos.

Entre los criterios de evaluación de los proyectos se valorará la coherencia con el tema propuesto y capacidad de desarrollo del mismo.; su conexión con las corrientes actuales de creación contemporánea así como la capacidad de innovación y su viabilidad en base a la adaptabilidad a diferentes espacios expositivos (Alicante, Castellón y Valencia). Además se tendrá en cuanta la optimización de los recursos económicos y materiales, en base a las itinerancias señaladas en la convocatoria. Asimismo se valorará la trayectoria del solicitante (premios, becas o ayudas, participación en exposiciones individuales y colectivas, formación académica, formación complementaria).

Para la valoración y selección de las solicitudes presentadas se constituirá una comisión de evaluación integrada por el Presidente de la comisión ejecutiva del Consorcio de Museos de la Comunitat Valenciana, el gerente de la entidad,  dos técnicos del departamento de exposiciones del Consorcio de Museos y profesionales de reconocido prestigio en el campo de las artes plásticas.

Los proyectos podrán ser presentados en la sede del Consorcio de Museos, en el Centro del Carmen o por medio de mensajería o correo postal. El plazo para presentar los proyectos se abrirá al día siguiente de su publicación en el docv y finalizará a los tres meses: el día 12 de marzo.

En su cuarta edición, el programa de apoyo al arte emergente del Consorcio de  Museos se ha convertido ya en un proyecto consolidado en el que se han invertido 60.000 euros en ayudas a la producción y promoción del arte más actual.

La mesa de los siete pecados capitales, de El Bosco.

Detalle de La mesa de los siete pecados capitales de El Bosco. Proyecto 3CMCV del Consorcio de Museos.

 

La metamorfosis en el arte

Proyecto 3CMCV ‘Arte y Metamorfosis’
Daniel Jordán, Hugo Martínez-Tormo y Alejandra de la Torre
Centro del Carmen
C / Museo, 2. Valencia
Hasta el 7 de febrero

El Consorcio de Museos de la Comunitat Valenciana presenta la exposición de la tercera edición del Proyecto 3 CMCV ‘Arte y Metamorfosis’ que se podrá ver en el Centro del Carmen del 5 de noviembre al 7 de febrero. En ella los artistas Daniel Jordán, Hugo Martínez-Tormo y Alejandra de la Torre presentan tres propuestas multidisciplinares que reflexionan sobre la idea de la transformación de la obra de arte y del propio artista.

Se trata de la tercera convocatoria del programa Proyecto 3 CMCV que publica el Consorcio de Museos anualmente. En ella, se seleccionan tres proyectos expositivos dotados cada uno con una ayuda a la producción de 5.000 €. Una vez realizados, los tres proyectos conforman una exposición que itinera por las tres provincias de la Comunitat.

Clásicos del cine y de la literatura universal como La ventana indiscreta de Hitchcock, en la pasada edición, o ahora La metamorfosis de Kakfa han servido de hilo conductor en las diferentes convocatorias proponiendo temas de interesante reflexión. Temas, por otra parte, muy recurrentes en la historia del arte como es este año la idea de la transformación, el cambio, o incluso la monstruosidad rozando ya la imagen fantástica.

A partir de la novela de Franz Kafka La Metamorfosis, de la que se cumple este año su centenario, los tres artistas presentan en esta exposición una obra de gran carga simbólica trabajando en diferentes disciplinas tales como pintura, escultura, instalación audiovisual o fotografía.

Formalmente la exposición presenta una obra por cada artista que no se centra en una única pieza sino en un conjunto de ellas con el objetivo tanto de transmitir su mensaje como de conocer la personalidad artística del creador.

Instalación de Hugo Martínez-Tormo. Imagen cortesía del Centro del Carmen.

Instalación de Hugo Martínez-Tormo. Imagen cortesía del Centro del Carmen.

En el caso de Hugo Martínez-Tormo, éste centra la mirada sobre el proceso de creación de la obra de arte mostrando cada fase de transformación de la misma, pasando de la pintura a la escultura a través del audiovisual. Su obra titulada ‘Tríptico’ consiste en una instalación audiovisual compuesta por tres fotografías, tres vídeos y tres volúmenes geométricos, que a su vez recuerdan a tres crisálidas. Formas, volúmenes y colores, todos ellos primarios, que combinándose entre sí, producen variaciones infinitas y generan todas las formas y colores posibles.

Daniel Jordán, junto a su obra. Imagen cortesía del Centro del Carmen.

Daniel Jordán, junto a su obra. Imagen cortesía del Centro del Carmen.

En su obra ‘The Fool Show’ (instalación a partir de esculturas y pinturas), Daniel Jordán hace una interpretación de la novela basándose en su carácter autobiográfico. Jordán se identifica como artista con la pasión que sentía Kafka por la escritura. La transformación muestra la situación en la que se encuentra el creador, quien se siente un bicho raro por querer dedicarse a su pasión, la cual es entendida de forma cuanto menos sospechosa a ojos de la sociedad mercantil moderna.

Alejandra de la Torre, junto a su obra. Imagen cortesía del Centro del Carmen.

Alejandra de la Torre, junto a su obra. Imagen cortesía del Centro del Carmen.

Alejandra de la Torre en su obra ‘El estigma del Parado’ hace una crítica social de la situación del parado en España. A modo autobiográfico describe el proceso transformador del ser humano, del artista, con sus ilusiones, su formación y su proyección profesional, en un objeto, en un parásito de la sociedad, en definitiva en un bicho, con las esperanzas ya mermadas por el fracaso ante la falta de apoyo y de salida laboral.

La exposición de esta tercera edición del Proyecto 3 CMCV se expondrá en el Centro del Carmen hasta el próximo mes de febrero de 2016, cuando viajará a Castellón para mostrarse en la Sala San Miguel y posteriormente a Alicante.

Artistas asomados a ‘La ventana indiscreta’

Proyecto 3CMCV: La ventana indiscreta
Pablo Bellot, Sergio Luna, Yasmina Morán, David Trujillo
Centro del Carmen
C / Museo, 2. Valencia
Hasta el 8 de febrero de 2015

Alfred Hitchcock hizo de ‘La ventana indiscreta’ un monumento al voyeur. Un fotógrafo (James Stewart), inmovilizado por culpa de una pierna escayolada, se dedica a mirar lo que pasa en su patio de vecinos desencantado de la vida. No hay hogar que valga, sino múltiples hogares inestables barridos por la pulsión de su mirada. Ese ojo excitado por lo que ve, hasta el punto de terminar siendo cortante en Psicosis, es la viva representación de una sociedad magnetizada por tanta imagen, en detrimento de la palabra como vehículo de relatos fundadores de sentido.

Obra de Pablo Bellot para el  Proyecto 3CMCV sobre 'La ventana indiscreta' en el Centro del Carmen.

Obra de Pablo Bellot para el Proyecto 3CMCV sobre ‘La ventana indiscreta’ en el Centro del Carmen.

Lo que hacen los tres artistas del proyecto 3CMCV, de apoyo al arte emergente, es levantar con sus propuestas acta de esa pulsión escópica que nos invade. Pablo Bellot, Sergio Luna y Yasmina Morán, y David Trujillo hacen referencia al lema de la convocatoria, los 60 años de ‘La ventana indiscreta’, para mostrar ese desencanto, acompañado de estado de alerta, acerca de la imagen como vehículo de saturación de la mirada y de manipulación de la realidad.

Pablo Bellot lo hace con tres proyectores que, al tiempo que pasan la película de Hitchcock, van intercalando imágenes procedentes del año 1954 en que se estrenó ‘La ventana indiscreta’. “Impido al espectador que vea la película para que, de alguna forma, reflexione acerca de las imágenes que quieren que veamos y las que no”. Bellot se basa en el concepto de lo “antivisual”, esa especie de “bombardeo de imágenes que no llegamos a ver”.

“Saturación” y “manipulación” son las palabras que emplea Pablo Bellot para referirse al carácter de la imagen en tiempos de “complot” por parte de las instancias de poder. De manera que tras ‘La ventana indiscreta’ se pueden intuir escenas relacionadas con la guerra de Argelia, de Corea o la invasión de Guatemala. El resultado es una crítica de ese bombardeo visual con otra sobrecarga de imágenes, dejando que sea el espectador quien haga el trabajo sucio de transformar esa pulsión escópica en sosegada reflexión.

Obra de Sergio Luna y Yasmina Morán para Proyecto 3CMCV sobre La ventana indiscreta en el Centro del Carmen.

Obra de Sergio Luna y Yasmina Morán para Proyecto 3CMCV sobre La ventana indiscreta en el Centro del Carmen.

Sergio Luna y Yasmina Morán utilizan las imágenes de Google Street Views para revelar ese mismo control por parte de las “grandes corporaciones que manejan ingentes cantidades de información”. Mediante un video que muestra a gran velocidad esa captura de imágenes y la selección de 21 fotografías, a modo de historias veladas de esa captura, Luna y Morán cuestionan el rapto de nuestra intimidad y la liberan procediendo al borrado de aquello que coarta nuestra libertad.

“El borrado durará lo que tarde el coche de Google en volver a pasar por ahí y recuperar la imagen”, explican sus autores. De ahí que hablen de “imagen efímera”, no sólo por la velocidad en que todo sucede, sino por lo poco que dura esa imagen reparadora de nuestra intimidad. Esa ventana indiscreta a la que apelan Sergio Luna y Yasmina Morán, desvinculada de la película, vuelve a incidir en los aspectos de control y manipulación de las imágenes.

Obra de David Trujillo para Proyecto 3CMCV sobre La ventana indiscreta en el Centro del Carmen.

Obra de David Trujillo para Proyecto 3CMCV sobre La ventana indiscreta en el Centro del Carmen.

David Trujillo sí se hace cargo de la película con total nitidez, pero manipulándola para que el espectador se sitúe siempre del lado de la mirada, nunca de lo mirado. Para esto otro ya están sus dos instalaciones de ventanas, a cuyo través vislumbramos escenas cambiantes, y de una puerta con mirilla que muestra el estudio de un pintor. Mirada voyeur, como la de James Stewart, para cerrar el círculo de los artistas que se asoman a ‘La ventana indiscreta’ del  proyecto 3CMCV con propuestas tan diferentes como arrebatadas por esa pulsión de la mirada crítica.

Obra de David Trujillo en Proyecto 3CMCV sobre 'La ventana indiscreta', expuesta en el Centro del Carmen.

Obra de David Trujillo en Proyecto 3CMCV sobre ‘La ventana indiscreta’, expuesta en el Centro del Carmen.

Salva Torres

¿Para quién trabaja la institución pública?

La Associació d´Artistes Visuals de Valéncia, Alacant i Castelló (AVVAC), la Asociación Valenciana de Críticos de Arte (AVCA) y la Asociación de Galerías de Arte de la Comunidad Valenciana (LA VAC) quieren expresar públicamente mediante este comunicado su malestar y disconformidad con las bases de la II Convocatoria del proyecto-3 CMCV,  en la que se presenta un programa de ayudas a la promoción y difusión de los artistas emergentes de la Comunidad Valenciana.  Dentro de este programa, los proyectos de este año deben de girar en torno al tema LA VENTANA INDISCRETA (A. Hitchcock, 1954), siendo el tema del año pasado Blancanieves (en conmemoración del 75 aniversario del largometraje de Disney).

Asistimos perplejos a una segunda edición de esta misma convocatoria en la que de nuevo se pone en cuestión la autonomía creativa de los artistas, mediante unas becas en las que se impone un tema a los mismos. Con la publicación de estas bases, una vez más se hace evidente que el Consorcio de Museos no ha entendido en qué consiste el ejercicio del artista, el cual comienza con la investigación y delimitación de unos parámetros conceptuales que son inseparables de su ejecución material. Esta injerencia en el trabajo intelectual del artista supone a nuestro modo de ver un desprecio hacia la profesión y un dirigismo que resulta incomprensible en una institución que pretende favorecer el acceso de los artistas a los canales profesionales.

Con esta segunda convocatoria, al igual que en la anterior, Consorcio de Museos expresa su desconfianza hacia la capacidad de los artistas de nuestra región para sensibilizar a los ciudadanos hacia la creación contemporánea, del mismo modo que anula la libertad del artista para desarrollar con honestidad profesional su propio discurso artístico. Entendemos que esto es una merma del derecho a la libertad de expresión, situación especialmente grave tratándose de un campo, el del arte, en el que este derecho es incuestionable.

Cabe subrayar que, tras un paréntesis de varios años desde la desaparición de las becas Art Visual, la Generalitat Valenciana no promueve ningún otro tipo de ayuda para los artistas visuales de la región.  Es, por tanto, necesario que esta convocatoria respete y permita el ejercicio artístico con rigor y normalidad.

Por todo ello, expresamos nuestro profundo desacuerdo con el contenido de las bases de la citada convocatoria  Proyecto-3 CMCV.

Tres Blancanieves a juicio

Centro del Carmen

Inés Parcero, Marta Pina, Cecilia Segura

Valencia

C/Museo, 2

Hasta el 12 de mayo

El 75 cumpleaños de la Blancanieves de Walt Disney ha servido de excusa para revivir el clásico popular de los Hermanos Grimm. Hasta tres adaptaciones cinematográficas, protagonizadas por Julia Roberts, la crepuscular Kristen Stewart y Maribel Verdú, han coincidido en las pantallas. El Consorcio de Museos no se ha quedado atrás. Su Proyecto 3CMCV, de apoyo a autores emergentes, ha tenido igualmente a Blancanieves como pretexto temático. Inés Parcero, Marta Pina y Cecilia Segura, de entre un total de 39 propuestas, han sido las seleccionadas. Sus trabajos pueden verse en el Centro del Carmen hasta el 12 de mayo.

Y como Blancanieves, al igual que muchos de los cuentos infantiles, está siendo objeto de las oportunas adaptaciones a los tiempos actuales, Parcero, Pina y Segura han hecho lo propio. Así, los príncipes azules ahora resulta que “destiñen”, lo mismo que Caperucita roja es más bien “la roja”, luchadora en lugar de sumisa, según mandan los cánones de nuestra contemporaneidad. Tan luchadora que, en el caso de la propuesta de Cecilia Segura, titulada Snowy invaders, Blancanieves se convierte en una suerte de Lara Croft despiadada que asesina a los machistas enanitos.

SEGURA: TAPICES Y VIDEOJUEGO

A partir de una serie de tapices de punto sobre cáñamo, Segura representa a Blancanieves en tres “viñetas”. Y lo hace tomando como referencia la frase de los enanitos que más o menos vienen a decir: “Si cocinas, haces las camas, lavas, coses, tejes y mantienes la casa limpia y ordenada, entonces puedes quedarte con nosotros”. Blancanieves, en lugar de aceptar, monta en cólera y… “En el video juego que complementa a los  tapices, Blancanieves se dedica a matar enanitos”, señala Cecilia. El video juego sigue la estética del famoso Space invaders de los 80, sólo que en lugar de marcianitos hay enanos, y la nave espacial es Blancanieves. “No hay final feliz, porque a la heroína también se le acaban las tres vidas de que dispone”.

La corrección política que edulcora los cuentos populares se centra en la violencia, pero el machismo, a juicio de Segura, sigue imperante. “No se cambia el papel pasivo de las mujeres”. Nada que ver con Snowy invaders, ni con las otras dos propuestas: Mordiendo una manzana (Parcero) y Blancanieves versus Margarethe (Pina).

PARCERO: MANZANAS TRAIGO

En la instalación de Inés Parcero, la fruta deseada, tan roja como apetitosa, es la que propicia la interactividad con el cuento. El espectador, al coger una de las manzanas apiladas en un cesto y morderla o no, es el que desencadena las secuencias proyectadas en una pantalla. Secuencias pertenecientes a la película de Walt Disney.

La manzana y su letárgico veneno permiten a Inés Parcero recrear el efecto alucinatorio del cuento. Incluso la propia artista se ve inmersa en las imágenes, como si hubiera comido la manzana. Así, el cuento va y viene, del sueño a la pesadilla, movido por los sucesivos mordiscos del proyecto expositivo. También hay una referencia homenaje al padre de la computación moderna. “Turing también murió tras comer una manzana envenenada”, subraya Parcero. Lo de Alan Turing, más que para un cuento, da para una novela. Pero esa es otra historia.

PINA: INVENCIÓN VERDADERA

Como otra bien distinta es la historia que plantea Marta Pina en torno al personaje real en que pudieron basarse los Hermanos Grimm para crear Blancanieves. “Vi que había una serie de datos que se repetían”. Pina los tomó como punto de partida para su Blancanieves versus Margarethe, una recopilación de documentos y fotografías que simulan ser el rastro que llevaría de la ficción a la realidad. El álbum fotográfico privado de Erwin Schoeller sobre la condesa alemana Margarethe Von Erthal, la supuesta Blancanieves, es la base de esa ficción documental.

Para ello, Marta Pina se sirve de documentos por ella misma creados y de viejas fotografías. “Utilizo recursos del documental para crear una ficción”. Una ficción acerca de Margarethe o Blancanieves, tanto monta, para conectar en bucle lo aparentemente verídico con lo irreal. Y aunque la artista subraye que “todo es finalmente inventado”, el recorrido por su montaje expositivo deja la sensación de verdad a partir de una mentira. Como los cuentos mismos, a los que Marta Pina, Inés Parcero y Cecilia Segura ajustan las cuentas. 

Salva Torres