Siete formas de cuestionar la Ley mordaza

Construyendo democracia
Laia Solé, Colectivo Cambalache, Democracia (Pablo España e Iván López), Santiago Cirugeda, Xavier Arenós y Alicia Framis
Comisario: José Luis Giner
Fundación Chirivella Soriano
Palau de Joan de Valeriola
C / Valeriola, 13. Valencia
Hasta el 10 de enero de 2015

La ley de Seguridad Ciudadana o Ley mordaza, tal y como fue prontamente bautizada, que entró el vigor el 1 de julio de 2015 prohíbe la ocupación del espacio público bajo determinadas circunstancias. Para José Luis Giner, comisario de la exposición Construyendo democracia, dicha ley ha sido criticada “por el retroceso democrático en la esfera pública frente al derecho de expresión de los ciudadanos”. Derecho de expresión del que dan buena cuenta las siete propuestas artísticas que conforman la muestra de la Fundación Chirivella Soriano.

Intervención de Santiago Cirugeda. Construyendo democracia. Imagen cortesía de Fundación Chirivella Soriano.

Intervención de Santiago Cirugeda. Construyendo democracia. Imagen cortesía de Fundación Chirivella Soriano.

Todas ellas tratan de responder a la pregunta, ¿qué hace el ciudadano en el espacio público para crear democracia? Y la respuesta que propone Giner se multiplica en las diversas direcciones que toman los artistas Laia Solé, Colectivo Cambalache, Democracia (Pablo España e Iván López), Santiago Cirugeda, Xavier Arenós y Alicia Framis. Direcciones que, aunque divergentes, confluyen en torno a una similar idea: la del ciudadano preocupado por tomar la calle con el fin de liberarla de los excesos reguladores. “Se trata de dotar al ciudadano de carga política”, subrayó Giner.

Lo que igualmente subyace en el conjunto expositivo es la sensación de que la ciudad, supuestamente amordazada por los intereses políticos, asfixia al ciudadano. De manera que éste, a rebufo de lo acontecido en mayo del 68, quiere recuperarla a fuerza de propuestas de intervención pública. Que es lo que hacen los artistas de Construyendo democracia. Laia Solé, por ejemplo, utiliza la técnica del Chroma Key para disolver los muros y barreras que dificultan ese acceso público de la vía urbana. Así lo hace con Desaparición de un muro, cuyo título ya lo dice todo, y con Obrint espais, donde vecinos de un barrio lo circundan reclamando su autogestión.

Intervención de Colectivo Cambalache. Construyendo democracia. Imagen cortesía de Fundación Chirivella Soriano.

Intervención de Colectivo Cambalache. Construyendo democracia. Imagen cortesía de Fundación Chirivella Soriano.

El Colectivo Cambalache (Carolina Caycedo, Adriana del Pilar, Alonso Gil y Federico Guzmán) crea un museo itinerante donde se reciclan materiales y objetos que sirven para el restablecimiento de las relaciones sociales. Xavier Arenós analiza en su proyecto artístico las vinculaciones entre espacio, poder e ideología. José Luis Giner habla, en este caso, del “concepto de utopía contra el modelo hegemónico”. Utopía que lo enlaza con el trabajo de Santiago Cirugeda, “arquitecto atípico”, que “coge elementos de edificios que se van a deshacer para construir otros nuevos”. Los conceptos de “autogestión” y “reciclaje” vuelven a cobrar protagonismo.

Instalación de Domènec en 'Construyendo democracia'. Imagen cortesía de Fundación Chirivella Soriano.

Instalación de Domènec en ‘Construyendo democracia’. Imagen cortesía de Fundación Chirivella Soriano.

Domènec hace una reinterpretación del mausoleo dedicado a Rosa de Luxemburg y Karl Liebkneckt para convertirlo en una casa móvil de “existencia mínima”, parecida a los hoteles cápsula de los aeropuertos japoneses. Frente a la más desabrida intemperie, el receptáculo a pequeña escala. Alicia Framis reflexiona sobre el más amplio papel de las ciudades en la sociedad capitalista, mediante pantallas de vuelo de los aeropuertos y su serie de habitaciones prohibidas. Y Democracia trabaja con ultras del equipo del Girondins de Burdeos, para cuestionar el fútbol como negocio mediante cierto trasfondo político.

Construyendo democracia, como apuntó Giner, tiene su raíz en movimientos como el 15M o Salvem el Cabanyal, donde se concreta esa “reivindicación del ciudadano activo”. Diversos videos, maquetas, fotografías e instalaciones van dando cuenta de esa apropiación callejera por parte de una sociedad civil crítica con la Ley mordaza. “Revueltas en la calle más allá del proceso de voto” o “fuerza mínima que surge desde la calle”, según explicó en diversos momentos de la exposición el propio comisario.

Ver noticia en El Mundo Comunidad Valenciana

Fotografía de Laia Solé en 'Construyendo democracia'. Imagen cortesía de Fundación Chirivella Soriano.

Fotografía de Laia Solé en ‘Construyendo democracia’. Imagen cortesía de Fundación Chirivella Soriano.

Salva Torres

Benimaclet ConFusión, en busca de financiación

Benimaclet conFusión Festival
Festival gratuito de expresión libre
Barrio de Benimaclet. Valencia
Sábado 17 y domingo 18 de octubre de 2015

Benimaclet conFusión Festival es un evento de expresión artística sin ánimo de lucro que se celebrará por segundo año en el barrio de Benimaclet los días 17 y 18 de octubre. Es un evento de carácter público, gratuito y festivo y tiene como objetivo el compartir y estimular la libre expresión.

En la edición del año pasado convocó a más de 5000 asistentes, ofreciendo más de 130 actividades durante los dos días en 40 espacios distintos entre casas, asociaciones culturales y puntos en la calle.

El festival nace como una plataforma de expresión para todo aquel que tenga una propuesta artística, ofreciendo al mismo tiempo la posibilidad de hospedar los eventos en espacios privados en el barrio valenciano de Benimaclet.

Imagen de la pasada edición de Benimaclet ConFusión Festival.

Imagen de la pasada edición de Benimaclet ConFusión Festival.

Para esta segunda edición el festival cuenta más de 200 propuestas artísticas y 50 espacios. Debido a que es un evento gratuito para el público, el Benimaclet conFusión Festival se financia a través de la plataforma de crowdfunding Verkami con el objetivo de alcanzar 2100 euros en 40 días para hacerlo posible.

Todo lo recaudado se destinará íntegramente a cubrir gastos organizativos como la aseguranza civil o la impresión de flyers, carteles y programas. Entre las donaciones, que van desde los 5 euros hasta los 150, encontramos recompensas como camisetas o bolsas de tela diseñadas por el Estudio Menta y imprimidas por Goatxa, unos shakers hechos con impresión 3d por el Laboratorio de Fabricación, o el alojamiento para 2 personas en el corazón del festival durante las dos noches del evento.

El Benimaclet conFusión festival existe y emociona gracias a la colaboración de mucha gente. El resultado final es la suma de cada pequeña gota que cada persona puede aportar y el crowdfunding es el recipiente necesario para contenerla.

Imagen de una actuación pasada del Festival Benimaclet ConFusión.

Imagen de una actuación pasada  en el Festival Benimaclet ConFusión.