Dos décadas del Premio Nacional de Pintura

Premio Nacional de Pintura
Real Academia de Bellas Artes de San Carlos
Museo de la Ciudad
Plaza del Arzobispo, 3. Valencia
Hasta el 17 de febrero de 2019

La Real Academia de Bellas Artes de San Carlos fue creada en 1768 por el rey Carlos III, de manera que ahora celebra su 250 aniversario. Efemérides que coincide a su vez con los 20 años de su Premio Nacional de Pintura. Dos siglos y medio de promoción y creatividad artística contenidos en las más de 15.400 obras que atesora su patrimonio. “Solo la Academia de París y la nuestra nacieron en el contexto universitario, las demás son palatinas, dependen de los monarcas”, explicó Román de la Calle, junto a Manuel Muñoz, comisario de la exposición que viene a celebrar los cuatro lustros de su galardón pictórico y el brillo centenario que lo acompaña.

Obra de Ana Císcar

Obra de Ana Císcar. Imagen cortesía de la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos.

“250 años de la Academia que nace por el Ayuntamiento de Valencia, sin él no existiría, y por el impulso del movimiento ciudadano que pensó en su momento que se podía transformar el perfil de la ciudad”, añadió De la Calle, subrayando este carácter de “bucle”, puesto que ahora es el Museo de la Ciudad, dependiente del Consistorio municipal, quien acoge las 41 obras representativas del Premio Nacional de Pintura de la Academia. Una exposición integrada por los ganadores de las 19 ediciones anteriores y algunos de sus accésits, y mediante la cual se puede hacer la “foto fija del estado del arte actual”, señaló Tono Herrero, jefe de Sección de Museos del Ayuntamiento de Valencia.

Una imagen o radiografía que luego fue matizada tanto por el propio Herrero como por Manuel Muñoz, quien habló de una “foto fija de algo que es inestable, de una modernidad mutante” y que, al igual que estaban cambiando los medios de locomoción (bicicletas, patinetes y coches eléctricos), “en el mundo del arte va todo más deprisa”. “Cuando la posmodernidad caduca en los 90, aparece una plétora y promiscuidad de información que provoca que los estilos artísticos se vayan alternando, incluso en la propia biografía del autor”, agregó.

Obra de Kepa Garraza. Imagen cortesía del Museo de la Ciudad.

Obra de Kepa Garraza. Imagen cortesía de la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos.

Para Tono Herrero, los 20 años del premio de pintura de la Academia dificultan todavía el análisis: “No existe la perspectiva suficiente”. Perspectiva que sí ofrece, en cambio, el Premio Senyera que el Ayuntamiento viene convocando desde 1957, ahora modernizado con la presentación de obras en formato PDF y asumiendo el consistorio los gastos de transporte de los trabajos finalistas. Ese mayor alcance tampoco permite fijar del todo esa fotografía del arte valenciano contemporáneo: “Hay una explosión de tendencias dispersas y puede que pasado el tiempo salga el proceso que las aglutine… o no”, precisó Herrero. “Hay una diversidad pos crisis y en esa diversidad igual está la identidad del arte contemporáneo”, precisó.

“En el año 2000 empieza un periodo de dispersión estética, los artistas van buscándose dentro de sí mismos”, argumentó Muñoz, que aludió a la “selección extraordinaria” de obras expuestas: “Se van a sorprender, porque verán una eclosión de obras de arte que pertenecen a la Academia y a todos los valencianos”. Entre los artistas premiados que figuran en la muestra está el primer ganador, Francisco Díaz García, y el último, Juan Vicente Titos, además de Gabriel Alonso, Ernesto Casero, Cristina Gamón, Silvia Lerín, Keke Vilabelda, Kepa Garraza, Ana Vernia o Miguel Borrego, por citar algunos de los que recibieron los 6.000 euros del premio.

Obra de María Consuelo Vento. Imagen cortesía de la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos.

Obra de María Consuelo Vento. Imagen cortesía de la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos.

El Premio Nacional de Pintura de la Academia es posible gracias al mecenazgo de El Corte Inglés, cuyo Director Regional de Comunicación, Pau Pérez Rico, recalcó que se trataba de uno de su patrocinios “más antiguos”, destacando este aspecto porque, a su juicio, “lo importante es el compromiso a lo largo del tiempo”. Román de la Calle también quiso subrayar la “generosidad” del patrocinador, que pudiendo participar en el patrimonio de las obras adquiridas “no lo ha hecho”, abundando en la importancia de los premios: “Suelen ser el reflejo de la historia del arte; los quehaceres estilísticos propios del siglo XXI”.

La exposición está concebida bajo cuatro aspectos, que Manuel Muñoz fue enumerando: “Hay una sala de influencia post pop y con gestos a lo [Jean-Michel] Basquiat” [artista neoyorquino del que se cumplen 30 años de su muerte], a la que le sigue otra de expresionismo figurativo, y otras dos últimas salas de cierto constructivismo y pintura geométrica”, citando a Sempere, Yturralde, Chapa, Javier Calvo e incluso Teixidor entre sus representantes. Y volvió a incidir en ese carácter de “foto fija” aludida por Herrero: “Más que foto fija es una foto que responde no a los 20 años en conjunto, sino a cada uno de los años”, concluyendo que la virtud de la recopilación estriba en que “recoge esa inestabilidad”.

Obra de Marina Puche. Imagen cortesía de la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos.

Obra de Marina Puche. Imagen cortesía de la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos.

Salva Torres

MONICA DIXON, PRIMER PREMIO “CIUTAT D’ALGEMESÍ” 2016

Monica Dixon, primer premio Ciutat d’Algemesí.

Algemesí ha celebrado el fallo de la XXI edición del Premio Nacional de Pintura “Ciutat d’Algemesí”. Más de 125 artistas de distintos puntos de España han concurrido a esta convocatoria en la que 30 obras han sido las finalistas y examinadas físicamente por el jurado. Este año, la diversidad en los perfiles del jurado ha derivado en el debate y la grata experiencia de compartir puntos de vista estéticos entre Ouka Leele, premio Nacional de fotografía, los pintores  Javier Chapa, Calo Carratalá y Esteve Adam, la presidenta de AVCA, Ángela Montesinos, y el equipo de cultura presidido por Pere Blanco, que han confiado plenamente en la objetividad del jurado para la ardua selección de las 20 obras para la exposición y en el fallo de los ganadores.

Interior geométrico, de Mónica Dixon. Imagen cortesía de la organización.

Obra de Mónica Dixon. Imagen cortesía de la organización.

El fallo se celebró el pasado sábado, y la artista onubense, -aunque nacida en New Jersey-, Mónica Dixon se alzada con el primer premio, con “Interior Geométrico”, una muestra de su habitual inspección lumínica a través de sus interiores en blanco y negro. El primer accésit ha sido para el artista valenciano Keke Villabelda que ha sorprendido con un potente cuadro “Glassflow” en el que texturas y materiales juegan con la mirada en una revisión eficiente del Opart. El segundo accésit “Joven, Libre y Salvaje” de Ana Barriga con una maravillosa y fresca composición que integra óleo y spray sobre una figuración vigorosa.

Glassflow, de Keke Vilabelda.

Glassflow, de Keke Vilabelda. Imagen cortesía de la organización.

Junto a esta tres obras premiadas, completan la selección de las 20 obras para la exposición Juan Carlos Forner, Emilio Cárdenas, Cristina Megías, Lorena García, Alberto Biesok, José Saborit, Teruhiro Ando, Arminda Lafuente, Daniel Galván, Juan Olivares, Señor Cifrián, Asensio Martinez, María González, Paco Carpena, Javier Palacios, Francisco Segovia y Karina Vagradova.

70, de Ana Barriga. Imagen cortesía de la organización.

Jóven, libre y salvajes, de Ana Barriga. Imagen cortesía de la organización.

La entrega del premio se realizará la próxima semana en el transcurso de la inauguración de la exposición de un certamen que se confirma como una cita ineludible  del arte contemporáneo en España y que confirma a la ciudad de Algemesí como ejemplo de apoyo al arte actual.

Ana Vernia y su oportunidad de las moscas

La oportunidad de las moscas, de Ana Vernia
Espai d’Art de El Corte Inglés de Nuevo Centro en Valencia
Hasta el 17 de enero de 2016

La oportunidad de las moscas es el título de la exposición de la artista valenciana Ana Vernia, que dentro del ciclo ‘Gesto gráfico y conceptual, del trazo íntimo a su expansión en el muro’, se exhibe en el Espai d´Art de El Corte Inglés Nuevo Centro, que dedica la nueva temporada de apoyo a los jóvenes creadores. Esta exposición es el nuevo proyecto de la artista tras ser galardonada con el XVI Premio Nacional de Pintura de la Real Academia de San Carlos de Valencia patrocinado por Ámbito Cultural de El Corte Inglés.

La obra de Ana Vernia (Burriana, 1976) analiza sus experiencias personales y luego se asoma al mundo exterior, comprobando así cómo forma parte de éste. Observa y sabe captar cómo el conjunto de vivencias de cada individuo se traducen, en muchas ocasiones, en una vivencia colectiva de la que todos somos partícipes. Escucha el zumbido generalizado, el batir de millones de alas y el frote de innumerables patas, que se repite en todas las partes del mundo, porque personas, como moscas, hay en cada lugar, y todas tienen similares inquietudes y deseos.

A través de La oportunidad de las moscas, Vernia nos invita a despertar y mirar a nuestro alrededor. “Cuando se contempla las obras de Ana esas dentaduras de tiburón histórico (…) te muerden los ojos porque esa es su manera de recordarte que todavía sigues vivo”, describe Ramón Palomar.

Ana Vernia, durante la inauguración de su exposición 'La oportunidad de las moscas'. Imagen cortesía de Espai d'Art El Corte Inglés Nuevo Centro.

Ana Vernia señalando una de sus obras durante la inauguración de la exposición ‘La oportunidad de las moscas’. Imagen cortesía de Espai d’Art El Corte Inglés Nuevo Centro.

La tarea de promoción y divulgación del arte contemporáneo valenciano más joven sigue siendo el objetivo planificado de la Sala Espai d’Art Nuevo Centro (EANC). Rebasado un sexenio de proyectos en los cuales la creatividad ha venido avalada por casi medio centenar de artistas -que en muchas ocasiones han montado la primera exposición individual de su trayectoria profesional-, esta séptima temporada pretende asentar y potenciar dicho itinerario a través de dos factores fundamentales como son la reubicación del Espai d’Art en El Corte Inglés de Nuevo Centro y una programación vinculada al Gesto gráfico en tanto que acción y pensamiento, arraigando así más allá de los márgenes del dibujo.

Esta actividad de promoción de los artistas jóvenes es una muestra de la efectiva colaboración entre instituciones, pues Ámbito Cultural de El Corte Inglés, el Centre de Documentació d’Art Valencià Contemporani “Romà de la Calle” (CDAVC) de la Universitat de València, y la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos están implicadas en esta labor cultural al servicio de la sociedad valenciana.  En esta dinámica constructiva se incardinan también las miradas, respuestas y expectativas de los artistas invitados a participar.

La programación estructurada para esta nueva temporada 2015-16 se abre a las posibilidades del gesto gráfico como una acción que el dibujo, de modo sustancial, incorpora en términos expresivos, pero igualmente es capaz de ampliar hacia la plasmación de ideas superando así tanto el soporte tradicional como el espacio habitual. Narraciones, relatos, denuncias y experiencias muestran un repertorio de opciones que irían desde lo más intimista y privado, a materializarse sobre el muro, proponiendo otros significados, sugiriendo nuevas percepciones o planteando aportaciones conceptuales en línea con la reflexión que el arte es capaz de generar.

Teniendo presente las líneas estéticas previas, este nuevo ciclo  expositivo, titulado ‘Gesto gráfico y conceptual, del trazo íntimo a su expansión en el muro’, está exhibiendo las obras de seis artistas valencianos, los cuales contemplan una investigación interdisciplinar elaborada tanto desde la gestualidad pura, como situada a partir de la definición de sus propios códigos visuales, sus iconografías y sus mensajes.

Conforme a todo ello, se presentan las creaciones de Jesús Poveda, Patricia March, Sergio Terrones, Alejandra de la Torre y Enric Fort, que junto a Ana Vernia, galardonada con el XVI Premio de Pintura de la Real Academia de Bellas Artes, configuran el trayecto expositivo que el Espai d’Art de El Corte Inglés de Nuevo Centro (EANC) lleva a cabo hasta junio de 2016. El artista Jesús Poveda inició el ciclo el pasado septiembre con la exposición Mecanismos gráficos: visiones de los nuevos medios y en noviembre ha expuesto Patricia March con la exposición El ruido del silencio.

Ana Vernia delante de una de sus obras. Imagen cortesía de Espai Ademuz.

Ana Vernia delante de una de sus obras de la exposición ‘La oportunidad de las moscas’. Imagen cortesía de Espai d’Art El Corte Inglés Nuevo Centro.