Comienza el III Ciclo de Cine Arqueológico de Gijón

III Ciclo de Cine Arqueológico de Gijón/Xixón
Centro de Cultura Antiguo Instituto
Salón de Actos
Jovellanos 21, Gijón
Del 24 al 26 de abril de 2018

El III Ciclo de Cine Arqueológico de Gijón/Xixón, que se desarrollará en el Centro de Cultura Antiguo Instituto, del 24 al 26 de abril de 2018, se integra en el Programa de Divulgación Científica de la Fundación Municipal de Cultura, Educación y Universidad Popular y refuerza, con la proyección de dos de las películas del Ciclo, la celebración del Año Europeo del Patrimonio Cultural, que se celebra este año 2018.

Las películas seleccionadas para este tercer ciclo de cine arqueológico se corresponden con el palmarés del Festival de Cine Arqueológico del Bidasoa 2017, un festival con amplia trayectoria que garantiza la calidad y cuenta con el aval científico del Museo Romano de Oiasso (Irún).

III Ciclo de Cine Arqueológico de Gijón. Makma

El Ciclo de Cine Arqueológico de Gijón tiene como objetivo dar a conocer y acercar la Arqueología a la sociedad, mediante la difusión de obras audiovisuales que recogen resultados de las investigaciones de los arqueólogos.

El ciclo de cine arqueológico de este año comienza con una fascinante película, ‘La tumba de Gengis Kan: el secreto desvelado’, que narra la búsqueda de la tumba del legendario guerrero y conquistador mongol Gengis Kan. Los conocimientos adquiridos a lo largo de décadas de investigación y los datos que aportan las nuevas tecnologías y la cooperación científica, arrojan nueva luz sobre este enigma que ha perdurado a lo largo de los siglos.

Continúa con la película ‘Cervantes: la búsqueda’, que aborda uno de los eventos arqueológicos más comentados estos últimos años: la búsqueda del paradero de la tumba de Miguel de Cervantes. Un equipo científico puntero busca sus huesos en el antiguo convento madrileño de las Trinitarias y trata de desentrañar los errores y misterios que han mantenido oculto el lugar de enterramiento del genial escritor.

Imagen perteneciente a la película ‘La tumba de Gengis Kan: el secreto desvelado’, dirigida por Cédric Robion. Fotografía cortesía de la organización.

Imagen perteneciente a la película ‘La tumba de Gengis Kan: el secreto desvelado’, dirigida por Cédric Robion. Fotografía cortesía de la organización.

Como colofón, la película ‘La Pompeya británica de la Edad del Bronce’, nos muestra los sorprendentes resultados de las excavaciones realizadas en el poblado sumergido de Must Farm. El excepcional estado de conservación de los materiales y estructuras de este yacimiento de la Edad del Bronce, permiten obtener una nueva imagen sobre la forma de vida y la cultura de este fascinante periodo de la historia.

La presentación de las películas en los pases para todos los públicos correrá a cargo de Paloma García Díaz, directora de los Museos Arqueológicos de Gijón/Xixón; Estefanía Sánchez Hidalgo, arqueóloga de MS Arqueo; y Fernando Rodríguez del Cueto, arqueólogo y profesor de la Universidad de Oviedo. Belén Madariaga García, arqueóloga, realizará la presentación de los pases para centros educativos.

PROGRAMACIÓN

Martes día 24 a las 19:30
‘La tumba de Gengis Kan: el secreto desvelado’, dirigida por Cédric Robion (90 min.)
Gran Premio del FICAB

Miércoles día 25 a las 19:30
‘Cervantes: la búsqueda’, dirigida por Javier Balaguer (79 min.)
Premio Especial del Público del FICAB

Jueves día 26 a las 19:30
‘La Pompeya británica de la Edad del Bronce’, dirigida por Sarah Jobling (89 min.)
Premio ARKEOLAN a la divulgación científica del FICAB

Reducción ósea en la que se localizaron los restos de Cervantes. Fotografía de J. Balaguer, cortesía de la organización.

Reducción ósea en la que se localizaron los restos de Cervantes. Fotografía de J. Balaguer, cortesía de la organización.

 

 

Persistiendo en el recuerdo

80 años después. Imágenes de una tragedia
Obras de Miguel March Pedrós
Museo de Historia de Valencia
C / Valencia, 42. Mislata (Valencia)
Hasta el 30 de octubre de 2016

El valenciano Miguel March Pedrós presenta en el Museo de Historia de Valencia una exposición que resulta ser un auténtico homenaje a las víctimas de la guerra civil. A partir de su colección monográfica de fotografías que lleva recopilando desde 1998, ha conformado una estética y composiciones personales centradas en breves escenas relacionadas con el belicismo y sus consecuencias durante la Guerra Civil Española.

Se sabe que es una etapa en la que los fotógrafos y su trabajo estaban cuidadosamente controlados por ambos bandos debido a que las imágenes suponían información muy valiosa. La colección de fotografías, todas de época, fueron donadas por el artista al Museo Histórico Militar en 2005. En 2010 Miguel March comienza a pintar, reinterpretando dichas fotografías, a través de la pintura acrílica. El resultado se manifiesta en 36 obras que directa o indirectamente se inspiran en hechos históricos y en la cotidianidad del momento bélico.

Cadáver solitario. Fotografía: María Ramis.

Cadáver solitario. Fotografía: María Ramis.

El ejercicio comparativo entre las fotografías y la pintura resulta doblemente impactante. Por un lado, estamos asistiendo a la realidad percibida por testigos de la talla de Robert Capa o Agustín Centelles, que captaron el auténtico horror de la guerra. Ochenta años después podemos observar  la interpretación y la consecuente creación paralela de unas imágenes completamente nuevas.

Diferentes rostros y expresiones acompañan al espectador a largo de una narración que engloba varios lugares clave del país. La muestra nos introduce en una nueva perspectiva de los hechos, desde el alzamiento, pasando por los bombardeos aéreos, e incluso aclarando referencias a las imágenes que sirvieron como herramienta publicitaria, siempre sin olvidar narrar el tratamiento de los sucesos tanto desde la visión de un bando, como de otro. Mediante esas nuevas imágenes creadas por March, y también las de época, asistimos a un recorrido donde, el reflejo del hecho histórico va quedando de lado, para centrarse en la figura humana, la del civil que ha quedado impactado, muchas veces desprendido del sentir político y obligado a batallar en una guerra fratricida que no es la suya.

En este sentido, al final de la exposición se fomenta la interacción con los visitantes, animándoles a dejar testimonio. Además, se ha puesto en marcha una iniciativa que va más allá de esta interacción y trata de recoger los datos de contacto de aquellas personas que vivieron la guerra civil y quieran compartir su experiencia. Se propone que concedan una entrevista al museo y así, añadir dicha información a un archivo. Una buena manera de recopilar fuentes de primera mano para recuperar la memoria colectiva de un momento histórico que marcó un antes y un después en la sociedad española.

Parte final de la exposición donde se anima a dejar testimonio. Fotografía: María Ramis.

Parte final de la exposición donde se anima a dejar testimonio. Fotografía: María Ramis.

María Ramis.

Cuenca repleta de títeres

Festival Titiricuenca
Casco antiguo de la ciudad de Cuenca
Del 10 al 12 de junio de 2016

La fachada lateral del Colegio del Carmen, un magno edificio del Casco Antiguo de Cuenca, se  convertirá  en   una   gigantesca   pista   de   baile.   La   compañía   alicantina Sub-Cielo representará en esta superficie su espectáculo de danza aérea ‘Célula’, una de las propuestas incluidas en la programación de la nueva edición de Titiricuenca.

Este  veterano  festival  de títeres, nacido en 1990, habitualmente se celebra con   una periodicidad bienal, sólo en los años impares. Una dinámica que se rompe en este 2016 para sumarse al XX Aniversario de la Declaración de Cuenca como Ciudad Patrimonio de la Humanidad, de cuya programación conmemorativa forma parte. Seis compañías procedentes de Valencia, Alicante, Cuenca, Guadalajara y Madrid serán las encargadas de poner en escena nueve actuaciones, todas ellas gratuitas y en espacios al aire libre de la zona histórica de la urbe conquense.

Programación

El programa  comienza en el Parque Cecilio Albendea con la representación de ‘Sapo y Sepo en Abstracto’ basada en la técnica del guante y a cargo del colectivo conquense ‘Títeres Larderos’. Esa misma jornada, los espectadores tendrán la primera oportunidad de ver el espectáculo de danza área.  La iniciativa   es   una   de   las   premiadas   en   el   concurso   ‘+Patrimonio’   del   XX  Aniversario, organizado por la Fundación de Cultura Ciudad de Cuenca y patrocinado principalmente por Globalcaja.

La noche de la jornada inaugural la cerrará ‘Samba Colgadas’ con una batukada que llenará de ritmo la parte alta de Cuenca.  El primer espectáculo del sábado lo traerá Tramant Teatre de Valencia: ‘El traje nuevo de la Emperatiz’, de Penélope González. La propuesta combina guiñoles con la actuación de una actriz de carne y hueso. Podrá verse a las 12:30 horas en la Bajada de la antigua iglesia de San Miguel, un templo de origen románico que se asoma a la Hoz del Júcar.

A las 19:00 horas el Parque Cecilio Albendea volverá a llenarse de fantasía y muñecos con ‘Los Tres Deseos’, obra de Títeres Larderos. Una hora más tarde la monumental Plaza de la Merced hará las veces de sala teatral para acoger ‘Los siete cabritillos y los tres cerditos’. Elfo Teatro, de Madrid, es la compañía responsable de este espectáculo que combina títeres de mesa, marionetas y música en directo.

El domingo Titiricuenca ofrece el estreno mundial a las 12:00 horas en la Bajada a San Miguel de ‘Pelos, misión bolsa’, un espectáculo inédito de Títeres Larderos. El festival de títeres cerrará esta edición especial de 2016 con ‘El Circo más pequeño del mundo’ de Teo Escarpa, representado por Marionetas Cuarta Vía de Guadalajara lo en la Plaza de Cecilio Albendea.

El Año C

El festival es una de las propuestas con las que Cuenca festeja que, en 1996, la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) inscribió como Patrimonio del Mundo su ciudad histórica amurallada, las Hoces de los ríos Júcar y Huécar que la circundan y los arrabales de San Antón, Tiradores y El Castillo. La efeméride se está celebrando con un amplio y exclusivo programa de actividades musicales, literarias, artísticas, naturales y deportivas.

La conmemoración coincide además con otros importantes aniversarios para la ciudad como el medio siglo de la apertura del Museo de Arte Abstracto Español de las Casas Colgadas, el IV Centenario de su procesión Camino del Calvario y los 30 años del nacimiento de su Facultad de Bellas Artes, entre otros. Una suma de acontecimientos que convierten este 2016 en un año muy especial para la urbe conquense. En el Año de Cuenca, “el Año C”, según se ha bautizado.

XX Aniversario de la Declaración como Patrimonio de la Humanidad

El XX Aniversario de la Declaración de Cuenca como Patrimonio de la Humanidad es un acontecimiento   reconocido   como   de   excepcional   interés   público.   Está   financiado institucionalmente   por   el   Consorcio   de   la   Ciudad   de   Cuenca,   el   Gobierno   de   España (Ministerios de Cultura y de Hacienda), la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, el Ayuntamiento de Cuenca, la Diputación Provincial de Cuenca y la Fundación de Cultura Ciudad de Cuenca. Ésta última es la encomendada para gestionar el programa de actos. Tiene como patrocinador principal a Globalcaja y como patrocinadores a Urbaser y Valcan. Las empresas Gráficas Cuenca y Netvoluciona son colaboradoras del proyecto.

Escena de 'El traje nuevo de la emperatriz'. Imagen cortesía Tramant Teatre.

Escena de ‘El traje nuevo de la emperatriz’. Imagen cortesía Tramant Teatre.

 

María Ramis

Estètiques Transversals en el Museu de Manresa

Estètiques Transversals-Manresa. Unitat Móbil del Paisatge
Museu Comarcal de Manresa
Via St. Ignasi, 40. Manresa (Barcelona)
Hasta el 13 de septiembre de 2015

Estètiques Transversals. Art, acció educativa i ciutats mitjanes es un programa cultural desarrollado desde Idensitat en el ámbito de la cultura contemporánea y con la interdisciplinariedad como eje principal, especialmente en lo referente al análisis, comprensión y construcción de contextos urbanos.

Cartel inaugural de ET'S-Estètiques Transversals. 2015. Cortesía de Idensitat

Cartel inaugural de ET’S-Estètiques Transversals. 2015. Cortesía de Idensitat

En activo desde el 2013 hasta la actualidad, destaca Unitat Mòbil del Paisatge (Unidad Móvil del Paisaje) de Mixité (Sergi Selvas y Marta Carrasco). Un proyecto de actuación en el marco de Estètiques Transversals de un dispositivo móvil que se convierte a su vez en un mecanismo catalizador de procesos de reflexión crítica sobre el territorio (Manresa), elemento generador de actividades para la colectividad y archivo de documentación y materiales producidos durante dicha investigación colectiva en cada uno de los talleres de los colectivos participantes.

Propuestas expositivas desarrolladas en el marco de Unitat Mòbil del Paisatge. 2014-2015. Cortesía de Idensitat.

Propuestas expositivas desarrolladas en el marco de Unitat Mòbil del Paisatge. 2014-2015. Cortesía de Idensitat.

La exposición, es el resultado de los procesos llevados a cabo durante este período en colaboración con un conjunto de colectivos profesionales, centros educativos y organizaciones de Manresa, sobre temas como el paisaje y el territorio, patrimonio y cultura y la interrelación entre contexto urbano y entorno natural. Al mismo tiempo, como espacio o laboratorio abierto, invita al espectador a continuar con las reflexiones sobre el territorio propuestas desde una serie de actividades paralelas que complementarán el proyecto expositivo y fomentarán la acción colectiva en la construcción del espacio público y la producción cultural.

Propuestas de talleres didácticos en el marco de Unitat Mòbil del Paisatge. 2014-2015. Cortesía de Idensitat.

Propuestas de talleres didácticos en el marco de Unitat Mòbil del Paisatge. 2014-2015. Cortesía de Idensitat.

El programa completo de actividades puede consultarse en el siguiente enlace.

Temporada de cizaña, de Marcos García Martí

Temporada de cizaña, de Marcos García Martí
360 Grados Libros
Presentación en Microespaci M, de Jardines de Viveros
C / San Pío V, s/n. Valencia
Miércoles 29 de abril, a las 19.00h

‘Temporada de cizaña’, de Marcos García Martí, es el segundo lanzamiento de 360 Grados Libros, editorial y comunidad especializada en libros escritos por periodistas para periodistas y no periodistas. Eugeni Alemany, periodista y cómico, firma el prólogo de esta obra de ficción que gira en torno a las tramas y corruptelas de una televisión autonómica.

La novela sitúa a dos plumillas en el camino de la investigación del supuesto asesinato de una abogada que anda tras la pista de altos cargos de una televisión autonómica por varios casos de acoso sexual y corrupción.

El autor de ‘Temporada de cizaña’ fue durante ocho años guionista en Canal 9, en una época en la que el germen del entramado que se gestaba en el ente público y que le condujo a su cierre definitivo en noviembre de 2013 comenzaba a hacerse palpable en los juzgados. En este sentido, García Martí sostiene que “RTVV es la historia de un expolio en el que parte del patrimonio del medio se esquilmó hasta el hueso y lo que queda ya no sirve ni para hacer caldo”.

De la cizaña

Precisamente, la trama se centra en dicha “temporada” televisiva en la que la “cizaña dañina” creció al mismo ritmo que el “trigo de profesionales que sacaba adelante las emisiones y los programas a diario”, matiza García Martí. Unos hechos vividos en primera persona por el autor y que le han servido al periodista como inspiración para la creación de su obra de ficción, aunque ni los personajes ni las situaciones que se viven son reales.

RTVV, el desastre que “se veía venir”

Para el prólogo del libro, el escritor ha contado con las reflexiones de un compañero y también extrabajador de RTVV, el periodista y cómico valenciano Eugeni Alemany (reportero en el ya desaparecido Caiga quien caiga de Telecinco), que en la actualidad se ha hecho viral en la red por su periplo por Silicon Valley (San Francisco, Estados Unidos) con el objetivo de lograr que incluyan el emoji de la paella en WhatsApp.

“Se veía venir y fueron muy pocos los que se atrevieron a ponerse decididamente delante del carro para detenerlo”, comenta Alemany sobre la caída del ente público, a lo que añade que “en la pesadilla de RTVV hubo implicados que colaboraron, empleados que simplemente pasaban por allí y profesionales que desde el minuto uno de emisión de Canal 9 se pusieron el chaleco rojo (los afectados)”.

Portada del libro. Fotografías Marga Ferrer.

Portada del libro. Fotografías Marga Ferrer.

La novela salió a la venta la pasada semana bajo el sello 360 Grados Libros, que se lanzó al mercado de de la edición (en pape)l el pasado mes de octubre con su primera apuesta: Peláez. Historias de un periodista de provincias, de David Barreiro, con prólogo de ‘Gonzo’ y que puede adquirirse a través de la tienda online de la página web.

Editorial, tienda, y comunidad de periodistas escritores 360 Grados Libros es una editorial para periodistas creada por Soma Comunicación que persigue aglutinar en torno a su sello una comunidad de periodistas escritores, que encuentren la referencia para compartir recomendaciones, vender los libros que hayan editado o pertenecer a una red social de comunicadores con inquietudes literarias o investigadoras. Porque lo de libros escritos por periodistas para periodistas y no periodistas significa que abre la espita a poner en común con dicha comunidad libros que no necesariamente han de ser académicos de la cosa periodística, -aunque también pueden serlo- sino novelas, ensayos, o recopilaciones de artículos cuyo denominador común es que hayan sido escritos por un periodista.

Temporada de Cizaña se presenta en la Fira del Llibre de València mañana miércoles 29 de abril, a las 19 horas en el Microespai M de Jardines de Viveros como parte del programa de la 50ª edición de la Fira del Llibre de València. El evento está organizado por la Librería La Moixeranga y en él se celebrará una tertulia en torno a RTVV, entre el pasado del medio audiovisual y el futuro de una televisión pública valenciana de calidad. En ella participarán el propio autor, el prologuista, Eugeni Alemany, los editores Óscar Delgado y Javier Montes, y la periodista Lola Bañón.

 

Alegaciones de apoyo al Cabanyal

La Plataforma Salvem el Cabanyal ha lanzado una campaña dirigida a la ciudadanía, para la realización de alegaciones al último plan urbanístico del Ayuntamiento de Valencia para el Conjunto Histórico Protegido del Cabanyal-Canyamelar. El plazo de presentación de alegaciones es hasta el 22 de septiembre.

Estas son las instrucciones divulgadas por la Plataforma para participar en la campaña:

“El objetivo de esta campaña es importante y necesario. Es importante poner de manifiesto el gran rechazo social que tiene este proyecto que destruiría más de 1.600 viviendas, afectando de forma irreparable al Conjunto Histórico Protegido del Cabanyal – Canyamelar. Es necesario porque no debemos dejar ninguna  justificación a un poder absoluto que gobierna de espaldas a la ciudadanía, haciendo gala de la mayor prepotencia e ignorando cualquier propuesta que abra la participación ciudadana.

Vamos a inundar el Ayuntamiento de Valencia con alegaciones llegadas de cualquier parte del Estado Español, porque cualquier ciudadano, nacido en cualquier parte, tiene derecho a alegar cuando el Patrimonio Histórico está en peligro de destrucción y expolio.

¿Qué necesitamos? Que presentéis alegaciones en los registros  oficiales de vuestro entorno para que los remitan al Ayuntamiento de Valencia. Con vuestra ayuda activa será una tarea fácil e importante. Sin vosotros no puede ser.

Instrucciones para presentar las alegaciones:

PRIMERO. En este enlace encontraréis 9 alegaciones motivadas en argumentaciones diferentes. Puedes elegir entre presentar una, dos, …,o todas. Cuantas más mejor.

SEGUNDO.  Comparte esta información con todos tus contactos, solicitando que se vuelva a reenviar con el fin de llegar al máximo número de personas solidarias y luchadoras.

TERCERO. Si conoces a personas que no tienen acceso a Internet te rogamos que imprimas las alegaciones y que las firmen. Implicar a todos es muy importante: ¡tenemos derecho¡ Las puedes presentar tú o mandárnoslas a la dirección postal.

CUARTO. Presentación de las alegaciones. Preferimos que se presenten en el registro que más cómodo resulte a cada persona por eso planteamos tres opciones.

A)   Las alegaciones se pueden presentar en cualquier registro de las administraciones Central, Autonómica y Local. A título de ejemplo: ayuntamientos, juntas municipales, pedanías, consejerías, ministerios, delegaciones y subdelegaciones de gobierno, PROP, servicios territoriales, oficinas de correos, etc. Hasta el 22 de septiembre.

IMPORTANTE: Es importante que nos comuniquéis el número de alegaciones presentadas y el lugar (registro en el que se han presentado) a alega@cabanyal.com, cuenta correo de Salvem El Cabanyal. ¡Llevamos la cuenta!

B)   Las presenta la Plataforma en caso de que os sea complicado pasarlas por registro. Firmar y enviar por correo postal a la siguiente dirección, unos días antes del 22 de septiembre para que lleguen los documentos:

Salvem El Cabanyal, C/ de la Reina – 157, 46011 Valencia

Nosotros nos encargaremos de presentar todas las alegaciones recibidas el último día hábil en el registro del Ayuntamiento de Valencia en un acto público que oportunamente se convocará.

C)  Presentación vía telemática, utilizando firma electrónica o documento identificación electrónico. Solo accesible para aquellas personas que tengan esta posibilidad.

Sabemos que muchas organizaciones y partidos políticos están preparando alegaciones, gracias anticipadas a todas/os y os animamos a firmarlas también. Todas tienen el mismo objetivo: la retirada del plan expoliador de Rita Barberá”.

Silvia Molinero. Equip Salvem Cabanyal Canyamelar. Imagen cortesía de Plataforma Salvem el Cabanyal

Silvia Molinero. Equip Salvem Cabanyal Canyamelar. Imagen cortesía de Plataforma Salvem el Cabanyal

¿Tiene futuro la huerta?

Veus per l´horta
Coordinación: Tania Castro, Miguel Lorenzo, Maria Josep Picó y Magda Ruiz Brox
Diseño: Estudio Menta
Proyecto de la Universitat de València, Universitat Politècnica de Valéncia y CSIC Comunidad Valenciana

Es un hecho indiscutible que Valencia ha crecido a expensas de la tierra fértil que la rodea. Se han escrito ríos de tinta sobre este trágico expolio, pero todavía queda mucho que decir, debatir y, sobre todo, proponer para que las últimas huertas supervivientes tengan la protección que merecen y se reactive el Plan de Acción Territorial de la Huerta.

“Hacer un llamamiento a la sociedad y a las instancias políticas a considerar la huerta una prioridad”. Este es el objetivo de un proyecto conjunto de la Universitat de València, la Politécnica y el CSIC de la Comunidad, el libro ‘Veus per l’horta’ que se presentó la pasada semana en La Nau. “Porque la comunidad académica, investigadora y universitaria tiene que hacer escuchar su voz en los asuntos más importantes y graves de la sociedad”, señalaron los representantes de las tres instituciones mencionadas: Antonio Ariño, María Victoria Vivancos y José Pío Beltrán.

Fotografía de Mónica Torres, en el libro 'Veus per l'horta'. Imagen cortesía de La Nau de la Universitat de València.

Fotografía de Mónica Torres, en el libro ‘Veus per l’horta’. Imagen cortesía de La Nau de la Universitat de València.

‘Veus per l’horta’ es un trabajo divulgativo y coral en el que participan más de 56 colaboradores entre escritores, periodistas, fotógrafos, profesores, investigadores y demás especialistas. Todas esas voces unidas en un propósito común: “Poner en valor la huerta valenciana y mantener abierto el debate social y político sobre un territorio que se ha destruido paulatinamente”.

Con cerca de 200 páginas y un cuidado diseño a cargo del Estudio Menta en el que adquiere un peso muy destacado la fotografía, el libro ha estado coordinado por las periodistas Maria Josep Picó y Magda Ruiz Brox, y los fotoperiodistas Tania Castro y Miguel Lorenzo. Editado en valenciano, cuenta con la colaboración de la Acadèmia Valenciana de la Llengua, y un apéndice final con los textos en castellano.

'Veus per l'horta'. Imagen cortesía de La Nau de la Universitat de València.

‘Veus per l’horta’. Imagen cortesía de La Nau de la Universitat de València.

Se estructura en cuatro grandes apartados: Una visió personal, Economia i societat, Patrimoni y Horta viva. La publicación recoge un total 38 textos, en los que participan escritores y periodistas como Manuel Vicent, Alfons Cervera, Fernando Delgado, Emili Piera y Carme Miquel, entre otros. En un claro ejemplo de la coordinación de recursos científicos y académicos de las tres entidades también escriben un amplio grupo de profesores e investigadores de las tres instituciones promotoras: Carles Sanchis Ibor, Joan Romero, Luis Navarro, Josep Sorribes, J. Miguel del Rey y Carmen Benedito, entre otros.

Asimismo, diversos especialistas de otras instituciones: Javier Pastor Madalena, Ricardo Sanmartín Arce, así como aportaciones desde la gastronomía, a través del cocinero Ricard Camarena y el periodista Alfredo Argilés.

Fotografía de Kai Försteling, en 'Veus per l'horta. Imagen cortesía de La Nau de la Universitat de València.

Fotografía de Kai Försteling, en ‘Veus per l’horta. Imagen cortesía de La Nau de la Universitat de València.

Fotoperiodistas

El libro permite acercarse a 40 excelentes imágenes de 15 fotoperiodistas, entre los que se encuentran: Jesús Císcar, Carles Francesc, José García Poveda, Juan Carlos Cárdenas, Eva Mañez y Mónica Torres. Incluye  un diálogo en el que se abordan las claves para el futuro económico y ambiental de este espacio natural y social único.

Han coordinado la publicación la Universitat de València, la Universidad Politécnica de Valencia y la Delegación del CSIC en la Comunidad Valenciana, en el marco de VLC/CAMPUS, Valencia Internacional Campus of Excellence, financiado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

Como complemento y para sumar ideas de la ciudadanía se ha abierto el blog veushorta.blogs.uv.es en el que se explica el proyecto y se pueden encontrar algunos de los capítulos, así como el índice con todos los contenidos de esta obra.

Fotografía de Carles Francesc, en el libro 'Veus per l´horta'. Imagen cortesía de La Nau de la Universitat de Valéncia.

Fotografía de Carles Francesc, en el libro ‘Veus per l´horta’. Imagen cortesía de La Nau de la Universitat de Valéncia.

Bel Carrasco

De Jong y Courtillot en Luis Adelantado

Desengaño, de Folkert de Jong
Atelier Familial, de Delphine Courtillot
Galería Luis Adelantado
C / Bonaire, 6. Valencia
Hasta el 4 de julio

Para la segunda exposición individual del artista holandés Folkert de Jong titulada ‘Desengaño’, De Jong muestra en primicia, su incursión en la cerámica y también algunas esculturas híbridas en madera tallada y bajo relieves. Folkert de Jong es bien conocido por su teatrales y narrativas recreaciones escultóricas que abordan temas como la guerra, la codicia y el poder tanto en la historia de la humanidad como en el presente.

La palabra desengaño en el contexto de la historia significa desilusión o un profundo sentido de transitoriedad, que normalmente es experimentado después del colapso o el declive de los imperios. Sabiendo que eventualmente siempre hay un renacimiento del arte y la literatura después de cada colapso de un sistema de poder, De Jong ve este tema como un punto de partida positivo para el concepto de su exposición.

Obras de Folkert de Jong en la exposición 'Desengaño'. Imagen cortesía de la galería Luis Adelantado.

Obras de Folkert de Jong en la exposición ‘Desengaño’. Imagen cortesía de la galería Luis Adelantado.

Tras la relectura del conocido ensayo de Walter Benjamin ‘La obra de arte en la época de la reproductividad técnica’ de 1936, De Jong se acerca de nuevo a temas como la autenticidad, la reproductividad, la singularidad, la originalidad y el valor del arte. Benjamin identifica “el aura” de la obra de arte con la singularidad, con la experiencia de lo irrepetible y analiza cómo la reproducción técnica destruye dicha ‘originalidad’.

Las esculturas de cerámica y las planchas de madera grabadas nos remiten a las formas y técnicas artísticas más tradicionales. Ásperas y descarnadas como los materiales a los que se acerca, las piezas de De Jong encarnan un horror grotesco y un humor macabro que podría recordar a la obra de los artistas europeos del siglo XX como Georges Grosz y James Ensor.

Obras de Folkert de Jong y Delphine Courtillot. Imagen cortesía de la galería Luis Adelantado.

Obras de Folkert de Jong y Delphine Courtillot. Imagen cortesía de la galería Luis Adelantado.

La pieza central de la exposición, que preside la entrada de la galería, es la réplica del trono de la coronación de la familia real británica embadurnada de graffitis. La famosa silla que todavía se utiliza para la coronación de los reyes ingleses, mandada hacer por el rey Eduardo I en torno a 1296 para albergar la Piedra del Destino que fue usada, desde el siglo IX hasta el siglo XIV, para coronar a todos los reyes de Escocia. Con esta obra Folkert de Jong nos habla de la idea de fetiche, de ritual, del valor del patrimonio y en última instancia de la materialización del poder político encarnado en un objeto de arte.

Otra interesante aportación en la exposición es la colaboración con su esposa, la artista Delphine Courtillot. En esta línea de trabajos que recupera la utopía de las vanguardias artísticas, de una renovada búsqueda y sensación positiva en la colaboración entre las distintas disciplinas artísticas y artesanales, han creado juntos una serie de lámparas de sobremesa hechas de cerámica y telas pintadas a mano.

Obra de Folkert de Jong. Imagen cortesía de la galería Luis Adelantado.

Obra de Folkert de Jong. Imagen cortesía de la galería Luis Adelantado.

El nuevo proyecto de Delphine Courtillot ‘Atelier Familial’ (Estudio familiar) es un proyecto utópico de un espacio creativo donde una familia simbólica invita a espíritus afines a unir fuerzas y revisar el campo de las artes aplicadas. En una era donde casi todo es manufacturado en China ‘Atelier Familial’ está ahí para inspirar a la gente a que haga suya la creación de los objetos de su vida cotidiana.

Nacido de la fascinación por los movimientos artísticos de principios del siglo XX desde el Art Nouveau, pasando por la Bauhaus y los talleres Omega con su constante dedicación a fundir los límites existente entre lo decorativo y las Bellas Artes, ‘Atelier Familial’ nos habla también sobre el idealismo de colaboración, contra la soledad del trabajo individual en el estudio, sobre experimentar con técnicas asociadas a la artesanía con la intención de crear objetos artísticos, que sean a la vez juguetonas e inventivas soluciones a los problemas de las restricciones técnicas, asociadas con el diseño de cosas que deben ser usables.

Obras de Delphine Courtillot en la exposición 'Atelier familial'. Imagen cortesía de la galería Luis Adelantado.

Obras de Delphine Courtillot en la exposición ‘Atelier familial’. Imagen cortesía de la galería Luis Adelantado.

La primera exposición de objetos producida en ‘Atelier Familial’ se concentra en vestidos y collares inspirados por el taller Omega y la ropa avant-garde creada por las artistas Sonia Delaunay y Sophie Taueber-Arp (y también lámparas creadas en colaboración con Folkert de Jong).

Usando una forma básica prestada de la tradicional ropa guatemalteca y mexicana, un cuadrado o rectángulo con aberturas para la cabeza y los brazos, y motivos directamente pintados en el textil (tela/lienzo), la confección de las túnicas y los vestidos es la forma menos complicada imaginable de crear una pieza de ropa. Con el mismo planteamiento básico, muchos de los abalorios necesarios para crear los collares están hechos de barro seco pintado. Ropa y joyas son expuestas en la galería como si desafiaran su estatus funcional y recuperaran, en ese sentido, su estatus de pinturas, tapetes y esculturas en miniatura.

Obra de Folkert de Jong. Imagen cortesía de la galería Luis Adelantado.

Obra de Folkert de Jong. Imagen cortesía de la galería Luis Adelantado.

 

“Paz Olmos ocupa un cargo que no entiendo”

Ester Alba Pagán (Valencia, 1974), decana de la Facultat de Geografia i Història de la Universitat de València, aborda en esta tercera y última parte de la entrevista la situación en la que se encuentra el Museo de Bellas Artes de Valencia, con una directora sin formación en la materia, sin perfil investigador ni experiencia en el mundo de los museos.

El nombramiento de Paz Olmos en julio de 2011 provocó la protesta unánime de los especialistas dentro y fuera de Valencia, colocando a la Comunitat Valenciana más cerca de los estándares de una república bananera. Destituida como Directora General de Patrimonio, fue recolocada por el Gobierno de Camps al frente de la que es considerada la segunda pinacoteca española, tras el Museo del Prado.

Las anomalías en el nombramiento obligaron a la Consellería de Cultura a dar marcha atrás, hasta cortar un traje a la medida que permitiera a Olmos ocupar por un periodo limitado de tiempo la dirección del Museo de Bellas Artes de Valencia. Esa etapa comienza a llegar a su fin, por lo que hacemos una revisión del estado en el que se encuentra el museo, de la mano de Ester Alba.

Museo de Bellas Artes de Valencia.

Museo de Bellas Artes de Valencia.

En el ámbito de la cultura,  ¿todos los males se pueden achacar a los recortes?

Estamos asistiendo a recortes en el mundo de la cultura y creo que hemos de analizar si ello ha sido beneficioso o no y analizar los resultados, que no eran los esperados. Las políticas deben ir dirigidas a todo lo contrario, a hacer una apuesta fuerte por la cultura. En un territorio como el nuestro, y esto sería extensible a todo el Mediterráneo, ¿que es lo que tenemos? Tenemos cultura, tenemos pasado, tenemos historia,  patrimonio y somos los primeros que no sabemos valorarlo, falta conciencia social. La cultura debe ser entendida como parte de un sistema y modelo económico fundamental que permita un desarrollo del territorio y de nuestra sociedad, capaz de hacernos salir de la crisis,  pues ya hemos observado a dónde nos ha conducido la economía basada en el pelotazo. Somos el segundo país europeo, por detrás de Italia, en importancia patrimonial, por lo que además de explotar el ya más que exprimido turismo de sol y playa  debemos incentivar el turismo cultural de calidad,  se viene también a ver otras cosas, y somos nosotros los primeros en denigrar, en no dar a conocer, en no respetar nuestro legado cultural, nuestra historia, nuestro patrimonio, nuestro pasado, hemos de cambiar eso. Este tipo de propuestas deben ir más allá de la rentabilización de la cultura entendida únicamente como turismo cultural, debe propiciarse en un sentido muy amplio, mediante un conjunto de actuaciones interrelacionadas que la sitúan como motor de cambio y desarrollo de la ciudad; la preservación del patrimonio cultural y la integración entre tradición (historia y patrimonio) y creación e innovación; el fomento del acceso a las nuevas tecnologías o a nuevas formas de creación, producción y consumo cultural y la promoción de las producciones culturales locales, industriales o artesanales, facilitando su comercialización; el desarrollo paralelo de la cultura y el turismo, haciendo accesible física e intelectualmente la primera para los visitantes, y la interrelación entre cultura y comunicación y entre cultura y calidad de vida. Un buen modelo es el de los distritos culturales (como Firenze, Dublin) en los que se da la conjunción de los intereses sociales, culturales y económicos que requiere la presencia en la ciudad de un grupo considerable de actividades y pequeñas empresas económicas (PYMES) que explotan la dimensión económica del patrimonio y que se relacionan entre sí. El cambio es fundamental que la imagen de la ciudad, o de un ámbito rural, será, así, percibida como un capital simbólico del cual los elementos más importantes son los pertenecientes al patrimonio y que el sistema conformado por los recursos patrimoniales y los agentes que intervienen en él sea capaz de generar empleo y riqueza siguiendo un modelo de desarrollo local basado en la cultura.

¿Hay fluidez en la relación entre los museos valencianos  y el mundo universitario?

Creo que hay una descomunión entre el mundo del museo y la propia sociedad. Encontrar las claves del porqué sucede esto es complicado. También es verdad que el mundo del museo, en la ciudad de Valencia en concreto, vive de espaldas a la Universidad. Universidad y Museo son como dos mundos distintos. No significa que nosotros tengamos que estar dentro del museo, evidentemente no, pero el problema es que no hay sinergia, no colaboramos, no incentivamos proyectos de investigación conjuntos, nosotros sí que insertamos y tenemos a muchos profesionales que vienen a las aulas a dar charlas y conferencias a nuestros alumnos de grado y master, pero al revés no se produce, es decir no hay un feedback constante entre el museo y la universidad. Este feedback también falta entre los museos valencianos y la sociedad. Se ha perdido un poco la consideración del museo, el volver a ilusionar a la gente, el volver a interesar a las personas, lo digo por ejemplo pensando en el Museo de Bellas Artes de Valencia, no valen recetas mágicas, la cuestión es de un trabajo diario, de una buena programación, de realizar un plan director, el manual de buenas prácticas y  realizar un ejercicio de transparencia, que no se pueda poner en cuestión ninguna de las actividades realizadas por ninguno de nuestros museos. De alguna manera, la sociedad valenciana ha de apreciar nuestros museos como algo suyo, verse reflejada en ellos para así apreciarlos. Estoy muy de acuerdo en el hecho de que se aprecia un desinterés, una falta de valoración hacia los museos valencianos. Por ello una de nuestras mayores preocupaciones es la necesidad de profesionalizar las direcciones de los museos, con expertos en las colecciones y conocedores en profundidad del mundo del arte, y a estos los formamos en la universidad.

Ester Alba 5 MAKMA Hasta ahora ninguno de los directores del IVAM, ni de ningún otro museo o centro valenciano, ha llegado al cargo mediante un concurso público, a excepción del Museo González Martí (dependiente del Ministerio de Cultura), que sí está por oposición. ¿Qué mensaje lanza eso a los profesionales del arte que se forman?

Mi labor como profesora, como docente en Historia del Arte, en museología y museografía, cuando tratamos el organigrama, los distintos modelos de organización de un museo –porque un organigrama dice mucho de cómo es un museo-, abordamos el asunto de la dirección del museo. Siempre pongo el ejemplo de González Martí que es uno de los ejemplos más loables. Su director, que es un profesional en la materia, ha alcanzado ese puesto de una manera absolutamente independiente y autónoma, esto le permite trabajar con libertad con criterio científico, aunque tiene limitaciones presupuestarias, pero por lo menos el criterio científico es adecuado y para mí es el ejemplo modélico. A partir de ahí, hay modelos distintos, dispares, criterios diversos, unos mejores que otros, pero bajo mi punto de vista hay que defender un modelo democrático, participativo y donde el acceso sea mediante concurso. Evidentemente, en el mundo del museo lo que sería deseable es la homogeneización de ese modelo. Para mí sería lo más adecuado. No sé si alguna vez llegaremos a conseguir que en el caso de los museos, en los distintos museos valencianos, se alcance esa lógica de actuación o de gestión, y no lo sé si se hará gobierne quien gobierne, pues en otras épocas hemos vivido ejemplos similares, gobernando otros partidos. Mucho hemos de cambiar, esto es una cuestión más de decisión política que de lo que deseamos los profesionales. No puedo ni quiero olvidar que lo deseable sería aplicar el Manual de buenas prácticas para las artes contemporáneas que concilió el consenso del sector de las bellas artes y eso, desde mi punto de vista, es mucho camino andado.

El Museo de Bellas Artes de Valencia se ha nutrido habitualmente de profesores de la Facultad de Historia de la Universitat de València para ocupar la dirección del centro. ¿Qué opinas de la decisión política que ha llevado a Paz Olmos a dirigir ese museo?

Mi opinión es la que comparte mi departamento, la que comparte mi facultad y la que comparte la Universidad. Es cierto que han sido habitualmente profesores de Historia del Arte, Carmen Gracia, luego estuvo Fernando Benito, los que han ocupado el cargo de dirección del Museo de Bellas Artes, creo que son personas que han prestigiado mucho el museo, han dirigido el museo con un criterio científico. Son personas que han sido nombradas en algún momento determinado, aunque lo deseable es que hubiesen ocupado ese cargo a través de un concurso de oposición. Pero he de reconocer que ambos implantaron una gestión científica ha sido muy valiosa para el museo, el de Bellas Artes era un museo provincial, con una excelente colección, pero que no gozaba de la categoría que debía tener. Creo que la gestión de Fernando Benito fue muy importante a la hora de poner en valor todo lo que es el arte medieval, y sobre todo el barroco, que era su ámbito de investigación. En la actualidad, el nombramiento de la actual directora corresponde a una decisión política, ella está ocupando allí un cargo que no acabo de entender. Me produce cierta sorpresa porque no entiendo muy bien los cambios que está introduciendo desde el punto de vista de la estructura del discurso expositivo. Es cierto que la exhibición planificada por Benito quizás se podía mejorar, podía tener algunos elementos con los que podríamos estar de acuerdo o no, pero era un proyecto expositivo coherente que mostraba perfectamente el valor de la pintura valenciana a lo largo de la historia, con los grandes hitos artísticos: la pintura medieval, del barroco y del XIX. Parte de la colección, aquella que no pertenece a la Academia de San Carlos o es fruto de donaciones, se reúne en el proceso de desamortización, cuando se exclaustran los bienes religiosos y salieron a subasta no solamente las tierras y edificios, sino también las obras de arte. Será la junta de museos, luego la comisión provincial, la que se ocupa de recoger las obras más valiosas de esos conventos que sufren la exclaustración y así la obra pasa al museo. De ahí que tengamos esa maravillosa pinacoteca que cuenta con cuadros absolutamente maravillosos de primera fila y de un valor inestimable desde el punto de vista artístico, de las mejores escuelas de época medieval, y de las mejores escuelas de época barroca. Pero tampoco creo que se deba responsabilizar a la actual directora de la situación que ha alcanzado el Museo de Bellas Artes, puesto que al no ser una profesional, decide bajo otros criterios.

Museo de Bellas Artes de Valencia.

Museo de Bellas Artes de Valencia.

¿En qué situación se encuentra hoy el Museo?

El discurso coherente expositivo que diseñó, creo que muy adecuadamente, Fernando Benito, hoy no lo encuentro en el Museo de Bellas Artes, no entiendo los cambios que se han realizado ni a qué obedecen y esto se ha plasmado en el ejemplo del cartel con el que uno identifica el museo: ¿Goya? y ¿Sorolla? ¿Son los definidores de la colección del museo? ¿Cuántos goyas tiene el Museo? ¿Es para atraer al público? Para que luego quede desencantado de lo que se va a encontrar si viene esperando encontrar obras de Goya. Es cierto que el museo de Bellas Artes tiene muchísimo potencial y obra muy valiosa oculta en los almacenes. Especialmente la pintura del XIX y XX que en el museo no ha tenido nunca ni el aprecio ni la valoración que merecía, pero esa es mi opinión.

Eso no significa que ahora nos tengamos que ir a Goya y a Sorolla y confrontarlo al barroco y lo medieval. Bajo mi punto de vista, creo que hubo un momento en el que había una oportunidad muy buena que se abandonó, que ha estado siempre latente, que es seguir el modelo de museo de Bellas Artes que se sigue en Alemania, estoy pensando en Munich por ejemplo, o en algunas ciudades italianas. Hablo de realizar un necesario museo del siglo XIX, que se pensó en el Carmen, pero no cuajó. En Europa existe la diferenciación de museo o galerías dedicados al “arte antica” y los museo o galería de arte moderno, distinguiendo o diferenciando un museo que recoja lo medieval, el renacimiento hasta el barroco y otro que recoja XIX y principios del XX, teniendo en cuenta el valor del arte del siglo XIX valenciano, una de las escuelas más valiosas, significativas y emblemáticas de su momento. Pero, el XIX no es sólo Sorolla, Sorolla es un magnifico artista, pero ya está bien de Sorolla, uno empieza a cansarse del discurso sorollista, que al final acaba denostando a un artista excepcional, porque evidentemente la obra de Sorolla es magnífica,  pero junto a Sorolla en el XIX había otros artistas tan buenos y tan valiosos como él. Y no hablo solamente de finales del XIX, pues a principios del XIX encontramos a Asensi Julià, discípulo de Goya, toda la obra de Vicente López Portaña y sus discípulos; a mediados del XIX hallamos a Ferrandis, Domingo Marques, Benlliure, Muñoz Degrain. Es decir, Sorolla y todo lo que significa la época de Sorolla no se entiende de una manera aislada, hay que mostrarlo junto con el resto de sus compañeros que trabajaron en la misma época y aquellos que lo precedieron. Hay que contextualizar histórica y culturalmente el XIX, dejar de estar marcado por el discurso sorollesco, artistas como Antonio Fillol, con lo excepcional que es, con esa carga de crítica social a la sociedad del XIX, con obras realmente maravillosas, ¿dónde está? Eso falta por hacer, y no hay conciencia de ello, y entonces al final acabas escuchando proyectos embrionarios que levantan suspicacias inmediatas… pero si el almacén del Museo de Bellas Artes está lleno de obras maravillosas que jamás han visto la luz, que no han salido de allí, y con las que se podría montar perfectamente un museo del XIX, una oportunidad perdida, esa es una tarea que queda por hacer.

Los criterios que pesan ahora en la exposición permanente del museo a mi no me gustan, pero es que yo creo que no le gusta prácticamente a nadie de los que nos dedicamos a la historia del arte. Pero, tampoco nos han preguntado, a lo mejor le hubiéramos echado un mano y además encantados, no nos hubiera costado nada, pues en realidad a nosotros lo que nos gusta es el arte y si hay una oportunidad de mejorar las cosas pues ¿cómo no vamos a colaborar? Es lo que estábamos comentando, el mundo del museo vive de espaldas a la Universidad, nadie nos pregunta, nadie cuenta con nosotros, cuentan fuera, pero aquí no, y eso no deja de llamar la atención.

(Transcripción: Ana Flores Díaz)

José Luis Pérez Pont

En la primera parte de esta entrevista abordamos con Ester Alba su campo de trabajo más directo, el de la educación y la universidad. Desde su experiencia docente, pero también desde su responsabilidad institucional, nos indica la repercusión fatal que algunas políticas educativas y económicas del Gobierno español y de la Generalitat Valenciana están teniendo en la práctica, así como su preocupación por el futuro de los estudiantes y los peligros que amenazan la autonomía universitaria y su modelo de gobernanza. LEER MÁS…

En la segunda parte, Ester Alba aborda su actual relación con el IVAM, como miembro de su Consejo Rector, y expone la necesidad de que los museos cuenten con una dirección científica, a la que se acceda mediante un proceso transparente de concurso público, para garantizar la idoneidad profesional del perfil de los candidatos, “como en el resto del mundo civilizado”. LEER MÁS…

Ester Alba Pagán. Foto Adela Talavera.

Ester Alba Pagán. Foto Adela Talavera.