Reyes de la improvisación

La crazy class, de L’Om Imprebis
Teatre Talia
C / Caballeros, 31. Valencia
Hasta el 15 de noviembre de 2015

Los latinos tenemos fama de buenos improvisadores, especialmente los valencianos, maestros del  ‘pensat y fet’. Tal vez esa predestinación marcó a la compañía L’Om imprebís destinada a convertirse en referente de la improvisación teatral. Ahora los veteranos teatreros presentan hasta al 15 de noviembre en el Talía su nuevo espectáculo, La crazy class, un homenaje al teatro que hace girar a toda marcha una noria de 14 cangilones (personajes). Como regalo especial para celebrar sus 20 años en escena, la compañía ofrece los viernes y sábados seis funciones extraordinarias de su famoso espectáculo de improvisación Imprebís.

La crazy class, de L'Om Imprebis. Imagen cortesía de Teatre Talia.

La crazy class, de L’Om Imprebis. Imagen cortesía de Teatre Talia.

Michel López y Santiago Sánchez son los artífices del montaje en el que los actores Carles Castillo, Carles Montoliu, Elena Lombao y Santiago Sánchez se multiplican para dar vida a 14 personajes. Paloma Díaz en la coreografía, y Ángel Ruiz como coach de canto. La obra cuenta con la colaboración del escritor valenciano Juan José Millás.

La crazy class es un homenaje al teatro y a lo que significa: pasión, juego, emociones, diversión y espectáculo en vivo”, dice Santiago Sánchez. “Nuestro amor por él y la implicación diaria para hacerlo presente nos mantiene unidos y, lo que es más importante, nos une con un gran número de público, que es lo que nos mantiene en los escenarios”.

¿Están locos esos actores y actrices por seguir peleando contra los elementos? “A veces vemos más locura fuera del escenario”, responde Sánchez. “Por ejemplo, esas tertulias en las que ya no puedes distinguir si tratan de política, de deportes o del corazón, donde se impone el grito y el exabrupto como forma de comunicación. Estar en escena nos acerca a sentimientos mucho más nobles como la palabra justa, la ironía, el humor inteligente. Eso, nos mantiene muy vivos”.

La crazy class, de L'Om Imprebis. Imagen cortesía de Teatre Talía.

La crazy class, de L’Om Imprebis. Imagen cortesía de Teatre Talía.

La crazy class no es propiamente una comedia, pero hay mucho humor. No es un musical, pero los actores cantan y bailan. “No sabes qué vas a ver, pero no puedes dejar de verlo”, dicen sus autores.

Sánchez y los suyos están más que satisfechos de volver al Talía donde empezó a despegar su carrera hace la friolera de veinte años, que si en la canción no son nada en una trayectoria teatral son muchos. Su amplio repertorio  abarca desde grandes textos de la dramaturgia universal (Galileo, de Brecht; Quijote, de Cervantes; Calígula, de Camus; o Tío Vania, de Chejov), hasta espectáculos innovadores, como Los mejores sketches de Monty Python o Imprebís, estrenado en 1994, que los convirtió en pioneros de la improvisación en nuestro país.

Al próximo gobierno que salga de las urnas en diciembre le piden, “un poco de decencia y honestidad, sea de derechas, de izquierdas o mediopensionista”, concluye Sánchez.

La crazy class, de L'Om Imprebis. Imagen cortesía de Teatre Talia.

La crazy class, de L’Om Imprebis. Imagen cortesía de Teatre Talia.

Bel Carrasco

Llega la Crazy Class de Imprebís a Alcalá

La Crazy Class de Imprebís
Estreno: Teatro Salón Cervantes
Alcalá de Henares (Madrid)
25 y 26 de septiembre de 2015

L’Om Imprebís, compañía teatral valenciana con más de treinta años de historia y una gran variedad de espectáculos  a sus espaldas –desde el Galileo de Brecht, el Quijote de Cervantes o el Tío Vania de Chéjov hasta creaciones originales como Los mejores sketches de Monty Python o Imprebís− llega a Madrid con su nuevo espectáculo: La Crazy Class de Imprebís.

Cartel de La Crazy Class de Imprebís. 2015. Cortesía de L'Om-Imprebís.

Cartel de La Crazy Class de Imprebís. 2015. Cortesía de L’Om-Imprebís.

La obra reúne personajes muy diversos y recoge temas completamente de actualidad además de sus deseos cotidianos: no se define como comedia, pero las risas son uno de sus ingredientes; tampoco es un musical aunque sus personajes cantan y bailan. No sabes qué vas a ver pero no puedes dejar de verlo.

Los actores Carles Castillo, Carles Montoliu y Elena Lombao. 2015. Cortesía de L'Om-Imprebís

Los actores Carles Castillo, Carles Montoliu y Elena Lombao. 2015. Cortesía de L’Om-Imprebís

Un espectáculo creado y dirigido por Santiago Sánchez y Michel López a partir de una idea original de Michel López y la colaboración del escritor Juan José Millás. Entre sus intérpretes, destacan Carles Castillo, Carles Montoliu, Elena Lombao y Ana Morgade. Tras su estreno en Alcalá, La Crazy Class de Imprebís recorrerá otras zonas de la geografía española: Valencia (Teatro Talía, del 28 de octubre al 22 de noviembre de 2015) y Madrid (Teatros del Canal, del 9 de diciembre de 2015 al 3 de enero de 2016).

De izquierda a derecha: Carles Castillo, Carles Montoliu, Santiago Sánchez y Michel López. 2015. Cortesía de L'Om-Imprebís

De izquierda a derecha: Carles Castillo, Carles Montoliu, Santiago Sánchez y Michel López. 2015. Cortesía de L’Om-Imprebís

«Las ganas de ella, los deseos de él»

Decamerón negro, de Santiago Sánchez y Hassane Kassi Kouyaté
Una coproducción L’Om Imprebis y CulturArts
Teatro Rialto
Plaza del Ayuntamiento, 17. Valencia
Hasta el 23 de febrero

El sexo no tiene color. Se practica en todas las latitudes y es una gozosa iniciación a la vida, una placentera puerta de conocimiento que descubre los misterios más insondables propios y ajenos. Desde El arte de amar de Ovidio hasta la más reciente novela erótica, la sexualidad es un tema eterno que atrae el interés de la gente. Procedente del continente africano llega a Valencia una visión refrescante y distinta con  Decamerón negro, un insólito montaje de L’Om Imprebís que se presenta en el Teatro Rialto hasta el 23 de febrero.

Escena de 'Decamerón negro' de L'Om Imprebis, en el Teatro Rialto. Imagen cortesia de L'Om Imprebis

Escena de ‘Decamerón negro’ de L’Om Imprebis, en el Teatro Rialto. Imagen cortesia de L’Om Imprebis

Esta pieza singular se inspira en relatos eróticos africanos difundidos por  la tradición oral  en una zona situada entre el sur del Sahara y la gran selva de Níger que, a principios del pasado siglo, despertaron la atención del antropólogo alemán Leo Frobenius y que, en parte, fueron publicados en La Revista de Occidente, en 1925. Henri Gougaud, otro investigador francés, recopiló estas historias en El Libro de los amores bajo el título: Cuentos de las ganas de ella y los deseos de él. Historias que han tenido su versión musical, como la del guitarrista Leo Brouwer, y literarias en la obra de Eduardo Galeano.

“Lo que más llama la atención de estos relatos es la gran libertad que se respira en los textos originales, lejos del sentimiento de pecado y los tabús que las diferentes religiones de carácter monoteísta han influido posteriormente”, dice el director valenciano Santiago Sánchez, que acaba de recibir  la Medalla de Oro de la Asociación de Directores de Escena de España. “Son historias felices que hablan del encuentro de los cuerpos, de su unión como forma para manifestar el placer de la vida, con la curiosidad hacia el otro sexo, e incluso hacia el propio,  muy distanciados de las visiones de represión que a veces escuchamos en la actualidad”.

Un escena de 'Decamerón negro', coproducción de L'Om Imprebis y CulturArts, en el Rialto. Imagen cortesía de L'Om Imprebis

Un escena de ‘Decamerón negro’, coproducción de L’Om Imprebis y CulturArts, en el Rialto. Imagen cortesía de L’Om Imprebis

Sánchez comparte la dirección con Hassane Kouyaté,  griot africano (narrador), miembro de compañías como la de Peter Brook o Vidy-Lausanne. La semilla del Decamerón negro se plantó en 2001, cuando  L’Om Imbrebís fue la primera compañía teatral profesional española en viajar a Guinea Ecuatorial. “Allí comenzó nuestro interés por el teatro, los ritos y las manifestaciones culturales africanas, que se ha ido intensificando con los años, más si cabe desde que Gorsy Edú comenzó a colaborar con nosotros, en 2004”, cuenta Sánchez. “Ese mismo año fue la primera vez que Hassane Kouyaté, coordinador artístico de la Compañía de Peter Brook, vino a España a impartir un taller de formación actoral. Estos diez años han hecho que nuestra colaboración se intensificara hasta llegar a un proyecto común como Decamerón Negro”.

La puesta en escena peculiar se remite a un teatro que existe en África  llamado koteba que no distingue géneros, se mezcla la interpretación con el baile, con el canto y la música en directo, de manera que el espectador disfruta de todos esos géneros en una mezcla singular. “Nosotros rendimos un homenaje a ese teatro esencial que nos recuerda a nuestro espíritu de fiesta mediterráneo, por lo que proponemos al espectador en la hora y media que dura la función que venga a disfrutar de un espectáculo total”, dice Sánchez.

Los cinco artistas que intervienen en la obra forman una pequeña Naciones Unidas. Proceden de Burkina Faso, Angola, Cuba y España. “Algunos de ellos colaboran hace años con L’Om Imprebís”, explica Sánchez.  “Se hizo una gran convocatoria en unos talleres de intercambio y formación, con bailarines, cantantes, músicos y actores. De ahí surgió la filosofía de encuentro de procedencias y técnicas artísticas diferentes hasta llegar al reparto definitivo. Los cinco intérpretes han mostrado una gran generosidad para ofrecer los mejor de su arte e incorporar otras técnicas como puede verse en el espectáculo”.

Escena de 'Decamerón negro', de Santiago Sánchez y Hassane Kouyaté. Imagen cortesía de L'Om Imprebis

Escena de ‘Decamerón negro’, de Santiago Sánchez y Hassane Kouyaté. Imagen cortesía de L’Om Imprebis

Decamerón Negro se estrenó el pasado mes de Noviembre en los Teatros del Canal de Madrid y fue elegido por Radio Nacional de España
entre los diez mejores espectáculos teatrales de 2013. Acaba de realizar una gira por África, donde participó en el Festival Yeleen en Ougadougou, uno de los más prestigiosos en la preservación de la tradición oral.

“La gira africana ha sido muy gratificante pues han asistido espectadores de Costa de Marfil, Togo, Benin, Mali, Burkina Faso, etcétera”, cuenta Sánchez. “Ellos conocen las historias, las han escuchado desde pequeños pero las redescubrían como hecho artístico, mezclado además con la sensibilidad de otras culturas, como la latinoamericana o la europea. Fue un espacio de encuentro, justamente lo contrario a las relaciones de colonización que suelen caracterizar cualquier encuentro entre continentes”, concluye Sánchez.

TODOS LOS PÚBLICOS
L´Om Imprebís, que cumple 30 años, aprovecha su estancia en Valencia para ofrecer también todos los sábados y domingos en el Teatro Rialto un espectáculo dirigido al público familiar: Otro mundo es posible, una obra que promueve el intercambio cultural y el acercamiento al otro.
Mediante la combinación de títeres, teatro de sombras y música en directo, cinco personajes venidos de países y lugares diferentes, comprenden lo importante que es conocerse, hablar y descubrir que el lugar dónde vivimos será de una u otra manera dependiendo de nuestra actitud y nuestro comportamiento.
Una nueva visión de Moon, un clásico que la compañía valenciana ha llevado a toda España además de Uruguay, Paraguay, Bolivia, El Salvador, entre otros países latinoamericanos. La Compañía L’Om-Imprebís ha puesto en escena títulos como Tío Vania, Calígula, Quijote, Monty Python o el propio Imprebís.

Una de las escena de 'Decmarón negro', de L'Om Imprebis en el Teatro Rialto. Imagen cortesía de L'Om Imprebis.

Una de las escena de ‘Decmarón negro’, de L’Om Imprebis en el Teatro Rialto. Imagen cortesía de L’Om Imprebis.

Bel Carrasco

La escena valenciana, contra viento y marea

Temporada teatral 2013 / 2014
AVETID, Associació Valenciana d’Empreses de Teatre i Circ
C / San Vicente Mártir, 41. Valencia

La escena valenciana comienza la temporada 2013/2014 cargada de nuevos proyectos e ilusiones. Con más voluntad que medios, las empresas teatrales siguen perseverando para que el teatro valenciano continúe vivo. A pesar de las adversas circunstancias, como la terrible bajada de contratación o el exagerado incremento del IVA cultural no están dispuestas a rendirse. Prueba de ello es la gran actividad escénica que las compañías de calle han mantenido durante este verano. Produccions Scura ha paseado los diversos espectáculos de Scura Splats, La Banda del Drac y La Furtiva por todo el territorio nacional, finalizando el periodo estival con su presencia en varias ferias y festivales: La Feria de Tàrrega con un pequeño stand, el Festival de Cadences de Arcachon (FR) representando el espectáculo «Las chaussures en l’air» y con «Sabates» que, junto con el espectáculo «Sortilegi» de Màgic 6, han estado programados en el MIM de Sueca. El Teatre de l’Home Dibuixat, también ha  participado en dos importantes festivales franceses: Festival Changé d’Air (Changé) y Festival Le Chainon-Manquant (Laval).

Este otoño viene repleto de celebraciones, ya que son varias las compañías de AVETID que cumplirán años durante esta nueva temporada. La Pavana, L’Om-Imprebís y Zircó Producciones, cumplirán 30 años, mientras que el Circo Gran Fele y Albena Teatre conmemorarán su vigésimo aniversario.

Entre los espectáculos para adultos que se presentan por primera vez esta temporada podemos destacar: “Decamerón Negro” y “Otro mundo es posible” de L’Om- Imprebís, que se han estrenado en el Teatro Cervantes de Alcalá de Henares el 28 y 29 de septiembre respectivamente; Olympia Metropolitana apuesta fuerte en el Teatro Talía con «Un Déu salvatge», primera versión en valenciano de la exitosa obra de Yasmina Reza; La Ferroviaria estrenará en la Muestra de Autores Contemporáneos de Alicante, «La dona sense atributs», a partir de la novela homónima  de Carles Cortés; Albena Teatre presentará su nueva producción «Ficció», con autoría y dirección de Carles Alberola a finales de noviembre en el Teatro Flumen, y continuará con sus actos de celebración del 20 aniversario con la reposición de «Spot», que se representará en el mismo teatro durante estas navidades; Circo Gran Fele, también dentro de los actos de celebración de su aniversario, entre los que se encuentran numerosas actividades paralelas como exposiciones interactivas, talleres o feria,  ha creado el espectáculo «Viaje a la Luna», una producción que se estrenó en el Festival Sagunt a Escena y estará estas Navidades en el Teatro Principal de Valencia.

Otro mundo es posible, de L'Om Imprebis.

Otro mundo es posible, de L’Om Imprebis.

Asimismo, La Pavana participa en la coproducción de «Terapias / Terapiak» de Christopher Durang con la compañía vasca Vaivén, espectáculo estrenado por la propia compañía en 2004 y que se presentará en diciembre en La Rambleta.

Durante esta temporada los espectáculos de las  compañías valencianas recorrerán importantes festivales como «Kafka i la nina viatgera», de Albena Teatre, en el Festival Temporada Alta de Girona y la Fira d’Arrel Tradicional de Manresa; el «Sueño de la Razón» de La Ferroviaria se paseará en noviembre por el Festival D. Quijote de Paris; «La Bella y La Bestia» de la Carreta Teatro se estrenará en el Festival Medieval de Elche del 29 al 31 de octubre, para posteriormente girar por las ciudades de  Valladolid, Palencia y Granada.

Muchos otros espectáculos recorrerán diversos lugares de nuestra comunidad y de la geografía nacional como «Midsummer» de Albena en el Teatro del Mar de Mallorca; «Una Jornada Particular» de la Pavana que visitará Catalunya, Madrid y Galicia, o «Una hora i mitja de retad», propuesta de la misma compañía que se presentará en febrero en el Talia.  L’Om-Imprebís continuará su gira en la Coruña, Murcia y Pamplona con «Transición»; Saga Producciones llevará al Teatro Principal de Valencia (del 30 de octubre al 3 de noviembre) un clásico de la zarzuela de los maestros Lleó, Perrín y Palacios, «La Corte del Faraón». Además de continuar con la gira nacional de «Educando a Rita» que próximamente (20 de octubre) visitará el Teatro Arniches de Alicante.

De izquierda a derecha, Jaime Linares, Pilar Almeria, Empar Canet y Pep Ricart, en Un déu salvatge.

De izquierda a derecha, Jaime Linares, Pilar Almeria, Empar Canet y Pep Ricart, en Un déu salvatge.

Las compañías también han trabajado en numerosas propuestas para los más pequeños y público familiar como: CeBe Muntatges Teatrals, que apuesta por la colaboración España – Colombia,  presentando «El faro de los corazones extraviados» basado en un cuento homónimo de Celia Santos en coproducción con la compañía El Submarino invisible del Capitán Nemo de Bogotá. Entre otras coproducciones, esta vez con El Centre Teatral Escalante, tenemos «L’Home Invisible» de La Pavana, que se estrenará en enero de 2014 y continuará representándose hasta marzo. Igualmente en coproducción con el Escalante, la compañía L’Horta Teatre pone en escena «Cyrano de Bergerac»,  en cartel de octubre a diciembre y «Martina i el bosc de paper», en esta ocasión una producción exclusivamente propia que estrenarán el 10 de noviembre en la sala l’Horta. Son varias las compañías que estrenan sus nuevas producciones en salas propias como: El Teatro de la Caixeta, que presentará «Aladino» el 9 de octubre en el Teatret, y Zircó Producciones, que como plato fuerte dentro de las actividades de conmemoración de su aniversario, pone en escena el próximo diciembre una nueva versión de una de sus primeras producciones (1984) «Bandidubi«, ahora  «Bandidubi 3D» . Otras propuestas para público familiar dentro del género musical es la de Màgic 6 que presenta el «Gato con Botas. El Musical«, y Jácara Teatro que estrena «Gominoles» con la que pretende endulzar la vida de los jóvenes espectadores y concienciarlos de la importancia de la moderación en el consumo y la buena higiene bucal.

Otros espectáculos para niños y niñas que recorrerán los teatros son: «Cuento de Navidad» de la Ferroviaria,  que iniciará la temporada en Valladolid y Miranda de Duero; «La bella dorment» y «La pell de gallina» de L’Horta por la Comunidad Valenciana, Cataluña y Navarra; «Uhhhh!!», «Hamelin», «Escobas», «Por Qué NO?», «Presence», «El Florit Pensil» de Màgic 6. Fòrum Teatre i Educació  inicia su decimonovena campaña de teatro educativo para el aprendizaje de la lengua inglesa con numerosas producciones como:  «Destination: London», «The secret diary of the ripper», «Mary Magic in flower», «Mari Magic at the north pole», «Mary Magic and the sound of the leaves», «Animals»  y «Livingstone, I suppose». Mientras que la incansable  «Piedra a piedra«, una propuesta de El Teatre de l’Home Dibuixat, estrenará su versión del espectáculo en alemán actuando en el Instituto Cervantes de Munich. Además se paseará  por numerosos lugares y festivales como: el Festival Découvertes, images et Marionnettes de Tournai en Bélgica,  Big Break festival (Rusia), el Festival International de Théâtre pour Enfants Néapolis de Túnez , País Vasco francés o  Suiza.

A todas estas propuestas escénicas que nos ofrecen las compañías de AVETID, se pueden sumar las creaciones del Centre Dramàtic de Vila-real «Hamlet» y «Tartufo», que gestiona desde sus inicios, hace dos años, el Teatro de la Resistencia. Así como la nutrida oferta escénica que  presentan las numerosas salas privadas que forman parte de nuestro colectivo como son el Teatro Olympia, el Flumen, Talia, la sala Zircó y las dedicadas al teatro para niños y niñas como L’Horta, la Estrella, El Teatret, La Carreta y ahora los nuevos espacios del Teatre de Lluerna, que ha abierto sus puertas recientemente en el barrio de Benimaclet, o el Teatro la Estrella que ha abierto una nueva Sala en Alcalá de la Selva (Teruel), una antigua masía rehabilitada en plena naturaleza. Mientras que en las otras dos salas de Valencia (La Petxina y el Cabanyal) celebrarán el 9º Festival amigos titiriteros durante el último trimestre del año.

AVETID, con todas estas propuestas, se dirige a todos los públicos para que llenen las salas, para que con su presencia mantengan vivo el teatro y circo valencianos. Sin público no hay teatro, sin público no hay magia, sin público nuestro trabajo resulta incompleto. Nos encanta recibir el aplauso cálido y entusiasta del patio de butacas, nos encanta poder llegar al interior de los espectadores, nos encanta poner una sonrisa en sus caras. Y por eso queremos cuidar, mimar y querer esa parte tan importante del hecho teatral. EL PÚBLICO.

De izquierda a derecha, Jaime Linares, Pilar Almeria, Pep Ricart y Empar Canet, en Un déu salvatge.

De izquierda a derecha, Jaime Linares, Pilar Almeria, Pep Ricart y Empar Canet, en Un déu salvatge.

 

«El éxito de la Transición fue el miedo colectivo»

Transición

Teatro Talía

C/Caballeros, 31. Valencia

Del 17 al 28 de abril

“El éxito de la Transición fue el miedo colectivo”. Así de claro. Martín Quirós, miembro del Consell Valencià de Cultura, dijo más: “Fue un juego de miedos y un juego de esfuerzos”. Y lo dijo durante el encuentro coloquio convocado en el Teatro Talía, a modo de reclamo para la obra titulada precisamente Transición, que permanecerá en cartel del 17 al 28 de abril. Antonio Valero, que es quien encabeza el reparto encarnando a Adolfo Suárez, subrayó que aquella fue una “época fascinante, por las ganas de libertad, de volar, de sentirnos europeos”. Junto a ellos estuvieron también, para recordar esos años, la escritora y periodista María José Muñoz, el abogado y ex delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Ricardo Peralta, el director de la Cartelera Turia, Vicente Bergara, y el magistrado y presidente de la Fundación por la Justicia, José María Tomás Tio.

Todos ellos, al amparo de la obra teatral que se representará en el Talía, fueron desgranando sus vivencias de aquella Transición, por algunos tildada de modélica y, por otros, de cortina de humo para ocultar ciertos cambalaches de poder. Cambalaches que, pasado el tiempo, vuelven a reflejar (según los más críticos) las carencias de una democracia en manos de la troika española: banca, patronal y bipartidismo. El encuentro coloquio del Talía, con más o menos rodeos, se centró en el lado modélico de la Transición, salpicado de experiencias personales en algunos casos muy emotivas.

“El liberalismo es ante todo libertad y lo de ahora no tiene nada que ver con el liberalismo”, recordó María José Muñoz. Para Vicente Bergara, fueron “años totalmente inestables”. Y puso varios ejemplos: el concierto prohibido de Tete Montoliu en Valencia (1973), con el público ya en sus butacas, mediante una orden del gobernador civil que concluía con una frase ya legendaria: “Dios guarde a usted muchos años”. O el susto de muerte que se llevó en febrero de 1977, cuando tres jóvenes entraron a su despacho, instruidos por la Falange de que allí había un zulo. Años inestables y “complejos”, según destacó Ricardo Peralta, para quien “el gran protagonista colectivo de la Transición fue el pueblo español” y, más concretamente, “la clase trabajadora”.

José María Tomás Tio tuvo palabras de recuerdo para Adolfo Suárez, al que trató muy de cerca y del que narró algunas anécdotas. Empezó diciendo que al conocerle no sabía si estaba delante de “un truhán o un señor, un salvapatrias o un traidor”. Luego fue perfilando la figura de Suárez hasta conformar su “atractiva personalidad”. Antonio Valero, ya puesto en la piel del propio Adolfo Suárez, dijo que durante aquellos años él lo recuerda rodeado de “toda aquella caspa franquista”. En la obra se ha limitado a “guardar respeto hacia su figura”.

Transición es una producción del Centro Dramático Nacional, L’Om Imprebis, Teatro Meridional y Teatro del Temple, dirigida por Santiago Sánchez y Carlos Martín, a partir de la obra escrita por Julio Salvatierra y Alfonso Plou. Los responsables del Talía, los hermanos Enrique y Mariangeles Fayos, han querido prologar el espectáculo con ese encuentro coloquio transitorio de su puesta en escena. Ricardo Peralta subrayó que “aquella situación tan difícil” es “parecida a la que ahora estamos pasando”. Y abogó por “unir esfuerzos” como se hizo entonces. La Transición, por lo que se ve, no acaba. Resuenan los ecos de los intelectuales más críticos con aquella “Transición modélica”.

Fragmento de Transición. Imagen cedida por Teatro Talía Fragmento de Transición. Imagen cedida por Teatro Talía.

Salva Torres