IV SINDOKMA Festival de Libro | Sinopsis audiovisual

SINDOKMA Festival del Libro 2019

🎦 IV Sindokma Festival del Libro..ℹ️ Sinopsis audiovisual de la cuarta edición de SINDOKMA Festival del Libro, celebrada en el Centre Cultural La Nau, del 24 al 27 de octubre de 2019..💡 MAKMA, #APACC, GVA Cultura i Esport y LA NAU Centre Cultural de la Universitat de València..💪🏻 Ajuntament de València y Fundación Cañada Blanch..🍺 @Cervezas Alhambra..🎵 ‘Todo es mejor’ (‘Andar sobre hielo frágil’ | Petit Mal)..🎥 Daniel Iturbe..#️⃣ #sindokma2019 #festivaldellibro #edicioncontemporanea #editorialesindependientes #librodeartista #MAKMA #APACC #lanau #valencia

Publiée par MAKMA sur Mardi 12 novembre 2019

45 expositores y 25 actividades en SINDOKMA

IV SINDOKMA Festival del Libro
Centre Cultural La Nau
Universitat 2, València
Del 24 al 27 de octubre de 2019

El Festival del Libro SINDOKMA –coorganizado por MAKMA, la Asociación de Profesionales para la Acción Cultural Contemporánea (APACC), el Centre Cultural La Nau y la Conselleria d’ Educació, Investigació, Cultura i Esport– destaca, con entidad propia, de entre las diversas acciones emprendidas por MAKMA durante los últimos seis años, consolidándose, en esta cuarta edición, como un encuentro de referencia para el sector del libro, mediante la presencia de editoriales independientes, sellos de edición contemporánea y libro de artista del mapa cultural nacional e internacional.

La IV edición de SINDOKMA tendrá lugar del 24 al 27 de octubre de 2019, en el Centre Cultural La Nau de la Universitat de València, y su imagen creativa ha sido realizada por Ana R. Leiva (València, 1969), en calidad de artista invitada. De este modo, el festival pretende seguir refrendando la labor y el talento artístico radicado y solidificado en la Comunidad Valenciana, tal y como hubo procurado en su edición de 2018 –que contó con la autoría del diseñador y artista Fernando García del Real–.

Cartel de SINDOKMA Festival del Libro 2019.

45 EXPOSITORES

SINDOKMA Festival del Libro contará con la participación de 45 expositores de la Comunidad Valencia y de ciudades como Madrid, Bilbao, Cuenca, Albacete, Gijón, Oviedo o Toledo, así como sellos italianos y eslovenos, a través de dos secciones: Específicos y Heterodoxos y VABOOK. La primera agrupa a editoriales independientes, y contará con la presencia de Aurora Dorada Ediciones, Barlin Libros, Canibaal, Concreta, Contrabando, Colección Científicos, DXI Publications, Editorial Pez de Plata, El Doctor Sax, Ediciones Intrépidas, El Nadir, Huso Editorial, JPM, Es Pop, Huerga y Fierro, Lastura Ediciones, MAKMA Ediciones, Malinc, Reediciones Anómalas, Trama y Fondo, Vaso Roto y Versos y Trazos.

Por su parte, en la sección VABOOK, que concita la presencia de sellos de edición contemporánea y libro de artista, participan artistas como Ángel Cajal, Arze&De la Cage, Endika Basaguren, Francesca Ricci, Iván Araujo y Vicotoria Santesmases; al igual que sellos, colectivos, museos e instituciones como la EASD y la UPV, Edición Ilimitada, Edit&Co., El Caballero de la Blanca Luna, El Museo del Ruso de Alarcón, Doce Islas, Falla Corona, Handshake, Tapas Duras, Lumen, Lalata, Papel Engomado, Per(r)ucho y el Sporting Club de les Lletres.

Organigrama y nómina de expositores de SINDOKMA 2019.

25 ACTIVIDADES

SINDOKMA contará con una amplia programación de presentaciones, mesas redondas, actividades y talleres infantiles que serán implementados en el Claustro y el Aula Magna. El cronograma del festival comienza el jueves 24 de octubre, a las 19:30 en el Aula Magna, con el encuentro entre los guionistas, escritores y cineastas valencianos Rafael Calatayud Cano y Rafael Maluenda, quienes reflexionarán sobre ‘El narrador y sus sendas: literatura y cine’.

SINDOKMA acogerá, de este modo, 25 propuestas, que transitan desde la ‘Política de adquisiciones de la Biblioteca Valenciana Nicolau Primitiu’ –con la presencia de su jefa de servicios Eva Ferriols–; el proyecto ‘Biblioteca en paral·lel’ de Engomado Editoras y Papel Engomado; la iniciativa sin ánimo de lucro VALENCIA LEE; o los #DesayunosMAKMA sobre ‘Libros que se escuchan’, con la presencia del editor Alberto Haller, cuya editorial Barlin Libros ha sido recientemente premiada por la Generalitat Valenciana al Libro Mejor Editado de 2018 (‘Electroshock. Edició Integral’) –una publicación sobre la que se reflexionará en el festival–.

Asimismo, el sábado 26 de octubre a las 20:15, el director de cine asturiano Ramón Lluís Bande presentará el libro ‘Cuaderno de la Revolución’ (Editorial Pez de Plata’), una aproximación y adaptación de su más reciende película ‘Cantares de la Revolución’ –premiado documental musical sobre la Revolución de Asturias de 1934, protagonizado por el músico Nacho Vegas–.

Programa de actividades de SINDOKMA 2019.

MiniSINDOKMA

El programa de actividades se completa con la sección miniSINDOKMA, en la que, durante el fin de semana, la academia de pintura Pinta València desarrollará el taller continuo ‘Dibujos y letras’, al igual que, el domingo 27 a las 12:00, la escritora y editora eslovena Barbara Pregelj se encargará de realiza el cuentacuentos ‘El anillo mágico’ (Editorial Malinc), de Peter Sventina.

EXPOSCIÓN ‘Llibres objecte eines d’art’

Igualmente, la Associacó Nous Comportaments Artistics (ANCA) expondrá en el claustro y el deambulatorio de La Nau ‘Llibres objecte eines d’art’, una muestra de piezas originales de carácter escultórico, comisariada por el artista Francesc González, en la que, desde diversas maneras de concebirse, el libro se convierte en el principal protagonista.

SINDOKMA Festival del Libro es un proyecto coorganizado por MAKMA Revista de Artes Visuales y Cultura Contemporánea; la Asociación de Profesionales para la Acción Cultural Contemporánea (APACC); la Conselleria d’Educació, Cultura i Esport de la Generalitat Valenciana –a través de la Dirección General de Cultura y Patrimonio–; y el Centre Cultural La Nau de la Universitat de València; Cuenta con el con el patrocinio del Ajuntament de València y la Fundación Cañada Blanch, y la colaboración de #Ecomunicam, El Caballero de la Blanca Luna, Pinta, la Universitat Politècnica de València y la Cafetería de La Nau.

Un instante de la tercera edición de SINDOKMA Festival del Libro, celebrada en octubre de 2018 en el Centre Cultural La Nau.

MAKMA

La habitación oscura e inquietante de Greta Alfaro

Premio Col·lecció Cañada Blanch
‘Tempus Quietare. Voluntat contemplativa i art’, comisariada por Ricard Silvestre
La Nau de la Universitat de València
C / Universitat, 2. València
Hasta el 27 de octubre de 2019

El tiempo sereno y contemplativo frente a ese otro tiempo convulso de las prisas. Ricard Silvestre, como comisario de la exposición elocuentemente titulada Tempus Quietare, ha seleccionado obras de 18 artistas pertenecientes a otras tantas galerías valencianas de arte contemporáneo que conforman LaVAC, con el fin de someter a juicio esa temporalidad en sus dos registros opuestos. “El objetivo fundamental de la exposición es poner de manifiesto la necesidad de una voluntad contemplativa en el espectador, cuyo ejercicio se inscribe en la vivencia de un tiempo sereno frente a la inquietud del tiempo fugaz y consumible”, subraya Silvestre.

European Dark Room, de Greta Alfaro.

Y como símbolo de esa quietud inquietante, nadie mejor que Greta Alfaro, en quien ha recaído precisamente el Premio Col·lecció Cañada Blanch, que la Fundación homónima concede desde hace seis años a artistas que exponen sus trabajos en alguna de esas 18 galerías. Un premio de adquisición que la entidad presidida por Juan Viña otorga como muestra de su “firme compromiso con el futuro de la promoción artística, al dinamización del arte contemporáneo y el pensamiento crítico”. 

Un pensamiento crítico que Silvestre sintetiza en ese título de ‘Tempus Quietare’ por oposición a ese otro tempus fugit, al que se refirió el vicerrector de Cultura, Antonio Ariño, y sobre el que profundiza el propio comisario: “El del arte no es un tiempo utilitario, sino un tiempo por sí mismo y al cual se abandona el espectador”. La obra con la que Alfaro ha logrado el premio Cañada Blanch, correspondiente a la Galería Rosa Santos, ahonda en esta percepción, mostrando una oscura habitación bañada en un marrón oscuro, que parece detenida en el tiempo para observar con calma la parálisis a la que nos convoca esa estancia inquietantemente vacía.

Miembros del jurado, comisario de la exposición y responsables de Fundación Cañada Blanch y Centre Cultural La Nau. Imagen cortesía de La Nau.

“Fotografía y video, sin aditamentos formales, recuerdan lóbregos episodios, deteniéndose desde un encuadre fijo de brillos pringosos”, tal y como describe la obra el propio Silvestre, quien reclama del espectador “un pensar activo”, que subraya mediante la palabra con-templación. Un tiempo “liberado” y en el cual “se sucedan las ideas y sus relaciones para que la habitación no sea una mera caja oscura”. Tiempo detenido por efecto de ese color pringoso con aroma a chocolate, que mezcla lo dulce y lo amargo de un espacio inmóvil de tan viscoso.

El resto de piezas seleccionadas para la exposición ‘Tempus Quietare. Voluntad contemplativa y arte’, dialogan en este mismo sentido. Así lo hace ver Silvestre, que invita a surcar las obras y los artistas reunidos en la Sala Estudi General de La Nau, con el fin de acceder a ese “tiempo aquietado que entendemos dilata y prolonga la duración” de cada una de las piezas, ensanchando “su belleza a través del recogimiento estético más ocioso”. Artistas como Anna Bella Geiger, Antoni Tàpies, Helga Grollo, Nacho Carbó, Victoria Santesmases, Claudio Zirotti, Hamish Fulton, Cristina Almodóvar o Hugo Martínez-Tormo, por citar algunos de los seleccionados, se hacen eco de ese tiempo agitado de la contemporaneidad, ofreciéndose como resistentes del mismo a través de su obra como vehículo del sosiego contemplativo.

Dos de las obras finalistas del Premio Col·lecció Cañada Blanch. Foto: Makma

La exposición, organizada por la Fundación Cañada Blanch, el vicerrectorado de Cultura de la Universitat de València y LaVAC (Asociación de Galerías de Arte Contemporáneo de la Comunidad Valenciana), en colaboración con la Universitat Politècnica de València, reúne tanto la obra ganadora de Greta Alfaro, cuyo galardón está dotado de 7.000 euros, como las de los 17 artistas restantes, permaneciendo en La Nau hasta el 27 de octubre. Seis ediciones de un premio que este año cuenta con la novedad de la identidad gráfica creada por Antonio Ballesteros, basada en una serie de puntos rojos, símbolos de la compra de obras en las galerías, agrupados “a modo de mecano” con el que poder jugar para crear diferentes composiciones. Una identidad “duradera, versátil, que transmita confianza y que no resulte aburrida”, según explicó el propio autor.

La Col·lecció Cañada Blanch, que viene creándose desde hace varios años, ahora en torno a los artistas que exponen en LaVAC, pretende fundamentarse en el criterio de los propios comisarios y las galerías, según dio a entender Juan Viña. De esta manera, frente a la más ecléctica selección de obras, se impone en los dos últimos años la argumentación de los comisarios, empezando por Ricardo Forriols, encargado en la pasada edición de dicha selección, y continuando con Ricard Silvestre, quien se refirió al “carácter reivindicativo” de las obras en el marco de esa temporalidad sosegada: “Que sea la contemplación la que te lleve a eso”.

European Dark Room, de Greta Alfaro.

Salva Torres

Luces y sombras del tebeo

Jornadas de Cómic de València
Centre Cultural La Nau
C / Universitat, 2. València
Del 27 al 29 de septiembre de 2019

Los auténticos héroes del cómic en Valencia no llevan mallas ni capa y se afeitan todos los días. Son un puñado de fans de las historietas, no llega al medio centenar, que rondan los cuarenta tacos y que en 2012 crearon la Asociación Valenciana del Cómic (Asovalcom)  para difundir el universo de las viñetas. “Los hábitos de lectura han descendido mucho entre niños y jóvenes por la irrupción de los dispositivos electrónicos, y eso afecta también al cómic”, dice José Vicente Pellicer, presidente de Asovalcom. “Ya ni siquiera hay dibujos animados en la tele. No sabemos lo que puede pasar dentro de quince o veinte años. Como el tema nos preocupa, hemos pensado organizar una exposición itinerante por los colegios que la soliciten para acercar las historietas a los escolares, aunque no sabemos todavía si el proyecto será posible”.

Cartel de las Jornadas de Cómic de Valencia 2018. Imagen cortesía de la organización.

Lo que sí está en marcha, y a lo grande es la octava edición de las Jornadas de Cómic de Valencia que se celebran este fin de semana en un nuevo emplazamiento con el beneplácito de la Universitat de València,  el Centre Cultural La Nau. Asovalcom se alía este año con el Aula del Cómic de la Universitat de València y la Cátedra de Estudios del Cómic Fundación SM-Universitat de València para potenciar sus actividades y programa, que busca convertir la divulgación del noveno arte en auténtica celebración festiva del cómic, con una amplia representación de editoriales y librerías y, fundamentalmente, de autores y autoras de cómic. 

“Además del prestigio y reconocimiento a nuestra labor que representa el apoyo académico, el nuevo emplazamiento nos permite ampliar el contenido de las jornadas”, explica Pellicer. “En vez de dos, tendremos tres talleres infantiles a cargo de Dialoga2 y Equipo Tebeo, y uno organizado por los responsables de Tenderete en el que los niños aprenderán cómo se elabora un fanzine. En vez de dos exposiciones, habrán cinco que incluyen recorridos didácticos con los autores en los que se plasma el proceso creativo de la obra, desde la idea original y el borrador al guión tinta y acabado”.

La Sala Oberta del Centre Cultural La Nau acogerá una muestra triple:  Abuelas, inventoras y vampiras que reúne la obra de tres autores valencianos de plena actualidad. Ana Penyas (Valencia, 1987), Premio Nacional del Cómic 2018, presenta los originales de su galardonada obra Estamos todas bien; Ángel Muñoz (Quart de Poblet, 1978) es el dibujante de Objetivo Hedy Lamarr, realizado junto a Ricardo Vilbor y Abel Pajares, de la que se presenta también una selección de originales. Por último, el dibujante Juanjo Cuerda (Quart de Poblet, 1978) muestra el proceso creativo del cómic infantil Cecilia Van Helsing. La dieta del vampiro, realizado sobre guiones de Julio Serrano. 

Ambientes de las Jornadas de Cómic de Valencia, en una sesión de firmas. Imagen cortesía de la organización.

Las jornadas se celebrarán el viernes de 17 a 20 horas, el sábado de 10.30 a 19 horas y el domingo, de 11 a 13 horas, con  numerosos invitados que hablarán de su trabajo y realizarán sesiones de firmas. Entre los autores y autoras: Manel Fontdevila, Juanjo Cuerda, Borja González, Núria Tamarit, MacDiego, Xulia Vicente, Juanfer Briones, Soy Cardo (Ana Macías) , Paco Zarco y Fran Mengual.

Sólo faltan a la cita por cuestiones personales el belga Hermann y Ana Penyas. También intervendrán: Manel Fontdevila, Borja González, Guillermo Mogorrón, Rubén Gil, Ángel Muñoz, Jose Fonollosa, Paco Zarco, Martín López Lam, Francisco Mengual…

“La zona comercial estará muy concurrida, con secciones dedicadas a las editoriales, tiendas físicas y on line y a los traductores”, comenta Pellicer. En cuanto al momento que viven los creadores valencianos del noveno arte, opina que es dulce, “con buenas perspectivas y un rico caldo de cultivo, aunque no es fácil vivir de las viñetas y casi todos deben dedicarse a otra cosa en paralelo”. Luces y sombras del cómic. ¿La escasez de nombres femeninos se podría considerar una sombra?

En todo caso, una mujer firma el cartel de esta edición, en el que no puede faltar la efigie del gato Pumby. Es Natacha Bustos,  conocida por su novela gráfica Chernóbil. La zona y su trabajo en series de Marvel como Moon Girl & Devil Dinosaur o Spider-Woman. Colaboran en el evento: Fundación Divina Pastora, el Ajuntament de València, la Biblioteca Valenciana, la Generalitat Valenciana y Cómic de Colección.

Cartel de las Jornadas de Cómic de Valencia de esta octava edición 2019. Imagen cortesía de la organización.

Bel Carrasco

Las diversas Españas que afloran en Russafa Escénica

Russafa Escénica
Festival de otoño de las artes escénicas
Diferentes espacios de Valencia
Del 19 de septiembre al 6 de octubre de 2019

Antonio Ariño, vicerrector de Cultura de la Universitat de València, se refirió a la “ciudadanía cultural” como expresión del objetivo mantenido por ciertos colectivos de extender los derechos civiles a la cultura, en clara alusión al papel que durante estos nueve años ha venido jugando el festival de otoño Russafa Escènica, cuando la crisis económica y la abulia política amenazaban con desintegrar el tejido cultural valenciano. Una ciudadanía múltiple, diversa y plural en cuanto a sus identidades, y tan plural “como las Españas” a las que, según Ariño, aludía el lema de la novena edición del certamen teatral.

Sin embargo, la temática de Russafa Escénica, que del 19 de septiembre al 6 de octubre se celebra en diferentes salas y espacios de la ciudad de Valencia, se plantea en singular: España. Jerónimo Cornelles, director artístico del festival, se refirió a ello aduciendo que, tras debatirlo en el seno del equipo organizador, optaron por que resultara en singular, “para que fueran los propios artistas quienes lo decidieran” con sus diferentes propuestas. Y las hay de todo tipo, tratando temas relacionados con la violencia de género, la precariedad laboral, la prisión permanente revisable o los desaparecidos, víctimas del franquismo, que es de lo que se ocupa, precisamente, la obra de Xavo Giménez y María Cárdenas (La Teta Calva), Historia de una cuneta, como producción propia del Invernadero.

Cartel de ‘Historia de una cuneta’, de La Teta Calva, el Invernadero de Russafa Escénica. Imagen cortesía de la organización.

De esa España plural ya se han vertido algunos comentarios diríase históricos y de relumbrón. Como el de Otto von Bismarck, artífice de la unificación alemana, cuando dijo: “España es el país más fuerte del mundo, los españoles llevan siglos intentando destruirlo y no lo han conseguido”. Sentencia que liga con esta otra más popular: “España de mis amores, cuánto te odio”. Aunque Russafa Escènica quizás vaya más en la senda de esta otra de Manuel Azaña, presidente de la Segunda República: “Si los españoles habláramos sólo y exclusivamente de lo que sabemos, se produciría un gran silencio que nos permitiría pensar”.

Con silencio o sin él, lo cierto es que los organizadores de Russafa Escènica hablan de lo que saben y mucho: de teatro en sus diversas modalidades. Y, a través de él, reflejan esa pluralidad de enfoques que enriquecen la cultura y que el festival despliega en sus espectáculos dentro del propio barrio de Russafa (In), y en diferentes espacios de la ciudad (Out). Lo hacen con cada vez más recursos, porque, como destacó Ariño, “es un festival consolidado y de un extraordinario dinamismo”, aunque el Institut Valenciá de Cultura no lo haya entendido así este año: “Esto es una fiesta, porque estamos a punto de arrancar la novena edición, pero hay que decir que hemos recibido un 40% menos por parte del IVC, que se ha quedado en un 20% tras las alegaciones presentadas”, proclamó Cornelles. 

Responsables de Russafa Escénica y cargos institucionales, tras la presentación del festival de otoño en La Nau. Imagen cortesía de la organización.

“No lo entiendo y no lo voy a entender nunca. Tenemos problemas de liquidez, pero somos un festival solvente, por eso el banco nos adelanta 40.000 euros”, subrayó. “Todos los años parece que estemos llorando, pero lo cierto es que deberíamos ser conscientes de esta realidad. La Administración pública no ha hablado con nosotros para abordar este tema, que es complejo”, explicó Dídac Doménech, director de producción del certamen. “El modelo de financiación debe cambiar”, apuntó Ariño.

A pesar del problema presupuestario, Russafa Escènica vuelve a ofrecer un atractivo programa con 15 espectáculos dentro del barrio, en espacios como Sala Russafa, Sporting Club, Gris Estudio d’Emmarcació, La Boulangerie o Café Artysana, y otra veintena fuera de Russafa, en lugares tan emblemáticos como el Teatre Principal, la Sala Matilde Salvador, La Mutant, el MuVIM, Sala Off, SGAE, Rambleta, Fundación Bancaja o el Centre del Carme. Un conjunto de obras dirigidas por un puñado de ya reconocidos nombres de la escena valenciana como los propios Xavo Giménez, María Cárdenas o Jerónimo Cornelles, junto a Sonia Sahuquillo, Paola Navalón, Iria Márquez, Jaime Bayo, Antonio Valls, Sonia Alejo o Aurora Diago, entre otros.

Salón de actos de La Nau durante la presentación de Russafa Escénica. Imagen cortesía de la organización.

Historia de una cuneta, de La Teta Calva, es la producción propia de Russafa Escènica realizada con alumnos del último año de las escuelas de teatro de València.  “Invernadero tiene valor el proyecto en sí. Es único y pionero. Está hecho con gente de las escuelas, que se enfrentan por primera vez a una propuesta escénica”, remarcó Cornelles, solicitando que un formato así pudiera entrar en el régimen de ayudas económicas, lanzando un “por favor” a modo de proclama. 

El Festival de Tardor de Valéncia se completa con una serie de actividades paralelas, que desgranó Ana Sanahuja, coordinadora de estos eventos, entre las que destacan el III Premi SGAE de Dramatúrgia, tres talleres profesionales de formación y el Cinema Fòrum con la proyección de la película The Trip to Spain, que moderará Daniel Gascó. Russafa Escènica también se hace eco del fallecimiento del fotógrafo José Luis Abad, a quien recuerdan emotivamente en el programa como “profesional, compañero y amigo”. De una de esas Españas aludidas en la temática de este año, la de interior toledana, procedía Abad. 

Imagen promocional de ‘Historia de una cuneta’, de La Teta Calva, por cortesía de Russafa Escénica.

Salva Torres

Tras la brecha generacional de Echanove y Gómez

‘Dos miradas, dos generaciones’
Diálogos Cañada Blanch
Con Juan Echanove y Ricardo Gómez, moderados por Carlos del Amor
Centre Cultural La Nau
Universitat 2, València
Jueves 12 de septiembre de 2019

La solvencia en el trabajo para apostar por generaciones más jóvenes. Según el actor Juan Echanove, esa es la clave para derribar la brecha generacional en el escenario. “Cuando te subes a un escenario sabes quién es capaz de soportar la responsabilidad de crear un personaje que va a contar una historia con otros y yo sé que Ricardo Gómez lo es, aunque haya una diferencia de edad de más de 25 años’’; así lo ha explicado Echanove en el inicio de la temporada de Fundación Cañada Blanch, que ha tenido lugar en el Paraninfo del Centre Cultural La Nau ante más de trescientas personas.

Desde la mirada de Echanove, la generación de Gómez tiene una particularidad y es que está vacía de vanidad. Además, cuenta con un alto grado de libertad, portabilidad e información y sus integrantes son más responsables y creativos. Sin embargo, el actor más joven, aunque ha coincidido con su compañero, ha insistido en que “debemos esforzarnos el triple”, por lo que es complicado decir que no –principalmente en el ámbito laboral–, ya que “nos encontramos con demasiadas personas esperando a quedarse con nuestro sitio”.

El ciclo de #DiálogosCañadaBlanch ha contado con la presencia de los dos actores y del periodista cultural Carlos del Amor, que ha sido el encargado de moderar esta conversación. Del Amor ha señalado que, aunque es evidente la brecha generacional que existe entre ambos, viendo su relación “esa distancia desaparece”. Así lo han podido comprobar los asistentes en las proyecciones que han repasado su último trabajo juntos, ‘Rojo’, una obra teatral que los ha llevado por toda la geografía nacional, así como sus respectivas trayectorias.

Paula Sánchez, directora de Fundación Cañada Blanch, ha sido la encargada de presentar a los invitados. Durante su intervención, Sánchez ha querido subrayar el papel que, actualmente, juega esta institución como agente cultural. “Aprender a mirar es una de las posibilidades que nos ofrece un diálogo entre estos intérpretes. Por eso, desde Fundación Cañada Blanch apostamos por actividades como estas. Es innegable que nos enriquecen a todos”, ha comentado la directora.

De este modo, Juan Echanove y Ricardo Gómez se suman a la lista de personalidades con las que Fundación Cañada Blanch ha tenido la oportunidad de trabajar y que han permitido que uno de los objetivos de esta entidad se cumpla: impulsar la cultura y acercarla a la sociedad. Anteriormente, la directora de cine Isabel Coixet, la escritora Espido Freire y el actor Juan Diego Botto también han formado parte de las actividades de Fundación Cañada Blanch.

Ricardo Gómez, Carlos del Amor y Juan Echanove durante un instante de los Diálogos Cañada Blanch en el Centre Cultural La Nau. Fotografía cortesía de la Fundación Cañada Blanch.

MAKMA

Europa al desguace

Una canço per a Europa
Escena Erasmus
Josep Valero
Centre Cultural La Nau y diferentes localidades de la Comunitat Valenciana
Junio y julio de 2019

Cada fin de curso desde hace siete años el proyecto Escena Erasmus abre el telón para mostrar la imagen más candente de Europa y suscitar la reflexión y el debate sobre una realidad que nos concierne a todos. Después de escenificar en pasadas ediciones el conflicto de los refugiados la pieza teatral montada en  2019,  ‘Una cançó per a Europa’ viaja a un futuro cercano, al 2023 para reflejar un hipotético triunfo de los populismos, la extrema derecha y la eurofobia en una distopía que lleva a la desmembración del espacio común europeo. 

Tras su estreno a finales de mayo en el Centre Cultural La Nau, ‘Una cançó per a Europa’ emprende una gira que le llevará a lo largo de junio y hasta mediados de julio por 17 localidades de la provincia de València y otros cuatro teatros de Castellón, Alicante, Ibi y Morella en una mini gira organizada en colaboración con el IVAJ, con dobles funciones para estudiantes y público en general.

Una canço per a Europa. Imagen cortesía de Escena Erasmus.

“La obra es una comedia con danza y música en directo que refleja el ambiente complicado que hoy vive Europa”, dice Josep Valero. director de Escena Erasmus. “Se plantea lo que podría ocurrir si la extrema derecha se alzara con el poder con toques ácidos, humorístico, simbólicos y también con su lógica dosis de drama”.

Enfrentamientos, discusiones, populismos, fronteras crecientes, amenazas, bajeza moral, colapso, banderas renovadas, sonrisas torcidas. ¿Camina Europa hacia un nuevo abismo? ¿Llegamos al final de un largo tiempo de paz? ¿Podemos salir de esta encrucijada? El montaje está dirigido por Javier Sahuquillo sobre textos escritos por dramaturgos de la escena valenciana: Guada Sáez, Begoña Tena, Sònia Alejo, Sara Acàmer y Daniel Tormo. Por primera vez cuenta con la colaboración de un autor madrileño, Ignacio García May y un autor italiano, Michele Ruol. Lo interpretan 16 actores y actrices de siete nacionalidades diferentes (Etiopía, Alemania, Noruega, Gambia, Italia, Francia y España), que demuestran sobre el escenario que es posible trabajar juntos y superar las diferencias.

Una canço per a Europa. Imagen cortesía de Escena Erasmus.

Fueron seleccionados a principios de curso en un casting al que se presentaron 300 estudiantes Erasmus la mayoría sin formación dramática previa. El único que repite es Momodou Dibba de North Bank, Gambia, que llegó a a Valencia como refugiado y ahora está en proceso de integración gracias en gran medida a su actividad teatral. Los jóvenes intérpretes seleccionados pasan por un taller de formación actoral y luego a la fase de producción, que este año ha contado con un equipo creativo más amplio, con profesionales de Polonia e Italia. En esta obra también bailan según una coreografía inspirada en Pina Baus que es un enérgico desafío a la pasividad de ciertas clases sociales ante una situación insostenible.

“No hay referencia directa a los nombres de los partidos de derecha que todos conocemos, pero sí alusiones cromáticas”, dice Valero. “Hay siete personajes que representa los siete pecados capitales en torno al que se hace llamar Emperador de la Europa Viva y, a través de ellos se denuncia la pasividad y desidia de las clases medias representadas en una escena especialmente sombría por unos buitres que velan un cadáver…El cadáver de Europa”.

En los últimos tres años el espectáculo ha pasado de representarse en nueve pueblos a verse en 17. “Hacemos llegar la sensibilidad europea a las ciudades pequeñas y pueblos, y estamos muy satisfechos porque siete de cada 10 habitantes en ciudades de menos de 5.000 habitantes han visto nuestros espectáculos”, concluye Josep Valero.

Una canço per a Europa. Imagen cortesía de Escena Erasmus.

Ademas de Valencia el espectáculo visitará: Barx, Bétera, Chera, Ontinyent, Siete Aguas, La Pobla Llarga, Villar del Arzobispo, Atzeneta d’Albaida, El Genovés, Albalat de la Ribera, Quartell, Bugarra, Gandia,  Moixent, Vallada y Bocairent. 

Los actores y actrices son: Nicolás Aranda (Sta. Cruz de Tenerife, Canarias), Hanna Assefu (Etiopía), Lucy Bigard (Île-de-France, Francia), Simona Bongiorni (Lombardía, Italia), Momodou Dibba (North Bank, Gambia), Martin Gast (Franken, Alemania), Mari Holmsen (Vestfold, Noruega), Annkathrin Jantz (Hessen, Alemania), André-René Knobloch (Karlsruhe, Alemania), Adriana Morbiducci (Île-de-France, Francia), Elena Pardo (l’Horta Sud), Celia Burgos (la Vall d’Albaida), Helena Ramon (l’Horta Nord), Quentin Rodriguez (Picardie, Francia), Bruno Tortosa (la Costera) y Raquel Violero (la Marina Alta).

El proyecto Escena Eramus ha recibido el Premio Europeo Carlomagno de la Juventud 2011, el Premio Talento Joven 2018 y el Premio Europeo del Patrimonio 2018 de la PEARLE Live Performance Europe.

Una cançó per a Europa. Imagen cortesía de Escena Erasmus.

Bel Carrasco

Compañías de ocho países en el Festival 10 Sentidos

VIII Festival 10 Sentidos
Mayo de 2019

El Festival 10 Sentidos, con Caixa Popular como patrocinador principal, acogerá dentro de su VIII edición una nueva convocatoria del Certamen Coreográfico. Este encuentro, que se consolida como un referente dentro de las artes vivas y que sitúa a la ciudad de València como capital del talento emergente, se organizará por primera vez en torno a una jornada, el 18 de mayo en La Nau.

La sala Matilde Salvador será la encargada de servir de escenario a estas 10 compañías finalistas, seleccionadas de un total de más de 300 propuestas recibidas entre artistas y colectivos de todos los rincones del mundo. El comité de selección ha decidido incrementar el número de finalistas de ocho a diez debido al nivel de las piezas presentadas. Para escoger a las finalistas, el Festival, además de valorar la calidad, novedad y particularidad de los trabajos coreográficos inscritos a la convocatoria, ha tenido en cuenta las obras creadas ex profeso para esta cita y/o que guardaran relación con el lema que este año se sostiene en su próxima edición, ‘Bestias’.

Certamen Coreográfico del Festival 10 Sentidos. Imagen cortesía del festival.

Certamen Coreográfico del Festival 10 Sentidos. Imagen cortesía del festival.

El Certamen Coreográfico 10 Sentidos cuenta de nuevo con el apoyo de Acción Cultural Española (AC/E), a través de su Programa para la Internacionalización de la Cultura Española (PICE) en la modalidad de Visitantes, y su terna final la componen: 1. Purnendra Meshram: 2 MEN (India) 2. Spoken Movement: FAMILY HONOUR (Reino Unido) 3. Abarukas / Yoshito Sakuraba: COMING HOME (EE. UU.) 4. Roni Chadash: ANI-MA (Israel) 5. Roni Rotem: MEN TO BE (Israel) 6. Marina Miguelez: WORK ON JULIUS CAESAR (España) 7. Jerahuni Movement Factory: CHIRORODZIVA / THE SLEEPING POOL (Zimbabue) 8. Attila Andrasi: ONCE UPON A TIME (Hungría)  9. Thibaut Eiferman: H H H (Francia) 10. Mucha Muchacha: Volumen 1 (España).

El jurado que seleccionará la pieza ganadora estará formado por Valentina Marini, directora de Spellbound Contemporary Ballet (Italia), Marie Brolin, directora artística de Black Box Dance Company (Dinamarca), Claudio Kogon, vicedirector de Suzanne Dellal Centre (Israel), Mónica Pérez Blanquer, directora adjunta del Teatro Principal de Palma, Cristina Alonso, codirectora del Teatre L’Artesà y del Festival Sâlmon, y Roberto Fratini, dramaturgo y profesor de Teoría de la Danza en el CSD de Barcelona (Institut del Teatre). De su valoración saldrá la pieza ganadora cuyo premio cuenta con una dotación económica de 2.000 euros y un trofeo diseñado por la firma valenciana Lladró; mientras que el Premio del Público es meramente simbólico y será otorgado por los espectadores que asistirán al certamen en vivo.

Además, como viene siendo habitual desde ediciones anteriores, otro de los alicientes para las compañías que se presentan es que al encuentro acudirán como miembros de la audiencia profesional representantes de las artes escénicas de territorio nacional e internacional con el objetivo de seleccionar o impulsar piezas para programar en sus festivales y espacios.

El Festival 10 Sentidos se reivindica como referente de las artes vivas en València y apuesta en cada edición, desde un espíritu crítico y de reflexión sobre la sociedad actual, por visibilizar cuestiones que preocupan a nuestra comunidad y por resaltar el poder del arte como catalizador de la acción social. En su VIII edición pretende reflexionar acerca del concepto de violencia, que nos abruma y nos fascina a partes iguales, que nos rodea y nos persigue, y generar un diálogo para desmantelar el sistema violento e injusto en el que vivimos.

Certamen Coreográfico del Festival 10 Sentidos. Imagen cortesía del festival.

Certamen Coreográfico del Festival 10 Sentidos. Imagen cortesía del festival.

María Zambrano y Ramón Gaya: una mutua admiración

Algunos lugares de la amistad. Zambrano-Gaya
Escola Europea de Pensament Lluís vives
Aula Magna de La Nau
C / Universitat, 2. Valencia
Lunes 28 de enero de 2019, a las 19.00h

La conferencia sobre la relación entre la filósofa María Zambrano y el pintor y escritor Ramón Gaya, bajo el título ‘Algunos lugares de la amistad. Zambrano-Gaya’, inaugurará la programación de este año de la Escola Europea de Pensament Lluís Vives, el próximo lunes, día 28 de enero, en el Aula Magna del Centre Cultural La Nau (19h).

La conferencia será impartida por José Rubio Fresneda, abogado y amigo de Ramón Gaya, desde el año 1974 hasta la fecha de la muerte del pintor en 2005. El acto ha sido organizado con motivo de la edición del libro ‘Y así nos entendimos (Correspondencia 1949-1990)’ (Editorial Pre-textos, 2018) y, por ello, también intervendrán los editores de la obra: la viuda del pintor, Isabel Verdejo, y el catedrático y profesor honorífico de la Universidad Complutense de Madrid, Pedro Chacón. La mesa redonda estará moderará por Manuel Ramírez, editor del libro.

El  volumen es una recopilación de la correspondencia entre la filósofa María Zambrano (Vélez-Málaga, 1904 – Madrid, 1991) y el pintor y escritor Ramón Gaya (Murcia, 1910 – Valencia, 2005), desde el año 1949 hasta el 1990. Se trata de un conjunto de cartas, algunas escritas en circunstancias personales dificilísimas, que revelan la entrañable amistad y la profunda admiración que se profesaban, y que configuran un monumento en forma de libro a la dignidad de las personas. Gaya y Zambrano fueron dos de los centenares de intelectuales y creadores españoles exiliados como consecuencia del régimen franquista y parte de las misivas que comprende el libro fueron escritas en este periodo de exilio. La editorial del libro señala que las cartas “encierran reveladores textos que orientan la comprensión de la trayectoria vital y de la obra que llevaron a cabo Gaya y Zambrano”.

Además, en el acto se presentará el documental ‘La Serenissima’ (2006), una obra de Gonzalo Ballester, nominada como mejor corto documental en los premios Goya de 2007. Esta película narra las vivencias del pintor Ramón Gaya en Venecia desde el 2 de julio de 1952 al 7 de abril de 1953.

Ramón Gaya en Lecce. Fotografía de Lucía Serredi por cortesía de La Nau.

Ramón Gaya en Lecce. Fotografía de Lucía Serredi por cortesía de La Nau.

Radiografía de la sociedad valenciana

La sociedad valenciana en transformación (1975-2025)
Universitat de València
Centre Cultural La Nau
Martes 15 de enero de 2019

¿Cómo ha evolucionado la sociedad valenciana en las últimas cuatro décadas? ¿Cómo se ha transformado el territorio, el modelo laboral y familiar, o las prácticas de consumo y ocio? ¿Qué ha sucedido y qué está sucediendo? Un total de 50 docentes de universidades públicas valencianas han participado en el exhaustivo volumen ‘La sociedad valenciana en transformación (1975-2025)’. Este libro es fruto de la colaboración de un nutrido grupo de especialistas provenientes de la Sociología, la Economía, la Geografía, la Antropología o la Ciencia Política y tiene como objetivo ofrecer una radiografía actualizada de la sociedad valenciana que sirva para comprender de forma pormenorizada los aspectos básicos de su estructura y las dinámicas de las últimas décadas.

El libro se ha presentado en el Centre Cultural La Nau y ha contado con las intervenciones de Antonio Ariño, vicerrector de Cultura de la Universitat de València y director del volumen; Pedro García Pilán, coordinador del volumen y Vicent Flor, director de la Institució Alfons El Magnànim. Estructurada en 14 capítulos y a lo largo de casi 600 páginas, se abordan cuestiones tan fundamentales como las tendencias demográficas, el modelo territorial ecológico y económico, la estructura laboral, las desigualdades socioeconómicas, los modelos familiares, las transformaciones de las relaciones de género, la situación de las políticas sociales y educativa, la cultura, los valores, las dinámicas del sistema político y -lo que representa una absoluta novedad respecto a trabajos anteriores- el estado del sistema judicial.

Portada del libro

Portada del libro ‘La sociedad valenciana en transformación’.

‘La sociedad valenciana en transformación’ es un informe de la situación socioeconómica y político-cultural de la Comunidad Valenciana que sigue la línea de los estudios y publicaciones de Estructura Social que se han venido realizando durante el siglo pasado, siendo la última de similares características la obra coordinada por el profesor Manuel García Ferrando, catedrático de sociología, ‘La sociedad valenciana de los 90’ (publicada en 1992 por Alfons el Magnànim).

En este sentido, de acuerdo con los directores de este proyecto, puede decirse que durante casi 30 años ha habido una carencia de investigación de estas características y ha sido necesario una reinvención de Alfons el Magnànim para que fuera posible este proyecto. Durante tres años un equipo de investigación interuniversitario e interdisciplinar ha estado trabajando en el informe que ahora se presenta.

A modo de síntesis, el volumen concluye con unas reflexiones sobre autogobierno y Estado de bienestar, que suponen también una llamada de atención acerca de la necesidad de conseguir una mayor implicación ciudadana en la acción política y democrática.

El libro concluye que la sociedad valenciana es demográficamente madura (caída de la natalidad y aumento de la esperanza de vida), urbana y volcada en el litoral, económicamente abierta e internacionalizada, centrada en los servicios, digitalizada en la vida cotidiana pero con una insuficiente relevancia de la economía del conocimiento, con cambios en la composición interna de la estructura social, multicultural e individualizada en sus valores, con diversidad de formas familiares, que valora la democracia, al tiempo que recela de su funcionamiento e incluso lo critica.

La tasa de paro y el fracaso escolar se sitúan por encima de la media española y la distribución de la renta ha empeorado en las últimas décadas, de manera que la tasa de población en riesgo de pobreza es elevada. La crisis de la economía valenciana también ha sido más intensa que la del resto de España y el retroceso del PIB ha puesto de manifiesto las debilidades del modelo precedente de crecimiento. De hecho, en los últimos 25 años el PIB per cápita de la Comunidad ha crecido un 25% mientras que el del resto de España lo ha hecho en un 36%, la industria ha reducido su participación en el PIB y ha caído su peso en el empleo y la productividad del trabajo es baja y ha crecido poco, situándose en un 4% por debajo de la media española.

Por otra parte, de acuerdo con los autores, en este momento de la salida de la crisis no son los servicios avanzados los que lideran la recuperación del crecimiento y la modificación de la estructura productiva, sino los tradicionales ligados al comercio, el transporte y la hostelería, hecho que explica que la Comunidad Valenciana ofrezca unos salarios más bajos que la media española.

Vicent Flor, Antonio Ariño. Foto de Miguel Lorenzo por cortesía de La Nau de la Universitat de València.

De izda a dcha, Vicent Flor, Miguel Ángel García Calavia, Antonio Ariño y Pedro García Pilán. Foto de Miguel Lorenzo por cortesía de La Nau de la Universitat de València.

En el conjunto del Estado, de acuerdo con uno de sus autores, el profesor Joaquín Azagra, la Comunitat Valenciana, se sitúa en una posición intermedia, con algunas fortalezas en su modelo productivo, pero con tantas o más debilidades: un peso razonable de la agricultura con alto nivel comparativo de productividad, una industria en retroceso, una especialización constructora y una reducida importancia del sector público por su endeudamiento.

Por otra parte, el nivel de vida de los hogares valencianos se ha deteriorado de forma importantes desde 2007 y este deterioro ha sido mayor que el experimentado en el ámbito nacional. Si entre 2007 y 2014 los hogares españoles vieron disminuir su renta familiar en un 20% de promedio, en la Comunidad Valenciana está caída fue de un 24%. Estas cifras reflejan el impacto negativo que la crisis ha tenido sobre las economías domésticas. En 2019, la renta por habitante se sitúa en el 89% de la media española.

En el libro también se analizan las valoraciones de diversas esferas vitales destacando el aprecio de la familia, situándose como el ítem mejor valorado. A continuación y con valores cercanos a 8 se ubican los ámbitos del trabajo, los amigos y el tiempo libe. En un tercer escalón, muy inferior se halla el asociacionismo, la política y religión con un 5,06, 4,35 y 4,25, respectivamente. Eso sí, el concepto de familia ha cambiado sustancialmente, de una familia nuclear heterosexual a una pluralidad de formas de vida, donde tienen cabida no solo las familias reconstruidas después de las separaciones sino también la constitución de hogares homoparentales.