Obietnica, una palabra tuya bastará…

Obietnica, de Anna Kazejak
Sección oficial de largometrajes
Festival Internacional de Cine de Valencia – Cinema Jove
Del 20 al 27 de junio

Aquella creencia bíblica en la palabra, una sola bastará para sanar, se torna en la película Obietnica (The Word), de la directora polaca Anna Kazejak, palabra maldita. Porque será la palabra a la que alude el título del film, pronunciada por la joven Lila (Eliza Rycembel), la que desencadenará la pulsión asesina de Janek (Mateusz Weiclawek). La perversa nínfula, que recuerda en esto la retorcida representación de la infancia en La cinta blanca, de Michael Haneke, pedirá a su novio infiel que si quiere volver a tener su amor mate a quien ha osado robarle el cariño: la atractiva Angelika (Luxuria Astaroth).

Eliza Rycembel y Mateusz Wieclawek en un fotograma de 'Obietnica', de Anna Kazejak. Festival Internacional de Cine de Valencia - Cinema Jove.

Eliza Rycembel y Mateusz Wieclawek en un fotograma de ‘Obietnica’, de Anna Kazejak. Festival Internacional de Cine de Valencia – Cinema Jove.

Esa transformación de la palabra sanadora, que hasta hace bien poco servía igualmente para sellar acuerdos sin necesidad de papeles, aparece rebajada en Obietnica a palabra deudora de muerte. Habrá otras, pero serán de rango policial, sin duda necesarias para descubrir a los autores del crimen, pero incapaces de detener el mal de amores de los jóvenes adolescentes. Como sucede en la gran mayoría de películas a concurso en Cinema Jove (lo cual daría para un análisis más profundo), las familias apenas sirven de marco impotente a tamaña crispación juvenil.

Los padres, tanto en Obietnica como en Ártico, Nagima o Violet, por citar algunas de las ya presentadas a concurso, aparecen como meros comparsas de la desnortada vida de sus hijos, los cuales vagan como almas en pena en contextos, no por diferentes, igualmente vacíos de sentido. Anna Kazejak narra la desolación de Lila, tras descubrir la infidelidad de su novio, y su posterior sed de venganza, con la cámara pegada a los rostros de sus protagonistas. Resulta claustrofóbico ese seguimiento y, al hilo de las últimas tendencias, repetitiva esa manera de colocarse a sus espaldas, pero aunque plásticamente no haya aportaciones dignas de encomio, la narración crece en intensidad a medida que se va desvelando la autoría criminal.

Fotograma de la película 'Obietnica', de la directora polaca Anna Kazejak. Cinema Jove.

Fotograma de la película ‘Obietnica’, de la directora polaca Anna Kazejak. Cinema Jove.

Lila lo fiará todo a la palabra con la que Janek ha sido abducido: jamás revelará que fue ella quien le indujo a cometer el vil asesinato. Lila se sabe fuerte, a pesar del llanto que sigue a su particular versión de los hechos, porque Janek la tiene por diosa de un amor eterno. Diosa que impone cierto sacrificio de muerte, que su novio cumplirá como fiel devoto; devoción imaginaria a la que sucumbe vía internet mostrándole Lila su desnudo cuerpo. La masturbación será el lógico desencadenante de su frustrada relación con aquella que le demanda muerte en lugar de encuentro amoroso.

Aceptado el lugar residual de los padres, patéticos adultos reflejo de la inmadurez de sus propios vástagos, sólo queda la red social como alternativa del sufrido amor esquivo o la crispación derivada de su imposible consumación. Obietnica es un ejemplo más, sin duda clarividente, del malestar juvenil en tiempos de indolencia paterna. Tachada la institución familiar de conservadora, por ese marchamo de rancio autoritarismo, el cine se llena de jóvenes perdidos que optan por la violencia o el crispado desencanto. Lo muestra la directora polaca Anna Kazejak, pero es el síntoma reflejado en otro buen puñado de películas y cortometrajes de Cinema Jove, sin duda magnífico escaparate para un posterior análisis sociológico.

Eliza Rycembel en un fotograma de 'Obietnica', de Anna Kazejak. Festival Internacional de Cine de Valencia - Cinema Jove.

Eliza Rycembel en un fotograma de ‘Obietnica’, de Anna Kazejak. Festival Internacional de Cine de Valencia – Cinema Jove.

Salva Torres

Cinema Jove, de ‘Safari’ en Cannes

Safari, de Gerardo Herrero
Semana Internacional de la Crítica del Festival de Cannes
Sábado 17 de mayo
Festival Internacional de Cine de Valencia Cinema Jove
Viernes 20 de junio

El cortometraje Safari de Gerardo Herrero, premiado cuando aún era un proyecto en el Festival Internacional de Cine de Valencia – Cinema Jove de 2013, compite este año en Cannes. Se proyectará el sábado 17 de mayo durante la Semana Internacional de la Crítica, sección que el certamen francés dedica a primeras y segundas obras de realizadores emergentes, y opta a dos premios: Sony CineAlta Discovery Prize y Canal + Award.

Safari, que se adentra en el horror de las matanzas ocurridas en institutos como el de Columbia o Sandy Hook, recibió el Premio Proyecto Corto Canal + Pecera Estudio en la pasada edición de Cinema Jove. Este reconocimiento apoya la producción de cortometrajes con un premio valorado en 12.000 euros. Además, ese galardón sitúa Safari en un lugar destacado de Cinema Jove este año, ya que se proyectará el día de la inauguración el próximo 20 de junio en Valencia.

Gerardo Herrero, premiado en el Festival Internacional de Cine de Valencia. Imagen cortesía de Cinema Jove.

Gerardo Herrero, premiado en el Festival Internacional de Cine de Valencia. Imagen cortesía de Cinema Jove.

Rafael Maluenda, director del Festival Internacional de Cine de Valencia, afirma: “La selección de Safari para Cannes nos llena de satisfacción al tratarse de un reconocimiento que viene del festival más importante del mundo. Gerardo Herrero sigue la suerte de otros directores que en su momento también ganaron este premio en Cinema Jove y hoy son cineastas muy reconocidos como Jorge Torregrosa, León Siminiani o Esteban crespo, candidato al Oscar en esta última edición”.

El joven asturiano Gerardo Herrero denuncia en Safari un problema que ha causado multitud de muertes en centros de enseñanza de Estados Unidos: el acceso a las armas. Asegura que le atraía el “desafío de representar lo claustrofóbico, violento, surrealista y deshumanizado que puede llegar a ser un suceso sin caer en el morbo fácil”.

En Safari destaca la presencia del acto Leonard Proxauf, quien protagonizó La Cinta Blanca (2009), aclamada película de Michael Haneke. Los actores Helen Kennedy, Tabitha Wells y Joey Jarossi completan el reparto internacional. El corto está producido por Dynamite Films y rodado en inglés. Eso sí, se filmó íntegramente en Madrid, en institutos del barrio de San Blas y El Escorial, con la participación de más de 200 extras de entre 16 y 20 años.

Con su anterior trabajo, Picnic, Herrero consiguió más de 80 galardones internacionales incluyendo los premios al Mejor Cortometraje en el Festival de Málaga de 2011 y en la Seminci de Valladolid del año 2010.

Fotograma de 'Safari', cortometraje de Gerardo Herrero. Imagen cortesía del Festival Internacional de Cine de Valencia Cinema Jove.

Fotograma de ‘Safari’, cortometraje de Gerardo Herrero. Imagen cortesía del Festival Internacional de Cine de Valencia Cinema Jove.