Dropkick, melodías escocesas por España

Dropkick
Gira España (Valencia, Zaragoza, Bilbao, Burgos, Madrid)
Comienzo gira – Loco Club
c/Erudito Orellana nº 12 de Valencia
Miércoles 12 de octubre
Entradas en OneTwoTix

14642508_10157735417570657_895953875193672168_n

Dropkick es uno de los grupos más interesantes que han surgido de las Islas Británicas en los últimos años y, sin embargo, solamente son conocidos por una minoría. A destacar que estos escoceses de Edimburgo cuentan ya con once discos. El último de ellos, cuyo titulo es “Balance the light”, ha sido editado en España por el siempre recomendable sello Rock Indiana Records.

DROPKICK-Balance-the-light-1

Se trata pues de una buena oportunidad para ver y disfrutar en directo de las armonías vocales y del powerpop melódico que ejerce un grupo del que podría decirse que es un cruce de sonidos entre los americanos Jayhawks y sus paisanos escoceses Teenage Fanclub. Asimismo, en su sonido también evocan otras referencias musicales donde priman las melodías, tales como The Byrds, Ocean Colour Scene, Big Star, Elliott Smith,…

0008082342_10

Tras la salida de Alastair Taylor, la banda está encabezada actualmente por su hermano Andrew Taylor junto a Ian Grier, Scott Tobin y Mike Foy. Se puede decir que el nuevo disco, con ese importante cambio en la formación de sus miembros, es como otro inicio en su trayectoria musical. A tenor del buen resultado de “Balance the light” parece mantenerse intacta la ilusión e, incluso, el interés por los escoceses se ha incrementado, al menos entre la parroquia española.

Dropkick-Tour

Recordamos que el 12 de octubre comienza la esperada gira por España de Dropkick para presentar su mencionado y flamante último álbum “Balance the light”. Será en el Loco Club de Valencia. A esa cita seguirá el día 13 la de Zaragoza en La Lata de Bombillas, el día 14 la de la Ribera en Bilbao, el día 15 la de Carabás en Burgos y también el día 15 la de El Intruso en Madrid.

Honestas y humildes canciones donde el amor, los errores personales y la amistad tienen un papel muy importante entre armonías con ciertas sensaciones bucólicas.Muy recomendables.

Juanjo Mestre

Al crepúsculo con la Bantastic Fand

Bantastic Fand
Welcome to desert town
(2016)

Bantastic Fand - Makma 1Inmediatamente después de que comienza a sonar el nuevo disco de Bantastic Fand se comprende la bellísima imagen de su portada. Porque “Can’t you see?” puede sonar al alba o en cualquier otro instante en que brillen los rayos del sol pero todo el contenido de “Welcome to desert town” es crepuscular, de esos que ganan al ocaso del día cuando el astro rey comienza a perderse en el horizonte, de esos que sirven de tregua para hallar ociosa satisfacción tras una jornada compleja y estresante.

Desde Cartagena para el mundo su líder Nacho Para (voz, guitarra acústica y armónica) junto a Paco del Cerro (voz y batería), Alfonso Gomariz, Iván Estefanía (guitarras), Chencho Vilar (bajo), Ramon García y Quique Simón (a los teclados) y Paloma del Cerro (coros y percusión) tenían una importante dificultad, contratiempo o misión, al menos cara a la galería porque entiendo que ellos han ido a su bola, a hacer lo que realmente les apetecía y con lo que disfrutaban. Para el resto de los mortales hablo de superar o al menos igualar esa excelente opera prima que se publicó a finales del 2014 y que llevaba por título “Strong enough to refuse”, brillante y siempre recomendable combinación de guitarras eléctricas y acústicas con sabor americano.

Bantastic Fand - Makma 2Bajo los rayos de sol más otoñales “Down the river” es una excelente pieza que galopa entre los Jayhawks de la primera etapa con Mark Olson y en la que mejor debería cabalgar el Boss desde hace mucho, demasiado tiempo. Por su parte, a buen seguro que “Givin’ up the battle” tendría la bendición de Gary Louris si llegase a sus oídos, quizás por ese motivo pueda ser mi favorita del disco.

“Find the door” son las mencionadas botas pero ahora para calzarlas al amanecer, para afrontar el día que se avecina, mientras que en “Something ‘s going on”, en “My invention”, en “Goodbye” y en “Muses” están los sueños que se pierden, esos desengaños y decepciones que siempre aparecen, eso que se dice tantas veces de que nada es para siempre.

Quizás, y valga la redundancia insistiendo con ese quizás, “Everybody’s rockin” contiene las claves del objetivo de este nuevo trabajo, el que cohabiten referencias musicales tan dispares e interesantes a modo de tributo como los Beatles, Neil Young, la Creedence Clearwater Revival, Gene Vincent, Bob Dylan, Jackson Browne, Robert Johnson, Lou Reed, Little Richard, JJ Cale, B.B,King, The Byrds, Van Morrison, Marvin Gaye, Eagles, Grateful Dead, Chuck Berry, Roy Orbison, Beach Boys, Otis Redding, The Doors, Elvis Presley, Dire Straits, The Band, Tom Petty, Steppenwolf, Ray Charles, Bo Diddley, Buddy Holly,Bob Marley, The Who,…

Bantastic Fand - Makma 3 - Welcome to desert town

Portada Welcome to desert town” de Bantastic Fand

 

Bantastic Fand lo han conseguido con “Welcome to desert town”, a mi gusto superan incluso su anterior álbum y se asientan definitivamente en un estilo donde no es habitual hallar en España muchos proyectos interesantes. Me gustan esos discos que son homogéneos, donde el todo destaca en conjunto por encima de coplas concretas, con mención especial en esta ocasión para un joven como Pablo Vizcaíno, coletrista junto a Nacho Para.

Pues eso, estamos ante uno de esos discos que son para oir y también para escuchar, sobre todo cuando el mundo se relaja, por ejemplo al ocaso del día.

JJ Mestre

* Texto adaptado para Makma del artículo publicado en siguiente enlace del Espacio Woody/Jagger.

Cracker o el mejor rock de los últimos 25 años

Cracker en concierto
Sábado 5 de diciembre de 2015
Loco Club de Valencia
Calle Erudito Orellana nº 12

La esperada gira del grupo californiano Cracker por toda España está resultando un éxito a tenor de lo que nos han contado o hemos leído de su paso por Vigo, Gijón, Santander, Vitoria, Sevilla, Madrid y Barcelona.

Makma - Cracker  2

A fecha de hoy todavía quedan 4 citas , hoy 3 de diciembre en Zaragoza (Las Armas), 4 de diciembre en Murcia (12 y Medio Club), 5 de diciembre en Valencia (Loco Club) y 12 de diciembre en Bilbao (dentro del Fever Festival Wop) para confirmar definitivamente una vez más algo que no creo que se debiera dudar. Y es que nos hallamos ante una de las bandas más brillantes (si no la que más) de los últimos 25 años de la historia del rock. Se dice pronto. Por supuesto en dura pugna con nombres como Jayhawks, Black Crowes, Teenage Fanclub o Redd Kross entre algunos pocos otros más, aunque yo quizás me decantaría por los californianos debido a que en ellos se compagina mucha calidad, mucha cantidad y sobradísima regularidad en todo su legado discográfico. Si además tenemos en cuenta que sus directos son brillantes y demoledores los motivos para tener en un altar a esta banda de rock se incrementan considerablemente.

Makma - Cracker  3

Hagamos un poquillo de historia con Cracker. Entre 1985 y 1989 David Lowery lideró una de las bandas alternativas más interesantes de aquella década con un sonido independiente que oscilaba entre el folk y el rock experimental por definirlo de algún modo.

A principios de los años noventa el mencionado David Lowery se junta con un tal Johnny Hickman, guitarrista de San Benardino en California, y ambos fundan Cracker. Con el acojonante debut discográfico de 1992, el de la lata de sardinas, sorprenden a propios y extraños gracias a un espectacular cóctel de rock alternativo, country rock de raíces, roots rock y matices psicodélicos o de punk-rock.

No tardaría en publicarse su segunda obra maestra consecutiva, un año después “Kerosene hat”, quizás el disco que obtuvo mayor popularidad gracias a cortes como “Low” o “Euro-trash girl”. La brillante década noventera para Cracker se completaría con dos trabajos más, “The golden age” en 1996, un disco por el que siento especial devoción gracias al contraste de brillantes e intensas baladas junto otros cortes más cañeros con influencias del rock alternativo más en boga en aquellos momentos, y “Gentleman’s blues”, un dignísimo trabajo que no contenía ningún hit concreto pero que rezumaba homogeneidad.

Makma - Cracker  4

En la década 00 del nuevo siglo XXI los Cracker comenzaron con dos buenos discos que no obtuvieron excesiva repercusión, el “Forever” del 2002 y el disco de versiones (Hank Williams Jr., Bruce Springsteen, Dwight Yoakam,…) titulado “Countrysides”. En el 2006 y 2009 verían respectivamente la luz “Greenland” y “Sunrise in the land of milk and honey” dos magníficos discos en los que el dúo Lowery/Hickman y el resto de acompañantes demostaron que eran un grupo honesto, de largo recorrido y a tener siempre en cuenta.

El tiempo comenzó a pasar rápido sin ninguna nueva alegría en estudio para los que siempre nos hemos declarado imperecederos fans de esta banda de rock. Por fortuna una brisa campestre como regalito pre-navideño trajo consigo un nuevo galletazo de los californianos a finales del pasado 2014. Así, a primera vista “Berkeley to Bakersfield” no parecía estar a la altura de sus mejores obras. Error, este doble álbum con marcado carácter conceptual crece y crece con ese retorno a lugares, vivencias y sensaciones californianas de los dos compositores antes citados. Un inmenso disco, de lo mejorcito de la pasada añada, al que el que suscribe dedicó unas líneas publicando un artículo en esta Revista Makma (véase enlace pinchando “De ruta por California con Cracker“).

Makma - Cracker 5

Y es ahora, casi un año después de que viera la luz, cuando estamos dispuestos a disfrutarlo como plato fuerte de una gira que raro será el privilegiado al que defraude. Es el momento de crackerizarse. Apuesto porque el tiempo y la historia pondrá su nombre en el sitio que merece, como el mejor grupo de rock de los últimos 25 años, ¿y por qué no?

JJ Mestre

Germán Salto, el despertar de un orfebre

Germán Salto
Salto – 2015
Salto Music

German Salto 1

Fotografía de Juan Perez Fajardo

Las cosas vienen como vienen y son como son. Hay que aceptarlas. De verdad que me satura bastante eso de que nuestros artistas se dediquen a cantar en lengua anglosajona, para eso ya tenemos a los de fuera y, de forma inconsciente, tiendo a valorar mejor el que por aquí se arriesga en las ricas lenguas vernáculas del actual estado español y obtiene como resultado un producto musical de calidad. Pero ojo, tampoco es una obsesión y ello no me impide pasar por alto algunas cosas que considero que merecen la pena. Además, tampoco es que con nuestras lenguas todo sea para gritar de júbilo, ni mucho menos, ojalá. Al final la reflexión concluyente cuando me topo con artefactos cantados en inglés como Salto es que cada artista debe hacerlo en el idioma que le pase por los cojones. Y luego ya veremos.

Nos remontamos primero al hallazgo, al momento revelador. Si resulta que leyendo al Tete Joserra en el Exile Sh Magazine hablaba de una colección de canciones mágicas, de sonido pulcro, hecho en el cielo, de Chris Bell, el alma dulce de la Gran Estrella, es entonces cuando al que suscribe se le disparan todas las alarmas. Eso sí, en estas cosas siempre me surge primero un estúpido espíritu dubitativo y vacilante pensando si el que elogia ha podido ser algo exagerado, desproporcionado, aunque, al mismo tiempo, en este caso la curiosidad era más corrosiva de lo normal pues no son pocas las cosas que hemos compartido, el aprecio que le profeso o los gustos musicales que tenemos en común.

1. GERMAN SALTO - Salto

Portada e interiores de José Fragoso.

Sonó “Monster” y lo vi, lo sentí, ipso facto. Sí, madre del amor hermoso, entre ruinas de destrucción el cielo se despejó, como también entre las notas tristes de “Between the lines”. Un manto azul lo cubrió todo allá arriba y, a lo lejos, cual si fuera una postal, se divisaron unos picos nevados. El cosmos de la estrella maldita, el universo de Bell había tocado con su varita mágica a Germán Salto, un desconocido para mí hasta hace más o menos cuatro telediarios, madrileño para mejores señas y del que se percibe claramente como un orfebre de nivel, pero de mucho nivel, tanto que algunos podemos deducir que su legado en forma de canciones no nos abandonará. Vamos, que ni con el mejor de los desodorantes.

“Girl” nos devuelve la grandeza de la Big Star y, por qué no también, la de Badfinger o los Jayhawks. Las guitarras suenan con ese poso melancólico de unas melodías que rozan la perfección. Atrapado. Pero es que en “Till the morning” no hay nubarrón que se resista, un cielo de terciopelo y la Gran Estrella que se dirige hacia Escocia con un Chevrolet blanco, portando un temazo a la altura de las mejores canciones de mis siempre amados Teenage Fanclub.

german salto 2

Sorprende “S.O.S”, como aquellas viejas canciones que envuelven y que siempre agradece la parroquia beatlemana más melódica, al igual que “Hold on”. Pero lo más fascinante de esta última es que desprende optimismo con ese in crescendo made in Steve Cradock. Y sí, no solamente no habría desentonado en absoluto en dos obras maestras noventeras como “Moseley shoals” o “Marchin’ already” sino que podría ser alguna de sus coplas más brillantes.

Por si fuera poco la cadencia armónica de los Jayhawks se presenta en una copla tan otoñal como “There ain’t no time”, así como tampoco faltan las notas setenteras más elaboradas y desesperadas con un “Ernie the falconer” a lo Petty o una exquisita “Walter Freeman” que a buen seguro habrá recibido la bendición del Señor Bolan allá arriba (o allá abajo).

Para colmo cierra una preciosidad en toda regla, “Lonesome bird”, a medio camino entre Nick Drake, Jeff Buckley y los Zeppelin más acústicos, con la que se extienden las alas para volar alto, muy alto. Y entonces ¿qué más se puede pedir si hay un cóctel melódico que recoge por aquí, por allí, por allá, y nada desentona? Pues eso, decía al principio que las cosas vienen como vienen, son como son. Hay que reconocerlo. El disco de German Salto apunta tan alto que dificílmente pocos, muy pocos, podrán birlarle alguno de los más apreciados metales con los que me gusta distinguir lo mejor de cada año, de mi año.

Salto - Gallo

Y ya puestos digo más porque en un momento determinado tampoco se me caen los anillos por desbordarme en pasión cuando considero que la cosa lo merece. Este disco está “tocado”, como comentaba más arriba. No ha habido en la historia de este país mejor álbum en lengua anglosajona y dudo mucho que llegue pronto uno que pueda superarlo. No tiene nada que envidiar a los de fuera. En todo caso ya les gustaría a muchos de allí o de allá parir un gallo que cacareara como el de Germán Salto. Como bien he leído a José Fragoso, autor de la excelente portada “la idea del gallo representa el despertar majestuoso de un artista hasta ahora agazapado como guitarrista de otras bandas”.

Estamos ante una de esas maravillas cósmicas que por estos lares salen algunas pocas veces, una opinión subjetiva sin ánimo de ser compartida. Ahí queda.

JJ Mestre

* Publicado artículo también en el siguiente enlace del Espacio Woody/Jagger

Toni Gominola y su crustáceo de río americano

Crawfish
Toni Garrido Vidal
Cutaway Books
Librería Bartleby
c/Cádiz nº 50, Ruzafa (Valencia)
Sábado 31 de Enero a partir de las 19’30 horas.

PRESENTACION - CRAWFISH - MAKMA

Más conocido como Toni Gominola en la escena musical y de los medios de comunicación valencianos, Toni Garrido Vidal presenta el próximo sábado 31 de Enero, a partir de las 19’30 horas, su primera novela titulada “Crawfish”.

Toni Gominola - autor - makma

Toni Gominola – Ilustración Balbina Benito

En realidad habría que decir sobre este “crustáceo de río americano” que es una recopilación de relatos cortos, los que el autor fue publicando durante 5 años en sus colaboraciones con la revista Cutaway Guitar Magazine. Ahora bien, cada una de las narraciones que forman los capítulos de la trama vienen enlazados en una especie de road movie donde cobran protagonismo personajes de tendencias marginales, degeneradas o extravagantes a través de situaciones, digamos, asombrosas o, al menos, sorprendentes. Durante toda la obra aparecen menciones a lugares o referencias que nos integran en el entorno de esa ruta americana. Además hay multitud de canciones históricas que sirven también de nexo al tejido argumental con nombres de la talla de Johnny Cash, Gun Club, GG Allin, Alice Cooper, Carl Douglas, Howlin’ Wolf, Jayhawks, John Mayall,…

CRAWFISH - cartel - MAKMA

Cartel Presentación Crawfish (Toni Garrido Vidal)

La presentación contará con la colaboración de Mariano López, cronista musical y director del programa de radio “La Colina 45”. Habrá vino y habrán actuaciones de Cisco Fran (La Gran Esperanza Blanca), Lanuca, Galavera y Manolo Bertrán con Antonio Chumillas (Doctor Divago).

Como afortunado privilegiado de haber podido leer ya este libro solamente me queda recomendarlo y que los interesados que no puedan asistir a la presentación visiten el siguiente enlace: http://www.crawfish.hol.es/

JJ Mestre

Old 97′s y su espectacular ‘Most messed up’

‘Most messed up’, de Old 97′s

Lo de Old 97’s en su último trabajo del 2014 debería ser digno de tener muy en cuenta. Quizás los fans más académicos de la banda no lo valoren como tal pero a mi gusto han conseguido con ‘Most messed up’ dar el salto cualitativo para no quedarse en un infravalorado grupo de culto minoritario dentro de lo que podría definirse como una atípica trayectoria in crescendo que comenzaría como pionero del country alternativo de los noventa junto a gente de la talla de Uncle Tupelo, Green on Red, Jayhawks o Son Volt.

Me da lo mismo parecer exagerado, me tiene eclipsado. Apunta alto, muy, muy alto hacia el podium del 2014 para el que suscribe. Dudo mucho que cualquier amante del buen rock no esté encantadísimo con esa espectacular apertura del álbum que supone “Longer than you’ve been alive”. Y a partir de ese momento allá que van las cartas boca arriba, el acercamiento a Paul Westerberg de los Replacements es innegable pero desde una perspectiva más acorde a los nuevos tiempos.

The-Old-97s

Se suceden los latigazos eléctricos, las melodías callejeras más cautivadoras se aceleran, el powerpop convive con las guitarras acústicas e incluso las raíces americanas se vislumbran allá al fondo entre tanta energía vital y rocanrolera.

‘Give it up’ no renuncia a nada, pedazo de trallazo. Ídem de lo mismo para ‘Let’s get drunk & get it on’ cuyo estribillo tiene connotaciones de himno borrachuzo de taberna. Y más, ’This is ballad’ posee dinamismo y garra, ‘Wheels off’ esta vitaminada, ‘Nashville’ es un copazo en todo lo alto, recoge el sonido clásico americano, lo acelera y se lo lleva nuevamente a la barra del bar. ‘Wasted’ está bendecida tanto por el diablo como por los ángeles y ’Guadalajara’ posee ciertos ramalazos playeros entre tanto guitarreo.

OLD 97'S - (2014) Most messed up - a

El final es de los que acojonan. No decae ni en una milésima de segundo. ’The disconnect’ me gusta tanto que no creo que se puede superar. Ah, pero ahí llega ‘The ex of all you see’, me atrapa con ese sonido entre Tom Petty, Warren Zevon y los Long Ryders. Por si fueran pocos los pildorazos tanto ’Intervention’ como ‘Most messed up’ se convierten en un arrollador colofón, de esos que dejan exhaustos.

Resumiendo, Rhet Miller y sus Old 97’s lo han conseguido. No hay desperdicio, la morralla brilla por su ausencia con doce cortes sin lagunas, sin sosiego y con ilusión. Nada está perdido, y como dirían algunos de mis grandes amigos “este disco es una grandísima POM”, un serio candidato a “rodaja de oro del año”, opinión subjetiva con ánimo de que hubiese alguien que pudiera compartirla.

JJ Mestre

http://woody-jagger.blogspot.com/