Krysar en La Cabina Día Cero

Krysar, de Jiri Barta
La Cabina Día Cero
Jardín Botánico
C / Quart, 80. Valencia
Jueves 29 de octubre, a las 20.00h

A una semana de la inauguración de La Cabina–Festival Internacional de Mediometrajes de Valencia, organizado por el Aula de Cine de la Universitat de València y con la colaboración de Culturarts-IVAC, el festival celebra La Cabina Día Cero con la proyección de la película muda de animación Krysar, de uno de los mayores exponentes de la animación europea, Jiří Barta. Los músicos Berta Benito, Félix Martos y Daniel Pizcueta harán el acompañamiento musical en directo de la obra maestra del cineasta checo.

La Cabina Día Cero supone el pistoletazo de salida para cada una de las Ediciones del Festival desde 2012. Este año se celebrará el jueves 29 de octubre en el Auditorio Joan Plaça del Jardín Botánico de la Universitat de València con la proyección de la película muda de animación Krysar (Checoslovaquia, 1986) del cineasta checoslovaco Jiří Barta, máximo exponente de la era post-Trnka.

Fotograma de Krysar, de Jirí Barta. Imagen cortesía de La Cabina.

Fotograma de Krysar, de Jirí Barta. Imagen cortesía de La Cabina.

Jiří Barta (Praga, 1948) realizó sus primeras películas de animación en 1978 en el estudio de Jiří Trnka, uno de los grandes pioneros de la animación en Europa, a quien se conoció como el Walt Disney de Europa del Este. Por otra parte, su obra también está muy influida por Jan Švankmajer, Yuriy Norshteyn y Priit Pärn.

Aunque con su película El mundo perdido de los guantes, de 1982, ya obtiene un reconocimiento internacional, será con su adaptación de El flautista de Hamelín, Krysar, con la que consiguió posicionarse como un maestro de la animación y su película fue calificada como obra maestra. El film se proyectó en la sección ‘Un Certain Regard’ del Festival de Cannes de 1986 y fue galardonada con numerosos premios internacionales.

Cartel de La Cabina Día Cero 2015. Imagen cortesía de la organización.

Cartel de La Cabina Día Cero 2015. Imagen cortesía de la organización.

La técnica que Barta utiliza en sus películas es el stop motion y el uso de marionetas y, a partir de ya entrados los 2000, comienza a utilizar el 3D, en parte por la dificultad de conseguir financiación. Tras la caída del telón de acero en Checoslovaquia en los años 90, Barta se topó con dificultades para exhibir su obra, la censura y la falta de fondos le impidieron durante 15 años estrenar sus filmes mientras que el cineasta se negaba a adoptar un perfil más comercial.

La proyección de Krysar estará acompañada por la música en directo de Berta Benito (violoncello), Félix Martos (trompeta y flauta dulce) y Daniel Pizcueta (piano).

Fotograma de Krysar, de Jiri Barta. Imagen cortesía de La Cabina.

Fotograma de Krysar, de Jiri Barta. Imagen cortesía de La Cabina.

Juanli Carrión mete a Valencia en un jardín

OSS#Valencia (Outer Seed Shadow), de Juanli Carrión
Claustro de La Nau
C / Universitat, 2. Valencia
Hasta el 20 de diciembre de 2015

El proyecto OSS#VLC (‘Outer Seed Shadow: Valencia’), del artista Juanli Carrión y producido por la Universitat de València en colaboración con el Jardín Botánico y la galería Rosa Santos, se materializa en un jardín instalado en el Claustro de La Nau, que reproduce el mapa de la ciudad de Valencia a través de plantas escogidas por 19 inmigrantes durante las entrevistas realizadas a los mismos acerca de su historia de adaptación e identidad cultural. La intervención se podrá visitar hasta el 20 de diciembre.

Los paisajes están cargados de simbolismos y no solo definen lugares, sino también a las personas que los habitan. Las personas se adaptan a los diferentes contextos en los que viven, o se ven forzados a vivir, pero muchas veces su bagaje cultural en continua evolución crea paisajes internos cargados de significado y simbolismo que bien pueden verse reflejados en un jardín.

Vista del jardín de Juanli Carrión en el Claustro de La Nau. Cortesía del Centre Cultural La Nau.

Vista del jardín de Juanli Carrión en el Claustro de La Nau. Cortesía del Centre Cultural La Nau.

Bajo esta premisa el artista visual Juanli Carrión ha creado en el Centre Cultural La Nau de la Universitat de València el proyecto de arte público ‘OSS’ (‘Outer Seed Shadow’) que toma forma de “jardines geopolíticos”, en palabras del artista. Carrión empezó esta experiencia, que materializa la unión entre flora e interacción humana, en Nueva York donde realizó en 2014 una instalación similar en el Soho para analizar la inmigración de Manhattan. Ahora utiliza los mismos parámetros geopolíticos para esta nueva edición del proyecto en Valencia.

El jardín está construido a partir de maderas recicladas dibujando el mapa de Valencia. En su interior conviven las 19 plantas escogidas por los inmigrantes residentes en distintos barrios de la ciudad. Tras las entrevistas (una persona por cada distrito), cada inmigrante eligió una planta para su representación en el jardín. Estas plantas han sido colocadas según el lugar de residencia de cada uno de ellos en la ciudad.

La flora escogida configura un ‘jardín imposible’ en el que conviven plantas que difícilmente compartirían espacio si no hubieran sido escogidas para este proyecto. En ese parterre conviven tomateras elegidas por un inmigrante griego con bambú (Taiwán), geranios (Argelia), eucalipto (Kurdistán), ceibo (Uruguay), mate (Argentina)…

El título que da nombre al proyecto ‘outer seed shadow’ (sombra exterior de semillas) alude en términos botánicos a una región en la que existe un influjo de semillas pero donde debido a condiciones medioambientales adversas, la germinación o la supervivencia de los brotes es reprimida, causando la merma de representación de esta especie en la región. El proyecto extrae de ahí su nombre como contrapunto para la mítica idea del ser humano en una “tierra de las oportunidades”.

Juanli Carrión delante de su instalación artística. Imagen cortesía de La Nau.

Juanli Carrión delante de su instalación artística. Imagen cortesía de La Nau.

El espíritu Bulldog en el Monasterio del Carmen

Fiesta Misbehave Properly, de Bulldog Gin
Centro del Carmen
C / Museo. 2. Valencia
Jueves 17 de septiembre de 2015
Desde las 20.00 a las 00.00h

Misbehave es atreverse a ser uno mismo incluso cuando haya que romper las normas y Properly es saber hacerlo con clase, esta es la visión que Bulldog Gin, la ginebra premium consolidada desde 2007, trae tatuada en su espíritu.

La dj Isa B en un momento de la fiesta Bulldog en el Claustro del Carmen. Imagen cortesía de la organización.

La dj Isa B en un momento de la fiesta Bulldog en el Claustro del Carmen. Imagen cortesía de la organización.

La marca llevó la fiesta más Misbehave a uno de los encuadres más Properly de la capital Valenciana. El lugar elegido, el Real Monasterio de Nuestra Señora del Carmen (cuyos orígenes se remontan a 1.281 cuando los Carmelitas Calzados se establecieron en Valencia a la muerte del Rey Jaime) vivió la fiesta más Misbehave Properly: la deejay Isa B puso la mejor banda sonora desde la cabina-piano de cola, los invitados bebieron los mejores Bulldog & Tonic con el aliciente de ganar tu altura en ginebra si eras capaz de identificar a Mr y Miss Bulldog para lo que tuvieron que reconocer su parte Misbehave y su parte Properly.

Además de demostrar la personalidad de los cócteles hechos con Bulldog, la Misbehave Properly sorprendió a los 200 asistentes de la fiesta en Valencia, como ya había hecho con los invitados al Palacio Duarte en Madrid, el Observatorio Fabra en Barcelona o el Jardín Botánico de Málaga. Haciendo de la noche de celebración una noche inolvidable.

Momento de la fiesta de Bulldog Gin en el Claustro del Carmen. Imagen cortesía de la organización.

Momento de la fiesta de Bulldog Gin en el Claustro del Carmen. Imagen cortesía de la organización.

 

Mostra Viva arranca con Ovidi en el Palau

Mostra Viva del Mediterrani
Inauguración: miércoles 14 de octubre 2015, a las 20.00h., en el Palau de la Música de Valencia
Del 14 al 18 de octubre de 2015

Desde que la ex alcaldesa Rita Barberá decidió cargársela argumentando que en época de crisis priman cosas más urgentes que la prescindible cultura, la Mostra de Cinema del Mediterrani ha vuelto a ser lo que fue gracias a la iniciativa ciudadana. Ahora, el nuevo gobierno municipal ha expresado su compromiso de apoyo a una Mostra Viva “humilde” este año, pero que se espera con “más proyección” en 2016. “El Ayuntamiento de Valencia aspira a ser el patrocinador principal”, según anunciaron sus responsables durante la presentación del cartel realizado por Manuel Boix para la edición de 2015 que arranca el miércoles 14 de octubre en el Palau de la Música con la premiere del film Ovidi, making of de la pel.licula que mais es va fer.

Manuel Boix, micrófono en mano, ante su cartel para Mostra Viva 2015, en presencia de Vicent Tamarit (izquierda) y José Luis Moreno (centro). Imagen cortesía de Filmoteca de CulturArts.

Manuel Boix, micrófono en mano, ante su cartel para Mostra Viva 2015, en presencia de Vicent Tamarit (izquierda) y José Luis Moreno (centro). Imagen cortesía de Filmoteca de CulturArts.

Mostra Viva, que cumple su tercera edición con el objetivo de recuperar el espíritu mediterráneo con el que arrancó en los años 80, será impulsada por el actual gobierno poco menos que obligado a restañar la herida del denostado gobierno anterior. Lo que está claro, así lo subrayaron los responsables de Mostra Viva del Mediterrani en la Filmoteca, es que no será el festival de cine en que se acabó convirtiendo los últimos años. “Nos robaron un evento cultural que era maravilloso y queremos devolvérselo a la ciudadanía”.

Devolverlo como encuentro donde no sólo tenga cabida el cine (árabe, griego, europeo, de mujer, en La Nau, Jardí Botánic, Octubre, SGAE, IVAM), sino la música (Trobada del Mediterrani, días 15 y 17 en el Palau de la Música), la poesía (días 17 y 18 en Capella de La Nau), el teatro (narración oral y circo, días 17 y 18 en el MuVIM), las artes plásticas (Mar mar bon vent i barca nova -día 13- en el Octubre, y Correspondència amb Mediterrània -día 18- en el MuVIM) y la gastronomía. De manera que la Mostra, identificada única y exclusivamente como festival de cine, pretende mudar de piel para que se vea el cuerpo multicultural con el que nació. Por eso insistieron una y otra vez que la Mostra “no es sólo cine, sino evento cultural que incluye otras manifestaciones artísticas relacionadas con los pueblos del Mediterráneo”.

La primera muestra del apoyo institucional hacia la Mostra, cuatro años después de que fuera defenestrada por el equipo de gobierno de Rita Barberá, fue su presentación oficial en la Sala Berlanga de la Filmoteca de CulturArts. Así se lo reconocieron a José Luis Moreno, director general del ente público: “Es la primera vez que se presenta Mostra Viva en un espacio de CulturArts”, destacó Vicent Gregori, secretario de asociación que ha impulsado el evento. De manera que a los habituales espacios que acogen la Mostra, como La Nau de la Universitat de València, el Jardín Botánico, Octubre Centre de Cultura Contemporània o SGAE, se suman ahora el MuVIM de la Diputación, el IVAM y la Filmoteca.

No habrá, en cualquier caso, recuperación de la Mostra tal y como se entendía cuando fue suspendida. Sencillamente porque Mostra Viva del Mediterrani es mucho más que cine. El apoyo del Ayuntamiento de Valencia se enfocará en potenciar las diversas disciplinas artísticas que conforman el evento cultural. De manera que no habrá competencia con ningún otro festival, como Cinema Jove, porque “demagogias” aparte, según explicó Antonio Llorens, encargado de la programación cinematográfica de la Mostra, ésta no se ciñe solamente al cine. Y una y otra vez fue quedando claro que esta Mostra Viva es mucho más que la defenestrada Mostra.

Imagen de Ovidi Montllor en el documental de Vicent Tamarit 'L'Ovidi: El making off de la pel.licula que mais es va fer'. Mostra Viva 2015.

Imagen de Ovidi Montllor en el documental de Vicent Tamarit ‘L’Ovidi: El making off de la pel.licula que mais es va fer’. Mostra Viva 2015.

Ovidi Montllor es el gran protagonista de la edición de 2015. Así, Mostra Viva del Mediterrani arranca con el documental realizado por Vicent Tamarit Ovidi: el making off de la película que nunca se hizo. También se proyectarán otras obras de la filmografía del cantante, actor y payaso, tal y como se definía el propio artista de Alcoi. Además, habrá las ya citadas Trobada de Música del Mediterrani, teatro, poesía, artes, Mostra Educativa, debates coordinados por Maite Ibáñez, gastronomía y, aunque no sólo, por supuesto cine.

Salva Torres

El milagro de Incubarte

Incubarte 7
Festival Internacional de Arte de Valencia
Diversos espacios de la ciudad de Valencia
Del 18 al 21 de junio de 2015

“Alcanzar la séptima edición en Valencia es todo un logro, una odisea”. Y Francisco Molina, director del MuVIM, terminó catalogando tamaña proeza de “milagro”. Hablaba de Incubarte, el Festival Internacional de Arte, que se celebra del 18 al 21 de junio en diversos espacios de Valencia. Hasta un total de 15, entre ellos el propio MuVIM, donde se presentó, el Jardín Botánico, Instituto Francés, Teatro Escalante, Sala Tossal, La Llotgeta, Galería 9 o Ibercaja. Todos ellos acogiendo alrededor de 200 obras, de las 2.700 propuestas enviadas, de 150 artistas de todo el mundo.

De izquierda a derecha, Alberto Maestre, Javier Marisco y Francisco Molina, en la presentación de Incubarte en el MuVIM. Imagen cortesía de la organización.

De izquierda a derecha, Alberto Maestre, Javier Marisco y Francisco Molina, en la presentación de Incubarte en el MuVIM. Imagen cortesía de la organización.

¿Se trata de un milagro por producirse en Valencia, tierra yerma de noticias culturales alentadoras? “Yo no sé si los milagros son territoriales, pero en el ámbito mediterráneo la creatividad es abundante, pero de continuidad escasa”. Y añadió: “Cuando algo se mantiene y crece, aunando la iniciativa privada y la pública, si no es milagro es, sin duda, algo excepcional”. Javier Marisco, director de Incubarte, zanjó la cuestión: “Sí, es un milagro”.

Obra de Olga Guseva. Cortesía de Incubarte.

Obra de Olga Guseva. Cortesía de Incubarte.

Un milagro consistente en ofrecer “un plan de oportunidad a los artistas”, que de esta forma pueden exhibir sus obras sin necesidad de currículum, mezclándose “artistas ya consagrados con otros noveles”, subrayó Marisco. Parte de la “culpa” de ese salto cuantitativo (de las 800 de 2013 y las 1.880 de 2014 a las 2.700 actuales) y cualitativo se debe al “trabajo del 2.0 y del Call For Artist” y a la presencia este año de Fermax, un patrocinador singular.

Obra de Fernanda Ramos. Cortesía de Incubarte.

Obra de Fernanda Ramos. Cortesía de Incubarte.

Alberto Maestre, director corporativo de la empresa de porteros electrónicos, explicó su apuesta por el Street Art, en relación directa con su producto. “Nosotros fabricamos placas de la calle (telefonillos) y en este sentido hacemos arte urbano”. De hecho, acaban de pintar su nueva fábrica, en lugar de con el blanco tradicional con un sorprendente mural. “Predicamos con el ejemplo”, aseguró, tanto por su apuesta mural como por el mecenazgo que, a su juicio, sirve “para potenciar el arte”.

Y el arte que durante tres días inundará Valencia con “muchas obras en pocos espacios” (Marisco), con carácter público, gratuito y festivo, abarca diversas disciplinas: pintura, escultura, instalación, fotografía, videoarte, performance, danza, pintura mural, arte urbano o mapping. Proyectos y creaciones interdisciplinares seleccionados de acuerdo al espíritu o criterio que anima Incubarte: visión original, innovadora y creativa en todas sus manifestaciones artísticas.

Obra de Eduardo Cure. Imagen cortesía de Incubarte.

Obra de Eduardo Cure. Imagen cortesía de Incubarte.

Aunque el festival dura cuatro días, las obras seleccionadas permanecerán expuestas durante un mes. Entre los actos destacados, mencionar la inauguración en el Instituto Francés (jueves 18) de la Selección de la Biennale Internationale de Casablanca, que llega por primera vez a Valencia, acompañada para la ocasión de una performance poética de Pascal Uccelli. Una improvisación electroacústica de Antonio Jesús Sánchez, el mapping del colectivo Vitaminarte, Cassius Tonen Dj Set y ‘Fotocall Manta’, performance de Isabel Messeguer, serán quienes conformen el evento inaugural en la Plaza Correo Viejo.

Otra propuesta destacada es la proyección de videoarte en el MuVIM (viernes 19), selección de Bang Festival Internacional de Video Arte de Barcelona, del Under the Subway Video Art Night y de la mencionada Biennale Internationale de Casablanca. Así hasta el total de 200 obras en representación de más de 50 países. Milagro o no, Incubarte ha puesto el listón muy alto de cara a las próximas ediciones de un festival a rebufo de esas otras iniciativas artísticas populares que buscan la “simbiosis con la ciudad”, concluyó Marisco.

Obra de Ewa Doroszenko. Imagen cortesía de Incubarte.

Obra de Ewa Doroszenko. Imagen cortesía de Incubarte.

Salva Torres

Incubarte ya tiene mecenas

Incubarte 7
Festival Internacional de Arte de Valencia
Del 18 al 21 de junio

Fermax será el principal patrocinador de Incubarte7, la séptima edición del Festival Internacional de Arte de Valencia, que se celebrará del 18 al 21 de junio en espacios tan significativos de la ciudad como el MuVIM, Museo Valenciano de la Ilustración y la Modernidad, o el Jardín Botánico. Transcurridos los tres días propios de Festival, las exposiciones que componen el certamen permanecerán abiertas al público durante un mes más.

Obra de Hakon Roisland. Cortesía de Incubarte 7.

Obra de Hakon Roisland. Festival Incubarte 7.

Incubarte tiene un carácter público, gratuito y festivo, y es para continuar con la posibilidad de ofrecer el acceso libre al mejor arte internacional a todos los ciudadanos, que el equipo del festival busca la colaboración de actores involucrados en el mundo del arte, como lleva haciendo Fermax desde hace ya algunos años.

Incubarte, como festival urbano, aúna artes plásticas y visuales en el centro mismo de la ciudad de Valencia, localizando los mejores espacios expositivos, y llevando a ellos las obras más novedosas e interesantes del panorama internacional, a través de su convocatoria de artistas, abierta a todo el mundo, y que edición tras edición ha ido creciendo exponencialmente, tanto en cantidad de las obras presentadas como en la calidad de las mismas.

Obra de Lola Bonet i Palop. Festival Incubarte 7.

Obra de Lola Bonet i Palop. Festival Incubarte 7.

Fermax, mediante este apoyo a Incubarte, Festival Internacional de Arte, afianza su estrategia como mecenas del arte urbano para transmitir sus valores de empresa: creatividad, diseño, innovación y personalidad. En declaraciones de los responsables de la marca: “El diseño ha funcionado también como factor fundamental para la internacionalización, pues no sólo ha supuesto una estrategia diferenciadora, sino que la búsqueda de lenguajes transculturales, capaces de traspasar fronteras, ha promovido dentro de la empresa la excelencia en el diseño. Y es el camino que toma Incubarte, con la participación de artistas internacionales que facilitan el intercambio de tendencias estilísticas de los diferentes países del mundo”.

Obra de Roland Maas. Festival Incubarte 7.

Obra de Roland Maas. Festival Incubarte 7.

Javier Marisco, director del festival, ha indicado la especial relevancia de que una marca valenciana, de prestigio internacional, se convierta en la principal patrocinadora de Incubarte 7, ya que es “vital la involucración de mecenas locales, para la supervivencia y desarrollo del arte en Valencia.”

Obra de Fernando Ramos. Imagen cortesía de Incubarte 7.

Obra de Fernanda Ramos. Festival Incubarte 7.

Duato y Valdés en blanco y negro

Cartes de visite, de Andrea Santolaya
Palau de la Música de Valencia
Paseo Alameda, 30. Valencia
Hasta finales de noviembre

Blanco y negro. Nueva York y San Petersburgo. Sobre estas cuatro coordenadas la fotógrafa Andrea Santolaya ofrece un retrato insólito de dos grandes artistas valencianos: Nacho Duato y Manolo Valdés. Es ‘Cartes de visite’, una exposición que se acaba de inaugurar en el Palau de la Música. Distribuidas en dos espacios simétricos, 28 fotografías plasman la trastienda, el lado oculto de sendos creadores universales. El Ballet Mikhailovsky de San Petersburgo bajo el influjo innovador de Duato y el Jardín Botánico de Nueva York habitado por las esculturas de Valdés.

En las 16 imágenes dedicadas al ballet, Santolaya elude las actuaciones sobre el escenario para profundizar en la vida cotidiana de los bailarines. “Es de una búsqueda de las raíces del ballet desde un ángulo distinto. La parte humana de los bailarines; sus familiares, hijos, la preparación constante, los ensayos y momentos previos a la entrada en escena, así como el uso tradicional del maquillaje y estilismo”, dice.

Fotografía de Andrea Santolaya en la exposición 'Cartes de visite' del Palau de la Música de Valencia. Imagen cortesía de la autora.

Fotografía de Andrea Santolaya en la exposición ‘Cartes de visite’ del Palau de la Música de Valencia. Imagen cortesía de la autora.

“He querido mostrar de manera clara lo que de otra manera sería un misterio brumoso. Nacho Duato me brindó la oportunidad única de adentrarme en el teatro y tuve acceso total a vestuarios, bailarines, camerinos, vestuario, montaje, desmontaje, proyectos, idea y maquetas”. Blanco y negro. Tarjeta de visita. Dos conceptos que remiten a la atemporalidad, a una época anterior también. Esa es la idea que subraya la exposición en la que las esculturas de Valdés son tratadas como un árbol más, incrustadas en el conjunto del jardín.

Artista cosmopolita

Nacida en Madrid, Santolaya es una artista cosmopolita que se mueve sin parar por el mundo. Ha vivido en cinco países y en los últimos  tres  años  ha viajado por Rusia, Venezuela, Estados Unidos y Francia. Nieta de Eugenia Niño, impulsora y directora de la Galería SEN durante 40 años, creció  en plena Movida, rodeada de  pintores, escritores, dibujantes. “A los  16 años mi padre me regaló una cámara de fotos cuando vivíamos en Londres, donde intentaba adaptarme al nuevo cambio y captar imágenes se convirtió en una locura que aún persiste”, recuerda.

Fotografía de Andrea Santolaya en la exposición 'Cartes de visite' del Palau de la Música. Imagen cortesía de la autora.

Fotografía de Andrea Santolaya en la exposición ‘Cartes de visite’ del Palau de la Música. Imagen cortesía de la autora.

“La fotografía me ayudó a adaptarme a una nueva ciudad, y esta capacidad de adaptación se ha convertido en el impulso para continuar con nuevos proyectos fotográficos. La fotografía me ofrece la oportunidad de adentrarme en mundos totalmente dispares, conocer a personas y lugares inalcanzables si no fuera a través del intercambio que quiero generar con la fotografía”.

Alberto García-Alix, Carlos García-Alix, Andrew Moore, Philip Perkis y Manolo Valdés son los artistas que más le han influido en su trayectoria, siempre fiel al blanco y negro.  “Se centra más en las ideas que en el sujeto y transmite una sensación de atemporalidad”, dice. “No desdeño las nuevas tecnologías, pero las combino con métodos artesanales”.

Fotografía de Andrea Santolaya en la exposición 'Cartes de visite' del Palau de la Música de Valencia. Imagen cortesía de la autora.

Fotografía de Andrea Santolaya en la exposición ‘Cartes de visite’ del Palau de la Música de Valencia. Imagen cortesía de la autora.

El delta del río Amacuro, en Venezuela, o el  Gleason’s Gym, el gimnasio pugilístico más antiguo de Estados Unidos, son algunos lugares insólitos que la artista ha explorado en sus últimos trabajos. Mondo Galería de Madrid inaugura el próximo mes de noviembre, ‘Waniku’, donde retumba el agua, su trabajo sobre la etnia warao de Venezuela. Siguiendo las huellas de los antiguos misioneros y los exploradores del siglo pasado,  Santolaya explora el estrecho vínculo que une la misteriosa naturaleza del Delta con la figura de la mujer en la cultura warao. Un viaje a través del tiempo en busca del paraíso perdido.

Fotografía de Andrea Santolaya en la exposición 'Cartes de visite', del Palau de la Música de Valencia. Imagen cortesía de la autora.

Fotografía de Andrea Santolaya en la exposición ‘Cartes de visite’, del Palau de la Música de Valencia. Imagen cortesía de la autora.

Bel Carrasco

Lucía Peiró clausura el Festival Miradas de Mujeres

Lucía Peiró: Habitación cerrada de mi memoria
Jardín Botánico
C / Quart , 80. Valencia
Pasillo principal del jardín exterior
Viernes, 28 de marzo de 2014
Comienzo de la maniobra a las 17:30 h.

El Jardín Botánico de la Universitat de València acoge el cierre del Festival Miradas de Mujeres en la ciudad, un festival que este año ha contado con una gran participación artística e institucional. Donde lo que se ha pretendido es dar visibilidad al papel y al trabajo de las mujeres en las artes visuales, desde todos los ámbitos y facetas.

De la mano de la artista Lucía Peiró, quién presentará una nueva performance Habitación cerrada de mi memoria, una maniobra de larga duración (comenzará sobre las 17:30 h y finalizará sobre las 19:00 h)
Como toda performance, contiene un efecto de sorpresa que permite la interactuación entre la artista y el espectador, aquí una pista de lo que pretende transmitir Lucía Peiró en esta maniobra en directo:

Llorar o no llorar, esa es la cuestión
Pensar o no pensar, esa es la cuestión
Llamar o no llamar, esa es la cuestión
Ceder o no ceder, esa es la cuestión
Decir o no decir, esa es la cuestión
Juzgar o no juzgar, esa es la cuestión
Recordar o no recordar, esa es la cuestión
Sentir o no sentir, esa es la cuestión

Lucía es una artista plástica interdisciplinaria, a la que le interesan las intervenciones del espacio, los objetos y su propio cuerpo. Licenciada en Bellas Artes en la Facultad de San Carlos (Universidad Politécnica de Valencia), su obra se centra en el arte interdisciplinario y de acción, la poesía visual, las intervenciones y las maniobras artísticas, además de la pintura. También su trabajo ha pasado por festivales, Centros de Arte y Museos en España, Francia, Canadá, EEUU, Alemania y Finlandia.

Fotografía de una performance llevada a cabo por Lucía Peiró en el Jardín Botánico (2013). Imagen cortesía de la artista.

Fotografía de una performance llevada a cabo por Lucía Peiró en el Jardín Botánico (2013). Imagen cortesía de la artista.

Paisaje, naturaleza y ecologismo

El árbol de la vida. Naturaleza y espacios rituales
Jardín Botánico de Valencia
Inauguración: 12 de junio, 20 h
Hasta el 8 de septiembre de 2013

La exposición El árbol de la vida. Naturaleza y espacios rituales tiene como motivo establecer un diálogo entre el ente arbóreo y la práctica artística e incluye a un nutrido y significativo grupo de autores que trabajan desde la conciencia ecologista. Consta de una muestra en la sala expositiva interior centrada en obra fotográfica, pintura, dibujo, instalación y escultura. Y de una exhibición en los exteriores del Jardín Botánico que implica a una serie de artistas que trabajan el tema de arte y naturaleza, desde obra escultórica en madera y otros materiales vegetales, reciclaje, intervenciones de land art, Yarn Bombing, hasta actividades performativas. De esta manera se abordará la entidad arbórea desde diferentes técnicas plásticas y temáticas, donde tendrá lugar una visión del árbol como elemento referencial, icono simbólico y poético, la mirada crítica hacia la extinción de los bosques, los incendios forestales y la pérdida de determinadas especies, así como la imbricación entre ciencia y arte a través de la dendrocronología, los mandalas y los diseños morfológicos naturales. La propuesta se completará con actividades artísticas participativas el sábado día 22 de junio a las 11:00 horas. Con la exposición, con el árbol como eje central, se pretende destacar la belleza natural de la diversidad vegetal y establecer la relación originaria del arte como ritualización de la Naturaleza.

Artistas: Ignacio Abella, Carmen García Gordillo, Mery Sales, Myriam Negre, Kaiko, Cristina Gil, Ana Donat, Josep Albert, Karina Vagradova, Victoria Cano, Josep Pedrós i Ginestar, Lucia Peiró, Ximo Ortega Garrido, Susana Sánchez Marfil, Daniel Orea, Jose Plumed.

Montserrat Hormigos, comisaria