«El dinero no viene de los premios»

Entrevista al cineasta Isaki Lacuesta, director de ‘Entre dos aguas’

Concluida la temporada invernal de los principales premios cinematográficos del cine español, MAKMA entrevista a Isaki Lacuesta, director de ‘Entre dos aguas’, película galardonada con siete Premios Gaudí –incluyendo mejor película en lengua no catalana y mejor director–, además del premio especial Feroz y su más recientes nominaciones en los Premios Goya 2019.

‘Entre dos aguas’ llega doce años después del documental ‘La leyenda del tiempo’ (2006), su primera película sobre Camarón, con Isra como protagonista de la cinta, quien vuelve a la isla de San Fernando para intentar recuperar a su mujer y a sus hijas.

¿Cómo surge la necesidad de hacer esta película?

Surge de cuando hice un viaje a la isla de San Fernando en el año 2000. Fuimos de vacaciones y nos enamoramos del lugar y sus gentes. Rodar allí era un proyecto muy íntimo, ya que los protagonistas pasaban de niños a adolescentes.

Podría decirse que me inspiró la trilogía de Truffaut con Apu. Y cuando apareció ‘Boyhood’ (Richard Linklater, 2014) en los cines, aún nos ayudó a contar un poco mejor nuestra historia.

Isaki Lacuesta. MAKMA

¿Cuál ha sido la parte más difícil del rodaje de ‘Entre dos aguas’?

Lo más difícil fue buscar cangrejos y coquinas con Isra en el barro, y nos dimos cuenta de lo barato que resulta comer marisco, por la dificultad que tiene el recogerlo. El barro nos cubría hasta las rodillas, y nos chupaba las zapatillas. Llevábamos las cámaras hundidas en el barro hasta la cintura; fue realmente complicado.

Y ellos lo hacen para poder subsistir con su familia y deben usar la economía sumergida para poder seguir adelante con sus vidas.

¿Cómo es tu relación con los actores y, en particular, con Israel Gómez Romero, con el que ya habías rodado antes?

Amistad, cariño, respeto, y admiración. No tengo mejores palabras para definirlo. He visto crecer a Isra desde los 12 años y he podido compartir su experiencia de enamorarse. Pasamos mucho tiempo conviviendo mientras rodamos y el amor es un elemento muy importante. Creo que he tenido mucha suerte con los actores y actrices con los que trabajo, porque nos llevamos muy bien, y estoy encantado de trabajar con ellos y de repetir, a veces.

Tu película anterior, que ya fue premiada con el Gaudí, ‘La próxima piel’ (2016), tuvo a Àlex Monner como protagonista junto a Emma Suarez, que fue premiada con el Goya. ¿Cómo fue trabajar con ellos y, en general, con los actores que has dirigido?

Esta ha sido mi quinta nominación a los Premios Gaudí, y estoy encantado. Hay actores con los que me une una relación especial y con ellos podría hacer muchas otras películas; entre ellos están Emma y Álex, además de Sergi Lopez, y también Bárbara Lennie –con quien ya estamos preparando nuevo proyecto-.

Un instante de la película 'Entre dos aguas', de Isaki Lacuesta. Fotografía cortesía de La Termita Films.

Un instante de la película ‘Entre dos aguas’, de Isaki Lacuesta. Fotografía cortesía de La Termita Films.

¿Se han cumplido tus expectativas, tras los diversos premios y nominaciones cosechados durante las últimas semanas?

A cualquier premio hay que ir sin esperar nada. Hay que tomarlos y valorarlos en su justa medida. Salir ganador no significa que no vayas a trabajar después, si no que muchas veces trabajas aún más, y en realidad es el trabajo lo que hay que valorar.

Y no ganar, no significa que tu peli no guste, sino que esto es solo una competición: unas veces se gana, y otras se pierde. Depende de muchos factores: del jurado, de la audiencia, de lo buenas que sean las otras películas, etc.

Lo que sí que ofrece ganar un premio es una atención mediática que, a veces, hace que el público descubra obras que igual no hubiese ido a ver de otra forma. Pero que yo sepa, solo los premios Forqué tienen dotación económica, así que el dinero no viene de los premios, al menos, no directamente.

Ya ganaste una Concha de Oro en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián por ‘Pasos dobles’, en  2011. ¿Qué ha significado para ti volver a conseguirla por ‘Entre dos aguas’?

Ganar la Concha en 2011 me hizo mucha ilusión, porque el jurado que me eligió eran gente que yo idolatraba. ¡Les admiraba, y pude hablar con ellos! Fue un sueño cumplido. En los Gaudí, así como en los Goya, es un espacio más relajado, donde nos encontramos y nos valoramos entre compañeros.

¿Te gustaría conseguir un Óscar y llegar a lo más alto? ¿O de lo contrario, no eres tan ambicioso y ya eres feliz con tu trabajo?

Pues sí, me gustaría mucho. Es algo que no había pensado hasta este año, pero creo que sí que me gustaría mucho ganarlo. Ahora ya casi se ha convertido en un reto, y he empezado un nuevo proyecto con ese objetivo en mente. Espero ganar el Óscar, sí. ¡Ojalá! (sonríe).

Aparte de cine, también has hecho videoinstalaciones, guiones, colaboraciones en libros colectivos… ¿hay alguna faceta artística que te gustaría desarrollar y que no hayas hecho aún?

Colaboro con músicos y arquitectos, pero no lo soy, aunque me gusta jugar a serlo, y con ellos puedo hacerlo. Para mí es un aprendizaje más de mi faceta de director. Me gusta mucho hacer colaboraciones, y haré todas las que pueda.

¿Cuál es el nuevo proyecto en el que estás trabajando? ¿Puedes contarnos algo?

Pues sí, estoy haciendo nuevas cosas, y tengo un proyecto interesante a medio plazo, que de momento es secreto (y del que no puedo hablar ahora mismo), pero ya os enteraréis a su debido tiempo.

¿Qué le dirías a un estudiante de cine que quiera convertirse en director? ¿Algún consejo?

Que haga lo que más le guste y con intensidad total. Con mucha pasión y, sobre todo, con mucha determinación. No hay que hacer cine como forma de inversión, porque hay buen cine que no retorna demasiado a nivel económico.

Yo creo que hay que hacer realidad los sueños propios, no los de otras personas. Porque cualquier proyecto tiende a tener sus problemas y, si tú eres quien debe solucionarlos, es mejor que sean tus propios problemas lo que estén en juego.

Isaki Lacuesta posa con la Concha de Oro a la mejor película, por 'Entre dos aguas'. Fotografía: Jorge Fuembuena, cortesía del Festival Internacional de Cine de San Sebastián.

Isaki Lacuesta posa con la Concha de Oro a la mejor película, por ‘Entre dos aguas’. Fotografía: Jorge Fuembuena, cortesía del Festival Internacional de Cine de San Sebastián.

Neus Flores

DocsValència: certamen de perspectivas

DocsValència (espai de no ficció), Festival Internacional de Cine Documental
La Nau, Centre del Carme, IVAC-La Filmoteca, Col·legi Major Rector Peset, Octubre CCC, SGAE y Plaça del Col·legi del Patriarca
Del 11 al 21 de mayo de 2017

El Claustro Gótico del Centre del Carme Cultura Contemporània acogerá el jueves 11 de mayo, a las 20:00, el punto de partida de la primera edición de DocsValència (espai de no ficció), festival internacional de cine documental cuyos mimbres y extremidades originales se asientan sobre las diez ediciones implementadas, allende el Atlántico, bajo semejante horizonte conceptual, madura morfología y homónimo prefijo -antes DocsDF y en adelante DocsMX-, cuyos acrónimos remiten consabidamente a Ciudad de México.

DocsValència. Makma

La película ‘Olé Olé Olé!: A Trip Across Latin America’, dirigida por el realizador británico Paul Dugdale, se erige en el trayecto de apertura del festival -principiando la sección ‘Proyecciones especiales’-, incoado por el verbo rítmico y londinense de The Rolling Stones y su conspicua gira latinoamericana de precedente curso y populosa rúbrica final en el campo de juegos de la Ciudad Deportiva de La Habana, tras su paso por México, Chile o Argentina, y en el que el espectador puede perfumarse con rolingas, mariachis y el turbio y fascinante aroma de la propedéutica stoniana en la capital caribeña.

De este modo, DocsValència procede a ramificar la diseminación de sus siete secciones, tres de las cuales concurren a concurso -‘Panorama’, ‘Mirades’ y ‘Fragments’-, cuyas respectivas proposiciones formulan un sucesivo círculo concéntrico que divaga de lo internacional a lo local, lacerado por el pulso de la marginalidad nicaragüense -‘Cantos y crónicas de una barriada olvidada’, de Marcos Macarro Sender-, el asueto y la celebrada holganza del turismo levantino -‘El hombre que embotelló el sol’, de Óscar Bernácer-, o la exudación empresarial de dos hermanos de marciales hechuras -‘Sangre’, de Iván Otero-.

Fotograma de 'El cirujano rebelde', de Erik Gandini. Imagen cortesía de DocsValència.

Fotograma de ‘El cirujano rebelde’, de Erik Gandini. Imagen cortesía de DocsValència.

Amén de la corvengencia competitiva, DocsValència suscita su primer sístole/diástole, de un modo ineludible, por criterio de cooptación, es decir, diseminando un mapa conceptual y un horizonte de pretensiones que proviene de la selección de largometrajes documentales que permitan justificar y fortalecer la supervivencia ulterior del festival. En torno de este reto se postulan diversos acentos propios con los que alimentar la prosodia del certamen. De entre ellos, destaca, por su rutilancia nórdica y proposicional, el director sueco Erik Gandini, quien, además de irrumpir con el estreno en España de su nueva película ‘The Rebel Surgeon’ (El cirujano rebelde, 2017), abordará la investigación documental mediante una clase magistral, cuya vívida instrucción supondrá la configuración de mayor densidad y acierto dentro del cronograma: ‘DocsFórum’, demarcación para la impronta, además, del actor y documentalista Aitor Merino -‘Un gran tema. Un gran enemigo’, clase magistral acerca de su galardonado trabajo ‘Asier ETA biok’-, del eximio del género Isaki Lacuesta -‘El sinuoso límite entre realidad y ficción’- o del trazo uruguayo del escritor Jon E. Illescas -‘La dictadura del videoclip’-.

Un instante de la presentación a los medios de 'DocsValència' (de izquierda a derecha: Pau Montagud, Gloria Tello, Albert Girona, Xavier Rius y Nacho Navarro). Fotografía: Jose Ramón Alarcón.

Un instante de la presentación a los medios de ‘DocsValència’ (de izquierda a derecha: Pau Montagud, Gloria Tello, Albert Girona, Xavier Rius y Nacho Navarro). Fotografía: Jose Ramón Alarcón.

DocsValència, amén de un ejercicio de continuidad impelido por sus directores Pau Montagud y Nacho Navarro, a partir de su festival matriz mexicano, se erige en una apuesta y refrendo de las diversas instituciones públicas valencianas, tal y como se dejó constancia nominal y corporativamente durante la presentación del certamen a los medios, que contó con la presencia del secretario autonómico de Cultura -Albert Girona-, el diputado de Cultura de la Diputación de València -Xavier Rius-, la concejala del Área de Cultura del Ayuntamiento de Valencia -Gloria Tello-, el director general del Intitut Valencià de Cultura -Abel Guarinos- y el director general del Consorci de Museus de la Comunitat Valenciana -José Luis Pérez Pont-, quienes, desde sus respectivas competencias, reportan a ‘DocsValència’ los rudimentos económicos y arquitectónicos necesarios para su desarrollo -mediante un presupuesto público global superior a los 80.000 euros-, a través de un meridiano envite por la internacionalización de la producción valenciana, presente en el festival mediante once filmes documentales, para un total de treinta y siete películas proyectadas durante once jornadas y un cronograma de cincuenta y cinco pases.

‘Proyecciones especiales’, ‘Global Docs’, ‘Panorama’, ‘Mirades’, ‘Fragments’ ‘Gandini: el cronista lúcido’ y ‘L’espai de les xicotetes històries’ -marco para “el descubrimiento, el aprendizaje y, por qué no, la reflexión” del público infantil- se erigen en el definitivo raquis a través del que transitar por el envés de la ficción (cronicas, testimonios y miradas pedagógicas), auxiliando a DocsValència en su propósito de convertirse en un “festival de historias, de miradas, de perspectivas, de vivencias y, sobre todo, de intercambio de culturas”.

The Rolling Stones en un fotograma de la película documental 'Olé Olé Olé! A trip Across Latin America', de Paul Dugdale. Fotografía cortesía de DocsValència.

The Rolling Stones en un fotograma de la película documental ‘Olé Olé Olé! A trip Across Latin America’, de Paul Dugdale. Fotografía cortesía de DocsValència.

Jose Ramón Alarcón

 

Reproductibilitat 2.0. Col·lecció Macba

ES BALUARD MUSEU D’ART MODERN I CONTEMPORANI DE PALMA
Plaça Porta de Santa Catalina, 10. Palma
Inauguración: Sábado el 12 de septiembre, a las 12:30 horas
Hasta el 15 de noviembre de 2015

ES BALUARD presenta con la serie «Reproductibilitat», en diferentes exposiciones y fases, colecciones públicas y privadas con el objetivo de ofrecer vías de conocimiento e investigación de la evolución de la imagen artística desde la fotografía, las prácticas fílmicas de vanguardia, el videoarte y los medios electrónicos.

Esta nueva entrega se basa en la colección del Museu d’Art Contemporani de Barcelona ­Macba­, cuyas obras apenas se han visto en las Illes Balears, hecho que además de permitir exhibir autores relevantes, contribuye a seguir profundizando en la línea educativa y de formación.

Tony Oursler. The Life of Phillis, 1979. Vídeo monocanal, bn, so, 55 min 23 s. Col·lecció MACBA. Consorci MACBA. © Tony Oursler, 2015. Fotografia MACBA

Tony Oursler. The Life of Phillis, 1979. Vídeo monocanal, bn, so, 55 min 23 s. Col·lecció MACBA. Consorci MACBA. © Tony Oursler, 2015. Fotografia MACBA

Reproductibilitat 2.0. Colección Macba, comisariada por Nekane Aramburu, supone un paso más en esta serie, abarcando un periodo fundamental en el uso y la consolidación de la imagen en movimiento para las prácticas creativas. El proyecto curatorial parte de la influencia de las proposiciones fílmicas experimentales en determinados autores, fundamentalmente norteamericanos, y destaca obras cuyo denominador común es la influencia del cine de vanguardia, las tecnologías del vídeo y las investigaciones espacio-temporales aplicadas al paisaje y al cuerpo.

La muestra es un ensamblaje de obras en formato monocanal de la colección Macba sin entrar propiamente en el análisis de los soportes y los hitos de los pioneros, sino más bien centrada en mostrar la influencia de los primeros happenings y el movimiento Fluxus, el conceptualismo de los años setenta y el apropiacionismo de los ochenta en artistas que posteriormente han marcado modos y métodos de concebir y entender el arte en la actualidad.

Joan Jonas. Wind, 1968. Pel·lícula, 16 mm, transferida a vídeo, bn, sense so, 5 min 40 s. Col·lecció MACBA. Consorci MACBA. Copyright © Joan Jonas, 2015. Fotografia Tony Coll

Joan Jonas. Wind, 1968. Pel·lícula, 16 mm, transferida a vídeo, bn, sense so, 5 min 40 s. Col·lecció MACBA. Consorci MACBA. Copyright © Joan Jonas, 2015. Fotografia Tony Coll

En el discurso de la exposición se intenta incidir en cómo la desmaterialización del arte y las prácticas que utilizaron la imagen en movimiento influyeron en la producción de la cultura contemporánea y las artes visuales. Además, las obras seleccionadas permiten introducirnos en los hallazgos que la estructura temporal de las grabaciones audiovisuales procuraron, avanzándose así en cuestiones fundamentales sobre la ontología de la mirada, las nuevas relaciones con el espectador, el diálogo entre la cámara y el cuerpo o el discurrir del tiempo interior y exterior ante la mutación de un mundo y unos seres en permanente transformación y cuestionamiento.

Todas las piezas pertenecen a un periodo que va de los años cincuenta a los noventa. La primera es un trabajo en 16 mm, In the street, de Helen Levitt, Janice Loeb y James Agee, rodado entre 1945 y 1946 y estrenado en 1952, y la más reciente es la grabación de la acción performativa de Matt Mullican, Matt Mullican under Hypnosis de 1996. Cruces y vínculos entre autores y obras que permitirán nuevos descubrimientos y lecturas, como Fresh Acconci, que deriva de The Red Tapes, obra mítica de Vito Acconci de 1976, revisitada en 1995 por Paul McCarthy y Mike Kelley.

16 obras de los artistas Vito Acconci, James Agee, Eugènia Balcells, Samuel Beckett, Chris Burden, Guy Debord, VALIE EXPORT, Dan Graham, Grup de Treball, Gary Hill, Joan Jonas, Mike Kelley, Helen Levitt, Janice Loeb, Gordon Matta-Clark, Paul McCarthy, Matt Mullican, Bruce Nauman, Tony Oursler forman parte de «Reproductibilitat 2.0. Colección Macba».

Grup de treball film collectiu, 1974. Pellicula, 16 mm, transferida a vídeo, bn, sense so, 42 min. Col·lecció MACBA, donacio del grup de treball, 2015.

Grup de treball film collectiu, 1974. Pellicula, 16 mm, transferida a vídeo, bn, sense so, 42 min. Col·lecció MACBA, donacio del grup de treball, 2015.

La exposición estará acompañada por actividades paralelas como la Master class «El cine en crecimiento» con Isaki Lacuesta el día 1 de octubre de 2015 de 17 a 20 horas o el curso «Aproximación al videoarte» con Nekane Aramburu los días 20 y 21 de octubre de 17:30 a 20 horas.

https://vimeo.com/133025800