Harterofilias domésticas | Estado de alarma

#MAKMAOpinión #MAKMACine #MAKMALibros | Harterofilias domésticas | Estado de alarma

Instituida en una obra de referencia durante el último tercio de su producción ensayística, el pater patriae del psicoanálisis Sigmund Freud (1856 – 1939) publicaba, en 1927, ‘El porvenir de una ilusión’, una sucinta aproximación a los principios y razones de la existencia de las desemejantes religiones y dogmas de fe que pueblan la geografía cultural de Occidente, así como un esperanzado anhelo por alumbrar un período de laicismo ilustrado, huérfano de los menoscabos del pasado.

A modo de prefacio, Freud aventura su pensamiento por la vasta y uliginosa senda de “la cultura humana”, entre cuyas líneas debo rescatar (permitiéndome una extensa cita) un singular y apropiadísimo parágrafo que bien pudiera ilustrar, a modo de sumario de pretensiones, la vigente necesidad de amparo de la cultura –en calidad de entidad semántica relativa a la educación, ilustración y sabiduría–, en tanto que preciado erario de las heterogéneas colectividades frente a las volubilidades y contingencias del individuo/ínsula:

“(…) Cada individuo es virtualmente un enemigo de la civilización, a pesar de tener que reconocer su general interés humano. Se da, en efecto, el hecho singular de que los hombres, no obstante, serles (sic) imposible existir en el aislamiento, siente como un peso intolerable los sacrificios que la civilización les impone para hacer posible la vida en común. Así, pues, la cultura ha de ser defendida contra el individuo, y a esta defensa responden todos sus mandamientos, organizaciones e instituciones, los cuales no tiene tan sólo por objeto efectuar una determinada distribución de los bienes naturales, sino también mantenerla e incluso defender contra los impulsos hostiles de los hombres los medios existentes para el dominio de la Naturaleza y la producción de bienes. Las creaciones de los hombres son fáciles de destruir, y la ciencia y la técnica por ellos edificada pueden también ser utilizadas para su destrucción”.

Clarividente exordio que un servidor incorpora a modo de estribo y capítulo, a la par, del memorando/dietario que he incoado desde la primera jornada de confinamiento, fruto del decreto de estado de alarma coronavírico, y consecuencia ubérima con la sortear nuestro compartido aislamiento sine die, bajo el encabezamiento ‘Harterofilias domésticas | Estado de alarma’.

Harterofilias domésticas | Estado de alarma (I) | Sábado 14 de marzo de 2020

Foto: Jose Ramón Alarcón.

“No soy más que un pequeño productor de tofu. Si se pide a un pequeño productor de tofu que prepare un plato de curri, o unas costillas de cerdo empanadas, nunca conseguirá que le salgan bien” (Yasujiro Ozu).

Sumergirse en la idiosincrásica hacienda cinematográfica de Yasujiro Ozu de la mano de sus confesas y reiterativas predilecciones.

‘La poética de lo cotidiano. Escritos sobre cine’, de Yasujiro Ozu (Gallo Nero, 2017).

Harterofilias domésticas | Estado de alarma (II) | Domingo 15 de marzo de 2020

Foto: Jose Ramón Alarcón.

–“Necesito un cigarrillo. ¿Me acompañas?”.

Mesmerizante trayecto por el inasible horizonte de las variaciones a partir del encuentro de dos personajes y el confín de una jornada.

‘Ahora sí, antes no’ (2015), de Hong Sang-soo.

Harterofilias domésticas | Estado de alarma (III) | Lunes 16 de marzo de 2020

–“Tu fantasía no es real. Adiós”.

Eclosión matutina de seres taciturnos tras los vanos.

Aloys‘ (2016), Tobias Nölle.

Harterofilias domésticas | Estado de alarma (IV) | Martes 17 de marzo de 2020

Foto: Jose Ramón Alarcón.

“Si bien los rancios castillos europeos eran abandonados ahora por los modernos laboratorios científicos (…), la esencia del miedo en Hollywood seguía siendo de raigambre gótica. (…) Su formato, esencialmente melodramático y romántico, y su mensaje moral y moralista, podría resumirse en la advertencia que ya lanzara la novela de Mary Shelley en 1918, al presentar a su Frankenstein como el moderno Prometeo: ‘No desafiéis a Dios ni a la naturaleza” (Jesús Palacios).

Inmaculada antología alumbrada por el túrbido escritor y crítico de cine Jesús Palacios, en cuyas entrañas habita un pormenorizado recorrido por los precedentes literarios que han cimentado nuestros pavores nocturnos procurados por el celuloide.

‘TerrorVisión. Relatos que inspiraron el cine de terror moderno’, edición de Jesús Palacios (Valdemar, 2018).

Harterofilias domésticas | Estado de alarma (V) | Miércoles 18 de marzo de 2020

–“Que la arquitectura tenga poder para curar”.
–“Este es mi segundo edificio favorito”.

Las razones arquitectónicas que habitan en la inefable circunspección de las emociones.

Columbus‘ (2017), de Kogonada.

Harterofilias domésticas | Estado de alarma (VI) | Jueves 19 de marzo de 2020

–“Yo paso a encarnar un típico personaje de Orwell, una no-persona” (Reinaldo Arenas).

Peregrinar tras los estigmas orbiculares de un proscrito.

Reinaldo Arenas, escritor cubano, nos habla de su vida‘. Cuatro fragmentos de entrevistas realizadas entres 1980 y 1988.

Harterofilias domésticas | Estado de alarma (VII) | Viernes 20 de marzo de 2020

“Se ha perdido una idea del teatro. Y mientras el teatro se limite a mostrarnos escenas íntimas de las vidas de unos pocos fantoches, transformando al público en voyeur, no será raro que las mayorías se aparten del teatro, y que el público común busque en el cine, en el music-hall o en el circo satisfacciones violentas, de claras intenciones” (Antonin Artaud).

No cabe más razón de sobremesa que acechar la nada.

‘El teatro y su doble’ (1938), de Antonin Artaud.

Harterofilias domésticas | Estado de alarma (VIII) | Sábado 21 de marzo de 2020

(Don) –“¿Qué ha pasado?”
(Ann) –“No nos damos cuenta cuando somos felices, y eso también es injusto. Uno debería vivir la felicidad y poder guardarla para cuando falte, sólo un poco, como guardar cereales en la despensa, o papel higiénico de recambio”.
(Don) –“¿Recambios de felicidad?”.

Provisiones para la incertidumbre.

Cosas que nunca te dije‘ (1996), de Isabel Coixet.

Harterofilias domésticas | Estado de alarma (IX) | Domingo 22 de marzo de 2020

(Sebastian Flye) –“Pensaba que estaba de vuelta en Oxford… lo que es extraño… ¿no crees? Porque ya no podría salir de aquí”.
(Charles Ryder) –“No”.
(Sebastian Flye) –“… que de momento no puedo viajar”.
(Charles Ryder) –“No”.
(Sebastian Flye) –“Charles… si vas a venir a verme… ¿Podrías traerme una botella de brandy?”.

Descender al Marruecos francés tras los vestigios sanitarios de Sebastian (Flyte para los advenedizos).

Retorno a Brideshead‘ (1981), de Derek Granger, basada en la novela homónima de Evelyn Waugh.

Harterofilias domésticas | Estado de alarma (X) | Lunes 23 de marzo de 2020

(Jacques Cormery | Infante) –“¡Me aburro! ¡Me aburro!”.
(Abuela) –“¡A benidor!” (“Au, vine i dorm!” | “¡Venga, ven y duerme!”).
(Jacques Cormery | Adulto) –“La memoria de los pobres está menos alimentada que la de los ricos, tiene menos puntos de referencia en el espacio, puesto que rara vez dejan el lugar donde viven, y también menos puntos de referencia en el tiempo de una vida uniforme y gris…”.

Eviscerar la memoria ontológica, gráfica y última de Camus.

‘El primer hombre’, de Jacques Ferrandez (Alianza Editorial, 2019), novela gráfica basasa en la obra homónima de Albert Camus.

Harterofilias domésticas | Estado de alarma (XI). Foto: Jose Ramón Alarcón.

Jose Ramón Alarcón

Dirección femenina: coraje de mujer

La librería, de Isabel Coixet (Goyas a Mejor película, dirección y guión adaptado)
Verano 1993, de Carla Simón (Goyas a Mejor dirección novel, actor de reparto y actriz revelación)
Premios Goya
Sábado 3 de febrero de 2018

“Lo que más valoro de un ser humano es la virtud que comparte con dioses y animales: el coraje”. Estas son las palabras del Sr. Brundish, personaje de ‘La librería’, que dirige a su interlocutora la Sra. Green, protagonista de la película, para añadir a continuación: “Y usted Sra. Green posee esa cualidad en abundancia”.

Fotograma de 'La librería', de Isabel Coixet.

Fotograma de ‘La librería’, de Isabel Coixet.

Y verdaderamente hay que tener mucho coraje no sólo para abrir una librería en un pueblo pequeño de la costa norirlandesa en los años cincuenta, sino también para colocar en el escaparate y recomendar abiertamente la lectura de la polémica obra de Vladimir Nabokov, ‘Lolita’.

Un estado de ánimo que comparte Frida, la niña protagonista de la opera prima, ‘Verano 1993’, de Carla Simón. En ella, relata el valor de la citada Frida, una niña de seis años, para adaptarse a su nueva vida tras la muerte de su madre. ‘Verano 1993’ narra la experiencia de un duelo vivido con llanto silencioso, inocente y valiente.

Fotograma de 'Verano 1993', de Carla Simón.

Fotograma de ‘Verano 1993’, de Carla Simón.

Oda a la creación

‘La librería’ y ‘Verano 1993’ son una oda al coraje para vivir, para creer y crear en la vida. Un coraje que las dos directoras han transmitido a sus personajes femeninos y a sus respectivas historias. Un coraje exhalado de la intensa y personal mirada creadora de ambas realizadoras. Así, la experimentada mirada de Isabel Coixet -16 películas reconocidas y premiadas a nivel nacional e internacional- y la novel de Carla Simón han conseguido conmover al público, a los miembros de la Academia de Cine español y a los miembros de los jurados  de diversos festivales.

Un impetuoso valor creativo que supera cualquier impedimento que la industria cinematográfica pueda imponer a las mujeres, demostrando que  cuando la creación está adherida a las entrañas angustiosas del creador, ésta consigue derribar todas las barreras hasta ofrecer la obra al mundo.

Ahora bien, se deberían impulsar ciertas políticas sociales, económicas y educacionales para que ese tránsito sea menos abrupto y el camino de la creación fuese menos intrincado y más llano en su andadura. De ese modo, probablemente, más mujeres se animarían a adentrarse por esa senda de la creación y, con ello, quién sabe, tal vez habría más mujeres nominadas y galardonadas en los festivales.

Fotograma de 'La librería', de Isabel Coixet.

Fotograma de ‘La librería’, de Isabel Coixet.

Begoña Siles

Europa a través de Atlántida Film Fest

VII Atlántida Film Fest
Diversas sedes de Palma de Mallorca y plataforma Filmin
Hasta el 2 de julio de 2017

La 7ª edición de Atlàntida Film Fest vuelve a combinar su sede presencial en Palma de Mallorca y la virtual, a través de la plataforma Filmin, creadora del Festival.

Europa sigue siendo el eje temático del Festival y, para intentar entender mejor la realidad del continente, el festival propone una combinación de proyecciones, conferencias, conciertos y talleres profesionales en escenarios emblemáticos de la ciudad como Ses Voltes, el Museo de Mallorca, el Castillo de Bellver, el Centro de Cultura de la Misericordia y Cine Ciutat.

Tras superar los 4.500 espectadores en Palma en su pasada edición (y los 45.000 online), Atlántida Film Fest ha decidido incrementar el número de proyecciones en la isla, pasando de 10 a 18 títulos. Todos ellos pueden verse en versión original con subtítulos en castellano y/o catalán de forma gratuita hasta el 2 de julio de 2017.

Atlántida Film Fest. Makma

Entre los estrenos que acoge la isla cabe destacar ‘Sea Sorrow’, el debut en la dirección de la ganadora del Oscar, el Globo de Oro, el Bafta y el Tony, Vanessa Redgrave. La mítica actriz vendrá a Mallorca para presentar esta obra, una reflexión muy personal y dinámica sobre la crisis mundial actual de los refugiados que ha despertado el elogio unánime entre crítica y público tras su estreno mundial en el reciente Festival de Cannes. La actriz estará acompañada por la cineasta Isabel Coixet y ambas mantendrán un pequeño diálogo sobre el filme, rubricándose, de este modo, el acto de clausura del festival, el próximo 2 de julio a las 21:30 en Ses Voltes.

Jean Ziegler, amigo personal del Che, relator de la ONU durante una década y uno de los grandes nombres del análisis político de Europa, presenta el biopic que se ha rodado sobre él, ‘Jean Ziegler, the optimism of willpower’, junto al director Nicolas Wadimoff.

De Italia llegará Michele Santoro, periodista, presentador, antiguo director de la RAI y colaborador con la UE en sus relaciones con Rusia. Santoro porta su debut cinematográfico, ‘Robinú’, un docuthriller centrado en los niños de la droga de Nápoles. Una obra brutal que acaba de ser reivindicada por el autor de ‘Gomorra’, Roberto Saviano.

Entre el resto de documentales seleccionados en esta edición de Atlántida Film Fest cabe destacar el tributo que Tilda Swinton rinde a John Berger (‘The Seasons in Quincy’); la polémica disección de la industria del cine para adultos, ‘Pornocracy’, con la que su directora, Ovidie, conmocionó el Festival SXSW; la adaptación de la obra por la que Svetlana Aleksiévich ganó el Premio Nobel de Literatura, ‘Voces de Chernóbil’; un documento de las brutalidades que acontecen en las carreteras rusas, ‘The Road Movie’ y dos películas imprescindibles para entender el funcionamiento de la Unión Europea: ‘Stranger in Paradise’ y ‘The European’, obra que sigue las peripecias del vicepresidente de la Comisión Europea Frans Timmermans, entre el pacto con Turquía y el Brexit.

En el terreno de ficciones el festival vivirá el estreno de la nueva película del oscarizado Michel Gondry, ‘Microbe et Gasoil’; las triunfadoras de los festivales de Málaga (‘Júlia Ist’), San Sebastián (‘Park’) y D’A (‘La maldita primavera’) junto a la última aparición cinematográfica de Anton Yeltchin, ‘Porto’ y el estreno en España de la controvertida ‘This is our land’, centrada en un partido político de extrema derecha en Francia.

A estos títulos hay que añadir 2 producciones baleares que se estrenan simultáneamente en la web del festival, en cine en Palma y en IB3Tv, ‘Vida y muerte de un arquitecto’, un docuthriller firmado por Miguel Eek sobre el misterioso asesinato de Josep Ferragut y ‘En acabar’, una comedia romántica juvenil ambientada en el verano mallorquín dirigida por Guillem Miró y Thor Echevarría. A ellas hay que añadir otra obra balear, «Gas the Arabs» una visión cruda de la realidad Palestina a cargo de Carles Bover y Javier Pérez del Campo.

Las conferencias se encuentran coordinadas por el European Council on Foreign Relations, permitiendo disfrutar, entre otros, de Peter Pomerantsev, Nadia Parfan, Anna Terron, Javi López y Francisco de Borja Lasheras. A ellos se les suman los expertos en arte, Enrique Juncosa y Andreu Jaume.

El festival también organiza un taller de animación para niños de 7 a 12 años coordinado por Mario Torrecillas y dos días de jornadas profesionales alrededor del VR (Virtual Reality), que contará con expertos provinientes de empresas de referencia como Khora y Wide VR.

El cartel de este año ha sido obra de Albert Pinya, premio al Mejor Artista Español en Arco, quien toma el relevo de Miquel Barceló, autor de la anterior edición.

Vanessa Redgrave frente a una imagen de Eleanor Roosevelt anunciando la Declaración Universal de los Derechos Humanos en 1948, perteneciente al documental 'Sea Sorrow'. Fotografía cortesía del festival.

Vanessa Redgrave frente a una imagen de Eleanor Roosevelt anunciando la Declaración Universal de los Derechos Humanos en 1948, perteneciente al documental ‘Sea Sorrow’. Fotografía cortesía del festival.