‘Viva el Ciñe’ con Zipi y Zape

Viva El Ciñe
Estreno de ‘Zipi y Zape y la Isla del Capitán’, de Oskar Santos
Cines ABC El Saler
Centro Comercial El Saler
Avda. Profesor López Piñero, 16. Valencia
Viernes 29 de julio de 2016

Desde hace unos meses en Valencia se está realizando un evento muy particular, que la ciudad necesitaba y que el público agradece. ‘Viva El Ciñe’ recupera para Valencia los estrenos de cine nacional con sus protagonistas. Así, directores y actores se dan cita en el Cine ABC El Saler para charlar con los medios y también para que el público los pueda ver en persona y vivir más de cerca la magia del séptimo arte.

El pasado 29 de julio se estrenó en todo el Estado Zipi y Zape y la Isla del Capitán, y en Valencia se realizó una pequeña presentación con su director Oskar Santos, que ya había dirigido en  2013 la primera parte titulada Zipi y Zape y el Club de la Canica, y Toni Gómez, que en el film interpretaba a Zape. Antes de la charla con la prensa pudimos ver el metraje, el cual nos sorprendió por el estilo narrativo, y por la espectacular puesta en escena que habían sacado del film con los escasos cinco millones de euros que les había costado la producción.

Toni Gómez (izda) y Oskar Santos, en la presentación de 'Zipi y Zape y la Isla del Capitán', en Valencia. Fotografía: Lorena Riestra.

Toni Gómez (izda) y Oskar Santos, en la presentación de ‘Zipi y Zape y la Isla del Capitán’, en Valencia. Fotografía: Lorena Riestra.

Elena Anaya haciendo de Pam está a un nivel excepcional, ejecuta su papel bipolar de villana consagrada con mucha presencia, sabiendo que debe infundir miedo y respeto a partes iguales, siempre con un toque algo infantil. Aunque no es menos cierto que la adaptación del universo de Escobar, que es eso solo, una libre adaptación, no se pierde en los chistes fáciles y nos muestra a unos Zipi y Zape con un sentido del humor divertido y fresco, con un lenguaje cercano al actual, sin parecer fingido. Prueba de ello eran las carcajadas de los niños que estaban a mis espaldas, que no paraban de reír cada vez que el gorila aparecía en pantalla.

A la salida y ante un nutrido número de curiosos y sobre todo de niños, nos pusimos a comentar los pormenores de la película con los dos protagonistas de la jornada que se habían pasado por Valencia. Oskar, orgulloso de este trabajo, más de lo que nos hizo entender de su ópera prima El Mal Ajeno, de la que nosotros hablábamos maravillas y él asentía no muy conforme. Y Toni, que estaba como en una nube, y no es para menos con un papel protagonista en una gran aventura, donde hasta el cartel se aleja de lo que solemos ver por estas tierras.

La primera parte fue un éxito, no solo nacional, entonces era previsible que se quisiera una segunda entrega. “A raíz del éxito de la primera, los productores son los que quieren una segunda parte –comenta Oskar- y vuelven a llamarme a mí y a Jorge Lara, y bueno, nosotros ponemos una serie de condiciones, que si querían hacer una segunda de Zipi y Zape había que cambiar a los niños y subirles la edad”.

Fotograma de 'Zipi y Zape y la Isla del Capitán', de Oskar Santos. Cines ABC El Saler de Valencia.

Fotograma de ‘Zipi y Zape y la Isla del Capitán’, de Oskar Santos. Cines ABC El Saler de Valencia.

Mientras se visiona el film uno ve que hay muchos guiños al cine de aventuras de los años 80, le preguntamos por estos, que suponemos más que intencionados para atrapar también a los padres. “Era como, voy a llevarme a Zipi y Zape a Indiana Jones, Regreso al Futuro o Los Goonies; la primera era sobre todo Los Goonies, en esta es sobre todo Regreso al Futuro y especialmente Peter Pan y Julio Verne, y la verdad es que con todo eso ha sido una gozada, ha sido un sueño hecho realidad”, explica el director.

La película se rodó en Hungría. ¿Cómo fue? “Teníamos la experiencia de la primera, éramos prácticamente el mismo equipo, con el mismo presupuesto y el mismo plan de rodaje, pero teníamos la experiencia adquirida, con lo cual ya sabíamos qué podíamos hacer y qué no podíamos hacer. En la primera no pudimos rodar nuestra gran secuencia de acción, equiparable a la que sería aquí el momento del calamar, la gran secuencia. No pudimos porque se nos iba de presupuesto y hubo que sacrificarla y reconvertirlo en algo más sencillo, y aquí puse mucho empeño para que todo el dinero estuviera concentrado en ese bloque final para que no faltara».

«La base para mí de una película -continúa Santos- es siempre el guión, el guión tenía que estar cerradísimo y ser muy sólido, unos muy buenos actores, tanto los chavales como los adultos y Elena Anaya y el equipo técnico, que son todos unos crack, y con el esfuerzo de toda esa gente y su talento la película sale adelante”.

Sin más nos vamos del cine viendo un enorme reguero de personas que estaban deseosas de entrar a la sala a disfrutar del film, porque con este tipo de propuestas, la de la película y la de ‘Viva El Ciñe’, es más sencillo que la gente se anime a ver cine hecho en nuestro país.

Fotograma de Zipi y Zape y la Isla del Capitán, de Oskar Santos.

Fotograma de Zipi y Zape y la Isla del Capitán, de Oskar Santos.

Javier Caro

«Star Wars marcó la historia del cine»

Memorias de una galaxia muy lejana
Pau Gómez
El Búho de Minerva

En el vasto espacio de la mítica saga Star Wars ha aparecido un cuerpo celeste acuñado en Valencia. De la Galaxia Lucas a la Galaxia Gütemberg, Memorias de una galaxia muy lejana, de Pau Gómez editado por El Búho de Minerva. Un proyecto cien por cien valenciano que, con profusión de imágenes, describe anécdotas y curiosidades del rodaje de la mítica saga de ciencia ficción y la opinión de una docena de cineastas sobre estos filmes.  El objetivo es doble. Describir su proceso de creación descubriendo algunos de los secretos mejor guardados, y presentar el  homenaje que un grupo de directores y guionistas brindan a unas películas que marcaron sus trayectorias.

Es una fórmula combinada que Pau Gómez (Valencia, 1978) ya utilizó en 29 miradas sobre Spielberg, basado en su tesis sobre separación familiar en la obra de este director. Fascinado por el género fantástico y el séptimo arte,  ha publicados sendos estudios sobre Christopher Nolan y David Fincher: Un mago en el laberinto (2014) y El viajero de las sombras (2015). Su último proyecto, Robert Zemeckis: El tiempo en sus manos (2015), se acaba de editar con motivo del 30 aniversario del estreno de Regreso al futuro.

Fotograma de El Imperio Contraataca.

Fotograma de El Imperio Contraataca.

“La primera película de Star Wars significó un antes y un después en la historia del cine por muchos motivos, pero principalmente por la capacidad de George Lucas de combinar géneros clásicos como el western, el cine de samuráis o las aventuras de capa y espada bajo un envoltorio de ciencia-ficción”, dice Gómez, que ha publicado también un par de libros sobre Indiana Jones. “Podía haber sido una catástrofe, pero la apuesta acabó convirtiéndose en el mayor éxito de todos los tiempos. Lo que vino después es una obra monstruosa que en sus primeras continuaciones nunca perdió la calidad del original, incluso la superó en El Imperio contraataca, aunque en sus precuelas se esfumó aquel espíritu por culpa de la visión empresarial de Lucas. Ahora, con la franquicia en manos de Disney, ese universo se ampliará hasta más allá de lo que nunca pudimos imaginar. Al menos la cosa ha empezado bastante bien con El despertar de la Fuerza.

Las curiosidades de los rodajes que cuenta Gómez se refieren sobre todo a la trilogía original. Por ejemplo, que Lucas quería a Al Pacino para interpretar a Han Solo, que Harrison Ford trabajaba como carpintero cuando consiguió el papel, que los asteroides se hacían con patatas, y que Lucas estuvo a punto de arruinarse por querer financiar de su bolsillo El Imperio contraataca. “En las precuelas todo estaba mucho más controlado, y salvo las pataletas de Ewan McGregor por tener que rodar delante de una pantalla verde, no hubo anécdotas significativas”, comenta Gómez. “En cambio, la nueva película sí que tiene detalles bastante curiosos, como el hecho de que Daniel Craig interprete a un soldado de la Primera Orden en una escena clave en la que aparece la protagonista. Nunca llegamos a verle la cara, por supuesto”.

Making off de una de las películas de la saga Star Wars.

Making off de una de las películas de la saga Star Wars.

En el prólogo del libro Guillermo del Toro escribe: “Cuando vi Star Wars por primera vez, salí del cine –que estaba en un centro comercial–, di una vuelta a la manzana y acto seguido decidí volver a entrar. No lo había hecho nunca y no he vuelto a hacerlo desde entonces. Era el día del estreno en Guadalajara, México. Yo tenía trece años. Aquel mismo día la vi unas seis o siete veces”. Junto a Álex de la Iglesia y una decena de directores y guionistas rinde su tributo al gran maestro.

“La mayoría de los textos aluden a ese niño interior que todos estos directores recuperan cada vez que ven las películas de la saga, como reconoce Juan Carlos Fresnadillo”, dice Gómez.  Eduardo Chapero-Jackson firma un texto muy interesante en el que hace una lectura política de cada episodio de Star Wars en función de la época de su creación: la América desencantada de los setenta por la guerra de Vietnam o el Watergate. Paco Cabezas hace una oda al frikismo, mientras Álex de la Iglesia muestra su descontento por la trilogía de la precuela. Borja Cobeaga imagina a un J.J. Abrams adolescente que fantasea con dirigir algún día una película de Star Wars.

En España abundan los clubes de fans de Star Wars, especialmente en Madrid, Barcelona y Sevilla. En la Comunidad Valenciana funciona uno de los más activos: la Saga Skywalker. “Son una gente increíble, verdaderos apasionados de la saga”, señala Gómez. “Hace poco tuve la oportunidad de conocer personalmente a su fundador, Pedro Torromé, y a varios de sus miembros, y fue un inmenso placer compartir con ellos mis impresiones sobre estas películas tan emblemáticas”, concluye.

Licenciado en Periodismo y Doctor en Comunicación Audiovisual, Pau Gómez ha trabajado  en Ràdio 9, donde dirigió y presentó los programas especializados en cine Pati de butaques y Cinema Nou. Fue guionista, productor y locutor en los magazines Coses que passen. También ha sido presentador del espacio cinematográfico Ficcionari en Punt 2. Es autor de las novelas La estirpe del mal (2011) y El último sello (2013).

Fotograma de la última película de Star Wars.

Fotograma de la última película de la saga Star Wars.

Bel Carrasco

“La corrupción es lo que más me cabrea”

El regreso del Catón, de Matilde Asensi
Planeta Libros

Matilde Asensi es sin duda la escritora valenciana que más libros de ficción vende. En el cambio de milenio se dio a conocer con El salón de ámbar y Iacobus, pero fue El último Catón (2001), su tercer título, el que la consagró a nivel internacional.  Tras su trilogía Martín Ojo de Plata, Asensi recupera la historia que le dio celebridad con El regreso de Catón, número uno en la lista de best sellers, una tirada inicial de 200.000 ejemplares y más de veinte millones de lectores. “No me abruman estas cifras”, dice la autora.  “Procuro que se queden fuera de mi vida y de mi trabajo, porque quiero seguir siendo yo, una persona normal que disfruta con lo que hace, sin presiones”.

En esta historia la pareja de arqueólogos y paleógrafos, Ottavia y Farag Boswell,  protagonistas de El último Catón, son 15 años más mayores, pero mantienen sus ansias de aventuras, y por encargo de unos ancianos archimillonarios emprenden la búsqueda de los huesos de Jesús y su familia. Con ese objetivo emprenden un largo y accidentado viaje que les lleva desde Canadá a Tierra Santa pasando por Mongolia, las alcantarillas de Estambul y la Ruta de la Seda. Acción, misterios y secretos antiguos se entretejen en las peripecias de los personajes que culminan su periplo en las entrañas del monte Merón, en la Alta Galilea, al norte de Israel. Una intrincada red de túneles y pasadizos creada 800 años atrás por los descendientes de los Asesinos, en la actualidad ismailitas nazaríes.

El regreso del Catón, de Matilde Asensi. Planeta

El regreso del Catón, de Matilde Asensi. Planeta

¿Le molesta que le comparen con Dan Brown o con Indiana Jones?

No, pero no lo entiendo. Es como comparar un coche con un pez. Aunque lo de Indiana Jones me gusta, al contrario que lo de Dan Brown.

¿Resucitó a Catón para complacer a sus seguidores o por deseo personal?

Por las dos cosas y, además, en ese orden: primero para complacer a mis lectores que pedían más de la misma canción como en la radio y, segundo y a continuación, ya por deseo personal.

¿Cómo les ha puesto 15 años encima a sus personajes?

Contando las cosas que les han ocurrido durante este tiempo. Como cualquiera de nosotros, siguen siendo los mismos pero con más experiencia, con más historia.

¿Cuál fue la parte más dura del proceso de documentación? ¿Estuvo personalmente en alguno de los lugares que describe?

Lo más difícil fue encontrar toda la bibliografía que necesitaba. Casi siempre necesito libros raros que ya no se encuentran en ninguna parte y, en El regreso del Catón, fue aún más difícil por la crisis y la falta de reediciones. Y, sí, estuve en muchos de los lugares que describo.

Matilde Asensi. Fotografía de Carlos Ruiz.

Matilde Asensi. Fotografía de Carlos Ruiz.

La Iglesia planea sobre toda la historia. ¿Se considera católica y/o practicante? ¿Qué opina del Papa Francisco?

No, no me considero católica ni practicante. Ni siquiera creyente. Pero he crecido dentro de esa fe y no de otra distinta. Quizá por eso puedo decir que Francisco me cae muy bien, es el Papa que necesitaba la Iglesia católica hace mucho tiempo.

Si se descubrieran los huesos de Cristo y su familia y se pidiera probar científicamente, ¿cómo cree que afectaría al cristianismo y al mundo en general?

Al cristianismo, en nada. La fe seguiría siendo la misma porque la fe siempre va más allá de cualquier argumento. Al mundo en general, como descubrimiento histórico, le aportaría un gran conocimiento sobre los orígenes de nuestra cultura occidental.

Usted es una defensora acérrima de Internet y las redes sociales. ¿No cree que también tienen su lado oscuro?

Tienen el mismo lado oscuro que la vida fuera de Internet. Internet y las redes sociales son un espejo de la sociedad, nada más.

Le esperan varias semanas de viajes y entrevistas para promocionar su obra. ¿Cómo lleva esa parte del oficio de escritor de éxito?

Es agotador, pero también muy satisfactorio porque entras en contacto con tus lectores. De todas formas, creo que es la parte más dura del oficio de escribir.

¿Qué es lo que más le cabrea de la realidad que vivimos?

La mentira y la corrupción política. La manipulación en la que nos hacen vivir para seguir agarrados a los cargos públicos. No entiendo cómo pueden dormir por la noche sin tener pesadillas o remordimientos. Si de verdad creen lo que dicen (cosa que considero imposible), es que viven dentro de una burbuja y no se enteran de lo que vive, opina y siente la gente de la calle.

Matilde Asensi. Fotografía de Carlos Ruiz.

Matilde Asensi. Fotografía de Carlos Ruiz.

Bel Carrasco