Jeff Bridges fotografía la intimidad de sus rodajes

Jeff Bridges. Fotógrafo
Filmoteca y Railowsky
Plaza del Ayuntamiento, 17 y Calle Grabador Esteve, 34. Valencia
Hasta el 11 de septiembre de 2019

El Institut Valencià de Cultura presenta en la Filmoteca y en la librería Railowsky una exposición de fotografías del actor norteamericano Jeff Bridges, que permanecerá abierta hasta el próximo 7 de septiembre en ambos espacios. Mientras en la sala de exposiciones de la librería de Railowsky se exhiben 45 fotografías, en la Filmoteca se podrán contemplar 27 fotografías repartidas entre la cafetería y los pasillos del edificio Rialto.

En la exposición, Jeff Bridges presenta sus fotografías en blanco y negro, realizadas en proceso analógico, que descubren los entresijos y la intimidad en los rodajes de muchas de sus películas. Entre las fotografías seleccionadas figura un antecedente del actual ‘selfie’ en el autorretrato que realiza el propio Bridges con Sam Elliot durante el rodaje de la mítica película ‘El gran Lebowski’ (1998) de los hermanos Coen.

También se puede ver a John Goodman jugando a los bolos en la misma película o a Mary Ellen Mark retratando a Jeff Bridges y a su padre, el también actor Lloyd Bridges, durante el rodaje de la película ‘Volar por los aires’ (1994). Todas las fotografías pertenecen a los rodajes de las películas protagonizadas por Jeff Bridges y están realizadas por el actor con una cámara Widelux F8 de 35 mm.

En estas fotografías, Bridges intenta captar la intimidad de los rodajes y el universo de ficción de sus películas desde la perspectiva de los personajes que ha interpretado, ya sea ‘el nota’, en ‘El gran Lebowski’, Rooster Cogburn en ‘Valor de ley’ o Jack Baker en ‘Los fabulosos Baker Boys’.

Como complemento a la exposición, la Filmoteca proyectará dos películas protagonizadas por Jeff Bridges. ‘El gran Lebowski’ (1997), de Ethan Coen, podrá verse el miércoles 12 de junio a las 18.00h y el jueves 13 a las 20.00. ‘Fat City’ (1972), de John Huston, se proyectará el mismo jueves 13 a las 18.00h y el martes 18 a las 20.30 horas. 

Jeff Bridges con Sam Weston durante el rodaje de ‘El gran Lebowsky’. Imagen cortesía de Filmoteca de Valencia y Fundación Railowsky.

LABdeseries o la ficción televisiva como síntoma

Festival LABdeseries
Filmoteca de Valencia y Palacio de la Exposición
Plaza del Ayuntamiento, 17 y Calle Galicia, 3, respectivamente. Valencia
Del 11 al 14 de abril de 2019

La primera edición de LABdeseries, un laboratorio y festival de series televisivas que se celebra del 11 al 14 de abril en la Filmoteca de València y en el Palacio de la Exposición, prestará gran atención a las ficciones más influyentes de este siglo, conocido como la tercera edad de oro de las series. De este modo se analizará la importancia de títulos como ‘Black Mirror’, ‘Los Soprano’ y ‘Juego de Tronos’ y se tratará de determinar las claves de su influencia en la sociedad.

Teniendo en cuenta que la celebración del LABdeseries coincidirá con la campaña electoral, el festival ha reservado un espacio para observar la manera en que la política ha sido tratada en las series. El guionista británico Roger Drew, que ha participado en ‘The Thick of It’ y ‘Veep’, explicará cómo es la relación en Gran Bretaña entre la televisión y el poder.

Vota Juan. Festival LABdeseries del IVC.

‘Vota Juan’. Festival LABdeseries del IVC.

Sobre la sátira política, el humor y las comedias que ironizan en torno a los secretos del estado charlará Drew en Valencia con el también guionista Diego San José, que ha estrenado recientemente en TNT ‘Vota Juan’. Coloquios sobre el humor en las series, la representación de los jóvenes o la fascinación por el mal en la ficción serán otras de los temas que se abordarán en el festival.

En la presentación del nuevo festival del Institut Valencià de Cultura (IVC), José Luis Moreno, director adjunto de Audiovisuales y Cinematografía, señaló que «somos conscientes de la importancia actual de las series televisivas, no solo en la vida cotidiana de millones de personas como parte de sus hábitos culturales, sino también dentro de la ficción audiovisual y del propio lenguaje cinematográfico».

Los Soprano. LABdeseries del IVC.

Los Soprano. LABdeseries del IVC.

«Por este motivo, el IVC crea un festival que sirva para reflexionar sobre la historia y la actualidad de las series. También se abren las puertas de la Filmoteca a los formatos modernos de la narrativa televisiva en la que está muy presente la influencia del cine y en la que grandes directores y guionistas demuestran su talento», subrayó.

La profesora e historiadora Áurea Ortiz, promotora del proyecto junto al gestor cultural David Brieva y el periodista y crítico de televisión Mikel Labastida, también destacó la relevancia actual de este fenómeno televisivo: «No se trata solo del tiempo que les dedicamos y de la enorme importancia que han adquirido en nuestro ocio; pensar las series supone pensar el mundo y nuestra relación con él».

De izda a dcha, Mikel Labastida, José Luis Moreno, Áurea Ortiz y David Brieva. Imagen cortesía del IVC.

De izda a dcha, Mikel Labastida, José Luis Moreno, Áurea Ortiz y David Brieva. Imagen cortesía del IVC.

«Hemos tratado de sondear los principales debates de los seriéfilos y los títulos que más conversación generan para componer una programación que sirva de carta de presentación y atraiga a todo tipo de públicos», afirmó Labastida. «LABdeseries es el festival en el cual aficionados, analistas y creadores querrán ‘maratonear’, una cita imprescindible y nuevo punto de encuentro para los seriéfilos», concluyó Brieva.

Por Valencia pasarán guionistas, profesionales de la dirección, la divulgación científica, periodistas, escritores y sociólogos. Entre las personas invitadas de esta primera edición figuran David Trueba, Borja Cobeaga, Belén Gopegui, Antonio Martínez Ron, Pepón Montero, Juan Maidagán, Marta Peirano, Darío Adanti, Manuel Ríos San Martín, Begoña Álvarez y Darío Madrona, entre otros.

LABdeseries es un festival del IVC que cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de Valencia, el Institut Valencià de la Joventut (IVAJ), el EDAV (Escritores del Audiovisual Valenciano) y la Fundación SGAE.

Black Mirror. LABdeseries del IVC.

Black Mirror. LABdeseries del IVC.

Los westerns como filosofía de vida

Los westerns de Anthony Mann y James Stewart
Filmoteca de Valencia
Plaza del Ayuntamiento, 17. Valencia
Del 27 de marzo al 15 de mayo de 2019

La Filmoteca organiza un ciclo de westerns dirigidos por Anthony Mann y protagonizados por James Stewart, que se podrá ver del 27 de marzo al 15 de mayo.  Con este ciclo, La Filmoteca vuelve a colaborar con el seminario ‘Filosofía y cine’, que en su tercera edición centra la atención en los insólitos westerns de la pareja Mann y Stewart, una de las relaciones artísticas más destacadas entre un director y una estrella de Hollywood, que puede ser comparada a la alianza entre John Ford y John Wayne.

James Stewart en 'Colorado Jim', de Anthony Mann. Filmoteca de Valencia.

James Stewart en ‘Colorado Jim’, de Anthony Mann. Filmoteca de Valencia.

El ciclo se inicia el miércoles 27 de marzo, a las 18.00 horas, con la proyección de ‘Winchester 73’ (1950), un western supuestamente arquetípico, pero de una gran audacia narrativa y temática al centrarse en la sorprendente e inquietante historia de un rifle que va cambiando de manos y al tener como protagonista a un vaquero taciturno y desencantado.

A partir de abril también se podrán ver ‘Horizontes lejanos’ (1952), ‘Colorado Jim’ (1953), ‘Tierras lejanas’ (1954), ‘El hombre de Laramie’ (1955) y, por último, ‘El hombre del Oeste’ (1958), la única película del ciclo que no está protagonizada por James Stewart sino por Gary Cooper.

Fotograma de 'Horizontes lejanos', de Anthony Mann. Filmoteca de Valencia.

Fotograma de ‘Horizontes lejanos’, de Anthony Mann. Filmoteca de Valencia.

Uno de los dos pases de cada película del ciclo tendrá lugar los miércoles a las 18.00 horas en La Filmoteca, seguido de una conferencia a las 20.00 horas en el Ateneo Mercantil de València.

Los ciclos ‘Homenaje a Stanley Cavell’ de 2017 y ‘Hitchcock filósofo’ de 2018 también fueron una colaboración de La Filmoteca con el seminario ‘Filosofía y cine’, un proyecto de la Escuela de Filosofía del Ateneo Mercantil, La Torre del Virrey-Instituto de Estudios Culturales Avanzados, la Universidad Católica de València y el CEFIRE Humanístico y Social.

James Stewart en 'Winchester 73', de Anthony Mann. Filmoteca de Valencia.

James Stewart en ‘Winchester 73’, de Anthony Mann. Filmoteca de Valencia.

‘El confesor’, ‘El ministro’ o el porno de Alfonso XIII

‘El ministro’ y ‘El confesor’, de los hermanos Ramón y Ricardo de Baños
Filmoteca de Valencia
Plaza del Ayuntamiento, 17. Valencia
Sábado 9 de marzo de 2019, a las 22.30h

La Filmoteca proyecta el sábado 9 de marzo, en una única sesión, ‘El ministro’ y ‘El confesor’, dos películas que fueron rodadas por los hermanos Ramón y Ricardo de Baños en la década de los veinte del siglo XX por encargo del rey Alfonso XIII.

Estas dos producciones de un poco más de media hora de duración fueron descubiertas en los 70 y luego depositadas en la Filmoteca en 1991 por el coleccionista de cine José Luis Rado, para que fueran restauradas por el Archivo Fílmico. Desde entonces están conservadas en la Filmoteca como parte del Patrimonio Audiovisual Valenciano. José Luis Rado, tristemente fallecido el pasado mes de febrero, fue director de la Filmoteca entre 1998 y 2009.

Fotograma de 'El confesor'. Imagen cortesía de Filmoteca de Valencia.

Fotograma de ‘El confesor’. Imagen cortesía de Filmoteca de Valencia.

A pesar de que ya han sido proyectadas en otras ocasiones, la Filmoteca recupera estas dos cintas filmadas hace casi 100 años, como una sesión de cine mudo con acompañamiento musical en vivo a cargo del maestro Arcadi Valiente. La sesión es para mayores de 18 años.

‘El confesor’, ‘El ministro’ y ‘Consultorio de señoras’ son las tres únicas cintas que se conservan de la colección erótica del rey Alfonso XIII. Pese a su contenido explícito, la puesta en escena y la irreverente intención satírica de estas películas están más próximas al modelo de representación del cine cómico del período mudo que a los cánones de la pornografía actual.

Fotograma de 'El ministro'. Imagen cortesía de Filmoteca de Valencia.

Fotograma de ‘El ministro’. Imagen cortesía de Filmoteca de Valencia.

La Transición, en filmaciones de Super-8

Vestigios en Super-8: una crónica amateur de los años del cambio
Elena Oroz y Xose Prieto Souto
Filmoteca de Valencia
Plaza del Ayuntamiento, 17. Valencia
Viernes 22 de febrero de 2019, a las 18.00h

La Filmoteca proyecta el viernes 22 de febrero, en sesión única, ‘Vestigios en Super-8: una crónica amateur de los años del cambio’ (2018), de Elena Oroz y Xose Prieto Souto, coincidiendo con la celebración del festival Humans Fest. La sesión será presentada por María Jesús Piqueras, técnica del Archivo Fílmico de La Filmoteca.

Vestigios. Imagen cortesía de Filmoteca de Valencia.

Vestigios en Super-8: una crónica amateur de los años del cambio. Imagen cortesía de Filmoteca de Valencia.

En este proyecto de investigación y documental de montaje, Elena Oroz y Xose Prieto Souto han seleccionado una serie de filmaciones en Super-8, registradas por aficionados entre 1976 y 1979. Estas filmaciones ofrecen una mirada desde muy distintas perspectivas al cambio político vivido durante la Transición, así como al devenir de la vida cotidiana. El Archivo Fílmico de La Filmoteca participa en el proyecto aportando imágenes de películas en super-8 de sus fondos, que son reflejo de la realidad valenciana de aquel periodo histórico.

‘Vestigios en Super-8: una crónica amateur de los años del cambio’ es una iniciativa impulsada por Filmoteca Española en colaboración con La Filmoteca del IVC, el Centro Galego das Artes da Imaxe, Filmoteca de Andalucía, Filmoteca de Castilla y León y Filmoteca de Navarra. Su difusión se enmarca dentro de la celebración estatal del cuarenta aniversario de la Constitución Española.

Vestigios en Super-8: una crónica amateur de los años del cambio. Imagen cortesía de Filmoteca de Valencia.

Vestigios en Super-8: una crónica amateur de los años del cambio. Imagen cortesía de Filmoteca de Valencia.

Según Oroz y Prieto Souto, el documental recoge «desde los carteles electorales que cubren el paisaje urbano de la ciudad, hasta la familia que disfruta del tiempo de verano bajo la sombrilla de una playa, pasando por las procesiones religiosas, los festejos tradicionales, el trabajo de mar y campo, el cumplimiento del servicio militar o las numerosas demostraciones de protestas vecinales, laborales o identitarias».

Los comisarios del proyecto que podrá verse en La Filmoteca también destacan que «en conjunto, el programa muestra manifestaciones que expresan reivindicaciones, algunas hoy olvidadas, rituales que perviven de tiempos anteriores o el encuentro con lo violento. Se propone así un recorrido en super-8 por unas geografías simbólicas descentradas del cambio político».

Vestigios en Super-8: una crónica amateur de los años del cambio. Imagen cortesía de Filmoteca de Valencia.

Vestigios en Super-8: una crónica amateur de los años del cambio. Imagen cortesía de Filmoteca de Valencia.

La mirada libre de Agnès Varda

Agnès Varda, la mirada lliure
Filmoteca de Valencia
Plaza del Ayuntamiento, 17. Valencia
Del 26 de enero al 19 de mayo de 2019

La Filmoteca de Valencia presenta el ciclo ‘Agnès Varda, la mirada lliure’, en el marco de su colaboración anual con Donostia Kultura. Después de los ciclos organizados en 1998 y 2012, la Filmoteca vuelve a prestar atención a una de las realizadoras más destacadas del cine europeo y una de las pioneras del cine feminista. ‘Agnès Varda, la mirada lliure’ podrá verse en la Sala Berlanga del 26 de enero al 19 de mayo.

Fotograma de 'Murs Murs', de Agnès Varda. Imagen cortesía de Filmoteca.

Fotograma de ‘Murs, murs’, de Agnès Varda. Imagen cortesía de Filmoteca.

Compuesto por ocho largometrajes y cinco cortos, el ciclo se inicia el sábado, 26 de enero, a las 18 horas, con la proyección de ‘Murs, murs’ (1980). Ensayo fílmico sobre los murales de la ciudad de Los Angeles, la película es también un retrato de la vías de expresión de la cultura chicana y una aproximación a la multiculturalidad de la ciudad californiana.

El ciclo incluye las tres películas que Varda dirigió en Estados Unidos y los retratos que dedicó a su pareja, el cineasta Jacques Demy, a la actriz Jane Birkin y a la escritora Elsa Triolet. También figuran los audaces ensayos fílmicos que rodó, ya en el nuevo milenio, en los que utilizó la tecnología digital con la cual ha conseguido un grado mayor todavía de libertad expresiva.

Agnès Varda y Jacques Demy. Imagen cortesía de Filmoteca de Valencia.

Agnès Varda y Jacques Demy. Imagen cortesía de Filmoteca de Valencia.

Vinculada en sus orígenes a la ‘nouvelle vague’, Agnès Varda (Bruselas, 1928) ha realizado siempre un cine muy personal, entre la experimentación vanguardista y el ensayo documental, pero con un tono realista y una clara intención social. La cineasta lleva seis décadas realizando un cine que transgrede las fronteras entre documental y ficción mucho antes de que hacerlo se convirtiera en tendencia.

Su trayectoria cinematográfica ha sido reconocida en numerosas ocasiones y entre los premios que ha obtenido figura el León de Oro del Festival de Venecia por ‘Sin techo ni ley’ (1985) y el César por su biografía documentada en ‘Las playas de Agnès’ (2009). En 2017 recibió el Oscar honorífico por su carrera.

Jane Birkin y Agnès Varda (reflejada en el espejo). Imagen cortesía de Filmoteca de Valencia.

Jane Birkin y Agnès Varda (reflejada en el espejo). Imagen cortesía de Filmoteca de Valencia.

La mirada extrema de Yasuzo Masumura

Yasuzo Masumura. Retratos al límite
Filmoteca de Valencia
Plaza del Ayuntamiento, 17. Valencia
Inauguración: jueves 17 de enero de 2019, a las 18.00h

El Institut Valencià de Cultura presenta en la Filmoteca el ciclo del cineasta japonés ‘Yasuzô Masumura. Retratos al límite’, en colaboración con Fundación Japón. El ciclo se inicia este jueves 17 de enero con la proyección de ‘Hoodlum Soldier’ (‘Heitai Yakuza’ 1965), una crítica a la violencia y los abusos dentro del ejército japonés en periodo de guerra.

Fotograma de 'Hoodlum Soldier'. Imagen cortesía de Filmoteca de València

Fotograma de ‘Hoodlum Soldier’. Imagen cortesía de Filmoteca de València

A pesar de ser uno de los cineastas japoneses más destacados de la posguerra, Yasuzô Masumura (1924-1986) es casi un desconocido en Occidente. Este ciclo ofrece la oportunidad de descubrir seis de sus mejores películas. Todas son adaptaciones literarias en las que Masumura muestra su particular mirada, en ocasiones extrema y al límite de lo convencional.

Referente de cineastas como Oshima, el cine de Masumura está poblado por personajes que en ocasiones bordean la locura. «No existe el deseo no reprimido; una persona que deja a cuerpo descubierto todos sus deseos solo puede ser considerada loca», afirmó el director. Masumura también dijo que «lo que me interesa es crear locos que expresen sus deseos sin vergüenza, sin importarles lo que piensan los demás».

Fotograma de 'Red Angel'. Imagen cortesía de Filmoteca de València.

Fotograma de ‘Red Angel’. Imagen cortesía de Filmoteca de València.

De esta forma, la sensualidad es un aspecto central en la obra de Masumura, que fue pionero a la hora de introducirla de manera más explícita en sus películas, a la vez que denunciaba una sociedad hipócrita y represiva.

El ciclo también permitirá disfrutar de una de las grandes actrices de la historia del cine japonés, Ayako Wakao, presencia recurrente en la filmografía de Masumura, ya que protagonizó 25 de sus películas. La actriz figura en el reparto de cuatro películas rodadas en los años sesenta que forman parte del ciclo: ‘Tatuaje/Spider Girl’, ‘Seisaku’s Wife’, ‘With My Husband Consiente’ y ‘The Red Angel’.

Fotograma de 'Spider Girl'. Imagen cortesía de Filmoteca de València.

Fotograma de ‘Spider Girl’. Imagen cortesía de Filmoteca de València.

¿Por qué hay amores que son letales?

Cátedra Berlanga
XVIII Jornadas de Historia y Análisis Cinematográfico
Palacio de Colomina
C / Almudín, 1. Valencia
Lunes 3 y martes 4 de diciembre de 2018

Al sociólogo Edgar Morin lo que más le sorprendió de Mayo del 68, del que ahora se celebra su 50 aniversario, era la paradoja de sentir una gran insatisfacción en la opulenta sociedad del bienestar. Hijos de burgueses acomodados manifestando un profundo malestar, cuya ira desbordaba los amables cauces democráticos en los que vivían. En las acolchadas paredes de los hogares parisinos, tenía lugar una insurrección contra ese orden burgués que reunía en sí la contradicción antes señalada: el confort propiciando la irrupción de cierta violencia.

Medio siglo después, la paradoja continúa. Y, con ella, la dificultad de comprender el malestar que nos aqueja cuando, asegurada la más estricta supervivencia, sentimos insuficiente ese bienestar. Lo mismo sucede en el marco privado de las relaciones personales. Alcanzadas ciertas cotas de igualdad, descubrimos de pronto una diferencia insalvable entre hombres y mujeres, e incluso entre sujetos de idéntica condición sexual. Para abordar todo ello, la Cátedra Berlanga pone en diálogo dos películas de 1967, Peppermint Frappé, de Carlos Saura, y La boutique, de Luis García Berlanga, sintomáticas de esa crispación hoy todavía no resuelta, cuando no agravada.

Fotograma de 'La boutique', de Luis García Berlanga.

Fotograma de ‘La boutique’, de Luis García Berlanga.

“Si la obsesión de un hombre reprimido por el franquismo es a lo que se reduce la trama de Peppermint Frappé, entonces la obra de arte queda suprimida en aras del debate ideológico y del contexto en que fue creada”, asegura Luis Martín Arias, profesor de la Universidad de Valladolid que participa en las jornadas  Amores Letales: La Boutique y Peppermint Frappé, que acoge el Palacio Colomina de Valencia durante los próximos días 3 y 4 de diciembre. Organizadas por la Universidad CEU Cardenal Herrera, el Institut Valencià de Cultura y la Fundación Aisge, en colaboración con la Asociación Cultural Trama y Fondo, reúne a una serie de expertos y profesionales del audiovisual que analizarán ambos textos para desentrañar lo que en ellos sucede.

“Si una película no es simple debate ideológico, sino que plantea el debate eterno de la naturaleza humana, más allá del contexto, será una obra de arte que nos interroga pasado el tiempo”, añade Martín Arias. De lo contrario, dice, quedará como texto para su valoración histórica. De manera que si la obsesión de Julián (José Luis López Vázquez) por Elena (Geraldine Chaplin) en la película de Saura, merece la pena estudiarse, es por ese carácter transversal que lo sitúa en la actualidad como perfil asociado a cierto deseo masculino.

Fotograma de Pepermint Frappé, de Carlos Saura.

Fotograma de Pepermint Frappé, de Carlos Saura.

Otro tanto cabe decir de La boutique, película que analizará Jesús González Requena, catedrático de la Universidad Complutense de Madrid, en su ponencia Máquinas crueles. “Maquinitas egoístas”, matiza, dado que a su juicio, en la película de Berlanga, “todos los personajes son malas personas”. Y dentro de ese mundo de “maquinitas malvadas”, los hombres “son igual de malos que las mujeres, pero infinitamente más torpes”, asegura. Le sorprende esa deriva de Berlanga cada vez que realiza sus películas fuera de España: como pasa en La boutique, rodada en Argentina, o Tamaño natural, en Francia. “Cuando sale de España todo resulta más desabrido; desaparece el lado humano que ves en sus otras películas”.

Begoña Siles, directora de la Cátedra Berlanga, pone el acento en algo que vincula a una y otra película: la aparición de ciertas obras de Antonio Saura, hermano del cineasta, en ambos textos. En concreto, obras de la serie Brigitte Bardot, icono sexual de los años 60 y 70, que el pintor realiza quebrando su imagen seductora para que aparezca cierto desgarro de su figura. “Por utilizar la frase del poeta Rilke, cuando dice que lo bello es el comienzo de lo terrible que todavía podemos soportar, diríase que en ambas películas aparece el fantasma femenino ligado con la muerte”.

Fotograma de 'La boutique', de Luis García Berlanga.

Fotograma de ‘La boutique’, de Luis García Berlanga.

“Todo deseo remite al fantasma del otro”, apunta Siles. Fantasma que “desemboca en la destrucción” cuando el sujeto “es incapaz de alcanzar al sujeto que hay detrás de ese imaginario”. Precisamente de Antonio Saura, cuya obra viene a coincidir en ambas narraciones, se ocupa Maite Ibáñez, doctora en Historia del Arte, que hablará de la “pintura rebelde” del artista aragonés, del que se cumplen ahora 20 años de su fallecimiento. Pintura rebelde que vuelve a rimar con ese carácter insurgente de Mayo del 68, que alcanza a nuestros días.

El crítico de cine Jorge Castillejo abordará La boutique desde la óptica de la guerra de sexos. Como se recoge en el Berlanga Film Museum, creado por Rafael Maluenda bajo la coordinación del propio Castillejo, la película narra la estrategia perversa de una madre (Ana María Campoy) que hace creer a su yerno (Rodolfo Beban) que su mujer Carmen (Sonia Bruno) padece una enfermedad terminal, con el fin de que el joven playboy deje sus amoríos y se centre en su esposa.

Fotograma de 'Peppermint Frappé', de Carlos Saura.

Fotograma de ‘Peppermint Frappé’, de Carlos Saura.

El director de cine Óscar Aibar (Platillos volantes, El Gran Vázquez o El bosque) incidirá en el humor de la dupla Berlanga Azcona y su influencia en los directores actuales, de los que él mismo se considera un buen ejemplo. “Invierte el humor de directores como Mario Monicelli, maestro de la comedia a la italiana, para adaptarlo a la psicología española”, señala quien se halla en estos momentos dirigiendo uno de los capítulos de la serie televisiva Cuéntame.

Paco Belda, por su parte, en tanto director de fotografía que ha trabajo con Carlos Saura (“me gusta más hablar de Cinematographer o Dirección Fotografía que de director”), rastreará la luz que emplea en sus películas el autor de Peppermint Frappé, La caza, Cría cuervos o Bodas de sangre. Para ello, se servirá de imágenes creadas por José Luis Alcaine, Teo Escamilla, Vittorio Storaro o el propio Luis Cuadrado, encargado de la fotografía de la película analizada en las jornadas de la Cátedra Berlanga. Dos días de ponencias, charlas, coloquios y proyecciones, en torno a esas diferencias entre lo masculino y lo femenino, entre lo clásico y lo moderno, tan difíciles de articular en la sociedad posmoderna.

Fotograma de 'Peppermint Frappé', de Carlos Saura.

Fotograma de ‘Peppermint Frappé’, de Carlos Saura.

Salva Torres

Recuperando a Muriel Box

Muriel Box, una cineasta clásica
Filmoteca de Valencia
Plaza del Ayuntamiento, 17. Valencia
Del 2 de octubre al 14 de noviembre de 2018

El Institut Valencià de Cultura presenta en la Filmoteca un ciclo de la directora británica Muriel Box (1905-1991), que está organizado por el IVC, el Festival Internacional de Cine de San Sebastián y la Filmoteca Española, con la colaboración de Filmoteca Vasca y el Museo San Telmo. El ciclo se inició el 2 de octubre con la proyección de ‘Herencia contra reloj’ (1954), una comedia protagonizada por Shelley Winters, John Gregson y Peggy Cummins, sobre una disputa entre familiares por una herencia de dos millones de dólares.

Fotograma de 'Herencia contra reloj', de Muriel Box. Imagen cortesía de Filmoteca de Valencia.

Fotograma de ‘Herencia contra reloj’, de Muriel Box. Imagen cortesía de Filmoteca de Valencia.

Muriel Box se caracterizó a lo largo de toda su carrera como escritora y directora, desarrollada entre 1945 y 1964, por tratar temas complejos y prohibidos de manera muy lúcida y valiente como la prostitución, el abuso de menores, el aborto, los hijos ilegítimos o el sexo en la adolescencia. Como ocurre con las norteamericanas Dorothy Arzner e Ida Lupino, la revisión actual de su filmografía parece esencial para establecer un discurso feminista y una reivindicación del papel importante de las realizadoras en diferentes contextos y cinematografías. A pesar de disfrutar de un cierto prestigio cinéfilo, son pocos los estudios sobre su obra y apenas aparece reseñada en las historias generales del cine.

Muriel Box responde además al canon del cine independiente, a pesar de que trabaja con temáticas propias de los géneros clásicos y populares, como el melodrama, la comedia, el policíaco o el cine de época. Su obra como directora queda inscrita en un periodo de cambios en el cine británico, el de las comedias de la productora Ealing, la obra de otros independientes como Michael Powell y Emeric Pressburger y el nacimiento de la práctica documental crítica que derivaría en el ‘Free Cinema’.

Fotograma de 'Séptimo velo', de Muriel Box. Imagen cortesía de Filmoteca de Valencia.

Fotograma de ‘El séptimo velo’, de Muriel Box. Imagen cortesía de Filmoteca de Valencia.

Box empezó en el cine como ‘script’. En 1935 contrajo matrimonio con el escritor Sydney Box, con quien crearía cinco años después la productora de documentales bélicos Verity Films. Cuando después de la guerra Sydney se convirtió en el director de Gainsborough Pictures, Muriel pasó a ser la responsable del departamento de guiones.

En 1946, Muriel ganó el Oscar al mejor guión original por ‘El séptimo velo’, dirigido por Compton Bennett y escrito en colaboración con su esposo. Fue la segunda mujer en obtener un Oscar al mejor guión después de Frances Marion, que lo había ganado en 1930 y 1932. En 1949 codirigió ‘The Lost People’, un drama de posguerra iniciado por Bernard Knowles y que ella completó en el sesenta por ciento de metraje. En 1951, Sydney creó la compañía London Independiente Producers, en la cual Muriel pudo llevar a cabo argumentos que entonces no estaban muy vistos ni en el cine ni en la sociedad británica. Lo hizo a partir de una mezcla entre mirada autoral y cine de género, uno de sus rasgos principales.

Simon and Laura, de Muriel Box. Imagen cortesía de Filmoteca de Valencia.

Simon and Laura, de Muriel Box. Imagen cortesía de Filmoteca de Valencia.

Dirigió 14 largometrajes entre 1949 y 1964, de entre los cuales destacan sus peculiares comedias románticas en torno a la guerra de sexos, como ‘Herencia contra reloj'(1954) y ‘Simon and Laura’ (1955), con Peter Finch y Kay Kendall en los papeles de una pareja de actores de la vida real que se convierten en protagonistas de un programa de la BBC.

Destacó igualmente en el drama con ‘El vagabundo de las islas’ (1954), adaptación de una obra clásica de W. Somerset Maugham sobre alcohol, religión, puritanismo y epidemias; ‘This Other Eden’ (1959), en el cual afrontó el tema irlandés al relatar las tensiones en una pequeña ciudad donde se quiere erigir una estatua a un miembro del IRA, y ‘Too Young to Love’ (1960), una historia de prostitución de menores y aborto. También rodó curiosos relatos criminales, como ‘Street Corner’ (1953) sobre el trabajo diario de una mujer policía y ‘Subway in the Sky’ (1959), ambientado en el Berlín de posguerra.

Daybreak (Amanecer), de Muriel Box. Imagen cortesía de Filmoteca de Valencia.

Daybreak (Amanecer), de Muriel Box. Imagen cortesía de Filmoteca de Valencia.

La sombra de Ingmar Bergman es alargada

Ciclo conmemorativo del centenario de Ingmar Bergman
Filmoteca de Valencia
Plaza del Ayuntamiento, 19. Valencia
Del 14 de septiembre de 2018 al 27 de enero de 2019

La Filmoteca inicia la temporada con un ciclo conmemorativo del centenario del nacimiento del director sueco Ingmar Bergman (1918-2007). Director de cine, guionista y dramaturgo, Ingmar Bergman está considerado como uno de los grandes cineastas del siglo XX. Autor de películas tan famosas como ‘Fanny y Alexander’ o ‘El séptimo sello’, Bergman estudió Historia del Arte y trabajó en el mundo del teatro antes de empezar en el cine con ‘Crisis’ (1945).

Con más de 40 películas dirigidas entre el cine y la televisión, Bergman recibió premios tan importantes como tres Oscar de Hollywood e incontables galardones en Europa. Desde el punto de vista más literario, Bergman escribió narrativa y teatro, y publicó varios de sus guiones. El ciclo se inició el viernes 14 de septiembre con un programa doble conformado por dos de las primeras películas del director sueco: ‘Música en la oscuridad’ (1947) y ‘Prisión’ (1949).

Fotograma de 'Un verano con Mónica', de Ingmar Bergman. Filmoteca de Valencia.

Fotograma de ‘Un verano con Mónica’, de Ingmar Bergman. Filmoteca de Valencia.

Esta extensa y completa retrospectiva sobre uno de los directores europeos más importantes de la historia del cine prosigue en septiembre con otros títulos clásicos de la década de los cincuenta como ‘Juegos de verano’ (1951), ‘Noche de circo’ (1953), ‘Una lección de amor’ (1954), ‘Un verano con Mónica’ (1952), ‘Sonrisas de una noche de verano’ (1955) y ‘Sueños’ (1955).

Fresas salvajes, de Ingmar Bergman. Imagen cortesía de la Filmoteca de Valencia.

Fresas salvajes, de Ingmar Bergman. Imagen cortesía de la Filmoteca de Valencia.

El 28 de septiembre, a las 20.00 horas, los profesores Juan Miguel Company y Luis Pérez Ochando presentarán el ciclo de Bergman y la proyección de ‘El rostro’ (1958) al público de la sala Berlanga. En septiembre, el ciclo concluye con dos de las grandes obras de Bergman y de la historia del cine: ‘Fresas salvajes’ (1957) y ‘El séptimo sello’ (1956).
En el mes de octubre se proyectarán algunas de sus grandes películas de los años sesenta, como ‘El manantial de la doncella’ (1959), ‘El ojo del diablo’ (1960), ‘Como en un espejo’ (1961), ‘Los comulgantes’ (1962), ‘El silencio'(1963), ‘Todas esas mujeres’ (1964), ‘Persona’ (1966), ‘La hora del lobo’ (1968), ‘La vergüenza’ (1968), ‘El rito’ (1969) o ‘La pasión de Anna’ (1969).

Ingmar Bergman. Imagen cortesía de la Filmoteca de Valencia.

Ingmar Bergman. Imagen cortesía de la Filmoteca de Valencia.

El ciclo concluirá con la proyección de la última etapa de su filmografía realizada entre 1970 y el momento de su defunción con películas como ‘Gritos y susurros’ (1972), ‘Secretos de un matrimonio’ (1973 + TV), ‘La flauta mágica’ (1975), ‘Cara a cara’ (1976), ‘El huevo de la serpiente’ (1977), ‘Sonata de otoño’ (1978), ‘Mi isla, Farö’ (1979), ‘De la vida de las marionetas’ (1980), ‘Fanny y Alexander’ (1982 + TV) y ‘Saraband’ (2003).

El séptimo sello, de Ingmar Bergman. Imagen cortesía de La Filmoteca de Valencia.

El séptimo sello, de Ingmar Bergman. Imagen cortesía de La Filmoteca de Valencia.