Más ‘Bodas de Sangre’ en Flumen

Bodas de sangre, de Jose Saiz
Teatro Flumen
C / Gregorio Gea, 15. Valencia
Del 22 de octubre al 20 de noviembre de 2016

El Teatro Flumen se viste de gala con los nuevos estrenos. Tras el éxito de ‘Bodas de Sangre’ la pasada temporada, repone este espectáculo producido por Teatro Flumen bajo la dirección de Jose Saiz. El reestreno oficial fue el jueves 27 de octubre y se mantendrá en cartel hasta el 20de noviembre. Por otro lado, el viernes 28 de octubre inauguró un nuevo espectáculo de Saga Producciones bajo la dirección igualmente de Jose Saiz, ‘Dulce Condena – Historia no oficial de Los Rodríguez’, que estará en el Flumen hasta el 19 de noviembre.

Bodas de sangre, de Jose Saiz. Imagen cortesía de Teatro Flumen.

Bodas de sangre, de Jose Saiz. Imagen cortesía de Teatro Flumen.

‘Bodas de Sangre’ nos cuenta la tragedia poética de Lorca al compás del flamenco más puro. Esto es lo que dice la sinopsis: “Un pueblo andaluz. Una boda. Dos familias enfrentadas. La novia sigue enamorada de su antiguo novio Leonardo. Una vez celebrada la ceremonia, se entrega a él y huyen juntos apasionadamente. El esposo abandonado los persigue y, cuando encuentra al amante de su mujer, lo desafía a un duelo de navajas”.

El sentido trágico de la vida, la muerte y la violencia que acompaña a los hombres durante toda su vida, se va manifestando a través de los presagios y el dolor de la madre en la reposición de ‘Bodas de sangre’.

‘Dulce Condena – Historia no oficial de Los Rodríguez’ permitirá revivir los grandes éxitos de Los Rodríguez, en este homenaje teatralizado como nunca antes se había visto. El espectáculo cuenta de manera extra oficial la vida y obra de este grupo mítico.

Madrid 1990. Julián Infante y Ariel Rot deciden volver a unirse tras ‘Tequila’. Para ello cuentan con Germán Vilella a la batería y traen desde Argentina a Andrés Calamaro. ¡Qué mejor forma de empezar nuestra historia!

Bodas de sangre, de Jose Saiz. Imagen cortesía de Teatro Flumen.

Bodas de sangre, de Jose Saiz. Imagen cortesía de Teatro Flumen.

 

‘La Mina’ que todo lo absorbe

La Mina, de Miguel Ángel Jiménez
Estreno en cines: viernes 29 de julio de 2016

El cineasta vasco Miguel Ángel Jiménez, director de películas tan bellas y dolorosas como Ori (2009) y Chaika (2012), ha rodado un thriller sobrecogedor que ha titulado La mina, una historia de familias marcadas por el amor de padres, hijos y hermanos contaminados por un entorno claustrofóbico.

“Cuando se vive en zonas muy desestructuradas económicamente en medio de una naturaleza que aísla a sus habitantes, los personajes solitarios chocan entre sí; todos anhelan tener en quién apoyarse, tener una familia que les sea fiel. Y algunos idealizan esa idea hasta llegar a hacer cosas terribles por conseguirlo”, explicó el director.

Fotograma de 'La Mina', de Miguel Ángel Jiménez.

Fotograma de ‘La Mina’, de Miguel Ángel Jiménez.

La película, que se estrenó el 29 de julio, cuenta el regreso al hogar de un presidiario que dejó atrás una esposa y un hijo, quienes quedaron a cargo de su hermano pequeño, el pastor de la pequeña congregación en la que viven, secretamente enamorado de su cuñada.

El joven, que está decidido a recuperar a su familia, acepta un empleo de vigilante nocturno de la mina inactiva en la que murió su padre y que, durante años, hasta que se cerró, fue el sustento de todo el pueblo.

A pesar de que la mina real donde se rodó la cinta está situada en Asturias, en concreto, en Monsacro, en la Foz de Morcín, nadie discute que sus protagonistas viven y proceden de Kentucky, no solo por el parecido del entorno de ambas regiones, sino porque Jiménez ha sabido crear un ambiente inequívocamente estadounidense.

Cartel de 'La Mina', película de Miguel Ángel Jiménez.

Cartel de ‘La Mina’, película de Miguel Ángel Jiménez.

Rodada en inglés, con la mayoría de actores extranjeros que viven en España, y apoyada en una potente banda sonora creada e interpretada por el protagonista, el cantante country Matt Horan, líder de la banda Dead Bronco, la película recrea un momento atemporal de la vida de estos jóvenes, perdidos en el ostracismo de la rutina.

El director reconoció que desde el principio tuvo en mente la oscarizada cinta Winter’s Bone (2010), de Debra Granik, y que le sirvió de inspiración para “ambientar la granja con basura, la típica cama elástica y juguetes de los niños tirados por ahí”, como reflejo de la deprimida vida del sur.

Fotograma de 'La Mina', de Miguel Ángel Jiménez.

Fotograma de ‘La Mina’, de Miguel Ángel Jiménez.

Russafa Escènica vuelve a tomar el Rialto

II Ciclo Russafa Escènica en el Rialto
Teatre  Rialto
Plaza del Ayuntamiento, 17. Valencia
Del 13 al 17 de enero y del 9 al 13 de marzo de 2016

El festival de artes escénicas de Valencia reestrena en las tablas del teatro Rialto seis de las obras que formaron parte del cartel de la quinta edición de Russafa Escènica. Tres de las obras se representarán del 13 al 17 de enero y las tres restantes del 9 al 13 de marzo.

Imagen de la obra 'A España no la va a conocer ni la madre que la parió', de Víctor Sánchez. Cortesía de Russafa Escènica.

Imagen de la obra ‘A España no la va a conocer ni la madre que la parió’, de Víctor Sánchez. Cortesía de Russafa Escènica.

El ‘II Ciclo de Russafa Escènica en el Rialto’ se pone en marcha por segundo año consecutivo con la colaboración con CulturArts. En esta segunda edición la Sala José Sancho del mítico teatro valenciano acogerá las propuestas que se crearon para ser representadas en espacios no convencionales del barrio como peluquerías, talleres o galerías de arte y cuya temática gira entorno a las ‘Familias’, lema de Russafa Escènica 2015.

De esta forma, las obras que componen el ciclo han sido readaptadas para responder al esquema propio del teatro a la italiana, lo que supone para las compañías participantes una oportunidad de consolidar sus propuestas y de abrirse a un nuevo público.

Réquiem, de Chema Cardeña. Imagen cortesía de Russafa Escènica.

Réquiem, de Chema Cardeña. Imagen cortesía de Russafa Escènica.

Las seis propuestas que forman parte de este proyecto corresponden a los seis bosques de la pasada edición del festival, es decir, las piezas con mayor aforo y duración: A España no la va a conocer ni la madre que la parió, de Víctor Sánchez; Río por no llorarme, de Xavi Domènech; Split a Mort, de Loles Serrano y Sílvia Navarro; El mirador presenta…Dies de guardar, de María José Peris; Réquiem, de Chema Cardeña y RePlay, de José Doménech.

Río por no llorarme, de Xavi Doménech por La Barbàrie Teatro. Imagen cortesía de Russafa Escènica.

Río por no llorarme, de Xavi Doménech por La Barbàrie Teatro. Imagen cortesía de Russafa Escènica.

Todas las obras tendrán un único pase con una duración aproximada de entre 60 y 80 minutos y el precio variará de entre 5 y 10 euros. Por otra parte, siguiendo el espíritu de cercanía que promueve Russafa Escènica el ciclo incluirá una serie de sesiones “aftertalk”, un guiño a una de las características del festival: establecer una relación cercana entre público y artistas.

Imagen de A España no la va a conocer ni la madre que la parió. Russafa Escènica 2015.

Imagen de ‘A España no la va a conocer ni la madre que la parió’, de Víctor Sánchez. Cortesía de Russafa Escènica.

 

Saltos mortales, volteretas, humor y…Split

Split, de Colectivo Circo 9.8
Sala Ultramar
C / Alzira, 9. Valencia
Sábado 26 y domingo 27 de diciembre, 2015, a las 18.00h

Risas, dos gemelos que no se parecen en nada pero se empeñan en ser idénticos, saltos mortales, volteretas, demostraciones de fuerza, más risas… Split continúa una semana más con dos únicas funciones los días 26 y 27, a las 18 horas. Para la sala Ultramar: “El circo es una tradición en estas fechas y hay circos de muchos tipos, el que ofrece Colectivo circo 9.8 está hecho para ser visto de cerca y con la boca abierta”.

En este sentido, la Sala Ultramar ha iniciado ya una campaña de precios populares para poder acercar a nuevos públicos que abarcará el ciclo Petit Ultramar. “Todas las entradas para el ciclo tienen un precio único de 7 euros frente a los 10 que cobramos habitualmente, la idea es que las familias puedan venir al completo y disfrutar de una actividad que está pensada para ellos.”

Split. Imagen cortesía de Sala Ultramar.

Split. Imagen cortesía de Sala Ultramar.

Split, que ya ha cosechado éxitos en otros festivales y ediciones, se presenta renovada con nuevas caras y cambio de nombre. Las entradas ya están a la venta y pueden conseguirse a través de la página web de la sala, en el apartado reservas (www.salaultramar.com/reservas) y en los canales de venta de www.atrapalo.com

En Split, Jordi y Silvia son dos hermanos gemelos de una familia atípica; de apariencia muy distintos, pero totalmente iguales. Nadie diría que son gemelos, pero ellos se empeñan en demostrar todo lo contrario…Y claro, ¿Quién se atreve a negárselo? Ni sus padres lo intentan. Es más, ¡les animan! Jordi y Silvia, Silvia y Jordi, los gemelos perfectos. ¿Notáis alguna diferencia?

Volcán azul. Imagen cortesía de Sala Ultramar.

Volcán azul. Imagen cortesía de Sala Ultramar.

Volcán azul, que estará en Ultramar los días 2 y 3 de enero (12.00h), es un espectáculo para la primera infancia (0-4años), una pieza de teatro próximo, sin texto, donde el sonido, el gesto, los objetos y la poesía visual, viajan juntos para descubrir la mirada del niño.

Volcán despierta del sueño y recorre el mundo. Un viaje fantástico donde la magia de las pequeñas cosas, la epopeya de la vida, se transforma en poema escénico.

La mirada del niño. Las primeras sílabas, fonemas. Mover un dedo. Mantener el equilibrio. Aprender a andar.  Abrir los ojos para el encuentro.

Escena de 'Split'. Imagen cortesía de Sala Ultramar.

Escena de ‘Split’. Imagen cortesía de Sala Ultramar.

Adolescencias difíciles en La Cabina

Cocoons, de Joasia Goldyn, y Lobos solitarios en modo pasivo, de Joanna Grudzinska
Sección oficial de La Cabina
Festival Internacional de Mediometrajes de Valencia
Del 5 al 15 de noviembre de 2015

En Cocoons, de Joasia Goldyn, la niña Stella se enfrenta sola al problema que supone recuperar a su perra Frida, vendida sin que se entere. Lo hace sola porque mientras su madre se dedica al placer solitario, no exento de melancolía, su padre es prácticamente un guiñapo casi todas horas tumbado. Y en Lobos solitarios en modo pasivo, de Joanna Grudzinska, la joven Elisa también irá descubriendo por su parte la sexualidad sin que medie madre alguna (inexistente), mientras el padrastro apenas comparece una sola vez imbuido en sus pensamientos.

Fotograma de Cocoons, de Joasia Goldyn. La Cabina.

Fotograma de Cocoons, de Joasia Goldyn. La Cabina.

Esos son los marcos familiares de ambas protagonistas. El Festival La Cabina recoge el guante de esos ambientes nada propicios, para proyectar un ramillete de mediometrajes con similar trasfondo. De manera que los jóvenes que se asoman en varias de las tramas de la sección oficial, tendrán que lidiar con esa desestructuración familiar recogida a modo de eje que las atraviesa a todas. Goldyn lo hace como si fuera un cuento maravilloso que tras arrancar lúgubre va dejando pasar cierta luz.

La niña Stella comienza lamentando la imposibilidad de elegir a la familia, como se eligen los amigos. Aunque será precisamente la posibilidad de convertirse en Alice, en el marco primero misterioso y después lúdico de otra familia, la que desencadenará ciertos cambios. Joasia Goldyn pone la cámara al servicio de tan cruda realidad, desvelando progresivamente la ternura que se hallaba apresada por una insondable tristeza. Su amigo Fixer, al proponerle cierto trabajo en casa de su melancolizado padre, prenderá sin querer la chispa de una vida hasta entonces sepultada en sombras. El modo en que concluye Cocoons da fe de esa necesidad del vínculo familiar a duras penas recuperado.

Lobos solitarios en modo pasivo, de Joanna Grudzinska. Cortesía de La Cabina.

Lobos solitarios en modo pasivo, de Joanna Grudzinska. Cortesía de La Cabina.

Los lobos solitarios a los que alude Grudzinska tienen su prolongación con esa apostilla igualmente evocadora de cierta soledad. “Soy un lobo solitario en modo pasivo”, dice Basile a su amigo Sangara. “¿En modo pasivo?”, responde aturdido éste. La respuesta no se hará esperar cuando Mathilde, novia de Basile, le desvela a Elisa que no hacen el amor, que se limitan a “alguna paja y hacer un dedo”. Esa sexualidad incompleta, que Elisa no acaba de comprender, se verá sacudida cuando descubra, tras la Santa Teresa de Bernini de la habitación de su padrastro, el libro ‘Diario de baile de una cortesana’, de Grisélidis Réal.

Los pasajes del libro de la activista y prostituta defensora del oficio más viejo del mundo, marcarán la traviesa de la adolescente Elisa en el descubrimiento de la sexualidad. Una sexualidad ligada precisamente al acto de prostituirse, dadas las dificultades de estos jóvenes para relacionarse más allá de la música y los dispositivos móviles. Abusando de los planos cortos de larga duración, a modo de subrayado de esa indolencia juvenil, Lobos solitarios en modo pasivo refleja lo que el título delata: la abulia adolescente derivada del alicaído universo familiar.

Fotograma de Cocoons. La Cabina.

Fotograma de Cocoons, de Joasia Goldyn. La Cabina.

Salva Torres

Russafa Escènica cierra a lo grande

Russafa Escènica
Festival de las artes escénicas
Barrio de Ruzafa en Valencia
Del 17 al 27 de septiembre de 2015

Russafa Escènica vuelve a superarse. El festival cerró el pasado domingo tras diez días de intenso trabajo su quinta edición, Familias, con una cifra de récord: 10.444 espectadores, lo que supone un aumento de una centena de espectadores si atendemos a los resultados del pasado septiembre.

Todo queda en casa, de Nuria del Real y Jacobo Pallarés. Cortesía de Russafa Escènica.

Todo queda en casa, de Nuria del Real y Jacobo Pallarés. Cortesía de Russafa Escènica.

Con un total de 25 espacios con sus 25 propuestas (cinco menos que en la cuarta edición) repartidas entre Viveros, Bosques e Invernadero, la quinta edición de Russafa Escènica ha incrementado en un 21% el número medio de espectadores por espacio, siendo este año de 418.

¿Tú roncas?, de Miguel Ángel Romo, con texto de Nieves Soria. Cortesía de Russafa Escènica.

¿Tú roncas?, de Miguel Ángel Romo, con texto de Nieves Soria. Cortesía de Russafa Escènica.

Las actividades paralelas, programación alternativa del festival, ha colgado el cartel de completo en todas las propuestas, sobre la que destaca especialmente una mesa redonda que reunió a más de una docena de gestores y programadores culturales nacionales y autonómicos para reflexionar sobre nuevos modelos de producción en las artes escénicas.

El Ring, de Néstor Mir. Cortesía de Russafa Escènica.

El Ring, de Néstor Mir. Cortesía de Russafa Escènica.

Por su parte, el Invernadero, el taller teatral dirigido a alumnos de último curso de teatro y danza y liderado por Eva Zapico, atrajo hasta la Sala Russafa a más de 1500 personas que se traduce en más de un 70% de ocupación diaria.

Una consigna de todo el equipo es que Russafa Escènica es el festival de las personas, y ello lo demuestran cada una de las casi 300 personas que participan en él, entre actores y actrices, profesionales de otras disciplinas artísticas, voluntarios y organizadores. Para estos últimos, satisfechos por la gran acogida del encuentro un año más, estas cifras suponen una bocanada de aire para seguir trabajando en una posible sexta edición de Russafa Escènica, de la que todavía no se han desvelado detalles.

Escena de Amoureux solitaires, de Borja López Collado. Imagen cortesía de Russafa Escènica.

Escena de Amoureux solitaires, de Borja López Collado. Imagen cortesía de Russafa Escènica.

 

Aulas del IVAM

Talleres en el IVAM
La Caixa
Curso 2015- 2016

Un museo alcanza la excelencia no sólo por las colecciones que alberga y las exposiciones que organiza, sino también por aproximar el arte al público con el fin de que puedan interpretarlo y disfrutarlo el mayor número de  personas. Este es el objetivo del área de actividades culturales del IVAM que amplía y enriquece este curso sus ya tradicionales talleres y actividades.

Una aportación de La Caixa de 40.000 euros por curso de contenido pedagógico destinado a niños y adolescentes de entre cinco 18 años, permite  ampliar la oferta hasta ocho líneas diferentes en un intenso programa, “más extenso y organizado que otros años”, comenta Álvaro de los Ángeles, subdirector de Actividades Culturales.

Recorrido didáctico. Imagen cortesía del IVAM.

Recorrido didáctico. Imagen cortesía del IVAM.

Este departamento integra a cuatro especialistas que cuentan con el apoyo de diversos artistas relacionados con el centro, así como de estudiantes de la Universidad, alumnos en prácticas de Bellas Artes, Pedagogía o Turismo, voluntarios entusiastas por amor al arte.

Por otra parte, el museo fortalece las tareas de divulgación artística e investigación teórica y estética gracias a los convenios firmados con las universidades valencianas, la Universitat Politècnica y la Universitat de València.

Escolares y familias

Talleres para escolares y para familias, talleres impartidos por artistas y por profesionales de distinto perfil y un curso de introducción al arte moderno y contemporáneo.  También  visitas didácticas a las exposiciones a cargo de personas relevantes de la cultura son algunas de las actividades educativas y de divulgación artística programadas, con el objetivo de consolidarse como un museo que sea auténticamente un instituto, como lo indica su propio nombre.

Los talleres escolares  dirigidos a alumnos a partir del último curso de Infantil (cinco años) se desarrollan en horario escolar y tratan de desarrollar las aptitudes creativas y destrezas manuales de los niños y jóvenes, además de introducirlos en los conceptos básicos del lenguaje visual y plástico. A lo largo del curso realizarán trabajos sobre el móvil de Calder el fanzine vanguardista y las piezas de Torres-García. Los talleres para escolares se centrarán en dos temas: la ciudad de Valencia y el contexto Mediterráneo.

A un nivel superior el curso ‘Entender el arte’, impartido por seis conservadores del IVAM que abordarán la evolución de las artes plásticas desde las vanguardias a la actualidad.

Charla de Nico Munuera. Imagen cortesía del IVAM.

Charla de Nico Munuera (en el centro de la mesa). Imagen cortesía del IVAM.

Diálogos de artistas

La serie  ‘Conversaciones de artistas’ reunirá  en distintas sesiones a una pareja de creadores que entablarán un diálogo abierto y expondrán ante el público sus técnicas y procesos creativos. En octubre tendrá lugar una conversación entre Toño Barreiro y Sergio Barrera. En noviembre, conversarán Salomé Cuesta y Mª José Martínez Pisón y, en diciembre, Ana Navarrete y Pepe Miralles.

El IVAM organiza también visitas guiadas por comisarios después de la inauguración de cada muestra,  y visitas a cargo de personas relevantes de la cultura y la educación, como Joan Cerveró, Manuel Baixauli, Esther Alba o José Mª de Luelmo.

Por último, se realizarán fichas didácticas de arte moderno que incluyen una veintena de autores, diez de arte moderno y diez de contemporáneo.

Talleres en el IVAM. Cortesía del museo valenciano.

Una de las Aulas del IVAM. Cortesía del museo valenciano.

Bel Carrasco

Russafa Escènica 2015 ya tiene programación

Programación de Russafa Escènica
Familias
Del 17 al 27 de septiembre de 2015

“La familia es el lugar de procedencia, pero también es el lugar al cual irremediablemente regresamos de una u otra forma”. Con estas palabras presenta el equipo de Russafa Escènica el lema sobre el que girará la programación de la quinta edición del festival de otoño de las artes escénicas valencianas: ‘Familias’. En sus cinco años de andadura, el festival se ha mantenido siempre fiel a su lugar de origen, el barrio de Ruzafa, que volverá a transformarse en un inmenso escaparate escénico del 17 al 27 de septiembre.

Avalados por los más de 10.300 espectadores de la pasada edición y las 300 personas entre artistas, profesionales y voluntarios que la hicieron posible, Russafa Escènica se refuerza como uno de los encuentros de artes escénicas más prometedores a nivel nacional.

Imagen de uno los espectáculos incluidos en la programación de Russafa Escènica 2015. Cortesía de la organización.

Imagen de uno los espectáculos incluidos en la programación de Russafa Escènica 2015. Cortesía de la organización.

De cara a la próxima cita, 125 compañías presentaron sus propuestas para formar parte de esa gran familia, un récord de participación en la historia del festival. Pero han sido finalmente 25 las seleccionadas para integrar la programación de Russafa Escènica 2015.

Si algo caracteriza el cartel de esta edición es la amalgama de disciplinas artísticas que lo conforman: teatro textual, teatro físico, danza, performances, títeres, teatro musical y una nueva incorporación: un espectáculo circense. Proyectos en castellano y valenciano, adaptados a todas las edades y encargados de establecer un diálogo con distintas artes plásticas como fotografía, escultura, pintura o montajes audiovisuales.

Imagen de uno de los espectáculos incluidos en la programación de Russafa Escènica 2015. Cortesía de la organización.

Imagen de uno de los espectáculos incluidos en la programación de Russafa Escènica 2015. Cortesía de la organización.

En total, 25 estrenos absolutos divididos en 18 viveros (piezas de aforo reducido y unos 25 minutos de duración) y 6 bosques (propuestas con mayor aforo y unos 60 minutos de duración) representados en lugares insólitos y poco habituales para albergar representaciones como viviendas, talleres o comercios. En total, la suma de estos dos formatos más un tercero, el Invernadero, hacen un total de 560 pases repartidos en diez días de festival.

Víctor Sánchez, Lara Salvador, Bruno Tamarit y Silvia Valero, galardonados con los Premios AAPV 2015; y otros nombres consolidados como María José Peris, Chema Cardeña, Gerardo Esteve o Nacho López Murria son ejemplos de la calidad y la profesionalidad sobre la que se sustentan las propuestas en cartel.

Ya no se puede hablar del Invernadero como una novedad dentro del festival pues después de tres años consecutivos se ha convertido en una de las piedras angulares de Russafa Escènica, junto a la programación de viveros y bosques y las actividades paralelas.

Imagen de uno de los espectáculos de Russafa Escènica 2015. Cortesía de la organización.

Imagen de uno de los espectáculos de Russafa Escènica 2015. Cortesía de la organización.

Se trata de una propuesta dirigida a los alumnos de interpretación de último curso de cualquiera de las escuelas y academias oficiales de arte dramático de la ciudad de Valencia con el fin de realizar un taller de creación e investigación teatral guiados por un prestigioso profesional de las artes escénicas valencianas. Como novedad, en 2015, el proceso de selección se ha ampliado también a las escuelas de danza.

Así, al casting, que se realizó en Las Naves de Valencia (donde se llevará a cabo la primera parte del taller) el pasado 13 de junio, se presentaron más de una treintena de alumnos procedentes de escuelas como el Conservatorio Superior de Danza, el Conservatorio Profesional de Danza, la ESAD, la Escuela del Actor, la Escuela Off, el centro de danza Eva Bertomeu…

Imagen de uno de los espectáculos de Russafa Escènica 2015. Cortesía de la organización.

Imagen de uno de los espectáculos de Russafa Escènica 2015. Cortesía de la organización.

Primero fue el actor, director y dramaturgo Chema Cardeña quien dio vida a esta iniciativa (Troya, la conquista de la felicidad) y más tarde el guionista y director Gabi Ochoa (No hables de ello). Esta vez es Eva Zapico quien recoge el testigo y se pone al frente de este emocionante proyecto puntero en la Comunidad Valenciana.

La actriz y directora, que también se mueve en el campo de la pedagogía teatral, sigue el hilo conductor del festival con una obra que lleva por título La Mejor Familia Del Mundo, una reflexión sobre la incomunicación en la familia, la vida convertida en ficción y la ocultación.

Después de realizar un exhaustivo taller de creación e investigación teatral los alumnos representarán la propuesta escénica dentro de la programación oficial del festival en la Sala Russafa.

Imagen de uno de los espectáculos de Russafa Escènica 2015. Cortesía de la organización.

Imagen de uno de los espectáculos de Russafa Escènica 2015. Cortesía de la organización.

Lavado de cara en el IVAM

Actualización de página web y señalética
Institut Valencià d’Art Modern (IVAM)
C / Guillem de Castro, 118. Valencia

El Institut Valencià d’Art Modern (IVAM) ha renovado su imagen con la actualización de su página web, la señalética y los folletos, además de lucir nueva fachada, en una campaña con la que el museo insta a los amantes del arte y la cultura a “volver” a visitarlo, según recoge la agencia EFE.

Así lo explicó el director del IVAM, José Miguel Cortés, quien, acompañado del ilustrador valenciano Sento Llobell (responsable de la nueva imagen de la casa), presentó la campaña Hazte amig@ del IVAM. Cortés se mostró “contento” por la iniciativa y trasladó su intención de “estar a la altura en las condiciones actuales”, aunque reconoció que el IVAM “necesita apoyo”.

El ilustrador Sento Llobel (izquierda) y el director del IVAM, José Miguel Cortés, en la presentación de la nueva imagen del museo. Foto: Europa Press.

El ilustrador Sento Llobel (izquierda) y el director del IVAM, José Miguel Cortés, en la presentación de la nueva imagen del museo. Foto: Europa Press.

El director explicó que el IVAM ha renovado contenidos y medidas “para que la gente participe y se sienta parte (del proyecto)” e incidió en que el museo no sólo necesita aportes económicos sino igualmente “apoyo”, ya que “también es tarea de los amantes del arte y la cultura”.

La campaña, que pretende “animar” al público a implicarse en las actividades del “proyecto renovado” del museo, cuenta con las ilustraciones de Sento Llobell, quien se confesó “contento”, además de señalar que “es un orgullo para los dibujantes que las ilustraciones se acerquen al IVAM”. Llobell definió las ilustraciones de la campaña Hazte amig@ del IVAM como “ligeras” y destacó el componente de “humildad” del blanco y negro en que están realizadas las imágenes.

Del mismo modo, se referió a la ilustración que luce en la fachada del museo y que muestra a “una familia que camina hacia la entrada” del mismo. El nuevo folleto explicativo invita a los interesados a participar “de forma más activa” en el museo y explica qué ventajas conlleva cada categoría de socio, mientras que la nueva señalética (rótulos e indicadores que identifican y facilitan la circulación por las instalaciones) es “más moderna y clara” y está inspirada en la obra del escultor Julio González.

Con respecto a la página web, esta simboliza “un esfuerzo por mejorar la comunicación con los ciudadanos”, y, según indicó el máximo responsable del museo, se ha concebido como un portal en el que las exposiciones y actividades del museo cobran protagonismo.

José Miguel Cortés señaló que el IVAM ha modernizado también su manera de interactuar con el público, ya que la campaña hace hincapié en la “necesidad de estar presentes en las distintas redes sociales”, donde los usuarios podrán tener “un papel activo a la hora de comunicarse con el museo”. Por otra parte, deseó que el gobierno que surja de las recientes elecciones “se acuerde del IVAM” y de la necesidad de fomentar el arte y la cultura.

Nueva imagen en la fachada del IVAM obra de Sento Llobell. Foto: Europa Press.

Nueva imagen en la fachada del IVAM obra de Sento Llobell. Foto: Europa Press.

Lafosse: “El cine debe molestar al espectador”

Joachim Lafosse, Premio Especial Luna de Valencia
29ª edición del Festival Internacional de Cine de Valencia – Cinema Jove
Celebrado del 20 al 27 de junio de 2014

A Joachim Lafosse le haces una pregunta y, lejos de tomarse el encuentro con los periodistas como un acto de obligado cumplimiento promocional, medita cada respuesta como si estuviera disfrutando de un buen solomillo. Sería una falta de decoro, pero a Lafosse se le ve tan a gusto respondiendo, que diríase tentado a rebañar cada palabra con la lengua. De manera que cada pregunta, en la distendida comida con el director de  perdre la raison (Perder la razón) en el restaurante Mar de Avellanas, se convertía en una aventura, quizás debida al impacto que le había producido el rodaje en Marruecos de su última película Les chavaliers blancs (Los caballeros blancos).

Fotograma de À perdre la raison, de Joachim Lafosse, Premio Especial Luna de Valencia de Cinema Jove.

Fotograma de À perdre la raison, de Joachim Lafosse, Premio Especial Luna de Valencia de Cinema Jove.

“Ha sido impresionante trabajar en un campamento con 50 niños de un montón de familias, mientras sobrevolaban helicópteros. Un caos del que todavía no me he repuesto”, dijo para abrir boca con los periodistas. Un caos que, sin embargo, parece gustarle a Lafosse, puesto que en varias de sus películas, sin duda en menor grado, participan niños con los que siempre resulta difícil trabajar. “Me gusta llevar las cosas al límite”, reconoció, para enseguida explicar su tendencia a mostrar personajes igualmente sometidos a excesos y contradicciones.

Fotograma de À perdre la raison, de Joachim Lafosse, Premio Especial Luna de Valencia de Cinema Jove.

Fotograma de À perdre la raison, de Joachim Lafosse, Premio Especial Luna de Valencia de Cinema Jove.

“El cine debe molestar al espectador”, por eso admitió que los personajes que más le gustaban eran aquellos que en principio parecían “luminosos y encantadores”, pero que luego terminaban siendo “malvados”. Un rasgo de carácter que el director de Nue propieté (Propiedad privada) suele inscribir en el marco de la familia. En esta película, por ejemplo, se ve al matrimonio protagonista recoger los cristales de una mesa rota durante el enfrentamiento entre dos hermanos. La fragilidad como denominador común de un cine que él entiende siempre al límite de lo permitido.

“Me gusta que el espectador se sienta incómodo con el comportamiento de los personajes”. Que no entienda, por ejemplo, la deriva de una pareja primero felizmente enamorada y luego en franco proceso depresivo, tal y como sucede en À perdre la raison. “Creo que es la película más dura que he hecho”. No se mostraba Lafosse especialmente satisfecho con la utilización del encuadre en esta película, estrechándolo mediante la aparición lateral de franjas borrosas. “Quise dar la impresión de que alguien acechaba a esa pareja, pero no creo que logré ese efecto”, admite con total sinceridad.

Fotograma de 'Lecciones privadas', de Joachim Lafosse.

Fotograma de ‘Lecciones privadas’, de Joachim Lafosse. Imagen cortesía de Cinema Jove.

Para Lafosse, los personajes son el material del que se nutre, “como el periodista busca los hechos o el juez la verdad”. Pero matiza que, a diferencia de estos, los protagonistas de sus películas “no se instalan cómodamente en la realidad, sino que provocan emociones muchas veces contradictorias”. A Joachim Lafosse, que recibió el Premio Especial Luna de Valencia en la recién concluida 29ª edición de Cinema Jove, le gusta explorar esas contradicciones de sus personajes, hasta el punto de dibujar el perfil de lo que le gustaría ver en una pantalla: “Un superhéroe de los de Hollywood que a medida que avanza la película da un vuelco, desconcertando al espectador con su lado más oscuro”. Y agregó: “Una especie de Batman que al quitarse la máscara resulta ser el Joker”.

En À perdre la raison explora en esta dirección, aunque de forma muy sutil. El personaje benefactor, médico y amigo de la joven pareja protagonista, va descubriendo poco a poco su faceta opresiva. “Es quien va imponiendo sus normas y provocando el triste desenlace”, que Lafosse dijo haber tomado prestado de una noticia en prensa. Les chavaliers blancs dijo que se despegaba de esa tendencia en su cine por mostrar la doble faz, luminosa y oscura, de sus personajes. Y terminó de hablar para salir en busca de algún recuerdo de su visita a Valencia. Objeto de un deseo que, apuntó suavemente, “conviene también alimentar”.

El director belga Joachim Lafosse, Premio Especial Luna de Valencia de la 29ª edición del Festival Internacional de Cine de Valencia. Imagen cortesía de Cinema Jove.

El director belga Joachim Lafosse, Premio Especial Luna de Valencia de la 29ª edición del Festival Internacional de Cine de Valencia. Imagen cortesía de Cinema Jove.

Salva Torres