Julio Llamazares, la pasión de escribir

Charla de Julio Llamazares
Con motivo de la Festa del Llibre de Muro

«Escribir es mi manera de estar solo, mi manera de estar en el mundo. Siempre me recuerdo escribiendo, es más, no sé cómo se vive sin escribir». Son las palabras de Julio Llamazares en la conferencia que ofreció en Muro en la Festa del Llibre. Llamazares la tituló ‘El oficio de mentir’, una reflexión sobre el género narrativo. 

Llamazares transmite la pasión serena del escritor, el encanto y la magia que puede provocar la lectura de un libro. Infunde ganas de leer, de recuperar el tiempo perdido, añadir más historias a nuestra vida a través de la ficción.

«Una forma de recuperar el tiempo y no perderlo es escribiendo, leyendo, haciendo las cosas que nos hacen pensar más, sentir más, saber más y vivir más. Porque  al fin y al cabo, las novelas son vidas que pudimos vivir pero que no vivimos- explica Julio Llamazares. Cuando lees, estás viviendo la vida de Don Quijote, de Madame Bovary, de Ulises cruzando el Mediterráneo, o de cualquiera de los personajes. Leer te hace vivir mucho más. Para eso sirve la lectura, para ver el mundo con mayor profundidad porque incorporas a tu mirada la mirada de otros escritores o de otros artistas».

El escritor y periodista leonés ejerce una literatura comprometida, alejada del entretenimiento. «Ahora abunda mucho lo del best-seller que son novelas para entretener. Yo no escribo para entretener a nadie, yo escribo para conmover, para hacer sentir, para hacer pensar. Yo escribo para remover la conciencia de la gente».

Julio Llamazares en plena charla. Imagen de Fina Bernat.

Julio Llamazares en plena charla. Imagen de Fina Bernat.

La novela, el arte de mentir.

Cuando un escritor, según Llamazares, empieza una novela ejerce el oficio más viejo del mundo que  no es el de la prostitución, sino el de contar mentiras.

«Escribir puede que no  sea más que una manera de seguir mintiendo después de la infancia sin tener que avergonzarnos ante las demás personas. Qué es sino contar mentiras: narrar historias imaginarias y sucesos y anécdotas inventados por personajes que jamás han existido en la realidad».

La mentira puede ser una herramienta que nos permite conocer algo más.

«Las mentiras sirven para soportar el miedo, para ahuyentar los fantasmas, para entretener las noches y, sobre todo, para tratar de entender la vida».

Llamazares opina que una determinada novela, un cuadro, una película, una fotografía, un paisaje, influyen sobre nosotros y ya no somos exactamente los mismos.

«Una novela, como un cuadro o una película no es otra cosa al final que el poso, la sensación que nos queda de ella cuando hemos olvidado sus mentiras. Por ejemplo: ‘El Jarama’ o la película ‘Casablanca’. Lo que de verdad Rafael Sánchez Ferlosio, el autor de ‘El Jarama’, o Michel Curtiz, de ‘Casablanca’, querían contarnos con ellas es esa sensación lejana que nos queda cuando hemos olvidado su argumento. Una sensación lejana desolada en una, nostálgica en la otra, melancólica y épica en ambas que permanece en nuestro recuerdo y que ni siquiera el tiempo podrá borrar de nuestra memoria porque ya ha pasado a formar parte de nosotros».

La fascinación por la mentira es tan hipnótica que con el paso del tiempo el autor ya no recuerda la parte verídica y la inventada de sus relatos.

«A estas alturas de mi vida y de mi obra literaria, yo no tengo ya duda alguna que ese placer de narrar, de contar, de mentir, el placer de ejercer el oficio más viejo del mundo es el único que me mueve cuando me pongo a escribir un cuento o una novela. En cualquier caso confieso que lo hago, lo mismo ahora que de niño, aunque entonces, claro está, no lo sabía,  para engañar al tiempo, mi único, invencible y verdadero enemigo».

‘La lluvia amarilla’, su libro más vendido.

Su segundo libro ‘La lluvia amarilla’, es su novela más vendida y traducida en todo el mundo.

Julio Llamazares, tras la portada de Las Rosas de Piedra. Imagen de Fina Bernat.

Julio Llamazares, tras la portada de Las Rosas de Piedra. Imagen de Fina Bernat.

Llamazares explicó que pensaba no iba a tener tanta repercusión.

«En plena época de la Movida escribir una novela sobre la desaparición del mundo rural, sobre la historia del último habitante de un pueblo abandonado, era una provocación. Cuando mandé la novela a la editorial, le dije a Mario Lacruz, director de Seix Barral: ojo, que con esta novela no vamos a vender ni mil ejemplares. Era una novela sobre el mundo rural en extinción y un monólogo de 200 páginas. Y me dijo Mario Lacruz: bueno, ya veremos».

Llamazares nació en Vegamián, un pueblo de León que fue inundado para el embalse del Porma. Su población es la base de su novela, ‘Distintas formas de mirar el agua’, la novena que escribe y la última hasta el momento.

«Yo nací allí por casualidad, mi padre era el maestro de la escuela. La primera vez que vi mi pueblo lo vi con 28 años, cuando vaciaron el embalse. Estuve en la casa donde nací, llena de algas y truchas muertas. Esto es como si tu ves a tus padres por primera vez cuando sacan los huesos de la tierra. Yo empecé a tomar conciencia a raíz de ver las ruinas de mi pueblo cuando vaciaron el pantano. Hablando con mucha gente noté lo que significa  ese desarraigo de no poder volver jamás».

«Estaba condenado a contar esa novela y la publiqué el año pasado. Es la novela que más rápido he escrito y lo hice en un año. Y surgió sin pretenderlo. Empezó a brotar como la fuente de la memoria. Habla de la experiencia a través de la mirada de toda una familia de 17, 18 miembros que van a tirar las cenizas del abuelo. Cada capítulo es lo que piensan la viuda, los hijos, los yernos, la nuera, los nietos y cómo la memoria se va difuminando».

Algunas de sus obras en una imagen de Fina Bernat.

Algunas de sus obras en una imagen de Fina Bernat.

Julio Llamazares habla de la España creciente y la menguante. La segunda es la escondida, de la que no se habla casi nunca, que coincidiría geográficamente con la zona interior del país. Recalca que ‘La lluvia amarilla’ sigue vigente porque en España hay en estos momentos más de 5 mil pueblos abandonados y se calcula que de aquí al 2020 quedarán vacíos otros dos mil o tres mil.

Considera que existe un menosprecio hacia los pueblos.

«Hay una cierta mirada despectiva en España sobre lo rural, sobre los pueblos. Vivimos en una sociedad que curiosamente desprecia todas sus raíces».

Ahora prepara el segundo volumen de ‘Rosas de piedra’, la segunda entrega del libro de viajes por las catedrales de España. Recientemente ha visitado lo que denomina las catedrales de Levante que son las de Segorbe, Valencia, Orihuela y Murcia.

En un coloquio con los alumnos del Instituto de Muro explicó por qué no quiere recibir premios.

«El único premio para un escritor es que le lean, todo lo demás forma parte de la sociedad del espectáculo y de la corrupción literaria».

Carles Figuerola

Dos vigilantes multifacéticos

Dos, de Iria Producciones
Con Juanra Bonet y David Fernández
Teatro Talía
C / Caballeros, 31. Valencia
Del 8 al 10 de abril de 2016

El Teatro Talia acoge  ‘Dos’, un espectáculo creado y protagonizado por los cómicos David Fernández y Juanra Bonet. Es un montaje de Iria Producciones, que podrá verse solo del 8 al 10 de abril en la sala de la calle Caballeros de Valencia.

Dos vigilantes jurados se ven obligados a entretener al público mientras esperan a los protagonistas. Gracias a su nutrida agenda de “artistas”, el espectador viajará al Polo Sur con una expedición olvidada, entrará en una comisaría de altísima seguridad, vivirá un romance gracias al iceberg más famoso de la historia… y mucho más.

Ésa es la sinopsis de un espectáculo alocado, en el que se juega con la idea de qué ocurre cuando los artistas no llegan a tiempo: sus personajes se ven obligados a improvisar.

Cartel de la obra 'Dos', de Iria Producciones. Imagen cortesía de Teatro Talía de Valencia.

Cartel de la obra ‘Dos’, de Iria Producciones. Imagen cortesía de Teatro Talía de Valencia.

Los creadores y protagonistas son David Fernández y Juanra Bonet, ambos muy conocidos por el gran público, que hacen en ‘Dos’ una declaración de amor a Faemino y Cansado, Martes y Trece, Los Morancos, Les Luthiers, Monty Python… «Es humor del siglo XX en el siglo XXI», dicen sus responsables.

David Fernández (Buenafuente, ‘La cena de los idiotas’ o Chikilicuatre) y Juanra Bonet (CQC, Lo Sabe No lo Sabe, Boom), protagonistas de la función, se conocen desde los tiempos de La Cubana.

Juanra Bonet y David Fernández son 'Dos' en el Teatro Talía.

Juanra Bonet y David Fernández son ‘Dos’ en el Teatro Talía.

Las Naves se llena de InCultura Fest

InCultura Fest
Las Naves
C / Joan Verdeguer, 16. Valencia
Sábado 9 de abril, 2016, de 10.00 a 23.00h

La revista cultural Verlanga siempre ha tenido como objetivo, desde que nació, la defensa de la cultura lejos de propuestas elitistas o plomizas, porque entiende que dicha cultura «puede (y debe) ser divertida». Así que a punto de cumplir el tercer aniversario no ha tenido mejor idea que predicar con el ejemplo, salir del parapeto digital y montar un festival con el que pasarlo bien con los lectores y conciudadanos.

Eso es el InCultura Fest, que se celebrará el próximo sábado 9 de abril, en Las Naves desde las 10.00 de la mañana hasta las 23.00h. Un festival en el que se mezclarán todo tipo de formatos y disciplinas artísticas para que la sombra del tedio no se atreva a aparecer. Habrá comida y bebida para no tener que salir del recinto para nada, porque en ‘Verlanguistán’ tendrán de todo.

Inma Pérez, responsable de Librería Dadá, en InCultura Fest. Fotografía: José García Poveda.

Inma Pérez, responsable de Librería Dadá, en InCultura Fest. Fotografía: José García Poveda.

Cuatro serán los espacios que se habilitarán en Las Naves para el InCultura Fest: la Biblioteca, el Espai Mutant, su sala de exposiciones y el patio abierto. La Biblioteca acogerá todas las actividades de la mañana, de manera que el festival se abrirá con una mesa redonda que, bajo el título ‘Los oficios de la cultura’, reunirá al ilustrador Luis Demano, a la librera Inma Pérez (Librería Dadá) y a Meritxell Barberà, de Taiat Dansa, hablando sobre lo lícito de vivir de su trabajo, las dificultades para hacerlo y el mal que ha hecho que se relacionen sus oficios con el romanticismo aficionado.
Después, la poesía escénica de Jesús Ge (nada que ver con la típica imagen de alguien recitando unos versos) tomará el relevo. Ge es uno de los nombres de referencia, a nivel nacional, en esta disciplina y recientemente estuvo en México participando en el Festival Altavoz.

Helena Miquel, en InCultura Fest. Fotografía: Sandra Gross.

Helena Miquel, en InCultura Fest. Fotografía: Sandra Gross.

La mañana concluirá con uno de los platos fuertes del festival. Agrupados bajo el nombre ‘Singulares’, tres destacados profesionales compartirán con el público, de manera individual y en primera persona, aspectos relacionados con su trabajo y trayectoria. Serán: Manuel Jabois, ganador del Premio Nacional de Periodismo Julio Camba en 2003, Laura Fernández, una de las voces más personales de la literatura española, de clara influencia pop, y Helena Miquel, cantante y actriz, que formó parte de Facto Delafé y las Flores Azules (después Delafé y las Flores Azules) y sigue haciéndolo en el grupo Élena.
LN3 Espai Mutant

Esa joya de teatro multiusos que es Espai Mutant y que cumplió un año hace muy poco, será el protagonista de la tarde. Allí empezará la programación vespertina con una entrevista en directo. El periodista cultural Eduardo Guillot hará las preguntas y el actor y humorista Carlos Areces las responderá.  Una vez concluida la charla, se abrirá un turno de preguntas para el público.

Darío Adanti y Edu, de la revista Mongolia, en InCultura Fest. Fotografía: Nadia Tosi.

Darío Adanti y Edu Galán, de la revista Mongolia, en InCultura Fest. Fotografía: Nadia Tosi.

Lanuca serán los encargados de la primera actuación musical del día. Dúo valenciano con dos discos y una propuesta inclasificable en la que confluyen influencias de todo tipo y versiones muy sui generis de Bruno Lomas o Marisol.

El humor no podría faltar en un evento organizado por Verlanga. Y nada mejor que contar con dos especialistas para hablar sobre él. Darío Adanti y Edu Galán de la revista satírica Mongolia, reflexionarán, en voz alta, sobre sus límites, un tema de candente actualidad por increíble que parezca. Y a partir de aquí, la música, con Betacam, Las Kasettes y El Coleta. Los tres será la primera vez que se suben a un escenario en Valencia.

Chloes Clue. Generación Las Naves de Verlanga. Fotografía: Eva M. Rosúa.

Chlöe’s Clue. Generación Las Naves, de Verlanga. Fotografía: Eva M. Rosúa.

Sala de exposiciones

Será el tercero de los espacios del InCultura Fest. Allí se podrá visitar la muestra ‘Generación Las Naves’, que se inaugurará un día antes (viernes, 8 de abril) y estará abierta hasta el 1 de mayo. ‘Generación Las Naves’ es una sección de Verlanga, patrocinada por el centro del mismo nombre, por la que han pasado, y pasan, un buen número de creadores a los que les une su talento y el desarrollar su trabajo en Valencia.

La exposición recogerá a aquellos que desfilaron por la revista durante el año 2015. Son, por orden alfabético, Acapvlco, Sara Aloy, Chairyourlife, Chlöe’s Clue, Elena Cuadrado, Paula G. Furió, Nelo Gómez, María Gómez-Senent, David Gonher, Sara Luz, Marcos Martínez, Alba Prado, Cristina Reolid, Gloria Román, Guadalupe Sáez, Mamba Sansano, Antoni Sendra, Alberto Silla, Alex Tarazón, Anaïs Vauxcelles, Dolores Villar y Alejandro Zahínos. En total, más de veinte participantes que exhibirán sus obras. Música, ilustración, moda, fotografía, escultura, diseño, periodismo, cine, teatro, audiovisual, guión, dramaturgia, pintura…
Por último, en el patio descubierto de Las Naves, se instalará la oferta gastronómica, con opción vegetariana para quien así lo desee. El InCultura Fest cuenta con la colaboración de Cervezas Ambar, así que la buena cerveza también estará asegurada.

Lanuca. Imagen cortesía de InCultura Fest.

Lanuca. Imagen cortesía de InCultura Fest.

La seducción del cartel

Mensajes desde la pared. Carteles en la colección del Museo de Bellas Artes de Bilbao (1886-1975)
Museo de Bellas Artes de Bilbao
Plaza del Museo, 2. Bilbao
Hasta el 18 de enero, 2016

El Museo de Bellas Artes de Bilbao inaugura una muestra con más de doscientos carteles de fondo propio. Son carteles comerciales, turísticos, taurinos, de cultura y entretenimiento, de ferias y congresos, deportivos y políticos. Abarcan un período de casi cien años (de 1886 a 1975) y reúne a autores de la talla de Picasso, Dalí, Miró o Chillida. Pueden verse por ejemplo los famosos carteles que el fotógrafo Richard Avedon creó para The Beatles, el de Milton Glaser para Bob Dylan, los de Saul Bass para varias películas de Otto Preminger, o el de Dorotea Fischer-Nosbish para el de Billy Wilder protagonizada por Marilyn Monroe, La tentación vive arriba.

Cartel de Bob Dylan, por Saul Bass. Cortesía del Museo de Bellas Artes de Bilbao.

Cartel de Bob Dylan, por Milton Glaser. Cortesía del Museo de Bellas Artes de Bilbao.

El cartel moderno, como todo acto publicitario, entra en el orden (o desorden) de la seducción. Visitar un lugar turístico, comprar una marca, acudir a un espectáculo o difundir una idea política, se convierten en objetos de seducción, y por supuesto en producto. Algo que hay que consumir. El consumismo es el objetivo final. Y la seducción, el medio.

Uno de los carteles de la exposición Mensajes desde la pared. Cortesía del Museo de Bellas Artes de Bilbao.

El cartel arranca a mediados del siglo XIX como uno de los nuevos lenguajes del liberalismo económico, es decir, de la burguesía. La burguesía, excluida de todo protagonismo en los gobiernos feudales y absolutistas, se reivindica cuando estos se derrumban proclamando la autoridad del individuo como auténtico eje social. Aunque también para convertirlo en el perfecto consumista, en el eterno comprador que mantendrá el nuevo orden basado en esa consideración de que absolutamente todo puede ser considerado producto, incluido por supuesto el propio consumidor.

Cartel de John Lennon en la exposición Mensajes desde la pared. Cortesía del Museo de Bellas Artes de Bilbao.

Cartel de John Lennon en la exposición Mensajes desde la pared. Cortesía del Museo de Bellas Artes de Bilbao.

También las litografías de contenido político que pueden verse en esta exposición, demuestran cómo el aparato propagandístico se unió a esa corriente liberal desde la convicción o la necesidad de considerar la idea política también un producto que había que difundir, a través de la cual había que persuadir, seducir, para satisfacer los propios intereses de cada partido.

Cartel de la exposición Mensajes desde la pared. Cortesía del Museo de Bellas Artes de Bilbao.

Cartel de la exposición Mensajes desde la pared. Cortesía del Museo de Bellas Artes de Bilbao.

Una situación no muy distinta de la actual, donde la relación (individual o colectiva, pública o privada) se basa en el intercambio, el servicio, la funcionalidad, el uso y la persuasión. Una muestra de este gran escenario propagandístico, de este enorme trabajo persuasivo y seductor, son estas litografías donde la creatividad de los autores se mantiene en perfecto equilibrio con lo que, no lo olvidemos, debe anunciar. Que para eso están.

Cartel de Marilyn de la película La tentación vive arriba en la exposición Mensajes desde la pared. Cortesía del Museo de Bellas Artes de Bilbao.

Cartel de Marilyn de la película La tentación vive arriba en la exposición Mensajes desde la pared. Cortesía del Museo de Bellas Artes de Bilbao.

Iñaki Torres

Zanguango, atrapados en un gimnasio

Cualquiera que nos viera, de la compañía Zanguango
Sala Russafa
C / Denia, 55. Valencia
Del 20 al 22 de noviembre de 2015

Sala Russafa acoge la segunda propuesta de su ‘Ciclo Compañías Nacionales’, una programación que del 13 de noviembre al 13 de diciembre ofrece cuatro estrenos de destacadas compañías de distintos puntos de España que hasta ahora no han tenido oportunidad de mostrar su trabajo en Valencia.

Es el caso de la formación afincada en Vitoria Zanguango, que en 22 años ha llevado a las tablas 16  espectáculos propios, creados a partir de la improvisación y el trabajo en equipo. Una metodología de creación con la que han forjado un personalísimo estilo que apuesta por el teatro físico y huye de los artificios, apoyándose en el humor absurdo.

Del 20 al 22 de noviembre, Sala Russafa acoge el estreno en la Comunitat Valenciana de Cualquiera que nos viera, una divertidísima propuesta en la que encontramos a dos personajes atrapados en un gimnasio. Se están poniendo en forma, preparándose afanosamente para afrontar una futura oportunidad que les permita salir, reintegrarse en el engranaje social.  Sin embargo, temen abandonar el gimnasio en el que se han atrincherado, huyendo de la realidad. Humor cargado de mensajes sutiles constituye esta deliciosa pieza que, al tiempo que invita al público a reflexionar, es capaz de arrancarle carcajadas.

Pulgarcito. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Pulgarcito, de la compañía vasca Teatro Paraíso. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Otra propuesta nacional ocupará el escenario de Sala Russafa esta semana, esta vez en la programación familiar. Se trata de Pulgarcito (21 y 22 de nov), Premio al Mejor Espectáculo infantil en el Festival de Almagro en 2014.

Vuelve al teatro de Ruzafa esta versión del cuento de Charles Perrault de la compañía vasca Teatro Paraíso, Premio Nacional de Artes Escénicas para la Infancia 2012. Un espectáculo en el que dos actores recrean situaciones alejadas de la narración original, pero estrechamente ligadas con esta famosa historia del niño que es abandonado por sus padres en el bosque, al no poderle alimentar.

Situaciones absurdas, enredos y suspense en este nuevo acercamiento al clásico de la literatura infantil que combina miedo y humor. Un montaje para espectadores a partir de 6 años y con doble intencionalidad: por un lado, entretener a los pequeños y por otro, estimular la reflexión en los padres en torno al tema del abandono, creando ciertos paralelismos con la actualidad y evidenciando que hay muchas maneras de desentenderse de los pequeños.

Zanguango en Sala Russafa.

Cualquiera que nos viera, de la compañía vitoriana Zanguango. Imagen cortesía de Sala Russafa.

¿National? No, Radical Geographics

Radical Geographics, de Rogelio López Cuenca
Institut Valencià d’Art Modern. IVAM
C / Guillem de Castro, 118. Valencia
Hasta 31 de enero de 2016

Hay una ciudad flotante y otra subterránea. La flotante es una especie de Matrix, por utilizar las palabras del propio Rogelio López Cuenca, que impide ver la otra. La subterránea, por cuanto se halla tapada por el “mundo del espectáculo, del entretenimiento y del ocio”, sólo emerge si se realiza cierta labor de “arqueología” o “psicoanálisis” de la ciudad oculta. Que es lo que ha hecho el artista malagueño, junto a nueve estudiantes de la Facultad de Bellas Artes de Valencia. El resultado se puede ver en la Galería 6 del IVAM, donde se presentaron esos contramapas o cartografías del territorio ajeno a los itinerarios programados por las instancias oficiales.

Instalación perteneciente a la muestra Radical Geographics, de Rogelio López Cuenca en el IVAM.

Instalación perteneciente a la muestra Radical Geographics, de Rogelio López Cuenca en el IVAM.

Radical Geographics, que es como Rogelio López Cuenca ha denominado el conjunto, juega poéticamente con esos dos registros de la ciudad: “Funciona como metáfora del propio proyecto”, explicó el artista. Remite por un lado a la revista National Geographic, “exitoso ingenio multimedia” que “reproduce y difunde un poderoso imaginario colonialista”, tal y como subrayó Teresa Millet, comisaria de la exposición. Y apunta por otro lado a esa “geografía crítica o radical” con la que López Cuenca pretende desvelar lo que Matrix esconde.

Radical Geographics, de Rogelio López Cuenca en el IVAM.

Radical Geographics, de Rogelio López Cuenca en el IVAM.

De manera que el mapa (no oficial) de Valencia mostrado en el IVAM, nada tiene que ver con el que recibe el turista en las oficinas de información municipal. Lo mismo sucede con el resto de itinerarios o constelaciones recogidos en el proyecto de López Cuenca: Lima, Valparaíso, México DF, Barcelona… En todos ellos, la “maquinaria de aplastamiento de las ciudades por parte de las políticas neoliberales”, va dejando paso a toda una serie de geografías críticas surgidas, según afirmó el artista, “de la reacción en contra de ciudadanos insatisfechos con esas políticas”.

Detalle del mapa de Valencia en la exposición Radical Geographics, de Rogelio López Cuenca, en el IVAM.

Detalle del mapa de Valencia en la exposición Radical Geographics, de Rogelio López Cuenca, en el IVAM.

Radical Geographics, que quiere funcionar “a modo de manuales de desorientación” (Millet), recoge en un gran mapa en proceso las diversas entradas y salidas por las que se puede acceder a la ciudad de Valencia. “No existe ni lugar ni dirección privilegiada desde donde leerlo ni cómo recorrerlo”, señaló la comisaria, de manera que tan pronto salta a la vista el Cabanyal, Salvem el Botànic, el accidente del Metro, las Fallas, los desahucios o el solar del propio IVAM, como un grupo de rock alternativo, determinados movimiento de defensa de la huerta, o el propio alcalde Joan Ribó manifestándose aburrido por el tema de las banderas.

Detalle del mapa de Valencia en la exposición Radical Geographics, de Rogelio López Cuenca, en el IVAM.

Detalle del mapa de Valencia en la exposición Radical Geographics, de Rogelio López Cuenca, en el IVAM.

“El arte permite hacer cosas que en la Academia no se pueden hacer”, apuntó López Cuenca, al tiempo que se preguntaba: “¿Esto es historia, geografía, poesía?” Sea lo que fuere, lo cierto es que Radical Geographics, en la era de Internet, termina ocupando cierto lugar oficial dentro del carácter contestatario que predomina en las redes sociales. De manera que la Valencia oficial, expulsada de la Galería 6 del IVAM, tiene como reverso la Valencia alternativa que allí se expone como territorio que sale naturalmente a flote.

Las “voces de las multitudes” que en ese gran mapa (no oficial) de Valencia aparecen, “como una red de resistencia contra el saqueo de lo común” (Millet), eclipsan ya en cierto modo la política basada en los “arquitectos estrella”. Lo cual, según López Cuenca, es reflejo de esa “reacción en contra” o carácter “revanchista” de los sufridos ciudadanos frente a los más satisfechos en Matrix. El gran panel donde se recoge toda esa geografía crítica en continuo proceso “se podrá ver posiblemente en una página web”, concluyó Millet.

Ver la noticia en El Mundo Comunidad Valenciana

Detalle del mapa de Valencia en la exposición Radical Geographics, de Rogelio López Cuenca en la Galería 6 del IVAM.

Detalle del mapa de Valencia en la exposición Radical Geographics, de Rogelio López Cuenca en la Galería 6 del IVAM.

Salva Torres

La instalación afectiva de Eduardo Peral

Eduardo Peral Ricarte
Sala d’Arcs de la Fundación Chirivella Soriano
Palau Joan de Valeriola, 13. Valencia
Inauguración: 2 de octubre, a las 20.00h

Eduardo Peral Ricarte (Elche, 1991) presenta en la Fundación Chirivella Soriano su último trabajo #FollowMe, con motivo del premio del Certamen Sala d’Arcs organizado por Fundación Chirivella y el Máster de Producción Artística de la Facultad de Bellas Artes de San Carlos de Valencia. El objetivo principal del proyecto reside en realizar una instalación de diferentes elementos que transformen la sala de exposiciones en un lugar que remita a un domicilio particular, una habitación de un usuario de Internet.

El proyecto #FollowME gira en torno a las nuevas formas de relación humana, que son las bases de la nueva producción económica. Este modelo de negocio se basa en las dinámicas biopolíticas, en la que la política, la economía, las relaciones personales y sociales no se pueden separar. Hoy en día la materia prima son las relaciones interpersonales y hay quien ha definido el afecto como subjetividad productiva.

Instalación de Eduardo Peral Ricarte en la Sala d'Arcs. Imagen cortesía de Fundación Chirivella Soriano.

Instalación de Eduardo Peral Ricarte en la Sala d’Arcs. Imagen cortesía de Fundación Chirivella Soriano.

Las grandes empresas lanzan productos exitosos que se basan en tecnologías de comunicación diseñadas para explotar las interacciones sociales y afectivas. Las redes sociales lideran la producción de sentimientos como los que se relacionan con la compañía, la afectividad interpersonal, etc. Así ofreciendo una representación tecnológica de la relación entre comunicación y afecto.

También tenemos que tener en cuenta que, la afectividad es un vínculo estético, un vínculo que generamos con el mundo, sus objetos, entornos y seres a través de las emociones sobre el mundo y de los sentimientos que produce el afectar y ser afectado por él.

La estrecha relación entre afectividad y experiencia estética genera que muchos discursos artísticos se presenten como un acercamiento a temas cercanos a la búsqueda de problemas que envuelven la felicidad humana en nuestra sociedad. Esta investigación trata de evidenciar las claves entre la estética y biopolítica, poniendo en manifiesto que la gestión de la afectividad y su productividad son las estéticas del biopoder contemporáneo.

Las grandes corporaciones de entretenimiento y de comunicación tienen como objetivo generar nuevas dependencias y necesidades de diversos tipos que incluyen formas de relación social específicas. La estrategia rentable de las empresas de la nueva web (Web 2.0), se basa en producir vida social, relaciones, emergiendo un nuevo capitalismo que podríamos denominar social o afectivo.

Estos hechos que han cambiado el contexto de relacionarnos con el mundo han propiciado que ahora mismo los usuarios emitan una cantidad de información en internet que no ha tenido precedentes. Hay una capacidad atlética para estos actos estéticos, los usuarios asumen el acto creativo como una forma de ejercicio. Un ejercicio que como cualquier emisor de información en Internet necesita desarrollar una marca personal o crear una auto-mitología.

Obra de Eduardo Peral Ricarte en la Sala d'Arc. Imagen cortesía de Fundación Chirivella Soriano.

Obra de Eduardo Peral Ricarte en la Sala d’Arc. Imagen cortesía de Fundación Chirivella Soriano.

Rambleta y Movistar: apuesta de cultura urbana

Presentación en Metro de Colón de la colaboración entre Movistar y La Rambleta
Espai Rambleta
C / Bulevar Sur, esquina con Pío IX. Valencia

Como no podía ser de otro modo, La Rambleta ha impreso su sello personal en la presentación matutina de la vinculación que inicia con Movistar durante el último trimestre de 2015, que ha llevado a cabo en el Metro de Valencia –estación de Colón-. Diversos B-boys bailando a ritmo de break-dance y, acto seguido, una coreografía flashmob se han convertido en la antesala del anuncio oficial de dicho acuerdo.

Mariola Cubells -directora de relaciones externas de La Rambleta- y Vicente Gisbert -director de Gran Público de Telefónica en la Comunidad Valenciana, Murcia y Baleares- confirmaban a los allí presentes la satisfacción mutua de esta unión. En sus declaraciones, ambos hacían hincapié en la misma inquietud compartida por entretener, divertir, mostrar y sorprender.

B-boys bailando durante la presentación matutina.

B-boys bailando durante la presentación matutina. Fotografía de Jose Ramón Alarcón.

Música, teatro y exposiciones son algunas de las muchas actividades de tiempo libre más solicitadas durante los fines de semana, por ello La Rambleta se convierte en el contenedor perfecto para Movistar y propone una serie de acciones que ponen de manifiesto dicho espíritu de ocio, cultura y diversión. Además de apoyar algunos contenidos del espacio, tales como ‘Concurso Vinilo Valencia’, ‘Factoría Rambleta’ o ‘Deleste Festival’, Movistar hará aportaciones propias.

‘Terrazas Movistar’ -conciertos gratuitos para los domingos por la mañana-, estrenos y proyecciones de series internacionales, ‘Factoría Rambleta’ –en concreto, los epígrafes relacionados con el audiovisual- o ‘Concurso Movistar Vinilo Valencia’ –donde se centrará en las bandas emergentes de la ciudad-.

Desde La Rambleta, Mariola Cubells comentaba la importancia que supone este vínculo con Movistar y la relevancia de que esta empresa perciba los valores que devienen de apoyar a la cultura, además de destacar el plus de motivación “para seguir trabajando en nuestra línea de programación y continuar apostando por una oferta cultural multidisciplinar de calidad y vanguardia en Valencia”.

Presentación de la colaboración entre Movistar y Espai Rambleta en la estación de Metro de Colón. Foto: José Ramón Alarcón.

Presentación de la colaboración entre Movistar y Espai Rambleta en la estación de Metro de Colón. Foto: José Ramón Alarcón.

Merche Medina

Factoría Rambleta, el entretenimiento en serio

Factoría Rambleta
Espai Rambleta
Bulevar Sur, esquina Pío IX. Valencia
Juanma López Iturriaga
Miércoles 30 de septiembre, a las 20.00h

Hay dos tópicos que Espai Rambleta quiere romper. Uno tiene que ver con el entretenimiento, generalmente asociado al escapismo, la banalidad o la risa tonta. Y el otro se refiere a la cultura, igualmente ligada al ocio frívolo y de dudosa rentabilidad. Con Factoría Rambleta, el contenedor cultural inaugurado el pasado mes de marzo con el modista Lorenzo Caprile, pretenden quebrar, hacer saltar por los aires, ambos tópicos. Y, por lo explicado durante su presentación en la Fnac, parecen haberlo conseguido.

“Queremos llevar a Rambleta el talento para que Valencia sea una ciudad menos áspera, más confortable y más bonita”, lanzó Mariola Cubells, directora de Relaciones Externas de Espai Rambleta. Talento pensado para que los ciudadanos “sean más sabios, más felices”, apostilló. Felicidad y sapiencia que, a su juicio, pueden estar ligados: “La divulgación y el conocimiento pueden ser entretenidos”. Así lo ha entendido el público que desde el arranque de la factoría ha recibido con entusiasmo un espacio cultural por el que ya han pasado, además de Caprile, Jordi Évole, Santiago Auserón, Antonio Muñoz Molina o Elvira Lindo.

Juanma López Iturriaga inaugura la nueva temporada de Factoría Rambleta. Imagen cortesía de Espai Rambleta.

Juanma López Iturriaga inaugura la nueva temporada de Factoría Rambleta. Imagen cortesía de Espai Rambleta.

Ahora les toca el turno a Juanma López Iturriaga, con el que arranca la nueva temporada (30 de septiembre), y Javier Mariscal. Vicent Molins, responsable de la factoría, consideró que, tras “la serie de programas piloto” con la que se empezó “tímidamente”, el éxito de público “ha confirmado que se pueden hacer más y durante mucho tiempo”. Vamos, que el entretenimiento de Factoría Rambleta va en serio. Y el rumbo de crucero que parece tomar la iniciativa de traducir el conocimiento en felicidad se debe “al apoyo de la sociedad civil”, destacó Cubells.

Es ese apoyo de las entidades empresariales y otros organismos privados el que viene a romper el tópico de la cultura como gran ocio y triste negocio. Tanto es así, que la propia Mariola Cubells entendió ese apoyo como una “apertura, una sensibilidad nueva hacia la cultura por parte de las empresas privadas”. Empresas como La Caixa o Caixa Popular que, lejos de apoyar la iniciativa pensando en el simple retorno económico de su aportación, “reciben a cambio felicidad; suena naif, pero es así”.

Que “el entretenimiento es compatible con el conocimiento” (Molins) o que “la cultura es un vehículo para la felicidad” (Cubells) es lo que esas empresas han entendido, quizás debido al azote de la crisis, cuyo látigo aún resuena. Animados por ese apoyo y ese cambio de sensibilidad, los responsables de Espai Rambleta refuerzan su apuesta por ese conocimiento entretenido abriendo nuevos epígrafes dentro de esa factoría. Además de ‘Sabios en Rambleta’ y ‘Por los otros’, tienen pensado dedicar espacio a la ciencia o la gastronomía, con nombres todavía por concretar, al tiempo que se pondrán en marcha una serie de desayunos en los que determinados maestros dialoguen con jóvenes aprendices.

Uno de los objetivos de Factoría Rambleta es divulgar todo ese talento desparramado en diferentes áreas de la cultura, para “escuchar historias que hacen avanzar el mundo” (Cubells). Historias que repicando en Valencia evoquen esa felicidad aludida a través del conocimiento. “Hay mucha sensibilidad y talento en esta ciudad”, concluyó Mariola Cubells. La factoría ya está pensada para que funcione a pleno rendimiento.

Mariola Cubells y Vicent Molins en la presentación de Factoría Rambleta en la FNAC de Valencia. Imagen cortesía de Espai Rambleta.

Mariola Cubells y Vicent Molins en la presentación de Factoría Rambleta en la FNAC de Valencia. Imagen cortesía de Espai Rambleta.

Salva Torres

The Hole 2. Un agujero rosa picante

‘The Hole 2’, producido por Let’s Go Company
Textos de Alex O’Dogherty y dirección de Víctor Conde
Teatro Olympia
C / San Vicente Mártir, 2. Valencia
Hasta el 29 de marzo

‘The Hole 2’ llega al Teatro Olympia de Valencia, donde estará hasta el 29 de marzo, con el mismo espíritu que su antecesor y para volver a hacer reír al público con esa mezcla de circo, humor y burlesque. Como apuntó Alex O’Dogherty cuando presentó el espectáculo en el Olympia, «la gente tiene necesidad de divertirse» y puede hacerlo disfrutando de un montaje «fresco y provocador».

Detalle del cartel de The Hole 2. Teatro Olympia.

Detalle del cartel de The Hole 2. Teatro Olympia.

El género burlesque con el que regresa a Valencia aúna cabaret, teatro y circo, aunque en esta ocasión se fusiona con la Revista de los años 70-80 para plantear una reflexión sobre el amor con música en directo, crítica social de noticias de la actualidad diaria y nuevas acrobacias.

‘The Hole 2’ empieza dos años después de donde nos dejó el primero. La vida ha cambiado para la antigua Maestra de Ceremonias, ahora inmersa en una época donde la cultura, la música y la diversión están en crisis. Tras una horrorosa depresión post-party, la anfitriona decidió salir del Agujero, sentar la cabeza y casarse con un abogado de bien, dejando de lado el desenfreno y la diversión para llevar una vida ‘normal’. Lo que no contaba es que en su despedida de soltera la fueran a llevar de vuelta al Agujero donde se reencuentra con su pasado.

El actor Álex O’Dogherty, que ya en la gala de los Goya dejó muestras de su versatilidad como músico, es el maestro de ceremonias -en alternancia con Edu Soto y Víctor Massán- y autor del texto, junto al productor, Iñaki Fernández. De hecho, O’Dogherty tocará con su banda ‘La Bizarrería’ en Valencia, alternando su actuación en ‘The Hole 2’.

Imagen extraída del video promocional de The Hole 2. Cortesía de Teatro Olympia.

Imagen extraída del video promocional de The Hole 2. Cortesía de Teatro Olympia.

O’Dogherty confesó en su momento que se emocionó cuando le plantearon la posibilidad de hacer ‘The Hole 2’, después de varios años conduciendo su primera parte, un show que ha funcionado tan bien que ha creado ‘marca’. Como autor de los textos de este segundo ‘show’ le preocupaba «estar a la altura del primero sin copiar» y para ello ha abandonado la época de los años 20 para adentrarse en el ambiente de la Revista de los 70.

En esta ocasión, se añade además música en directo y la historia que se relata es «más coherente» de principio a fin. Se puede entender sin necesidad de haber visto ‘The Hole’, aunque aquellos que vieran el origen de la peculiar historia de amor con una rata observarán ahora que «el tiempo ha pasado» y que se cuestiona ahora «si el amor es para siempre».

Álex O'Dogherty en una imagen promocional de The Hole 2. Teatro Olympia de Valencia.

Álex O’Dogherty en una imagen promocional de The Hole 2. Teatro Olympia de Valencia.

Si en el ‘agujero’ anterior se basaba en «pasarlo bien y divertirse», éste reflexiona sobre el amor y se «plantea la viabilidad de una pareja hoy en día», tal y como señaló el autor del texto. El espectáculo tiene dosis de erotismo, es «provocativo, provocador y algo faltón, pero para nada ofensivo». «Siempre ha insinuado más que enseñado, a veces me parece de Walt Disney», bromeó el actor.

Entre las novedades, habrá también «crítica social» y se comentarán noticias de la actualidad diaria. En este sentido, el espectáculo se mantiene «vivo» y podrá incluir comentarios sobre informaciones del mismo día de la función. Además, el público participará activamente, destacando momentos como el sorteo de un jamón, algo que ha ido adquiriendo entidad propia según ha ido avanzando la gira de ‘The Hole 2’.

Álex O’Dogherty recordó que lo que le llevó a escribir ‘The Hole 2’ fue la decisión del Gobierno de implantar el IVA cultural de 21% y que se calificara la cultura como entretenimiento. Entonces él escribió en un tweet ‘¿Quién necesita divertirse?’ y recibió una respuesta tan abrumadora que le motivó para escribir esta historia.

Imagen extraída del video promocional de The Hole 2. Cortesía de Teatro Olympia.

Imagen extraída del video promocional de The Hole 2. Cortesía de Teatro Olympia.