Los extraños mares que arden en La Mutant

La Mutant.
Calle Joan Verdaguer, 22
València. Tel. 96 3013401
Sábado 13 de octubre. «Extraños mares arden»
20:30 horas. Sesión única. Entradas 10 €

El pasado 4 de septiembre, indicaba Olga Álvarez al desgranar la programación de la temporada «Entre otras cosas, La Mutant pretende servir como espacio de reflexión, experimentación, diálogo y estímulo para el conocimiento de las artes», y como claro ejemplo se vislumbra el argumento de una de las obras de su programación que más curiosidad puede despertar entre los interesados por conocer la historia de uno de los apellidos más populares del arte contemporáneo a nivel global. «Extraños mares arden», es una pieza de teatro documental que, en palabras del artista chileno Txalo Toloza-Fernández -responsable de la puesta en escena y la dramaturgia audiovisual junto a Laida Azkona- constituye “una investigación histórica e inédita sobre el pasado de la familia Guggenheim, trasladando al público espectador hasta una coordenada que se corresponde con el desierto de Atacama ubicado en el norte de Chile”.

María Oliver y Olga Álvarez presentando la programación de La Mutant y TEM el pasado 4 de septiembre. Imagen, Vicente Chambó

María Oliver y Olga Álvarez presentando la programación de TEM y La Mutant el pasado 4 de septiembre en el Teatre El Musical. Imagen de archivo, Vicente Chambó.

Según fuentes de La Mutant, la obra, tercera pieza de una serie llamada Pacífico, se centra en la relación entre la industria minera de este desierto (considerado el más árido de todo el planeta) con la industria del arte contemporáneo en particular y la familia Guggenheim en concreto. En ella se relata la llegada de la indicada familia a Atacama a principios del siglo XX y la posterior creación de una colección de arte que acaba derivando en la construcción de algunos de los museos más emblemáticos del mundo, como los conocidos Guggenheim de Nueva York y Bilbao. Al mismo tiempo, el montaje reflexiona sobre aquellas personas que deciden establecer su hogar en los lugares más remotos e inhóspitos del mundo, como fue el caso del propio Toloza-Fernández.

En opinión de su autor, «Extraños mares arden» aborda qué es lo que sucedió entre las décadas de 1930 y 1970, cuando los dueños de la industria salitrera de Chile eran empresarios norteamericanos de la familia Guggenheim, que luego generarían la fundación de arte contemporáneo con un dinero que, en gran parte, provenía de la industria minera chilena. La obra, inspirada en la metodología cinematográfica y con música interpretada en directo, se estrenó en septiembre de 2016 en el Festival TNT de Terrassa.

Imagen original de portada. Representación de "Extraños mares arden". Imagen de archivo cortesía de  Alessia Bombaci.

Imagen original de portada. Representación de «Extraños mares arden». Fotografía de archivo cortesía de Alessia Bombaci.

Vicente Chambó

Ecos distantes y disidentes de Xavier Ribas

It Would Never Be Quite The Same Again, de Xavier Ribas
Espaivisor
C / Carrasquer, 2. Valencia
Del 20 de noviembre de 2015 al 22 de enero de 2016

Compuesta por tres fotografías de gran formato y dos imágenes encontradas, junto a textos del artista y reproducciones de documentos originales, It Would Never Be Quite The Same Again (Nunca volverá a ser la misma) entreteje historias que remiten a lugares disputados y actos de disidencia. Las obras articulan una serie de acontecimientos y documentos presentados como ecos distantes, en la historia reciente de Chile, Gran Bretaña y España, de las detonaciones llevadas a cabo a finales del siglo XIX y principios del XX en los campos de salitre del Desierto de Atacama.

Realizada como epílogo del proyecto Nitrato que Ribas presentó en el Museu d’Art Contemporani de Barcelona [MACBA] en 2014, esta serie evoca de nuevo una amplia red de geografías e historias entrelazadas, de recuerdos personales y colectivos en torno a los contextos políticos particulares de España y de Chile en 1973, y en torno a las relaciones históricas entre Chile y Gran Bretaña, donde Ribas reside desde el año 2000. En ambos trabajos el Desierto de Atacama hace de punto de fuga.

Xavier Ribas al lado de una de sus obras. Imagen cortesía de Espaivisor.

Xavier Ribas al lado de una de sus obras. Imagen cortesía de Espaivisor.

El título It Would Never Be Quite The Same Again está tomado de las palabras pronunciadas por un juez británico para apoyar su veredicto del caso de la decapitación en 2002 de una estatua de Margaret Thatcher, ferviente defensora del dictador chileno Augusto Pinochet.

El mismo magistrado que inculpó al activista por la desfiguración de la estatua de la primera ministra británica reaparece de nuevo en Now You Have To Look At The Evidence Coldly And Dispassionately (Ahora debes encarar la evidencia fría y desapasionadamente) como juez instructor en el juicio de un grupo de activistas que, coincidiendo con el ataque de Israel a Gaza en 2009, destruyeron una fábrica de armas propiedad de ITT en Brighton. Curiosamente, en esa ocasión los activistas fueron absueltos al considerarse que actuaron «movidos por la necesidad» de evitar la destrucción ilícita de bienes palestinos por parte de Israel con armamento fabricado en Brighton, a la vez que el juez fue acusado de antisemitismo.

El sonado arresto domiciliario en 1991 de Augusto Pinochet en Londres es el tema de Thus The Dream Of My Youth And The Love Of My Life Passed Away And Left Me Desolate (Así, el sueño de mi juventud y el amor de mi vida pasaron, dejándome desolada). El destino de Pinochet se superpone al de un militar español del siglo XIX, el Conde de Morella, y al de unas piedras procedentes de la antigua ciudad romana de Leptis Magna, en la actual Libia, que fueron llevadas a Inglaterra en 1816 como regalo al Príncipe Regente.

Con esas piedras se construyó en los jardines del palacio de Windsor, un capricho arquitectónico denominado en su día el Templo de Augusto, el cual se encontraba verdaderamente deteriorado el año que Pinochet cumplió su arresto domiciliario a unos meros trescientos metros de distancia del monumento.

Imagen de la exposición It Would Never Be Quite The Same Again, de Xavier Ribas, cortesía de Espaivisor.

Imagen de la exposición It Would Never Be Quite The Same Again, de Xavier Ribas, cortesía de Espaivisor.

A Unique and Inevitable Voice (Una voz única e inevitable) rememora una entrevista a Salvador Allende a partir de unas fotocopias que se conservan en el Museo de Arte Contemporáneo Vicente Aguilera Cerni, en Vilafamés, Castellón. La entrevista ­(hoy desaparecida) fue filmada en 16 mm en 1972 por un periodista italiano para su emisión en la cadena de televisión norteamericana CBS, pero fue censurada y guardada hasta su exhibición por primera vez en la Bienal de Venecia de 1974, con Allende ya fallecido y Chile sumido en el violento régimen militar que siguió al golpe de estado de Pinochet, quien contó con el apoyo encubierto de la CIA y de grandes corporaciones norteamericanas con intereses en Chile como ITT.

Por último, Everyone Casts Their Own Shadow (Cada cual tiene su sombra) traza una serie de acontecimientos en torno al asesinato en Madrid del Almirante Carrero Blanco a manos de ETA en 1973, que alteró los planes de sucesión del anciano dictador General Francisco Franco a penas cinco meses después de que éste entregara el gobierno del país a su mano derecha.

Un cuadro de Antoni Tàpies, L’esperit català, adquirido en el verano de 1973 en París por una acaudalada coleccionista de Pamplona cuyo hermano había sido secuestrado aquel mismo año por ETA, es como una premonición de la detonación que hizo volar por los aires al coche de Carrero Blanco. El hecho de que este cuadro forme parte de la colección del Museo Universidad de Navarra, al igual que el álbum fotográfico del siglo XIX de la mina de nitrato Alianza en el Desierto de Atacama, sirve a Ribas para cerrar el círculo y dar por concluido su trabajo sobre el nitrato de Chile.

Obra de Xabier Ribas. Imagen cortesía de Espaivisor.

Obra de Xavier Ribas. Imagen cortesía de Espaivisor.