Los ¿falsos? debates televisivos

Debate, de Toni Cantó
Teatre Talia
C / Caballeros, 24. Valencia
Del 28 de septiembre al 2 de octubre de 2016

Debate, en cartel en el Teatre Talia de Valencia del 28 de septiembre al 2 de octubre, constituye la realización de la promesa que el actor y director Toni Cantó se hizo tras firmar su acta de diputado: regresar al teatro, en una perfecta transición entre ambas actividades –la artística y la política– compartiendo con el público la privilegiada mirilla desde la que él como ciudadano de a pie ha descubierto las entrañas del juego político y para cuya escritura se ha documentado entrevistando a periodistas, políticos y realizadores de televisión que formaron parte de los debates más importantes de la historia de la política.

Escena de 'Debate', de Toni Cantó. Imagen cortesía de Teatro Talía.

Escena de ‘Debate’, de Toni Cantó. Imagen cortesía de Teatro Talía.

Para esta transición, ha querido contar con los actores Pepe Ocio, Philip Rogers y Marta Flich, los tres personajes de esta función que encarnan a dos políticos y a una periodista, respectivamente, encargados de gestionar dos debates electorales televisados en prime time.

Tras más de un lustro ejerciendo la política, Toni Cantó ha escrito su primera obra teatral sobre algo que se lleva afrontando fuera de nuestro país con absoluta normalidad -el debate electoral televisado- pero que en cambio en España no se trata con la importancia que requiere, pues no se celebran siempre y cuando se hace lo aceptan a regañadientes, limitando los participantes y dotándolos de un formato tan rígido que nunca logra cumplir su función: exponer de forma transparente las fortalezas –e indirectamente las carencias- de cada candidato.

O como dice el propio Cantó: “El debate electoral sigue siendo en este país ‘cosa de dos’. Quizá por eso en España ningún presidente ha logrado ganar unas elecciones; siempre las perdió el anterior”.

En Debate, los jefes de gabinete de los dos partidos mayoritarios (Pepe Ocio y  Philip Rogers) negocian los dos debates electorales que serán televisados en prime time, moderados por una periodista (Marta Flich) no demasiado escrupulosa.

Toni Cantó, en el centro, junto a los actores de 'Debate'.

Toni Cantó, en el centro, junto a los actores de ‘Debate’.

 

Las “MALAS BUENAS PRÁCTICAS” a debate

Mesa redonda: “Malas buenas prácticas”
Galería pazYcomedias. Valencia
4 de diciembre de 2015, 19h.

Con la participación de:
-Javier Martín-Jiménez, asesor de Arte de la Comunidad de Madrid
-Àngel Masip, artista visual
-Jose Luis Perez Pont, comisario

La progresiva implantación de las “buenas prácticas”  culturales se ve en ocasiones distorsionada, generando procesos que representan un retroceso, pues se amparan bajo esa denominación para enmascarar decisiones que no responden en realidad a un juego limpio. Es lo que desde ahora hemos empezado a llamar “malas buenas prácticas”.

Tras unos años de elaboración de documentos desde el sector del arte, negociaciones con las diferentes administraciones, numerosas reivindicaciones de los profesionales de la cultura ante los progresivos procesos de precarización, la arbitrariedad y la politización en las decisiones que afectan a la gestión de algunos contenedores culturales, etc.

La mayor parte de los programas electorales han incorporado ya el mantra de las “buenas prácticas”, como marca que legitima su propuesta cultural y que, sin entrar en detalles, se quiere validar mediante una nebulosa plagada de lugares comunes, que obvia las necesidades culturales de la sociedad y las potencialidades y carencias del propio sector.

La realidad de la política cultural se está reformulando tras las elecciones autonómicas y municipales del pasado mes de mayo, aunque no son pocas las dudas que surgen ante el titubeo en unos casos, o el desconcierto y la inacción en otros. Los nombramientos “a dedo” de carácter “provisional” al frente de algunas instituciones culturales han hecho saltar las alarmas en la Comunitat Valenciana y en otros territorios, casi tanto como esos “códigos de buenas prácticas culturales” emanados desde la institución sin procesos de diálogo ni participación. Así son las nuevas “malas buenas prácticas”. La pregunta es si son un síntoma transitorio o si han llegado para quedarse, como un simple efecto placebo, tranquilizante, ineficaz y adormecedor.

Ángel Masip. Meteorismo -detalle. Cortesía Galería pazYcomedias.

Ángel Masip. Meteorismo -detalle. Cortesía Galería pazYcomedias.

Una Mostra viva, mediterránea y ciudadana

Mostra Viva del Mediterrani
Diversas sedes
Inauguración: miércoles 14 de octubre de 2015, a las 20h, en el Palau de la Música de Valencia
Del 14 al 18 de  octubre de 2015

La sala Matilde Salvador del Centre Cultural La Nau ha acogido la presentación de la tercera edición de Mostra Viva del Mediterrani, evento cultural promovido por MVM Associació, con la voluntad de recuperar para la ciudadanía un concepto ampliado de la otrora, polémica y suspendida, Mostra de Valencia -además de la Trobada de la Música y el Encontre d’Escriptors-  y con el firme propósito de consolidarse como referente multidisciplinar de la morfología cultural de esta cuenca marítima y “colaborar en la construcción del espacio cultural de los pueblos del Mediterráneo para favorecer la cultura de la paz y el diálogo respetando la diversidad mediterránea”.

Fotograma del documental 'Ovidi: el making off de la película que nunca se hizo'. Imagen cortesía de la productora.

Fotograma del documental ‘Ovidi: el making off de la película que nunca se hizo’. Imagen cortesía de la productora.

Las cinco jornadas se desarrollan, entre otras cuestiones, con la intención de rendir homenaje al malogrado actor y destacado miembro de la Nova Canço Ovidi Montlor, cumplido el vigésimo aniversario de su fallecimiento, y signos de este tributo se llevan a cabo en algunas de las diversas áreas que conforman la Mostra, mediante la proyección del documental ‘Ovidi, el making off de la película que nunca se hizo’, del director y presidente de MVM Associació Vicente Tamarit, ‘L’Ovidi, 20 años en off’, en la sección Trobada de Música, y el vínculo del cantautor con el oficio de actor en Debats del Mediterrani.

Las ochos sedes del festival (Centre Cultural La Nau, OCCC, Jardí Botànic, SGAE, Instituo Français, Palau de la Música, IVAM y MUVIM) albergarán más de medio centenar de películas, varias decenas de músicos, exhibición de obras de numerosos artistas plásticos, narración oral, espectáculos circenses, escena teatral, recitales de poesía, talleres y actividades pedagógicas infantiles, selecciones gastronómicas mediterráneas, así como debates y tertulias, enmarcados en las siete áreas que conforman la Mostra Viva, fruto del trabajo e implicación Giovanna Ribes, María Colomer, Ana Torres, Maite Ibáñez, Antonio Llorens, Orioel Caballé, Vicent Garcés y el mencionado Vicent Tamarit, además del equipo de voluntarios inscritos a través de la web del evento y la colaboración de los artistas Manuel Boix -responsable del cartel-, Pablo Sedeño -creador de la escultura conmemorativa- y Andrés Tamarit -compositor de la sintonía del presente año-.

El escultor Pablo Sedeño posa junto a la escultura conmemorativa del festival. Fotografía de Jose Ramón Alarcón.

El escultor Pablo Sedeño posa junto a la escultura conmemorativa del festival. Fotografía de Jose Ramón Alarcón.

Cabe destacar el apoyo institucional -en diferentes cuantías y con diversas fórmulas- del Ayuntamiento y la Diputación de Valencia y la Generalitat Valenciana, así como el importante y decisivo patrocinio de entidades y empresas privadas, cuyas presencias respectivas permiten progresar y enfocar la presente edición con garantías de progreso, a la espera de confeccionar un balance que así lo corrobore, tanto en respuesta de público como en calidad y resolución de los contenidos.

Instantánea colectiva tras la presentación de Mostra Viva del Mediterrani. Fotografía de Jose Ramón Alarcón.

Instantánea colectiva tras la presentación de Mostra Viva del Mediterrani. Fotografía de Jose Ramón Alarcón.

Merche Medina

 

 

Eyes Wide Shut, la infidelidad a debate

Cinefórum sobre Eyes Wide Shut
Colegio Oficial de Psicólogos de la Comunidad Valenciana
C / Alberique, 35. Valencia
Jueves 18 de junio, a las 19.30h

Eyes Wide Shut (en Hispanoamérica Ojos bien cerrados) es el decimotercer largometraje dirigido por Stanley Kubrick, protagonizado por Tom Cruise y Nicole Kidman y estrenado en 1999. Fue la última película de Kubrick, así como su obra póstuma, ya que el director murió pocos días antes de poder acabar el montaje definitivo. Está basada en la novela Relato soñado, de Arthur Schnitzler, y su guión fue escrito por el mismo Kubrick y Frederic Raphael.

Fotograma de Eyes Wide Shut, de Stanley Kubrick. Colegio Oficial de Psicólogos de la Comunidad Valenciana.

Fotograma de Eyes Wide Shut, de Stanley Kubrick. Colegio Oficial de Psicólogos de la Comunidad Valenciana.

Hasta aquí la introducción de la película en torno a la cual el Colegio Oficial de Psicólogos de la Comunidad Valenciana organiza el jueves 18 de junio un cinefórum que tiene por objetivo “analizar la película desde distintos enfoques psicológicos, técnicos y musicales, la tortura de los celos, la infidelidad, la seguridad del matrimonio frente a los peligros del sexo furtivo, lo onírico y lo real, el drama psicosexual…”, según explica el Colegio en su web.

Para desentrañar lo que encierra Eyes Wide Shut, que gira en torno a las confesiones sexuales de una pareja tras acudir a una fiesta y las consecuencias que traen consigo ciertas revelaciones secretas, el Colegio de Psicólogos reúne a una serie de expertos. Los encargados del análisis de la obra póstuma de Kubrick son: Begoña Siles, profesora agregada de la Universidad CEU Cardenal Herrera; Daniel Gascó, crítico de cine; Ricardo Bonet, licenciado en Filosofía por la Universidad de Valencia; Francisco Campos, psicólogo clínico y psicoanalista, y Óscar Cortijo, vicedecano del Colegio.

Fotograma de Eyes Wide Shut, de Stanley Kubrick. Colegio Oficial de Psicólogos de la Comunidad Valenciana.

Fotograma de Eyes Wide Shut, de Stanley Kubrick. Colegio Oficial de Psicólogos de la Comunidad Valenciana.

Stanley Kubrick narra en Eyes Wide Shut el extraño trayecto de Bill Harford (Tom Cruise), médico que ha vivido de manera acomodaticia pero que, tras la confesión por parte de su mujer Alice (Nicole Kidman) de un deseo secreto, se verá envuelto a lo largo de una noche en una serie de aventuras y amenazas. Los sueños ocupan un lugar fundamental en la película, ya que son los que permiten aflorar los auténticos deseos de Alice (Albertine en la novela de Schnitzler), a partir de los cuales su marido detecta ciertas lagunas en su vida matrimonial.

Como apunta Luis Martín Arias, en el ‘Escritos’ dedicado a Kubrick, “las eternamente fracasadas aventuras sexuales del marido revelan –como sucesión de actos fallidos- su propia inseguridad sexual, sus dudas respecto a ser capaz de satisfacer lo que se demanda desde el lado de lo femenino”. De ahí que su doble recorrido nocturno sea, según Martín Arias, “también una búsqueda de reafirmación de su propia identidad, la cual es inseparable de la crisis que cierto fracaso sexual ha hecho emerger”.

Fotograma de Eyes Wide Shut, de Stanley Kubrick.

Fotograma de Eyes Wide Shut, de Stanley Kubrick.

En las malas relaciones de Stanley Kubrick con su padre, médico que siempre deseó que su hijo ejerciera su misma profesión, diversos comentaristas de su obra fílmica han visto un condicionamiento biográfico que se habría reflejado en su cine, tal y como señala el propio Martín Arias. “De tal modo que se ha mencionado con insistencia la ausencia de la figura paterna en muchas de sus películas”, destacando en este sentido El resplandor, “donde la disolución del núcleo familiar corre a cargo de un monstruoso padre enloquecido”.

Fotograma de Eyes Wide Shut, de Stanley Kubrick.

Fotograma de Eyes Wide Shut, de Stanley Kubrick. Colegio Oficial de Psicólogos de la Comunidad Valenciana.

¿Una camisa de fuerza para Arístides Rosell?

Esquizografías, de Arístides Rosell
Sporting Club Russafa
C / Sevilla, 5-B. Valencia
Inauguración: viernes 19 de junio, a las 20.00h
Hasta el 10 de julio, 2015

Tras casi doce años de silencio y ostracismo voluntario, Arístides Rosell vuelve a la escena pictórica valenciana. Entre el 19 de junio (Inauguración) y el 10 de julio, el Sporting Club de Russafa acoge la muestra Esquizografías, una treintena de dibujos a plumilla, la mayoría en blanco y negro, más otros ocho con relieves escultóricos, que rinden tributo de fidelidad al término de la psiquiatría francesa elegido como título de la exposición.

Si la palabra describe “el lenguaje incoherente que sintomatiza trastornos del pensamiento en ciertos estados de psicosis”, la muestra gráfica es la versión plástica, anárquica y grotesca, de una subjetividad creativa entregada al delirio y a las sorprendentes patologías de un inconsciente abandonado a su propia suerte. El resultado de este envite está ahí, a la vista de todos. Y la pregunta que inevitablemente suscita es: ¿debemos ir preparando una camisa de fuerza para Arístides Rosell? ¿O haremos lo de siempre: mirar para otro lado y llegado el momento decir como unos bobos que “creíamos era una buena persona” el mismo día que la página de sucesos del Levante desvela la aparición de un nuevo Haníbal Lecter en Valencia?

Dibujo de Arístides Rosell en la exposición 'Esquizografías' en Sporting Club Russafa. Imagen cortesía del autor.

Dibujo de Arístides Rosell en la exposición ‘Esquizografías’ en Sporting Club Russafa. Imagen cortesía del autor.

Quizá lo mejor para prevenir y evitar ese espantoso ridículo sea sentar un rato a Arístides Rosell en el diván psicoanalítico (un diván extraño, eso sí, como una hamaca tendida entre dos palmeras) e intentar indagar en el origen de  los trastornos que lo han llevado a estas grafías delirantes, esquizoides. Lo hemos hecho. Y el resultado es este.

Arístides Rosell Cabrera vino al mundo el 7 de enero de 1965 en Ciudad de la Habana, Cuba. Olvidamos la infancia (freudianos heréticos) para llegar cuanto antes al decisivo momento en que ciertos impulsos estéticos le llevan a integrarse en la facultad de diseño. Es el buen momento del cartel cubano. Es el momento (mediados de los ochenta) en que jóvenes con inquietudes plásticas y un gen libertario todavía vivo aprovechan las aristas de la realidad para exponer leves disonancias.

Unos lo hacen cuestionando los símbolos patrios. Otros, como él, utilizando el sexo. Sexo explícito, penes y vaginas, de grandes dimensiones. Aunque es real que el sexo en Cuba está tan presente como el aire que se respira, su exhibición plástica era tabú. Estaba tan ausente de la plástica como la educación sexual de las escuelas. Exhibir la sexualidad era provocar: desafiar los clichés, importunar al machismo, recordar la falta de pedagogía social (y sus perversas consecuencias: enfermedades venéreas, embarazos prematuros, abortos traumáticos, luego el sida…).

Una exposición del 87 en la biblioteca del Instituto Superior de Diseño, titulada Sex-appeal, fue clausurada al día siguiente de su apertura. Otras, en cambio, pasaron el filtro de la censura, algunas de ellas junto a su profesora y amiga Eidania Pérez (arbitrariedad suprema del poder).

Dibujo de Arístides Rosell en la exposición 'Esquizografías' en Sporting Club Russafa. Imagen cortesía del autor.

Dibujo de Arístides Rosell en la exposición ‘Esquizografías’ en Sporting Club Russafa. Imagen cortesía del autor.

Pero esta veta creativa no era el único filón que explotaba ya entonces el joven Rosell. Según su propia confesión, siempre ha sido un artista “bipolar” (eufemismo de uso reciente para evitar la palabra “esquizofrenia”, mucho más incómoda). Mientras en el campo más específico del diseño gráfico (la cartelística, por ejemplo) era deudor de la estética del compromiso (y lo sigue siendo: cree en la función pedagógica, moral, política o social del cartel, en que debe ser un mensaje destinado a la denuncia y a provocar el debate), en cambio en el ámbito pictórico se borran esas prescripciones y se convoca a todos los demonios internos. Mientras en el diseño gráfico se muestra incondicional de la racionalidad y el utilitarismo, y cree en la función social del arte, cuando se desplaza a la creación íntima parece dispuesto a mudarse al país de la Irracionalidad.

Pero esa irracionalidad no debe confundirse con el caos absoluto, no es una “pintura automática” al modo de la “escritura automática” de los surrealistas (y que en su versión más radical nunca produjo nada mínimamente satisfactorio). Al permitir el ingreso de lo inconsciente, se abren cajones de la mente que la racionalidad (el orden) tenía cerrados. Ingredientes censurados y ocultos de nosotros mismos, vuelven a entrar en acción.

Los deseos reprimidos se expresan mediante símbolos más explícitos, pero que aún encubren su impronta desestabilizadora. Incluso en ese caos hay un cierto orden. O, si acaso, unas débiles reglas que canalizan el desbordamiento. Rosell mantiene (a veces a duras penas) la figura, aunque sometida a grotescas formas de distorsión o a estructuras morfológicas delirantes. Como en el mundo del sueño, hay objetos, hay cosas, hay cuerpos, hay interacciones entre objetos y sujetos, entre unos cuerpos y otros, entre órganos, a veces entre vísceras (y aquí se despierta el inicial temor de este artículo).

Dibujo de Arístides Rosell en 'Esquizografías'. Sporting Club Russafa. Imagen cortesía del autor.

Dibujo de Arístides Rosell en ‘Esquizografías’. Sporting Club Russafa. Imagen cortesía del autor.

La naturaleza de todo está a veces alterada: hay manos de madera, o que se hunden en la tierra, o que se transforman en garras, o que han sido crucificadas… Todo está deformado, atravesado, hendido, desgarrado, metamorfoseado, devenido en otra cosa, sin utilidad. Todo está conectado, enganchado, colgado, sostenido (por esas horcas tan dalinianas). Hay enganches, remaches, clavos, ganchos… como si Rosell temiera que todo se desgajara, se dispersara, se desmigara y se perdiera en el espacio infinito. Esas “ataduras” de las cosas a veces son dolorosas, como esos ganchos que atraviesan las manos y que producen una aguda e inevitable sensación de dolor.

Y en medio de estos paisajes oníricos dibujados a plena luz del día (a lo largo de seis años, y mientras levantaba y mantenía viva la galería Imprevisual y se convertía en uno de los gestores culturales más valiosos de Valencia), un Rosell que ya ha cumplido los 50, vuelve una y otra vez a dibujar aquellos penes y vaginas de sus veinte años, en ávida remembranza de aquello gestos libertarios con los que se constituyó como artista.

Si en aquellos penes y vaginas había entonces un anhelo de escape y de fuga, también ahora los hay. Solo que ahora muchas cosas han perdido su vigor, aparecen fosilizadas, talladas en madera o mineral, resquebrajadas o rotas, necesitadas de sostén. El tiempo, tirano cruel, ha devorado la frescura y la firmeza de las cosas. La mano del pintor aparece ahora clavada a una cruz, desvitalizada, casi muerta, aunque aún busca prolongarse hasta el infinito para alcanzar el olvidado placer.

No, no creo que debamos preparar una camisa de fuerza para Arístides Rosell.  Al menos, no más que le necesitamos cada uno de nosotros. Lo que sí debemos es agudizar la mirada (hacia fuera: hacia sus dibujos) y hacia dentro (al bullente mundo escondido de cada uno) para sacar todo el partido posible de una exposición que no nos dejará indiferentes. Sí. Es así. Arístides Rosell ha vuelto.

Dibujo de Arístides Rosell en 'Esquizografías' en Sporting Club Russafa. Imagen cortesía del autor.

Dibujo de Arístides Rosell en ‘Esquizografías’ en Sporting Club Russafa. Imagen cortesía del autor.

Manuel Turégano

ESPACIOS ZOMBI #2 EN BARCELONA

Espacios Zombi #2
Besòs – Fòrum (Barcelona)
Ciclo de debates y taller-proyecto
(Taller-proyecto: 28-30 de enero 2015 de 16 a 20h.)

Espacios Zombi es un proyecto que analiza, señala y promueve propuestas colectivas en una determinada zona, que por la confluencia de diversas circunstancias complejas y no siempre relacionadas entre sí, determinan un paisaje que se articula de manera desencajada.

Espacio Zombi (segunda edición) Imagen cortesía de Idensitat.

Espacio Zombi (segunda edición) Imagen cortesía de Idensitat.

El proceso de zombificación en un espacio se produce por la confluencia de varios elementos como la sobreacumulación de intereses públicos y privados, la sobreproducción de proyectos que se solapan y se fagocitan entre sí, y por la vida que se reorganiza más allá de la hostilidad de las circunstancias. El espacio zombi es aquel que se define mediante fragmentos ideados, que no llegaron a materializarse totalmente. Un espacio zombi es un lugar que revive de forma desencajada pesar de los múltiples intentos de prefigurar como una cosa articulada. La combinación entre lógicas especulativas, gestiones públicas arrastradas por intereses privados, replicación de modelos mal adaptados, paralización de obras iniciadas a raíz de la crisis, los flujos migratorios y la aparición de nuevas actividades, desconexión con los procesos históricos del lugar; estos y otros específicos de cada espacio hacen de este tipo de zonas un lugar donde, lo proyectado y lo construido, facilite el deterioro de las relaciones sociales y las condiciones de habitabilidad. Un espacio zombi no es un espacio sin vida, es un espacio donde diversas formas de vida dislocadas se reorganizan. Estos espacios zombies, revividos por la confluencia de múltiples proyectos, muchos de ellos no finalizados o abortados por otros proyectos, otras políticas, otros intereses económicos, otras circunstancias externas de índole extralocal; dibujan bastos paisajes urbanos que siguen funcionando con las desfiguraciones producidas por las voluntades de muchas personas, o instituciones, que quisieron darle una vida ideada a su propia imagen y semejanza.

Espacio Zombi (segunda edición) Imagen cortesía de Idensitat.

Espacio Zombi (segunda edición) Imagen cortesía de Idensitat.

Idensitat está llevando a cabo este proyecto como un ciclo exploratorio de territorios urbanos que están sufriendo un proceso de zombificación. El proyecto se adapta al lugar y se articula con varias fases abiertas al público, conectadas entre ellas, pero que se puede participar de manera parcial. Combina el recorrido a pie, exploratorio y comentado por agentes activos en el contexto, la proyección de uno o más documentos audiovisuales ya realizados, y el desarrollo de un taller posterior en el que toman parte varias personas que han analizado el lugar, o que están llevando a cabo actividades relacionadas con el planteamiento propuesto.

Espacio Zombi (segunda edición) Imagen cortesía de Idensitat.

Espacio Zombi (segunda edición) Imagen cortesía de Idensitat.

El Ciclo de presentaciones y debates trata elementos que contribuyen a articular una morfología de conceptos zombis aplicables al espacio, y contrastarlos con los procesos de transformación que ha sufrido el territorio entre el Besòs y Fòrum de Barcelona, desde la perspectiva vivencial y ambiental.

Por otra parte, el taller-proyecto de construcción de un Mapa Multidimensional de los espacios zombi entre el Besòs y Fórum de Barcelona, consiste en la exploración y análisis del territorio que comprende del Besòs en el Fórum bajo la mirada que se propone en el concepto espacios zombi, así como el desarrollo de una estructura multidimensional que articule elementos de registro, cartografía y representación de la morfología zombi explorada en el espacio analizado. Esta estructura recoge las aportaciones de cada uno de los participantes en el taller que, de forma individual o colectiva, participen.

World Press Photo se consolida en Valencia

World Press Photo
Fundación Chirivella Soriano
C / Valeriola, 13. Valencia
Del 17 de enero al 15 de febrero, 2015

Por tercer año consecutivo, DoctorNopo, junto con la Fundación Chirivella Soriano y el apoyo de Fundación Banco Sabadell y Heineken España, trae a Valencia la exposición World Press Photo y se consolida como una cita anual de referencia en la ciudad.

Tras el éxito de la pasada edición, en la que más de 7.000 personas visitaron la World Press Photo 2013 en los 21 días que duró la exposición, el Palau de Valeriola, sede de la Fundación Chirivella Soriano, volverá a acoger la exposición de fotoperiodismo más importante a nivel mundial del 17 de enero al 15 de febrero y expondrá un total de 130 imágenes, entre fotografías individuales y completos reportajes gráficos, que muestran los acontecimientos más destacados de 2013, pero, además, invitan a reflexionar sobre el contexto social.

Fotografía de John Stanmeyer, ganadora del World Press Photo 2015. Imagen cortesía de WPPH Valencia.

Fotografía de John Stanmeyer, ganadora del World Press Photo 2014. Imagen cortesía de WPPH Valencia.

El jurado internacional de la 57ª edición de World Press Photo Contest, compuesto por 18 expertos en periodismo gráfico, ha seleccionado la imagen del fotógrafo estadounidense John Stanmayer, de la VII Photo Agency, como la World Press Photo of the Year 2014. La imagen muestra a un grupo de inmigrantes africanos en Yibuti a la orilla del mar levantando sus teléfonos móviles para capturar una red telefónica de bajo coste de la vecina Somalia.

En la edición de este año han participado 5.754 fotógrafos de todo el mundo con un total de 98.671 imágenes, de entre los cuales fueron seleccionados 53 fotógrafos de 25 nacionalidades diferentes. Los fotógrafos españoles Moisés Samán y Pau Barrena han conseguido el Segundo Premio en la categoría Noticias Generales y el Tercer Premio en la categoría Retratos respectivamente.

Fotografía de Moisés Samán. Imagen cortesía de World Press Photo Valencia.

Fotografía de Moisés Samán. Imagen cortesía de World Press Photo Valencia.

La imagen de Moisés Samán, fotógrafo de la agencia Magnum, muestra a un combatiente de las fuerzas rebeldes sirias fabricando una bomba.  El ambiente en el que trabaja y lo rudimentario de su equipo nos dan una visión que normalmente no vemos de este tipo de conflictos armados.

Fotografía de Pau Barrena. Imagen cortesía de World Press Photo Valencia.

Fotografía de Pau Barrena. Imagen cortesía de World Press Photo Valencia.

Pau Barrena, joven fotoperiodista catalán que comenzó su andadura en el fotoperiodismo con las cargas policiales del 15M el 29 de mayo de 2011 en Barcelona, se ha hecho con el Tercer Premio de la categoría Retratos en la que muestra a una joven bereber con el vestido de novia tradicional.

Además de un escaparate de la mejor expresión fotoperiodística del momento, la exposición se plantea como una oportunidad para pensar sobre las maneras de informar e informarse de nuestra sociedad. Las fotografías, entendidas como fuentes documentales y no como meros elementos ilustrativos, representan una ventana al mundo, a través de la cual podemos mirar, valorar y aprender con un posicionamiento crítico.

Tomando la exposición como punto de partida, DoctorNopo articula un Proyecto Cultural Integral. La voluntad de cada edición de World Press Photo en Valencia es la de conectar la exposición y su contenido con el contexto y el público local ahondando en la reflexión sobre el Derecho a la Información abordándolo desde diferentes perspectivas cada año.

Fotografía de Karla Kogelman. Imagen cortesía de WPPH Valencia.

Fotografía de Karla Kogelman. Imagen cortesía de WPPH Valencia.

Mientras que el año pasado el tema central fue la idea del Ciudadano Informado y los límites que se plantean al mismo en el ejercicio de su derecho, este año es la de Nuevos Formatos y Narración Transmedia.

A través de cuatro sesiones de debates online vía Twitter, DoctorNopo promueve la participación y la generación de conocimiento y consumo crítico de la información. Bajo el hashtag #DebateWPPH, cada martes (dentro del periodo que dura la exposición) se invitará a participar a todos los usuarios de Twitter a los debates que cada semana tratarán un tema diferente vinculado a la exposición.

Fotografía de Brent Stirton. Imagen cortesía de WPPH Valencia.

Fotografía de Brent Stirton. Imagen cortesía de WPPH Valencia.

El primero de ellos es el tema ‘Nuevos formatos’, sobre las consecuencias que los entornos digitales, representados por las narraciones transmedia, están causando en nuestra sociedad. En ‘Estética versus Información’ se debatirá sobre los límites que existen entre la información y el espectáculo. ‘Dos miradas del mismo conflicto’ versará sobre las diferentes perspectivas a la hora de retratar un hecho noticiable, ya sea un conflicto, una catástrofe, etcétera, y en ‘La mujer retratada’ se debatirá sobre si el periodismo gráfico ayuda a perpetuar los estereotipos de la mujer.

Además de promover la mirada crítica del público a través de estos debates, también se promueve la formación con una serie de visitas guiadas de contenidos específicos enfocadas a atender las necesidades de determinados colectivos: ‘Contenidos educativos’ orientada a estudiantes de Bachillerato y Secundaria; ‘Periodismo y Fotografía’ para estudiantes y profesionales de la Fotografía; y ‘Mujeres a través del periodismo gráfico’, visita que se orientará a la reflexión sobre el papel de la mujer en las diferentes partes del mundo y su representación y presencia en la exposición.

Fotografía de Rahul Talukder. Imagen cortesía de World Press Photo Valencia.

Fotografía de Rahul Talukder. Imagen cortesía de World Press Photo Valencia.

 

Comienza Parlem d’Art

Parlem d’Art
Propuestas de estudiantes para la reflexión y el debate
Del 25 de noviembre al 18 de diciembre de 2014
En las galerías de arte Paz y Comedias, Rosa Santos, Alba Cabrera, Punto, Set Espai d’Art y Trentatres Gallery

Esta nueva iniciativa, que se enmarca en el programa Art públic / Universitat pública, promueve la organización por parte de estudiantes de la Universitat de València de actividades de reflexión y debate sobre el arte contemporáneo en seis galerías valencianas.

Una sociedad en constante transformación requiere de agentes activos, capaces de analizar en tiempo real los efectos cruzados entre los movimientos de la sociedad y sus expresiones culturales. Art públic / Universitat pública lleva diecisiete años pulsando el sentir de la ciudadanía a través de proyectos efímeros de jóvenes artistas, conviviendo por unos días en el espacio público de un campus universitario. Esta experiencia crece y adopta una nueva forma a través del programa Parlem d’Art. Ahora, tras una convocatoria, algunos estudiantes del área de humanidades de la Universitat de València toman la palabra.

La Delegació per a Estudiants, a través del SeDI (Servei d’Informació i Dinamització), presenta una programación compuesta por conferencias, mesas redondas, visitas guiadas, visionados y derivas urbanas, como resultado de las propuestas de los seleccionados. Partiendo de la diversidad de enfoques, se dirige el análisis a la sociedad contemporánea y las múltiples expresiones que le dan forma. Algunas galerías de arte de la ciudad de Valencia son el lugar de desarrollo de estos encuentros, para llevar a cabo una experiencia de proximidad, cuestionamiento e intercambio de ideas.

Las temáticas que componen este primer programa de Parlem d’Art pasan por el grafiti, la publicidad, la sexualidad a través del cine, el patrimonio cultural, la fotografía y la naturaleza.

Parlem dArt

DIÁLOGOS ALREDEDOR DE LAS NUEVAS PERSPECTIVAS EN EL ARTE PÚBLICO
Galería Alba Cabrera.
El grafiti de ayer y de hoy: un recorrido histórico-social
Ponencia con Fernando Figueroa Saavedra.
Martes 25 de noviembre, 20 h.
La percepción de la publicidad en la sociedad de masas: impacto y controversia
Mesa redonda con Noemí de Haro García (UAM) y Germà Llorca Abad (UVEG).
Viernes 28 de noviembre, 20 h.
El espacio público es un entorno cargado de estímulos visuales, compuesto por numerosas capas de información que se superponen. Puede que el grafiti y la publicidad sean los que registran una presencia más constante en las últimas décadas, desactivando la función comunicacional de otras formas de arte.
La imagen del grafiti transita entre el arte y el vandalismo, a pesar de su entrada en las órbitas del mercado. La complejidad de estímulos que se dan cita en esas expresiones murales está directamente relacionada con los grandes núcleos urbanos y su evolución como ente social. Fernando Figueroa Saavedra desvela las claves de la evolución del grafiti, a través de un recorrido histórico y social.
Por medio de la publicidad se persigue comunicar ideas, estimular el deseo hacia ciertos productos, afianzar modelos  vitales acordes a los intereses del anunciante, llegar a las emociones del receptor para provocar la identificación con una determinada marca, etc. Noemí de Haro García y Germà Llorca Abad abordan la influencia, el impacto y la controversia  de la publicidad en la sociedad de masas.

 

LOS TRASTORNOS DE EROS: LA SEXUALIDAD EN EL CINE COMO MANIFESTACIÓN DE LOS PROBLEMAS AFECTIVOS
Galería Rosa Santos
Estudio y debate de fragmentos de las películas Bilbao, Eyes Wide Shut, La pianista y Shame
Teresa Cabello, Diego Tur y Eugenia Rojo.
Jueves 27 de noviembre, 18 h.
Si anteriormente la literatura ostentaba la supremacía en el relato de las conductas humanas, actualmente es el cine el arte que con mayor intensidad narra nuestros conflictos, deseos, emociones, virtudes y defectos. Partiendo de cuatro obras cinematográficas se aborda una aproximación analítica centrada en personajes con dificultades emocionales, que encuentran en la actividad sexual una válvula de escape. Teresa Cabello, Diego Tur y Eugenia Rojo toman como punto de partida un enfoque multidisciplinar que permita una comprensión global de los filmes en su contexto, en relación con áreas de conocimiento del campo de las humanidades. El objeto de estudio, en lugar del erotismo, son determinados comportamientos sexuales que incluyen el sadismo, el masoquismo, la psicopatía y, especialmente, la adicción.

 

PARTLEM DE PATRIMONI
Galeria Punto
Del arte actual al patrimonio cultural
Mesa redonda con Ester Alba Pagán (UVEG), Maribel Domènech Ibáñez (Salvem el Cabanyal), Xesqui Castanyer López (UVEG) y Ángela Montesinos Lapuente (Ciutat Vella Oberta).
Martes 2 de diciembre, 18:30 h.
La idea acerca de qué es patrimonio ha evolucionado de acuerdo con el aumento de la sensibilidad social acerca del valor cultural de las manifestaciones humanas y naturales. Esta mesa redonda aborda el paso del arte actual al patrimonio, así como casos de estudio en los que las nuevas formas de arte se alían para llevar a cabo experiencias culturales de defensa del patrimonio.
Con el objetivo de contribuir a la divulgación del patrimonio entre la ciudadanía, se llevarán a cabo dos visitas guiadas, con diferente itinerario, para conocer los principales espacios que dibujan el paisaje urbano de Valencia a través del antiguo cauce del río Turia, así como la contraposición patrimonial entre la vieja y la nueva ciudad.
Visitas guiadas por la ciudad:
12 h Paisaje urbano de Valencia a través del rio
17 h Ciutat Vella-Ciutat Nova
Punto de encuentro: Torres de Serranos
Inscripción previa en parlem.art.patrimoni@gmail.com
Miércoles 3 de diciembre.

 

FOTOGRAFíA: LOS LÍMITES DEL MEDIO
Set Espai d’Art
Ponencia con Eduardo Nave y Carlos Luján (Colectivo Nophoto)
Mesa redonda con Emanuela Loprieno (Incubarte), Eduardo Nave y Carlos Luján (Colectivo Nophoto),  moderada por Vicente Pla.
Viernes 12 diciembre, 17 h.
Es innegable el papel de la fotografía como testigo de la realidad pero, ¿es un fiel reflejo de la realidad que representa? En un momento en el que la difusión masiva de imágenes y en la que su producción se puede alterar con una gran variedad de fines, ¿qué queda de realidad en la fotografía?, ¿podemos todavía entenderla como un documento?, ¿cuáles son los límites de los distintos medios de difusión de la fotografía documental? ¿Su función, en cada uno de ellos, es siempre la misma? Eduardo Nave, Carlos Luján y Emanuela Loprieno abordarán esas y otras cuestiones acerca de la función documental de la fotografía en la actualidad.

 

DERIVAS ALREDEDOR DE LA CIUDAD. LA NATURALEZA COMO RESISTENCIA
Trentatres Gallery
Ponencia con el Col·lectiu Cràter
Miércoles 17 de diciembre, 18.30 h.
Mesa redonda y visita a la ciudad con el Col·lectiu Cràter
Jueves 18 de diciembre, 17h.
Inscripción previa en hello@lescrater.com
El Col·lectiu Cràter propone una revisión a las formas de interpretación y de relación de la sociedad contemporánea con el entorno urbano y la naturaleza. Tomando como referencia los trabajos de destacados artistas y colectivos en el espacio público, desarrollan un análisis crítico dirigido a la construcción de nuevas referencias en el imaginario colectivo. Esos estímulos de transformación buscan aportar soportes pedagógicos que ayuden a la divulgación de nuevas percepciones acordes a las nuevas realidades sociales. Tras el encuentro se llevará a cabo una deriva por la ciudad, identificando especies naturales que brotan en los lugares más insospechados, como ejercicio natural de resistencia.

 

Eduardo Infante: El mar es más que el cielo

Eduardo Infante: El mar es más que el cielo – Painting in Love
Parking Gallery
C/ Bailén, 15. Alicante
Inauguración: 26 de abril a las 20:00 h.
Hasta el 28 de junio de 2014

Cuando nos enfrentamos cara a cara con una pieza de Eduardo Infante (Gerona, 1973), lo primero que hace nuestro ojo, de manera instintiva, es buscar formas identificables. Al principio parecemos reconocer una figura, pero un segundo después se desdibuja con el fondo.

El artista dice de su trabajo que es una totalidad en la que el dibujo y la pintura caminan juntos, sin distinguirse, y que ambos sirven, en sus posibilidades plásticas, para mostrar mucho más allá de lo evidente. Quizá por esto yo misma sintiera, la primera vez que vi sus piezas, una especie de desconcierto visual; no sabía muy bien si estaba viendo abstracción o figuración. Y probablemente sea esta la cuestión principal para comprender mejor su trabajo: las obras de Infante son un punto intermedio entre ambos, un resquicio en el que jugar, sin miedo a equivocarse, con lo reconocible y lo abstracto.

La Historia del Arte ha tenido como eje principal de debate, durante siglos, la discusión entre los defensores de la imagen y los que la rechazaban. Las religiones monoteístas son, en el fondo, el origen de estas trifulcas. La imposibilidad de representar a Dios como ente reconocible supuso que tanto el judaísmo como el islam optasen por una total iconoclastia en su desarrollo artístico y cultural, dando paso así a la palabra escrita como una personificación de la divinidad. Frente a esto, el cristianismo entendió la imagen de Dios como inviolable pero no así todo lo derivado de esta, como la naturaleza o los Seres Humanos, permitiendo la representación fidedigna de la realidad visible.
Pues bien, Eduardo Infante intenta moverse entre ambos mundos sin decantarse por ninguno, cuestionándose también la veracidad de lo representado, e incluso se atreviéndose a negarlo.

Así, en algunas de sus piezas podemos ver el trazo de una primera figura en dibujo, como en “Prodigio abandonado”, de 2008, y sobre ella su propia inexistencia: el color que se superpone e impide reconocer lo que se esconde debajo. Dibujo frente a color. Figuración frente a abstracción.

Eduardo Infante, "El mar es más que el cielo" (fotografía: Germán Fernández). Imagen cortesía de la Parking Gallery.

Eduardo Infante, “El mar es más que el cielo”. Foto: Germán Fernández. Imagen cortesía de Parking Gallery.

Hay, pues, en la producción de Infante un punto de incertidumbre, una duda posible entre nuestra propia imaginería. ¿Qué representa mejor lo inmaterial y lo intangible, la abstracción o la figuración? Sus piezas no intentan ser una respuesta a esto, sino más bien con una continuación de la pregunta, un enfrentamiento directo a esta.

Presentando sus últimas piezas en esta exposición individual en la Parking Gallery, bajo el título de “El mar es más que el cielo”, Infante nos interpela directamente con estas cuestiones, ya que, ¿no es el mar el reflejo del cielo? ¿No es su color azul, intenso, vivo, potente, un espejo en el que se mira el cielo? Estos contrapuestos son una de las preferencias más evidentes de Infante, siempre cuestionando lo definido como estable, contraponiéndolo a algo más para cuestionarlo y de paso utilizando, como aquí, el tema como excusa para retomar el vivo color que protagoniza muchas de sus piezas. Parejas de piezas que se exponen juntas porque incluso en el proceso creativo se han ido estableciendo como contrapuestas.

Es interesante tener en cuenta también que la gama cromática que utiliza Infante es, en muchos de los casos, muy intensa y con colores muy vivos. Manchas que ocupan grandes espacios en la obra y que contrastan con el abocetamiento que se percibe en el trazo del dibujo. La delicadeza de la línea y la fuerza del color perfectamente combinados.

En sus obras encontramos también algunas referencias a la influencia oriental. Es cierto que el uso del papel y el dibujo, especialmente como él lo trabaja, nos remite a China, por ejemplo. Sin embargo aquí hay mucho más: el artista explora las posibilidades plásticas del material para incorporar lo inmaterial, como el vacío. Los grandes huecos que vemos en muchas de las piezas están tan cargados de significado como el dibujo y el color.

Desnudos sutiles con una sensualidad que se percibe a través del trazo casi infantil que Infante impronta en sus obras. Grandes vacíos, manchas de color que ocupan toda la superficie, líneas abocetadas…

Y es precisamente el papel su soporte fetiche uno de los culpables que le vinculan con la influencia oriental. Lo característico del papel es su tactilidad, su permeabilidad, capaz de absorber los colores y marcar más los trazos.
Tampoco es inocente esta relación si observamos cómo la naturaleza, en las piezas del artista, es representada de manera imaginativa, inventada y con un trazo que nos recuerda a nuestra infancia. Montañas a base de triángulos y con apenas un blanco en la cumbre, a modo de nieve, como en “Pink Dead Redemption”, de 2011. Un paisaje confuso, múltiple, ensoñado, a base de grandes manchas superpuestas y líneas imprecisas.

En el fondo, de lo que nos está hablando Eduardo Infante en toda su producción, que ahora muestra en Parking Gallery, es de la dificultad humana para definir su propia existencia. El pensamiento es propiamente, abstracto, pero nuestra realidad material es figurativa, así que, ¿cómo representamos esto en la creación artística? ¿Ha sabido el arte fluctuar entre ambas posiciones? ¿Cómo estar entre las dos sin decantarse por ninguna? La respuesta en las piezas de Infante es una mezcla de ambas, un intento por aproximar lo inmaterial y lo material.

Con esta exposición, “El mar es más que el cielo”, tenemos de nuevo la oportunidad de asomarnos a la ventana que Infante nos abre para ver que la realidad es, más allá de cómo la percibimos, mucho más compleja.

Semíramis González

Eduardo Infante fotografiado junto a la obra que da título a la exposición. Fotografiado por Germán Fernández. Imagen cortesía de la Parking Gallery.

Eduardo Infante fotografiado junto a la obra que da título a la exposición. Foto: Germán Fernández. Imagen cortesía de Parking Gallery.