Un Bastià i Bastiana de Mozart itinerante

Bastià i Bastiana, de Mozart
Les Arts Volant
Itinerante por diferentes municipios de Valencia
De julio a septiembre de 2017

El título escogido para el comienzo de la gira de Les Arts Volant es una de las obras más emotivas e interesantes de Wolfgang Amadeus Mozart, que compuso cuando tan solo tenía doce años. El libreto narra el romance entre dos jóvenes, Bastià i Bastiana, en una humilde aldea de pastores. Ambos están enamorados el uno del otro, pero la inseguridad les hará recurrir, cada uno por su cuenta, al brujo Colau para que con sus poderes mágicos provoque que ambos vuelvan a sentir atracción.

Una mágica historia de amor que llegará a diferentes municipios valencianos de la mano de la Diputación de Valencia, a través de un convenio con el Palau de Les Arts Reina Sofía. La primera parada de las diez representaciones ha sido Càrcer, en la Ribera Alta, localidad en la que se realizó la presentación oficial de esta propuesta. “Se trata de un claro ejemplo del servicio que prestan las instituciones públicas, ya que conseguimos acercar la ópera a la gente para que los vecinos y vecinas aprecien y conozcan en profundidad este arte”, señaló el diputado de Cultura, Xavier Rius.

Bastià i Bastiana. Les Arts Volant. Fotografía de JC Barberá por cortesía de Les Arts.

Bastià i Bastiana. Les Arts Volant. Fotografía de JC Barberá por cortesía de Les Arts.

Acompañados al piano por Aïda Bousselma y Husan Park, los artistas del Centre Plácido Domingo cantan y declaman, en valenciano, el ‘Singspiel’ mozartiano sobre el camión-escenario de ‘Les Arts Volant’, que ha diseñado el Intendente de Les Arts, Davide Livermore. “Esta iniciativa es el ejemplo perfecto de que la política cultural puede cambiar la calidad de vida de las personas”, destacó Livermore, quien ha calificado el inicio de la gira como “noche histórica para el Palau de les Arts”.

Davide Livermore es también el director de escena de esta producción con vestuario de José María Adame e iluminación de Antonio Castro, también del equipo del Palau de les Arts, que incluye un nuevo personaje, el Patró, interpretado por el actor Sergio Gil. ‘Les Arts Volant’ ha previsto un doble reparto, que se alternará en las diferentes representaciones de ‘Bastià i Bastiana’: Andrés Sulbarán y Moisés Marín (Bastià), Mariana Mappa y Giorgia Rotolo (Bastiana), y Andrea Pelegrini y Alejandro López (Colau).

En última instancia, el alcalde de Càrcer, Josep Botella, consideró que ser la primera parada de Les Arts Volant representaba “un día especial y excepcional para el municipio”. Botella agradeció en su momento la colaboración establecida entre las distintas administraciones en el propósito “de acercar a la ciudadanía una actividad musical tradicionalmente asociada a las élites”, por lo que consideró la propuesta “de muy acertada”. Una iniciativa en la que también colaborarán en su difusión la Generalitat Valenciana y el Ayuntamiento de València.

Bastià i Bastiana. Les Arts Volant. Fotografía de JC Barberá pro cortesía de Les Arts.

Bastià i Bastiana. Les Arts Volant. Fotografía de JC Barberá pro cortesía de Les Arts.

Ópera en los municipios valencianos

Este proyecto persigue hacer visible, e itinerante a su vez, el fascinante mundo de la ópera, además de tratar de proyectar sobre las comarcas valencianas una actividad propia de grandes ciudades. Tras Càrcer, Benaguasil y Montaverner, le tocará el turno a Guardamar de la Safor (20 de julio), Albuixech (21 de julio), Castielfabib (22 de julio) y Albalat dels Tarongers (23 de julio).

Asimismo, en el mes de septiembre se reanudará la gira por otros tres municipios valencianos, como son Sueca, Picanya y Alginet. Un proyecto que, a juicio de Xavier Rius, “contribuirá a que los valencianos y las valencianas crezcan culturalmente”, puesto que iniciativas como ésta “permiten acercar un arte total, como es la ópera”. Todas las representaciones comenzarán a las 22 horas, serán al aire libre y gratuitas.

Bastià i Bastiana. Fotografía de JC Barberá por cortesía de Les Arts.

Bastià i Bastiana. Fotografía de JC Barberá por cortesía de Les Arts.

El sueño de verano de Benjamin Britten

A Midsummer Night’s Dream, de Benjamin Britten
Palau de Les Arts
Avenida del Professor López Piñero, 1. Valencia
Días 10, 12, 14, 16 y 18 de junio de 2016

“Llegas aquí y lo primero que dices es ¡oh, my God!”, exclamó el director escénico Peter Curran refiriéndose a la majestuosidad de Les Arts. Y con respecto a El sueño de una noche de verano (A Midsummer Night’s Dream), ópera de Benjamin Britten que se presenta en el coliseo valenciano con el mayor elenco en sus diez años de historia, Curran dijo: “Política, religión y sexo. ¡Eso es lo que encontrareis!” Una veintena de intérpretes pondrá en escena “una de las obras maestras del siglo XX”, a juicio del director musical Roberto Abbado.

Britten, partiendo del texto de William Shakespeare, plantea un “juego entre inocencia y experiencia, moralidad e inmoralidad, sueño y realidad”. Juego que Peter Curran escenifica siguiendo los dictados del propio autor inglés: “Nos muestra algo que es invisible”. Para ello, el director escénico se basa en la filosofía griega y latina, pero sin querer tratar el tema “como si fuera un museo”, sino “como metáfora de un viejo templo que pudiera estar en Atenas o Sicilia y en contacto con la naturaleza”.

A Midsummer Night's Dream, de Benjamin Britten. Imagen cortesía de Les Arts.

A Midsummer Night’s Dream, de Benjamin Britten. Imagen cortesía de Les Arts.

¿Cuál es nuestra relación con la naturaleza hoy en día?, se preguntó Curran. “Tenemos a Hippolyta (Iulia Safonova) que no está pendiente de las cosas, como sucede hoy con los teléfonos móviles que deberíamos dejar a un lado para prestar atención a nuestro alrededor”. Y eso hace Curran en A Midsummer Night’s Dream: vincular realidad y ficción, “mezclar el mundo real y el irreal”, para que después sea el espectador quien interprete lo que “todos soñamos”.

Oberon, rey de los elfos, y Tytania, su esposa y reina de las hadas, protagonizan esta ópera estrenada en 1960 con gran éxito de público. Christopher Lowrey, que encarna al rey, aseguró que su intervención en tan grandioso espectáculo “ha hecho que crezca mi amor por la ópera”. Una ópera, según Abbado, “muy complicada, porque requiere de un reparto de cantantes de altísimo nivel”. Y la presencia de un contratenor, tipo vocal no muy extendido y sobre el que Davide Livermore, intendente de Les Arts, se explayó: “Händel, por ejemplo, nunca ha escrito para contratenor, sino para castrato, que es distinto”, al tiempo que aludió a la conexión con “el pop rock inglés de los 60”.

A Midsummer Night's Dream, de Benjamin Britten. Imagen cortesía de Les Arts.

A Midsummer Night’s Dream, de Benjamin Britten. Imagen cortesía de Les Arts.

La ópera de Britten acoge diferentes registros musicales, destacando para Abbado la intervención del coro de niños “para sacar ese color particular de lo que no es humano”. Además están las tres parejas, los artesanos y un cuarto elemento que para el director musical es fundamental, “la floresta, que es también un personaje”, y cuya tonalidad se la da “el color orquestal caracterizado por el misterio”. Roberto Abbado es la primera vez que dirige una obra del siglo XX al frente de la Orquesta de la Comunidad Valenciana, tal y como destacó Livermore.

“¿Te gusta la política, la religión, en aquello que cree la gente, el sexo…pues la ópera de Britten trata de esos tres aspectos; de lo que es el mundo real y lo que no lo es, y del sexo como fuerza que nos lleva”, sintetizó Curran. También subrayó la “importancia de todos los papeles”, aunque por encima de todo “destaca el conjunto”. Como se apunta en la sinopsis de la ópera, “las verdades profundas, los sentimientos más auténticos terminan por hacerse presentes por encima de lo absurdo de las situaciones”.

Davide Livermore, ya en relación con el “¿conflicto?” que mantiene con la Federación de Sociedades Musicales de la Comunidad Valencia, que han rechazado su colaboración con Les Arts mientras no se les pague, dijo que el presidente de las bandas tenía en su mesa “el borrador para el acuerdo marco, que estamos negociando”. De ahí que no pudiera todavía adelantar las cifras que se manejaban. “Confío en llegar a un acuerdo satisfactorio”, concluyó.

A Midsummer Nigth's Dream. Imagen cortesía de Les Arts.

A Midsummer Nigth’s Dream. Imagen cortesía de Les Arts.

 

Salva Torres

Las bandas se apartan de Les Arts

Ciclo Les Bandes a Les Arts
Comunicado de la Federación de Sociedades Musicales de la Comunidad Valenciana (FSMCV)

No pudo ser. Desde hace meses la Federación de Sociedades Musicales de la Comunidad Valenciana (FSMCV) y Les Arts se citaron para intentar establecer un convenio de trabajo que permitiese una colaboración entre ambas entidades. La inicialmente buena disposición de Davide Livermore, intendente de Les Arts, y Pedro Rodríguez, presidente de la FSMCV, no ha llegado a buen fin debido a las dificultades encontradas en el camino.

La necesidad de Les Arts de cerrar y publicitar su programación para la temporada 2016-2017 puso límite a la fecha de cierre de los acuerdos, pero desgraciadamente el diálogo entre todas las partes implicadas no ha llegado a concretarse debido a los retrasos que la Administración autonómica ha tenido en materia de cultura y que han impedido que tanto su Subdirección general de música como la propia entidad CulturArts contaran a tiempo con interlocutores válidos para los diálogos necesarios que permitieran incrementar los recursos del ciclo Les Bandes a Les Arts.

Imagen de un concierto, cortesía de la FSMCV.

Imagen de un concierto, cortesía de la FSMCV.

La directiva que preside Rodríguez puso como condición inicial que “se ha acabado el que las bandas vayan gratis a actuar” y que deberían de recibir una cantidad por sus actuaciones con la que parcialmente sufragar los gastos que conlleva un desplazamiento y actuación de este tipo. Las cantidades de las que se ha hablado eran de 2.000 euros, IVA incluido, para las bandas pequeñas y medianas, y 5.000 euros para las más grandes. Estas cantidades han sido inasumibles para Les Arts que percibe 60.000 euros de la Generalitat para la organización del ciclo y que, según apunta, se utilizan para abonar los gastos de apertura de salas, programas, personal, etc., no quedando dotación presupuestaria para cubrir gastos de las bandas actuantes.

En estas condiciones el coliseo valenciano ofrecía tan sólo tres fechas en toda la temporada para un concurso en el que las bandas concurriesen con sus proyectos y la FSMCV ha considerado que “no podemos participar en la convocatoria de un concurso así. El esfuerzo que tienen que hacer las Bandas para presentar un proyecto no creemos que sea razonable para solo optar a dos o tres fechas”, ha comunicado la institución musical a la ópera valenciana. No obstante, se incluirán algunas fechas para conciertos de banda en la programación de la temporada próxima fruto del diálogo mantenido durante estos meses.

La FSMCV ha ofrecido sucesivos borradores de acuerdo a Les Arts que incluían diferentes temas de trabajo en común, pero el escollo económico y la falta de interlocución ha hecho que tan sólo se hayan podido ofrecer tres fechas para la realización de conciertos mediante un concurso en el que participarían las más de 500 bandas de música, algo que la FSMCV considera totalmente insuficiente.

Existía además otra propuesta de las Bandas de Buñol, Cullera y Lliria a la FSMCV para participar en el concurso propuesto con conciertos inéditos por parejas y que habían denominado ‘cara a cara’. La propuesta tendrá que esperar a momentos mejores. La FSMCV ya ha informado a estas bandas de que su ofrecimiento no ha sido tenido en cuenta por la sala operística de referencia en nuestra comunidad.

“Esperamos que para el año o temporada próxima podamos hacer más cosas si al final conseguimos regularizar un diálogo con Culturarts y con la Subdirección de música que permita ampliar el ámbito de relación FSMCV-Les Arts o Bandas de música-Generalitat. Diálogo que en la presente legislatura no termina de arrancar”, explicó Rodríguez.

A pesar de todo ello asegura que “la FSMCV no va a cesar en el empeño de que así sea, utilizando todos los medios a nuestro alcance, como hemos hecho en otras ocasiones”.

Concierto de bandas.

Certamen provincial de bandas. Imagen cortesía de la FSMCV.

 

Juana de Arco, heroína (casi) en llamas

Juana de Arco en la hoguera, de Arthur Honegger
Palau de les Arts Reina Sofía
Avenida del Professor López Piñero, 1. Valencia
Jueves 26 de mayo, 2016, a las 20.00h

Rosana Pastor protagoniza ‘Juana de Arco en la hoguera’, de Arthur Honegger, el jueves 26 de mayo en el Auditori del Palau de les Arts Reina Sofía. La reconocida actriz valenciana debuta en el centro de artes, con este oratorio dramático según un poema de Paul Claudel y con música del compositor suizo.

El estadounidense afincado en Italia Christopher Franklin asume la dirección musical de este concierto-espectáculo, con el que hace su segunda incursión en la Temporada de Les Arts tras el estreno de ‘Café Kafka’, de Francisco Coll.

El Palau de les Arts presentó ‘Juana de Arco en la hoguera’ en conferencia de prensa, con la participación del equipo artístico y creativo del montaje. El enclave cultural plantea para esta obra un marco escénico de producción propia, bajo la dirección de Emilio López. El equipo técnico del teatro firma la escenografía, mientras que Antonio Castro y Miguel Bosch son los responsables de la iluminación y de las videocreaciones, respectivamente.

Según explicó el Intendente de Les Arts, Davide Livermore, la obra es una visión retrospectiva de la vida de la heroína francesa justo antes de morir quemada. ‘Juana de Arco en la hoguera’ -añadió- “es palabra, canto, voces infantiles y adultas, música instrumental, nuevas sonoridades y una enorme visión teatral para reflexionar sobre la condición humana a través de esta mujer histórica que no dejará indiferente a nadie”.

Elenco de Juana de Arco en la hoguera. Imagen cortesía de Les Arts.

Elenco de Juana de Arco en la hoguera. Imagen cortesía de Les Arts.

‘Juana de Arco en la hoguera’ es un proyecto que el director artístico de Les Arts y Rosana Pastor esbozaron en febrero de 2015 para convertirse en una realidad un año y medio después. Pastor se refirió a la pieza de Honegger como “un gran reto como intérprete”, puesto que “la voz es la clave de todo y es el auténtico elemento de expresión para el papel”.

Pastor, que remarcó el valor social de la partitura para reivindicar a aquellos que alzan la voz y son juzgados, incidió también en el sentido universal de la obra. Para la actriz, ‘Juana de Arco en la hoguera’ “es una propuesta que, por su belleza, cautivará a espectadores noveles y eruditos”.

Junto a Rosana Pastor, como la Doncella de Orleans, el también actor valenciano Juli Cantó interpreta al hermano Domingo. El elenco se completa con los cantantes del Centre Plácido Domingo Karen Gardeazabal (La Virgen / Voz soprano), Federica Alfano (Marguerite), Alejandro López (Voz bajo, Una voz, Un heraldo y Paisano) y destacados antiguos alumnos del proyecto como Cristina Alunno (Catherine) y Mario Corberán (Porcus, Una voz, Un heraldo y Clérigo).

También tienen papeles solistas el niño de l’Escolania de la Mare de Déu dels   Desemparats, Alejandro Estellés (Voz niño) y los cantantes del Cor de la Generalitat José Enrique Requena (Recitador, Heraldo, Asno, Bedford, Juan de Luxemburgo, Brindador, Paisano), Bonifaci Carrillo (Alguacil, Reinaldo de Chartres, Guillermo de Flavy, Perrot, Sacerdote) y Diana Muñoz (Madre Toneles).

Tanto Emilio López como Miguel Bosch han desarrollado una dramaturgia alrededor de la obra de Honegger, que sitúa la acción en la propia cabeza de la Doncella de Orleans. El Auditori de Les Arts alberga una arquitectura escénica que se apoya en las videocreaciones en blanco y negro, que toman de referencia fondos pictóricos del IVAM.

El propósito del equipo creativo es plantear un discurso visual que potencie el tenebrismo de la música. “Unos vídeos al servicio siempre de la partitura que convierten a Juana de Arco en una obra en seis dimensiones (6-D)”, recordó Livermore.

El espectáculo, de 85 minutos de duración, cuenta con la participación de 35 niños de la Escolania de la Mare de Déu dels Desemparats, 59 cantantes del Cor de la Generalitat, 5 solistas, dos actores y 80 músicos de la Orquestra de la Comunitat Valenciana.

Rosana Pastor junto al cartel de Juana de Arco en la hoguera. Imagen cortesía de Les Arts.

Rosana Pastor junto al cartel de Juana de Arco en la hoguera. Imagen cortesía de Les Arts.

 

Kafka, Mondrian y el yugo de la soledad

Café Kafka, de Francisco Coll
Palau de Les Arts
Avda del Professor López Piñero, 1. Valencia
Días 22, 25, 28 y 31 de mayo de 2016

El Palau de les Arts Reina Sofía acoge el domingo 22 de mayo el estreno en España de la ópera ‘Café Kafka’, de Francisco Coll (Valencia, 1985) en el Teatre Martín i Soler. Las representaciones de esta obra, como señaló el Intendente Davide Livermore en su presentación, están dedicadas a la memoria de Inmaculada Tomás, principal impulsora de este proyecto.

“Se trata, asimismo, de una cita señalada en la X Temporada de Les Arts”, destacó Livermore. “No todos los días un teatro de ópera tiene la oportunidad de estrenar en este país una nueva obra, de un compositor de su ciudad, y además, con una nueva producción de tanta fuerza”.

‘Café Kafka’, con música de Francisco Coll y libreto de Meredith Oakes, es una ópera de cámara en un acto, escrita para cinco solistas y diez instrumentistas. La obra nace como encargo de la Royal Opera House Covent Garden de Londres, el Festival de Aldeburgh y la Opera North de Leeds.

Presentación de 'Café Kafka'. Imagen cortesía de Palau de les Arts.

Presentación de ‘Café Kafka’. Imagen cortesía de Palau de les Arts.

El estadounidense afincado en Italia Christopher Franklin asume la dirección musical de esta pieza, que recibió el elogio de la crítica inglesa en su estreno. ‘Café Kafka’ supone también el debut operístico de Franklin en Les Arts, donde anteriormente ha dirigido a la Orquesta de la Comunidad Valenciana en un concierto del tenor peruano Juan Diego Flórez.

Franklin es una de las batutas emergentes en el panorama musical europeo, que ha trabajado en destacados centros líricos italianos, entre los que figuran el Maggio Musicale Fiorentino, la Ópera de Roma, el Teatro Regio de Turín, así como en los festivales de Pésaro o de Jesi.

Rotativos y medios especializados dieron la bienvenida a la obra de Francisco Coll con entusiasmo: “Se puede convertir en un clásico”, subrayó ‘The Independent’, “Coll podría ser el compositor que España ha estado esperando desde hace mucho tiempo”, sentenció la ‘BBC Music Magazine’ o ‘Café Kafka’ quedará para la posteridad”, según ‘The Stage’.

Les Arts presenta ‘Café Kafka’ en una nueva producción, con dirección escénica del británico afincado en Valencia Alexander Herold, que ha sido realizada íntegramente por el equipo técnico del teatro. El montaje cuenta con escenografía de Manuel Zuriaga, vestuario de José María Adame, iluminación de Antonio Castro, videocreación de Miguel Bosch, basada en imágenes de Quique Reche, y movimientos escénicos de Ricardo Sile.

Presentación de 'Café Kafka'. Imagen cortesía de Palau de les Arts.

Presentación de ‘Café Kafka’. Imagen cortesía de Palau de les Arts.

Según Alexander Herold, “la ópera de Coll es un desafío para cualquier director de escena”. “Esta partitura no es sólo una ópera, es también un ballet, una película, una caleidoscópica investigación sobre el yugo que aflige a nuestra sociedad: la soledad”.

“La música tan densa -en palabras de Herold-, tan llena de vida, humor, bromas, ironías y ritmos de danza, exige un decorado que refleje este mundo disonante y surrealista. La estructura y el color de la música me sugerían los colores puros y separados del mundo de la pintura de Piet Mondrian, artista que divide espacios de color con trazos negros”.

Un reparto de jóvenes cantantes protagoniza ‘Café Kafka’. El elenco incluye a actuales artistas del Centre de Perfeccionament Plácido Domingo, como Miriam Zubieta, Tatiana Irizarry, Elisa Barbero y Pablo Aranday, además de un antiguo alumno de este proyecto, Pablo García López, y del británico William Purefoy, que participó en el estreno en 2014 de esta obra.

Escena de 'Café Kafka', de Francisco Coll. Palau de les Arts.

Escena de ‘Café Kafka’, de Francisco Coll. Palau de les Arts.

‘Café Kafka’ está basada en textos del autor checo, pero es una obra independiente que toma al escritor nacido en Praga como punto de partida, para llevar al espectador a una realidad social actual. Para Francisco Coll, “Kafka fue un visionario. La ficción que narró se ha convertido en una realidad en la actualidad. Por lo tanto, esta obra se podría entender como un espejo de nuestra sociedad, en el cual nos podemos sentir identificados”. El compositor, que ha recordado la fantástica recepción de la obra en Londres, vaticina que el público valenciano que se acerque a las representaciones “disfrutará de la experiencia”.

Por su parte, Livermore apuntó que el estreno este domingo de ‘Café Kafka’ marca, asimismo, el inicio de la última etapa de la temporada de Les Arts, con otras dos obras también mucho más cercanas a la contemporaneidad que el repertorio habitual: ‘Juana de Arco en la Hoguera’, de Honegger, y ‘Sueño de una noche de verano’, de Britten.

El Intendente-director artístico reconoció que la labor de un teatro público es “acercar la ópera a toda la ciudadanía, pero también nutrir a los espectadores de nuevas sugerencias e ideas con las que abrir la mente y formar una población crítica. ¡Qué mejor reflexión y crítica de nuestra sociedad, sus vicios y miserias, que la que hace el arte de nuestro tiempo!”, enfatizó.

Además del estreno el domingo 22, el Teatre Martín i Soler de Les Arts acogerá más representaciones de ‘Café Kafka’ los días 25 y 28, con una función didáctica el 31 de mayo. Las entradas para este espectáculo tienen un precio único de 25 euros.

Café Kafka de Francisco Coll. Palau de Les Arts.

‘Café Kafka’, de Francisco Coll. Palau de Les Arts.

El Bel Canto se adueña de Les Arts

Concierto Bel Canto, dirigido por Gregory Kunde
Palau de Les Arts Reina Sofía
Avda del Professor López Piñero, 1. Valencia
Miércoles 23 de marzo, 2016, a las 20.00h

Es la primera vez que dirige una orquesta en España. Gregory Kunde, que protagonizó el pasado enero el ‘Samson et Dalila’ de la Fura dels Baus en Les Arts, ahora toma la batuta para dirigir a 14 jóvenes artistas del Centre de Perfeccionament Plácido Domingo. Lo hará en el ‘Concierto Bel Canto’ de este miércoles, con algunas de las piezas más célebres de Bellini, Donizetti y Rossini. Un debut como director por todo lo alto, dada la enjundia de las obras y la técnica vocal que deberán alcanzar los jóvenes protagonistas. “Son muy trabajadores, están muy motivados y tienen muchísimo talento”, señaló Kunde acerca de sus pupilos.

También dijo que eran “como esponjas”. Y tienen que serlo para empaparse del Bel Canto, cuyo registro sonoro exige mucho del cantante. “Las voces jóvenes no tienen tanta pericia como las de los artistas consagrados y la Orquesta de la Comunidad Valenciana ha sabido adaptarse a un ritmo más suave”, explicó el director que, cuando se le preguntó por lo que sentía por el cambio de registro, de actor a llevar la batuta, señaló: “Me da poder”, seguida la respuesta de un coro de risas. Luego, más en serio, aseguró que suponía “una gran responsabilidad y una satisfacción increíble”.

Davide Livermore, intendente de Les Arts (izda), junto a Gregory Kunde. Fotografía de Tato Baeza por cortesia del Palau de Les Arts.

Davide Livermore, intendente de Les Arts (izda), junto a Gregory Kunde. Fotografía de Tato Baeza por cortesia del Palau de Les Arts.

‘El Barbero de Sevilla’ y ‘La Cenicienta’, de Rossini, ‘Capuletos y Montescos’ y ‘La sonámbula’, de Bellini, y ‘Don Pasquale’, ‘El elixir del amor’, ‘La favorita’ y ‘Lucia di Lammermoor’ serán las piezas que Kunde dirigirá con la Orquestra de la Comunitat Valenciana. Un concierto para el que desde hace ya dos semanas no quedan entradas. “El Bel Canto es profundamente educativo”, explicó Davide Livermore, intendente del Palau de Les Arts. Además de un “repertorio aparentemente vocal que cuenta siempre historias con la palabra”, añadió.

Esa mezcla de corazón y cabeza, de vocalidad que parece salir del pecho pasando por la cabeza es lo que hace del ‘Concierto Bel Canto’ la forma en que Les Arts da el do de pecho, tras el estrépito fallero. “Tenemos al maestro Kunde, con más de 20 años de Bel Canto, enseñando a cantantes”, lo cual, subrayó el intendente, “es un pasaje fundamental en la formación educativa de estos jóvenes artistas”. Jóvenes que escuchaban sentados en primera fila las palabras de sus mentores. “Me encanta trabajar con jóvenes”, indicó el maestro, que en 1999 formó el coro que lleva su nombre en Rochester (Nueva York).

Elenco al completo del Concierto Bel Canto dirigido por Gregory Kunde. Fotografía de Tato Baeza por cortesía de Les Arts.

Elenco al completo del Concierto Bel Canto dirigido por Gregory Kunde. Fotografía de Tato Baeza por cortesía de Les Arts.

Davide Livermore, desde que sucedió en la dirección de Les Arts a Helga Schmidt, no se cansa de repetir la importancia que tiene en su proyecto del coliseo el Centre de Perfecccionament Plácido Domingo, en tanto semillero de artistas y escaparate de futuro. Ese trabajo con los jóvenes también lo destacó Kunde: “Preparamos a generaciones futuras y al público de mañana”. Un público que el intendente quiere distinto al que propone la televisión con esa promoción del “dinero rápido” y del aprendizaje igualmente rápido y fácil tipo “Wikipedia”.

Para llevar a cabo su proyecto, Livermore insistió en la importancia de que el Gobierno central forme parte del Patronato de Les Arts (“como contraprestación”), a pesar de su reciente renuncia, y del apoyo institucional tanto público como privado. “Estamos planteando acciones concretas para conseguir patrocinio privado”, aunque el intendente explicó que esa participación tenía que venir no desde la “obligación”, sino desde la “comprensión”. Se trata, dijo, de recuperar la “gran potencialidad que en el pasado se perdió a nivel de patrocinio privado”, porque con la ayuda pública, en cuanto a “intencionalidad”, ya cuenta. También indicó que en un tiempo más o menos breve se presentarán las propuestas que vienen trabajando al unísono con el Ayuntamiento de Valencia.

Fotografía de Herbert List que anuncia el Concierto Bel Canto en el Palau de Les Arts.

Fotografía de Herbert List que anuncia el Concierto Bel Canto en el Palau de Les Arts.

Salva Torres

Aida o la belleza trágica

Aida, de Giuseppe Verdi, bajo dirección musical de Ramón Tebar
Palau de les Arts Reina Sofía
Avda. del Professor López Piñero, 1. Valencia
Días 25 y 28 de febrero, y 2, 5 y 9 de marzo de 2016

El amor romántico sigue teniendo enorme tirón. Aida, de Giuseppe Verdi, es un claro ejemplo. Desde hace más de dos semanas ya no quedan entradas para ver en Les Arts la pasión desatada entre Aida y Amneris por el capitán Radamès. “Es una ópera maravillosa de Verdi, padre moral y ético de toda la humanidad”, explicó Davide Livermore, intendente del coliseo valenciano. La “lucha por la libertad” de los amantes verdianos, en un contexto de “brutalidad del imperio para destruir al individuo”, es a juicio de Livermore lo que convierte a la ópera en “universidad de los sentimientos”. Universidad que el intendente defendió como propia de un teatro público que contempla la representación operística “patrimonio de la gente”.

Ramón Tebar, que dirige Aida por primera vez como director principal invitado en Les Arts, incidió en el “conflicto de las pasiones humanas” y en el “imperio faraónico contra el pueblo oprimido” como principales características de una ópera que traslada a la actualidad lo que acontece en el Antiguo Egipto. Un Egipto de “pirámides, elefantes y camellos” que Verdi, no obstante, utiliza para “sintetizar sus más grandes preocupaciones”, entre ellas, recordó Livermore, la de “la nación grande que oprime a la pequeña” y el “abrumador poder de la iglesia sobre todos los estamentos”.

Escena de Aida, de Giuseppe Verdi, bajo la dirección musical de Ramón Tebar. Fotografía de Tato Baeza por cortesía de Les Arts.

Escena de Aida, de Giuseppe Verdi, bajo la dirección musical de Ramón Tebar. Fotografía de Tato Baeza por cortesía de Les Arts.

La venezolana Lucrecia García encarna a la princesa etíope Aida, capturada como esclava al servicio de Amneris (Marina Prudenskaya), hija del faraón. Rafael Dávila es Radamès, el capitán de la guardia egipcia objeto del amor de ambas. “Esta sala va a explotar con tantísimo talento”, subrayó Tebar del amplio elenco interpretativo. Elenco al servicio de una historia de amor trágico que David McVicar pone magistralmente en escena. Lo hace huyendo de lo exótico, porque como señaló Livermore, “con el cine y los parques temáticos” ya no tiene sentido en la actualidad. “Es un melting pot, una mezcla extraordinaria de culturas”, cuya mezcolanza sirve para “poner en alto nivel el poder amoroso, político y religioso de Aida”, afirmó el intendente.

Tebar puso el énfasis en el término con el que concluye la ópera en palabras de Amneris: “La última palabra de Aida es pace (paz)”, refiriéndose con ello a la presión ejercida sobre ciertos pueblos y sus concomitancias con el “problema de los refugiados”. Livermore, deletreando la fotografía de Herbert List que sirve de cartel de la ópera, se refirió a la chica vestida de blanco con un espejo que oculta su rostro como metáfora de Aida. “Es una mujer que no tiene cara, en medio de un desierto, y que viene a representar al esclavo sin rostro como imagen poética de la ópera”. Livermore abundó en esta idea poética afirmando que un teatro público comunica “para el arte, no para vender, para hacer marketing”.

Aida, de Giuseppe Verdi, bajo la dirección musical de Ramón Tebar. Imagen cortesía de Les Arts.

Aida, de Giuseppe Verdi, bajo la dirección musical de Ramón Tebar. Imagen cortesía de Les Arts.

La ópera en cuatro actos de Verdi se representará en Les Arts el 25 y 28 de febrero y los días 2, 5 y 9 de marzo, recuperando el montaje de McVicar realizado en coproducción con el Covent Garden de Londres y la Ópera de Oslo, que en 2010 estrenaron en Valencia Lorin Maazel y Omer Meir Wellber. “La Marcha del Triunfo no fue representada completa la primera vez”, por razones en las que el intendente no quiso entrar. El nuevo elenco y la versión íntegra de esa escena son las novedades de esta nueva Aida, ópera que, según Livermore, “es siempre un reto para cualquier teatro”.

La “belleza” de la partitura musical y la “brutalidad” de la historia, repleta de violencia (David Greeves figura como maestro de artes marciales) y muerte trágica, hace de Aida un espectáculo de gran potencia y “uno de los super hits de la ópera”, remarcó Livermore, siempre atento a subrayar el carácter público de Les Arts, ahora universidad de los sentimientos que alcanza con Verdi el cum laude.

Escena de Aida, bajo la dirección musical de Ramón Tebar. Fotografía de Tato Baeza por cortesía de Les Arts.

Escena de Aida, bajo la dirección musical de Ramón Tebar. Fotografía de Tato Baeza por cortesía de Les Arts.

Salva Torres

Silla o el sin sentido de la tiranía

Silla, de Händel, bajo la dirección musical de Fabio Biondi y dirección escénica de Alessandra Premoli
Palau de Les Arts
Avda. del Profesor López Piñero, 1. Valencia
Días 12, 16, 19 y 21 de diciembre de 2015

Hay muchas primeras veces reunidas en la presentación de Silla, la ópera más breve de Händel,  en el Palau de les Arts. Es la primera vez que se produce esta obra en España. Y lo hace el propio Les Arts. Es la primera incursión operística de Fabio Biondi, director musical de Silla, en el coliseo valenciano. Y es la primera vez que alumnos de la Escuela Superior de Arte Dramático (ESAD) de Valencia participan en una obra del Palau, fruto del acuerdo de colaboración entre ambas instituciones. Y aunque no es la primera vez que mujeres interpretan papeles de hombres sobre un escenario, sí constituye una prueba más de lo que Davide Livermore, intendente de Les Arts, denominó “la revolución del sentido común”.

Revolución que consistía en apostar por la calidad de los espectáculos, por obras no tan conocidas del gran público y por que sus protagonistas no sean siempre estrellas, sino gente preparada, como era el caso de quienes figuran en el Centre de Perfeccionament Plácido Domingo. Todo ello se da en Silla. De ahí que forme parte de ese ideario “revolucionario” anunciado por Livermore. “No somos un teatro privado que busca la simple rentabilidad, sino uno público que busca además educar al espectador”, dijo. El mismo espectáculo, pero bajo otros parámetros.

Escena de la ópera Silla. Fotografía de Tato Baeza por cortesía de Les Arts.

Escena de la ópera Silla. Fotografía de Tato Baeza por cortesía de Les Arts.

Silla, que Fabio Biondi dirige en el apartado musical y Alessandra Premoli en su puesta en escena, es una ópera “corta pero incisiva y muy fuerte”, subrayó esta última. En sus aproximadas dos horas de duración, Giacomo Rossi recoge la crueldad del general romano Lucio Cornelio Silla, según el relato de Plutarco. Benedeta Mazzucato interpreta al tirano, porque como apuntó Biondi, adelantándose a la posible pregunta de algún periodista, “para una ópera barroca es mejor utilizar mujeres que ofrecen esa cercanía de timbre con los castrati de la época”. Salvo Michael Borth, como el Dios Marte, todos los personajes de la ópera, incluidos los masculinos, son protagonizados por mujeres.

Premoli explicó que la pregunta destinada al público era “por qué permitimos que haya un Silla en nuestras vidas”. En su ánimo estaba representar en la actualidad a “uno de los dictadores más violentos de la época antigua”. Para ello ha elegido una escenografía cambiante, por medio de unos motores, en la que se impone cierto “laberinto del que no se puede salir”. Biondi subrayó que un sentimiento de “miedo existencial perpetuo” caracterizaba la ópera Silla. Una ópera que el maestro italiano dirige sin batuta (“dirigir este repertorio con batuta es ridículo”) y tocando el violín.

Escena de la ópera de Händel 'Silla'. Fotografía de Tato Baeza por cortesía de Les Arts.

Escena de la ópera de Händel ‘Silla’. Fotografía de Tato Baeza por cortesía de Les Arts.

Händel decidió en 1713 convertir a Lucio Cornelio Silla en héroe satánico de una ópera, siguiendo el reguero de sangre de sus crueldades. “El libreto es muy duro acerca de la vida del considerado como peor hombre del mundo”, indicó Biondi. ¿Por qué es la ópera menos conocida de Händel? “Quizás porque todo Silla está de alguna forma en el Amadigi”, respondió el maestro, refiriéndose a la más famosa Amadigi de Gaula que escribió el compositor alemán un año después.

En todo caso, rescatar una obra poco conocida, que se estrena por primera vez en España, después de que hubiera que esperar 277 años para volver a escucharla en París, ya supone todo un acontecimiento si la agenda cultural no estuviera marcada por esa necesidad del glamour y del estrellato, objeto de la crítica de Livermore. Si el arte, como subrayó el intendente de Les Arts, es un “instrumento para reflexionar”, el estreno de Silla el próximo día 12 ya da qué pensar.

Escena de la ópera Silla, de Hándel. Imagen cortesía de Les Arts.

Escena de la ópera Silla, de Händel. Fotografía de Tato Baeza por cortesía de Les Arts.

Salva Torres

Macbeth se humaniza en Les Arts

Macbeth, de Giuseppe Verdi
Dirección musical de Henrik Nánási y escénica de Peter Stein
Con Plácido Domingo, Ekaterina Semenchuk, Giorgio Berrugi y Alexánder Vinogradov
Palau de les Arts
Avenida del Profesor López Piñero, 1. Valencia
Días 5, 8, 11, 14, 17 y 20 de diciembre de 2015

Plácido Domingo, que dijo rezar antes de cada función a Santa Cecilia, patrona de la música, y a San Blas, patrón de la garganta, encarna a un Macbeth más humano en Les Arts. Más humano porque, según el director musical Henrik Nánási, el público siente empatía por su personaje, “cosa que no sucede con lady Macbeth”. Y más humano también porque, según el barítono español, el villano de Shakespeare “se arrepiente” en la versión que Peter Stein escenifica de la ópera de Verdi. “No hubiera podido hacer la versión de la romanza en la que Macbeth no muestra arrepentimiento por sus crímenes”, subrayó Domingo.

El deseo de poder, las venganzas y las traiciones que convierten Macbeth en una radiografía de las más desatadas pasiones humanas, inauguran la temporada de abono de Les Arts. Un Les Arts que con esta ópera transfigura su fisonomía. “Hay una política de hoy y una política de antes”, dijo Davide Livermore, intendente del coliseo valenciano. Y en la política de hoy, “toda la gente puede entrar al Palau porque es un teatro público”. Antes también, pero al parecer esa gente no tenía igual cabida que ahora.

Plácido Domingo (i), junto a Davide Livermore, en la presentación de Macbeth. Imagen cortesía del Palau de les Arts.

Plácido Domingo (i), junto a Davide Livermore, en la presentación de Macbeth. Imagen cortesía del Palau de les Arts.

Plácido Domingo, que insistió en su defensa de la anterior intendente de Les Arts, Helga Schmidt (“hizo una gran labor”), dijo que, en su caso, había incluso dejado “contratos que me daban 20 veces más que aquí”. De esta manera quiso dejar claro su identificación con el proyecto del Palau, antes de que llegara la propia Schmidt, y su convicción de que, a pesar de los recortes económicos, “se ha perdido la cantidad, pero nunca la calidad de los espectáculos programados”. Como también reconoció que el Macbeth de Les Arts “es más válido” que el anterior de Berlín.

Henrik Nánási, al tratar de explicar el por qué de esa mayor humanidad del villano ideado por William Shakespeare, destacó cierta contrariedad: “A veces pasa que nos toca vivir una vida que no queremos”. Ese desgarro interior alcanza a la lady Macbeth del cartel del espectáculo, abierta en canal por la pulsión de muerte que habita su ser. “Macbeth es víctima de la manipulación de su mujer”, señaló Plácido Domingo, quien subrayó la “oportunidad” que para él suponía “hacer un papel inédito”. Se refería a ese salto de tenor a barítono en su carrera, próxima a alcanzar los 150 papeles estelares. “Es tomar una dirección que no ha sido tu especificidad”.

Imagen del cartel de Macbeth. Cortesía del Palau de les Arts.

Imagen del cartel de Macbeth. Cortesía del Palau de les Arts.

A pesar de esa dilatada trayectoria profesional, reconoció que los nervios previos a cada actuación no se le pasaban “nunca”. Y se explicó: “El trabajo de director de orquesta es agotador, pero el cantar me pone más nervioso porque la gente me exige más”. Acerca de sus planes en Valencia para 2016 no quiso adelantar nada, aunque aseguró que seguiría en la brecha.

Macbeth, aseguró el maestro, era una de las óperas “más extraordinarias de Verdi”, del que no sabe todavía por qué cambió el final en sus dos versiones de 1847 y 1865. La producción de Peter Stein, dijo, era “extraordinaria”, tanto por su “teatralidad” como por su “imaginación y movimiento continuo que hace que el público la sigue sin oportunidad para aburrirse”. Ekaterina Semenchuk es la mezzosoprano rusa encargada de dar vida letal a lady Macbeth, una mujer de armas tomar por aquello de instigar la sed de venganza y deseo de poder de su sanguinario esposo.

Ver la noticia en El Mundo Comunidad Valenciana

Plácido Domingo es Macbeth. Palau de les Arts.

Plácido Domingo es Macbeth. Palau de les Arts.

Salva Torres

Fabio Biondi, de ensayo con la ‘Silla’ de Händel

Silla, de Händel, dirigida por Fabio Biondi
Palau de Les Arts
Avenida del Profesor López Piñero, 1. Valencia
Días 12, 16 y 19 de diciembre de 2015. Día 21, función didáctica

Fabio Biondi se encuentra inmerso en los ensayos de Silla, de Händel, la primera ópera que dirige en el Palau de les Arts Reina Sofía, después de su debut como director musical con el Concierto Institucional del X aniversario de Les Arts y su presentación como solista con el recital ‘El violín en el Siglo de las Luces’.

Con Lucio Cornelio Silla, de Händel, el maestro Biondi descubre para el público del centro de artes una de las obras menos conocidas del barroco musical. El director de Palermo es una de las máximas autoridades en este periodo, además de uno los grandes artífices de la recuperación de partituras y compositores alejados del repertorio tradicional.

Después de sus numerosos éxitos en el Palau de la Música de Valencia junto con su formación Europa Galante, el director titular de la OCV dirige ahora en Les Arts su primer montaje operístico en la capital del Turia.

Se trata, además, de la segunda ocasión en la que Fabio Biondi trabaja con el Centre de Perfeccionament Plácido Domingo, tras el éxito cosechado en 2014 en el Festival de Música Antigua de Innsbruck con la ópera Narciso, de Domenico Scarlatti. Destacados artistas del Centre Plácido Domingo participaron en el reparto del estreno en Austria de este montaje de Davide Livermore.

Les Arts presenta Silla, de Händel, en una nueva producción propia. Alessandra Premoli firma la puesta en escena de esta ópera, con escenografía de Manuel Zuriaga, vestuario de José María Adame e iluminación de Antonio Castro.

Premoli es una emergente regista que desarrolla una intensa carrera en su Italia natal, con innovadores proyectos y trabajos para teatros como el Carlo Felice de Génova, el Regio de Turín y la Ópera de Roma y festivales como el Rossini Opera Festival.

Fabio Biondi en uno de los ensayos de 'Silla', de Händel. Imagen cortesía de Les Arts.

Fabio Biondi en uno de los ensayos de ‘Silla’, de Händel. Imagen cortesía de Les Arts.

Premoli toma los elementos centrales de la vida de Lucio Cornelio Silla: poder, sangre y libertinaje, para presentar una puesta en escena moderna, con referencias a la sociedad actual. En este nuevo montaje la acción viaja de la Roma del 82 a. C. hasta un futuro distópico para retratar el ascenso y la caída del antiguo Cónsul de Roma y su consiguiente arrepentimiento..

Benedetta Mazzucato canta el papel de Silla. Les Arts comunica que la contralto italiana sustituye, por motivos artísticos, a la estadounidense Meredith Arwady en el papel protagonista. El reparto de Silla se completa con Adriana Di Paola (Claudio), antigua alumna del Centre Placido Domingo, y los artistas de la actual promoción Karen Gardeazabal (Metella), Elisa Barbero (Lepido), Federica Di Trapani (Flavia), Nozomi Kato (Celia) y Michael Borth (Dios Marte / Scabro).

Silla, de Händel, se representará en el Teatre Martín i Soler los días 12, 16 y 19, con una función didáctica programada para el día 21. La obra ha llegado a nuestros días de forma incompleta a través de fragmentos del manuscrito original de Händel y una partitura, a los que se une una edición impresa del libreto descubierta en California, lo que ha permitido la reconstrucción de la ópera. Con una duración estimada de dos horas, está considerada la ópera más breve del  compositor alemán. El próximo 12 de diciembre Les Arts estrena en España el primer montaje operístico de este título.