Artefactos en el Centro Dados Negros

Exposición «Artefactos»
Centro de Holografía y Artes Dados Negros
Fundación Pepe Buitrago
C/ Fuente Quintana,3
Villanueva de los Infantes
Ciudad Real

No todo artefacto es un aparato, su función puede ser desconocida para el que lo imagina y quizá irrealizable. Así un artefacto podría ser una idea comunicable, una pieza que interactúa con el espectador.

La exposición «Artefactos» que inaugura hoy el Centro de Holografía y Artes Dados Negros subvierte y contradice las normas convencionales de la percepción del objeto artístico y la contemplación estática, invitando al público a que asuma una actitud activa. Propone ver el arte no como objeto decorativo o como mero entretenimiento, sino como herramienta para despertar la conciencia de las personas. Como señala Edgar Morin: La ciencia y la tecnología no bastan para explicar y sustentar al hombre, al tiempo que el arte no es meramente entretenimiento.

Los artistas Daniel García Andújar, Marco Godoy, Olalla Gómez, Rogelio López Cuenca, Antoni Muntadas (Premio Nacional de Artes Plásticas), Yolanda Pérez Herreras y María Salgado exploran, cuestionan o critican con cierta ironía y a través de una serie de trabajos‘la realidad’ actual, el entorno social, político y económico; al mismo tiempo que se hace una introspección al pensamiento, a la vida y a la naturaleza del arte.

Cartel de la exposición. Cortesía Centro Dados Negros

Cartel de la exposición. Cortesía Centro Dados Negros

Programa Artefactos en el Centro Dados Negros:

12:00 h Inauguración
12:30 h Presentación
13:00 h Yolanda Pérez Herreras > Acción Poema Dados Negros
13:30 h Vino Dados Negros
18:00 h María Salgado > Acción Let her try / Deja a ella probar
18:30 h Recorrido por ‘Artefactos’ guiado por los artistas
Daniel García Andújar > El Capital. La Mercancía. El Dinero
Marco Godoy > Reclamar el Eco y Derrocamiento DIY
Olalla Gómez > Una semana cualquiera y Devaluar Inscribir Reinsertar
Rogelio López Cuenca > Copyright y Security
Antoni Muntadas > On translation: Warning y Prohibido prohibir
19:30 h Vino Dados Negros

Devaluar Inscribir Reinsertar, de Olalla Gómez. Cortesía Centro Dados Negros

Devaluar Inscribir Reinsertar, de Olalla Gómez. Cortesía Centro Dados Negros

El Centro de Holografía y Artes Dados Negros, inaugurado recientemente, tiene como objetivo desarrollar un espacio de acción cultural con la clara intención de promover la creación artística contemporánea. El proyecto pretende acortar la distancia que separa la sociedad y el arte contemporáneo, creando vínculos culturales entre la ciudad y el entorno rural, ofreciendo un entorno de trabajo ideado para el encuentro, la cooperación y el intercambio, facilitando el diálogo y el compromiso entre los agentes culturales y la sociedad.

Dados Negros va a llevar a cabo un programa de actividades compuesto por ciclos de cine y conferencias, recitales de poesía, talleres de producción y formación, seminarios y debates, grupos de trabajo, muestras de proyectos, exposiciones, performances, conciertos y otros eventos. Con este tipo de actos el Centro se propone involucrar a un variado tipo de públicos. El Centro cuenta con un edificio dotado de biblioteca, sala de exposiciones y conferencias, aula multimedia, laboratorio de holografía, talleres polivalentes y alojamientos para un programa de residencia de artistas.

Patio del Centro Dados Negros. Autor: Jose Jurado

Patio del Centro Dados Negros. Autor: Jose Jurado

La Fundación Pepe Buitrago profundizará en el estudio y concepto de la holografía a través del Centro Dados Negros, estableciendo la colaboración entre personas con distintos perfiles –artísticos, técnicos y científicos–, diferentes niveles de especialización y diversos grados de implicación. La Fundación asume como argumento clave de su compromiso la atención a la holografía, a la creación contemporánea y a la transferencia del conocimiento en favor de la ciudadanía. Y para ello pretende generar un espacio abierto para el pensamiento y la acción que invite a configurar y modificar los procesos de investigación y producción. Asimismo, también se ocupará de la conservación y difusión de la obra de Pepe Buitrago, artista visual que investiga en el cuestionamiento de la representación de la imagen del mundo utilizando en sus piezas artísticas la técnica holográfica.

Más información
Imagen de portada: Antoni Muntadas, On translation: Warning y Prohibido prohibir. Cortesía Centro Dados Negros.

Translocaciones. Observatorio de Proyectos

Translocaciones. Observatorio de Proyectos
Arts Santa Mònica
Rambla, 7. Barcelona
Hasta el 13 de septiembre de 2015

Translocaciones. Observatorio de Proyectos es una exposición que agrupa distintos proyectos artísticos que comparten un interés hacia el concepto de movilidad contemporánea y su interrelación con espacios y situaciones concretas del ámbito urbano.

Logo de la exposición Translocaciones|Observatorio de Proyectos. 2015. Cortesía de Idensitat.

Espacio público que alberga en su seno fenómenos como el turismo, la migración o desplazamientos por cuestiones laborales, aquí abordados mediante distintos trabajos artísticos contextualizados que invitan al espectador a reflexionar, denuncian, proponen alternativas respecto a la incidencia de estos medios globalizados en el contexto local y exponen sus consecuencias: identidad, territorialidad, diversidad, asentamiento y construcción del espacio público. Diversos espacios urbanos se convierten en telón de fondo del proyecto, siendo los más próximos el Raval y el Barrio Gótico de Barcelona.

Consuelo Bautista. La final de la Eurocopa en el Raval de Barcelona, 2008. Cortesía de Archivo Fotográfico de Barcelona.

Consuelo Bautista. La final de la Eurocopa en el Raval de Barcelona, Fotografía, 2008. Cortesía de Archivo Fotográfico de Barcelona.

Comisariada por Ramón Parramon, Translocaciones surge como una iniciativa impulsada por Idensitat i Ars Santa Mònica que analiza las formas de movilidad, tránsito de las personas y su incidencia en el ámbito local desde una perspectiva artística y de reflexión teórica que pretende poner en evidencia el alcance tanto global como local de la movilidad al recoger matices específicos de cada lugar. Los participantes cartografían, llevan a cabo acciones críticas o despliegan actividades colaborativas y coparticipativas en la ciudad.

Pep Dardanya. Car je est un autre, Intervención, 2015. Cortesía de MACBA.

Pep Dardanya. Car je est un autre, Intervención, 2015. Cortesía de MACBA.

Las áreas de exposición y sus participantes quedarían distribuidas de la siguiente manera:

OBSERVATORIO TRANSLOCAL: Amnistía Internacional, Atfal Ahdath, Marcos Ávila Forero,  Isabel Banal – Jordi Canudas, Ángela Bonadíes, Luz Broto, Ro Caminal, Santiago Cirugeda, Pep Dardanyà, Raquel Friera, Daniel García Andújar, Bouchra Khalili, Matteo Ferroni, Núria Güell – Levi Orta, Irma Arribas – Queralt Guinard – Octavi Rofes – Pau Vilallonga, Iconoclasistas, ID Barrio Mex, Left hand Rotation, Rogelio López Cuenca, Josep Maria Martín, Teresa Mulet, Arturo-Fito Rodríguez Bornaetxea, Torolab.

MICROINTERVENCIONES: Brigitte Vasallo y Pol Galofre, Juan Pablo Ordúñez/ MawaTres, Diásporas Críticas (Verónica Lahitte, Rebecca Close, Anyely Marín Cisneros), Ro Caminal, Col·lectiu Fem Plaça, Giuliana Racco – Matteo Guidi.

TALLERES DE PROYECTOS: Taller de Cartografía. Dirigido por Itziar González (Institut Cartogràfic de la reVolta) en colaboración con Consuelo Bautista.
 Con la participación de Oriol Ballesteros, Simona Cerri, Joaquín Jordán, Valentina Asinari di San Marzano, Lucia Vecchi, Ana Llorens, María Paz Montecinos, Mercè López Bravo, David Limaverde, Valerie Mathis, Federica Formeti, Edu Ruiz, Anna Irina Limia Russell, Irene Grego, Alejandra Crespo Amigo, Maria José Jimenez Sequeiros, Montserrat Moliner, Ruth Soria, Isabel Carrero, Leonardo Fernández, Helen Morgan, Ricard Escudero, Margot Mecco, Diana Padrón, Anna Recasens, Monica Roselló, Mireia Vidal, Tomas López, Núria Font, Llàtzer Planas, Anita Serrano, Calra Thoene, Danja Burchard. Taller Espacios Zombi. Dirigido por Domènec -Idensitat. Con la participación de: Aleix Porta, Blanca Machuca, Daniel A. Ramírez, Toni Sangrà, Chiara De Marco, Eva Marín Peinado, Imma Camps, Imma Vallmitjana, Joan Vitòria, Jordi Lafon, Marc Fernández, María Jiménez, Marisa Paituvi, Marta Morató, Mechu Lopez, Mireia Vidal, Rubén Oliva, Sergi Bermejo, Jordi Garet, Anna Recasens, Francesc Magrinyà, David Picó, Diana Padrón, Gaspar Maza. Taller Passejant pel Raval. Dirigido por Andrew Lister en colaboración con Daniel Cid, con alumnos de Elisava Escola Superior de Disseny i Enginyeria de Barcelona, y Winchester School of Art. Con la participación de Roman Daniel Esteba, Silvester Oliver, Laura Freixas, Clara Massó, Carlota Ruiz, Anderson Underwood, Claire Naïma, Ana Vázquez.

ARCHIVO DE PROYECTOS: Entrevistas con Isabel Banal i Jordi Canudas, Herman Bashiron, Josep Bohigas, Manuel Delgado,  Marcelo Expósito, Macarena González, Carles Guerra, Rosa Llop i Simona Marchesi, Rosa Pera, Jeffrey Swartz, Claudio Zulián. Investigación realizada por Diana Padrón, Ramon Parramon.

Translocaciones es ejemplo de la capacidad de las prácticas artísticas de hacer visible lo invisible u oscuro del orden democrático, con una doble vertiente: incide en la realidad de las cosas para intentar cambiarlas y participa de procesos de mayor complejidad, entre los que cabe destacar la capacidad de repensar determinadas estructuras o cambiar su concepción. En la línea de Idensitat, el proyecto se sitúa en una disyuntiva a caballo entre la crítica social, un compromiso con el futuro y la incidencia de los procesos actuales de transformación en la sociedad. Una traslocación de sus estructuras, sean microinstituciones o micropolítica, y en última instancia de las relaciones causa-efecto entre el local y el visitante.

 

Diálogos: Rafael Canogar / Daniel G. Andújar

Los trabajos de Canogar y Andújar comunican la necesidad de constatar una realidad, con poéticas fuertemente afianzadas en el compromiso social. Mediante la obra de ambos creadores se traban vínculos que nos hablan de una inquietud compartida, logrando que la ética llegue al terreno de la estética.

Rafael Canogar (Toledo, 1935), miembro fundador del grupo El Paso (1957-60), es un pintor cargado de inquietudes, dotado de una sorprendente actividad donde el cambio es una constante en su trayectoria, pasando de la pintura informalista a la pintura comprometida y finalmente a la nueva abstracción. Hacia los años 1970, el llamado “período negro”, le interesa introducir la figuración de forma más radical y comprometida  con acentos políticos donde plantea escenas de revueltas, violencia y  represión urbana que no se limitan a reflejar la situación española concretamente sino que abarca un plano más general como reflexión sobre la crueldad en cualquier parte del mundo. La incipiente libertad de aquellos años era insuficiente para comunicar y expresar la tensión de la realidad, de la nueva conciencia social y política que despertaba en el mundo. Canogar, y con él buena parte de los creadores de su generación, asume el compromiso como parte de su ideario artístico. (Pincha aquí para ver la imagen de la obra de Canogar)

Daniel García Andújar (Almoradí, 1966) reúne en un solo perfil características e implicaciones propias del informador, el analista, el activista o el crítico, haciendo que su trabajo artístico posea intensas implicaciones políticas. Con sus propuestas ha contribuido y contribuye a la redefinición del rol de artista en la sociedad, demostrando una permanente voluntad de intervención en la escena pública, en tiempo real y con la participación del público. En el marco de sus proyectos, Andújar se ocupa de conectar arte y producción de conocimiento partiendo del convencimiento de que, en la sociedad de la información, el recurso básico es el saber. Con esta perspectiva, en 1996 desarrolló Technologies To The People (TTTP) como resorte que ponía en cuestión la entonces reciente irrupción de Internet en la vida cotidiana y sus promesas de información y libertad. Es a partir de 2001 que activa iniciativas web como e-valencia.org, dirigida a la discusión sobre la política cultural valenciana, que causó toda una convulsión en el contexto, tanto por el volumen de participación conseguido como por la incomodidad política proporcionada. Actualmente trabaja en la creación de un archivo en constante crecimiento, que se alimenta de imágenes y documentos procedentes de Internet, poniendo en cuestión el estado de la política y la economía mundiales.

Begoña Martínez Deltell / José Luis Pérez Pont

Daniel García Andújar. The wonderful world of irational. Instalación. Medidas variables. 1996-2006. Imagen cortesía del artista.

Daniel García Andújar. The wonderful world of irational. Instalación. Medidas variables. 1996-2006. Imagen cortesía del artista.

DialogARTE fue un coleccionable producido por Doble Hélice y distribuido por el diario Información de Alicante que ponía en diálogo simbólico obras de arte del siglo XX, pertenecientes a las colecciones del MACA y la CAM, con el trabajo de jóvenes artistas alicantinos. El comisariado del proyecto estuvo a cargo de Begoña Martínez Deltell y José Luis Pérez Pont.

Espaivisor: «Hay que hacer la resistencia»

Entrevista con Mira Bernabeu y Miriam Lozano, directores de Espaivisor

En esta entrevista para MAKMA, Mira Bernabeu y Miriam Lozano exponen sus opiniones y puntos de vista acerca del sistema del arte, señalando algunas de las carencias institucionales que se dan en Valencia y los estímulos que definen el proyecto del nuevo Espaivisor.

Pep Benlloch fundó la galería Visor en 1982, que empezó siendo una galería de fotografía pura y dura, aunque con los años se fue abriendo a otros lenguajes fotográficos con artistas como Antoni Muntadas, Hamish Fulton o Daniel García Andujar. Fue, junto con la galería Spectrum, pionera en España por su dedicación exclusiva a la fotografía. En los noventa empezó a rechazar los proyectos de fotografía al uso y a especializarse en otros lenguajes de la imagen. Miriam Lozano y Mira Bernabeu continúan ese legado desde 2006, cuando tomaron el relevo, convirtiéndose en Espaivisor. En este tiempo han incorporando artistas que en ocasiones se alejan del medio fotográfico para emplear el vídeo, las nuevas tecnologías, el cine o proyectos sonoros. La transición fue para ellos una sorpresa, pues querían montar una galería, ya tenían visto el espacio y coincidió que Benlloch deseaba dejar Visor. No quería cerrarla, quería que siguiera, pero no en cualquier mano. Para ellos fue un regalo, literal, pues no pagaron nada por el traspaso. Durante varios años los siguió acompañando a las ferias para ponerlos en contacto con el sector. Ahora la galería tiene otro aire, se ha internacionalizado en lo que respecta a la selección de artistas y en su presencia en ferias de medio mundo. Pasaron de asistir a ARCO y DFoto a estar presentes en Miami o México entre otras ferias de alto nivel. Para ellos fue todo un ejercicio cargado de responsabilidad asumir el legado de Visor. Ahora cambian de localización en la ciudad de Valencia y amplían el espacio como síntoma de su voluntad de seguir creciendo. Han decidido hacer la resistencia en todos los sentidos.

Miriam Lozano y Mira Bernabeu en el nuevo Espaivisor. Foto: Miguel Lorenzo

Mira Bernabeu y Miriam Lozano en el nuevo Espaivisor, Valencia. Fotografía de Miguel Lorenzo.

¿Cómo ha sido vuestro paso de artistas a galeristas?

Ahora ya no se cuestiona tanto, pero al principio muchos cuestionaban nuestro papel. Lo primero que hice (M. Bernabeu) fue quitarme de la lista de artistas de la galería. Como Pep había creado una red de galerías donde yo colaboraba como artista, esas mismas galerías se ofrecieron para seguir colaborando. Lo de ser artista y galerista nos hizo encontrarnos con los prejuicios de que un artista se fuera a convertir en galerista tanto por parte de algunos artistas como de algunos galeristas. Los primeros años percibíamos ciertas extrañezas. Creemos que si eres artista tu papel como galerista se ve beneficiado, pues tienes la capacidad de meterte más a fondo en el trabajo con los artistas, enriqueciendo el proceso con otros aspectos además del económico. Se genera otro contacto con los artistas y también a la hora de explicar sus obras, pues hay una mayor conexión con los trabajos. Ahora estamos teniendo la oportunidad de invitar a participar en la galería a artistas que siempre hemos admirado y de ahí puedes sacar muchas conclusiones, como resultado del proceso de trabajo conceptual con ellos. Animamos a todos los artistas a que monten galerías. Por ejemplo Fernando illana, de la galería Trayecto, es un ejemplo de artista, diseñador y galerista o,  a nivel internacional, está el caso del artista Ernesto Neto. Nosotros también hemos sido artistas y otra cosa, pero gracias a la galería ahora todo nuestro mundo se centra en el terreno del arte tanto como artistas como galeristas. Por otra parte, al ser artistas no tenemos la necesidad de tener un director artístico para la galería, porque esa es la labor más bonita de tener una galería, seleccionar las obras y organizar las exposiciones en contacto con los artistas.

 

Desde vuestra posición, ¿qué opinión tenéis del funcionamiento del mundo del arte y del mercado del arte?

Nosotros, a nivel valenciano, no tenemos el respaldo del coleccionismo. Puede que sea porque hay coleccionistas que tiren mas hacia la pintura, aunque también puede ser por falta de compromiso con el mundo del arte real. Si eres un coleccionista preocupado por el arte antes o después deberías haber pasado por la galería Visor, tampoco somos tantas galerías. Sin embargo hay muchos coleccionistas o pseudocoleccionistas valencianos que nunca han pasado por la galería, pero no tenemos problema con ello porque nunca hemos hecho una programación pensando en el mercado valenciano, porque nunca lo hemos tenido. Es verdad que tenemos unos pocos coleccionistas valencianos que son muy fieles, pero en términos generales para nosotros el coleccionismo valenciano no existe. Siempre nos hemos centrado en el coleccionismo nacional y, principalmente, internacional. Esa mezcla de haber optado por artistas más internacionales lleva consigo que cuando sales a ferias en el exterior se te admite en esas ferias y los coleccionistas internacionales, que suelen estar más informados que los nacionales, admiten tus propuestas y todo ello contribuye a la difusión de los artistas.

En España el coleccionista privado no se ha enterado de los artistas que exponíamos y, en cambio, los museos e instituciones sí han dado valor a nuestras propuestas y han realizado adquisiciones.

Hablar del mundo del arte implica hablar de la situación que estamos viviendo, que es muy complicada para todos, para los artistas, las instituciones, los comisarios y hasta para los coleccionistas, pues en tiempos de crisis hay menos dinero y hay menos alegría para comprar. No tiene nada que ver el mundo del arte nacional con el internacional. El sistema del mundo del arte nacional falla desde la base, desde la manera en al que se dan clases en las facultades, la manera en la que se considera a un artista, hasta como se considera al crítico y al comisario. Falla la educación de la propia sociedad española, el sistema educativo y el sistema económico, lo que conduce a que en la Bienal de Venecia haya solo un artista español. El sistema del arte internacional es completamente distinto a todos los niveles, además de contar con un apoyo económico sustancial que hace que los artistas tengan otras posibilidades.

Si tuvierais la capacidad de introducir cambios en estos campos, ¿por donde empezaríais?

Habría que introducir varios cambios. Uno, que la enseñanza de bellas artes no fuera tan académica y no estuviera tan ligada al modelo universitario tradicional con asignaturas, etc. Van pasando los años y van cambiando los sistemas educativos pero nunca se llega a hacer una reestructuración real. Sería necesario que el 80% de los profesores salieran fuera y entren profesionales que acompañen a esos profesores y den una visión real del mundo del arte a todos esos posibles futuros artistas. Otra cosa que habría que cambiar inevitablemente es el apoyo institucional, pero no mediante grandes eventos como estamos acostumbrados, sino verdaderamente desde la base con becas y facilidades de talleres para artistas. Esas dos cosas habría que cambiarlas inmediatamente.

Mira Bernabeu y Miriam Lozano en el nuevo Espaivisor. Foto: MIguel Lorenzo

Mira Bernabeu y Miriam Lozano en el nuevo Espaivisor, Valencia. Fotografía de Miguel Lorenzo.

Se percibe un intenso movimiento recentralizador en la política estatal, que tiene sus efectos en la actividad cultural y artística. Muchas galerías y profesionales del arte se están viendo obligados a instalarse en Madrid como estrategia de subsistencia, mientras que vosotros optáis por un ambicioso proyecto de ampliación y reapertura de Espaivisor en Valencia. ¿Cuál es vuestro enfoque?

Estuvimos pensando marcharnos fuera de España. Nosotros nunca pensamos en ir a Madrid. La opción primera era quedarnos en Valencia por una cuestión de compromiso o irnos a Berlín o Londres. Nosotros hacemos muchas ferias internacionales, por lo que nos da igual estar en una ciudad o en otra.  Pero decidimos quedarnos en Valencia por razones personales y de resistencia. Vamos viendo cómo compañeros de profesión como Tomás March o Nacho Valle han tenido que cerrar sus galerías. En nuestro caso no hemos vendido nunca en Valencia, por lo que no hemos notado mucho la actual situación. Si todo el mundo se marcha, una persona que le interese el arte contemporáneo va a tener que irse a Madrid y eso puede ser una catástrofe. Es cierto que las grandes ciudades aglutinan una gran cantidad de artistas y actividad, pero eso no puede anular lo que se hace en las provincias. En España siempre ha habido una centralización madrileña, el dinero se mueve en Madrid, por lo que tienes más posibilidades de éxito en Madrid que en Valencia. El efecto Dr. Fourquet nos encanta, porque cuando vas a Madrid puedes ver un montón de galerías fácilmente después de visitar el Reina, pero no nos interesa.

También es verdad que esperamos que la situación económica y política de esta ciudad cambie, pues ahora no es el lugar más propicio para desarrollar un proyecto. Pero algún día cambiará y cuando la gente vuelva a venir a Valencia a ver exposiciones de nivel en las instituciones, que ahora no existen, se encuentren con algunas galerías de interés. Hay que hacer la resistencia.

¿Qué objetivos os habéis marcado para esta nueva etapa de Espaivisor?

Nuestro objetivo es mejorar nuestras condiciones de trabajo, tener un espacio más grande, tener una oficina más grande, tener un almacén dentro del propio espacio de la galería. Nuestro propósito es seguir la línea que hemos marcado en la galería durante estos años y seguir mejorando. Poco a poco hemos ido encontrando nuestra línea. Queremos seguir avanzando, este es un trabajo de largo recorrido. Lo complicado de ser artista y de ser galerista es mantenerse ahí con un nivel medio-alto durante muchos años. Este es un tipo de proyecto a muy largo plazo, pues es necesaria la confianza. Creemos que las galerías privadas estamos haciendo en Valencia una labor expositiva que las instituciones no están siendo capaces de llevar a cabo.

Espaivisor tiene una marcada línea de trabajo. ¿Se incorpora alguna novedad o artista a vuestro perfil?

Sí, hemos marcado tres espacios en la nueva galería. El espacio #1-galería, que está dividido en tres salas, es donde vamos a exponer a los artistas con los que trabajamos siempre y nuevas incorporaciones. El espacio #2-escaparate es una cristalera de grandes dimensiones donde no vamos a exponer nunca el artista que tenemos dentro, sino dando la oportunidad a las propuestas de jóvenes artistas. Un espacio #3-ventana de la colección invitada, que consiste en solicitarle a coleccionistas piezas de artistas que nos interesan pero no con la intención de venderlas sino de mostrarlas y de que se cree un diálogo con el otro escaparate y con la exposición de dentro. Inauguramos con Sanja Iveković, que ya expuso en la galería y ha tenido desde 2008 una gran visibilidad con exposiciones retrospectivas en el MOMA de Nueva York y en el MUDAM de Luxemburgo, entre otras, y participado en la última Documenta. A partir de ofrecerle la primera exposición a Sanja, y ella acceder, buscamos el trabajo de Inmaculada Salinas, que es una artista mucho más joven, que tiene mucho que ver con el trabajo de Sanja. Para la ventana de la colección invitada contamos con dos piezas de Helena Almeida. Es complicarse la vida, pero nos apetece que haya estas tres cosas a la vez. Nos ilusiona poder trabajar con jóvenes y darles apoyo, entrando en dialogo con los artistas y las exposiciones de dentro, generando una experiencia que creemos que puede ser buena para ellos. Se trata de la invitación para una colaboración puntual. En el caso de Inmaculada Salinas, presentamos una pieza nueva realizada para el escaparate.

Cualquier sector económico o empresarial mantiene cierta constancia en el diálogo con los responsables políticos de las instituciones públicas. Ahora que tanto se habla de los emprendedores, ¿qué apoyos o facilidades habéis recibido de la Generalitat Valenciana o del Ayuntamiento de Valencia para emprender este proyecto? ¿Existe algún plan de apoyo a las galerías de arte valencianas?

No, nada. Nosotros nunca hemos tenido el apoyo de las instituciones públicas valencianas. Había unas ayudas, que eran mínimas en comparación con las ayudas que recibían las galerías de otras comunidades autónomas en época de bonanza, pero incluso esa ayuda mínima desapareció. No hemos tenido ningún tipo de visita o de interés real por parte de las instituciones. Ahora hemos enviado cartas invitándoles a la inauguración del nuevo espacio, si lo desean serán bienvenidos.

Valencia se ha convertido en los últimos años en la representación pública de la corrupción política, a la vez que se producía un giro en las políticas culturales y se potenciaban los eventos espectaculares. ¿Qué efectos creéis que ha tenido esto en el ámbito cultural y artístico valenciano?

Devastador. Ha sido un efecto devastador. La situación política valenciana es el ejemplo de la corrupción a nivel nacional y los extranjeros también lo conocen, a causa de tantos programas e informaciones que han salido dando cobertura. En ocasiones tenemos que explicar que no todo el mundo en Valencia es así y que hay otra mucha gente haciendo un trabajo honesto y digno, al margen del que hacen algunos políticos.

¿Qué opinión tenéis de la actividad de las instituciones públicas valencianas en materia de arte contemporáneo?

Es un fallo desde la base. No se dan cuenta que hay que apoyar a los artistas desde el principio, pero no a través de grandes eventos sino pagándoles, por ejemplo, y organizándoles exposiciones. A las galerías el apoyo debe llegar mediante las adquisiciones. La relación que tienen los políticos y las instituciones con el mundo del arte contemporáneo es puntual, para hacerse una foto, y eso no es suficiente, tienen que preocuparse de verdad de la cultura en general.

En los últimos meses se ha avivado en Valencia el debate acerca de la necesidad de remunerar a los artistas por su trabajo, cuando son invitados por una institución pública. Incluso algún profesor de bellas artes, haciendo de comisario, ha defendido públicamente que esa remuneración no procede. ¿Qué opináis?

Creemos que los artistas merecen un mejor trato del que reciben de las instituciones públicas valencianas. En el caso que mencionas, hay dos cosas muy claras, esa persona debe tener una relación con el poder que le obliga a decir lo que las instituciones esperan y por otra parte debe tener un trabajo que le da una estabilidad económica que le permite decir que los artistas no deben cobrar. Seguro que esa persona sí ha cobrado, y no sé exactamente de quién se trata.

Miriam Lozano y Mira Bernabeu en el nuevo Espaivisor. Foto: Miguel Lorenzo

Mira Bernabeu y Miriam Lozano en el nuevo Espaivisor, Valencia. Fotografía de Miguel Lorenzo.

¿Qué tipo de influencia tuvo y qué influencia tiene un centro como el IVAM en la dinamización directa e indirecta del mercado del arte en la Comunitat Valenciana?

La situación de las grandes instituciones artísticas valencianas ha hecho que los profesionales del mundo del arte hayan decidido no venir a la ciudad de Valencia a ver exposiciones. Eso ha repercutido en todo el entramado artístico. Esa falta de interés en las programaciones públicas hace que los profesionales no vengan a la ciudad y por lo tanto no visiten las galerías. Al no visitar las galerías tampoco entran en contacto con los artistas y los críticos, por lo que toda la estructura se destruye. Llevamos viviendo en una isla desde hace muchos años. Nosotros estamos invitando a todo el mundo a que venga a visitarnos. Si hubiera una buena programación de exposiciones en los museos y en las salas públicas eso sería un buen estímulo, pero desde aquí no tienen contacto con otras instituciones ni con la prensa especializada.

¿Qué le pediríais a los medios de comunicación?

Los medios de comunicación de la ciudad nos parece que muestran una falta de rigurosidad increíble a la hora de apoyar el mundo del arte contemporáneo. No decimos que se apoye a las galerías, sino a la difusión y visibilidad de la obra de los artistas. En los diarios locales faltan páginas y páginas para cultura. Es demasiado habitual que se fusile la nota de prensa y se publique tal cual, sin que el periodista llegue a pasarse por la galería. Nosotros no somos de los que llaman a los medios para que saquen nuestras exposiciones y vamos a continuar en esa línea. Enviamos la información y creemos que es una obligación del periodista pasar a verlo. A nivel nacional tenemos un gravísimo problema, pues tenemos en Valencia una serie de corresponsales de los grades medios que no hacen su trabajo, que no se pasan nunca a ver las exposiciones. Podríamos entender que no les interese algunas exposiciones, pero ninguna… en ocho años. Es un poco extraño. Creemos que deberían sustituir a esos corresponsales por gente más joven, quizás con menos experiencia pero con más energía y entusiasmo, que de verdad impulsaran y proyectaran lo que sucede en la ciudad.

Lo que ya ni existe son los medios de comunicación de titularidad pública en la Comunitat Valenciana. Nunca hay una relación con la televisión pública de aquí. Nosotros hacemos exposiciones para que la gente las visite, no pensamos en vender, pero si no se favorece la relación con el entorno desde los medios de comunicación, pues ahí queda todo.

¿Qué papel creéis que juegan las galerías de arte en la vertebración cultural de la ciudad?

Un papel muy importante, sobre todo de difusión de artistas de la propia ciudad, pero también una función de educación y continuidad de exponer artistas que deberían mostrarse en las instituciones pero que actualmente solo se ven en las galerías. También echamos de menos la visita a la galería de alumnos de bellas artes para ver las exposiciones. Ahí hay un fallo, no se les educa para que vayan a ver exposiciones, no hay una cultura de ir a ver las galerías, eso lo echamos de menos, aunque muchos de esos profesores tampoco visitan exposiciones. Es curioso que muchas personas cuando viajan van a visitar museos y galerías, pero no lo hacen en su ciudad. Para todas esas personas que no hacen esa labor y se consideran artistas, les decimos que es un gran error, porque los artistas que consiguen forjarse una trayectoria son aquellos que van a ver exposiciones, tanto en su ciudad como cuando viajan.

Ningún museo ni centro de arte público en la Comunitat Valenciana cuenta en su dirección con un profesional seleccionado mediante un concurso. La designación política y el perfil partidista suele ser la norma ¿Cómo creéis que afecta eso al sector del arte?

Fatal. Siendo sinceros, pensamos que hasta que no haya un cambio político en esta comunidad no va a haber ningún movimiento dirigido a profesionalizar el mundo del arte en el ámbito público. Sabemos que habrá que esperar  a que haya un cambio de gobierno para que se produzcan esos otros cambios. Resistiremos!

Invitamos a todos a la inauguración del nuevo Espaivisor y a visitar la galería en cualquier otro momento.

Mira Bernabeu y Miriam Lozano en el nuevo Espaivisor, Valencia. Foto: Miguel Lorenzo

Mira Bernabeu y Miriam Lozano en el nuevo Espaivisor, Valencia. Fotografía de Miguel Lorenzo.

José Luis Pérez Pont