En busca del paraíso perdido

Malestar y cine: del desencanto a los espacios encantados
Cátedra Berlanga
Organizan: Universidad CEU Cardenal Herrera y CulturArts IVAC
Colabora: Asociación Cultural Trama y Fondo
Lugar: Palacio de Colomina (C / Almodí, 1. Valencia)
Días: 12 y 13 de diciembre de 2016
Inscripción: besileso@uchceu.es y elcanos@uchceu.es  y 961369000 ext. 2325 / 2322)

Decía Henry David Thoreau, y hablamos de mediados del siglo XIX: “Este mundo es un lugar de ajetreo. ¡Qué incesante bullicio! Casi todas las noches me despierta el resoplido de la locomotora. Interrumpe mis sueños. No hay domingos. Sería maravilloso ver a la humanidad descansando por una vez. No hay más que trabajo, trabajo, trabajo”.

Fotograma de Calabuch, de Luis García Berlanga.

Fotograma de Calabuch, de Luis García Berlanga.

Pocos años más tarde, Sigmund Freud se hace eco de un texto de W. Erb, en el que se ponía igualmente de manifiesto el hastío por esa aceleración de la vida moderna: “Las necesidades individuales y el ansia de goces han crecido en todos los sectores; un lujo inaudito se ha extendido hasta penetrar en capas sociales a las que jamás habían llegado antes; la irreligiosidad, el descontento y la ambición han aumentado en amplios sectores del pueblo…todo es prisa y agitación”.

El desencanto que actualmente se percibe en las sociedades desarrolladas tiene, pues, un largo prólogo. Parece como si el propio avance de la ciencia y la tecnología, al tiempo que permite satisfacer las necesidades básicas de supervivencia que luego se extienden al ocio y el consumo, hubiera generado a su vez un malestar derivado del propio éxito. De manera que la luz del progreso ha ido proyectando en paralelo inquietantes sombras.

Captain Fantastic, de Matt Ross.

Captain Fantastic, de Matt Ross.

Para desembarazarnos de ellas, como efecto colateral, han surgido a su vez visiones acerca de lugares soñados donde reina la paz y la seguridad. Espacios utópicos como los descritos por Thomas More en su libro precisamente titulado ‘Utopía’, que este año celebra su quinto centenario, al tiempo que se llevan al teatro, la televisión y el cine obras que tienen a la utopía como trasfondo palmario. Tales son los casos de ‘Utopía’, de Zeroalaizquierda Teatro, la serie de TV del mismo nombre en Channel 4 o ‘Captain Fantastic’, la reciente película de Matt Ross en torno a un padre, encarnado por Viggo Mortensen que decide criar y educar a sus hijos en un bosque alejado de la civilización.

Ronald Colman en 'Horizontes perdidos', de Frank Capra.

Ronald Colman en ‘Horizontes perdidos’, de Frank Capra.

La Cátedra Berlanga promueve junto al IVAC La Filmoteca de CulturArts, en colaboración con la Asociación Cultural Trama y Fondo, unas jornadas de cine que pretenden abordar en el Palacio de Colomina los días 12 y 13 de diciembre esas utopías surgidas en el seno de la sociedad del malestar. Para ello, se someterán a análisis dos películas sintomáticas de ese anhelo, tomando como referencia ‘Calabuch’, de Luis García Berlanga, en fructífero rozamiento con ‘Horizontes perdidos’, de Frank Capra.

Jesús González Requena (Universidad Complutense de Madrid), Antonio Lastra  (Instituto Franklin de Estudios Norteamericanos de la Universidad de Alcalá), Luis Martín Arias (Universidad de Valladolid) y José Luis Castro de Paz (Universidad de Santiago de Compostela) son los encargados de analizar las luces y sombras de esos espacios anhelados en ambas películas. También participan en las jornadas los directores valencianos Paco Plaza y José Enrique March, que hablarán de las resonancias berlanguianas en el cine español, en una encuentro moderado por Rafael Maluenda (Berlanga Film Museum).

El Shangri-La de 'Horizontes perdidos', de Frank Capra.

El Shangri-La de ‘Horizontes perdidos’, de Frank Capra.

Carmen Senabre (Universitat de València), y Amparo Zacarés y Nieves Alberola, ambas de la Universitat Jaume I de Castellón, ofrecerán diferentes puntos de vista en torno a la obra de Berlanga. Todos aquellos interesados en participar en las jornadas deberán inscribirse a través de los siguientes correos: besileso@uchceu.es y elcanos@uchceu.es o bien llamando al teléfono 961369000 (ext. 2325/ 2322). Las plazas son limitadas y serán cubiertas por orden de inscripción.

Edmund Gwenn en 'Calabuch', de Luis García Berlanga.

Edmund Gwenn en ‘Calabuch’, de Luis García Berlanga.

 

Con la pederastia hemos topado

Estiu de Cinema
Cinema a l’aire lliure, Nits de cinema al claustre de La Nau y Filmoteca d’estiu
Jardines del Palau de la Música y del MuVIM, y claustro de La Nau. Valencia
Del 8 de julio al 27 de agosto de 2016

El cine al aire libre está de enhorabuena. El periodismo, también. El cine porque, por primera vez, CulturArts IVAC, el MuVIM de la Diputación y La Nau de la Universitat de València han oficializado su apuesta común por la oferta cinematográfica al aire libre en la ciudad de Valencia. Y el periodismo, porque la Filmoteca d’estiu arrancará su programación con Spotlight, película de Tom McCarthy en torno a las peripecias de cuatro periodistas dispuestos a destapar un asunto de pedofilia en el seno de la Iglesia.

“La colaboración interinstitucional no es una opción, es una obligación”, subrayó el vicerrector de Cultura, Antonio Ariño. “Tres proyectos autónomos que se coordinan por primera vez para una oferta cultural lúdica y atractiva, sin traicionar la calidad de la películas y el rigor y la coherencia de los ciclos”, señaló José Antonio Hurtado, jefe de Programación de la Filmoteca. El patrocinio de Gas Natural, que por séptimo año patrocina el evento, resulta determinante. Los jardines del Palau de la Música y del MuVIM, y el claustro de La Nau serán los escenarios donde se proyectarán las 30 películas.

Fotograma de 'Spotlight, de Tom McCarthy. Filmoteca d'estiu.

Fotograma de ‘Spotlight, de Tom McCarthy. Filmoteca d’estiu.

Con el lema ‘Destapa la verdad’ fue promocionada Spotlight, Óscar a la mejor película. Cuatro periodistas de The Boston Globe, diario que obtuvo el Premio Pulitzer por ese trabajo de investigación, siguen una trama oculta sobre curas pederastas. McCarthy, en la mejor tradición del cine periodístico, narra los hechos manteniendo el suspense narrativo ceñido a la búsqueda infatigable de esa verdad objetiva muchas veces amarilleada. Martin Baron, el entonces director del Boston Globe, manifestó, antes de conocer el Óscar, que lo principal era devolverle la credibilidad al periodismo, “para que los propietarios de los medios, los editores y los periodistas puedan volver a realizar reportajes de investigación”.

Amy Winehouse en 'Amy (La chica detrás del nombre)'. Filmoteca d'estiu.

Amy Winehouse en ‘Amy (La chica detrás del nombre)’. Filmoteca d’estiu.

De ese otro periodismo de “vertiente más amarillista”, explicó Hurtado, trata Amy (La chica detrás del nombre), de Asif Kapadia, incluida en la Filmoteca d’estiu. Se trata de una película documental en torno a la cantante Amy Winehouse, prematuramente fallecida, que también persiguió la verdad, aunque fuera tan descarnada que acabó con ella. “No tiene sentido decir nada, excepto la verdad”, afirmó la reina del soul.

De esa verdad subjetiva, apasionada, peligrosamente volcada del lado del abismo existencial, da cuenta el ciclo ‘Voluntad de hierro’, al que aludió Ariño. La pasión de Juana de Arco, de Carl Theodor Dreyer, Moby Dick, de John Huston, o El profesional, de Luc Besson, están entre las películas que se proyectarán en La Nau, junto a otras del ciclo ‘Extrañas parejas’, que tendrá su continuidad en la Filmoteca d’Estiu en los jardines del Palau. Extrañas parejas como las de El fantasma y la señora Muir, de Joseph Mankiewicz, Christine, de John Carpenter, o Her, de Spike Jonze.

Golfus de Roma, de Richard Lester, en los Jardines del MuVIM.

Golfus de Roma, de Richard Lester, en los Jardines del MuVIM.

El MuVIM, cuyo ciclo ‘La comedia (en)cantada’ será quien abra el cine al aire libre, se suma a la colaboración institucional: “Somos nuevos en esto, pero esperamos ser un compañero fiel”, ironizó Rafael Company, director del museo de la ilustración. Cantando bajo la lluvia, de Stanley Donen, dio ayer el pistoletazo de salida, a la que seguirán Cómo triunfar sin dar golpe, de David Swift, El otro lado de la cama, de Emilio Martínez-Lázaro y Golfus de Roma, de Richard Lester, entre otras.

Albert Girona, secretario autonómico de Cultura, recordó que el cine al aire libre “es una tradición de esta ciudad desde principios de siglo”, por lo que “había que recuperarla y potenciarla”. Ariño insistió, como ya hizo en ediciones pasadas, que el cine “no está en crisis, en todo caso será su modelo de producción y de consumo”. Consumo del que dijo había cambiado, porque los jóvenes “consumen ahora más y con más diversidad”, concluyó.

Ver noticia en El Mundo Comunidad Valenciana

Fotograma de Spotlight. Filmoteca d'estiu.

Fotograma de Spotlight, de Tom McCarthy. Filmoteca d’estiu.

Salva Torres

Nanuk el esquimal abre los Básicos de la Filmoteca

Básicos de la Filmoteca
Sala Berlanga del IVAC-La Filmoteca de CulturArts
Plaza del Ayuntamiento, 18. Valencia
Nanuk, el esquimal, de Robert Flaherty
Jueves 14 de enero, a las 19.00h

La Filmoteca de CulturArts inicia una nueva etapa del ciclo semanal Básicos Filmoteca, que en esta edición se centra en la historia del cine documental. El ciclo se inicia el jueves 14 de enero, a las 19.00 horas, con la proyección de Nanuk, el esquimal (1992) de Robert Flaherty y de los cortometrajes de los orígenes del cine La llegada del tren de la Ciotat (1895) y La salida de los obreros de la fábrica (1895) de los hermanos Lumière. La presentación del ciclo y de las películas, así como el posterior coloquio, correrán a cargo del jefe de Programación de la Filmoteca de CulturArts IVAC, José Antonio Hurtado.

Nanuk el esquimal, de Robert Flaherty. Imagen cortesía de Filmoteca de CulturArts IVAC.

Nanuk el esquimal, de Robert Flaherty. Imagen cortesía de Filmoteca de CulturArts IVAC.

Después de dedicar las anteriores ediciones a la historia general del cine (2010-2011), las películas esenciales de la primera década del siglo XXI (2011-2012), los géneros cinematográficos (2012-2013), el cine español (2013-2014) y el cine de autor (2014-2015), Básicos Filmoteca centra su atención en 2016 en el cine documental, desde las primeras filmaciones de los hermanos Lumière en 1895 hasta la misteriosa y absorbente exploración en 3D que Herzog hace de la cueva de Chauvet en La cueva de los sueños olvidados (2010).

Desde el 14 enero hasta el 16 de junio, el ciclo se aproximará cada jueves a los diversos subgéneros del cine de no ficción, como el documental de propaganda, el cinéma vérité, el ensayo fílmico, el documental autobiográfico, el found footage (cine de metraje encontrado) o el fake (falso documental).

Entre las películas de la primera mitad del siglo XX que podrán verse, figuran Berlín, sinfonía de una gran ciudad (1927) de  Walter Ruttmann; À propos de Nice (1929) de Jean Vigo; Drifters (1929) de John Grierson; El triunfo de la voluntad (1934) de Leni Riefenstahl; Night Mail (1936) de Harry Watt y Basil Wright;  Why We Fight. Cap. 1 (1941) de Frank Capra; Listen to Britain (1942) de  Humphrey Jennings; y  Let There Be Light (1945) de John Huston.

Las sesiones de ciclo semanal ‘Básicos Filmoteca’ se celebran todos los jueves a partir de las 19.00 horas, son de un marcado carácter didáctico y cuentan con una presentación y un coloquio a cargo de un especialista cinematográfico. Al igual que en las anteriores ediciones, algunas de las películas serán presentadas por críticos de la revista Caimán Cuadernos de Cine, colaboradora del proyecto. La entrada de todas las sesiones de ‘Básicos Filmoteca’ es gratuita con la presentación del carnet de estudiante.

Fotograma de Nanuk el esquimal de Robert Flaherty. Imagen cortesía de Filmoteca de CulturArts IVAC.

Fotograma de Nanuk el esquimal de Robert Flaherty. Imagen cortesía de Filmoteca de CulturArts IVAC.

Cine oriental en la Filmoteca

Ciclos de Cine Independiente Japonés 2000-2015 y Taiwan en la pantalla: cineastas nómadas
Filmoteca de CulturArts IVAC
Del 6 de octubre al 4 de noviembre de 2015

La Filmoteca de CulturArts presenta el martes 6 de octubre en la sala Berlanga, dos ciclos distintos sobre el cine oriental contemporáneo. Mientras la retrospectiva Cine independiente japonés 2000-2015 inicia sus proyecciones, a las 18.00h, con A Stranger of Mine (2005) de Kenji Uchida; el ciclo Taiwan en la pantalla: cineastas nómadas lo hará, a las 20.00,  con Vive l’amour (1994) de Tsai Ming-Liang.

Fotograma de A stranger of mine.

Fotograma de A stranger of mine, de Kenji Uchida. Imagen cortesía de la Filmoteca.

Cine independiente japonés 2000-2015 es en esta ocasión el título de la retrospectiva que la Filmoteca de CulturArts IVAC programa cada año por estas fechas en colaboración con el Festival Internacional de Cine de San Sebastián. Conformado por una selección de doce películas de las 35 que se presentaron en la 63 edición del festival donostiarra, el ciclo propone un recorrido por el cine independiente producido en Japón en los últimos quince años. La retrospectiva se completa con una publicación coordinada por Shôzô Ichiyama, productor japonés y director de programación del Festival Internacional de Cine de Tokio Filmex.

Más allá de las películas surgidas de los grandes estudios, el fenómeno del cine independiente en Japón ha generado un importante foco de creatividad cinematográfica que se manifiesta en una serie de películas producidas fuera de la industria. En esta categoría se encuentran los primeros trabajos de jóvenes directores, pero también los de una serie de consagrados cineastas que encuentran, en este territorio al margen del cine comercial, una mayor libertad expresiva.

Fotograma de H Story. Filmoteca de Valencia.

Fotograma de H Story, de Nobuhiro Suwa. Filmoteca de Valencia.

El ciclo se convierte así en un panorama de la producción independiente japonesa de los últimos 15 años, un recorrido que permitirá descubrir la vitalidad y energía de la cinematografía de este país a través de la obra de algunos de sus más notables cineastas.

Entre los títulos que conforman la retrospectiva se encuentran los trabajos de destacadas figuras del cine japonés contemporáneo: H Story (2001) de Nobuhiro Suwa, Bright Future (2003) de Kiyoshi Kurosawa, Canary (2004) de Akihiko Shiota; Bashing (2005) de Masahiro Kobayashi, o Love Exposure (2008) de Shion Sono. Además, se presentarán también las obras de una serie de nuevos talentos que debutaron a partir del año 2000: Cold Bloom (2012) de Atsushi Funahashi, Au revoir l’eté ( 2013) de Kôji Fukada, The Tale of Iya ( 2013) de Tetsuichirô Tsuta; o Sharing (2014) de Makoto Shinokazi.

Cartel del ciclo Taiwan en la pantalla: cineastas nómadas. Imagen cortesía de la Filmoteca de Valencia.

Cartel del ciclo Taiwan en la pantalla: cineastas nómadas. Imagen cortesía de la Filmoteca de Valencia.

Taiwán en la pantalla: cineastas nómadas

Con la colaboración de la Oficina Económica y Cultural de Taipei, el ciclo Taiwán en la pantalla: cineastas nómadas presenta una selección de trece películas de Tsai Ming-Liang (Malasia), Midi Z (Birmania-Taiwán), Lau Kek-Huat (Malasia) y Ho Wi-Ding (Malasia), cuatro cineastas asiáticos que iniciaron su trayectoria profesional en Taiwán atraídos por  el potencial cinematográfico del país.

El cine de Taiwán experimentó un notable desarrollo a partir de la década de los ochenta gracias a  una generación de cineastas muy brillantes como Hou Hsiao-Hsien, Edward Yang o Ang Lee, que fueron los impulsores de la Nueva Ola del cine taiwanés.

Desde entonces, Taiwán empezó a atraer directores de diferentes países, especialmente del Sudeste Asiático, que pretendían integrarse en la industria cinematográfica taiwanesa. A partir de la observación de este nuevo entorno, estos cuatro directores residentes en Taiwán proponen una reflexión crítica sobre la inmigración, el espacio urbano y las relaciones sociales y personales contemporáneas.

Fotograma de Vive L'amour.

Fotograma de Vive L’amour, de Tsai Ming-Liang. Imagen cortesía de la Filmoteca de Valencia.

 

La Cabina, cada vez más grande

La Cabina
Festival Internacional de Mediometrajes de Valencia
Del 5 al 15 de noviembre de 2015

La Cabina – Festival Internacional de Mediometrajes de Valencia, organizado por el Aula de Cine de la Universitat de València y con la colaboración de CulturArts-IVAC, vuelve del 5 al 15 de noviembre para ofrecer al público el mejor cine narrado entre 30 y 60 minutos en versión original. En esta octava edición se han superado los números de años anteriores llegando a recibir más de 330 mediometrajes (100 más que en la edición pasada) y se ha pasado de los 24 seleccionados a 25 de 13 nacionalidades diferentes. Comedia absurda, drama, acción o humor negro son algunos de los géneros que los espectadores podrán ver en la Sala Luis García Berlanga de la Filmoteca.

Otro de los récords históricos que se han conseguido este año es que España es el cuarto país con más producciones dentro de la Sección Oficial, empatada con Dinamarca. Ambos países presentan dos producciones propias y una en régimen de coproducción. Sólo por delante de ellos están Francia (8), que sigue siendo el país con mayor producción de mediometrajes, Alemania (4) y Reino Unido (4). Dinamarca entra por primera vez en la Sección Oficial al igual que Senegal o Irak (ambas como coproductoras en dos filmes). Además, cabe destacar el mediometraje Uranes (España, 2013), del ilicitano Chema García Ibarra, único mediometraje en Sección Oficial producido en la Comunidad Valenciana.

Fotograma de A running jump, de Mike Leigh. Imagen cortesía de La Cabina.

Fotograma de A running jump, de Mike Leigh. Imagen cortesía de La Cabina.

En cuanto a géneros hay una gran variedad de ellos: desde el drama histórico de H (Lluís Galter, España, 2014), el humor absurdo de Uranes y Kung Fury, la acción de Nocebo (Lennart Ruff, Alemania, 2014) o el conflicto de la inmigración e identidades que encontramos en Terremere (Aliou Sow, Senegal-Francia, 2014). El mediometraje La isla a medio día (Philippe Prouff, Francia, 2014) adapta el relato homónimo de Cortázar que “consigue plasmar la misma sensación que el escritor pretendió con el relato”, afirma Carlos Madrid, director de La Cabina.

El Festival sigue fiel a su filosofía: historias de ficción de calidad que muestran una manera de narrar no sujeta al imperativo comercial del tiempo. A este respecto, Carlos Madrid destaca el mediometraje de Mike Leigh, director y guionista nominado en varias ocasiones al Oscar por películas como Secretos y mentiras (1996), que ganó la Palma de Oro en Cannes; Topsy-Turvy (1999); El secreto de Vera Drake (2004); Happy-Go-Lucky (2010); o Another Year (2010) y cuya película más reciente es Mr. Turner de 2014. “Tener en la Sección Oficial el mediometraje Carrera de obstáculos (Reino Unido, 2012) de Mike Leigh confirma que los directores no utilizan este formato necesariamente como plataforma de nada y que lo importante es rodar una historia tenga la duración que la historia requiera”, asegura Madrid.

Kung Fury, de David Sandberg. Imagen cortesía de La Cabina.

Kung Fury, de David Sandberg. Imagen cortesía de La Cabina.

También destaca Kung Fury (David Sandberg, Suecia, 2015), presentada en el Festival de Cannes de 2015 en la Quincena de Realizadores. El film se ha convertido en uno de los fenómenos virales de este año alcanzando los 21 millones de reproducciones en Youtube. Ésta será una oportunidad única de ver esta película hilarante en pantalla de cine, mezcla de géneros y parodia, a la vez que homenaje, de los años ochenta. La película “aúna una gran calidad en la producción y efectos especiales a la vez que se ríe de sí misma”, afirma el director del Festival.

Asimismo, Madrid se siente satisfecho por la selección de este año y asegura que hay propuestas “más atrevidas en cuanto a su lenguaje”. Por ejemplo Sólo me deseas a mí (Dag Johan Haugerud, Noruega, 2014), “en la que la actriz principal se enfrenta ‘cara a cara’ a la cámara”; el lenguaje atrevido de Kung Fury; la intensidad dramática -“cercana al thriller”- de Todo irá bien (Patrick Vollrath, Alemania-Austria, 2015), que participó en la Semana de la Crítica de Cannes 2015; o la “gran personalidad” de Teenland (Maria Gratho Sorensen, Dinamarca, 2014), que “juega con imágenes y momentos musicales que potencian la liberación de los instintos juveniles”.

Fotograma de Todo irá bien. Imagen cortesía de La Cabina.

Fotograma de Todo irá bien, de Patrick Vollrath. Imagen cortesía de La Cabina.

La calidad de los mediometrajes que conforman la Selección Oficial de La Cabina 2015 viene avalada, además, por cineastas como Abbas Kiarostami o Michael Haneke que dijeron de Todo irá bien (Patrick Vollrath, Alemania y Austria, 2015) que es una película “impactante” e “intensa y bien contada. Excepcionalmente bien interpretada. Una película conmovedora que cautiva desde el primero hasta el último segundo”.

Fotograma de Kung Fury. La Cabina.

Fotograma de Kung Fury, de David Sandberg. Imagen cortesía de La Cabina.

Valencia ya tiene su CIMA

CIMA, Asociación de Mujeres Cineastas y Medios Audiovisuales
Presentación de su delegación en la Comunidad Valenciana
Sala Berlanga
Filmoteca de CulturArts IVAC
Plaza del Ayuntamiento, 17. Valencia
Martes 10 de marzo, a las 11.00h

La Consellera de Educació, Cultura i Esport, María José Català, acompañará a la Presidenta de CIMA, Virginia Yagüe y a la Delegada para la Comunidad Valenciana, Rosana  Pastor, en la presentación de CIMA en la Filmoteca Valenciana el próximo 10 de marzo.

Tras la presentación tendrá lugar una mesa redonda, a cargo de Áurea Ortiz, profesora  de Historia del Cine en la Universitat  de València, José Luis Moreno, director general de CulturArts y Virginia Yagüe, presidenta de CIMA, en la  que se analizará la situación de la mujer en la industria audiovisual y la repercusión de las políticas audiovisuales de género.

Imagen del video, coordinado por Inés París e Isabel de Ocampo y montado por Irlanda Trambascio, de la primera entrega de los Premios Esquenohay, organizados por CIMA.

Imagen del video, coordinado por Inés París e Isabel de Ocampo y montado por Irlanda Trambascio, de la primera entrega de los Premios Esquenohay, organizados por CIMA.

Áurea Ortiz hablará en su intervención de las mujeres en la pantalla. José Luis Moreno analizará la repercusión de las medidas de fomento de igualdad en el audiovisual valenciano. Y Virginia Yagüe, del camino todavía por recorrer en las políticas audiovisuales relacionadas con el género.

La jornada finalizará con un encuentro entre medios de comunicación y público asistente con la Presidenta de CIMA, Virginia Yagüe, y la Delegada en la Comunidad Valenciana, Rosana Pastor,  donde se atenderá a todas las preguntas  relacionadas con la asociación, su funcionamiento y los objetivos de la recién creada Delegación en la Comunidad Valenciana.

Imagen del video, coordinado por Inés París e Isabel de Ocampo y montado por Irlanda Trambascio, de la primera entrega de los Premios Esquenohay, organizados por CIMA.

Imagen del video, coordinado por Inés París e Isabel de Ocampo y montado por Irlanda Trambascio, de la primera entrega de los Premios Esquenohay, organizados por CIMA.

Tal y como recoge en su web, CIMA tiene entre sus objetivos “defender la igualdad de oportunidades en el acceso a los puestos de dirección y decisión de los medios audiovisuales y cinematográficos, incrementando en ellos el protagonismo y la influencia de las mujeres y promoviendo, en general, el acceso de mujeres a la esfera audiovisual”.

Asimismo, “promover una imagen no sesgada y más real de la mujer en los medios audiovisuales que ayude a dignificar la imagen pública de la mujer y ayude a crear imágenes de referencia a las nuevas generaciones de mujeres”, al igual que “promover la presencia paritaria de mujeres en todas las áreas públicas relacionadas con los medios audiovisuales”.

Imagen del video, coordinado por Inés París e Isabel de Ocampo y montado por Irlanda Trambascio, de la primera entrega de los Premios Esquenohay, organizados por CIMA.

Imagen del video, coordinado por Inés París e Isabel de Ocampo y montado por Irlanda Trambascio, de la primera entrega de los Premios Esquenohay, organizados por CIMA.

CIMA, a la pregunta del por qué de su existencia, responde con una nueva interrogación: “¿Sabías que apenas un 8% de las películas que se producen en nuestro país son dirigidas por una mujer? En guión y producción las películas con participación femenina no alcanzan el 20%; y no importa si hablamos de cine, televisión o documentales: la creación audiovisual en nuestro país está casi absolutamente en manos masculinas”.

Imagen del video de la primera entrega de los Premios Esquenohay, organizados por CIMA.

Imagen del video, coordinado por Inés París e Isabel de Ocampo y montado por Irlanda Trambascio,  de la primera entrega de los Premios Esquenohay, organizados por CIMA.

Arte es mujer

Cine y teatro
Colegio Mayor Rector Peset, Palau de Cerveró y Sala Ultramar, Valencia
Día Internacional de la Mujer Trabajadora
8 de marzo de 2015

La presencia de la mujer en el mundo del arte es cada vez más decisiva y numerosa, aunque en algunas de sus manifestaciones todavía subsisten sutiles formas de discriminación. Con motivo de la celebración del Día Internacional de la Mujer Trabajadora, el próximo 8 de marzo, las carteleras dedican una atención especial.

A lo largo de este mes el Aula de Cinema de la Universitat de València ofrece dos ciclos cinematográficos con perspectiva de género, con el apoyo de la Unitat d’Igualtat. ’8 de marzo: imágenes por la igualdad’ es un conjunto de actividades que incluye proyecciones, charlas y exposiciones, organizadas por diversas entidades, como Fundación por la Justicia y La Filmoteca de Valencia (CulturArts). La entrada es libre, las películas se proyectan en versión original y todas las sesiones incluyen una presentación previa y un coloquio posterior.

Fotograma de 'La gran aventura de Silvia', de George Cukor. Imagen cortesía de la Universitat de Valéncia.

Fotograma de ‘La gran aventura de Silvia’, de George Cukor. Imagen cortesía de la Universitat de Valéncia.

El salón de actos del Colegio Mayor Rector Peset acoge los martes de marzo, a las 18 horas, ‘El género camuflado’, un ciclo compuesto por cuatro títulos protagonizados por mujeres que, en algún momento de sus vidas, se ven obligadas a adoptar un rol y una apariencia masculina para acceder a posiciones sociales reservadas socialmente a los hombres. El travestismo, la inversión de roles y la adopción de atributos socialmente asignados al sexo masculino se pueden visualizar en ‘La gran aventura de Silvia’ (Sylvia Scarlett, George Cukor, 1935), ‘Albert Nobbs’ (Rodrigo García, 2011) o ‘Elizabeth’ (Shekhar Kapur, 1998). En estos filmes sus protagonistas utilizan el disfraz como estratagema para superar los obstáculos sociales que les dificulta el acceso al espacio público.

Fotograma de 'Los chicos están bien' de Lisa Cholodenko. Imagen cortesía de la Universitat de València.

Annette Bening y Julianne Moore en un fotograma de ‘Los chicos están bien’, de Lisa Cholodenko. Imagen cortesía de la Universitat de València.

El ciclo ‘La maternidad a debate’ centra la programación del Aula de Cinema en el Palau de Cerveró, los jueves de marzo, también a las 18 horas. La  propuesta reflexiona sobre la idealización de la maternidad como destino supuestamente natural de toda mujer. Los títulos programados son: ‘En el umbral de la vida’ (Nära livet, Ingmar Bergman, 1958), ‘Casa de los Babys’ (John Sayles, 2003) y ‘Los chicos están bien’ (The Kids Are All Right, L. Cholodenko, 2010). Múltiples y diversas historias sobre las formas en que cada mujer experimenta esta realidad tan compleja. El ciclo, que trata de superar las visiones más edulcoradas de la maternidad, cuenta con la participación de María José Gámez, profesora de la Universitat Jaume I, y Montserrat Hormigos, doctora en Comunicación Audiovisual por la Universitat de València.

Cuatro autoras valencianas en 'Ven y Raja'. Imagen cortesía de Sala Ultramar.

Cuatro autoras valencianas en ‘Ven y Raja’. Imagen cortesía de Sala Ultramar.

CREADORAS EN ULTRAMAR

La Sala Ultramar se suma al Día de la Mujer invitando a su escenario a cuatro de las creadoras de mayor recorrido del panorama valenciano. Patrícia Pardo, Begoña Tena, Eva Zapico y Mertxe Aguilar representan ‘Ven y raja. Tres retrospectivas y un estreno’,  un collage de piezas breves que tiene a la mujer como protagonista. “Todas las obras están escritas, dirigidas e interpretadas por mujeres, lo decidimos así, porque creemos que actualmente hay muchas y muy buenas creadoras, y nuestro papel como sala es potenciar sus trabajos”, señalan los responsables de la sala.

Escena de 'Gorgona', de Eva Zapico. Imagen cortesía de Sala Ultramar.

Escena de ‘Gorgona’, de Eva Zapico y Begoña Tena. Imagen cortesía de Sala Ultramar.

‘El número de la pallassa que beu’ y ‘El número del bebé’, ‘Aquí no va a salir el sol’, ‘Hambre’ y  ‘Gorgona’ pueden verse del 5 al 7 de marzo, a las 20 horas. El 8 de marzo la función empezará a las 21.30 horas, y  la sala invitará a una copa de vino y un pequeño aperitivo antes de la función.

Las cuatro piezas indagan sobre el concepto de sororidad, especialmente, ‘Gorgona’ (5 de marzo), que combina los textos de Begoña Tena y la interpretación y dirección de Eva Zapico. Un trabajo de investigación más amplio cuyo resultado final todavía no tiene fecha de estreno. El resto de piezas,  ‘El número de la pallassa que beu’ y ‘El número del bebé’,  ‘Aquí no va a salir el sol’ y ‘Hambre’ han sido recuperadas y revisadas para las funciones de Ultramar.

Glenn Close en un fotograma de Albert Nobbs, de Rodrigo García.

Glenn Close en un fotograma de ‘Albert Nobbs’, de Rodrigo García. Universitat de València.

Bel Carrasco

Buñuel, la imposible relación sexual

Él, de Luis Buñuel
Básicos de la Filmoteca
Filmoteca de CulturArts IVAC
Plaza del Ayuntamiento, 17. Valencia
Jueves 19 de febrero, a las 19.00h

Luis Buñuel dirige en 1929 con Salvador Dalí su primera película, ‘Un perro andaluz’ que, junto a ‘La edad de Oro’ (1932), representa al movimiento vanguardista surrealista. En ‘Un perro andaluz’ está recogido uno de los planos más estremecedores de la historia del cine: aquél en el que una mano de hombre corta con una navaja de afeitar un ojo femenino.

Fotograma de 'Un perro andaluz', de Luis Buñuel.

Fotograma de ‘Un perro andaluz’, de Luis Buñuel.

En 1977, Luis Buñuel rueda su última película, ‘Ese oscuro objeto del deseo’. Un film que termina con otro potente primer plano de una mano de mujer zurciendo el desgarro de un encaje ensangrentado, un instante antes de que la explosión de una bomba ponga fin a la historia. “Es el último plano que yo he rodado, me conmueve (…)”, declaró Buñuel.

Fotograma de 'Ese oscuro objeto del deseo', de Luis Buñuel.

Fotograma de ‘Ese oscuro objeto del deseo’, de Luis Buñuel.

Estos dos planos condensan y connotan la filmografía de Luis Buñuel. El primero nos remite al ‘cine-navaja’, que desgarra la mirada del espectador a través de la escritura surrealista que atraviesa la obra del realizador de Calanda. Y el segundo hilvana metafóricamente ese oscuro objeto femenino de deseo que arrebata el universo fílmico del director.

Surrealismo y pulsión

Luis Buñuel quedó fascinado con el movimiento surrealista desde que lo descubre en su primer viaje a París (1929-31). “Por primera vez en mi vida, había encontrado una moral coherente y estricta, sin una falla. Por supuesto, aquella moral surrealista, agresiva y clarividente solía ser contraria a la moral corriente, que nos parecía abominable, pues nosotros rechazábamos en bloque los valores convencionales. Nuestra moral se apoyaba en otros criterios, exaltaba la pasión, la mixtificación, el insulto, la risa malévola, la atracción de las simas”.

Si las proclamas del surrealismo en torno a esa total libertad, de rechazo a cualquier norma y sistema represivo, prendaron a Buñuel, su cine cautivó igualmente al líder y pensador del movimiento surrealista, André Breton: “El genio de Buñuel siempre me ha parecido que radicaba en lo que exaltado y exasperado hasta el límite tiene en él el conflicto entre el instinto sexual y el instinto de muerte”.

Fotograma de 'Un perro andaluz', de Luis Buñuel.

Fotograma de ‘Un perro andaluz’, de Luis Buñuel.

El cine de Luis Buñuel está, de hecho, surcado por esa mirada surrealista y atravesado por cierta pulsión. Una pulsión que proviene de esa visión surrealista que está más allá de cualquier límite. Y, como señala el catedrático Jesús González Requena, un surrealismo abocado a la representación favorable “de toda manifestación pulsional, primaria, violenta y destructiva”. Representación pulsional que sólo puede conducir “a la aniquilación inevitable, en un solo y único movimiento, de la cultura, del sujeto y del deseo”. Porque la pulsión refleja la violencia que nos habita como sujetos, al no querer saber nada del límite de la represión.

Para corroborar esta idea sólo hay que leer las palabras de André Bretón y Luis Buñuel recogidas en la biografía del director, ‘Mi último suspiro’: “Decía Breton, por ejemplo, que el gesto surrealista más simple consiste en salir a la calle revólver en mano y disparar al azar a la gente. Por lo que a mí respecta, no olvido haber escrito que ‘Un chien andalou’ no era si no un llamamiento al asesinato”.  Y Buñuel agrega: “El símbolo del terrorismo, inevitable en nuestro siglo, siempre me ha atraído; pero del terrorismo total cuyo objetivo es la destrucción de toda sociedad, es decir, de toda especie humana”.

Fotograma de 'El', de Luis Buñuel. Básicos de La Filmoteca.

Fotograma de ‘El’, de Luis Buñuel. Básicos de La Filmoteca.

Así pues, el cine de Luis Buñuel, influenciado por el pensamiento surrealista, como señala González Requena, “no ve en la civilización otra cosa que el sistema de mascaras hipócritas con las que se reprime y somete el deseo del individuo hasta la aniquilación total de su libertad. Y, por eso, en la medida en que hace de la liberación absoluta de su deseo su bandera, proclama su rechazo a toda restricción, a toda represión”.

Por tanto, podríamos pensar que en el cine de Luis Buñuel no hay límite a la satisfacción de los deseos de los personajes. En cambio, como comenta el propio director, la estructura de su cine conlleva “la imposibilidad inexplicable de satisfacer un sencillo deseo. En ‘La edad de oro’, una pareja quiere unirse sin conseguirlo. En ‘Ese oscuro objeto de deseo’, se trata del deseo sexual de un hombre en trance de envejecimiento, que nunca se satisface”. A estas dos películas que cita el director podemos añadir ‘Un perro andaluz’ (1929), ‘Susana’ (1950), “Él” (1952) –la película que se presenta este jueves en Básicos de la Filmoteca- y ‘Ensayo de un crimen’ (1955).

Fotograma de 'El', de Luis Buñuel. Básicos de La Filmoteca.

Fotograma de ‘El’, de Luis Buñuel. Básicos de La Filmoteca.

Las palabras de Luis Buñuel reflejan una curiosa paradoja y abren una inquietante pregunta: ¿Cómo es posible que un universo narrativo cuyo sentido tutor está habitado por las premisas surrealistas de libertad total, de rechazo a cualquier norma y sistema represivo, los personajes se hallen ante la imposibilidad inexplicable de satisfacer un sencillo deseo, como que una pareja pueda consumar la relación sexual?

¿No será porque en el cine de Luis Buñuel el deseo no moviliza a los sujetos, sino la pulsión, como muy bien alabó André Breton cuando habló del genio de Buñuel?

Como subraya González Requena: “Si la represión de la pulsión es la condición de la civilización, no por ello el concepto de represión debe ser concebido como antagónico con el deseo. Por lo contrario: la represión no es lo opuesto al deseo, sino su condición; es la represión de la pulsión lo que determina la configuración del deseo, no menos que del inconsciente”.

Razón por la cual, la cámara de Luis Buñuel, que graba a nivel del inconsciente surrealista, sin represiones, ni límites, termina finalmente narrando historias donde el encuentro sexual se torna imposible.

Fotograma de la película 'Él', de Luis Buñuel. Básicos de la Filmoteca. CulturArts IVAC.

Fotograma de la película ‘Él’, de Luis Buñuel. Básicos de la Filmoteca. CulturArts IVAC.

Begoña Siles

Viggo Mortensen: “No pienso como una estrella”

Viggo Mortensen
Presentación de la película ‘Jauja’, de Lisandro Alonso
Sala Berlanga de la Filmoteca de Valencia
Viernes 6 de febrero, 2015

Llegó a Valencia desde Madrid vía Nueva York para presentar en La Filmoteca su última película ‘Jauja’. Fue visto y no visto. Un viaje relámpago que se confirmó muy a última hora. Aún así, Viggo Mortensen tuvo tiempo de introducir brevemente el film de Lisandro Alonso y de advertir: “Luego responderé a sus preguntas o les consolaré si no tengo respuestas”. Y es que ‘Jauja’, premiada en el pasado Festival de Cannes, es una película que obliga a una mirada atenta e inquisitiva por parte del espectador. Un espectador que asiste perplejo al viaje del capitán Gunnar Dinesen en busca de su hija por los salvajes territorios de la Pampa argentina.

Viggo Mortensen, en la Sala Berlanga durante la presentación de su última película 'Jauja'. Imagen cortesía de CulturArts IVAC.

Viggo Mortensen, en la Sala Berlanga durante la presentación de su última película ‘Jauja’. Imagen cortesía de CulturArts IVAC.

Viggo Mortensen dijo no pensar “en términos de estrella”. De ahí que aceptara participar en un proyecto con bajo presupuesto y cuya contemplación requiere, precisamente, saltarse la visión complaciente que ofrece el cine más comercial. “El 99% de los guiones que me llegan son poco interesantes”, subrayó. Nada que ver con el de Lisandro Alonso, un director que “piensa y dirige como un genio”.

Genialidad manifiesta en ‘Jauja’, donde Viggo Mortensen encarna al capitán Dinesen comandando un grupo de soldados que se enfrenta a una tribu indígena, los Cabeza de Coco. Todo ello en el contexto de la Conquista del Desierto, periodo colonizador de la Pampa de finales del siglo XIX. De hecho, la naturaleza es protagonista de una historia contada en formato diapositiva de los antiguos westerns. “El formato fue fruto de la casualidad, pero Lisandro supo estar abierto a la suerte y utilizarlo de manera genial”.

Fotograma con el que se abre la película 'Jauja', de Lisandro Alonso. De espaldas, Viggo Mortensen, junto a Villbjork Malling Agger.

Fotograma con el que se abre la película ‘Jauja’, de Lisandro Alonso. De espaldas, Viggo Mortensen, junto a Villbjork Malling Agger.

‘Jauja’, que hace alusión a ese país mítico e imaginario de la abundancia y la felicidad, se abre con un plano fijo del inmenso paisaje habitado por ese padre y su hija Inge (Villbjork Malling Agger). Paisaje que terminará siendo una pesadilla para el personaje que encarna Mortensen, en oposición a su hija, la cual llega a decir: “Siento el desierto en mí, creciendo por dentro”. Por alusiones: “Cuando me caigo y digo ‘país de mierda’ fue real y Lisandro lo mantuvo porque le pareció que quedaba bien”.

Viggo Mortensen en un fotograma de 'Jauja', de Lisandro Alonso.

Viggo Mortensen en un fotograma de ‘Jauja’, de Lisandro Alonso.

Como quedaba bien el acento argentino con deje danés que utiliza en la película: “No exagero nada, porque mi padre habla así”. Sus orígenes daneses y su estancia en Argentina, donde aprendió el castellano, permiten a Mortensen identificarse plenamente con su personaje. Tanto, que llegó incluso a sugerir a Lisandro, para abaratar costes, utilizar algunos temas musicales compuestos por el polifacético actor. “Le dije que tenía algunas canciones, las escuchó e incorporó finalmente dos: la que suena cuando estoy bajo las estrellas y la del final”. Es la primera vez que Lisandro Alonso utiliza banda sonora en sus películas, al igual que la primera vez que trabaja con actores profesionales.

Viggo Mortensen reconoció haber tenido suerte a la hora de elegir las películas que, quiera o no, le han concedido el aura del estrellato. De hecho, hubo una larguísima cola en La Filmoteca para ver la película y al actor de cerca. La Sala Berlanga se abarrotó. “La trilogía de ‘El señor de los anillos’ me ayudó mucho, porque he podido elegir los guiones y directores que más me gustan”. Y citó a David Cronenberg, con quien ha trabajo en ‘Una historia de violencia’ o ‘Promesas del Este’, por la que fue candidato al Oscar, y al propio Lisandro Alonso.

Viggo Mortensen y Villbjork Malling Agger en un fotograma de la película 'Jauja', de Lisandro Alonso.

Viggo Mortensen y Villbjork Malling Agger en un fotograma de la película ‘Jauja’, de Lisandro Alonso.

Visiblemente cansado, tras el largo y precipitado viaje a Valencia, Viggo Mortensen se fue creciendo a medida que las preguntas se sucedían. Despojado de su cazadora marrón, luciendo una camiseta azul con lema de Perú, el actor se encontró con la sorpresa de un regalo inesperado: una mujer entre el público le entregó dos camisetas diseñadas por ella a modo de emotivo homenaje. También él dejó huella de su paso por Valencia firmando en valenciano el libro de honor de la Filmoteca. Eso sí, se fue insistiendo en su apuesta por una película de la que se mostró orgulloso: “Jauja la veré dentro de 10 ó 20 años y la seguiré viendo bien”. Palabra de Mortensen, una estrella de andar por casa.

Viggo Mortensen, en la Sala Berlanga de la Filmoteca de Valencia durante la presentación de su última película 'Jauja'. Imagen cortesía de CulturArts IVAC.

Viggo Mortensen, en la Sala Berlanga de la Filmoteca de Valencia durante la presentación de su última película ‘Jauja’. Imagen cortesía de CulturArts IVAC.

Salva Torres

La Ruta Más Corta en 18 películas

La Ruta Más Corta
Día Internacional del Cortometraje
Restaurante Trece, La Niña los Peines, La Cochera de Correo Viejo y La Bona Vida Bar
Barrio del Carmen. Valencia
Domingo 21 de diciembre, 2014

Tras el éxito del año pasado, el colectivo LRMC vuelve a formar parte de ‘El Día Más Corto’ y se suma a la celebración del Día Internacional del Cortometraje con el objetivo de acercar este formato al público general. El próximo domingo 21 de diciembre cuatro locales del barrio del Carmen acogerán los 18 cortometrajes seleccionados para la II edición de La Ruta Más Corta.

Este año, el colectivo LRMC, formado por Irene Cubells, Lila Giovanno y Cristian Guijarro, tres profesionales del sector audiovisual, cuenta con el patrocinio del Restaurante TRECE y el apoyo de Culturarts IVAC para la realización del evento, ya que se proyectarán cortometrajes valencianos o rodados en la Comunidad Valenciana.

Fotograma de 'El futuro está en el porno', de Vicente Villanueva. La Ruta Más Corta.

Fotograma de ‘El futuro está en el porno’, de Vicente Villanueva. La Ruta Más Corta.

El evento se divide en cuatro programas, cada uno adscrito a un local y una temática. Se podrá ver desde cortometrajes de animación como ‘Friendsheep’ o ‘El ladrón navideño’, hasta ya míticos cortometrajes valencianos rescatados para la ocasión, como ‘Rufino’, en el que al protagonista lo encarnó el entrañable Luis Ciges en 1998; o ‘El futuro está en el porno’ del realizador Vicente Villanueva, cortometraje de 2005.

Fotograma de 'Acabo de tener un sueño', de Javi Navarro. La Ruta Más Corta.

Fotograma de ‘Acabo de tener un sueño’, de Javi Navarro. La Ruta Más Corta.

La sesión matinal llamada ‘Infantil’ consta de cortometrajes protagonizados por niños, y aunque no son cortometrajes dirigidos expresamente al público infantil, sí que son obras para todos los públicos. En ésta podremos ver el multipremiado ‘Acabo de tener un sueño’, de Javier Navarro; ‘Les sabatilles de Laura’ del director Óscar Bernàcer (director también de cortos como ‘Desayuno con Diadema’ o ‘Bikini’); ‘(I Am) Unhappy’ de la directora valenciana afincada en Bruselas, María Castillejo Carmen; ‘El ladrón navideño’ de la productora de animación Clay Animation; y ‘Los vaqueros’, dirigido por Jaume Verdú, un ‘western infantil’. Será a las 13:00 en La Bona Vida Bar.

Fotograma de 'Hidrólisis', de Jon Mikel Caballero. Cortesía de La Ruta Más Corta.

Fotograma de ‘Hidrólisis’, de Sergi Miralles. Cortesía de La Ruta Más Corta.

La sesión que se proyectará a las 17:30 en la peluquería La Niña los Peines, está dedicada a las parejas, en concreto cinco visiones totalmente diferentes desde el punto de vista cinematográfico. Los cortos son: ‘Vocabulario’ de Sam Baixauli, basado en la obra de teatro del mismo nombre; ‘Cómo conocí a tu padre’ de Álex Montoya, corto premiado con una Mención Especial en el Festival de Sundance; ‘Au revoir’ de Toni Barrena, un homenaje al cine de Godard y a la música de Arvo Pärt; ‘Hidrólisis’ de Sergi Miralles, que juega con dos momentos diferentes de las relaciones; y ‘¡Laura, Laura!’ con un tono humorístico, casi cruel, de Nacho López Murria, también director de teatro.

Fotograma de ¡Laura, Laura! de Nacho López Murria. La Ruta Más Corta.

Fotograma de ¡Laura, Laura! de Nacho López Murria. La Ruta Más Corta.

A las 19:00 seguirá la ruta en La Cochera de Correo Viejo, con una sesión de nombre poco clarificador: ‘Futuro Incierto’, en la que además de los ya nombrados, se proyectarán: ‘Cri$i$’ de Manuel Mira prefacio de un largometraje; ‘Misterio’ de Chema García Ibarra, nominado a los Premios del Cine Europeo gracias a su seleccion en la Berlinale; y ‘Voluntario’ de Javier Marco, otra visión de la crisis con un toque de humor.

Fotograma de 'Hibernation', de Jon Mikel Caballero. La Ruta Más Corta.

Fotograma de ‘Hibernation’, de Jon Mikel Caballero. La Ruta Más Corta.

Cerraremos la ruta con la ‘Ciencia-Ficción’ valenciana, en el restaurante Trece a las 20:30: el ya comentado ‘Rufino’; ‘Hibernation’ de Jon Mikel Caballero, con Manuela Vellés como protagonista, y ‘Similo’ de Zac&Mac, un cortometraje rodado en la Ciudad de las Artes y las Ciencias.

La entrada es gratuita en todos los locales. Además, en esta edición los espectadores podrán votar su cortometraje favorito, para el Premio del Público, cuyo ganador se anunciará el día 24 de diciembre en la página oficial de Facebook de La Ruta Más Corta.  Otra de las novedades de este año es el sorteo que se realizará entre los asistentes a la ruta, cuyo premio es una cena para dos personas en el Restaurante TRECE.

Con esta iniciativa se pretende no sólo descubrir nuevos cortos y directores, sino también nuevos locales y espacios culturales en el emblemático barrio del Carmen.

Fotograma de 'Cómo conocí a tu padre', de Álex Montoya. La Ruta Más Corta.

Fotograma de ‘Cómo conocí a tu padre’, de Álex Montoya. La Ruta Más Corta.