Treinta y tres para ir abriendo boca

‘Art Contemporary de la Generalitat Valenciana / Primers moments’
Centre del Carme
Museo 2, Valencia
Hasta el 23 de Septiembre de 2018

Por el momento, solo en el Centre del Carme, pero próximamente en otras partes del territorio valenciano, se puede contemplar la exposición ‘Art Contemporani de la Generalitat Valenciana / Primers moments’, un interesante recorrido marcado más por la intuición del espectador que por pautas museológicas, que le llevará a hacerse una idea general del panorama del arte contemporáneo dentro del territorio valenciano. Un recorrido por los debates más actuales y aquellos que más acucian a los artistas más activos del panorama. Un primer acercamiento expositivo a esas primeras 33 obras que fueron seleccionadas para formar parte de la primera Colección de Arte Contemporáneo de la Generalitat Valenciana.

En la selección de obras no se tuvo en cuenta pautas generacionales ni tampoco una restricción por temáticas, pero una serie de líneas de trabajo fueron abriéndose camino, acabando por dar orden a estas primeras obras. A pesar de las controversias que pueda generar las fundamentaciones políticas asociadas a los comienzos de una colección como esta (siempre las hay, pues el arte actual es político, como lo son sus acciones derivadas), queda patente que la Generalitat Valenciana se ha lanzado a atesorar el principio de una más que probable colección de arte contemporáneo que, esperemos, se vaya consolidando. De momento, ya han confirmado que la segunda selección de artistas está en marcha.

La mirada al pasado, feminismos, las fricciones entre lo cotidiano y lo tecnológico, la cultura de la sostenibilidad y un claro binomio entre individuo y sociedad son discursos que pueden leerse en las obras; muchas van más allá y otras juegan, intercambian y deliberan sobre varios de estos conceptos. Han hecho falta más de 3 salas del Centre del Carme para acoger todas las obras. Un primer vistazo a la Sala Refectori parece dirigirnos hacia el trabajo del color, con la obra seleccionada de Jöel Mestre, huellas compositivas en 3 “pecios” enfocados a la personal geometría del artista. El recién fallecido escultor Sebastià Miralles es representado en la muestra a través de una escultura que pone la mirada en el sur, una perspectiva actual y que da pie a los pensadores exiliados que Ana Teresa Ortega ha querido plasmar en sus fotomontajes, resaltando la capacidad que tuvieron para hablar desde el “margen”. La política social siempre presente en las reflexiones actuales desde diferentes perspectivas.

El conocido dúo Bleda y Rosa continúan esa línea de juego, añadiendo el factor tiempo y memoria, haciendo hincapié en el territorio y en su capacidad histórica. Una memoria que se construye colectivamente en la obra de Mira Bernábeu y que incita a plantearse diferentes formas de crear arte. El estudio formal de Amparo Tormo es una constante en su dilatada carrera y una muestra de su consolidado trabajo, sintético y penetrante. La ‘Madriguera’, de Xavier Arenós, inunda el espacio y nos acerca un poco a Lissitzky, reformulándolo y dando forma a todo aquello que fue reprimido.

Sala del Refectorio, donde se pueden ver las obras de Mery Sales, Maribel Domènech y Xavier Arenós. Imagen cortesía del Centre del Carme.

Sala del Refectorio, donde se pueden ver las obras de Mery Sales, Maribel Domènech y Xavier Arenós. Imagen cortesía del Centre del Carme.

La forma de trabajar de Anna Talens se ve reflejada en ‘Horizonte Diagonal’, donde la contemplación se va tejiendo en forma de hilo de oro. Aquí la luz resulta imprescindible. La idea de tejer pasa, a partir de la obra de Talens, a tener casi un papel protagonista. En Teresa Lanceta puede observarse su capacidad por no querer aceptar la línea discutida desde siempre entre arte y artesanía; Lanceta compone y refórmula la técnica desde una perspectiva antropológica. Más social que antropológica, la casa tejida de Maribel Domènech cuelga casi etérea y se aferra a palabras de aluminio en la pared: ‘resistencia’, ‘rabia’, ‘incerteza’… Teresa Cebrián también trabaja la palabra y tiene un hueco en la colección –aunque ‘El bolsón de las palabras’, pieza seleccionada, puede contemplarse en la Sala Ferreres, al formar parte de otra exposición, ‘El largo viaje’–. Para finalizar el recorrido del Refectori, Mery Sales rinde homenaje a Hannah Arendt, cuya otrora voz acallada consigue aquí un verdadero protagonismo. Paloma Navares compone ’Cantos rodados a la memoria’ de manera elegante y personal; el color proyectado se transforma en sus valores que han quedado impresos en el frágil material.

Queda patente la fuerza de la memoria personal en muchas de las obras, pero quizá, conforme nos adentramos en la obra de Olga Diego, esa sensación vaya en aumento. La gran instalación encierra, más allá de lo personal, un sentido poético que dialoga con la transmisión de lo cotidiano del lienzo de Jorge Julve. Julve ha creado un marco de profundidades que se identifican con la discrepancia entre lo privado y lo público, lo íntimo y lo manifiesto. Adentrándose en un nuevo lenguaje de interpretación del paisaje, Damià Jordà presenta la primera pieza de video, ‘Aquestes coses que fem avui dia’, una sucesión de imágenes en movimiento donde la narrativa y la voz en off adquieren vital importancia. La siguiente obra rompe quizá con la estética contemporánea clásica, una fórmula matemática –la de objetos en suspensión– ha sido reformulada por Rosana Antolí en una instalación performática que aúna a la perfección el carácter multidisciplinar de su obra: dibujo, mínimal, Steve Reich y, sobre todo, mucho estudio del movimiento.

En el siguiente recodo, el espectador es obligado casi a tropezar con la obra de Xavier Monsalvat; ‘Be careful what you with for…’ es una premonición, un alto en el recorrido parar detenerse en el detalle. El uso de la cerámica, de la ilustración y la clara referencia a la vanguardia han hecho que el reconocible trabajo de Monsalvatje encuentre un hueco en los primeros momentos de esta colección. Un sonido casi inaudible nos saca de la contemplación de la pieza de Monsalvatje para llevarnos a la instalación de Moisés Mañas, donde continúa la dualidad entre arte e industria. Mañas crea una gran estructura con vida y sonido propios, una gran parábola casi imposible, pero certera. Esa industria fruto de la acción humana es lo que nos lleva, a continuación, a los dibujos de Ernesto Casero. Animales inexistentes se muestran bajo una rúbrica también desfasada; ‘A darwinian point of view’ llama la atención por lo directo y por lo real: la destrucción humana arrojada sobre lo natural.

Sala Carlos Pérez, donde se pueden ver las obras de Xavier Monsalvatje, Moisés Mañas y Ernesto Casero. Imagen cortesía del Centre del Carme.

Sala Carlos Pérez, donde se pueden ver las obras de Xavier Monsalvatje, Moisés Mañas y Ernesto Casero. Imagen cortesía del Centre del Carme.

En la parte de arriba, en las Salas 1 y 2 del Centre del Carme, Tania Blanco invita a pasear por recientes movimientos sociales, un recuerdo que inmortaliza, enmarcándolo y cuestionando, así, los canales comunicativos y, con ellos, el sistema democrático actual. También con una dialéctica coetánea, Agustín Serisuelo nos acerca más al territorio transformando la manera de ver el paisaje, no como género, sino de una forma situacional; su instalación habla de espacios y de lugares periféricos inconscientemente deshabitados. Si Blanco utiliza la memoria reciente para transportar al espectador, el dúo Art al Quadrat, como ya han hecho en otras ocasiones, se apropian de ese pasado casi reciente y lo sitúan en la sala. Su ‘Limbo económico’ es un discurso múltiple entorno al dinero, a los ahorros y a las autoinversiones. Con una mirada más poética, Mar Arza también genera su pieza entorno al capital, pero lo transforma desde dentro. En esta ocasión, el principal capital pasa a ser la palabra.

Para disfrutar de la obra de Pilar Beltrán se hace necesario acercarse a ella y girar las bobinas fotográficas, trabajando el concepto de viaje desde el principio hasta el final. Una reflexión sobre ese tiempo gastado, un paseo por el no-lugar. Muy cerca, Fermín Jiménez Landa inunda la sala con dos grandes –y tambaleantes– piezas, conjunto que ha titulado ‘Ecuestre’ y donde la ausencia es quizá la lectura más importante, oculta, pero evidente al mismo tiempo. Xisco Mensua genera con sus acuarelas un políptico con instantes históricos decisivos en la historia y los presenta en conjunto, formando una paradoja que se ha repetido siempre; la palabra Run enmarca unas escenas donde el tiempo corre en contra del objetivo.

A mitad de camino entre dos series, Aurelio Ayela presenta un gran formato colaborativo y, al mismo tiempo, una reflexión sobre el signo, sobre el lenguaje. Dota a la obra de una violencia a veces no implícita que recae sobre los recortes del papel y, sobre todo, por la escenificación recreada. Decir «Gracias» se convierte aquí en un juego de tensiones. Cercano a él, y continuando con la estética geométrica, Nelo Vinuesa expone ‘Atlas’, una nueva mirada muy especial a la forma en la que el artista considera el paisaje. Una vuelta de tuerca a cómo observamos nuestro entorno, encriptado y desconocido. Con esa base observacional también encontramos la obra de Hugo Martínez-Tormo, que en la línea de lo que ya conocemos, se apropia de un material que está tratando de reutilizar y obliga a mirar (durante largo rato), generando una sensación casi incómoda. El punto de atención se coloca sobre el desperdicio y sobre cómo se crea una situación paradigmática que casi llega a regir nuestras vidas.

'Spectrum Screensaver', instalación Inma Femenía dentro de la exposición 'Art Contemporani de la Generalitat Valenciana/ Primers Moments'. Imagen cortesía del Centre del Carme.

‘Spectrum Screensaver’, instalación Inma Femenía dentro de la exposición ‘Art Contemporani de la Generalitat Valenciana/ Primers Moments’. Imagen cortesía del Centre del Carme.

Jesús Rivera aporta en este punto lo antagónico, ya que hace uso de lo artificial para crear un paisaje idílico, inexistente. Un trabajo que parte de la base teórica de la ciencia ficción, transformando iconografías y cuya sensación tangible, tan bien recreada, se torna humo al tomar distancia con la obra. Ángel Masip encauza otra mirada hacia el entorno; ‘Cataclismo’ es, como ya se intuye por el nombre, una manera de acercarnos al caos, una explosión y, al mismo tiempo, una experiencia casi espiritual de entender nuestro momento. Cierra la muestra Inma Femenía, cuyas obras, también ampliamente conocidas, tienen aquí un momento culminante. Dentro del contexto actual de los mass media, Femenía se apropia de la tecnología, de la luz y lanza una última pregunta directa: «De todo lo que has visto, ¿sabrías decir qué es real?».

En resumen, estos ‘Primers Moments’ no dejan indiferente. A fuerza de recorrer la trayectoria de estos 33 artistas se pueden establecer unos parámetros de semejanza, guiados, sobre todo, por la transmisión de la experiencia personal y derivados, al mismo tiempo, de la observación del entorno: el físico, el mental y el social. Al final y al cabo, estos ‘Primers Moments’ conforman una generación de artistas, no en el sentido de generación por tener una edad cercana, sino una generación unida por una situación donde la actividad del artista se enmarca en la precariedad al mismo tiempo que en el auge de las prácticas culturales, todo ello dentro de un territorio tan singular como es el valenciano. Un contexto capaz y lógico para unos resultados que hablan por si solos.

Muestra de la exposición con las obras de Art al Quadrat, Fermín Jiménez Landa y Mar Arza. Imagen cortesía del Centre del Carme.

Muestra de la exposición con las obras de Art al Quadrat, Fermín Jiménez Landa y Mar Arza. Imagen cortesía del Centre del Carme.

María Ramis

La 080 Barcelona Fashion de Miquel Suay

Colección primavera-verano 2017 de Miquel Suay
XVIII edición de la 080 Barcelona Fashion
Instituto Nacional de Educación Física (INEFC)
Carrer de l’Estadi, 12 – 22, Barcelona
Hasta el 1 de julio de 2016

El diseñador valenciano Miquel Suay ha mostrado su colección primavera-verano 2017, la tarde del lunes 27 de junio, en un ambiente amable y con los valores que el deporte impregna en todo el recinto del INEFC, antigua sede de los JJOO 92.

La pasarela recibe al público con luces rojas de estilo minimalista japonés, una audiencia joven y con tecnología de última generación de la escena hipster de Barcelona, donde el diseñador ofrece una línea muy personal, llena de contrastes, en las que muestra una gran variedad de texturas, y deleita a la audiencia enfocándose, sobre todo, en las curvas exuberantes y las formas sorprendentes.

Miquel Suay. Makma

Un instante de la XVIII edición de la 080 Barcelona Fashion. Fotografía: Neus Flores.

Con un diseño vanguardista, casual, y joven, usa texturas que se adaptan al hombre urbano y deportivo, con diseños en tonos neutros al inicio de la pasarela: camisas ligeras, pantalones cortos en tonos tierra, camisetas cómodas y muy llevables, diseños con semi-transparencias y relieves suaves. Las prendas se alargan progresivamente convirtiéndose en una sola pieza, o se acortan hasta media pierna, transformando los trajes en monos veraniegos, y las chaquetas en chalecos.

Sorprende también el calzado polivalente y multicolor, adaptable tanto al espacio urbano como al natural, con un espíritu anfibio de usabilidad futurista para ellos, y unos zapatos exagerados, de líneas marcadamente siderales para ellas.

Miquel Suay prevé el verano 2017 con bermudas de pinzas y gafas de sol, de líneas marcadamente mediterráneas y deportivas. Adapta también formas típicamente femeninas al universo masculino, con pantalones anchos y chaquetas entalladas, mostrando un hombre andrógino, transgresor y atrevido.

Miquel Suay. Makma

Instantánea de un momento del desfile de Miquel Suay en la XVIII edición de la 080 Barcelona Fashion. Fotografía: Neus Flores.

Los cortes en diagonal dan ligereza a unas prendas totalmente adaptadas al medio urbano y casual, en el que se aprecian las camisetas básicas combinadas con bombers tejidas en red, para terminar con una explosión de colores primarios que impactan por su sencillez, y que combinados en estampados suaves de líneas elegantes y funcionales transforman al hombre de Suay en atractivo, moderno y elegante a la vez.

Una tarde de verano en la que se ha buceado por el universo del diseñador, que propone un verano 2017 muy recomendable, de lo más cómodo y funcional, en su línea personal de estilo mediterráneo y elegante.

Neus Flores

 

IVAM, lo pequeño es grande

Sala de exposiciones de la biblioteca. Inauguración
Institut Valencià d’Art Modern (IVAM)
C / Guillem de Castro, 118. Valencia
Jueves 5 de octubre de 2015

El IVAM se amplía. José Miguel Cortés, director del museo valenciano, no se refería al solar ubicado junto a la fachada trasera del edificio. La ampliación era de puertas adentro. Y sabedor de que la noticia podía ser objeto de menor atención, que si se hubiera tratado del agrandamiento hacia el exterior, destacó: “Cuando todo se mide por miles de metros cuadrados y espectáculo, hay pequeños actos que parecen no tener importancia pero que encierran un gran contenido simbólico”. Hablaba de la inauguración de la sala de exposiciones de la biblioteca, “un pequeño rincón oscuro” abierto para mostrar los sobresalientes fondos impresos de su colección.

Algunos de los libros expuestos en la nueva sala de la biblioteca del IVAM.

Algunos de los libros expuestos en la nueva sala de la biblioteca del IVAM.

Tan sobresalientes que Eloísa García, responsable de la biblioteca del IVAM, no dudó en calificar de “gran prestigio a nivel del Estado español” la posesión de esos más de 47.000 volúmenes de su colección. Volúmenes, entre libros, revistas y documentos, que irán viendo la luz en sucesivas exposiciones, a razón de tres por año. Con ‘Arte moderno en la España franquista’ arranca esa nueva línea abierta en la biblioteca del museo. Cortés insistió en la importancia de ese acto aparentemente pequeño: “Nace con el objetivo de impulsar el conocimiento, la investigación y la educación”.

Frente al chaparrón de lluvia que parece llevárselo todo para que después salga el sol como si no hubiera pasado nada (“algo muy valenciano”), José Miguel Cortés apeló a la “gota malaya”, al “sirimiri” que representa esa apuesta por la reflexión y el conocimiento. Conocimiento encerrado en unos libros “frágiles en su contenido, pero que son parte fundamental del museo”, subrayó el director del IVAM. Una primera selección de esos libros, revistas y documentos, en torno al arte moderno durante el franquismo, revela el potencial atesorado en la biblioteca que ahora ve la luz.

Fotografías del Grupo Afal en uno de los libros expuestos en la nueva sala de la biblioteca del IVAM.

Fotografías del Grupo Afal en uno de los libros expuestos en la nueva sala de la biblioteca del IVAM.

Irene Bonilla, conservadora del museo valenciano y comisaria de la exposición, desgranó sus contenidos. Libros, catálogos, revistas y documentos relacionados con la actividad artística de cuantos se esforzaron por esa investigación del arte contemporáneo en los duros años del franquismo. Bonilla recordó el dilema entre quienes optaron por el exilio y quienes se quedaron, a pesar de las adversas condiciones, y fraguaron algunas de las obras expuestas. Entre ellos, Vicente Aguilera Cerni, “cabeza pensante del Grupo Parpalló” (Bonilla), además de otros colectivos surgidos en la Valencia de la década de los 60.

‘Arte moderno en la España franquista’ sirve a su vez de complemento a la exposición ‘Colectivos artísticos en Valencia bajo el franquismo’ que acoge el museo hasta el 3 de enero. Entre los documentos mostrados destacan las revistas Dau al Set y Arte Vivo, el cartel de la primera exposición de arte normativo español en 1960, que contó con la participación de Monjalés, Eusebio Sempere, Isidoro Balaguer o Equipo 57, y originales del propio Grupo Parpalló. El bloque ‘Citas colectivas 1951-1960’ reúne muestras impresas de la internacionalización del arte español mediante su participación en las principales bienales, como Venecia, París o Sao Paulo.

La labor arqueológica que supone la muestra de todo ese material impreso sobre el arte durante el franquismo, gracias también a los archivos de Josep Renau, Jacinta Gil y Manolo Gil, revela, según Bonilla, el grado de “aceptación del arte moderno y abstracto por parte del Gobierno” en los años 60 de la dictadura. La sala recién abierta pretende ser, en este sentido, “lugar de reflexión en torno a todos estos materiales”, concluyó Eloísa García.

Imagen de la presentación del nuevo espacio expositivo de la Biblioteca del IVAM. Cortesía del Instituto valenciano.

Imagen de la presentación del nuevo espacio expositivo de la Biblioteca del IVAM. Cortesía del Instituto valenciano.

Salva Torres

Las catedrales de Manuel Jorge

Catedrales, de Manuel Jorge
Galería Isabel Bilbao
Avenida Ausiàs March, 9-11. Jávea (Alicante)
Hasta el 11 de septiembre de 2015

El Museo Soler Blasco, la Casa del Cable y Ca Lambert, son los tres espacios municipales de Xàbia/Jávea, en donde se darán cita alrededor de 200 obras de Manuel Jorge y que representan una parte de las más de 2000 obras que forman la colección de la Fundación Manuel Jorge.

Con motivo de la magna exposición y en colaboración con la Fundación Manuel Jorge, Isabel Bilbao Galería de Arte expone una serie expresamente pensada para serigrafía de temática y título Catedrales. Consta de una treintena de obras cuya tirada varía entre 10 a 25 ejemplares firmados y numerados. Esta serie se convierte en la única creación bidimensional de Manuel Jorge a la venta hasta el momento, dada su voluntad y la de la Fundación de que la colección permanezca unida.

Catedrales, de Manuel Jorge, en Isabel Bilbao, por cortesía de la galería.

Catedrales, de Manuel Jorge, en Isabel Bilbao, por cortesía de la galería.

La colección de la Fundación Manuel Jorge consta de más de 2000 obras entre las que se incluyen bocetos, dibujos, pinturas y varias series de obra gráfica. En sus archivos figuran esbozos, planos y fotografías de toda la obra arquitectónica realizada por Manuel Jorge desde 1959. La fundación, garante de la obra de Manuel Jorge, realiza diversas actividades, programa exposiciones y edita publicaciones sobre los trabajos del arquitecto pintor.

Manuel Jorge nace en Chantada (Lugo) en 1929. En 1959 obtiene el título de Arquitecto Superior y en 1965 el de Doctor Arquitecto. En 1960, vive y pinta en Menorca y en 1961 expone en la Galería Biosca de Madrid, dirigida en aquel entonces por Juana Mordó.

Durante el año 1961 se traslada a Cadaqués (Girona) donde conoce a la pintora finlandesa, Christina Snellman, quien pronto se convertiría en su esposa. A partir de 1963, Manuel Jorge y Christina Snellman se instalan en Jávea (Alicante) donde erige sus primeros proyectos arquitectónicos.

En 1975 se trasladan -Manuel y Christina- a París (Francia). Viven y pintan en la Cite Internacionale des Arts, fundada en los años cincuenta según una idea de Eero Snellman, el padre de Christina. Viajan por España, Escandinavia, Inglaterra, Italia, Rusia, Grecia, Centro Europa, los Estados Unidos de América, Egipto, Arabia Saudí, Australia…

A partir de mediados de los setenta el matrimonio alterna su vida en Jávea con viajes a Finlandia y otros países y ciudades del mundo. Manuel ha combinado desde entonces sus dos pasiones: la arquitectura y la pintura; siempre al lado de su mejor amiga y compañera, Christina.

Tarjeta de presentación de la exposición Catedrales, de Manuel Jorge, en Isabel Bilbao. Cortesía de la galería.

Tarjeta de presentación de la exposición Catedrales, de Manuel Jorge, en Isabel Bilbao. Cortesía de la galería.

 

Isidro Ferrer y su poesía de lo banal

Naturaleza nómada, de Isidro Ferrer
Set Espai d’Art
Plaza Miracle del Mocadoret, 4. Valencia
Hasta el 12 de junio

‘Naturaleza Nómada’ es la primera exposición individual en Set Espai d’Art de Isidro Ferrer (Madrid, 1963). Ilustrador y diseñador por devoción, actúa con la realidad de manera parecida a la máquina de hacer versos que imaginó el machadiano Juan de Mairena: por un lado entra el mundo, por otro sale la poesía. Se puede pensar que allí dentro se alberga uno de los grandes estómagos del planeta.

Obra de Isidro Ferrer. Imagen cortesía de Set Espai d'Art.

Obra de su serie Cuaderno de Vacaciones, de Isidro Ferrer. Cortesía de Set Espai d’Art.

Isidro es un creador de poesía visual, en sus trabajos las imágenes juegan con distintos sentidos, plantea una mirada sorprendida hacia lo cotidiano para descubrirnos fragmentos de la realidad muy familiares y reconocibles para todos, al tiempo que intensamente extraños.
‘Naturaleza nómada’ es un juego, que partiendo de formas azarosas recuperadas de piezas creadas con un fin utilitario o decorativo, pero en cualquier caso inservibles, pretende a partir de la manipulación mínima antropomorfizar lo abstracto y dotar de carácter humano a lo banal.

Obra de Isidro Ferrer. Cortesía de Set Espai d'Art.

Obra de Isidro Ferrer. Cortesía de Set Espai d’Art.

Junto a ‘Naturaleza nómada’ presentamos ‘Funny farm’ creada para Luzifer y que es una colección que nace del mismo juego de traslación de la forma abstracta a la concreta intentando usar el mínimo número de elementos posibles para que aparezca lo sugerido.
Isidro Ferrer es premio Nacional de Diseño (2002), Premio Nacional de ilustración (2006), y desde el año 2000 es miembro de la Alianza Gráfica Internacional (AGI).

Naturaleza nómada, de Isidro Ferrer. Imagen cortesía de Set Espai d'Art.

Naturaleza nómada, de Isidro Ferrer. Imagen cortesía de Set Espai d’Art.

ELLAGO-d y los nuevos conceptos creativos

Ellago ediciones
Presentación colección ELLAGO-d

En esta serie de publicaciones, iniciada en el año 2005 y reunida bajo la colección ELLAGO-d, se reflexiona sobre los nuevos conceptos creativos aplicados al arte y al diseño actual. Como señala la cabecera de la propia colección, el diseño ocupa en nuestra vida un lugar esencial desde el que comprender nuestros hábitos y gustos. No es simplemente una cuestión de modas estéticas, también señala la aparición de una cultura diferenciada gracias a la ética que se deriva de los usos que nos propone. Desde el diseño aparece una nueva teoría del conocimiento social.

Portada libro: Deconstrucción,  de

Portada libro: Deconstrucción, de Julia Galán (2005)

Hasta ahora se han publicado cinco obras. En ‘Deconstrucción’ (Julia Galán, 2005, ISBN: 978-84-95881-56-4), que contó con la participación de los diseñadores Paco Bascuñán y Txomin Badiola, se analiza esta teoría del pensamiento como mecanismo creativo dando lugar en la posmodernidad a diferentes mundos formales tanto en el campo del arte como en el de la arquitectura y del diseño.

Portada libro: Diseño, arte y comunicación, de

Portada libro: Diseño, arte y comunicación, de Julia Galán y Francisco Felip.

En ‘Arte, diseño y fragmentación’ (2006, Julia Galán, ISBN: 978-84-95881-81-6) se reflexiona sobre cómo el abandono de las jerarquías, el estilo o las tendencias homogéneas desde la década de 1990 ha dado lugar a diferentes creaciones formales en distintas disciplinas artísticas. La colaboración de CuldeSac y Daniel Canogar en el diseño gráfico del libro sirvió para acentuar el carácter del texto en relación al tema tratado.

En ‘El Perro, Martí Guixé, Nuevo arte y diseño HÍBRIDO’ (2007, Julia Galán, ISBN: 978-84-96720-33-6) se analiza el fenómeno de la mezcla, lo impuro, las contaminaciones y los intercambios entre diferentes medios y disciplinas, analizando la obra de Martí Guixé, El Perro y Maribel Doménech .

Portada libro: Híbrido

Portada libro: Híbrido, de Julia Galán

Diseño, arte y comunicación’  (2011, Julia Galán y Francisco Felip, ISBN: 978-84-92965-22-9) analiza cómo en plena Sociedad de la Información el concepto de funcionalidad en el diseño de objetos materiales cede terreno en favor de otros muy relacionados con  la comunicación, tales como el juego, la ironía, el humor, y la búsqueda del establecimiento de un vínculo emocional con el usuario, acompañando el discurso con el análisis de las obras de Maribel Doménech y Héctor Serrano.

Finalmente, en ‘Arte, diseño y nuevas tecnologías’ (2012, Julia Galán y Francisco Felip, ISBN: 978-84-92965-30-4), se realiza un recorrido retrospectivo analizando el impacto que los avances tecnológicos han tenido en el mundo del arte y el diseño, deteniéndose a considerar las principales tendencias creativas en los últimos años y definiendo los distintos escenarios del momento actual, analizando en especial las obras de Mateo Maté, Amparo Sard, Héctor Serrano, Víctor Viña y Roger Ibars.

Leer a través de las imágenes de Lim Soo Sik

LIM SOOSIK: chaekgado
Galería pazYcomedias
Pl. Colegio del Patriarca, 5. Valencia
Inauguración: 8 de mayo a las 20 h.
Hasta el 20 de junio de 2014

Chaekgado es la muestra expositiva que acoge la Galería pazYcomedias, en la que el libro, la cultura y la tradición juegan un papel muy importante, el comisario del Museo de fotografía de Seúl, Son Young-Joo, nos explica:

“En todas las épocas y países los libros han sido objetos de anhelo y deseo; Son muchas las personas que se saltan una comida para ir a comprar libros, para satisfacer, en las librerías, el placer de una nutrición intelectual eligiendo libros que serán coleccionados.

Chaekgado representa el deseo que siente Lim Soo Sik por los libros. El artista fotógrafo, Lim Soo Sik, lee la cultura moderna a través de los libros. “La fotografía que representa el libro, Nonpossession del sacerdote budista Beob Jeong todavía está en mi mente”, dice Lim Soo Sik. “Encontrarme con una librería llena de libros hace que se me ponga un nudo en la garganta. Los libros de colores bien ordenados de esta manera me crean un fuerte deseo de poseerlos”

Chaekgado es un retrato del propietario de la colección. El trabajo de Lim Soo Sik reconstruye con la fotografía el Chaekgado, denominación de las pinturas populares del periodo Choseon (1392-1910). Su trabajo para el Chaekgado empieza fotografiando librerías de diversas personas. Las librerías parecen iguales. Sin embargo, los libros en las estanterías son tremendamente diferentes dependiendo de los gustos y trabajos de sus propietarios. Además, en una librería, los libros y los objetos de decoración elegidos por su propietario implican distintas historias, proporcionando excelentes elementos visuales.

Para el artista, la parte más atractiva del Chaekgado es su peculiar perspectiva. De hecho, la imagen de la pintura tradicional de una librería es difícil de representar en una sola fotografía. Por eso, el artista deconstruye y reconstruye la imagen. Si quisiera tratar solo la perspectiva, podría resolver el problema de la perspectiva sacando fotos parciales y usando la tecnología digital. Sin embargo, elige coser piezas de fotos y representa el Chaekgado como un patchwork. De la misma forma que se van cosiendo las piezas de un patchwork se va rellenando una librería de libros. El trabajo de Lim Soo Sik es valorado como único en el mundo lo que incluye el tiempo absoluto.

Si la cultura se definiera como la complejidad de la actividad mental interior tales como el conocimiento, el arte, la religión, la ética, las leyes y tradiciones, el Chaekgado de Lim Soo Sik es cultural. Al igual que un libro está hecho a través de la deconstrucción y construcción, la cultura también se hace por medio de la costura de piezas de arte y vida conjuntamente a lo largo del tiempo, y a veces adquiere la forma de un libro específico. Por lo tanto, nosotros leemos cultura contemporánea a través de las fotografías de Lim Soo Sik.

El Chaekgado del periodo Choseon son pinturas populares que estuvieron de moda en el siglo dieciocho. Refleja el estilo de vida del periodo Choseon que perseguía el estudio de la vida ideal. Muestra objetos relacionados con el ocio de los señores incluida el material escrito en libros cuadrados como perspectiva opuesta. Si observamos con atención los dramas televisivos actuales, las habitaciones de los reyes y alta aristocracia están llenos de Chaekgado.”

Lim Soo Sik, "Chaekgado" (fotografía). Imagen cortesía de la Galería pazYcomedias.

Lim Soo Sik, «Chaekgado» (fotografía). Imagen cortesía de la Galería pazYcomedias.