«Tengo una creencia del amor impropia de mi edad»

La banda, de Roberto Bueso
Presentada en el Festival Cinema Jove de Valencia
Viernes 21 de junio de 2019

El valenciano Roberto Bueso debuta en el largometraje con La banda, película con la que tuvo el honor de participar en la Sección Oficial del pasado Festival de Málaga y que ahora se ha presentado en Cinema Jove. Cuenta la historia de cuatro amigos unidos por esa banda municipal de música a la que alude el título, centrándose en Edu (Gonzálo Fernández), que regresa al pueblo tras su estancia en Londres. En la capital inglesa, ha sido incapaz de culminar la audición a la que se presentaba, ocultándoselo a sus padres y amigos, lo que le sumerge en una gran incertidumbre. La película, producida por Fernando Bovaira, ha contado con un presupuesto de 600.000 euros y rodada en diferentes municipios valencianos.

Los chicos de Marco Ferreri aparece en un momento de La banda. ¿Ha sido su principal referencia?

Bueno, la referencia básica, para mí, es Los inútiles, de Federico Fellini. También está Diner, de Barry Levinson. Los chicos viene después. Yo tenía ya escrito el guión y, por tema de derechos, no podía utilizar imágenes de otras dos películas y recordé la de Ferreri, que vi hace un montón de tiempo, y de repente cuadró todo. Es una película que comparte muchas cosas: una juventud desnortada en un momento de cambio, y una película también de iniciación.

Fotograma de La banda, de Roberto Bueso. Fotografía de Natxo Martínez por cortesía de la productora.

La visión que ofrece la película de esa juventud es más bien amable. ¿Quería alejarse de esas otras visiones más crudas de cierto cine posmoderno?

Lo hago por tendencia natural. En algunos momentos sí me planteé si no estaba siendo demasiado amable. Creo que hay que reconocer los problemas, pero después no dejarse vencer del todo. Va en mi carácter. La película trata de quitarle gravedad a todo lo que le está pasando a Edu. Es un chico que llega al pueblo con una serie de problemas, asustado, que tiene que tomar una serie de decisiones y no sabe qué camino escoger, pero que cuando se le van despertando los sentidos, los fantasmas que tiene en su cabeza van desapareciendo.

El título, La banda, ¿juega con el doble sentido de la palabra?

Sí, yo tenía claro que quería hablar de una pandilla de amigos, pero en esa doble acepción de colegas de toda la vida, pero al mismo tiempo de la banda musical, que es un fenómeno muy nuestro, muy valenciano.

La película refleja la oposición entre la vida tradicional del pueblo y el de las grandes ciudades, como Valencia o Londres, de la que viene su protagonista.

Sí, a mí me ha servido para hablar de la zona de confort. Esto de cabeza de ratón o cola de león está en la película. Esa cosa de ¿qué hago, me quedo en el pueblo y llevo una vida más tranquila, o me atrevo a salir y buscármela por ahí? Es una zona de confort de la que Edu tiene que despegar.

Fotograma de ‘La banda’, de Roberto Bueso. Fotografía de Natxo Martínez cortesía de la productora.

El sexo y la muerte son dos de los temas centrales del arte y ambos están en su película.

Yo creo que tienen mucha relación. Edu llega al punto culminante de su relación con Alicia [Charlotte Vega], que es la chica que encarna su ideal romántico, el amor platónico, y cuando consigue lo que estaba ansiando, resulta que se ensombrece, dándose cuenta que ese no es el camino, aunque todavía no encuentra palabras. Y la muerte de la madre de su amigo Juanma [Pepo Llopis] le sirve para meterle en una serie de pensamientos más profundos acerca de lo que está haciendo en su vida.

El miedo al compromiso, al casamiento, también está muy presente.

Hay elementos personales en la película, sin ser autobiografía. Me he dado cuenta, por ejemplo, que en mis relaciones con las chicas tengo una creencia en el amor que a lo mejor no se corresponde con mi edad. Y el lugar en el que encuentro que hay algo ahí operando es el poder de la imagen que tengo de mis padres, que llevan casi 50 años casados y todavía tienen gestos de novios.

“Son cosas que pasan”, dice uno de los personajes, refiriéndose a la infidelidad. “No, son cosas que haces”, responde otro.

Es que ese nivel ético forma parte de nuestras vidas. Sabemos cuando nos hemos comportado mal con un amigo. Y esta frase que mencionas, en la que uno deja de desviar balones y asume sus actos, creo que es fundamental para ese proceso de madurez. Y a mí me interesaba, porque creo que una cosa es la moralina y otra muy distinta es tener un punto de vista moral sobre las cosas. Me daba miedo que esta frase sonara demasiado moralista, pero creo que no, e incluso me parece que es algo a lo que aspirar. Alude a no descargar la responsabilidad fuera, sino asumir lo que hacemos.

Fotograma de ‘La banda’, de Roberto Bueso. Fotografía de Natxo Martínez por cortesía de la productora.

“No encontramos ese lugar en El Saler, porque ya no existe”. ¿Despegarse de cierto lugar imaginario cuesta?

Los personajes están tratando de encontrar su lugar en el mundo. Y en esa búsqueda, Edu toma la peor de decisión, que es la de tratar de encontrarlo en el pasado. Es algo terrible que hacemos, porque somos reduccionistas cuando pensamos que el pasado fue mejor. En el fondo, lo que hacemos es intentar un viaje al pasado, a ese momento en el que no tomaste la decisión correcta, cuando resulta que ese lugar ya no existe y tú tampoco eres ya el mismo. Entonces, lo que toca es pasar página y enfrentarte al mundo, sin miedo y sin lastres.

Ha utilizado muchos lugares como escenarios para la película: Carcaixent, Alzira, Algemesí, La Vall d’Uixó, Valencia, Londres. ¿Fue complicado el rodaje?

Fue sencillo ir a rodar a los sitios, porque encontramos mucho apoyo y facilidades. Y luego hay cosas que aprendes. Por ejemplo, uno de los errores que me achaco es la cantidad de localizaciones que tenía en el guión. Eso nos complicó mucho. Le da cierto color, tiene algo positivo, pero hubo localizaciones que cayeron luego en montaje y ahí palmamos media jornada. Tenía que haber limitado un poco más las localizaciones.

Cartel de ‘La banda’, de Roberto Bueso.

Aparecen dobles de los protagonistas en los títulos de crédito. ¿Por qué razón?

Sí, los tuvimos para la secuencia de la Albufera, porque el agua estaba helada. Los protagonistas se tiran, pero para planos recurso y planos generales empleamos especialistas que aguantaban un poco más en el agua. Es una secuencia que está  grabada también en piscina, porque los planos cortos no son ya la Albufera, pero nos quedó muy bien y nadie lo nota.

Es su ópera prima, ¿le costó lograr la financiación?

La película tiene ayudas del ICAA, del IVC, de À Punt Media, de Movistar y de TVE que entró después del rodaje. Se hizo con unos 600.000 euros. Fernando Bovaira ya nos decía que encontrar financiación para este tipo de películas es muy difícil. Es valenciana, hecha con actores no profesionales y sin grandes estrellas. Hay pocos asideros. Lamentablemente es así, porque cuando no tienes una televisión tipo Telecinco o Antena3, con las que ya tienes hecha la financiación, pues hay que lograrla como si fuera un puzzle, iniciando el camino y atrayendo poco a poco el dinero. Fue muy complicado, pero estoy muy contento con el resultado.

¿El cine valenciano está de enhorabuena?

Yo estudié en Madrid y vine a Valencia, que es de donde soy, y la sensación que tengo es de cierto optimismo. Ahora bien, lo de cine valenciano pues habrá que esperar. Lo que hay que hacer es buenas películas y, lo mismo que ha pasado en Cataluña o el País Vasco, contar historias desde lo nuestro, de lo que conocemos, con vocación de que sean universales. Y lo que es muy sano es que haya todo tipo de películas, desde thriller hasta comedias más desenfadadas a otras más pequeñas y tiernas, y que todo camine a la vez.

Roberto Bueso, a la derecha, dando instrucciones a los actores González y Charlotte Vega. Fotografía de Natxo Martínez por cortesía de la productora.

Salva Torres

El Edipo de ‘Light as Feathers’ gana Cinema Jove

‘Light as Feathers’, de Rosanne Pel
Premio Luna de València al Mejor Largometraje
Cinema Jove
Del 21 al 28 de junio de 2019

El largometraje holandés ‘Light as Feathers’, ópera prima de Rosanne Pel, ha resultado ganador del premio Luna de València a la mejor película en la 34ª edición de Cinema Jove. El festival, organizado por el Institut Valencià de Cultura, ha hecho público hoy su palmarés en el que se premian los mejores largos, cortos y webseries de la edición.

El director del Cinema Jove, Carlos Madrid, se ha mostrado muy satisfecho con el contenido de esta edición: “Sé que para el jurado ha sido difícil decantarse por una u otra película, no solo por la calidad que han percibido en todas ellas, sino también por la diversidad de géneros y registros que van desde películas más intimistas como ‘Los miembros de la familia’ a otras marcadas por el histrionismo del protagonista, como en ‘Thunder Road’, o desde la comedia familiar en ‘Domingo’ al drama iniciático en ‘House of Hummingbird’.

Fotograma de ‘Light as Feathers’, de Rosanne Pel. Imagen cortesía de Cinema Jove.

Además de ganar el premio Luna de València al mejor largometraje, ‘Light as Feathers’ ha resultado también ganadora del mejor guión firmado por la propia directora: “En mi trabajo me atraen las imperfecciones humanas y las acciones concretas e inconsistentes de las personas… Estoy interesada en el comportamiento extremo y en las acciones de las personas que son realmente dañinas. Quiero entenderlas. Quiero captar los orígenes de esas acciones en mis películas.

Fotograma de ‘House of Hummingbird’, de Bora Kim. Imagen cortesía de Cinema Jove.

La película, ambientada en un pequeño pueblo polaco, indaga en los orígenes de la violencia sexual a través de la historia de un chaval de 15 años que mantiene una relación de codependencia con su madre, manipuladora y dominante, donde sobrevuela el complejo de Edipo. El joven traslada su confusión emocional al vínculo afectivo que mantiene con su vecina de 13 años, de la que abusa tanto física como emocionalmente. 

La película de la coreana Bora Kim, ‘House of Hummingbird’ se lleva cuatro premios: el premio a mejor dirección, premio del público, del Jurado Joven y el premio a la mejor música para Matija Strinsa. La película está basada en la propia adolescencia de la directora y guionista. Su protagonista es una solitaria chica de 14 años privada de la atención de su disfuncional familia. Su debut en el largo se alzó con el premio a la mejor película en la sección Generation 14plus de la pasada Berlinale, los premios NETPAC al Mejor Filme Asiático y del Público en el último festival de Busán y a Mejor Película, Actriz y Fotografía en Tribeca.

En ‘Thunder Road’ un agente de policía se enfrenta a una crisis personal tras un divorcio y la muerte de su madre.  Su director, guionista y protagonista Jim Cummings, se lleva dos de los galardones de esta edición, el premio al mejor intérprete y a la mejor fotografía.

Fotograma de ‘Los miembros de la familia’, de Mateo Bendesky. Festival Cinema Jove.

La película lleva por título una canción de Bruce Springsteen, al igual que el corto con el que ganó en Sundance en 2016 y que fue el punto de partida para su largometraje homónimo, ganador del Gran Premio del Jurado en la pasada edición del festival South by Southwest (SXSW) de Austin. 

El jurado ha querido hacer una mención especial al largometraje ‘Los miembros de la familia’, del argentino Mateo Bendesky, un retrato del duelo adolescente ante la pérdida reciente de un progenitor en la que dos hermanos tratan de cumplir los últimos deseos de su madre muerta.  “Los hermanos son de las personas más cercanas que uno suele tener en la vida, y al mismo tiempo son relaciones que de alguna forma le son impuestas a uno. Esa dicotomía es algo que siempre me resultó muy intrigante y que me interesaba mucho explorar en mis films”, afirma Bendesky.

Fotograma de ‘L’heure de l’ours’, de Agnès Patron. Festival Cinema Jove.

Sección Oficial de Cortometrajes

El film francés de animación ‘L’heure de l’ours’ es este año el ganador del premio Luna de València al mejor cortometraje. Dirigido por Agnès Patron ha competido este año en Cannes.

El Jurado Joven ha acordado otorgar su galardón al corto ‘Suc de Síndria’ de Irene Moray, que también es reconocido con una Mención Especial del jurado y con el Premio Feroz que otorgan la Asociación de Informadores Cinematográficos de España.   Los protagonistas de este film, Bárbara y Pol pasan unos días de vacaciones con un grupo de amigos. Con el apoyo de Pol, Bárbara cura viejas heridas y redefine su sexualidad.

Asimismo, el jurado ha destacado también con una Mención Especial el cortometraje ‘Mudanza Contemporánea’ de Teo Guillem, en el que, en un ático destartalado, ventiladores a todo trapo remueven el ambiente generado por los ejercicios de un curioso inquilino que manipula objetos.

El Premio Movistar + recae este año en ‘Amianto’ de Javier Marco. El director presentó este año a Sección Oficial su corto ‘Muero por volver’ y participó en ediciones anteriores de Cinema Jove con cortos como ‘El vestido’.

Fotograma de ‘BIP’, de Vincent Bossel. Imagen cortesía de Cinema Jove.

Sección Oficial de Webseries

El premio Luna de València a la mejor Webserie es para la comedia suiza ‘BIP’, de Vincent Bossel. La serie, estreno en España, descubre el ‘hobby’ de una cajera que muchos hemos compartido: el de observar e imaginar la vida de los otros. ‘BIP’ es también la ganadora de la Mención Especial del Jurado a la Dirección.

La ‘webserie’ de más éxito de Atresmedia, la española ‘Gente hablando’, de Álvaro Carmona, ha sido destacada con la Mención Especial del Jurado al Guión y la Mención Especial Marseille Webfest. En la cinta se tratan temas universales a través de conversaciones entre personajes interpretados por, entre otros, Manuel Burque, Verónica Echegui y Rosario Pardo.

La producción argentina de suspense, ‘M’, de Javi Devitt, sobre la presencia de algo sobrenatural en un bosque de la Patagonia, se lleva el Premio del Público a la mejor Webserie y la Mención Especial del Jurado a la fotografía.

La actriz Susan Lee (‘SusaneLand’) y el actor Jacques Godin (‘Vieux Jeux’) reciben en esta edición la Mención Especial del Jurado a actriz y actor respectivamente.

Y el Jurado Joven ha elegido como Mejor Webserie la farsa británica ‘Dreaming Whilst Black’, donde se realiza una analogía de lo que les supone a las minorías raciales y a los colectivos discriminados hacerse camino en la industria del cine.

Encuentro Audiovisual de Jóvenes

En la Categoría A del Encuentro Audiovisual de Jóvenes se lleva el Primer Premio ‘Un avís misteriós’ del CEIP El Crist de Meliana de Valencia. El Accésit de esta categoría es para ‘Los Ecozombis’ de la Escuela Mediana de Aragón, en Zaragoza.

El Primer Premio de la Categoría B es para ‘Espacios abiertos’ del IES Cacheiras, de Teo (A Coruña), mientras que el Accésit ha recaído en ‘Kill Kurt’, dirigida por Guillermo González.

En la Categoría C, la obra ‘Piloto rojo’, dirigida por Silvia Mares es la ganadora del Primer Premio. El Accésit en este caso es para la obra ‘Send Nudes’, dirigida por Jorge López Domingo.

En esta categoría se otorgan distintas menciones que se han repartido en diferentes trabajos: el Mejor Guión es para ‘Kill Kurt’, dirigida por Guillermo González; la Mejor Interpretación Femenina para Conchi ALbiñana, protagonista de ‘Pawns’; la Mejor Interpretación Masculina para Javier de Luis González, por su papel en ‘Realness’ y la Mejor Fotografía, para ‘El techo de cristal’ realizado por la Escola Teresiana de Torrent (València).

Además, la obra ‘¡Quiero bajar!’ del Centro Mr. Willbe recibe una Mención Especial al Trabajo Coral y de Interpretación y la obra ‘Fundidos’, firmada por varios directores alicantinos se lleva la Mención Especial Al Compromiso Social.

Fotograma de ‘Ligth as Feathers’, de Rosanne Pel. Imagen cortesía de Cinema Jove.

“La realidad está completa con la imaginación”

Miguel Gomes
Premio Luna de Valencia
Cinema Jove
Del 21 al 28 de junio de 2019

El cine portugués vive un momento de esplendor en festivales internacionales que no siempre se refleja en las salas comerciales. Sus propuestas transgresoras, entre la realidad y la fantasía, son toda una lección de cómo afrontar la crisis económica a partir de imaginación y oficio. Cinema Jove ha querido reconocer a esta nueva y brillante generación de realizadores concediendo su premio Luna de València a su máximo exponente, el director Miguel Gomes (1972, Lisboa, Portugal) en la gala de inauguración celebrada en el Teatro Principal. 

“Gomes es una de las voces más personales, inquietas y rompedoras del cine contemporáneo. Su presencia en el festival aporta una gran dosis de calidad a la programación, porque sus películas trascienden el producto narrativo para devenir obras de arte”, valoró el director de Cinema Jove, Carlos Madrid.

Miguel Gomes. Foto de Daniel García-Sala por cortesía de Cinema Jove.

La Filmoteca programa del 21 al 29 de junio un completo ciclo que constará de los seis largos dirigidos hasta la fecha por el director y dos cortos que han sido seleccionados por el propio Miguel Gomes: ‘Inventario de Natal’ (2000), nutrido de los recuerdos personales de las cenas navideñas en el Portugal de los ochenta, y ‘Cántico de las criaturas’ (2006), donde actualiza en un viaje musical la figura de San Francisco de Asís.

El lisboeta ejerció de crítico de cine entre 1996 y 2000. En un encuentro con prensa y público celebrado en la Sala 7 de la Filmoteca de Valencia, bromeó con que fuera una etapa “accidental”, porque nadie le daba una oportunidad como cineasta y valorado el oficio, pues considera que la crítica “sigue siendo preciosa”.

Al arrancar el siglo, se decantó por la dirección y estrenó un surtido de cortos refrescantes y excéntricos que fueron seleccionados en festivales como Locarno, Rotterdam, Buenos Aires y Viena. Aquellos primeros trabajos ya revelaron varias de las claves de su cine: por una parte, su acercamiento visual, estilizado y sensual a relatos que funden el género documental con la ficción pura, y, por otra, su inspiración tanto en el cine musical como en el mudo con un enfoque lúdico único, donde los diálogos resultan tan relevantes como la música. También los relatos fragmentados en dos o más partes.

Fotograma de ‘Smoking / No smoking’, de Miguel Gomes.

A este respecto, se declaró muy cercano al director francés Alain Resnais, del que destacó que hacía “películas como juegos, y establecía reglas al principio para luego dejar libertad en el filme para que todo pueda pasar”. Entre sus películas favoritas de este realizador ha destacado ‘Smoking/No Smoking’ (1993) y ‘Muriel’ (1963).

Su paso al formato largo se produjo en 2004 con la comedia musical ‘A cara que mereces’, donde se servía de personajes de los cuentos de hadas clásicos para retratar con sarcasmo el paso a la vida adulta. “El imaginario es algo con lo que vivimos todos los días. La realidad sólo está completa con la imaginación”, comentó acerca de su propensión hacia la estructura de cuento.

En 2008 estrenó ‘Aquel querido mes de agosto’ en la Quincena de Realizadores de Cannes, donde sorprendió por su destreza al difuminar las fronteras entre realidad y ficción en un relato veraniego que es tanto un triángulo amoroso como un juguetón ejercicio de cine dentro del cine. Su paso por la prestigiosa sección le abrió las puertas a más de 40 festivales, donde se alzó con varios galardones. 

Fotograma de ‘Tabú’, de Miguel Gomes. Imagen cortesía de Cinema Jove.

También fue ampliamente reconocida su siguiente película, ‘Tabú’ (2012), que se alzó con premios Alfred Bauer y FIPRESCI en la Berlinale y los de mejor película en Gante y Cartagena de Indias. Esta vez, el director portugués evocaba el título del clásico de 1923 de Murnau sobre los mares del Sur, para contar una historia de amores imposibles en el contexto de la colonización africana.

Esta película ha sido, precisamente, la más vista de las suyas en el extranjero. Gomes ha adscrito su filmografía al cine con visión no comercial en su país, donde alcanzar los 20.000 espectadores “es una alegría”, y se dan “tentativas frustradas por hacer un cine comercial, pero resulta imposible por el ecosistema económico de Portugal, donde sólo somos 10 millones de personas y a la mayoría no le interesa el cine”.

Fotograma de ‘Las mil y una noches’, de Miguel Gomes.

La cinefilia se rindió definitivamente a los pies del portugués en 2015 con el estreno de su metadiscursiva trilogía ‘Las mil y una noches’. Las tres películas, que él bromeó llamando “su misterio de la Santísima Trinidad”, suman un total de seis horas que pueden verse como propuestas independientes. Sus títulos son ‘El inquieto’, ‘El desolado’ y ‘El embelesado’. El conjunto arroja una mirada ácida a la crisis política, económica y social en Portugal a partir de la reescritura de los cuentos tradicionales de Oriente Medio. 

Por la trama desfilan banqueros que han abusado de la viagra, ballenas que estallan, sirenas en fuga, perros fantasma, incendios forestales, tradiciones rurales en crisis, críticas al sistema sanitario, loas al Benfica, supervivientes en paro, inmigrantes chinas amancebadas con policías portugueses… “Lo viví como el personaje bíblico de Noé, intentando salvarlo todo, metiendo en mi arca el mayor número posible de historias y de protagonistas”, recordó.

En esta película trabajó con el director de fotografía del director tailandés Apichatpong Weerasethakul, Sayombhu Mukdeeprom, que considera que hizo “un acto de amor” al involucrarse en un proyecto que le comprometía a vivir un año en Lisboa y donde no había guión, sino que se iba inventando durante el proceso. “Lo que le convenció fue la idea de filmar en celuloide durante todo un año”.

Miguel Gomes, en un momento de su intervención en Cinema Jove. Foto: Daniel García-Sala por cortesía del festival.

En estos momentos prepara su próxima película, ‘Selvajara’, donde adapta la novela del autor carioca Euclides da Cunha ‘Los sertones’, sobre un episodio sangriento sucedido en 1897 entre los habitantes de la aldea de Canudos y la armada de la joven República brasileña, que también recogió Mario Vargas Llosa en su libro ‘La guerra del fin del mundo’.  

Su nuevo experimento fílmico empezará a rodarse en un año y será el más ambicioso y caro de su carrera, pues incluirá la crónica de guerra, “con balas de cañón y centenares de caballos”, pero también “el estudio etnológico recogido en el libro de Euclides sobre las personas que vivieron allí, así como el botánico y climático”. 

El Festival Internacional de Cinema de València – Cinema Jove está organizado por el Institut Valencià de Cultura – IVC y está reconocido por la Federación Internacional de Productores de Filmes (FIAPF).

Miguel Gomes, premio Luna de Valencia de la 34 edición de Cinema Jove. Foto: Daniel García-Sala.

Proyecciones especiales y homenajes en Cinema Jove

34 Cinema Jove – Festival Internacional de Cine de València
La Filmoteca, Teatre Rialto y Centre Octubre Cultura Contemporània
Del 21 al 28 de junio de 2019

El Festival Cinema Jove ha programado una serie de películas que por sus particularidades componen la sección ‘Proyecciones especiales’. Según ha manifestado el director del festival, Carlos Madrid, “con esta sección queremos repasar algunas películas que hemos visto recientemente en otros festivales de cine y que, a pesar de no participar en la sección oficial, tienen que estar en el festival por su narrativa, por la mirada del director y también por su edad”.

Dentro de esta sección, el festival quiere rendir un homenaje in memoriam a José Luis Rado, que fue director de Cinema Jove (1997-1999) y del IVAC-La Filmoteca (1999-2011). Lo hará con la proyección de su película de cabecera: ‘El hombre que mató a Liberty Valance’ (John Ford, 1962).

James Stewart en ‘El hombre que mató a Liberty Valance’ (John Ford, 1962). Fotografía cortesía de Cinema Jove.

José Luis Radoselovics (1959-2019) o Rado, como era conocido, es una figura clave para entender la recuperación, la restauración, la conservación y la divulgación del patrimonio fílmico valenciano y español. Entre sus contribuciones, destacan el impulso de la restauración de ‘¿Qué es España?’ (1926-1929), que obtuvo el Premio González-Sinde otorgado por la AACCE; la publicación de obras de investigación a través de la revista Archivos; los seminarios alrededor de títulos centrales del cine español; la digitalización de mucha parte del patrimonio fílmico valenciano en el proyecto ‘Videoteca’ del IVAC; la construcción del Paranimf de la Universitat Jaume I de Castelló; la reforma de la actual Filmoteca; la creación de la Filmoteca d’Estiu, o la colaboración en el rescate de más de 6.000 títulos de la Filmoteca Nacional del Afganistán.

Entre las películas valencianas de la sección se proyectará ‘La banda’ (2019). La ópera prima de Roberto Bueso retrata la vida de un grupo de jóvenes en una localidad valenciana con las bandas de música como telón de fondo. Esta comedia dramática es la última película producida por Fernando Bovaira, Premio Lluna de València 2018 en Cinema Jove.

‘Almost Ghosts’ (Ana Ramón Rubio, 2018). Fotografía cortesía de Cinema Jove.

En la sección se han programado otros largometrajes, dos de estos facturados también en la Comunitat: el documental ‘Almost Ghosts’ (Ana Ramón Rubio, 2018) y ‘Asamblea’ (Álex Montoya, 2018), adaptación en el cine de la obra teatral ‘La gente’.

El primero, ‘Almost Ghosts’, repasa la tragedia de la despoblación rural en la Ruta 66. Harley Russell, Lowell Davis y Ángel Delgadillo son los tres protagonistas de esta historia. Su incansable lucha hizo posible la recuperación de pueblos totalmente abandonados después de la construcción de la carretera interestatal dictada por Eisenhower en los años 50.

El filme obtuvo el premio al mejor documental en la 28 edición del Festival Internacional de Cine de Arizona, el certamen más antiguo de este estado estadounidense dedicado al cine independiente.

El segundo, el debut en el largo de uno de los cortometrajistas más relevantes de España, Álex Montoya, que tiene más de 170 premios a sus películas en festivales nacionales e internacionales. Entre los reconocimientos recibidos, destaca una nominación al Goya 2014 por ‘Lucas’ y una mención especial en Sundance 2010 a la pieza ‘Cómo conocí a tu padre’.

‘Asamblea’ (Álex Montoya, 2018). Fotografía cortesía de Cinema Jove.

Su ópera prima como largometraje es ‘Asamblea’, una comedia coral que adapta la propuesta teatral ‘La gente’, de los autores Jaume Pérez y Juli Disla, responsables, así mismo, del guion. La producción muestra una asamblea popular en una propuesta que cuestiona con humor el concepto de participación.

La película está protagonizada por actores conocidos, como Nacho Fresneda, Greta Fernández, Francesc Garrido i Cristina Plazas, y ganó la Tesela de Oro en la última edición del Festival de Cine de Alicante.

Otra de las películas que se verán durante el festival es ‘El zoo’ (Gemma Blasco, 2018), que es un experimento cinematográfico a partir de la improvisación actoral. En esta un grupo de actores, inmersos en la preparación y la representación de una obra de teatro sobre un reality show, verá crecer las tensiones entre sus miembros hasta conseguir reventar la frontera entre personaje y persona.

‘Letters to Paul Morrissey’ (Armand Rovira y Saida Benzal, 2018) es otra de las películas de esta sección. Usando una cámara de 16 mm, los directores reúnen una serie de cartas de celuloide enviadas desde diferentes partes del mundo a Paul Morrissey, director de ‘Trash’, ‘Flesh’ y ‘Heat’, colaborador de Warhol y representante de The Velvet Underground.

‘Letters to Paul Morrissey’ (Armand Rovira y Saida Benzal, 2018). Fotografía cortesía de Cinema Jove.

MAKMA

Cuita generacional y óperas primas en Cinema Jove

34 Cinema Jove – Festival Internacional de Cine de València
La Filmoteca, Teatre Rialto y Centre Octubre Cultura Contemporània
Del 21 al 28 de junio de 2018

Cinema Jove ultima su fase propedéutica, cuya trigésimo cuarta edición cobrará morfología definitiva en La Filmoteca, el Teatre Rialto y el Centre Octubre Cultura Contemporània, del 21 al 28 de junio de 2018. Y lo procura mediante la presentación de sus contenidos programáticos, vertebrados en torno a sus secciones oficiales de largometrajes, cortometrajes y webseries, y el sustento complementario de cápsulas formativas, mesas redondas y actividades paraleas, que auxilian a solidificar la idiosincrasia de un festival orientado desde sus orígenes a refrendar el trabajo y los proyectos de jóvenes directores del mapa local, nacional e internacional, bajo el confín de los 40 años de edad –requisito deprecado–como horizonte divisorio y generacional de sus creadores audiovisuales.

Cartel del 34 Cinema Jove, creado por el artista bilbaíno David de las Heras.

La presente edición cobra rumbo mediante la entrega del premio ‘Luna de València’ al director y crítico de cine portugués Miguel Gomes (Lisboa, 1972) –“Gomes es una de las voces más personales, inquietas y rompedoras del cine contemporáneo. Su presencia en el festival aporta una gran dosis de calidad a la programación, porque sus películas trascienden el producto narrativo para devenir obras de arte”, asevera el director de Cinema Jove Carlos Madrid–, cuyos seis largometrajes, amén de dos cortos, serán exhibidos en La Filmoteca. El certamen respalda, además, el reciente devenir profesional de los jóvenes actores Pol Monen y Nuria Herrero mediante la concesión del premio ‘Un futuro de cine’.

Y rozagante comparece la nómina de las diez películas a concurso –de la que seis se formulan como óperas primas–, en algún caso lauredas en festivales como la Berlinale, South By Southwest, Busan o Tokio, cuya autoría geográfica procede de países como Noruega, Georgia, Israel, Corea del Sur, Brasil y Estados Unidos, entre otras latitudes. Filmes que, aún cuando manejando temáticas universales –infancia, familia, conflictos políticos y sociales, etc.–, pretenden rubricar una apuesta formal y semántica tan singular como, en algunos casos, ineludiblemente autobiográfica.

Fotograma de ’House of Hummingbird’, de Bora Kim. Fotografía cortesía de Cinema Jove.

De entre ellas, cuatro películas –’Los miembros de la familia’, de Mateo Bendesky (Argentina, 2019); ‘Thunder Road’, de Jim Cummings (EUA, 2018); ‘Harajuku’, de Eirik Svensson (Noruega, 2018), y ‘The Drive’, de Yona Rozenkier (Israel, 2018)– focalizan la deriva argumental sobre “el duelo adolescente ante la pérdida reciente de un progenitor”, tal y como han perfilado Carlos Madrid y Gerardo León –crítico de cine y miembro del consejo de selección de largometrajes–.

Cuitas infantes –’A First Farewell’, de Lina Wang (China, 2018)–; vestigios y memoria soviética de amistad adulta y trayectos sobre el asfalto georgiano –’Parade’, de Nino Zhvania (Georgia, 2018)–; complejos de Edipo y violencia sexual adolescente –’Light as Feathers’, de Posanne Pel (Países Bajos, 2018)–; familias disfuncionales y afectos desnortados –’House of Hummingbird’, de Bora Kim (Corea del Sur, 2018)–; victimarios del sur, mafia italiana, acento germano y real facts –‘The Last to See Them’, de Sara Summa (Alemania, 2019); y ciénagas, damerogramas e inquietud política sur-riograndense –’Domingo’, de Clara Linhart y Felipe Barbosa (Brasil, 2018)– completan el mapa argumental de su preeminente sección.

Las sugerencias temáticas se multiplican en la Sección Oficial de Cortometrajes, constituida por 10 programas y 49 producciones nacionales e internacionales a concurso –merodeando el territorio premios Locarno, Sundance o Málaga, y autorías griegas, portuguesas, argentinas o chinas, entre otras–, de entre las que figuran 14 cortos españoles (7 valencianos), tal y como ha revelado el programador de cine y gestor cultural Álvaro Yebra, destacando nominalmente al fúlgido y heterodoxo Eduardo Casanova –’Lo siento, mi amor’ (España, 2018)–, a la estival Goya Novel Carla Simón –’Después también’ (España, 2019)– y a la laureada directora oriolana Elena López Riera –’Los que desean’ (Suiza, 2018)–. Un cronograma incoado por el cortometraje inaugural ’16 de diciembre’, de Álvaro Gago, Premio Proyecto Corto Movistar + en 2018.

Fotograma de ’Lo siento, mi amor’, de Eduardo Casanova. Fotografía cortesía de Cinema Jove.

Por su parte, la Sección Oficial Webseries, coordinada por María Albiñana, cumple su cuarta edición en el seno de Cinema Jove, erigida ya en referencia nacional del sector, y lo procura exhibiendo 13 producciones a competición, de entre un centenar de propuestas recibidas, procedentes Estados Unidos, Canadá, Argentina, Suiza, Francia y España.

Territorio audiovisual en progresiva y natural ebullición, en el que predomina el género de la comedia, la cáustica y la mojiganga. “Es un mundo con reglas propias, que incorpora cada vez más espectadores, cuyo valor es equiparable muchas veces al de los cortos, porque son primeras y segundas obras de sus creadores en el que vuelcan todo su potencial, con altas dosis de espontaneidad y creatividad en un marco de absoluta libertad creativa, porque en muchos casos son propuestas autoproducidas”, concluye Carlos Madrid.

Jose Luis Moreno (director adjunto de Audiovisuales y Cinematografía), Álvaro Yebra (programador de cine y gestor cultural), María Albiñana (coordinadora de la Sección Oficial Webseries), Carlos Madrid (director de Cinema Jove) y Gerardo León (crítico de cine y miembro del consejo de selección de largometrajes), durante un instante de la rueda de prensa. Fotografía cortesía de Cinema Jove.

Jose Ramón Alarcón

Las webseries de Cinema Jove, en clave de comedia

Sección oficial de webseries
Festival Internacional de Cine de Valencia – Cinema Jove
Del 21 al 28 de junio de 2019

El festival organizado por el Institut Valencià de Cultura, Cinema Jove, cuenta en esta edición con la sección oficial de ‘webseries’, en la que participan 13 producciones de Estados Unidos, España, Argentina, Suiza, Francia y Canadá, y ponentes de primera línea en este género, precursor en el cambio social de consumo audiovisual.

“En sus comienzos eran series que podías llevar en tu bolsillo y consumir cuando quisieras, con capítulos cortos que oscilaban entre los 8 y los 15 minutos. Las ‘webseries’ fueron, en su momento, un punto de partida perfecto y necesario para el ‘boom’ de la ficción seriada”, argumenta la responsable de esta sección en el Festival Internacional de Cine de València, María Albiñana.

BIP, de Vincent Bossel. Festival Internacional de Cine de Valencia – Cinema Jove.

Este año predomina la comedia entre la selección. Es el caso de la suiza ‘BIP’, de Vincent Bossel, sobre el ‘hobby’ de una cajera que muchos hemos compartido: el de observar e imaginar la vida de los otros. La serie será estreno en España, como también la estadounidense ‘America’, de Jonathan Avigdori, sobre un grupo de inmigrantes en pos del sueño americano. 

También despertarán las risas la farsa británica ‘Dreaming Whilst Black’, donde se realiza una analogía de lo que les supone a las minorías raciales y de género hacerse camino en la industria del cine, y la erótica rusa ‘In Bed’, de Shota Gamisonia, donde se explora el sexo agotador, el amor emotivo, la soledad y la promiscuidad de sus personajes.

SusaneLand, de Andrew Olsen. Imagen cortesía de Cinema Jove.

Hay propuestas cómicas seleccionadas en festivales de prestigio, como la estadounidense ‘SusaneLand’, de Andrew Olsen, presentada en Sundance, y donde se muestran diferentes instantes de la estrafalaria vida de una joven, o la argentina ‘Noche de amor’, de Pedro Levati, estrenada en Canneseries este año, y en la que se detallan los preparativos para la boda de la hija rebelde, feminista y liberal de una familia tradicionalista. 

Desde España hay dos proyectos que provocarán la carcajada. Uno es la ‘webserie’ de más éxito de Atresmedia, ‘Gente hablando’, de Álvaro Carmona, donde se tratan temas universales a través de conversaciones entre personajes interpretados por, entre otros, Manuel Burque, Verónica Echegui y Rosario Pardo. La otra es la originalísima y rompedora ‘Barbitúrica Burlesque’, de Borja Segarra Bueno y Marta Romero, acerca de una masajista del Raval de Barcelona que no duda en ofrecer otros servicios a sus clientes habituales. 

Gente hablando, de Álvaro Carmona. Imagen cortesía de Cinema Jove.

Documental, ciencia ficción, suspense y drama

En el terreno de la no ficción, se ha programado el documental seriado ‘Kynnstlah. A series of portraits’, de Joel Fendelman y Sandra Bertalanffy, donde se descubre a artistas visuales y escénicos en su propio espacio de trabajo. Las entrevistas a cámara se enriquecen con una exploración visual de sus procesos creativos.

Por último, también hay hueco para los amantes del cine de género. Hay una producción argentina de suspense, ‘M’, de Javi Devitt, sobre la presencia de algo sobrenatural en un bosque de la Patagonia, y dos títulos de ciencia ficción: la estadounidense ‘The Well’, de Adam Wheeler, acerca de un experimento gubernamental secreto, y la inglesa ‘The Grade’, de Joseph Simmons, sobre una escuela privada fuera de lo convencional. Este título será un estreno exclusivo en España, del mismo modo que el drama canadiense ‘Vieux Jeu’, de Quentin Fabiani, sobre un viejo propietario de una bolera que desea retirarse y vender su negocio después de 50 años.

The Grade, de Joseph Simmons. Imagen cortesía de Cinema Jove.

Un jurado internacional

El jurado que decidirá la suerte en el palmarés de las producciones seleccionadas está integrado por el vicepresidente de Warner Bros. Digital, Lance Sloane, la fundadora y directora de Berlin Webfest, Meredith Burkholder, y la jefa de desarrollo de la productora ruso-americana Bazelevs, Maria Zatulovskaya. Su empresa ha producido las películas ‘Searching’, estrenada en Sundance 2018, y ‘Unfriended: Dark Web’, presentada en South by Southwest en 2018. 

Bazelevs ha desarrollado toda una nueva forma de narrativa audiovisual, pues sus propuestas están relatadas a través de pantallas de ordenador. Así sucede también con su ‘thriller’ de terror ‘Profile’, que se proyectará en Cinema Jove en exclusiva en España. 

Profile. Imagen cortesía de Cinema Jove.

La película se basa en el libro ‘In the Skin’, de la periodista francesa Anna Erelle, sobre su investigación acerca del reclutamiento de mujeres jóvenes por parte de ISIS. La propuesta, dirigida por Timur Bekmambetov, está grabada por completo y de manera convincente como si se tratara de la pantalla de un ordenador, con conversaciones de los protagonistas a través de Facebook, FaceTime y Skype. Obtuvo el premio del público tanto en la sección Panorama de la Berlinale 2018 como en South by Southwest.

Mesas redondas y cápsulas informativas

“Cada año, más creadores, productores y directores de otros festivales miran con ilusión la sección de ‘webseries’ de Cinema Jove. Somos un referente para otros certámenes y hemos conseguido convertirnos en uno de los más prestigiosos del ámbito internacional”, opina Albiñana.

Dorien. Festival Cinema Jove.

La evolución de la sección ha ido de la mano de los creadores a los que se trata de impulsar, ayudar y promover haciendo talleres, cápsulas formativas y mesas redondas durante los días del festival. Así, tras ganar varios premios en Cinema Jove, la producción francesa ‘Osmosis’ ha dado el salto a Netflix, donde está protagonizando un gran éxito de audiencia, mientras que la producción española ‘Dorien’, tras su exitoso paso por el festival valenciano la edición pasada, ha dado el salto internacional a otros festivales ganando infinidad de premios.

La sección de este año cuenta también con una extensa previsión de mesas redondas y cápsulas informativas, coloquios de media hora donde los especialistas ofrecen información específica para profesionales. Al término de la proyección se realizará una mesa redonda sobre la nueva forma de ‘storytelling’ propuesta desde Bazelevs, a cargo de Maria Zatulovskaya.

Las entendidas, Alexia Guillot y Adriana Cabeza. Festival Cinema Jove.

La parte formativa se completa con una cápsula formativa a cargo de las responsables del ‘podcast’ de PlazaRadio ‘Las entendidas’, que compartirán qué ingredientes son clave para que una ‘webserie’ despierte el interés de plataformas como HBO y Netflix y pase a ser serie.

El domingo 23 de junio se ha convocado una mesa fundamental por exhaustiva sobre el pasado, presente y futuro del formato. La fundadora y directora del festival Berlin Webfest, Meredith Burkholder, presentará su guía completa sobre ‘webseries’. Para documentar el libro ha analizado más de 6.000 series. La jornada se completará con una cápsula formativa a cargo de los responsables de la plataforma digital de ficción de Atresmedia Flooxer.

La sección oficial de ‘webseries’ en Cinema Jove aporta un ámbito del audiovisual de disfrute casi exclusivo de los más jóvenes. En palabras del director del festival, Carlos Madrid, “es un mundo con reglas propias, que incorpora cada vez más espectadores y cuyo valor es equiparable muchas veces al de los cortos, pues son primeras y segundas obras de sus creadores en las que vuelcan todo su potencial, con altas dosis de espontaneidad y creatividad en un marco de absoluta libertad creativa, pues en muchos casos son propuestas autoproducidas”.

BIP, de Vincent Bossel. Imagen cortesía de Cinema Jove.

Cinema Jove celebra la caída del muro de Berlín

Ciclo ‘Youth & The Wall’
30 Aniversario de la caída del muro del Berlín
Festival Cinema Jove
Del 21 al 28 de junio de 2019

El festival Cinema Jove, organizado por el Institut Valencià de Cultura, ha programado el ciclo ‘Youth & The Wall’ para conmemorar el 30 aniversario de la caída del muro de Berlín. Se trata de seis largometrajes que se proyectarán en el Instituto Francés de València. Para el director del festival, Carlos Madrid, esta es una ocasión especial para rememorar un hecho histórico: “Este aniversario nos sirve de pretexto para hacer un repaso, a través del cine, de la vida en Berlín a ambos lados del muro, durante los 28 años que estuvo erigido”.

El muro que rodeó Berlín Oeste de 1961 a 1989 provocó que la juventud y las manifestaciones culturales urbanas tomaran caminos diferentes, un hecho que, según Madrid, ha querido recoger este ciclo: “Las seis películas muestran el trastorno que produjo esta separación en sus habitantes, contado a través de diferentes prismas como las subculturas musicales, las relaciones personales y amorosas e incluso el terrorismo”.

Fotograma de ‘The invisible frame’, de Cynthia Beatt. Imagen cortesía de Cinema Jove.

Un conjunto de seis películas seleccionadas “en la línea de Cinema Jove, poniendo el foco en la descripción de la vida de los jóvenes, del impacto del muro en el ámbito personal, afectivo, social, cultural y político”, subrayó el director.

Uno de los títulos ineludibles que se proyectarán es ‘Goodbye Lenin!’ (Wolfgang Becker, 2003), el único del ciclo que narra la vida tras la caída del muro. En 1990, para proteger a su frágil madre de un ‘shock’ fatal después de un largo coma, un joven intenta evitar que se entere de que su amada nación, Alemania Oriental, ha desaparecido tal y como la conoce. La película fue un éxito de público y crítica y obtuvo numerosos galardones y nominaciones, incluidos el premio a la mejor película europea en los Premios Goya, los César o los premios de la European Film Academy, entre otros. 

Otro de los títulos es ‘The Invisible Frame’ (Cynthia Beatt, 2009), un camino poético a través de paisajes variados a lo largo del antiguo muro de Berlín. “Una curiosidad -según Carlos Madrid- que recoge el espíritu del documental experimental ‘Cycling the Frame’, protagonizado también por Tilda Swinton, en el que esta recorría el muro al completo desde el lado occidental. En ‘The Invisible Frame’, veinte años después, recorre los mismos lugares, pero esta vez a ambos lados del muro”.

Fotograma de ‘B-Movie’. Imagen cortesía de Cinema Jove.

Precisamente en otra de las películas del ciclo, ‘B-Movie. Lust and Sound in West Berlin 1979-1989’ (Jörg A. Hoppe, Heiko Lange, Klaus Maeck, 2015), encontramos a Tilda Swinton grabando ‘Cycling the Frame’, además de otros artistas de la talla de Nick Cave, Blixa Bargeld o David Bowie. Música, arte y caos en el salvaje Berlín Oeste de los años ochenta. “El interés de la cinta lo centra la eclosión de la vida cultural y creativa en el Berlín Occidental”, destaca Madrid. Un ‘collage’ de películas y material televisivo en su mayoría inédito de una década frenética pero creativa. 

Fotograma de ‘Never Mind the Wall’. Imagen cortesía de Cinema Jove.

El auge de la escena punk y la influencia de música y subculturas importadas del Reino Unido también acompañan a la historia central de ‘Never Mind the Wall’ (Connie Walter, 2001). En 1982, Nele viaja de Alemania Occidental, donde conoce a Capitán, cantante de una banda. Se enamoran, pero el régimen les impide volver a verse.

Fotograma de ‘El silencio tras el disparo’. Imagen cortesía de Cinema Jove.

Poco antes, Volker Schlöndorff rodaba ‘El silencio tras el disparo’ (2000), en la que narra la vida de Rita Vogt, una terrorista alemana que abandona la revolución y se establece en Alemania Oriental con una nueva identidad, y donde vive con el temor constante de perder su tapadera.

Fotograma de ‘La promesa’. Imagen cortesía de Cinema Jove.

La ruptura de las relaciones personales durante esta etapa está también reflejada en otro de los títulos, ‘La promesa, un amor, un muro, una esperanza’ (Margarethe von Trotta, 1994). En otoño de 1961, justo después de la construcción del muro de Berlín, Sophie y Konrad intentan escapar del lado oriental al occidental, pero Konrad no lo consigue. Durante los siguientes 28 años solo se ven en cuatro ocasiones. 

El Festival Internacional de Cine de València – Cinema Jove está organizado por el Institut Valencià de Cultura (IVC) y está reconocido por la Federación Internacional de Productores de Filmes (FIAPF).

Fotograma de ‘Good Bye, Lenin’. Imagen cortesía de Cinema Jove.

Los espectadores refrendan el 33 Cinema Jove

33ª edición de Cinema Jove
Festival Internacional de Cine de València

La 33ª edición de Cinema Jove, el Festival Internacional de Cine del Institut Valencià de Cultura, celebrado del 22 al 29 de junio de 2018, ha recibido un total de 8.927 espectadores. La cifra supone un aumento de 1.833 espectadores con respecto a los 7.094 de la sesión anterior, casi un 25 % más que el año pasado.

“Hemos intentado combinar los nombres más célebres, como José Sacristán, de quien se proyectó ‘Formentera Lady’, y David Trueba, que presentó su última película, ‘Casi 40’, con cineastas en potencia que no por ser desconocidos tienen menos calidad”, ha explicado el director de Cinema Jove, Carlos Madrid.

De hecho, es una gran noticia para el responsable del festival que el espacio donde más se ha percibido el incremento en la afluencia de público haya sido en el Teatro Rialto, sede de la Sección Oficial de Cortometrajes.

Imagen de la película húngara 'Genezis', de Árpad Bogdán, ganadora del Premio Luna de Valencia al Mejor Largometraje del Festival Internacional de Cine de València Cinema Jove. Fotografía cortesía del festival.

Imagen de la película húngara ‘Genezis’, de Árpad Bogdán, ganadora del Premio Luna de Valencia al Mejor Largometraje del Festival Internacional de Cine de València Cinema Jove. Fotografía cortesía del festival.

El director atribuye el incremento del público asistente a la planificación de la comunicación con más tiempo de antelación que la edición anterior. Como resultado, el festival internacional de cine ha contado con más apoyos comunicativos para mostrar la oferta cinéfila en la ciudad y en el área metropolitana. En opinión de Madrid, el público ha apreciado la calidad de la propuesta artística de Cinema Jove.

“Ciertos directores valencianos muy jóvenes, como Marino Darés, responsable de ‘Halcón ciego’, e Iván Fernández de Córdoba, cuya segunda película, ‘#Seguidores’, participó a concurso en la Sección Oficial de Largometrajes, han tenido la oportunidad de mostrar sus obras, que empiezan a dar signos de personalidad propia”, ha destacado Madrid.

El público que más ha confluido en las secciones oficiales del festival, correspondientes a cortos, largos y webseries, ha sido el más joven. A esta afluencia ha colaborado el contacto de los responsables de la muestra internacional de cine con la comunidad universitaria, con la puesta en marcha, entre otras iniciativas, de un jurado joven integrado por 24 miembros, 12 responsables de premiar al mejor largometraje y 12, al cortometraje más destacado de la Sección Oficial.

“Esto es solo el principio y podemos y debemos incidir más en este sentido”, ha avanzado Carlos Madrid por lo que respecta a futuras ediciones.

CARTEL_FINAL

 

‘Genezis’ se lleva la Luna de València

‘Genezis’, de Árpád Bogdán
Premio Luna de València
Cinema Jove
Del 22 al 29 de junio de 2018

El jurado de la Sección Oficial de Largometrajes de la 33 edición de Cinema Jove ha otorgado el gran premio del festival, la Luna de València a la Mejor Película, a la húngara ‘Genezis’, del director romaní Árpád Bogdán, “por atreverse a apostar por el cine social y comprometido pero sin olvidar la dimensión humana de cada uno de los individuos implicados en los hechos que narra”.

‘Genezis’ es un alegato antirracista filmado con una gran carga poética cuyo trasfondo son los ataques con cócteles molotov perpetrados por extremistas neonazis húngaros contra viviendas de familias gitanas en 2009. El jurado ha valorado la forma de contar esta historia colectiva sin olvidar que está protagonizada por “seres humanos valiosos”, en palabras del portavoz del jurado, el polaco Robert Aronowsky, quien ha destacado la “gran unanimidad” que ha habido en las deliberaciones a la hora de otorgar este premio, que está dotado con 35.000 euros.

Genezis, de Árpád Gararian. Imagen cortesía de Cinema Jove.

Genezis, de Árpád Bogdán. Imagen cortesía de Cinema Jove.

La película húngara también ha sido acreedora de la Mención del Jurado a la Mejor Fotografía por la capacidad de su director de fotografía, Tamás Dobos, de “hacer visibles las emociones entre la oscuridad”, según reflexiona Aronowsky. Se da la circunstancia de que el director de la película, Árpad Bogdán, es de origen romaní, como las víctimas de los ataques neonazis que retrata en su película.

La otra película triunfadora de esta edición del festival que organiza el Institut Valencià de Cultura ha sido la polaca ‘Silent Night’, que ha obtenido menciones a la Mejor Dirección para Piotr Domalewski y a la Mejor Interpretación para su actor principal, Dawid Ogrodnik.
La Mención Especial del jurado ha sido para la película suiza ‘Vakuum’ y la de Mejor Guión, para la japonesa ‘The Hungry Lion’, que también ha obtenido el Premio del Jurado Joven al Mejor Largometraje.

El premio Luna de València de la Sección Oficial de Cortometrajes, dotado con 9.000 euros, ha recaído en ‘The Full Story’, de los directores ingleses Daisy Jacobs y Christopher Wilder, “por las originalidad de la técnica utilizada, que mezcla animación e imagen real” y también por tocar “cuestiones profundas de la vida” de una manera “ligera pero que atrapa al espectador”, según ha indicado la crítica de Cahiers du Cinéma Camille Bui, portavoz del jurado.

El corto ganador refleja de forma significativa, a juicio de Bui, “cómo los lugares son habitados por los fantasmas del pasado” y “cómo un mismo espacio puede albergar distintas temporalidades”. La portavoz asegura que también en la sección de cortos ha habido unanimidad sobre el premio principal, lo cual da idea de que es una historia “atractiva para diferentes sensibilidades”.

El corto ‘Ahora seremos felices’, del valenciano Borja Soler, ha ganado el premio Feroz Cinema Jove, cuyo prestigio reside en que lo conceden los miembros de la Asociación de Informadores Cinematográficos de España. El corto de Soler está basado en el libro de relatos ‘La vida privada de los héroes’, de Daniel Jiménez Palancia.

En la Sección Oficial de Webseries, la Luna de València, dotada con 2.000 euros, ha sido para la australiana ‘This is Desmondo Ray’, que aúna drama y animación. La propuesta de Steve Baker también se ha hecho con el Premio Especial Roma Web Fest y con el premio de distribución Rockzeline, consistente en un contrato de distribución.

El Premio del Público, retribuido con 800 euros, ha destacado la española ‘Dorien’, dirigida por los Hermanos Prada y protagonizada por Carolina Bang, Dani Muriel y Macarena Gómez. El thriller psicológico con tintes sobrenaturales también ha visto reconocida su fotografía con una mención del jurado a Kiko y Javier Prada y ha sido merecedora del Premio Especial Marseille Webfest, por el que el director del festival más importante de Europa la incluirá en la Sección Oficial de su siguiente edición.

Fotograma de 'Genezis', de Árpád Bogdán'. Imagen cortesía de Cinema Jove

Fotograma de ‘Genezis’, de Árpád Bogdán’. Imagen cortesía de Cinema Jove

Del entretenimiento al cambio global en el cine

‘La (re)evolución social a través del cine’, de Esther Marín
Sala Gregori Maians del MuVIM
C / Quevedo, 10. Valencia
Juves 28 de junio de 2018, a las 19.00h

La Institució Alfons el Magnànim-Centre Valencià d’Estudis i d’Investigació, dependiente del Área de Cultura de la Diputació de València, presenta este jueves 28 de junio una de sus últimas novedades editoriales, el libro ‘La (re)evolución social a través del cine. Los argumentos cinematográficos en la crisis de la modernidad’, de Esther Marín Ramos. El acto contará con la presencia de la propia autora; de Áurea Ortiz, técnica de la Filmoteca Valenciana i profesora de la Universitat de València, y de Anacleto Ferrer, director del Institut d’Humanitats del Magnànim. El estudio de Marín se ha publicado en la colección Novatores y se puede adquirir tanto en librerías como a través de la página web.

Esther Marín. Imagen cortesía de la Institució Alfons el Magnànim.

Esther Marín. Imagen cortesía de la Institució Alfons el Magnànim.

El ensayo de Esther Marín recoge los nuevos argumentos que el cine comenzó a mostrar a partir de la década de los noventa, a través de películas de Tim Burton o Spielberg, y otras como ‘La vida de Pi’, ‘Blade Runner’ o ‘Pretty woman’, y lo hace analizando las de mayor repercusión social de todos los tiempos. El resultado de esta minuciosa investigación descubre significativas aportaciones sobre la evolución del imaginario colectivo durante estas últimas décadas y pone en evidencia que bajo la pátina del entretenimiento hay una demanda de cambio global que se está haciendo realidad en muchos lugares del planeta con independencia de sus particularidades territoriales.

La presentación se enmarca dentro de la programación del festival Cinema Jove que se viene celebrando esta semana en diferentes espacios culturales de la ciudad de València, como el teatro Rialto o el Centre del Carme Cultura Contemporània, a los cuales se incorpora el MuVIM como el centro donde se presenta el libro.

Portada del libro, de Esther Marín.

Portada del libro ‘La (re)evolución social a través del cine, de Esther Marín.

Esther Marín Ramos (Alacant, 1972) es doctora en Sociología de la Cultura i licenciada en Periodismo per la Universidad Complutense de Madrid. Fundó la primera ONG española de Comunicación para el Desarrollo con la cual llevó a cabo diferentes programas sobre educomunicación en la década de 1990. Dedicada a la docencia durante más de diez años, fue profesora de Psicología de la Comunicación y Teoría de la Comunicación en el extinto Centre d’Estudis Ciutat de la Llum, adscrito a la Universitat Miguel Hernández de Elx. Escribe sobre cine y series de televisión en la revista Píkara Magazine desde una perspectiva de género y en otras publicaciones de carácter científico.

 

Fotograma de Blade Runner.

Fotograma de Blade Runner, de Ridley Scott.