El maestro japonés Hirokazu Koreeda, en la Mostra

Mostra de València-Cinema del Mediterrani
Cines Babel y Filmoteca de Valencia
Del 24 de octubre al 3 de noviembre de 2019

La Mostra de València-Cinema del Mediterrani, del 24 de octubre al 3 de noviembre en los cines Babel y el IVC Filmoteca, quiere ser un radar programado para identificar el nuevo cine hecho en los países de la cuenca del Mediterráneo, donde en los últimos años se ha producido una revolución cultural audiovisual cuyos ecos resuenan en todo el mundo. «La Mostra sigue demostrando su compromiso con ofrecer el mejor cine que más necesita del apoyo de un altavoz como este», afirma Gloria Tello, Concejala de Patrimonio y Recursos Culturales.

Buena muestra de ello es su potente sección informativa, que crece de los 10 títulos presentados el año pasado a los 15 que se podrán ver en esta edición del festival. Una selección que apuesta por la diversidad de países del arco mediterráneo (Francia, Libia, Palestina, España, Italia, Marruecos, Egipto, Portugal, Líbano), que incluye varios estrenos en España y títulos destacados que han pasado por otras citas internacionales y todavía no han accedido a las pantallas comerciales españolas.

Fotograma de ‘La inocencia’, de Lucía Alemany. Imagen cortesía de la Mostra de València.

Además, la Mostra mantiene su «decidida apuesta por el cine valenciano, combinando los trabajos de directores de larga trayectoria con los de cineastas emergentes», apunta Eduardo Guillot, director de programación del festival. La representación valenciana en la Sección Informativa tiene tres nombres propios: Vicent Monsonís, Pedro Rosado y Lucía Alemany.

La Mostra rescata la adaptación cinematográfica de la obra teatral de Chema Cardeña, ‘Matar al rey’, dirigida por Vicent Monsonís. Una película rodada en 2016 y que se estrena ahora. Pedro Rosado debuta en el cine en valenciano con su nueva película rodada en Gilet: ‘Una dona amb unes ales tremendes’ cuenta la historia de amor de una pareja de más de treinta años de convivencia en la Sierra Calderona. ‘La inocencia’, ópera prima de la valenciana Lucía Alemany, es una película de temática rabiosamente actual sobre el tabú del aborto adolescente. La cinta acaba de participar en la Sección Nuevos Directores del festival de San Sebastián.

‘La guérisseuse’, de Mohammed Zineddaine. Imagen cortesía de la Mostra de València.

La Sección Informativa cuenta también con la película egipcia ‘Diamond Dust’, del director Marwan Hamed (‘El edificio Yacobián’). Se trata de un oscuro thriller político que se atreve a diseccionar con escalpelo los diversos entramados de corrupción en la sociedad egipcia. De Marruecos llega ‘La guérisseuse’, del director Mohammed Zineddaine, que muestra una nueva realidad del país, donde la mujer intenta jugar un papel más activo e igualitario en la vida diaria, aunque sin poder eliminar del todo el machismo ancestral. Una propuesta teñida de sangre, fetichismos y reivindicaciones, recientemente premiada en el Festival de Nápoles.

‘Freedom Fields’, de Naziha Arebi. Imagen cortesía de la Mostra de València.

‘Freedom Fields’ es el primer largometraje dirigido por una mujer en la historia del cine libio. Filmado durante cinco años, en él la directora Naziha Arebi sigue la historia de tres mujeres y su equipo de fútbol en Libia tras la revolución, a medida que el país se interna en una guerra civil y las utópicas esperanzas de la Primavera Árabe comienzan a desvanecerse.

‘Mafak’ es el debut en la ficción del fotógrafo y realizador de documentales Bassam Jarbawi. El largometraje explora el coste físico y emocional que siente un prisionero palestino tras pasar más de 15 años encerrado en una cárcel israelí. Una película que consolida la apuesta de la Mostra por visibilizar el cine palestino, tras el ciclo de la edición pasada. La representación italiana en esta sección corre a cargo de la última producción de Federico Bondi, ‘Dafne’, un simpático drama familiar en el que la actriz primeriza Carolina Raspanti aporta mucha vida y textura al personaje protagonista con Síndrome de Down.

‘Mar’, de Margarida Gil. Imagen cortesía de la Mostra de València.

La actriz Maria de Medeiros protagoniza ‘Mar’, de la directora portuguesa Margarida Gil. Una mirada sobre los conflictos latentes en el Mediterráneo en el momento actual. Por su parte, la libanesa ‘Are you glad I’m here’, de la directora Noor Gharzeddine, se adentra en la problemática de la violencia machista aportando a través de una visión provocativa que no deja indiferente y que se alzó con el Premio del Público en el festival de Brooklyn.

El cine francés tiene una fuerte presencia en la Sección Informativa de la Mostra. Del país vecino llega ‘La verdad’, la nueva película del maestro japonés Hirokazu Koreeda, quien abandona su país por primera vez para rodar en francés con Catherine Deneuve, Juliette Binoche y Ethan Hawke.

‘Zero Impunity’, de Nicolas Blies, Stéphane Hueber-Blies y Denis Lambert. Imagen cortesía de la Mostra de València.

También destaca la comedia política ‘Los consejos de Alice’ (Nicolas Pariser), que se hizo con el Premio Label Europa en el festival de Cannes; el contundente documental ‘Zero Impunity’ (Nicolas Blies, Stéphane Hueber-Blies, Denis Lambert), que combina animación e imagen real para denunciar a los autores de abusos sexuales en conflictos armados; la ópera prima de Margaux Bonhomme, ‘Head above the water’, que aborda la convivencia con la discapacidad a través de un magistral trabajo interpretativo de Diane Rauxel; y ‘Los miserables’ (Ladj Ly), un retrato duro y realista de la violencia policial en los suburbios de París que en mayo ganó el Premio del Jurado en el Festival de Cannes.

‘La verdad’, de Hirokazu Koreeda. Imagen cortesía de la Mostra de València.

Ferzan Ozpetek, Palmera de Honor de la Mostra

Mostra de València-Cinema del Mediterrani
Del 24 de octubre al 3 de noviembre de 2019

Ferzan Ozpetek será distinguido con la Palmera de Honor en la 34 edición de Mostra de València-Cinema del Mediterrani. El director de ‘Hamam, el baño turco’ y «Rosso Istanbul» acudirá al festival, donde se repasará su filmografía. 

«Con esta Palmera de Honor continuamos estableciendo vínculos con la historia de la Mostra, ya que Ozpetek es un director que ha competido previamente en el festival», apunta Gloria Tello, Concejala de Patrimonio y Recursos Culturales, del Ayuntamiento de València. Además, destaca su importante «contribución a la visibilización de la cultura lgtbi».

El cine del director turco afincado en Italia aborda cuestiones universales a partir de experiencias. Un cineasta «sin prejuicios, que apuesta por un cine marcado por la sensualidad y de carácter netamente mediterráneo», señala Eduardo Guillot, director de programación de la Mostra.

Fotograma de ‘Hamam, el baño turco’, de Ferzan Ozpetek. Imagen cortesía de la Mostra de València.

Ferzan Ozpetek nació en Estambul en 1959 y se trasladó a Italia en 1978 para estudiar Historia del Cine en la Universidad La Sapienza de Roma. Ha realizado trece películas, incluido su popular debut ‘Hamam, el baño turco’, descubierta en la Quincena de Realizadores de Cannes y Premio del Público de la Mostra de València de 1997. La película disfrutó de grandes críticas y del favor del público, estrenándose Francia, Gran Bretaña, Alemania, España e incluso en los Estados Unidos. ‘Hamam’ realizó el circuito de festivales cinematográficos con gran éxito.

Su filmografía se caracteriza por desarrollar un relato integrador de las diversas culturas del Mediterráneo, y en ella destacan ‘El hada ignorante’ (2001), ‘La ventana de enfrente’ (2003), ‘Tengo algo que deciros’ (2010) o ‘Rosso Istanbul’ (2017), entre otras, habitualmente coproducidas entre Italia, Turquía y Francia.

Ozpetek también ha dirigido tres óperas, ‘Aida’, ‘La Traviata’ y la más reciente, ‘Madama Butterfly’, y ha publicado dos novelas: ‘Rosso Istanbul’ y ‘Sei la mia vita’. Acaba de completar el montaje de ‘La Dea Fortuna’, que se estrenará en Italia a finales de noviembre de 2019. Mostra de València-Cinema del Mediterrani se celebrará del 24 de octubre al 3 de noviembre en los Cines Babel y en IVC La Filmoteca.

Ferzan Ozpetek. Imagen cortesía de la Mostra de València.

El pez cámara de Diego Mir, para la Mostra de València

Imagen gráfica de Diego Mir
34 edición de Mostra de València-Cinema del Mediterrani
Del 24 de octubre al 3 de noviembre de 2019

El diseñador e ilustrador valenciano Diego Mir firma la imagen de la 34 edición de Mostra de València-Cinema del Mediterrani, que se celebrará del 24 de octubre al 3 de noviembre del 2019. Mir se ha basado en conceptos como los fotogramas, el mar y la cámara cinematográfica para imprimir dinamismo a la composición. 

«La imagen de la 34 Mostra de València se apoya en este concepto de ilusión óptica, mediante un motivo (el pez, que nuestro cerebro convierte en cámara) acompañado de elementos que podemos encontrar en nuestras playas. Entre estos objetos encontrados destaca la piedra, símbolo de un festival sólido», explica el diseñador. 

El resultado es una imagen cargada de simbolismo.»Una composición llamativa, directa y contundente, que se basa en elementos conceptuales y distingue un festival con personalidad propia, que se posiciona como la cita imprescindible del cine actual del Mediterráneo», apuntan desde la organización de Mostra de València-Cinema del Mediterrani.

Diego Mir se ha decantado por una tipografía rotunda, que crea el contrapunto necesario para equilibrar las exturas, las imperfecciones y las formas irregulares de los elementos fotográficos y del pez-cámara. «El cine es magia. El movimiento en la gran pantalla es un artificio mental: nuestro cerebro transforma fotogramas estáticos en secuencias dinámicas», afirma Mir.

Nacido en València, Mir ha ilustrado artículos de opinión y portadas para varias publicaciones nacionales e internacionales y ha desarrollado proyectos de diseño para clientes como el Ajuntament de València, la Institució Alfons el Magnànim o el Museu de Belles Arts de València.

Entre sus proyectos recientes se encuentra la campaña gráfica #TrieEstimar, diseñada junto a Luis Demano para promocionar el Programa Contexto de la Universitat de València contra la violencia machista, la imagen gráfica de las tres últimas ediciones del aniversario de la Universitat Popular de València o el cartel «L’horta és vida». Sus ilustraciones también han aparecido en The New York Times, The Wall Street Journal, The Economist o McGraw Hill.

Cartel de Diego Mir. Imagen cortesía de Mostra de València.

Necesitábamos a la Mostra

Mostra de València – Cinema del Mediterrani
Del 18 al 28 de octubre de 2018

Estar en la entrada de la renacida Mostra de València fue algo que no hubiera esperado nunca. Muchos años, sobre todo desde la entrada al gobierno de Compromís, se llevaba hablando de la necesidad de retomar aquel sueño, aquel festival que unía a los pueblos de Mediterráneo bajo un mismo paraguas. El festival estaba en la boca de todos. La Mostra significaba mucho para mí cuando era bastante más joven.

Fotograma de 'Plaga Zombie'

Fotograma de ‘Plaga Zombie’, de Pablo Parés y Hernán Sáez.

Recuerdo las secciones de cine gore, sí amigos, de cine gore. Aquellas tardes de juventud con un buen amigo mientras en la pantalla se proyectaban películas como la argentina ‘Plaga Zombie’ (1997), de Pablo Parés y Hernan Sáez. Y también ‘Demonium’ (2001), de Andreas Schnaas, el cual estaba detrás nuestro con el equipo. Aquella sensación de estar con ellos, con el equipo, el director y la actriz, aquello nos hechizó, no se me olvidará jamás. Creo incluso que fue mi primera película en versión original subtitulada.

Fotograma de 'Volver a empezar', de José Luis Garci.

Fotograma de ‘Volver a empezar’, de José Luis Garci.

Otro año, en los extintos y añorados ABC Martí, vi por primera vez ‘Volver a empezar’ (Jose Luís Garci, 1982), historia de nuestro cine y un logro que trascendió fronteras. La Mostra no solo nos hacía pasar grandes horas de cine, sino que nos ilustraba, nos enseñaba. Iba a La Mostra como cualquiera, pagaba mi entrada y hasta me hice socio, pero un día desapareció de nuestras vidas. La ciudad se quedó huérfana, había que recortar presupuesto y el festival parece que era innecesario.

Sobre el escenario, Eduardo Guillot (dcha) y Efti Philipou. Fotografía de Javier Caro.

Sobre el escenario, Eduardo Guillot (dcha) y Efthimis Filippou. Fotografía de Javier Caro.

Cinema Jove se quedó entonces como único festival grande de la ciudad: era ahora la bandera de València y no lo hicieron nada mal, de hecho, lo hicieron muy bien, aunque en las retinas de todos nosotros aún estaba la olvidada Mostra. El sueño del que nos despertaron por la fuerza. València sin ella estaba fuera del circuito de festivales, algunos nos adelantaron como Sevilla (Festival de Cine Europeo), otros se alzaron con el trono del cine español como Málaga, y València y su Mostra seguían encerrados en el recuerdo de los cinéfilos que habían asistido a un festival único en su especie.

Fotograma de 'Un día más con vida'

Fotograma de ‘Un día más con vida’, de Raúl de la Fuente.

Y ahora estoy aquí, en los magníficos cines Babel, rodeado de gente a punto de ver ‘Un día más con vida’ (Raúl de la Fuente, 2017) en La Mostra, porque aunque estuvo en coma, sobrevivía en nuestros deseos y sueños. De la Fuente ha hecho una obra maestra, ¿para qué vamos a negarlo? No sabemos cómo catalogarla, ¿documental, animación, una nueva clasificación…? La cuestión es que estamos ante una bomba de relojería, de esos filmes que te atrapan y te hacen esbozar una sonrisa idiota, siendo plenamente consciente que has asistido a algo que se desparrama por los márgenes de lo normal, de lo usual.

Es el relato autobiográfico de Ryszard Kapuściński que narra los últimos días de Angola como colonia portuguesa en 1975, y las terribles consecuencias de esta descolonización. Es eso, y más, mucho más. Es sentimiento, lucha, pasión e ideología. Un sistema de creencias en unos valores que se han perdido.

Desenterrando Sad Hill

Desenterrando Sad Hill, de Guillermo de Oliveira.

Otro de esos platos de gourmet que tanto se llevan en restaurantes de nivel, es lo que nos sirvió Eduardo Guillot, director de La Mostra, al traerse, directamente desde su paso por Sitges, con el Premio Mejor Película en Noves Visions, ‘Desenterrando Sad Hill’ (Guillermo de Oliveira, 2018). Hacía tiempo que no escuchaba un aplauso tan prolongado como el que le dimos al director, que muy amablemente charló sobre el rodaje, la idea y la ilusión que habían depositado todos en ese trabajo.

Estamos ante un largometraje documental sobre la reconstrucción del cementerio construido en España, en la plena época franquista, hace 50 años, para la secuencia final de la película ‘El bueno, el feo y el malo’ (Sergio Leone, 1968). ¡Qué emocionante ver éste tipo de cine! Solo con estas dos obras, ya lo tienen muy difícil para superar esta edición, que se quedará prendida de nuestras retinas durante mucho tiempo.

Fotograma de 'El pico', de Eloy de la Iglesia.

Fotograma de ‘El pico’, de Eloy de la Iglesia.

Por supuesto, antes de marcharme a la Seminci de Valladolid, no podía perderme ‘El Pico’ (Eloy de la Iglesia, 1983), una denostada película muy interesante, que con los años ha ido transformándose más en un testimonio fidedigno de un momento muy concreto de nuestra historia más reciente. Eduardo Guillot nos ha devuelto, aunque quizás no lo sepa, algo más que un festival, nos ha devuelto el sueño de una semana de otoño. Nos vemos el año que viene, porque, ¡València es cine!

Desenterrando Sad Hill

Desenterrando Sad Hill, de Guillermo de Oliveira.

Javier Caro

Más de 9.000 espectadores en la renacida Mostra

33 edición de Mostra de València–Cinema del Mediterrani
Del 18 al 28 de octubre de 2018

La 33 edición de Mostra de València–Cinema del Mediterrani llegó a su fin. Un festival que ha vuelto, tras seis años de ausencia, para ampliar el imaginario del cine de la cuenca del mediterráneo en nuestro país y que, celebrado del 18 al 28 de octubre, ha recibido un total de 9.178 espectadores.

Las cifras “demuestran que había ganas de Mostra, que los valencianos la echaban de menos y que València tiene potencial para ser el referente audiovisual del Mediterráneo. La nueva edición ha despertado interés, se han cumplido ampliamente nuestras perspectivas, y las numerosas sesiones en los Cines Babel y la Filmoteca,  han tenido una gran acogida”, apunta Gloria Tello, concejala de Cultura del Ayuntamiento de València.

Regresa convertido en toda una cita obligada para los amantes del cine contemporáneo, con una propuesta audiovisual cuidada y dinámica, así como un espacio de reflexión para repensar el Mediterráneo. “Y con una propuesta tan firme como la que se quiere apuntalar de nuevo en cada edición para lograr posicionar la Mostra como un festival de referencia de la ciudad”, añade Rosa Roig, directora de Mostra de València.

“La respuesta del público a la sección oficial ha sido más que notable. Tener salas rozando el lleno para ver películas tunecinas o libanesas inéditas en España demuestra que tenía sentido recuperar la esencia original de la Mostra”, explica el responsable de programación de Mostra de València Eduardo Guillot. En su opinión, el público ha apreciado la calidad de la propuesta artística de la Mostra.

De hecho, es una gran noticia para el responsable del festival el que hayan sido la Sección Oficial y la Sección informativa las de mayor afluencia de público. Una sección a competición que premió con sus Palmeras a tres propuestas de directores jóvenes. “Nos entusiasma que el jurado haya tenido en cuenta en el palmarés a los cineastas emergentes. Estoy convencido de que directoras y directores como Banu Sivaci o Nathan Ambrosioni darán mucho que hablar en el futuro”, señala Guillot.

Otra de las propuestas programáticas que mejor ha funcionado es la didáctica Mostra del Instituts, proyecciones escogidas por su temática, por donde pasaron 812 alumnos de 18 centros educativos de secundaria de València.

En 2018 la Mostra de València ha proyectado en las cinco salas de Babel y en la Sala Berlanga de la Filmoteca de València 87 títulos en 160 proyecciones: 67 largometrajes, seis mediometrajes y 14 cortometrajes. En las principales secciones pudo contarse hasta 22 estrenos nacionales. El festival ha contado con más de 35 invitados internacionales y 89 periodistas acreditados, 39% de prensa especializada.

Público en los cines Babel. Imagen cortesía de la Mostra de València.

Público en los cines Babel. Imagen cortesía de la Mostra de València.

‘The pigeon’, Palmera de Oro de la Mostra

33 Mostra de València–Cinema del Mediterrani
Palmera de Oro para ‘The pigeon’, de Banu Sivaci
Del 18 al 28 de octubre de 2018

La 33 edición de Mostra de València–Cinema del Mediterrani llega a su fin. Un festival que ha vuelto, tras seis años de ausencia, para ampliar el imaginario del cine de la cuenca del mediterráneo en nuestro país. Regresa convertido en todo un nuevo referente para los amantes del cine tanto emergente como legendario, con una propuesta audiovisual cuidada y dinámica así como un espacio de reflexión para repensar el Mediterráneo. Y con una propuesta tan firme como la que se quiere apuntalar de nuevo en cada edición.

La película ‘The pigeon’ de la directora turca Banu Sivaci, se ha alzado con la Palmera de Oro, premio dotado con 25.000€. Una película delicada y sensible sobre un joven que existe en los límites de la sociedad y logra encontrar una fuerza interior para enfrentarse a quienes lo amenazan. ‘The Pigeon’, que se estrenó en el Festival Internacional de Cine de Berlín en febrero, retrata la vida en los márgenes y apunta el nombre de Sivaci como una directora a seguir.

Banu Sivaci, directora de The Pigeon.

Banu Sivaci, directora de The Pigeon. Imagen cortesía de la Mostra.

El jurado, presidido por la productora, directora y actriz libanesa Rana Salem, ha considerado que ‘The Pigeon’ merece la Palmera de Oro «por su capacidad para extraer poesía visual y sonora de un entorno hostil donde el personaje principal tiene que luchar para tratar de ser él mismo y preservar su libertad individual».

‘The Pigeon’, además, ha conseguido alzarse con los premios a Mejor Actor para el protagonista de la película Kemal Burak Alper; Mejor Guión, escrito por la propia directora Banu Sivaci; Mejor Fotografía, de Arda Yildrian, y Mejor Banda Sonora, compuesta por la artista sonora Canset Özge Can.

La Palmera de Plata ha sido para la primera coproducción macedónica-griega ‘Secret Ingredient’ del director Gjorce Stavreski, ganador además del premio a Mejor Dirección. En opinión del jurado «por la originalidad del tema abordado y la habilidad para encontrar los mejores ingredientes para mostrar la realidad de la dolencia con sentido del humor combinando comedia y drama». Los poderes medicinales de la marihuana no son (para nada) un secreto y Gjorce Stavreski los pone sobre el tapete en esta curiosa tragicomedia.

Paper Flags

Fotograma de Paper Flags, de Nathan Ambrosioni. Imagen cortesía de la Mostra.

La Palmera de Bronce es para ‘Paper flags’, la película del director francés Nathan Ambrosioni. El joven director, tiene 19 años, llega a Mostra de València demostrando un sólido dominio narrativo en este relato sobre el complicado encuentro entre un hermano y una hermana, marcado por la dificultad de la reinserción tras una larga estancia en prisión. Esta película, además, ha logrado el premio a Mejor Actriz para la joven parisina Noémie Merlant.

Para el jurado de Mostra de València, ‘Paper flags’ es merecedora de esta Palmera de Bronce por «su capacidad para transmitir emociones a través de recursos que combinan tensión y ternura, mediante unos personajes capaces de encarnar su relación de ambigüedad, y por su generosa manera de dirigir».

Nome di Donna

Fotograma de Nome di Donna, de marco Tulio Giordana. Imagen cortesía de la Mostra.

En virtud del Convenio de colaboración entre À Punt y Mostra de València se concede el premio À Punt, a «la película de la Sección Oficial que mejor asuma el compromiso para avanzar en la igualdad entre hombres y mujeres». La escogida ha sido ‘Nome di donna’, del director Marco Tullio Giordana, a partir de un guión de Cristiana Mainardi.

Esta película italiana trata la temática del acoso laboral y sexual desde la perspectiva de la mujer. Planteada desde una óptica feminista, ‘Nome di donna’ incide en la necesidad del apoderamiento de las víctimas para ejercer el derecho en la justicia y lo hace extensivo al resto de su entorno, familiar, laboral y social. Es una apuesta decidida para romper el silencio que rodea muchos casos de acoso cimentados en el silencio y la connivencia. Este premio lleva implícita la adquisición de los derechos de emisión por parte de À Punt Mèdia. Los Premios del Palmarés fueron entregados en la clausura de esta edición de Mostra de València–Cinema del Mediterrani, el 26 de octubre en el Palau de la Música.

The Pigeon

Fotograma de The Pigeon, de Banu Sivaci. Imagen cortesía de la Mostra.

Palmera de Honor de la Mostra a Abdellatif Kechiche

Abdellatif Kechiche, Palmera de Honor
33 Mostra de València-Cinema del Mediterrani
Del 18 al 28 de octubre de 2018

La 33 Mostra de València-Cinema del Mediterrani, del 18 al 28 de octubre del 2018 en los cines Babel y en IVC-La Filmoteca, entregará su otra Palmera de Honor al director franco-tunecino Abdellatif Kechiche. El director de ‘La vida de Adèle’ acudirá al festival donde se repasará su filmografía. “Esta segunda Palmera de Honor concedida a Abdellatif Kechiche pone la guinda a una edición de regreso de la Mostra que responde a la ambición con la que emprendimos su recuperación”, apunta Gloria tello, concejala de Cultura del Ayuntamiento de València.

Fotograma de 'La Faute à Voltaire'. Imagen cortesía de la Mostra de València.

Fotograma de ‘La Faute à Voltaire’. Imagen cortesía de la Mostra de València.

La obra del director franco-tunecino Abdellatif Kechiche (Túnez, 1960) es corta en cifra de largometrajes, pero larga en reconocimientos internacionales. Con ‘La faute à Voltaire’ (2000), su ópera prima, ya obtuvo dos premios en Venecia, y desde entonces no ha rodado una película que no haya participado en los festivales más prestigiosos del mundo. Para Eduardo Guillot, director de programación de la Mostra, “Abdellatif Kechiche representa a la perfección el espíritu del festival: un cineasta nacido en el norte de África que no se olvida de sus raíces, pero al mismo tiempo ha sabido hacerse un hueco en el panorama internacional abordando temas universales”.

Fotograma de 'L'Esquive'. Imagen cortesía de la Mostra de València.

Fotograma de ‘L’Esquive’. Imagen cortesía de la Mostra de València.

Con ‘L’Esquive’ (2004) Kechiche ganó el César a mejor director y película, ‘Cuscús (La graine et le mulet)’ (2007) fue galardonada con el Gran Premio Especial del Jurado en Venecia, y la consagración definitiva le llegó gracias a ‘La vida de Adèle’ (2013), merecedora de la Palma de Oro en Cannes y que se llevó además el Premio FIPRESCI de la crítica internacional.

Una película que conquistó a todos los públicos e hizo que se otorgara, por primera vez en la historia, otras dos Palmas de Oro a sus dos protagonistas, Léa Seydoux y Adèle Exarchopoulos, recompensadas por escenificar su amor en carne viva a lo largo de los 180 minutos del film. Kechiche logra armar un drama amoroso apasionante.

Fotograma de 'La vida de Adele'. Imagen cortesía de la Mostra de València.

Fotograma de ‘La vida de Adele’. Imagen cortesía de la Mostra de València.

El de Kechiche es un cine caracterizado por el predominio de lo sensorial, único en su habilidad para capturar las emociones de los personajes, con un enfoque muy particular de la adolescencia, el deseo sexual o sus raíces africanas.

Su última película, ‘Mektoub, My Love: Canto Uno’ (2017), fue presentada en Venecia y propone una mirada nostálgica sobre la inocencia de la juventud. Su protagonista, Mektoub, es un joven amante del cine y aficionado a la fotografía que parece diseñado como alter ego del director. A través de él la película nos invita a pasar unos días de verano en un pueblo costero, en compañía de un nutrido grupo de chicos y chicas que se relacionan entre sí según el dictado de sus hormonas.

Estos ciclos homenaje se suman al repaso a la última hornada cinematográfica hecha en el Mediterráneo en su Sección Oficial, la sección informativa y los ciclos sobre el cine negro francés y el nuevo cine palestino, y los ciclos homenaje a Efthimis Filippou, Josep Anton Pérez Giner y Carles Santos, que conforman la 33 edición de Mostra de València-Cinema del Mediterrani.

Abdellatif Kechiche. fotografía de Michael Watier por cortesía de la Mostra de València.

Abdellatif Kechiche. Fotografía de Michael Watier por cortesía de la Mostra de València.

Efthimis Filippou, Palmera de Honor de la Mostra

Mostra de València-Cinema del Mediterrani
Efthimis Filippou, Palmera de Honor
Del 18 al 28 de octubre de 2018

Efthimis Filippou (Grecia, 1977) guionista, periodista y autor de cinco obras para teatro, recibirá la Palmera de Honor de Mostra de València-Cinema del Mediterrani. En el marco del festival, el guionista realizará una masterclass sobre escritura cinematográfica en Filmoteca València el sábado 20 de octubre.

Poseedor de un estilo muy personal, Efthimis Filippou mezcla con maestría lo cotidiano con lo absurdo, el humor negro y seco con la violencia más cruda, la distopía con el surrealismo y lo fantástico con lo banal. «Un autor con una especial habilidad para rasgar la superficie de lo cotidiano, explorar el comportamiento humano en situaciones límite y cuestionar las estructuras sociales» señala Eduardo Guillot, director de programación de Mostra de València.

Fotograma de 'Canino', de Yorgos Lanthimos. Mostra de València

Fotograma de ‘Canino’, de Yorgos Lanthimos. Mostra de València

En este ciclo retrospectiva veremos sus colaboraciones con el director Yorgos Lanthimos: «Canino», «Alps», «Langosta», que le valió una nominación al Oscar, y «El sacrificio de un ciervo sagrado», películas que se han convertido, en menos de una década, en clásicos de culto. Así como otras colaboraciones con el cineasta Babis Makridis en «L» o con la directora Athina Rachel Tsangari en «Chevalier». Y es que pocos guionistas han conseguido desarrollar en tan poco tiempo un trabajo tan personal, con unas marcas tan identificables.

Ciclos Homenaje

El festival dedicará en esta edición ciclos a dos valencianos recientemente fallecidos. «Mostra de València no podía dejar de rendir un homenaje a uno de los más grandes productores de la historia del cine español como es Pérez Giner y a uno de nuestros artistas más universales, Carles Santos», afirma Gloria Tello, concejala de cultura del Ayuntamiento de València.

El productor valenciano Josep Anton Pérez Giner, fallecido el pasado mes de abril  en Sant Cugat del Vallès (Barcelona) a los 83 años, participó en la producción de más de un centenar de películas. Giner se inició como auxiliar a mediados de los años cincuenta, y con el paso de los años se convirtió en una figura clave en el terreno de la producción cinematográfica en España.

Pérez Giner fue socio de Ricardo Muñoz Suay en Profilmes, impulsor del género de terror español de los setenta, protagonista de cruciales cambios en el cine de la Transición y padrino de numerosos cineastas emergentes, a los que dio su primera oportunidad. En palabras del guionista Piti Español, «sin Pérez Giner no se puede explicar la historia del cine español de los últimos cincuenta años».

Fotograma de 'El bueno, el feo y el malo', de Sergio Leone. Mostra de València.

Fotograma de ‘El bueno, el feo y el malo’, de Sergio Leone. Mostra de València.

En su extensa filmografía, de más de un centenar de títulos, destacan trabajos junto a Glauber Rocha, Paul Leduc, Sergio Leone, Vicente Aranda, Eloy de la Iglesia, Joaquím Jordà, Bigas Luna, Ridley Scott, Manuel Gutiérrez Aragón, Ventura Pons o Joseph Losey, entre otros.

En la 33 Mostra de València se podrá ver «El bueno, el feo y el malo» de Sergio Leone; «Juguetes rotos» de Manuel Summers; «La muchacha de las bragas de oro» de Vicente Aranda; «El pico» de Eloy de la Iglesia; «Mones com la Becky» de Joaquim Jordà y Nuria Villazán; «Radiacions» de Judith Colell y «L’Orquestra de les estrelles» de Eduard Cortés.

Resulta imposible etiquetar en una sola disciplina la obra de Carles Santos (Vinaròs, 1940-2017), artista polifacético como pocos. Pianista de formación, no solo compuso e interpretó piezas musicales y obras de teatro, sino que también dirigió y protagonizó diversas películas experimentales desde finales de los sesenta, en las que investigaba sobre el papel de la música y el sonido en la percepción de un film por parte del espectador.

El compositor valenciano Carles Santos. Mostra de València.

El compositor valenciano Carles Santos. Mostra de València.

Durante los años setenta, Santos compuso la música para muchos de los primeros cortometrajes de Pere Portabella, de nuevo experimentando con el concepto de banda sonora y lo que representa, elaborando un discurso que en la gran mayoría de casos no era solo un mero apoyo para las imágenes que se veían en pantalla. Carles Santos formalizó el humor como método de comunicación fílmico y sonoro.

Mostra de València reúne en este ciclo algunos de los cortometrajes en que participó el artista a lo largo de su carrera, sumándose de este modo a los diversos homenajes a su figura que las instituciones valencianas han programado a lo largo de 2018. El ciclo ha sido elaborado con la colaboración del Institut Valencià de Cultura, Films 59 y Fundació Caixa Vinaròs.

Estos ciclos homenaje se suman al repaso a la última hornada cinematográfica hecha en el mediterráneo en su Sección Oficial, la sección informativa y los ciclos sobre el cine negro francés y el nuevo cine palestino, que conforman la 33 edición de Mostra de València-Cinema del Mediterrani.

Efthimis Filippou. Fotografía de Yorgos Lanthimos por cortesía de la Mostra de València.

Efthimis Filippou. Fotografía de Yorgos Lanthimos por cortesía de la Mostra de València.

 

La Mostra vuelve evocando el cine negro

Mostra de València-Cinema del Mediterrani
Del 18 al 28 de octubre de 2018

La Mostra de València-Cinema del Mediterrani, que celebra su 33 edición del 18 al 28 de octubre del 2018 en los cines Babel y en IVAC-La Filmoteca, comienza a revelar su programación. Una de las múltiples miradas del festival se detendrá en el cine negro francés.

Junto al repaso a la última hornada cinematográfica hecha en el Mediterráneo en su Sección Oficial, la sección informativa (que incluye ‘Amerika Square’, ‘Un día más con vida’ o el último éxito de la Mostra de Venecia ‘La noche de 12 años’ de Antonio de la Torre, entre otras) y los ciclos homenajes, Mostra de Valencia-Cinema del Mediterrani se adentra en la zona negra del género policial con el ciclo ‘Polar: serie negra a la francesa’.

Fotograma de Rififi. Imagen cortesía de La Mostra de Valencia.

Fotograma de Rififi, de Jules Dassin. Imagen cortesía de La Mostra de Valencia.

“La retrospectiva ofrece una oportunidad única para comprobar cómo ha evolucionado el cine negro francés desde los años cincuenta hasta la actualidad, a través del trabajo de directores como Becker, Truffaut, Melville, Tavernier, Chabrol, Audiard o Richet”, señala Eduardo Guillot, director de programación del festival.

Y es que el cine negro es un invento francés. En 1946, la crítica francesa conoció las películas norteamericanas que no había podido ver durante la Segunda Guerra Mundial, y acuñó el término film noir para referirse al tono pesimista y oscuro, que las impregnaba. Pero antes de este pistoletazo de salida, los franceses ya habían dibujado un rastro sólido y mejorado del género negro en la gran pantalla. En realidad, el film noir es un claro ejemplo de la apropiación cultural a la que ha dado lugar la cinefilia mundial.

Desde la posguerra, el policial francés bebió del cine negro norteamericano. Los policiales de los ’40 y comienzos de los ’50 son más violentos; la acción se traslada de los barrios marginales al glamouroso París. Pero el film noir francés desarrollará también rasgos propios. Las fronteras entre buenos y malos se difuminan y el héroe acostumbra a ser un antihéroe atenazado por un pasado oscuro.

Fotograma de 'Mesrine'. Imagen cortesía de La Mostra de Valencia.

Fotograma de ‘Mesrine’, de Jean-Françoise Richet. Imagen cortesía de La Mostra de Valencia.

El ciclo ‘Polar: serie negra a la francesa’ de la 33 edición de Mostra de València-Cinema del Mediterrani ofrece un recorrido por los momentos más representativos del «polar», un subgénero dentro del policial francés más cercano al policial negro americano que al clásico estilo inglés, que incluye grandes clásicos y otras derivaciones del género hasta la actualidad.

En este ciclo se podrá ver ‘Rififi’ de Jules Dassin; ‘Pierrot le Fou’ de Jean-Luc Godard; ‘Serie negra’ de Alain Corneau o ‘Dejad que los cadáveres se bronceen’ de Hélène Catet y Bruno Forzani; entre las diecisiete películas programadas que lo componen. Un recorrido extenso, clásico y moderno, por lo mejor del género con los siguientes títulos:

No toquéis la pasta (Touchez pas au grisbi, Jacques Becker, 1954)
Rififi (Du rififi chez les hommes, Jules Dassin, 1955)
Ascensor para el cadalso (Ascenseur pour l’échafaud, Louis Malle, 1958)
Tirad sobre el pianista (Tirez sur le pianiste, François Truffaut, 1960)
La evasión (Jacques Beckel, 1960)
Pierrot le Fou (Jean-Luc Godard, 1965)
El silencio de un hombre (Le samouraï, Jean-Pierre Melville, 1967)
Serie negra (Série noire, Alain Corneau, 1979)
Coup de Torchon (Bertrand Tavernier, 1981)
La luna en el arroyo (Jean – Jacques Beineix, 1983)
La ceremonia (La cérémonie, Claude Chabrol, 1995)
Lee mis labios (Sur mes lèvres, Jacques Audiard, 2001)
Plaga final (Pars vite et reviens tard, Régis Wargnier, 2007)
Mesrine 1 (L’instinct de mort, Jean-François Richet, 2008)
Mesrine 2 (L’ennemi public n°1, Jean-François Richet, 2008)
Dejad que los cadáveres se bronceen (Laissez bronzer les cadavres!, Hélène Catet, Bruno Forzani, 2017)

Fotograma de 'Serie negra'. Imagen cortesía de La Mostra de Valencia.

Fotograma de ‘Serie negra’, de Alain Corneau. Imagen cortesía de La Mostra de Valencia.

Mostra Viva, ¡comienza la fiesta!

Mostra Viva – Cinema del Mediterrani
La Nau, Botànic, OCCC, SGAE, Teatro Flumen
Hasta el lunes 8 de diciembre

Llegó el día y se cumplieron las expectativas. Arrancó por todo lo alto la segunda edición de la Mostra Viva – Cinema del Mediterrani, proyecto desarrollado por una asociación ciudadana que reivindica valores culturales imprescindibles en nuestra sociedad.

El acto arrancó con una divertida animación protagonizada por el actor Vicente Cortés, en la que no faltó una crítica mordaz a la situación actual (crisis, recortes, desempleo…). “El futuro está delante”, anunciaba Vicente Cortés señalando la pantalla que se encontraba en el Aula Magna de la Nau, donde se desarrolló la apertura de la Mostra Viva.

De izquierda a derecha, Maribel Casany, Mario Patané, Antonio, Ariño, Begoña Pozo y Vicent Tamarit. Imagen cortesía de Mostra Viva.

De izquierda a derecha, Maribel Casany, Mario Patané, Antonio Ariño, Vicent Tamarit y Begoña Pozo. Imagen cortesía de Mostra Viva.

Cogió el testigo la presentadora valenciana Maribel Casany, que condujo de manera amena la ceremonia y presentó a los integrantes de la mesa central compuesta por: Antonio Ariño (Vicerrector de Cultura e Igualdad de la Universidad de Valencia), Vicent Tamarit (President de Mostra Viva), la poetisa Begoña Pozo y el cineasta italiano Mario Patané.

Maribel Casany dio la palabra en primer lugar a Antonio Ariño, quien se mostró “satisfecho y orgulloso de que entidades ciudadanas vayan a la Nau para organizar eventos culturales dirigidos al público”. De igual modo, afirmó estar “muy contento de encontrarse de nuevo con Mostra Viva”.

Seguidamente se proyectó el documental dirigido por Joan Dolç titulado ‘Retrat d´un home que pinta’, que se centra en el trabajo del tristemente desaparecido pintor Jordi Ballester. El cartel de este año es obra de la generosidad y gran trabajo de José Morea, si bien se había realizado el encargo al propio Jordi Ballester que no pudo finalizar el diseño pero cuya memoria permanece entre todos los integrantes que conforman Mostra Viva. Jordi Ballester, un pintor que afirmaba “estar fuera de la moda pero pintando lo que me apetece”.

Fotograma del video de Joan Dolç sobre Jordi Ballester. Mostra Viva.

Fotograma del video de Joan Dolç sobre Jordi Ballester. Mostra Viva.

Tras el documental habló Vicent Tamarit, quien agradeció la presencia del público y desglosó el programa de los próximos días. Remachó su intervención con un toque reivindicativo y es que Tamarit recordó a los activistas que se enfrentan a una pena de hasta dos años y ocho meses de cárcel, además de indemnizaciones y multas de 360.000 euros por pintar ‘Peligro nuclear’ en la central de Cofrentes. El presidente de la Mostra Viva afirmó estar en “solidaridad con todas las personas que conservan el medio ambiente. Nuestro apoyo a los activistas. No a las nucleares”.

Cartel de la película de Oussama Mohammad, Estrellas de día, proyectada en Mostra Viva.

Cartel de la película de Oussama Mohammad, Estrellas de día, proyectada en Mostra Viva.

Uno de los cineastas homenajeados es el realizador sirio Oussama Mohammad, que consiguió la Palmera de Oro en la Mostra del año 1988. Así, los asistentes pudieron ver un breve fragmento de su ópera prima: ‘Estrellas del día’.

Para seguir perfilando la amplitud y diversidad de contenidos, se presentó el cortometraje ‘Syber Café’, obra del realizador Sandro de Todaro. Pero no sólo el cine estará presente en esta Mostra Viva. Son muchos los ámbitos culturales que tienen cabida, como son por ejemplo las artes plásticas, la escena, el debate o la poesía. Por ello, la poetisa Begoña Pozo introdujo algunos otros temas que se van a desarrollar desde hasta el próximo lunes. “La poesía es esencial. Decir poesía es decir arte, literatura, cine…”, afirmó Pozo. Además, dio un toque mágico al acto de apertura tras leer un poema de una mujer afgana asesinada vilmente por escribir un libro. “La Mostra es algo que necesitamos. Que venga una tercera, una cuarta… Endavant!”, exclamó Begoña Pozo.

Libro de Mario Patané sobre Ángela Molina, presentado en Mostra Viva. Imagen cortesía de la organización.

Libro de Mario Patané sobre Ángela Molina, presentado en Mostra Viva. Imagen cortesía de la organización.

Se homenajeó también al gran actor italiano Claudio Bigagli y a continuación habló el cineasta Mario Patané. Toda una vida dedicada al cine la de Patané, que dejó anécdotas muy destacables como el paralelismo de su vida con la del niño protagonista del célebre film ‘Cinema Paradiso’. “Amo Valencia y amo la Mostra Viva”, decía Mario Patané, que además presentó el libro ‘Buone notizie: Ángela Molina’, centrado en la incombustible actriz española.

Una Mostra Viva que no sería posible sin el enorme esfuerzo de todos los miembros del equipo. Es por eso que se tuvo un más que merecido recuerdo a Paco Carrasco, Josep Lluís Forteza y Honorio Rancaño, directores y secretario técnico de la Mostra de Valencia en su primera fase y que, por desgracia, nos dejaron. Un bonito y sentido recuerdo.

El colofón a la gala fue la proyección del clip Mostra Viva 2014, con música de Pep Gimeno “’Botifarra’, y que nos dejaba unas pinceladas muy sugerentes de lo que se avecina. El Vicerrector de Cultura e Igualdad de la Universidad de Valencia agradeció para finalizar el trabajo a todo el equipo afirmando: “Viva la Mostra Viva, que no estaría viva sin vuestra faena”.

Detalle del cartel de José Morea de Mostra Viva 2014. Cortesía de la organización.

Detalle del cartel de José Morea de Mostra Viva 2014. Cortesía de la organización.

Una interesante apertura que tuvo una gran respuesta por parte del público, que llenó los asientos del Aula Magna de la Nau. Entre los asistentes, miembros destacados del panorama cinematográfico como la gran actriz valenciana Rosana Pastor, quien afirmó que la gala fue “una manera muy acertada e interesante de abrir boca”. Además, manifestó que la Mostra Viva es “necesaria, estupenda e imprescindible apostar por ella”. También estuvo presente el crítico de cine Carlos Pumares, que fue tajante al apostillar que “ni con ésta ni con 200 Mostra Viva más se logrará conmover a la actual alcaldesa de Valencia, que debió tener un día tonto para decidir cargarse la Mostra”.

Serán cinco días, seis áreas temáticas, ocho secciones de cine, 11 espacios de proyección y actuación, 17 poetas, 15 artistas de la escena, 36 artistas plásticos, 60 películas de 13 países mediterráneos, 69 músicos y cantantes… Y de seguro, miles de amigos y amigas. Una cita ineludible con la cultura. Comienza la fiesta, comienza la segunda edición de Mostra Viva – Cinema del Mediterrani.

Fotograma del video de Joan Dolç dedicado a Jorge Ballester, que aparece en la imagen.

Fotograma del video de Joan Dolç dedicado a Jorge Ballester, que aparece en la imagen. Mostra Viva – Cinema del Mediterrani.

José Manuel Barragán Granado