Pérez Pont, nuevo director del Consorcio de Museos

José Luis Pérez Pont, director del Consorcio de Museos
Abel Guarinos, director de CulturArts
Jueves 7 de abril de 2016

“Me siento ilusionado porque, por una vez, decir las cosas claras ha permitido sembrar para que hoy esté sentado aquí”. José Luis Pérez Pont lo dijo recién nombrado director del Consorcio de Museos de la Comunidad Valenciana. Fue su manera de subrayar el cambio de ciclo que tanto su nombramiento como el de Abel Guarinos al frente de CulturArts se abría en la política cultural que Vicent Marzà, conseller de Cultura, viene tratando de implantar. Pérez Pont, con su gesto, venía a darle la razón.

El que fuera presidente de la Asociación Valenciana de Críticos de Arte y cofundador de MAKMA dijo más: “Es hora de que los ciudadanos se pongan en pie”. Ciudadanos que, como él, se han presentado a los concursos públicos destinados a elegir a los nuevos responsables de la gestión cultural en la Comunidad Valenciana. Concursos que empiezan a ser norma habitual en el nuevo gobierno, a la hora de decidir quién dirige los museos. “Ni siquiera conocía personalmente a ninguno de los dos”, subrayó Marzà en relación con los recién nombrados.

José Luis Pérez Pont. Fotografía: Fernando Ruiz.

José Luis Pérez Pont. Fotografía: Fernando Ruiz.

José Luis Pérez Pont llega en sustitución de Felipe Garín con el objetivo de dar mayor protagonismo a los espacios culturales de Alicante y Castellón, siempre a la sombra de lo que venía sucediendo en Valencia, y a los artistas, igualmente reducidos a meros exhibidores de obra, dejando de lado aspectos relacionados con la producción. “Hasta ahora, en una exposición se han infravalorado aspectos como la producción o la investigación, y se ha primado la exhibición”, destacó. El nuevo Consorcio de Museos empieza por ahí.

La conquista de las instituciones públicas por parte de los ciudadanos también estuvo presente en sus primeras declaraciones como director del ente consorciado. “Mucha gente pensó que debía callar y agachar la cabeza, cuando lo que hay que hacer es continuar con la conquista de las instituciones públicas”. Y la conquista ha llegado merced a un proyecto que ahora tanto él como Abel Guarinos tendrán que desarrollar. Aunque ya adelantaron algunas claves.

Pérez Pont insistió en la importancia de vertebrar culturalmente el territorio, de manera “que Alicante y Castellón tengan una participación real y efectiva”. También abundó en “el reconocimiento de los profesionales, con todo lo que eso significa” en cuanto a dignificación de sus honorarios y de su labor investigadora. En cuanto al presupuesto para desarrollar un proyecto pensado para al menos cinco años, habló de gastar con criterio frente a los dispendios pasados.

Abel Guarinos. Fotografía: Pep Granell.

Abel Guarinos. Fotografía: Pep Granell.

Abel Guarinos, que durante años dirigió el Festival Mim de Sueca, su localidad natal, además de llevar las riendas del Circuit Teatral Valencià, expresó su “gozo” por poder dirigir CulturArts, en cuyo cargo sucede a José Luis Moreno. También explicó que en esta nueva etapa el público será el protagonista: “Queremos llegar a toda la ciudadanía”, además de “conectar escuela y cultura”.

José Luis Pérez Pont. Fotografía: Miguel Lorenzo.

José Luis Pérez Pont. Fotografía: Miguel Lorenzo.

Salva Torres

Fallece el coleccionista Martínez Guerricabeitia

Fallece Jesús Martínez Guerricabeitia
Martes 8 de septiembre de 2015

El empresario, coleccionista y mecenas Jesús Martínez Guerricabeitia ha fallecido en su domicilio de Valencia, según ha informado la Universitat de València, institución a la que donó una importante colección de arte contemporáneo. La capilla ardiente se instaló el mismo martes en La Nau, Paraninfo de la entidad, mientras que el funeral tendrá lugar el miércoles 9 de septiembre a las 13.00 horas en el Cementerio general.

Jesús Amor Martínez Guerricabeitia nació en la localidad valenciana de Villar del Arzobispo en 1922. Empresario, coleccionista y mecenas, recibió una primera educación de su padre, minero anarcosindicalista culto que le transmitió la curiosidad intelectual que le acompañó a lo largo de toda la vida.

Jesús Martínez Guerricabeitia. Foto: Europa Press.

Jesús Martínez Guerricabeitia. Foto: Europa Press.

Según ha destacado la UV, Martínez Guerricabeitia “pertenece a aquella generación marcada ineludiblemente por la guerra y el carácter represivo del régimen franquista que llevó a su hermano José a fundar la mítica editorial ‘Ruedo Ibérico’”. Sufrió la cárcel junto a su familia, debido a sus convicciones libertarias, una estancia en prisión traumática, pero que contribuyó a parte de su formación ya que allí recibió clases de profesores represaliados y mejoró sus conocimientos de inglés.

“Las últimas clases que recibiría, porque de la cárcel saldría convertido prematuramente en un adulto abocado a forjarse a sí mismo, sin posibilidad de seguir estudiando”, ha explicado la institución. Debido a la Guerra Civil y a la represión franquista posterior que sufrió toda la familia se abrió camino en el comercio de pieles, hasta que en 1951 emigraron a Colombia, donde se dedicó al comercio internacional. Regresó a Valencia en 1965, donde se estableció en el negocio de la exportación de calzado alicantino a EE.UU. A partir de ahí, desarrolló su inclinación coleccionista además de colaborar con diversas fuerzas cívicas.

Fruto de su labor de coleccionista, decidió donar su extensa biblioteca especializada en pensamiento político a la Biblioteca Valenciana y su colección de pintura de temática social a la UV. En reconocimiento a estos mecenazgos, ha sido distinguido por la UV (1997), la Asociación Valenciana de Críticos de Arte (1998), la Facultad de Bellas Artes (1999), el Consell Valencià de Cultura (2008), el Ayuntamiento de Valencia (2010) y el diario Levante-EMV (2013).

José Martín, biógrafo de Jesús Martínez Guerricabeitia, le describe como “una persona de rasgos admirables por la sorprendente recuperación del golpe que supuso para él y para su familia el fin de la guerra, por su capacidad de reponerse tras salir de la cárcel, las ganas de superarse y luchar por una vida mejor”.

En su biografía, editada en 2013, por la UV (dentro de la colección Paranimf) y la Conselleria d’Educació, Cultura i Esport, a través de la Biblioteca Valenciana, dejó patente que Martínez Guerricabeitia ha sido una persona “que ha sabido luchar con tenacidad y optimismo para sobreponerse a las dificultades hasta mejorar su estatus y poder volver a España, donde hizo realidad su amor por los libros, con la construcción de una amplia biblioteca, y por el arte, con una exquisita colección de pintura de temática social”.

Imagen de Jesús Martínez Guerricabeitia, de la portada del libro editado por la Universitat de València.

Imagen de Jesús Martínez Guerricabeitia, de la portada del libro sobre su figura editado por la Generalitat Valenciana y la Universitat de València.

Europa Press

Ni igualdad ni trato profesional en el arte valenciano

La recientemente inaugurada exposición “Las dueñas del arte”, en las Atarazanas de Valencia, abre de nuevo el debate acerca de la ausencia de condiciones profesionales en el trato a los artistas por parte del Ayuntamiento de Valencia, así como desde las galerías de arte valencianas. AVCA y AVVAC han hecho público un comunicado en el que manifiestan su punto de vista y reclaman medidas. Este es el texto íntegro:

“Desde hace años AVCA (Asociació Valenciana de Crítics d’Art) y AVVAC (Artistes Visuals de València, Alacant i Castelló) denunciamos las injustas condiciones a las que en ocasiones se somete a las y los artistas que participan en exposiciones financiadas con dinero público. Pese a las reiteradas ocasiones que se ha puesto en conocimiento de la Administración el hecho de que no remunerar a las y los artistas supone, en primer lugar, una negativa a reconocer sus derechos como profesionales, y en segundo, un trato desigual y discriminatorio desde el momento en que otros agentes que participan en el proyecto sí cobran por su trabajo, una vez más contemplamos con asombro cómo vuelven a ningunearse las demandas del sector al comprobar que las y los artistas participantes en la exposición “Las dueñas del Arte” no han obtenido remuneración alguna por participar en dicho proyecto.

Este hecho se reviste de especial gravedad cuando según la Concejala de Cultura, MarÍa Irene Beneyto, “es la mejor forma de celebrar el Día de la Mujer”, según declaraciones aparecidas en diversos medios. En nuestra opinión, no sólo no es la mejor manera, sino que constituye una total falta de consideración acerca de lo que significa celebrar el 8 de marzo, día de la Mujer Trabajadora, al organizar una exposición en la que se remunerará a la imprenta que edite el catálogo o a los comisarios responsables del proyecto, por poner un ejemplo, pero no a las artistas participantes, que son el verdadero motivo de la realización de la muestra.

Hay que recordar, asimismo, que el Síndic de Greuges resolvió hace pocos meses la necesidad de que la Administración abandone estas prácticas, en las que no media contrato alguno y no se remunera a las y los artistas, ya que únicamente conducen al progresivo deterioro del tejido artístico de la Comunidad Valenciana. Una vez más evidenciamos la falta de respeto que constituye este hecho, ya que tanto la Administración como las galeristas y comisarios pasan por alto que el trabajo de las y los artistas participantes debe ser respetado y, como tal, remunerado siempre y cuando haya dinero público destinado a la realización de un proyecto expositivo. La Administración, los comisarios y las galeristas que han impulsado este proyecto tenían una responsabilidad que cumplir, especialmente en una exposición que celebra el Día de la Mujer Trabajadora y que versa sobre la situación de desigualdad de ésta: reconocer su condición profesional y repartir los presupuestos del proyecto para que todas y todos cobrasen hubiera sido, a nuestro entender, la correcta manera de celebrarlo.

Esperamos sinceramente que se siga celebrando el día de la Mujer Trabajadora en sucesivas ocasiones, pero cumpliendo con las condiciones que harían de ésta una celebración digna y respetuosa con el respeto a la consideración de las y los artistas como profesionales”.

 

(Imagen: ValenciaPlaza)

La política cultural de Alicante en la diana

Las asociaciones de Críticos de Arte –AVCA- y de Artistas Visuales –AVVAC- de la Comunidad Valenciana queremos denunciar, de nuevo, la política que desde el Ayuntamiento de Alicante se está llevando a cabo en relación a su programación artística expositiva. Algo que llevamos tratando de mejorar desde julio de 2012, cuando una representación de la Asociación Valenciana de Críticos de Arte [AVCA] se reunió con Concejal de Cultura -y actual Alcalde de la ciudad-, D. Miguel Valor Peidró, para solicitar que se aplicara el Documento de Buenas Prácticas en la realización de planes culturales que afecten a las salas de exposiciones y museos de la ciudad: designación de puestos de dirección, calidad de las exposiciones y artistas participantes… Hoy, casi tres años después, no se ha producido ningún cambio en este campo.

Esta falta de sensibilidad y dejadez evidencian el desinterés en cuanto a los planes culturales para Alicante, que se ve nuevamente agravado por la gestión de las exposiciones que se llevan a cabo en la Sala Municipal “Lonja del Pescado” y en especial por el Ciclo de Exposiciones “Arte último 21 días” promovido por la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Alicante en dicha sala municipal, con unos únicos comisarios que cobran por su labor -como debe ser- pero en desigualdad de condiciones para con el resto de todos los profesionales, tanto artistas como comisarios, de la provincia.

Recientemente se ha inaugurado dentro de este Ciclo, una exposición individual de uno de sus dos comisarios, en su también faceta de artista, como colofón de otras tantas actuaciones nepotistas, de privilegio, privanza y amiguismo. Estas muestras, recordemos otra vez, se realizan en un espacio público con dinero público, aportado por los impuestos de todos los alicantinos y alicantinas, por lo que la realización de una exhibición artística de uno de los comisarios en un espacio gestionado por ellos mismos, transgrede cualquier código deontológico profesional no solo en España, sino internacionalmente. La otra comisaria, en declaraciones públicas, pretende y aspira a hacer creer que es una práctica habitual en Nueva York, un punto totalmente incierto ya que, repitamos, esta actuación se salta todas las bases de las buenas prácticas profesionales.

El ciclo “Arte último 21 días” promovido desde la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Alicante, nació ya con polémica por la falta de presupuesto para abonar a los artistas su producción y su propiedad intelectual, lo que motivó que algunos de los seleccionados renunciaran a exponer en él y a nuestra denuncia pública como asociaciones que defienden los intereses del artista y del arte en general, ya que este tipo de actuaciones refleja la falta de valoración del trabajo del artista por parte de la institución que organiza la muestra. La polémica continuó alimentándose cuando, uno de los comisarios del ciclo, escribió en su columna de un diario local sobre sus propias exposiciones comisariadas, saltándose los mínimos exigibles en la ética profesional. Este hecho de nuevo motivó nuestra denuncia, no sólo de las asociaciones firmantes hoy aquí, sino que sea adhirió ante su gravedad el Consejo de Críticos y Comisarios de Artes Visuales, una institución de carácter nacional.

Tristemente, hoy, de nuevo, las asociaciones profesionales del sector de las artes visuales contemporáneas signatarias de esta carta, en el desarrollo de nuestra labor de protección de las artes, la cultura y el pensamiento, nos vemos obligados a manifestar nuestra discrepancia con el método de selección de las exposiciones y artistas, que sigue siendo fruto de unos criterios totalmente arbitrarios, subjetivos y unipersonales por parte de la Concejalía de Cultura, lo que no contribuye a la profesionalización del sector de las Artes Visuales en la provincia de Alicante.

A pesar de nuestra denuncia anterior y nuestra propuesta directa a dicha Concejalía para buscar una programación consensuada, en ningún momento se han abierto vías al asesoramiento, participación o colaboración de las asociaciones profesionales del comisariado y la crítica, a pesar de que Alicante cuenta con una gran cantidad de técnicos de este ámbito, muchos de los cuáles forman parte de AVCA, una asociación comprometida desde 1980 con el fomento de la investigación, cooperación y difusión artística, así como con la defensa de la ética profesional y la aplicación del Documento de Buenas Prácticas en el ejercicio de la profesión en todos los ámbitos artísticos.

Por todo esto, reiteramos nuestra denuncia por la actual situación de la programación municipal, mantenida por todos los alicantinos y alicantinas, ya que no está cumpliendo con los criterios básicos de ética, profesionalidad y respeto hacia el resto de profesionales y conciudadanos de Alicante. En este sentido, instamos también a la Diputación Provincial de Alicante a no destinar recursos económicos al apoyo de iniciativas artísticas y culturales impulsadas por el Ayuntamiento de Alicante u otros que no reúnan los requisitos de profesionalidad y buenas prácticas actualmente exigibles.

Associació Valenciana de Crítics d’Art (AVCA)
Artistes Visuals de València, Alacant i Castelló (AVVAC)

El IVAM, por fin, con las Buenas Prácticas

En las primeras semanas de José Miguel G. Cortés al frente de la dirección del IVAM, las asociaciones de artistas visuales (AVVAC) y críticos de arte (AVCA) de la Comunitat Valenciana mantuvieron una primera reunión, que acabó en desencuentro ante la negativa del nuevo director de hacer público su proyecto de gestión y asumir el Código de Buenas Prácticas para el funcionamiento integral de la institución. Tras un primer comunicado al respecto, en el que artistas y críticos de arte defendían la independencia en la gestión del centro, Cortés hizo público su proyecto para el IVAM a través de la página web del Institut.
Una semana después, el sector del arte contemporáneo del Estado español en pleno, representado por dieciocho asociaciones profesionales, realizaba un pronunciamiento inequívoco solicitando al IVAM que transite en este nueva etapa a través del cauce marcado por las buenas prácticas, a la vez que se reclamaba la despolitización del Consejo Rector y la divulgación del resultado de una auditoría externa de las cuentas de la institución.
Ante una escena profesional que lo demandaba sin fisuras, el director del IVAM ha lanzado una comunicación en la que manifiesta su compromiso con la aplicación de los procedimientos de transparencia que caracterizan el Código de Buenas Prácticas. Las asociaciones profesionales prosiguen ahora sus gestiones a través de la Conselleria de Cultura de la Generalitat Valenciana, persiguiendo la despolitización del Consejo Rector del IVAM.
Este es el escrito divulgado desde el gabinete de prensa del IVAM:
El director del Institut Valencià d’Art Modern (IVAM), José Miguel G. Cortés, ha suscrito el Documento de Buenas Prácticas en Museos y Centros de Arte Contemporáneos. Este Documento fue acordado el 31 de enero de 2007 por el Ministerio de Cultura y todos los sectores de profesionales del arte contemporáneo, entre los que se encuentran la Asociación de Directores de Museos y Centros de Arte Contemporáneo, el Consorcio y la Unión de Asociaciones de Galerías, el Consejo de Críticos de Artes Visuales, la Unión de Asociaciones de Artistas Visuales y el Instituto de Arte Contemporáneo. El Documento traza un marco de referencia para el sector, aboga por una gestión cultural transparente, democrática y participativa, al tiempo que pretende ser una herramienta para mejorar las relaciones profesionales entre todos los agentes que intervienen en el mundo del arte contemporáneo.  El texto abarca importantes aspectos que van desde el papel social de los museos y centros de arte, las estructuras de gestión de los mismos y el mantenimiento de una relación con los artistas y comisarios colaboradores basada en las buenas prácticas profesionales, esto es, honorarios por el trabajo o los servicios prestados, respeto a los derechos de autor y formalización de los acuerdos mediante los contratos por escrito. Otro punto destacado del Código de Buenas Prácticas es el método de elección de los directores de museos mediante un concurso público y de carácter internacional con el fin de garantizar el desarrollo de su programa expositivo, tal y como ya se viene realizando en importantes instituciones museísticas, entre ellas, el IVAM. 

Independencia y buenas prácticas para el IVAM

LA INDEPENDENCIA DE UN DIRECTOR DE MUSEO Y LAS BUENAS PRÁCTICAS

Las recientes polémicas desencadenadas por las decisiones de José Miguel García Cortés, tanto al respecto de la sala permanente para Miquel Navarro como por su decisión de anular las exposiciones programadas por Consuelo Císcar (al menos las que no hubieran sido aprobadas por el Consejo Rector), nos mueve a expresar nuestra perplejidad por las dimensiones que está alcanzando dicha polémica, que a nuestro modo de ver, está siendo orientada de una forma fuera de lugar.

Lo que salta a la vista en todo este proceso es la intromisión por parte de un Consejo Rector que fue reformulado el año pasado para que fuera únicamente integrado por políticos profesionales, como actualmente sucede, en lugar de expertos en Arte de reconocida trayectoria, que es lo que sería lógico. Esta falta de independencia, tanto del Consejo Rector respecto a los partidos políticos, como del director respecto al Consejo Rector, hace imposible entender un programa a medio/largo plazo para el IVAM, que de este modo está sujeto a los vaivenes de los resultados electorales, los intereses de partido y la instrumentalización más descarada.

Creemos que las argumentaciones del director del IVAM al respecto del caso de Miquel Navarro son completamente lógicas: la sala estaba prevista para la ampliación del museo, por lo que si no hay ampliación no hay sala, el escultor de Mislata ha estado presente en 49 exposiciones del IVAM y le han comprado dos instalaciones por valor de 1,2 millones de euros, por lo que no se puede decir que haya recibido un trato humillante, y finalmente en la Comunidad Valenciana hay más artistas aparte del mencionado, que también merecen ser promocionados y difundidos. Del mismo modo entendemos que lo más lógico para quien asumiera la nueva dirección del IVAM, después de Consuelo Císcar, era cortar por lo sano con las exposiciones apalabradas por ésta, para, en primer lugar, corregir la nefasta dirección del museo y, en segundo lugar, tener un mínimo margen de maniobra en la programación expositiva.

Es por eso que no entendemos que el debate no se centre en términos como la despolitización del Consejo Rector, la independencia del director del IVAM y el respeto a las buenas prácticas profesionales, puesto que gran parte de las polémicas como las surgidas con Uiso Alemany hubieran sido imposibles si se hubiera establecido una relación contractual con los artistas, como es de rigor en cualquier museo de excelencia, en lugar de llevarse a cabo de las maneras completamente faltas de profesionalidad de la anterior directora. El establecimiento de un contrato por escrito, el respeto a los derechos de autor y la contraprestación económica por los servicios prestados, son la base de una práctica institucional sana y democrática, y por lo tanto no entendemos, ni desde AVCA ni desde AVVAC, la renuencia de José Miguel García Cortés a pronunciarse a favor de las buenas prácticas profesionales y a comprometerse con ellas desde la dirección del IVAM, algo que el sector percibe como necesario si lo que se pretende es una sincera regeneración del panorama artístico de la Comunidad Valenciana.

Por lo tanto, animamos a la dirección del IVAM a defender su derecho a tomar las decisiones que considere oportunas y a seguir los pasos necesarios para conseguir un IVAM respetuoso con los profesionales y entendido democráticamente, ajeno a los intereses de ningún partido político, ya que estamos hablando de un museo que es de todos los valencianos.

Artistes Visuals de València, Alacant i Castelló (AVVAC)

Associació Valenciana de Crítics d’Art (AVCA)

Estudios de Arte en el Centro Cultural Bancaja

Ciclo de conferencias: Estudios de Arte. Descubriendo los talleres de los artistas
Centro Cultural Bancaja
Plaza de Tetuán, 23. Valencia
Tendrá lugar los martes 12, 20 y 27 de mayo, y el 3 de junio de 2014

José Luis Pérez Pont y Martí Domínguez inauguran en el Centro Cultural Bancaja un ciclo de conferencias sobre la relación entre el artista y su estudio creativo. El presidente de la Asociación Valenciana de Críticos de Arte y el comisario de la exposición Estudios de arte hablarán sobre los estudios de pintores valencianos como centro de su universo creativo.

La Fundación Bancaja inicia el ciclo de conferencias Estudios de arte. Descubriendo los talleres de los artistas, que tiene como objetivo profundizar en la relación que se establece entre el creador y su estudio creativo.

La sesión inaugural de este ciclo, que tendrá lugar mañana 13 de mayo de 2014 a las 19 horas, correrá a cargo de José Luis Pérez Pont, presidente de la Asociación Valenciana de Críticos de Arte, y Martí Domínguez, comisario de la exposición Estudios de arte y profesor de periodismo en la Universitat de València, quienes abordarán la importancia del estudio en la conferencia El centro del universo. Los estudios de los pintores valencianos. Martí Domínguez realizará un breve repaso de las características principales de los talleres de los 44 artistas valencianos presentes en la exposición, combinando tres miradas sobre estos espacios artísticos: la literaria, la fotográfica (a cargo de Jesús Císcar) y la artística. Por su parte, Pérez Pont profundizará en cómo los estudios definen a quienes los habitan y revelan el carácter del artista y su obra.

Jesús Císcar, "Andreu Alfaro" (fotografía de la exposición "Estudios de Arte"). Imagen cortesía de la Fundación Bancaja.

Jesús Císcar, “Andreu Alfaro” (fotografía de la exposición “Estudios de Arte”). Imagen cortesía de la Fundación Bancaja.

Martí Domínguez Romero (Madrid, 1966) es escritor y articulista. Doctor en Biología, profesor titular de Periodismo de la Universitat de València y director de la revista Mètode. Escribe en diferentes medios de comunicación, como El País, El Temps, La Vanguardia y Ara. Una parte de sus artículos está recogida en las recopilaciones Peiximinuti y Bestiari. Como novelista, es autor de Las confidencias del conde de Buffon, El secreto de Goethe, El regreso de Voltaire y El fracasado, novela que retrata los años de formación del pintor Paul Cézanne. Como ensayista ha recibido el premio Carles Rahola 2013 por su libro El sueño de Lucrecio. También ha sido galardonado con el Premio Nacional de Periodismo por su labor como director de Mètode.

José Luis Pérez Pont (Alicante, 1972) es crítico de arte, comisario y abogado. Junto a esto, es co-director de MAKMA Revista de artes visuales y cultura contemporánea y presidente de la Asociación Valenciana de Críticos de Arte (AVCA). En 2010 se incorporó como Vocal al Patronato Martínez Guerricabeitia de la Universitat de València. Desde 2011 es miembro de la Comisión Asesora del Departamento de Arte del Instituto Alicantino de Cultura. Entre 2011 y 2013 fue presidente del Consejo de Críticos y Comisarios de Artes Visuales de España. Desarrolla proyectos de edición y comisariado desde un enfoque de análisis y prospección social, con instituciones públicas y privadas. En el ámbito del arte público, trabaja en diferentes convocatorias de intervención en el espacio público urbano.

El ciclo de conferencias Estudios de arte se completa con otras tres sesiones en las que participarán diferentes expertos en la materia, como el escritor, historiador y crítico de arte Gérard-Georges Lemaire el próximo 20 de mayo, que aportará su visión sobre los estudios del panorama artístico francés; Juan Carrete, doctor en Historia por la Universidad Complutense de Madrid y profesor tutor de Historia del arte en la UNED, que el próximo 27 de mayo abordará el universo creativo de Picasso en su taller La Californie; y Joan Punyet Miró, miembro del Patronato de la Fundación Joan Miró y nieto del artista, que analizará la relación entre el pintor Joan Miró y el arquitecto Josep Lluis Sert el martes 3 de junio.

Este ciclo está vinculado a la exposición Estudios de arte, que se expone actualmente en el Centro Cultural Bancaja, hasta el próximo 8 de junio.

Jesús Císcar, "Carmen Calvo" (fotografía de la exposición "Estudios de Arte"). Imagen cortesía de la Fundación Bancaja.

Jesús Císcar, “Carmen Calvo” (fotografía de la exposición “Estudios de Arte”). Imagen cortesía de la Fundación Bancaja.

Por un nuevo IVAM

Comunicado de las asociaciones profesionales de las artes visuales de la Comunitat Valenciana
Por un nuevo IVAM

Hace menos de dos meses se celebraba el 25 aniversario del IVAM. Este 4 de abril de 2014, por fin la mala gestión llegaba al principio de su fin, un hecho al que ha contribuido, entre otras causas, la presión ejercida por la ciudadanía y por las asociaciones profesionales del sector. Tanto AVVAC (Artistes Visuals de València, Alacant i Castelló), AVCA (Associació Valenciana de Crítics d’Art) y LaVac (Asociación de Galerías de Arte Contemporáneo de la Comunitat Valenciana) hemos mostrado nuestro desacuerdo ante la nefasta gestión del IVAM en los últimos 14 años, al igual que innumerables voces de la cultura en la Comunitat Valenciana como ExAmics del IVAM, Salvem el Cabanyal, la Plataforma Valenciana x la Cultura y tantos otros desde diversos ámbitos. Esta ola de descontento ha rebasado las fronteras de la Comunitat y el IVAM ha acabado constituyendo un lamentable ejemplo en el Estado español, por la falta total de rigor y el nepotismo más descarado.

Es de suma importancia en este momento que no dejemos pasar la oportunidad de reconducir en profundidad la situación del IVAM, que no es solo el nombramiento de un director/a, puesto que el mero anuncio de un concurso público no implica que las condiciones de éste, especialmente en lo tocante a la composición del jurado, sean las deseables. Por lo tanto, consideramos que es fundamental en este proceso que las asociaciones profesionales del sector de las artes visuales en la Comunitat Valenciana sean consultadas antes de la designación del jurado que habrá de seleccionar al futuro director/a del IVAM. De esta manera el sector profesional que representamos podrá contribuir a garantizar una verdadera pluralidad y transparencia designando a algunos de los miembros del jurado, ajenos a las juntas directivas de nuestras asociaciones, desde un conocimiento especializado.

Es necesaria la despolitización del Consejo Rector para devolver al IVAM la independencia y profesionalidad que lo caracterizó en sus inicios.  Un órgano al que deberían integrarse profesionales cualificados elegidos por concurso público, con un jurado integrado únicamente por profesionales del sector no vinculados al IVAM.  Del mismo modo, el rigor y la transparencia deben ser la norma en una institución pública, y el caso que nos ocupa debe pasar por una auditoría externa de las cuentas del museo, que informe detalladamente de la gestión económica llevada a cabo durante este periodo para que la ciudadanía tenga conocimiento de en qué se han gastado los recursos públicos. Debido al antecedente que representa el agujero económico dejado en el Consorcio de Museos de la Comunitat Valenciana por Consuelo Císcar, conocido tras su salida del cargo que anteriormente ocupó como Secretaria Autonómica de Cultura, es necesario conocer las facturas pendientes de pago así como los detalles relativos a los compromisos que puedan afectar a la programación, pues esos aspectos tienen consecuencias en el presupuesto futuro del IVAM.

Debemos evitar que continúe el descontrol en el IVAM, para que deje de ser entendido como una plataforma de beneficio personal para su cúpula directiva y allegados. El IVAM tiene que volver a ser interpretado como un servicio a la ciudadanía y como una plataforma que fomente el desarrollo del tejido creativo de la región, mediante una política de adquisiciones responsable, un programa expositivo de calidad  y un trabajo riguroso en cuanto a la investigación artística. Es hora de cambiar el rumbo del museo y que recupere su función social, donde se contemple el respeto tanto a los profesionales del arte como al contribuyente, y donde la mecánica de funcionamiento pase del amiguismo y el lucro particular a lo que en el sector del arte se conoce como “buenas prácticas”, basadas en la transparencia, el respeto a los derechos de los creadores y la honestidad profesional.

Ante este cambio de horizonte, las asociaciones profesionales del sector de las artes visuales, críticos, artistas y galeristas advertimos que otros museos y centros de la Comunitat Valenciana tampoco están siendo gestionados en base a unas buenas prácticas profesionales.  La destitución de Consuelo Císcar, con la convocatoria de un concurso público internacional cuya imparcialidad y apartidismo todavía está por ver, representa tan solo el comienzo de lo que debería de ser un cambio de rumbo en la política cultural valenciana.

Por un nuevo IVAM

Por un nuevo IVAM

Artistes Visuals de València, Alacant i Castelló (AVVAC)
Associació Valenciana de Crítics d’Art (AVCA)
Associació de Galeries d’Art Contemporani de la Comunitat Valenciana (LaVAC)

Noticias relacionadas:
En defensa del IVAM
Consuelo, VETE!
Carlos Pérez: “Las injerencias son una constante en el IVAM”
Felipe Garín; “Tenemos la cultura que tenemos”
Nacho Valle: “Que abran los ojos”
Espaivisor: “Hay que hacer la resistencia”
Ester Alba: “Dirigir un museo requiere concurso público”
Bartomeu Marí: ¿Qué es hoy un museo público?
IVAM: la reconquista
La lista de Císcar
Fiesta fin de Císcar

IVAM: la reconquista

Diez años no son nada cuando pensamos en términos históricos, pero para el IVAM estos últimos diez años han representado una agónica bajada a los infiernos.

Era evidente que el Consell había retirado su confianza a la hasta ahora directora del IVAM, el último gesto fue la politización de su Consejo Rector para tomar las riendas de la institución. Ahora se abre una nueva perspectiva con el anuncio de un concurso internacional para cubrir la plaza de dirección, a la vez que surgen interrogantes. Todos sabemos que hay muchas formas de abrir concursos públicos y que algunos llevan la resolución del jurado escrita antes incluso de ser convocados. No se trata de ser desconfiados, pero lamentablemente la política cultural de los últimos veinte años en la Comunitat Valenciana no invita a otra cosa. A estas alturas, una convocatoria de ficción sería un gran desacierto político.

El concurso público que se plantea, reclamado desde hace años por las organizaciones representativas del sector profesional de las artes visuales valencianas, debe responder a criterios de transparencia, profesionalidad y apartidismo con el objetivo de seleccionar el mejor proyecto. Para ello es necesario, entre otras cosas, contar con un jurado compuesto por profesionales independientes, en el que las asociaciones de artistas, críticos de arte y galerías deberían disponer de la capacidad de proponer el nombre de algunos de los integrantes del jurado, ajenos a las mismas.

El devenir errático en la gestión del IVAM hace aconsejable, o más bien imprescindible, la realización de una auditoría en profundidad y sin maquillajes que informe de un modo fehaciente a la ciudadanía de dónde han ido a parar los recursos públicos. Es necesario conocer la situación económica real de la institución, racionalizar el estado de su últimamente engordada plantilla, el trasfondo de las reiteradas contrataciones con ciertas empresas, el coste de los viajes tropicales de la exdirectora, sus caprichosas adquisiciones y cómo se ha confundido el intereses general con la persecución de beneficios personales. Merecemos una explicación. Esa herencia debe ser depurada, publicada y conocida por los contribuyentes para establecer las herramientas de control necesarias que eviten que se repitan en el futuro episodios de descontrol como el que tristemente hemos conocido.

Los votos en las urnas no debieran ser entendidos como un salvoconducto que permite a los gobernantes la toma de decisiones no formadas; es un hecho que la falta de asesoramiento y el desprecio a los especialistas ha marcado la forma de hacer política del partido que gobierna. Me gustaría creer que somos capaces de aprender de nuestros errores, pero en cualquier caso la responsabilidad no acaba con el cargo, por lo que sería un síntoma de madurez democrática e institucional que los responsables de la mala gestión de los recursos público pagaran por una vez sus culpas.

Los perjuicios producidos durante estos años sobre el sector creativo, productivo, comercial e intelectual del arte contemporáneo en la Comunitat Valenciana ya no tienen vuelta atrás, de nada servirá lamentarse. Es el momento de crear un nuevo panorama a partir de un reseteo en profundidad del IVAM, pues son muchas las malas prácticas que en él se han normalizado mientras la institución perdía la autonomía con la que fue constituida. Todo eso ha de ser desterrado para comenzar un nuevo proyecto que cuente con los profesionales, priorizando los beneficios de la sociedad a la que debe prestar servicio.

José Luis Pérez Pont
Presidente de la Associació Valenciana de Crítics d’Art (AVCA)

Bufalo Bill Romance, de Carlos Pérez. Editado por Media Vaca. Su presentacion en la Librería Barthleby de Valencia justo en un día que nos habría gustado compartir.

Buffalo Bill Romance, de Carlos Pérez. Editado por Media Vaca. Su presentación en la Librería Barthleby de Valencia justo en un día que nos habría gustado compartir con él.

 

Noticias relacionadas:

En defensa del IVAM
Consuelo, VETE!
Carlos Pérez: “Las injerencias son una constante en el IVAM”
Felipe Garín; “Tenemos la cultura que tenemos”
Nacho Valle: “Que abran los ojos”
Espaivisor: “Hay que hacer la resistencia”
Ester Alba: “Dirigir un museo requiere concurso público”
Bartomeu Marí: ¿Qué es hoy un museo público?
Por un nuevo IVAM
La lista de Císcar
Fiesta fin de Císcar

San Pío V: el museo sin rumbo

Debido a la cada vez más criticada situación en la que se encuentra la gestión del Museo de Bellas Artes de Valencia, recuperamos este comunicado, impulsado por las asociaciones de artistas visuales y críticos de arte de la Comunitat Valenciana, que se hizo público el día 5 de julio de 2011, solo dos horas después de que el Secretario Autonómico de Cultura de la Generalitat Valenciana, Rafael Ripoll, anunciara durante una rueda de prensa que se iba a nombrar a Paz Olmos como directora del Museo de Bellas Artes de Valencia.

La noticia del nombramiento causó estupor dentro y fuera de Valencia, consiguiendo que el comunicado obtuviera, antes de acabar el día, el apoyo de las principales asociaciones profesionales  de artistas, críticos de arte, comisarios de exposiciones y otros profesionales del sector del arte en el Estado español.

Este documento sirve para recordar a los políticos que la mantienen en el cargo que ha llegado el momento de abrir un concurso público, para designar a un profesional con el perfil académico adecuado que permita abordar la aplicación de parámetros científicos a ese museo, uno más, que carece de rumbo.

José Luis Pérez Pont

Imagen obtenida en la web de la "Asociación Amigos del Museo de Bellas Artes de Valencia San Pío V". Según el pié de foto que indican, se trata de "Paz Olmos, Directora del Museo junto a su simpática madre". Foto: Imagen Valencia.

Imagen obtenida en la web de la “Asociación Amigos del Museo de Bellas Artes de Valencia San Pío V”. Según el pie de foto que indican, se trata de “Paz Olmos, Directora del Museo junto a su simpática madre”. Foto: Imagen Valencia.

COMUNICADO:

Tras conocer la noticia de la designación de Dª Paz Olmos como nueva directora del Museo de Bellas Artes de Valencia, las asociaciones abajo firmantes —en representación de los más de dos mil novecientos profesionales que las integran en la Comunidad Valenciana y en España— queremos manifestar nuestro absoluto desacuerdo por esta decisión.

La Generalitat Valenciana, al designar de este modo a quien asumirá la dirección del Museo de Bellas Artes de Valencia, incurre en lo que consideramos una nueva intromisión política en la vida cultural de la Comunitat Valenciana, que impide el nombramiento de un profesional idóneo para ocupar la dirección de la que está considerada como segunda pinacoteca del estado español. La persona designada por el órgano político, Dª Paz Olmos, no reúne la experiencia, la formación académica ni los conocimientos que habrían de legitimarla al frente de esa alta institución museística.

La elección, cuyo objetivo subraya únicamente su sentido político, viene a sumarse a la lista de otras designaciones, en manos de personas con nula experiencia ni formación en comisariado y/o investigación en teoría e historia del arte. A pesar de que algunas voces califican a la nueva directora como una buena gestora, queremos aclarar que la dirección de un museo se debe llevar a cabo por profesionales que puedan marcar las pautas de una programación coherente y de calidad, así como labores de conservación, incremento e investigación de sus colecciones. La gerencia y la administración son labores complementarias a la dirección, pero el perfil profesional requerido es muy diferente.

Interpretamos esta decisión del ejecutivo valenciano como un gesto de desprecio hacia la formación, el conocimiento y la valía de los numerosos profesionales capacitados que podrían optar a ocupar un cargo de tanta relevancia intelectual. Mediante la designación política de Dª Paz Olmos se ha negado a los intelectuales preparados el acceso público a un concurso, conforme al Código de Buenas Prácticas, mediante el que poder realizar el nombramiento que mejor convenga a los intereses culturales de la sociedad.

Al principio de la democracia española, los más prestigiosos profesionales eran llamados a desempeñar cargos políticos para contribuir a la evolución de la sociedad y la mejor gestión de lo público. Ahora algunos políticos quieren ocupar los lugares de excelencia intelectual que, como consecuencia, le son negados a los profesionales.

Valencia, 5 de julio de 2011

Artistes Visuals de València, Alacant i Castelló (AVVAC)
http://www.avvac.net

Associació Valenciana de Crítics d’Art (AVCA)
http://avca-critica.org

Associació Catalana de Crítics d’Art (ACCA)
http://www.acca.cat

Asociación de Castilla y León de Críticos de Arte (ACYLCA)
http://acylca.galeon.com/

Asociación Madrileña de Críticos de Arte (AMCA)
http://criticosartemadrid.es/

Consejo de Críticos y Comisarios de Artes Visuales
http://www.consejodecriticosav.org/

Instituto de Arte Contemporáneo (IAC)
http://www.iac.org.es/

Mujeres en las Artes Visuales (MAV)
http://www.mav.org.es/

Unión de Asociaciones de Artistas Visuales (UAAV)
http://www.uaav.org

Museo de Bellas Artes de Valencia.

Museo de Bellas Artes de Valencia.

En una entrevista para MAKMA, Ester Alba centra su atención en el Museo de Bellas Artes de Valencia, como decana de la Facultat de Geografia i Història de la Universitat de València. Con ella analizamos la situación en la que se encuentra la pinacoteca, con una directora -Paz Olmos- sin formación en la materia, sin perfil investigador ni experiencia en el mundo de los museos. LEER MÁS…