Seis actores con mucha memoria

Memoria de la Escena Española
Fundación Aisge
Sala Russafa de Valencia
Lunes 22 de octubre de 2018

La dedicatoria de Paco Sanchis en su libro Un actor de provincias lo dice casi todo: “A todos los compañeros y compañeras profesionales de provincias que, como yo, nunca fuimos premiados con un Goya por nuestro trabajo en el cine, haciendo pequeños papeles. Ni con un Ondas, por haber colaborado en radio y televisión. O, ni siquiera, con un accésit a premio alguno”. Actores como Antonio Campos La Margot, Piero Falla, Gaby Fariza, Isabel Requena, José Soler o el propio Sanchis, a los que la Fundación Aisge hace un hueco en su colección Memoria de la Escena Española, para que sus recuerdos no se pierdan y sigan vivos con el paso de los años. Ya son un centenar los incluidos en la colección, la segunda vez que toma a los actores valencianos como protagonistas.

Paco Sanchis durante su alocución en la Sala Russafa. Imagen cortesía de Fundación Aisge.

Paco Sanchis durante su alocución en la Sala Russafa. Imagen cortesía de Fundación Aisge.

A través de una serie de talleres de escritura, repartidos por toda España, Aisge posibilita que actores que han dedicado toda su vida a la profesión, puedan dar cuenta de ella en una serie de libros. La Sala Russafa acogió esta semana la presentación de seis de estas autobiografías. La de Antonio Campos, bajo el título de Margot: el maquillaje son mis personajes. La de Piero Falla es Diario de un actor. Rabiosamente jóvenes, agresivamente dinámicos, la de Gaby Fariza. Isabel Requena, Material fungible. Al galope Garicope (o un actor que muere una y otra vez) es la dedicada a José Soler, además de la mencionada de Sanchis.

Isabel Requena durante la presentación de su libro. Imagen cortesía de Fundación Aisge.

Isabel Requena durante la presentación de su libro. Imagen cortesía de Fundación Aisge.

Con la enigmática frase, “cuando la actriz se despertó, el dinosaurio aún estaba allí”, arrancó su breve alocución Isabel Requena, durante la presentación de los seis ejemplares, que contaron con los actores Juanjo Navarro e Isabel Martí como maestros de ceremonias. Edu Borja con sus títeres, la cantante Mireia Vives, la bailarina Isabel Abril y el pianista Arcadi Valiente subrayaron igualmente con sus actuaciones el emotivo acto. “¿Por qué soy actriz?, se pregunta la propia Requena en su autobiografía. “Porque a veces los actores en el escenario, sea en un teatro o en la plaza de un pueblo, llegamos a pensar con la piel, con las plantas de los pies, con el pulso de la garganta y el batir de las sienes”.

Piero Falla en la presentación de su libro. Imagen cortesía de Fundación Aisge.

Piero Falla en la presentación de su libro. Imagen cortesía de Fundación Aisge.

La misma pregunta se hace Paco Sanchis. “¿Qué es un actor? Esta es una pregunta a la cual se han dado miles de respuestas…Cuando alguien me lo pregunta a mí, siempre respondo lo mismo: un actor es el envoltorio de todos los sentimientos que puede experimentar el ser humano”. Por esa misma línea se decanta Piero Falla, recogida en palabras del periodista Vicent García: “El Teatro, con mayúsculas, es el arte de vivir en la propia piel la vida de los otros/as, sus otras vidas, sus risas y sus llantos”.

José Soler durante su alocución en la Sala Russafa. Imagen cortesía de Fundación Aisge.

José Soler durante su alocución en la Sala Russafa. Imagen cortesía de Fundación Aisge.

Esa necesidad de vivir a flor de piel la existencia de otros ha supuesto para muchos  de ellos una forma de enfrentarse a sus propios miedos, que suelen ser, de nuevo, la de casi todos. “Pero, ¡por Dios bendito!, si yo siempre había sido un tremendo “timidajo”, incapaz de hablar dos palabras seguidas en público”, reconoce Soler. Y añade: “Empecé a darme cuenta de que no era yo, José Soler, quien estaba hablando o actuando ante el público. ¡Era un personaje!, el personaje de turno, al que me tocaba dar vida en aquel momento”.

Gaby Fariza durante la presentación de su libro. Imagen cortesía de Fundación Aisge.

Gaby Fariza durante la presentación de su libro. Imagen cortesía de Fundación Aisge.

Las autobiografías siguen un relato más o menos cronológico de los acontecimientos vividos, aunque en el caso de Requena salpicados de pensamientos fugaces y más novelados. Pensamientos como éste: “Nombrar al personaje es una ciencia, un personaje bien nombrado facilita mucho el trabajo”. O este otro: “Las iglesias del Estado son las cárceles. La Cárcel Modelo de Valencia es muy hermosa, tiene la belleza de una catedral. Una catedral del poder. Es la belleza de la paradoja”. Y culminando su propia reflexión en torno a la pregunta de por qué es actriz, señala lo siguiente: “Porque a veces, en el escenario, los actores logramos una proeza terrorífica: la compasión”.

Antonio Campos, La Margot,  durante su intervención en Sala Russafa. Imagen cortesía de Fundación Aisge.

Antonio Campos, La Margot, durante su intervención en Sala Russafa. Imagen cortesía de Fundación Aisge.

En las seis autobiografías de la colección que dirige Amparo Climent, bajo la coordinación de Juan Jesús Valverde, siendo Paco Alegre el responsable de los talleres, se destila esa compasión, también mucha crítica hacia una época, la franquista, que ha dejado en todos ellos un poso agridulce. En cualquiera de los casos, como destacó Climent en su encendido elogio de cada uno de los actores, “en todos los libros no hay ningún resentimiento”, porque lo no se llegó a manifestar, “se decía a través del teatro independiente”. Teatro que todos ellos profesaron con auténtica pasión, a pesar de los pesares. Así lo proclama La Margot, en palabras de Walt Whitman: “La sociedad de hoy somos nosotros, los “poetas vivos”. No permitas que la vida te pase a ti, sin que tú la vivas”.

Foto de familia del acto de presentación de los libros de la colección Memoria de la Escena Española. Imagen cortesía de Fundación Aisge.

Foto de familia del acto de presentación en Sala Russafa de los libros de la colección Memoria de la Escena Española. Imagen cortesía de Fundación Aisge.

Salva Torres

Cine político dirigido por mujeres en la SGAE

III sesión del ‘Ciclo de cine político dirigido por mujeres’
Sala SGAE Centre Cultural de València
Blaquerías 6, Valencia
Jueves 19 de abril de 2018 a las 18:30

La tragedia de los refugiados que huyen de la pobreza o la guerra, y la lucha por la memoria histórica y la justicia en Argentina, son los dos ejes sobre los que gira la tercera sesión del ‘Ciclo de cine político dirigido por mujeres’ de la Fundación SGAE. El jueves 19 de abril, a las 18:30, la Sala SGAE Centre Cultural de València (C/Blanquerías, 6) acogerá la proyección de las películas documentales ‘Los sueños de Idomeni’, de Amparo Climent y Héctor Melgares, y ‘Tiempo suspendido’, de Natalia Bruschtein. La entrada es gratuita.

Esta muestra de cine político dirigido por mujeres es una iniciativa del Consejo Territorial de la SGAE de la Comunidad Valenciana, a través de la Fundación SGAE. Su objetivo es contribuir a visibilizar el trabajo de las mujeres del audiovisual, un cine “comprometido y diverso, transformador y transmisor de ideas”, en palabras de la directora del ciclo, Ana Laura Díaz.

En 2016, Europa cerró la frontera de Grecia con Macedonia. Miles de personas de diversas procedencias (sirios, afganos, iraquíes y kurdos, en su mayoría) quedaron abandonadas a su suerte, durante meses, entre las vías del tren de la Estación de Idomeni (Grecia). Muchas de ellas eran mujeres embarazadas y niños que huían del horror de la guerra. Amparo Climent y Héctor Melgares quisieron documentar la tragedia y dejar constancia de la pésima situación de los refugiados en este campamento de Idomeni. El resultado es ‘Los sueños de Idomeni’, película con la que han querido también rendir homenaje a la valiente y generosa labor desempeñada por centenares de voluntarios que durante un tiempo aparcaron sus vidas para ayudar a las personas refugiadas en la frontera de Idomeni.

SGAE. MAKMA

‘Los sueños de Idomeni’ sigue la estela de ‘Las lágrimas de África’, anterior largometraje de Amparo Climent en el que retrató el sufrimiento de los inmigrantes subsaharianos en su intento por llegar a Europa a través de la valla de Melilla. El documental ha sido seleccionado en diversos festivales y, además de sumar seis candidaturas en los 31º Premios Goya (2017), ha sido premiado en festivales como el 9º Cine Visible de Bilbao o el IV Luna de Cortos de Orbigo.

Artista multidisciplinar, actriz y realizadora, la valenciana Amparo Climent ha desarrollado una intensa actividad en los ámbitos del cine, el teatro y la televisión. Ha firmado los largometrajes documentales ‘Las lágrimas de África’ (2015) y ‘Los sueños de Idomeni’ (2016). Ha realizado también diversos cortometrajes, como ‘Recuerdos en el jardín’ (2015) o ‘El sueño de Mirelle’ (2014). Como autora dramática, ha escrito numerosos textos; entre ellos, ‘El último destello’, con el que obtuvo el Premio Agustín González de Teatro en 2011. Por su parte, Héctor Melgares ha dirigido más de una decena de cortometrajes, como ‘Le visage: The window’ (2018), ‘Sweet dreams’ (2017) o ‘Mental’ (2015). Como actor, ha participado en series de televisión (‘Cuéntame’ o ‘José Mota presenta’) y un buen número de cortometrajes. Ha trabajado también en teatro; de hecho, en 2015 la Unión de Actores le reconoció como actor revelación por su trabajo en ‘Calígula’.

Contra la amnesia de la historia

En ‘Tiempo suspendido’, la cineasta argentina Natalia Bruschtein propone una reflexión sobre el tiempo y la memoria a partir de la figura de su abuela Laura Bonaparte. Dedicada profesionalmente a la psicología, Bonaparte fue también una conocida activista por los derechos humanos tras sufrir la desaparición de varios familiares (entre ellos, tres hijos) durante la dictadura que azotó Argentina entre 1976 y 1983. Fallecida en 2013, fue una de las integrantes de la organización Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora. La película ‘Tiempo suspendido’ relata su lucha a favor de la justicia y contra el olvido de los crímenes de Estado en Argentina, pero también la pérdida de su propia memoria, algo que, de algún modo, le permitió desprenderse del dolor y despedirse de la vida sin sentir que traicionaba a la familia que perdió.

SGAE. MAKMA

Desde su estreno en 2015, en la sección oficial del 30º Festival Internacional de Cine en Guadalajara (México), donde obtuvo el Premio Especial del Jurado Iberoamericano, el Premio FIPRESCI y una Mención Especial del Premio Mezcal, el documental ha sido seleccionado para su proyección en más de medio centenar de festivales y muestras internacionales de más de veinte países. Durante ese trayecto, ha recibido más de una docena de reconocimientos; entre otros, el de Mejor Largometraje Internacional en el Festival Ícaro de Guatemala, Mejor Largometraje Documental en el 45 International Student Film Festival de Alemania, la Placa de Oro del Chicago International Film Festival y el Premio al Mejor Documental del Budapest International Documentary Film Festival.

A propósito de la Mención Especial que le otorgó el Festival Internacional de Cine de Guanajato, el jurado apuntó: “Esta increíble historia de una persona concreta se convierte en historia universal al tratar con la amnesia histórica. La película recuerda exitosamente el pasado con el fin de proyectar esperanzas para el futuro”.

Natalia Bruschtein nació en Argentina, pero reside en México desde 1976. Estudió en el Centro de Capacitación Cinematográfica de Ciudad de México y se estrenó como realizadora cinematográfica con el documental ‘Encontrando a Víctor’, que obtuvo una nominación de la Academia Mexicana de Cinematografía en la categoría de Mejor Corto Documental. Como sonidista, Bruschtein ganó el Premio Ariel por su trabajo en el documental ‘En el hoyo’, de Juan Carlos Rulfo, y como montadora, el Premio Coral del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano de Cuba por ‘Cobrador. I’n God we trust’, de Paul Leduc. ‘Tiempo suspendido’ es su primer largometraje como directora y guionista.

SGAE. MAKMA

 

Jorge Dayas gana con Araan el Festival de Requena

Araan, de Jorge Dayas, ganador del Festival de Cortometrajes de Requena y…¡Acción!
Del 27 al 29 de mayo de 2016

El fallo del Jurado de este año, compuesto por Carlos Madrid, Dani Cabrero y Amparo Climent, ha dado como cortometraje ganador de la Sección Oficial del Festival de Requena a ‘Araan’, de Jorge Dayas. ‘Araan’ es un cortometraje de animación que cuenta una dura historia bélica, a través de los ojos y los dibujos de una niña pequeña, por medio de varios estilos de animación.

Fotograma de Araan, de Jorge Dayas, ganador del III Festival de Cortometrajes de Requena y...¡Acción!

Fotograma de Araan, de Jorge Dayas, ganador del III Festival de Cortometrajes de Requena y…¡Acción!

El premio del público se lo llevó la comedia ‘Nada S.A.’, de Caye Casas y Albert Pintó, que está protagonizada por el conocido actor Emilio Gavira (‘El milagro de Petinto’, ‘Blancanieves’…), quien también se alzó con el premio al mejor actor y no pudo recoger porque estaba actuando en un teatro de Madrid.

Fotograma de 'Nada S.A.'.

Fotograma de ‘Nada S.A.’, de Caye Casas y Albert Pintó. Festival de Cortometrajes de Requena.

El premio del Concurso Astoria se lo llevaron dos jóvenes futuros cineastas requenenses, Gabriel Arribas y Rubén García, por su cortometraje ‘Las personas antes que las cosas’. Este cortometraje fue rodado íntegramente en Requena y es una crítica al consumismo.

Respecto a nuestro premio especial Salvador Regües, que entrega cada año su mujer María José Martín, el ganador del premio Goya fue para ‘El Corredor’ que se alzó con la Menina de este premio especial. Es un cortometraje muy popular, dirigido por José Luis Montesinos y protagonizado por Miguel Ángel Jenner y Lluis Altés.

Fotograma de 'Microondas', de Juan Cavestany. Festival de Cortometrajes de Requena.

Fotograma de ‘Microondas’, de Juan Cavestany. Festival de Cortometrajes de Requena.

El mejor guión fue para Juan Cavestany por la surrealista historia de ‘Microondas’, y la mejor actriz fue la joven almeriense Alba Martínez por su ambiguo y difícil papel en el cortometraje ‘Víctor XX’. Alba se desplazó hasta Requena desde Almería para recoger su premio y estaba muy contenta y emocionada.

La gala de clausura, celebrada el pasado domingo 29 de mayo, fue un éxito y, sobre todo, muy emotiva por el homenaje que se rindió al requenense de cine Julián Nuñez, que visiblemente emocionado y abrumado, se sorprendió por contar con la presencia de tantos amigos y familiares que se desplazaron desde Valencia o Madrid para acompañarle, entre ellos Toni Novella, el homenajeado de la II edición.

Sin duda, una gala muy divertida, amenizada con buena música de bandas sonoras de películas de la mano de David Ramírez y Janet Dupuy, con muchas sorpresas y emociones.

Fotograma de Araan, de Jayos.

Fotograma de Araan, de Jorge Dayas, ganador del III Festival de Cortometrajes de Requena y…¡Acción!