Bunbury y sus 30 años de carrera ‘heroicos’

Plaza de Toros de Valencia
Jueves 1 de septiembre de 2016

Enrique Bunbury ha mutado. Y ha mutado no sólo porque su gira se llame Mutaciones Tour, sino porque ha conseguido pasar página y naturalizar sus canciones de Héroes dentro de su cancionero en directo. Es como si una pequeña porción de la banda aragonesa se materializara en forma corpórea en cada nueva actuación. La última vez que asistí a un concierto de Enrique, Kike para los amigos, venía acompañado de sus jinetes heroicos. Era el 2007 y la crisis todavía no nos había golpeado de un modo tan cruel como hiciera poco después, parecía como si con ese concierto y su correspondiente atasco de 17 km, se fueran apagando las luces de neón que nos iluminaban el camino de oropel. Como el final de una era de macroconciertos y de espectáculos masivos.

Enrique regresaba a Valencia con un buen puñado de sus canciones más emblemáticas, esas que han marcado su carrera en solitario y con Héroes. Es el momento de echar la vista atrás, de recoger lo sembrado y volver a servirlo en otros platos, con otros aderezos, con otros sabores. Me sorprendió ver una plaza de toros algo desangelada, no parecía existir ese rumor de ilusión y algo de fanatismo entre su público, sino más bien reverencia y tranquilidad. La organización nos comentó que tuvieron una asistencia de 5.600 personas, una cifra nada desdeñable para esta ciudad.

Bunbury en el concierto de la Plaza de Toros de Valencia. Fotografía: Lorena Riestra.

Bunbury en el concierto de la Plaza de Toros de Valencia. Fotografía: Lorena Riestra ‘Malva’.

Unos minutos después de las 22.00 horas saltaron a las tablas Ramón García, Álvaro Suite, Jorge Rebenaque, Jordi Mena (soberbio en todo el concierto), Quino Béjar y Robert Castellanos. Y detrás de ellos la estrella de la noche, estrella con gafas de aviador, chupa y pantalones de cuero, toda una estrella del rock. ‘Iberia Sumergida’ sonó algo fría, descafeinada en su composición y en la garra que el tema precisa, es cierto que Bunbury ha creado nuevos arreglos para sus temas con Héroes, pero aquella falta de fuelle, de gasolina explotando, me dejó algo descolocado. La gente no reaccionó de un modo entusiasta, sino más bien entretenido. Expectante por lo que podía venir después.

‘Club de los Imposibles’ tuvo mejor acogida, se notaba desde el segundo uno que la gente que había en la Plaza había venido a ver esa segunda etapa de Enrique y no tanto sus primeros años. Al terminar el tema la luz se fue y dejó fuera de onda al cantante que no sabía qué hacer, fueron unos minutos para corear su nombre, comprar algo de bebida y comentar el inicio del bolo. Enrique estaba algo distante, de hecho estuvo distante en la mayoría del concierto, poco asertivo con su banda, poco comunicador con el público y tejiendo un setlist que nos hacía ir de lo más “fuerte” a lo más suave canción tras canción.

Bunbury en el concierto de la Plaza de Toros de Valencia. Fotografía: Lorena Riestra 'Malva'.

Bunbury en el concierto de la Plaza de Toros de Valencia. Fotografía: Lorena Riestra ‘Malva’.

‘Sirena Varada’ fue increíble, más por la letra que la música, pero el público no reaccionó tan efusivamente como cabía esperar. ¿En qué momento saltaría la chispa del concierto, esa que detona la emoción por parte de la gente y los músicos? Muy aplaudida fue ‘Que tengas suertecita’ y ‘Alicia’, un tema que no solía tocar en sus directos, pero que está tan enraizada en el colectivo sentimiento de desvinculación de una etapa y la entrada en otra, que suena a punto de inflexión, es la canción por la que muchos se engancharon al zaragozano y por la que muchos lo abandonaron, quizás regresando más adelante.

‘Radical Sonora’ es el álbum que rompió un ciclo y comenzó otro, la que lo alejó del rock y lo acercó a buscar en su interior qué quería hacer, no es el disco que lo consolidó, ni mucho menos, pero fue el que abrió una puerta hacía el alma de Enrique, ese alma que ha intentado mostrar en cada trabajo. Sin ‘Radical..’ no hubiera llegado nunca esa joya llamada ‘Flamingos’.

Bunbury en la Plaza de Toros de Valencia. Fotografía: Lorena Riestra 'Malva'.

Bunbury en la Plaza de Toros de Valencia. Fotografía: Lorena Riestra ‘Malva’.

‘El Extranjero’ fue la que prendió la mecha, la que inundó de felicidad a la gente, la que nos levantó a todos. Sonó igual que en el original, no la había hecho mutar, y eso, personalmente, creo que se agradece. ‘Maldito Duende’ sonó extraña pero genial, el público se creció, quizás azuzado por la canción precedente. Sea como fuere, fue la primera de su etapa primigenia que despertó las gargantas del respetable.

Enrique se bajó al foso y cantó la canción con el público, con su público, en el primer y último momento que se le vio cercano. La banda se marcha y nos quedamos con ganas de algún bis potente, ya que el concierto estaba siendo un ir y venir de auténticos clásicos. ‘La Chispa Adecuada’ es otra de las perlas que tenían reservadas y que contagiaban energía y pasión entre la gente. El segundo bis fue flojo, algo soporífero, no porque estuviera mal, que sin duda no lo estaba, sino por la caña que nos había dado en todo el concierto y el empecinamiento en terminar de un modo tan relajado. Terminamos con ‘Y al final’, y con una despedida al nivel de lo presenciado, algo distante.

Enrique Bunbury en la Plaza de Toros de Valencia. Fotografía: Lorena Riestra 'Malva'.

Enrique Bunbury en la Plaza de Toros de Valencia. Fotografía: Lorena Riestra ‘Malva’.

Enrique se fue y dejó a su grupo solo para despedirse, ellos hicieron piña y se amontonaron en el centro del escenario para dedicarnos una despedida entre aplausos. Enrique no salió más, tal vez dándoles ese punto de importancia a sus músicos, dejándoles paladear ese instante de fervor y de comunión. Es una lástima ver cómo los temas de su época con Héroes no acaban en encajar en el conjunto de su setlist, no porque sean malos (¿cómo van a ser malas las canciones de Héroes?) sino porque parece que no acaban de gustar a su público, o al menos no terminan de ser parte del bagaje musical de su segunda etapa.

Bajarle las revoluciones a ‘Iberia…’ o a ‘Avalancha’ puede despojarlas de su verdadero atractivo. No tuvieron el impacto deseado, quizás porque habían perdido el corazón y el rock o porque tantos cambios no gustan en verdaderos clásicos. El concierto tuvo un nivel muy alto y Enrique demostró que su estado de forma, tanto vocal como físico, es inmejorable, además de hacernos entender que esto del rock es un gran circo donde sin la parte de espectáculo se pierde una pata. Esperemos que vuelva pronto a la ciudad de Valencia y que siga apostando por el rock & roll.

Bunbury en el concierto de la Plaza de Toros de Valencia. Fotografía: Lorena Riestra 'Malva'.

Bunbury en el concierto de la Plaza de Toros de Valencia. Fotografía: Lorena Riestra ‘Malva’.

Javier Caro

 

Pulgarcita, Peter Pan y Alicia en Flumen

Pulgarcita (26 a 28 dic), Peter Pan (29 y 30 dic) y Alicia (2 a 24 enero)
Teatre Flumen
C / Gregorio Gea, 15. Valencia

Teatro Flumen ha preparado una programación muy especial para estas Navidades con espectáculos para todos los públicos, especialmente para los más pequeños. La oferta cultural del teatro para estas fiestas recoge una gran variedad de infantiles: Pulgarcita, Peter Pan y Alicia son algunos de los personajes de cuento que no faltarán estas fechas navideñas a su cita con la escena del Flumen, donde también tendrá cabida la magia.

¿Quieres vivir la historia de una pequeña muchacha en el mundo de las cosas grandes?¿Te atreves a volar a Nunca Jamás de la mano de Campanilla, Peter y los Niños Perdidos? ¿Acompañarás a Alicia en su aventura llena de situaciones inverosímiles y absurdas, donde la magia y la imaginación son los protagonistas?

Pulgarcita, que estará en Flumen del 26 al 28 de diciembre, es una bella muchachita nacida de una flor. Por no ser más grande que un dedo pulgar, recibe ese nombre. Un día mientras ella juega en su habitación un diminuto personaje alado, el príncipe Cornelius, se cuela por su ventana y se enamora perdidamente de ella. Pero un feo y malvado sapo que también se ha enamorado de Pulgarcita urde un plan junto con su madre para raptarla y casarse con ella. Y así comienza la historia de esta pequeña muchacha en el mundo de las cosas grandes.

Peter Pan. Imagen cortesía de Teatre Flumen.

Peter Pan. Imagen cortesía de Teatre Flumen.

Peter Pan (días 29 y 30) ha crecido, se ha olvidado de quién fue cuando era niño, de volar, de reír, de jugar. Ahora es un famoso hombre de negocios, Peter Baning. El Capitán Garfio vendrá hasta casa de la Abuelita Wendy a secuestrar a la hija de Peter, Maggie. De este modo logrará que Peter regrese a Nuca Jamás para rescatarla. Campanilla y los Niños Perdidos se encargarán de hacer recordar a Peter, ponerlo en forma para “La Batalla Final” y así recuperar de las manos de Garfio y los Piratas a su hija Maggie….

Alicia en el País de las Maravillas. Imagen cortesía de Teatre Flumen.

Alicia en el País de las Maravillas. Imagen cortesía de Teatre Flumen.

Con Alicia (del 2 al 24 de enero) algo maravilloso esta por suceder. Cuando lo cotidiano se convierte en fantástico y cuando la imaginación supera ampliamente la realidad, el mundo cambia de los pies a la cabeza. Así es El País de las maravillas. Adéntrate en él y acompaña a Alicia en esta peculiar aventura de situaciones inverosímiles y absurdas, donde la magia y la imaginación son los protagonistas. Un sinfín de divertidos personajes acompañaran a nuestra protagonista y sorprenderán al publico con sus alocadas propuestas e ideas. No te lo pierdas y disfruta de este clásico de Lewis Carroll, llevado al escenario en esta nueva adaptación.

Peter Pan. Imagen cortesía de Teatre Flumen.

Peter Pan. Imagen cortesía de Teatre Flumen.

 

La danza, protagonista en Sala Russafa

Alicia, de la compañía Thomas Noone Dance
Reflejos de luz en las grietas de un cristal roto, de Eva Bertomeu
Sala Russafa
C / Denia, 55. Valencia
Sábado 17 y domingo 18 de enero

Relevo de Alicias sobre el escenario de Sala Russafa. Tras el éxito de ‘Alicia en Wonderland’, que volverá en primavera, este fin de semana la danza es la protagonista en la programación de artes escénicas del centro cultural, que incluye un nuevo acercamiento al clásico de Lewis Carroll.

Se trata del que realiza la prestigiosa compañía catalana Thomas Noone Dance, que llega a Valencia tras su paso por escenarios de países como Italia, México, Francia, o Alemania. El coreógrafo británico, afincado en la capital catalana y premiado con el galardón Ciutat de Barcelona en 2011, es el creador de ‘Alicia’, un espectáculo para público familiar que recupera los elementos y personajes icónicos de ‘Alicia en el país de las maravillas’.

Escena de 'Alicia', de la compañía Thomas Noone Dance. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Escena de ‘Alicia’, de la compañía Thomas Noone Dance. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Su protagonista es una niña que viaja con una maleta llena de sorpresas. Apoyados por los cambios de vestuarios y el uso de máscaras, cuatro bailarines ponen en escena, a través del movimiento, las situaciones más absurdas de la novela, demostrando que la imaginación es capaz de ofrecer a los viajes más intensos y maravillosos.

Antes de proseguir su gira por ciudades como Donosti, Leioa, Murcia y Tenerife, el sábado 17 (17h) y el domingo 18 (12:30h) podrá verse esta pieza, llena de emoción, ternura y dinamismo, que acerca la danza a los pequeños para, sin palabras, contarles cientos de historias. (Alicia: http://vimeo.com/108718437)

Eva Bertomeu en una de sus coreografías. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Eva Bertomeu en una de sus coreografías. Imagen cortesía de Sala Russafa.

En la programación para adultos, Eva Bertomeu, una de las bailarinas y coreógrafas valencianas más destacadas, vuelve al teatro de Ruzafa. Galardonada con el Premio de la Generalitat Valenciana a la mejor bailarina 2007 y 2008, al mejor espectáculo de danza en 2008 y a la mejor dirección coreográfica en 2007, Bertomeu se ha convertido en un nombre destacado dentro de nuestra escena.

Esta semana interpreta en Sala Russafa dos funciones (17 y 18 de enero) de su espectáculo ‘Reflejos de luz en las grietas de un cristal roto’, una coreografía que recrea el movimiento, colores y líneas que dibujan los rayos de sol sobre el vidrio, describiendo un nuevo comienzo. Le acompañan sobre el escenario los bailarines Lorena Ortiz, Bárbara Díaz, Fredo Belda y Miguel Ángel Machado.

Escena de 'IUS', de Eva Bertomeu. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Escena de ‘IUS’, de Eva Bertomeu. Imagen cortesía de Sala Russafa.

El programa se completa con ‘IUS’, reconstrucción de una pieza creada por Bertomeu, que se representó en Dansa Valencia 2010 y que viajó a festivales de Francia y Bélgica. Ahora, la coreógrafa la retoma para expresar a través del baile una idea del derecho (ius) basada en la descripción de Domicio Ulpiano “el Derecho es la técnica de lo bueno y lo justo”. (Reflejos de la luz… : https://www.youtube.com/watch?v=R8jNAOetcAI)

Alicia, de la compañía Thomas Noone Dance. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Alicia, de la compañía Thomas Noone Dance. Imagen cortesía de Sala Russafa.