Sevillanas de Brooklyn

‘Sevillanas de Brooklyn’, de Vicente Villanueva
Con Carolina Yuste, Sergio Momo, Estefanía de los Santos, Manolo Solo y Canco Rodríguez
97, comedia | Capitán Araña, Pecado Films y 700 pavos AIE. España, 2021
Estreno: 17 de septiembre de 2021

Para todos aquellos que hemos evolucionado como educandos ociosos y nutrimos el grueso de la pirámide poblacional, la rentrée académica tras el ejercicio horizontal del asueto jalona decisivamente el cronograma de nuestras actividades (sean estas de índole profesional o de indolente gandulería). Por ello, conviene adecuar poco a poco el cuerpo, aún remolón, y dejar las graves inquietudes para las climatologías del invierno.

Tal vez así desafilemos mejor la pluma y acomodemos el verbo audiovisual frente a proyectos cinematográficos como el que nos ocupa: ‘Sevillanas de Brooklyn‘, cuarto largometraje del cineasta valenciano Vicente Villanueva, cuyo guion firman los sevillanos Juan Apolo y Nacho La Casa y que cuenta con un popular elenco conformado por Carolina Yuste, Sergio Momo, Estefanía de los Santos, Manolo Solo y Canco Rodríguez, entre otros.

Elenco principal de ‘Sevillanas de Brooklyn’, de Vicente Villanueva.

Un ingrávido entremés con el que confrontar los convencionalismos culturales que desnutren el entendimiento entre dos naturalezas de lo real apriorísticamente antagónicas: la de un joven estudiante afroamericano, presto a un desocupado grand tour por las haciendas andaluzas, y la carpetovetónica familia que, previa suplantación y consecuente estafa, lo acoge en su convulso seno de la periferia.

«Quería darle a la película ese punto de comedia atemporal y clásica, para que se mantenga fresca en el tiempo», asevera Vicente Villanueva, avezado ya en el manejo de ciertas claves del género, tras el refrendo comercial de ‘Toc Toc’ (2017) o ‘Nacida para ganar’ (2016) –si bien en estas (y eso no puede dejar de apreciarse) firmaba el guion y, por ende, la diégesis definitiva de sus filmes–.

«Me gusta hacer comedias porque pienso que se puede hablar de lo mismo o más que un determinado tipo de cine que se toma más en serio a sí mismo, como estas operaciones culturales de “me doy mucha importancia y todo el mundo me lo compra”, cuando, pasado el tiempo, ves que no era para tanto», manifiesta Villanueva.

Un planteamiento, aún cuando aquí ajeno a los orígenes geográficos del director –«el hecho de que suceda en Sevilla nos permite una caracterización de personajes muy locales. En ese sentido, es una película muy sevillana, dándole una referencia de sainete clásico actualizado»–, con el que ofrecer una dosis de hondura a la epidermis del entretenimiento.

Y al hilo de ese proceso de edificación del subgénero revisitado en ‘Sevillanas de Brooklyn’, un servidor no puede pasar por alto y rescatar algunas apreciaciones procuradas por el catedrático de Literatura Española en la Universidad de Alicante Juan A. Ríos Carratalá en su ensayo ‘El costumbrismo en el cine español’, cuando sentencia que “(…) Al igual que sucede con lo sainetesco, los argumentos y los protagonistas pasan a un segundo plano. El verdadero centro de atención se sitúa en una cámara capaz de captar el rasgo peculiar. O en los actores secundarios que, frente a lo anodino del galán o la dama, dan sentido y realidad a estas películas”.

Es por ello que, sin desmerecer el trabajo de Sergio Momo (quien debe encarnar a un personaje previsible y acartonado) y de una muy eficiente Carolina Yuste (cuyo sobresaliente talento parece más propicio para otras fábulas), las principales bondades de ‘Sevillanas de Brooklyn’ descansan sobre los atributos de Estefanía de los Santos y Manolo Solo, capaces, como razonaba Ríos Carratalá, de ofrecer al filme los dos fundamentos sobre los que edificar cualquier proyecto: orientación y sustantividad.

Sevillanas de Brooklyn
Estefanía de los Santos y Manolo Solo durante un instante de ‘Sevillanas de Brooklyn’.
Jose Ramón Alarcón

Jose Ramón Alarcón

Consejo Editorial de MAKMA
Escritor y periodista cultural, coeditor de Versos y Trazos y codirector de Ecomunicam, empresa de gestión y comunicación cultural.
Jose Ramón Alarcón