Santiago Talavera

‘El pasado habrá sido un planeta extraño’, de Santiago Talavera
Premio a mejor exposición Abierto València 2021
Gabinete de Dibujos
Literato Azorín 33, València
Hasta el 17 de diciembre de 2021

‘El pasado habrá sido un planeta extraño’ es el título, bien sugerente, de la exposición de Santiago Talavera en Gabinete de Dibujos. “El futuro perfecto ‘habrá sido’ me gustó, porque permite ponernos en el futuro mirando hacia atrás”, subraya el propio artista. Esa mirada exterior para observar ciertos acontecimientos traumáticos con la distancia necesaria para no caer en el más absoluto desánimo, incluso adoptando una posición enérgica ante lo real de la experiencia humana, pivota a lo largo de una muestra que ha logrado el premio a mejor exposición que concede la Conselleria de Cultura con motivo de Abierto València, la fiesta de apertura otoñal de las galerías valencianas.

Woody Allen, en su película ‘Delitos y faltas’, ya se apercibió de que la comedia era igual a tragedia más tiempo. El tiempo que se toma Talavera con ese futuro perfecto no entronca con la comedia, para amortiguar la tragedia que implica tanto desastre, pero sí con cierta postura crítica sin pretensiones de mensaje catastrofista, ante el que hay que situarse cruzándonos de brazos.

Una de las piezas de la exposición ‘El pasado habrá sido un planeta extraño’, de Santiago Talavera. Imagen cortesía de Gabinete de Dibujos.

La propia experiencia de Santiago Talavera nos dice que estamos ante un artista que ejerce como tal en su más plena expresión: la de aquel que utiliza los diversos materiales que le proporciona el arte para dar forma a la angustia que nos habita. “Los dibujos sobre pedazos de escombro responden a una experiencia personal”, la que padeció el artista como consecuencia de unas lluvias torrenciales que inundaron su estudio. La visión de una buena parte de su obra flotando entre el agua y el barro le conmocionó.

“Lo viví de forma dramática”, dice quien se encontró ante su propio colapso, mientras hablaba en su trabajo de ese otro exterior relacionado con la naturaleza y el cambio climático, en el marco de un capitalismo que exige de nuevo cierta distancia para afrontar las consecuencias de su práctica más salvaje. Talavera, sin duda espoleado por sus adversas circunstancias, ha establecido un fructífero diálogo entre lo personal y lo que a todos nos atañe, haciendo de su experiencia íntima motivo de reflexión colectiva a poco que abramos la mente igualmente acicateados por su trabajo.

Vista parcial de la exposición ‘El pasado habrá sido un planeta extraño’, de Santiago Talavera. Imagen cortesía de Gabinete de Dibujos.

“La idea del arte como herramienta transformadora del mundo me parece excesiva. Es una herramienta para generar otras visiones, de manera que el público pueda tener otros puntos de vista en los debates más estancos y polarizados”, señala. ‘El pasado habrá sido un planeta extraño’ ofrece esa otra visión del mundo que parece por momentos estallar por el avance de pandemias o erupciones volcánicas. “Tuve un par de encuentros con visitantes a la galería y esas cuestiones surgen de forma rápida”.

Se refiere Talavera a esa pronta identificación con las catástrofes que nos asolan por momentos y que invitan al pesimismo o al consumo de esos desastres, en el marco de la sociedad del espectáculo propuesta por el filósofo Guy Debord. “Las obras de mi exposición no arrojan una lectura pesimista, pero sí realista acerca del futuro que nos espera”. Para ello, se sirve en la muestra de textos alusivos a la ciencia ficción de autores como Mary Shelley, Aldous Kuxley o George Orwell, aunque advierte: “Pese a todo, no deberíamos regocijarnos con la catástrofe”.

De hecho, su exposición, de una sutileza ligada al excelente trabajo con el grafito y la tinta sobre lienzo y papel, con igualmente sutiles dibujos realizados sobre pedazos del muro de su estudio que se vio obligado a derribar tras la inundación, la exposición, decimos, más que resaltar los tonos apocalípticos que la caracterizan, está montada para que la transitemos con la inquietud de quien se siente hondamente concernido por lo allí recogido, dando lugar a la experiencia de lo bello y lo siniestro que formuló en uno de sus libros el filósofo Eugenio Trías.

‘Reinventar el espectáculo’, de Santiago Talavera, en la exposición ‘El pasado habrá sido un planeta extraño’. Imagen cortesía de Gabinete de Dibujos.

“Sigo pensando que a través de cierta imaginería catastrofista se puede dar un toque al público”, aunque Talavera luego manifieste ciertas reservas: “Produce por otro lado miedo que esta sobresaturación de relatos distópicos nos pueda enrocar ahí”. Por eso apuesta por la sutileza en una muestra que mezcla obras de gran formato y potencia visual (‘Reinventar el espectáculo’, ‘Un escenario de posibles futuros’, ‘El accidente original’), con otras más pequeñas, relacionadas con las piedras minuciosamente dibujadas en apenas un palmo, lupas que coloca sobre algunos dibujos, a modo de fino observador de tan abrupta realidad, e incluso un singular radiocasete para captar el sonido de la distopía.

También dice Talavera que ha intentado generar cierta reflexión sobre el papel de la cultura en tiempos de una pandemia que obligó al confinamiento y, como consecuencia, al consumo de una cultura del entretenimiento. Cultura, por tanto, vinculada de nuevo con un espectáculo que ha llegado igualmente a la política y al propio discurso por el cambio climático en el que se ha visto envuelta la misma Greta Thunberg.

‘Un escenario de posibles futuros’, de Santiago Talavera, en la exposición ‘El pasado habrá sido un planeta extraño’. Imagen cortesía de Gabinete de Dibujos.

‘El pasado habrá sido un planeta extraño’ parte, como suele ser habitual en el trabajo de Santiago Talavera, de los archivos de imágenes que posee el artista y a los que acude “de forma frecuente”, dice, para que de ahí vayan brotando los sucesivos proyectos en los que se embarca. “Suelen responder a algo emocional y la pulsión principal es una respuesta compleja a ciertas situaciones”, añade.

El premio a Mejor Exposición del Abierto Valencia 2021 “es casi el 50% fruto del trabajo en equipo”, resalta quien dice haber encontrado en Gabinete de Dibujos una gran colaboración: “Son galeristas que cuidan mucho el proceso”, aquí desarrollado como si fuera “algo museístico y entre lo arqueológico y lo forense”, entendiendo por esto último la misma predisposición del profesional que aborda el crimen “ordenando los elementos implicados en el delito”. Al fin y a la postre, concluye Talavera, “el futuro que nos espera depende de lo que hagamos ahora”.

Santiago Talavera
Santiago Talavera, junto a una de sus obras en Gabinete de Dibujos. Imagen cortesía del autor.
Salva Torres

Salva Torres

Dirección - Consejo Editorial de MAKMA
Periodista, escritor, crítico de cine y cofundador de MAKMA. Miembro de la Asociación Cultural Trama y Fondo, dedicada al análisis textual de la creación artística.
Salva Torres