Rossana Zaera a través de la neurobiología

Rossana Zaera. ‘En el jardín de la neurobiología’
Palau de Cerveró
Plaça de Cisneros, 4. Valencia
Inauguración: 30 de marzo, 20.30 h.
Hasta el 5 de junio de 2015

El Palau de Cerveró expone las recreaciones y lecturas de la artista Rossana Zaera en torno a la neurobiología. La serie principal de dibujos está basada en el clásico ‘Tratado de Anatomía Humana’ de Leo Testut de 1902. La muestra, dividida en dos secuencias, desarrolla una interpretación personal de ese tratado. Este proyecto pretende descubrir las colecciones propias del Palau de Cerveró.

Históricamente, la representación del sistema nervioso ha atraído tanto a artistas como al mundo de la ciencia. En este sentido, los trabajos de Rossana Zaera permiten revisar los conceptos científicos y técnicos de este universo peculiar. La exposición, dividida en dos apartados complementarios, comienza su recorrido con la cita de Ramón y Cajal de la obra ‘Recuerdos de mi vida’. Este texto, que da título a la exposición, destaca la evocación del jardín de la neurobiología como un espacio de emociones artísticas y de misterio para el investigador.

La primera parte del proyecto reúne los recuerdos y sensaciones de la autora al reencontrarse con aquellos libros que había observado tantas veces de niña en la estantería del despacho de sus padres. Por esta razón, expuesto junto a los dibujos trazados desde el gouache, el grafito, la tinta china y el collage, se exhibe el tomo II del Tratado de Testut, procedente de los fondos de la biblioteca histórico-médica Vicente Peset Llorca de la Universitat de València, situada en el propio edificio. La fascinación de la autora comenzó desde la recreación de células nerviosas pintadas sobre ambas caras del papel, hasta llegar a una mayor profundización de las secuencias y la morfología del sistema nervioso central.

Primavera silenciosa, Rossana Zaera.

Primavera silenciosa, Rossana Zaera. Cortesía Universitat de València.

La colección de estos 15 dibujos se complementa con la pieza ‘Le traje mariposas’ que sirve de nexo para dar paso a la segunda parte del proyecto. De esta forma, la instalación ‘Habitación 450’, desvela una nueva experiencia personal que la autora representa a través de las diversas secciones de la médula espinal, para finalizar en el retrato de la propia estancia. La instalación está compuesta por las imágenes reunidas en una caja de preparaciones microscópicas (que emulan una caja de recuerdos) proyectadas a gran escala.

Realizada desde la superposición de la resonancia magnética cerebral de la artista y las fotografías de la habitación 450 del Hospital General de Castellón donde permaneció su hijo, la pieza analiza el macro mundo de los sentimientos explorados desde el contexto y la estética médica. Los objetos de ese proceso (microscopio, preparaciones, caja…) se sitúan en la vitrina junto a la serie ‘Primavera silenciosa’. Compuesta por esculturas creadas desde la sutileza de formas y materiales naturales, este destacado conjunto está concebido como un grupo de pequeñas campanas de cristal en cuyo interior, sobre unas raíces, se posan libélulas realizadas con agujas hipodérmicas antiguas y semillas de arce.

La exposición se acompaña de un catálogo diseñado por la artista, compuesta por 10 cuatrípticos guardados en una carpeta y cuyo formato permite organizar el conjunto de los dibujos. En la publicación participan Àlvar Martínez, profesor de Historia de la Ciencia de la Universitat de València, y el director de cine y fotógrafo Ian Rosenfeld. La publicación concluye con la reflexión de Rossana Zaera quien aporta el resto de claves para acercarnos a sus particulares lecturas. La muestra producida por la Universitat de València, y que ha contado con la colaboración de La Imprenta CG.

Los comentarios están cerrados.