Lapido

Rock and Lapido

Lapido
Sala Loco Club
C / Erudito Orellana, 12. Valencia
Viernes 2 de febrero de 2018

El breve mes de febrero nos ha traído una de las carreras más dilatadas de nuestro panorama musical patrio a la Sala Loco Club de Valencia. Después de la gira de 10 conciertos con ‘Soltar a los Perros’ en compañía del admirable músico madrileño Quique González y su lacónico regreso con su antiguo grupo los 091, José Ignacio Lapido con su nuevo trabajo en solitario ‘El Alma Dormida’ sacude el interior de los presentes con composiciones gráficas y contundentes firmadas por su sonido de guitarra convertido ya en lo que será el vestigio granadino.

Lapido, en plena actuación en la Sala Loco Club. Fotografía: Lorena Riestra.

Lapido, en plena actuación en la Sala Loco Club. Fotografía: Lorena Riestra.

El dinosaurio del rock and roll de Granada, sabiendo que Miguel Ríos da su autorización personal para ello, rugió con fuerza arropado por grandes músicos, con un amplio público que bailó y se divirtió enormemente con las nuevas canciones como ¡Cuidado!, no hay prisa por llegar y todas las que completan las 11 magníficas canciones de su reciente álbum, además de algunas de anteriores discos como las ya clásicas del repertorio ‘La antesala del dolor’ o ‘Cuando por fin’. También tuvieron su momento las más pausadas con clara intención de provocar arrumacos en el respetable con la nostálgica y mítica ‘Algo me aleja de ti’ y ‘El ángulo muerto’, entre otras.

Lapido, durante su actuación en la Sala Loco Club. Fotografía: Lorena Riestra.

Lapido, durante su actuación en la Sala Loco Club. Fotografía: Lorena Riestra.

Gran actuación de buen rock and roll nacional la que nos brindó Lapido ocupándose de subir la temperatura en la gélida noche valenciana, con canciones bien interpretadas por el formidable letrista granadino.

Escoltado por un virtuoso Víctor Sánchez en la guitarra eléctrica, Raúl Bernal a los mandos de todas las teclas del piano y el órgano, con destreza sobresaliente que el público no tardo en capturar, con Popi González en la batería y la percusión otorgando el ritmo que corresponde a cada canción de manera soberbia y un laborioso Jacinto Ríos en el bajo, artesanía de la música que se despidió de la sala Loco Club de Valencia tocando ‘La escalera de incendios’, por donde nos fuimos después de quemar nuestros sueños.

La gira de José Ignacio Lapido se extenderá los próximos meses por toda la geografía española https://www.joseignaciolapido.com/

Nos volveremos a ver.

Lapido, durante su actuación en la Sala Loco Club. Fotografía: Lorena Riestra.

Lapido, durante su actuación en la Sala Loco Club. Fotografía: Lorena Riestra.

Raúl Bartleby

Los comentarios están cerrados.