Poesía beligerante

Festival Vociferio
Distintos espacios de Valencia
Del 5 al 16 de junio de 2019

La poesía es una arma de futuro y también de presente. Un arma que se empuña contra los intrusos que intentan socavarla desde dentro. Porque el género más excelso y sublime no duda en saltar a la palestra y luchar verso a verso contra el adversario que desnaturalizan su esencia. Poesía beligerante. Como la que marca esta octava edición del Festival Vociferio, que se celebra del 5 al 16 de junio en distintos espacios: Centro del Carmen, Carme Teatre, librería Bartleby y varias Bibliotecas públicas.

“El festival pretende abolir a los políticos poetas y crear espacios de amor a la poesía no a tal o cual poeta”, dice David Trashumante, codirector  del evento junto a Raúl Lago. “Desde hace unos cinco años la industria editorial da cobijo a una poética pop, frívola y superficial, y consideramos nuestro deber recuperar el auténtico sentido de la poesía: formar, informar y entretener”.

Cartel del Festival Vociferio por cortesía de la organización.

Así, el festival se aleja de los poemas de absorción rápida, los poemas meme, los poemas que se entienden, los poemas máxima de azucarillo, los poemas ocurrencia, radiofórmula, talent show. De los presuntos rapsodas que creen que expresar o actualizar el estado de Facebook es algo que se puede elevar a categoría de poema y que vender miles de ejemplares legitima la calidad literaria de su propuesta.

“Vociferio se  desliga  de esas poéticas partidistas que clonan las técnicas del discurso político, en tanto entendemos que este utiliza la demagogia para embrutecer, confundir, persuadir, polarizar, a través de simplificar el mundo a un gradiente de blancos y negros que quepan en los 15 segundos que el informativo de turno les dedica”, proclama su manifiesto. “Intentamos con nuestra programación abolir toda fenomenología pop, primando la calidad de cada propuesta, independientemente de la corriente estética a la que pertenezca y del nivel de reconocimiento que ostente el poeta que la lleva a cabo. 

En esta edición, retomamos el espíritu de las vanguardias históricas y reivindicamos la poesía fonética y sonora, la performance poética, la poesía concreta, y la poesía multimedia como formas, ya no de experimentación, pues todo arte en nuestra opinión debe ser un trabajo denodado de ensayo y error, y un intento de superación y quiebra de toda tradición, sino una forma de entender la poesía como una disciplina artística que no tiene porqué limitarse exclusivamente a la escritura”.

Anton Reixa. Imagen cortesía de Festival Vociferio.

 El programa del festival incluye un total de 55 propuestas de contenido y estilo muy variado. Entre ellas destaca la presencia de Bartolomé Ferrando, al que se le rinde homenaje en la Sala Carme Teatre. “Queremos visibilizar la búsqueda universalista que la poesía fonética y sonora lleva desarrollando desde hace más de  cien años”, dicen los directores de Vociferio. “Una poesía sin idioma, pura energía a través del sonido y para ello le acompañarán durante tres días poetas, performers y artistas sonoros de la talla de Jörg Pringer o Déborah Walker.

Ante el ritmo enloquecido que impone la trituradora mediática y la frivolización de la experiencia artística convertida en mero entretenimiento, proponen dos mesas redondas. La primera, en colaboración con el Festival de Filosofía de València, A Viva Ment, en torno a la relación entre Poesía y Filosofía, con Ana Gorría. La segunda, sobre Poesía Contemporánea Española, analizará lo que Martín Rodríguez-Gaona denomina Poesía Pop Tardoadolescente, con la presencia del propio autor entre otros ponentes.

En el patio renacentista del Centro del Carmen se ofrecerán recitales de Isabel Martín, una de las poetas revelación dentro de la poesía de la conciencia crítica, tres primma donnas de la poesía en catalán como Mireia Calafell, Begonya Pozo o Àngels Gregori, o la inteligente poeta de lo cotidiano Elena Román. Por otra parte,  la Biblioteca Pública de València acogerá la tradicional Festa Alçaveu, este año dedicada a la poesía humorística, con el poeta y slammer Dani Orviz como cabeza de cartel. Además, nace Vociferito, una programación especialmente pensada para los niños comisariada por  Mar Benegas y Jesús Ge, responsables de El Sitio de las Palabras.

El equipo de Vociferio emplaza al Ayuntamiento que surgirá de estas últimas elecciones a una apuesta firme en favor de la poesía. “Ahora tenemos muchas pequeñas fuentes de financiación, y eso complica las cosas”, comenta Trashumante. “Nuestro objetivo es poder organizar un Festival Internacional de categoría similar al de Córdoba, Victoria y Madrid. Valencia, ciudad de poetas y pintores bien se lo merece”, concluye.

Begoña Santalices. Fotografía de Nacho Carrascosa por cortesía de Festival Vociferio.

Bel Carrasco

Los comentarios están cerrados.