Escritores de fantástico.

Nueva Era de lo Fantástico

Literatura fantástica
Juan Miguel Aguilera, Sergio R.Alarte, Sergio Mars y María Tordera
Febrero de 2018

Lo fantástico es fantástico. Valga la redundancia para subrayar la vitalidad de un género que incluye varios subgéneros pese a ser denostado como una vía de escape de la realidad. “Para mí la fantasía no es un escape, es una ventana”, dice Guillermo del Toro al respecto. “Su propósito es la interpretación de la realidad, no huir de ella”. Y Ursula K. Leguin hablaba de esos dragones que nos definen: “Quienes niegan su existencia a menudo acaban devorados por ellos. Desde dentro”.

La literatura fantástica gana cada día más adeptos entre lectores de todas las edades y sexos, y Valencia no es ajena a este fenómeno. Hace seis años existe una editorial especializada, Kelonia, se ha creado el Proyecto Artemisa integrado por siete escritoras centradas en lo fantástico, y la Facultad de Geografía e Historia acaba de celebrar un congreso que lo analiza desde una perspectiva académica. Podemos presumir de tener tres grandes maestras del género en muy diversos registros: Pilar Pedraza, Elia Barceló y Laura Gallego. ¿Para cuándo un festival FantaVal?

Portada de 'Otros reinos', de Richard Matheson.

Portada de ‘Otros reinos’, de Richard Matheson.

No es fácil trazar un mapa completo de tan extenso territorio imaginario pero lo intentaremos a través de cuatro autores que lo exploran y reflexionan aquí sobre su evolución, la irrupción de una oleada de mujeres que han revitalizad la ciencia ficción y el influjo positivo de Juego de tronos. Por orden alfabético: Juan Miguel Aguilera, Sergio R. Alarte, Sergio Mars y María Tordera.

Aguilera es un artista polivalente, ilustrador y guionista con siete novelas publicadas.  “Es casi imposible trazar una línea que separe la fantasía de la ciencia ficción”, dice.  “Me quedo con la definición que dio el escritor Norman Spinrad: ‘Ciencia ficción y Fantasía es el género literario que se publica en las colecciones de Ciencia ficción y Fantasía’”. A causa de la crisis mundial y la falta de expectativas reales en la conquista del espacio, “la ciencia ficción que triunfa ahora es la distópica situada, normalmente en un futuro cercano y reconocible, y en este mismo planeta, aunque no tiene por qué ser así siempre”.

Portada de 'Shadow Show'.

Portada de ‘Shadow Show’. Cuentos en homenaje a Bradbury.

Resalta la importante aportación de las mujeres a este tipo de  literatura que se proyecta hacia el futuro. “La ciencia ficción la inventó una mujer, Mary Shelley, y el género estaría muerto de no ser por las escritoras estadounidenses que, a partir de los años setenta irrumpieron con fuerza renovándolo por completo y llevándolo a un nuevo nivel. Sin Ursula K. Le Guin, Joanna Russ, James Tiptree, Jr, Pamela Sargent, C. J. Cherryh, etcétera, la ciencia ficción anglosajona se habría estancado. Ellas aportaron un nuevo punto de vista y una sensibilidad diferente ante los problemas humanos”.

Sergio R.Alarte es filólogo, hace seis años creó junto a Carmen Cabello la editorial  Kelonia y está a punto de publicar su cuarto título, Sibilla, Hija del Viento y Esencias, #Fenómeno 2012. Piensa que el influjo de Juego de Tronos ha sido positivo y que “la especulación con base científica” es la frontera que separa la fantasía de la ciencia ficción. “Las mujeres tienen una perspectiva que aporta muchísimo, con numerosas nuevas voces como Nora K. Jemisin, Charlie Jane Anders,  Margaret Atwood y  la maestra del género Ursula K. Le Guin. En el tratamiento de la sexualidad,  sentimientos y nuevas especulaciones se han hecho imprescindibles”.

Portada de 'El niño que quería ser un goonie', de Víctor Blázquez.

Portada de ‘El niño que quería ser un goonie’, de Víctor Blázquez.

Sergio Mars es biólogo  y autor de medio centenar de relatos fantásticos publicados en diversos medios. También considera positivo el influjo de Juegos de Tronos y opina que los lindes entre fantasía y ciencia ficción no son una frontera rígida, sino “un continuo con límites brumosos establecidos más por tradición y segmentación de mercado que en función de características objetivas”. La fantasía actual más puntera escrita mayoritariamente por mujeres permite verificar  “que no tenemos porqué limitarnos a los esquemas tradicionales o incluso históricos en la asignación de roles. Por inercia o falta de imaginación, no estábamos aprovechando a fondo toda la libertad que concede el género fantástico para romper esquemas”.

María Tordera es farmacéutica en La Fe y una de las escritoras del proyecto Artemisa. “Las mujeres han enriquecido la literatura siempre, aunque se les ha prestado poca atención.  Esto ha cambiado y sigue cambiando muy rápido y Úrsula K Leguin representa ese cambio. Pretender ver el mundo solo desde un punto de vista masculino es como querer ver con un solo ojo”. La evolución del género es espectacular, comenta. “Martin imprimió un giro y luego vino el subgénero grimdark de la mano de  Joe Abercrombie y otros. Obras como la de Ted Chiang con su antología La historia de tu vida, cuyo relato más importante fue adaptado al cine en La llegada. En la actualidad autoras como Jemisin o Addison están cambiando los géneros de lo extraordinario” concluye Tordera.

Escritores de fantástico.

De izda a dcha, Serio R. Alarte, Juan Miguel Aguilera, María Tordera y Sergio Mars. Imagen cortesía del autor.

Bel Carrasco

Los comentarios están cerrados.