Nietos de ‘La Barraca’

Las Pequeñas Europas, proyecto de jóvenes Erasmus

Teatro en itinerancia por siete pueblos valencianos

Hasta el 16 de julio

La crisis desmanteló Las huellas de la Barraca, una interesante iniciativa de Ministerio de Cultura que, en la estela del mítico teatro ambulante de García Lorca, llevaba la cultura a los rincones más alejados de la mano de un grupo de estudiantes Erasmus. Como ha ocurrido con tantas otras historias culturales y artísticas, el proyecto feneció por falta de dinero, pero no su espíritu. Gracias a la Universitat de València y a la Diputación este verano los estudiantes con vocación dramática también difundirán un soplo de arte y cosmopolitismo por los lugares más alejados del mundanal ruido, siete pequeños pueblos valencianos de menos de 500 habitantes.

Es el proyecto Las Pequeñas Europas en el que participan 15 actores y actrices procedentes de una docena de ciudades europeas que visitarán hasta el 16 de julio un total de siete municipios con Los viajes. Sueño de una noche de Europa, un popurrí de piezas clásicas en clave de varieté musical.

Imagen de los jóvenes Erasmus del proyecto La Pequeña Europa. Imagen cortesía de los organizadores.

Imagen de los jóvenes Erasmus del proyecto Las Pequeñas Europas. Imagen cortesía de los organizadores.

“Hemos estado ya en Petres, Otos y Carrícola y concluiremos la gira en Gandía”, dice Josep Valero, uno de los productores del espectáculo junto a Daniel Tormo y Anna Marí. Alfara de la Baronía, Aras de los Olmos, Sot de Chera y Sellent son las otras localidades elegidas en función de su “implicación con la cultura y su buena acogida a nuestra propuesta”, comenta Valero. “En alguno de estos pueblos diminutos la cultura se comparte y se respira en las calles».

Los viajeros. Sueño de una noche de verano, título homenaje al genial Shakespeare, incluye  varias piezas variopintas. Una jácara de Max Aub, fundador del grupo teatral El Búho, que reflexiona en torno a la figura del avaro proyectada sobre la realidad europea; El juglar de Dario Fo, en torno al expolio de la tierra y del trabajo por parte del poder. Y como colofón una versión actual de Lisistrata en la que las mujeres se declaran en huelga de piernas cerradas hasta que finalice la crisis.

“Como traca final hemos compuesto una pieza de zarzuela muy fallera y varios números de cabaré inspirados en la realidad de los actores”, cuenta Valero. “Al final, una estudiante alemana cuenta su historia familiar que es un retrato en tres generaciones de la Europa de las últimas décadas”.

La presencia de los jóvenes actores Erasmus no se limita a la representación teatral. Después de cada función se celebran coloquios, actividades diversas, y a través de las redes sociales, la imagen de los pequeños pueblos se difunde por Europa en una original campaña de promoción turística. “Lo que más asombra a los estudiantes es el sentimiento de pertenencia que muestran los habitantes de estas pequeñas localidades, algo que ya no existe en otros lugares de Europa”, señala Valero. “La gastronomía peculiar de cada lugar y los paisajes son otros aspectos del viaje que disfrutan a tope. Una experiencia única que enriquece su visión del mundo”, concluye.

Imagen de uno de los espectáculos protagonizados por jóvenes Erasmus. Imagen cortesía del proyecto La Pequeña Europa

Imagen de uno de los espectáculos protagonizados por jóvenes Erasmus. Imagen cortesía del proyecto Las Pequeñas Europas

 Bel Carrasco

 

 

 

Los comentarios están cerrados.