Mujeres, amistad y repostería en Notting Hill

#MAKMACine #MAKMAEntrevistas | Eliza Schroeder (cineasta)
‘Una pastelería en Notting Hill’ (‘Love Sarah’)
Con Celia Imrie, Shannon Tarbet, Shelley Conn, Grace Calder y Candice Brown, entre otros
98′ (Reino Unido, 2019) | Miraj Films, Neopol Film, Rainstar Productions y Filmax
Miércoles 30 de septiembre de 2020


A través del sabor dulce y familiar de los dorayakis, la amistad generacional con forma de pizza, el polen parisino de postres y jubilaciones o los fogones presidenciales de repúblicas y monarquías, el mundo gastronómico y sus heterogéneos personajes son fuente de inspiración inagotable para el cine, que se ha encargado de mojar sus objetivos en el caldo humeante de las cocinas para hablarnos de las complejas relaciones que hierven entre las personas dedicadas al oficio.

Películas inspiradoras, que nos hipnotizan cuando las manos trabajan, los cuchillos se afilan y la levadura crece a más de doscientos grados de romanticismo, fragor sexual y azúcares requemados; historias de afectos y deslealtades, devociones y menosprecios, proyectos marchitos y deseos por cumplir.

Notting Hill

Y por todos estos estadios emocionales pasean sus inquietudes las protagonistas de ‘Una pastelería en Notting Hill‘, opera prima de la directora alemana Eliza Schroeder, en la que el dolor por la muerte de Sarah (Candice Brown) atrapa en un proyecto en común a su hija Clarissa (Shannon Tarbet), su madre Mimi (Celia Imrie) y su mejor amiga, Isabella (Shelley Conn), quienes encuentran en la apertura de una pastelería en su honor, en el barrio de Notting Hill, las razones que les permitan dar un nuevo rumbo a sus desnortadas vidas.

Una feel-good movie con las dosis justas de drama, sonrisas y crema pastelera, que saborear junto a Eliza Schroeder en la siguiente entrevista para MAKMA, tras su reciente estreno en salas comerciales.

‘Love Sarah’ nace de un proyecto cinematográfico universitario. ¿Aspirabas convertir este trabajo académico en tu primer largometraje?

Sí, es una historia que vive dentro de mí desde hace mucho tiempo. Fue genial volver a los personajes y al material un par de años después de terminar mi máster.

¿La construcción de tus personajes femeninos protagonistas se ha inspirado en experiencias personales previas?

Siempre me han fascinado los personajes femeninos fuertes y quería mostrar cómo las mujeres diferentes y testarudas pueden unir fuerzas y colaborar para cumplir el sueño de una persona que realmente amaban. Reunirse así los hace crecer juntos de nuevo por el amor de Sarah. Las tres protagonistas femeninas están inspiradas en diferentes mujeres maravillosas que han sido o son parte de mi vida.

La cineasta alemana Eliza Schroeder. Fotografía cortesía de la directora.

¿La película tendría el mismo sentido y desarrollo si estuviera centrado en tres protagonistas masculinos?

(Risas) No, no sería lo mismo, pero también tendría su propio y diferente encanto. Estaba particularmente interesada en explorar una historia con tres protagonistas femeninas fuertes.

Si el drama de la pérdida une emocionalmente a Clarissa, Isabella y Mimi, emprender un proyecto en común es lo que verdaderamente da sentido a su relación. ¿Piensas que la experiencias adversas son el motor imprescindible del cambio?

Absolutamente, estas son las experiencias que finalmente nos hacen más fuertes.

¿Las mujeres nos manejamos y respondemos mejor a las vicisitudes que afectan a nuestra vidas?

No diría mejor, diría diferente, quizás un poco más eficiente. Las mujeres son fascinantes y, a veces, pueden tener poderes mágicos ocultos.

¿Podemos aspirar en la vida real a la energía y determinación que nos transmite la ficción?

Totalmente, y espero que podamos inspirar a nuestra audiencia a hacer eso. Todo es posible si simplemente crees en ello con la suficiente fuerza y tienes una actitud y un espíritu positivos.

¿La multiculturalidad que caracteriza a Nottng Hill convertía al barrio en el escenario ideal para situar el argumento de ‘Love Sarah’? ¿Lo consideras un personaje más de tu película?

Sí, Londres ha sido un hogar increíblemente inspirador para mí desde que me mudé aquí hace unos 15 años. No hay muchas ciudades en el mundo que sean el hogar de tantas culturas y nacionalidades diferentes y quería retratar lo hermoso que es Londres. Notting Hill, en particular, rezuma esta maravillosa mezcla de culturas, por lo que también es absolutamente un personaje de la película.

Llevar a la pantalla de cine los entresijos gastronómicos de una cocina profesional (aunque en este caso se trate de una pequeña estancia de la pastelería) siempre provoca un efecto magnético en los espectadores. ¿Cuáles fueron las complejidades de seleccionar, componer y filmar unas recetas tan variadas de pasteles?

Todos estábamos rodeados de deliciosos pasteles durante todo el día, así que fue tentador. Queríamos seleccionar pasteles de todo el mundo, por lo que investigamos mucho para ofrecer una selección variada. Fue maravilloso aprender tanto sobre recetas y pasteles de todo el mundo.

¿Confías en que ‘Love Sarah’ seduzca a las tres generaciones de mujeres que retratas en tu película?

Siempre tuve la esperanza de que mujeres de diferentes generaciones pudieran encontrarse en uno de los personajes; tal vez una espectadora más joven encuentre parte de sí misma en Mimi, mientras que un miembro de la audiencia mayor se conecta con las características de Clarissa.

¿Cuáles son tus expectativas con el recorrido comercial de la película?

Espero que la película llegue a audiencias de todo el mundo y que todos puedan sentir y ver el amor que le hemos puesto a esta película.

Mimi (Celia Imrie), Isabella (Shelley Conn) y Clarissa (Shannon Tarbet) en un instante de la película. Fotografía cortesía de Filmax.

Merche Medina

Los comentarios están cerrados.