Marcos Tamargo: vestigios de procedencia y destino

‘Autobiografía’, de Marcos Tamargo
Art4+
Argensola, 22. Madrid
Hasta el 30 de enero de 2015

Para asumir y quebrantar, ulteriormente, una perspectiva gnoseológica contemporánea de conocimiento directo u objetivo se antoja ineludible partir de la sustantividad como factor primario para confeccionar una interpretación del objeto observado, fundamentando así lo que el filósofo y escritor británico Bertrand Russell denominaría “conocimiento por familiaridad”, vertebrado por la percepción como estímulo de un concepto concreto de lo real.

Tal es la senda de reflexión pictórica por la que Marcos Tamago (Gijón, 1982) pretende y viene conduciéndose desde sus inicios, cuyos exponentes más significativos se encuentran recogidos en la sincrética selección de obras, bajo el título ‘Autobiografía’, que puede visitarse en la galería madrileña Art4+.

Marcos Tamargo. Makma.

«Madera de la costa», Marcos Tamargo (2014). Imagen cortesía del artista.

De este modo, el artista asturiano desarrolla un lenguaje que en lo estilístico aporta una singular acepción al concepto genérico de “naturaleza colonizada por el hombre” (huyendo de la sublimación abordada por la historiografía del arte paisajístico) y en lo temático concluye confeccionando una estampa de espacio periurbano, fruto de unos elementos matéricos presentes en sus lienzos que conversan en términos lineales de procedencia y destino.

Para ello, Marcos Tamargo se sirve de rudimentos presentes en su entorno existencial, como maderas, piedras y arena con el propósito de solidificar literal y conceptualmente la base/origen/vestigio del punto de partida, a modo de hardscape indústrico y rural tan definitorio de la geografía de la que es oriundo, en contraposición con el espacio de celaje/horizonte que reserva para la topografía última, con trazos de brumas siderúrgicas norteamericanas o las calimas estuarias de Mombasa, urbes estrechamente emparentadas con el devenir biográfico/artístico del autor.

"Undergrowth", Marcos Tamargo (2014). Imagen cortesía del artista.

«Undergrowth», Marcos Tamargo (2014). Imagen cortesía del artista.

‘Autobiografía’ permite, además, aproximarse a la técnica del moveart que peculiariza parte de la obra de Marcos Tamargo y se caracteriza por el empleo de acrílicos luminiscentes sobre una primera superficie de la obra, tan solo percibidos por el lumen de radiación electromagnética ultravioleta incorporado al bastidor, que permite al artista dominar la apariencia cronológica de las piezas intervenidas, a modo de revelación de un palimpsesto paisajístico. Cabe destacar que esta es la técnica empleada por Tamargo para la realización de los retratos de los galardonados con los Premios Príncipe de Asturias de las últimas cuatro ediciones, siendo factible contemplar en esta muestra el trabajo realizado en torno a la figura del arquitecto canadiense, PPA de las Artes 2014, Frank Owen Gerhy.

Jose Ramón Alarcón

 

Los comentarios están cerrados.