Los diarios viajeros de Genaro Lahuerta

Hacia África. Diario de un viaje, 1953, de Genaro Lahuerta
Colección Max Aub de Literatura de Viajes
Ediciones Vuelta del Ruiseñor

A lo largo de la carrera artística de Genaro Lahuerta (1905-1985), como pintor y dibujante primero y luego como profesor de bellas artes tanto en la Escuela de Artes y Oficios Artísticos como en la Escuela de Bellas Artes de San Carlos de Valencia, compaginó su profesión artística propiamente dicha, con su vocación literaria. Que explayó en cuadernos de diarios y artículos periodísticos en la prensa valenciana.

El primer ‘Diario de viajes’, manuscrito e inédito, data de 1935 y lo escribe con motivo del disfrute de la Beca Conde de Cartagena que le concede la Academia de Bellas Artes de San Fernando (Madrid, 1935) y que le permite hacer un periplo por europeos como Inglaterra, Francia, Bélgica, Italia, Alemania, etc. Un viaje que comparte con el pintor Pedro de Valencia (1901-1971).

Imágenes de cubierta y contraportada del libro Hacia África. Diario de un viaje, de Genaro Lahuerta.

Imágenes de cubierta y contraportada del libro ‘Hacia África. Diario de un viaje, 1953’, de Genaro Lahuerta.

Fruto de ese viaje serían una serie de artículos periodísticos titulados ‘Sugestiones vividas en un viaje por Europa’, publicados en el diario La Voz Valenciana entre el 3 y el 14 de Abril de 1936.

Cuando Genaro Lahuerta viaja por primera vez al África Occidental, becado por el Ejército español, inicia un nuevo ‘Diario de un viaje’ datado en los meses de abril y mayo de 1953 mientras recorre las ciudades del antiguo protectorado español de Sidi Ifni, el Aaiun, Smara, Cabo Juby, etc.

La edición, ahora, más de medio siglo después de estos diarios desvelan varios aspectos poco conocidos del pintor: su vocación literaria y su vocación fotográfica.

El libro que ahora se publica con el titulo Hacia África. Diario de un viaje, 1953 reúne, en un mismo volumen, el talento literario y el talento fotográfico de este artista.

Los aspectos literarios denotan la gran sensibilidad del artista al descubrir un continente, unos paisajes y unos personajes, inéditos para el pintor, con los que se identifica plenamente a través del lenguaje, las costumbres y la gastronomía de la tierra.

Los aspectos fotográficos son el resultado de un trabajo pausado, sensible y testimonial de los parajes que encuentra, los modelos que retrata y el perfil de su periplo por esos lugares con imágenes, a veces, no exentas de tipismo como cuando se viste como un saharaui y junto a unas palmeras, se monta en un dromedario.

Dignos son de destacar, asimismo, los retratos fotográficos de unos modelos que luego trasladaría al dibujo y la pintura que constituyen la obra africana de Lahuerta.

Obra de Genaro Lahuerta.

Obra de Genaro Lahuerta.

Manuel García, crítico de arte

 

Los comentarios están cerrados.