Marta Banyuls

Programación de La Mutant
Joan Verdeguer 22-24, València
De septiembre a diciembre de 2021

‘La Mutant Sempre’ es el lema elegido por Marta Banyuls, coordinadora artística del espacio dependiente del Ayuntamiento de Valencia, para la programación del último cuatrimestre de 2021. Lema que justificó así: “La Mutant ha sido, durante la pandemia, uno de los faros de servicio público cultural para la ciudadanía. En momentos muy duros, hemos estado aquí cuando prácticamente no había ningún tipo de ocio. Ha venido incluso público nuevo y además pretendemos seguir estando, y cada vez más, en la oferta cultural de la ciudad de Valencia”.

Lo dijo pensando a futuro, cuando Banyuls ha anunciado que deja La Mutant “por cuestiones estrictamente personales, nada más; ojalá me pueda presentar al concurso público, porque haya cambiado mi situación personal”. De manera que, aun dejando el espacio municipal, siguió hablando como si permaneciera en él, más allá de este cuatrimestre, objeto de la programación presentada como su último acto de servicio.

Marta Banyuls (izda), junto a Maité Ibáñez, en la presentación de la programación de La Mutant. Foto: MAO.

De hecho, hizo balance de sus dos escuálidos años al frente de La Mutant, dejando su opinión a modo de advertencia: “Yo insto a los responsables políticos a que cuando lancen este tipo de propuestas para direcciones de sala vayan mucho más allá de los dos años. En el IVC (Institut Valencià de Cultura) son cinco, renovables por otros cinco más, y así ya tienes tiempo para hacer unas actividades culturales que den resultado. Dos años me parece cortoplacista, la verdad”.

Con respecto a su mandato dijo que habían sido “dos años de crecimiento y de sostén, de aguantarnos con lo que se nos venía encima”. “Teníamos una serie de inquietudes y de deseos, que era poner a La Mutant en la cartelera mental del usuario de artes escénicas, y creo que lo hemos conseguido” añadió. Las programaciones internacionales que le hubiera gustado traer no fueron posibles “por las circunstancias pandémicas, pero este año hemos vuelto a incrementar la propuesta internacional. También quería salir de la función de un día y lo hemos conseguido, puesto que vamos a dos funciones por propuesta e incluso a tres”. Y concluyó: “Dos años son como una semana en la creación del universo”.

‘Les autres’, de Anton Lachky. Imagen cortesía de La Mutant.

A pesar de todo, Banyuls se va dejando lo que considera “un hito en la breve historia de la sala”, como es el estreno en España de dos espectáculos de danza de primer nivel, refiriéndose a ‘Les autres’, de Anton Lachky, dentro de Circuito Bucles, y ‘Elisabeth gets her way’, de Jan Martens. ‘Les autres’ narra la historia de cuatro personajes aislados en un “infierno de plástico”, según se destaca en la sinopsis de la pieza, “totalmente despojado de cualquier otro ser vivo y rodeados de pantallas translúcidas totalmente intransitables”.

Jan Martens, autor de ‘Elisabeth gets her way’. Imagen cortesía de La Mutant.

Por su parte, ‘Elisabeth gets her way’ viene a ser “un retrato bailado” de la talentosa clavecinista polaca Elisabeth Chojnacka, dando pie a Martens a seleccionar un puñado de grabaciones que realizó la artista durante sus 50 años de carrera. “Martens ‘toca’ su cuerpo como Chojnacka tocó el clave”, aseguran en la programación acerca de lo que será un estreno absoluto en nuestro país. La Mutant que deja Banyuls quiere ser “un referente internacional”, sin perder de vista las propuestas locales y nacionales.

‘La confiança’, de Guadalupe Sáez, bajo la dirección de Eva Zapico. Imagen cortesía de La Mutant.

Entre las locales destaca ‘La confiança’, primera producción de Sala Ultramar, con un texto de Guadalupe Sáez, dirección de Eva Zapico e interpretada por Clara de Luna, Merxe Aguilar y Diego Ramírez. “Trata principalmente de un tema olvidado como es la violencia obstétrica que se ejerce sobre el cuerpo de la mujer”, resaltó Zapico. “Es un texto autobiográfico de lo que es un proceso de parto, que hemos idealizado o denostado”, aseguró Sáez, abundando más en su denostación: “Hay decisiones que no pasan por nosotras, que nos infantilizan y denigran”.

Dentro de la programación de este último cuatrimestre de 2021, destaca igualmente la colaboración que La Mutant abre con el IVAM “también a futuro”, subrayó Banyuls. Una sesión de sonido, música y performance planteada a como “un ejercicio de arqueología sonora que explora tanto los componentes materiales como inmateriales de la sociedad fabril”, a partir de la exposición ‘Indústries / Matrius, trames i sons’.

‘Genealogía de un deseo’, de Lucía Jaén. Imagen cortesía de La Mutant.

En colaboración con la Asociación de Profesionales de la Danza de la Comunitat Valenciana (APDCV) y su proyecto Circula, La Mutant acoge ‘Genealogía de un deseo’, de Lucía Jaén, artista que vive entre Dinamarca y España, y que en este espectáculo de danza “explora con la palabra y el movimiento, con el sonido y el espacio, con la piel y la carne”.

Maite Ibáñez, concejala de Acción Cultural, se refirió a los temas que salen a colación en el programa de La Mutant: la incomunicación interpersonal, la revisión del machismo, la manipulación de los medios de comunicación o el turismo más depredador y salvaje. Después agradeció a Banyuls los servicios prestados, habiendo “impregnado de una identidad” a la sala municipal, con “temas intimistas y en un contexto de pandemia”.

Acerca del por qué resulta tan complicado encajar administrativamente los puestos de dirección de las salas municipales, para que los profesionales pueden ejercer de forma estable y perdurable en el tiempo, Ibáñez fue clara: “Yo no puedo explicar por qué la Ley de Contratos es así y no de otra manera. Hay un marco jurídico, en el que están incluidas las administraciones, que nos obliga, en este caso, a cambiar de escenario”.

La Mutant
Marta Banyuls (izda) y Maite Ibáñez, durante la presentación del último cuatrimestre de la programación de 2021. Foto: MAO.

Cambio de escenario como el que se abre con la marcha de Marta Banyuls, apenas dos años en el cargo, pero que es extensible a otros espacios municipales e incluso provinciales (véase el caso del Teatre Escalante). “Lo más importante es tratar de salir adelante en las mejores condiciones posibles, sin perder de vista la esencia fundamental, como es la de que los espacios municipales tengan una gestión directa. En estos momentos, como no podemos repetir el mismo procedimiento, vamos a avanzar para crear una estructura dentro de la red laboral municipal con el fin de que se consolide una estructura de profesionales”, aseguró Ibáñez.

“La programación va a salir adelante en 2022 y durante la ausencia de Marta [Banyuls] nos vamos a encargar del servicio desde la concejalía para seguir su gestión, con el apoyo de Juanma Artigot [responsable del Teatre El Musical que goza de tres años de contrato, aunque prorrogable a otro más]. Lo que sí está previsto es que ya durante 2022 conste oficialmente, dentro de la Relación de Puestos de Trabajo (RPT), la figura de coordinación artística de La Mutant”, destacó la concejala.

“Yo soy miembro de la Asociación de Gestores Culturales del País Valenciano y me parece una manera de dignificar la figura del gestor cultural. Llevamos muchos años con privatizaciones y externalizaciones de la gestión, lo cual aboca a mucha gente a precarizarse y a darse de alta de autónomos, cuando ni tiene vocación de autónomo, ni tiene recursos. Que el Ayuntamiento opte por esa figura en la RPT, me parece un paso muy interesante y a tener en cuenta”, concluyó Banyuls.

Marta Banyuls, durante la presentación de la programación del último cuatrimestre de 2021. Foto: MAO.

Salva Torres

Salva Torres

Dirección - Consejo Editorial de MAKMA
Periodista, escritor, crítico de cine y cofundador de MAKMA. Miembro de la Asociación Cultural Trama y Fondo, dedicada al análisis textual de la creación artística.
Salva Torres