La compensación del olvido

‘Lacunae’ de Pedro Torres
Boiler Room. Galería Luis Adelantado
C / Bonaire, 6. Valencia
Hasta el 8 de abril de 2016

Como el viejo marino que atraca en una isla desconocida, adentrarse en ‘Lacunae’ de Pedro Torres puede parecerse a tener una aventura con un inesperado final. A través de una cuidada instalación el artista reflexiona siguiendo una de sus líneas de investigación, aquella que relaciona las imágenes con la memoria. Al mismo tiempo, este proyecto podría considerarse continuación de uno anterior titulado ‘The Keeper’, donde a través de diferentes medios trataba de demostrar como las imágenes pueden llegar a forjar recuerdos. ‘The Keeper’ se expuso en la Fundación Blue Project de Barcelona. Con ‘Lacunae’ pretende ir un paso más allá, e introduce el concepto del olvido como fallo en la recuperación de un recuerdo. La imagen deja de funcionar como herramienta de generación, y se transforma en un estímulo que, desvaneciéndose, provoca un apresurado olvido.

Pedro Torres (Brasil, 1982) es una artista multidisciplinar cuyos ejes temáticos e investigativos  giran entorno a la noción del tiempo, la distancia, la memoria y lenguaje. Las once obras que forman la exposición se articulan entorno a la idea de producir el estímulo en el espectador para primero hacerle recordar, y luego olvidar. Mientras el blanco domina la exposición, una neblina nos envuelve. ‘Blur’, que es así como llama esta intervención, tiene un significado curioso: sabemos que el olvido es invisible y aún así, podemos identificarlo. No tiene forma, ni tiempo, ni siquiera espacio.

Vista general donde se aprecia 'Blur'.  Imagen cortesía de la galería.

Vista general donde se aprecia ‘Blur’. Imagen cortesía de la galería.

Para tener una experiencia de total y sumergirse de lleno en lo que el artista desea transmitir, es prácticamente imprescindible seguir la hoja de sala. Como si, a modo de mapa, se fueran dando pistas para un mejor entendimiento. Se recorre el espacio según el orden predispuesto, desde el círculo de neón de la entrada, pasando por diversas piezas producidas a partir de texto, fotografía o instalación. Una de las piezas centrales es ‘Nine (II)’ (2016) que se compone de una serie de neones blancos que se posicionan en el espacio como líneas más o menos separadas; entre las luces se pueden leer nueve frases aunque eso sí, a veces con esfuerzo, pues te obliga a mirar fijamente a la luz. Aquí el artista trata de provocar una sensación dolorosa, estado de ánimo que se asocia inevitablemente al olvido.

Vivimos rodeados de imágenes, lo que provoca que la cantidad de información en esta forma que atraviesa nuestros ojos sea notable; según algunos estudios, supone un impacto de 300 imágenes por individuo en menos de 24 horas. Siendo esto cierto, y tal y cómo se ve en ‘Forget’ (2015), segunda obra de la exposición, ¿no es lógico y casi necesario la necesidad de olvidar? Aunque las lagunas de Pedro Torres relatan ópticas intuitivas sobre el olvido, el espectador no podrá olvidarse fácilmente de lo que está ocurriendo, hasta el día 8, en la galería Luis Adelantado.

'Last' (2016) instalación con fósiles y reproducciones fotográficas. Imagen cortesía de la galería.

‘Last’ (2016) instalación con fósiles y reproducciones fotográficas. Imagen cortesía de la galería.

María Ramis

Los comentarios están cerrados.