La Albufera según Jesús Castro

Albufera: Espejo del Sol, de Jesús Castro
La Llotgeta
Plaza del Mercado, 4. Valencia
Del 23 de febrero al 13 de abril de 2018

Cuando las primeras sociedades anónimas (holandesas e inglesas) establecieron contacto con el mercado chino, la balanza de pagos fue deficitaria para los intereses europeos, ávidos de porcelanas, sedas etc. Los chinos lo único que aceptaron a cambio fue la moneda de ocho reales de plata española y los relojes. Para la moneda y la plata tenían el equivalente en su idioma; para los relojes no y los bautizaron como «las campanas que suenan solas».

En la España de primeros del siglo XX los distintos parlamentos estaban más interesados en sus reiteradas broncas que en gobernar para los ciudadanos; por aquel entonces había una figura de talante moral irrepetible: D. Joaquín Costa. Todos los partidos querían afiliarle para de este modo tener un argumento de peso en la cámara, a los que el insigne maño les contestó: «Estoy harto de tanta monserga sonora».

Fotografía de Jesús Castro, cortesía de La Llotgeta.

Fotografía de Jesús Castro, cortesía de La Llotgeta.

¿Y qué tiene esto que ver con la fotografía? Pues sencillamente que una buena fotografía habla por sí misma: «es una campana que suena sola» y por lo tanto no necesita de ninguna monserga sonora que le acompañe.

Lo único que puede valer es la definición que realice el propio autor sobre su obra, que normalmente coincide con la teoría de los equivalentes de Albert Stieglitz: «Lo que 40 años dedicados a la fotografía me han enseñado» o «en cada foto que tomo quiero transmitir al espectador la misma emoción que me ha producido al realizarla».

En la presente exposición ‘Albufera, espejo del sol’ Jesús Castro nos muestra su magisterio, su saber hacer, donde sus fotos hablan por sí solas. Dispuestas en un poema sinfónico de inigualable valor étnico y paisajístico. Para ello recurre a la armonía en la composición, la orquestación perfecta entre las luces y las sombras y el perfecto desarrollo de los motivos, alcanzando un clímax digno de admiración.

Fotografía de Jesús Castro, cortesía de La Llotgeta.

Fotografía de Jesús Castro, cortesía de La Llotgeta.

Guillermo Alarcón

Los comentarios están cerrados.