J Mascis, otra vez en acústico

J Mascis, otra vez en acústico

Me gusta, me atrae cada vez más un artista como el Sr. Mascis en los últimos tiempos. Me parece un ejemplo encomiable de cómo se puede envejecer musicalmente sin estancarse y sin perder un ápice de inquietud, creatividad, perseverancia y calidad. Incluso me atrevería a afirmar, mal que le pese a los fans más incondicionales de Dinosaur JR, que sus últimas aventuras me provocan mejores sensaciones de largo plazo que buena parte de la extensa discografía que posee la mítica banda de rock alternativo procedente de Massachussets desde mediados de los ochenta. Y digo esto porque, sin faltarle en elogios hacia míticos como “Green mind” o “Where you been”, me seduce mucho más actualmente cierta ausencia de potente distorsión eléctrica que los caracterizaba en pro de una concesión protagonista a formidables melodías como es el caso de “I bet on sky” en el 2012 o ese excelente primer disco en solitario de J MASCIS titulado “Several shades of why” del 2011.

J Mascis - Tied to a star (imagen cortesía del artista)

J Mascis – Tied to a star (imagen cortesía del artista)

Un tanto de lo mismo me parece Several shades of why. Supongo que más de un fan le podría acusar de que dónde va tan acústico. Y yo digo que olé sus cojones porque en cierto modo evoca la naturalidad de un genio como Neil Young por la dualidad de vertientes y por las connotaciones similares como pueden ser esos registros vocales tan nasales y tan aparentemente indolentes, pero sobre todo por no renunciar a ofrecer un producto atípico desde la perspectiva más acústica mientras mantiene paralelamente esa aureola del mejor y más genuino rock alternativo.

Las colaboraciones de gente de prestigio como Mark Mulcahy o Cat Power (al loro ese dueto en “Wide awake”) engrandecen el resultado. El imperio de los tonos agridulces y melancólicos en “Me again”, “Heal the star” (acojonante ese final instrumental con arrebatos hindúes que se exploran todavía más en el instrumental “Drifter”), “And then”, “Trailing off”, “Come down” o “Better plane” lo convierten en un viaje de una uniformidad y delicadeza pasmosa a pesar de las diferencias respectivas en cada corte. En medio de esta exquisita aventura querría destacar un par de radiantes ultramegatemazos como “Every morning” o “Stumble” que ubicaría entre lo más granado del cancionero del 2014.

J Mascis - Tied to a star (imagen cortesía del artista)

J Mascis – Tied to a star (imagen cortesía del artista)

En la década 10’s hay que valorar como se merece al Sr.Mascis pues mantiene intacta tanto su larga y lacia cabellera como la antorcha del mejor rock alternativo, incluso en acústico. A los hechos, al “Tied to a star” me remito, un disco para oir y para escuchar, a ser posible con los ojos cerrados porque estamos atados a una estrella que no encaja con los modelos habituales.

JJ Mestre

http://woody-jagger.blogspot.com/

Los comentarios están cerrados.