Francis Montesinos: «Falta cultura de la moda»

Desayunos Makma en Lotelito
Con Francis Montesinos y Rafa Sánchez -diseñador de producción de la firma-, con motivo de su participación en la próxima Mercedes-Benz Fashion Week de Madrid
Entrevistados por Salva Torres, Jose Ramón Alarcón y Merche Medina, del equipo de redacción de Makma

Con motivo de la próxima edición de la Mercedes-Benz Fashion Week, que se celebrará en IFEMA Feria de Madrid, del 18 al 23 de febrero, Makma desayuna con uno de los iconos de la moda valenciana, a nivel nacional e internacional, desde hace más de cuarenta años, que se sigue reinventando temporada tras temporada: Francis Montesinos.

Piezas y ornamentos que forman parte de 'Fashion Reliquary', en el estudio de Francis Montesinos. Fotografía: Merche Medina.

Piezas y ornamentos que forman parte de ‘Fashion Reliquary’, en el estudio de Francis Montesinos. Fotografía: Merche Medina.

“Hay una mirada, una intención con esta colección, porque es algo tuyo”

El viernes 19 de febrero, el modisto presenta su colección ‘Fashion Reliquary’, un homenaje que su firma brinda a los grandes creadores contemporáneos de la moda española, desde Jesús del Pozo a Manuel Piña, pasando por Pertegaz, Elio Berhanyer, Fortuny, Balenciaga y Paco Rabanne, entre otros. “Hay una mirada, una intención con esta colección, porque es algo tuyo”.

Montesinos incide en la necesidad de ricerca (búsqueda), como reseña el diseñador valenciano Rafa Sánchez -quien retorna al equipo del modisto valenciano tras su paso por  los ateliers de Dolcce y Gabbana y Vivienne Westwood-; una búsqueda que comienza a partir de la idea primigenia de la colección y que culmina con la materialización definitiva.

Detalle gestual de Francis Montesinos durante el Desayuno Makma. Fotografía: Fernando Ruiz.

Detalle gestual de Francis Montesinos durante el Desayuno Makma. Fotografía: Fernando Ruiz.

Tal y como se desprende del título de la colección O/I 16-17, ‘Fashion Reliquary’ incide en el concepto de reliquia entendido y asociado a la idea de joya u objeto preciado que se conserva cuidadosamente. Este punto de partida se implementa en el repertorio mediante su “eterno punto a mano para vestidos cortos, largos, abrigos e incluso pantalones, paleta de colores neutrales armonizados con suaves felpas en crudos, grises y verdes -fusión de Manuel Piña y Jesús del Pozo-, transparencias en encajes, organza -Balenciaga-, tules, con aplicaciones nobles de metal y piel de Paco Rabanne, paños y lanas en tonos otoñales, a lo Pertegaz. Lentejuelas, plisados, damascos a lo Fortuny, sedas en todas sus versiones y los estampados, marca e imagen grabada a fuego para la casa Montesinos, inspirados, en esta colección, en las reliquias de la iconografía católica, en color burdeos de fondo y oro, como marco excepcional de todas las ‘joyas’ de la colección”.

“No ha sido fácil de encauzar  la retirada de la circulación de todas las licencias y productos que la marca tenía en el mercado”

El modisto valenciano, ‘Aguja de Oro’ en 1985 y Medalla de Oro al mérito en las Bellas Artes en 2006, se encuentra en un punto de inflexión decisivo y enérgico en su vida como diseñador y empresario. Una nueva etapa que, según confesaba a Makma, “no ha sido fácil de encauzar, después de algunos acontecimientos mediáticos que han condicionado la retirada de la circulación de todas las licencias y productos que la marca tenía en el mercado, así como otras desavenencias internas”. Por fortuna, Gene Simmons, bajista de la icónica banda de rock neoyorkina Kiss, se cruzaba en su camino. Admirador del diseñador y sabedor de su trayectoria profesional, le encargaba (proponía) el reto de crear su propia marca. Un proyecto muy ambicioso que le ha dado otra perspectiva del diseño y de la imagen, “un reto meterse en otra piel”, así como conocer otros procesos, protocolos y maneras de funcionar a nivel internacional. “Hay que pensar a lo grande, o haces artesanía y lujo o no puedes competir”, apuntaba Rafa Sánchez.

Detalle de parte de la estética e iconografía sobre su trabajo con Gene Simmons. Fotografía: Merche Medina.

Detalle de parte de la estética e iconografía sobre su trabajo con Gene Simmons. Fotografía: Merche Medina.

Montesinos y Rafa Sánchez, en plena conversación sobre los pulsos presentes de la moda, coincidían en señalar y diferenciar el low fashion, basado en la búsqueda de tejidos y tendencias, a propósito de lo que se percibe o bien de lo que la moda determina y cómo se materializa en la calle -“las modas en el mundo varían dependiendo del lugar dónde vivas”-, en contraposición con la moda que encontramos en grandes cadenas de ropa -que beben de las tendencias de la moda hecha de manera más artesanal, calidad de tejidos, etc-, a unos precios más accesibles.

“La crisis ha destilado tanto a empresas como tejidos y todo el engranaje que este sector mueve”

Así mismo, Francis Montesinos se mostró crítico acerca de la formación y especialización de los mass media que escriben sobre moda y, en general, con sus comentarios y críticas. El diseñador, consciente de la juventud de la industria de la moda de este país, considera que “hay una falta de conocimiento de la historia de la moda, falta de coherencia y una deficiencia en la especialización de los periodistas que escriben sobre moda, que debería solventarse con la mayor brevedad para posicionar nuestra industria y hacerla más competitiva a nivel internacional. Falta cultura de la moda.”. Igualmente dubitativo se manifestaba el precursor de la llamada “Pasarela del Carmen” con la situación de la moda en Valencia, ciudad en la que proliferaban agencias de modelos e incipientes diseñadores a los que se les daba cabida en este tipo de eventos, a los que “habría que cuidar y formar, ya que es la única manera de crear un tejido empresarial sólido”, por lo que “ha sido una pena que, tras mi marcha, todo aquello se pervirtiese hasta el punto de desaparecer”. A pesar de ello, el modisto manifestaba su optimismo, ya que “parece que hay algo diferente, se vislumbra un resurgimiento en áreas como la cultura, la moda, la industria del textil y otras áreas” en las que «veo muchas posibilidades de recuperación”, a pesar de que en su sector “la crisis ha destilado tanto a empresas como tejidos y todo el engranaje que este sector mueve”.

Francis Montesinos (derecha) y Rafa Sánchez (segundo por la izquierda) conversan con el equipo de Makma en Lotelito. Fotografía: Fernando Ruiz.

Francis Montesinos (derecha) y Rafa Sánchez (segundo por la izquierda) conversan con el equipo de Makma en Lotelito. Fotografía: Fernando Ruiz.

Montesinos siempre ha sido un visionario, cuyas colecciones se han erigido en un icono testimonial de los cambios en la sociedad, habiendo sublimado el color, los bordados, la seda, el algodón, entre otros materiales puros que no se usaban en la primera línea de la confección. De este modo, el diseñador prefiere trabajar con lo que él denomina “materiales puros y nobles”, así como con el estampado -que se ha revelado en sello inconfundible de su firma- y la orientación inelubible hacia “las cosas bien hechas”, ya que “desde muy pequeño supe lo que era una camisita, una pantalonera, una tricotosa, una modista, cómo se debe hacer un cuello. Afortunadamente yo tuve la suerte de conocer a la señora Concha, ella me enseñó a coser y esto es fundamental para construir una prenda.”.

“Me veo con ganas de hacer las cosas bien, volver a empezar, con los míos, a ser yo el presidente de la marca”

Tras conversar sobre su devenir artístico, rememorando, entre otras cuestiones, su colaboración con el artista y pacifista americano Mat Lamb en “Umbrellas” y su homenaje a Dalí y a su musa Gala, para el que, “de hecho, fue la primera vez que utilizamos el digital para imprimir el estampado de las telas”, Francis Montesinos concluye el desayuno dibujando un horizonte futuro sobre el que aventura que “me veo con ganas de hacer las cosas bien, volver a empezar, con los míos, a ser yo el presidente de la marca. Estoy contento, veo que las cosas están saliendo, confío plenamente en mi equipo y eso hace que la marca vaya mucho más aprisa. Se nota que hay equipo. Vamos dirigidos al mercado internacional. Abrir este mercado es enriquecedor y muy necesario para cubrir objetivos”.

Francis Montesinos en plena conversación con el equipo de Makma en Lotelito. Fotografía: Fernando Ruiz.

Francis Montesinos en plena conversación con el equipo de Makma en Lotelito. Fotografía: Fernando Ruiz.

Merche Medina

Los comentarios están cerrados.