Etnomusic echa raíces

Etnomusic
Museu Valencià d’Etnologia (MUVAET)
C / Corona, 36. Valencia
Del 27 de abril al 15 de junio de 2017

El pasado año ya se agotaron las entradas de todos los conciertos, con una participación de público que superó las 1800 personas. Y esta segunda edición de la nueva etapa que el Museu Valencià d’Etnologia (MUVAET) ha abierto en el festival Etnomusic ya cuenta con más actuaciones, hasta ocho, programadas en el patio del museo desde el 27 de abril al 15 de junio. Xavier Rius, diputado de Cultura, vaticina el crecimiento progresivo de un festival que cuenta con numerosos adeptos: “No sé si acabaremos en el [Teatro] Principal”, avanzó.

Acabe ahí o en cualquier otro espacio de los que dispone la Diputación (“también cabe la posibilidad de la Plaza de Toros”), lo cierto es que a Etnomusic le crecen las raíces de su música folk y del mundo que este año cuenta con tres propuestas valencianas, dos del resto de España (Canarias y Galicia) y tres más de fuera de nuestras fronteras (Madagascar, Guinea Bissau y Portugal). Crecimiento que obliga por necesidad a ese planteamiento: “Tenemos que dar respuesta a esa demanda del público”, afirmó Rius.

Mara Aranda. Festival Etnomusic.

Mara Aranda. Festival Etnomusic.

Utilizando las palabras de Gérard Teulière, director del Institut Français de València, “lo nuestro tiene valor y se abre a lo universal”, tras referirse a la actuación del guineano Ramiro Naka que su instituto patrocina, dentro del proyecto Rostros de la Francofonía. De la raíz a las ramas. Y las raíces del festival se fijan este año en los valencianos Efrén López Quartet, Mara Aranda y Xiromita Trad Project, en el cual está incorporado Miquel Gil, una de las voces más relevantes del panorama local, nacional e internacional.

De esas raíces van saliendo, proyectando Etnomusic más allá de las fronteras de la Comunidad Valenciana, otros solistas como el canario Benito Cabrera o el gallego Davide Salvado, para desembocar, en una especie de bucle que une el Mediterráneo con el África bañado por el Índico y el Atlántico, en Kilema, la portuguesa Mara y el mencionado Ramiro Naka. “La selección está pensada con criterios rigurosos y coherentes; no es un collage sin sentido”, explicó Paco Valiente, coordinador artístico del festival. “Se trata de una propuesta equilibrada y que queremos sea la línea a seguir en los próximos años”, subrayó Paco Cabañes, del Museu Valencià d’Etonologia.

Responsables de Etnomusic durante su presentación. Fotografía de Raquel Abulaila por cortesía de MUVAET.

Responsables de Etnomusic durante su presentación. Fotografía de Raquel Abulaila por cortesía de MUVAET.

Para Xavier Rius, Etnomusic viene a “cubrir un vacío” con respecto a la música étnica: “La Diputación asume el riesgo”. Un riesgo que, a tenor de los magníficos resultados del pasado año, parece mínimo dada esa demanda creciente por parte del público. Además, señaló que el MUVAET, puestos a pensar en ese salto de ubicación, era, “más que un contenedor, un altavoz físico que proyecta cultura”, en la línea del más general proyecto museístico.

El objetivo del denominado festival de música folk y del mundo es precisamente ése: presentar música tradicional valenciana, al lado de otras mediterráneas y de las llamadas World Music, con planteamientos modernos en el marco de la diversidad cultural que promueve con sus ciclos el propio museo de etnología. Un buen ejemplo de ello sería el vocalista y compositor Kilema, encargado de abrir Etnomusic el jueves 27 de abril. Se trata, como explicó Valiente, de un músico “fascinante”, nacido en Madagascar y residente en Córdoba, con más de 30 años de trayectoria y tres discos en el mercado. “Kilema no es sólo música, Kilema es un concepto”, se apunta en el programa.

Un concepto, el de investigador de la tradición folclórica desde un punto de moderna, que se extiende al resto de propuestas. Cabrera, por ejemplo, ha llevado el timple canario al ámbito sinfónico; Naka mezcla géneros tan diversos como el fado, la samba  y la salsa con el juego rítmico del gumbé; Mara reinterpreta el fado portugués, mientras Mara Aranda recupera el repertorio tradicional de los sefardíes o Efren López, las músicas populares del Mediterráneo oriental. Así es Etnomusic, el festival que crece de la raíz a las puntas: “La música es comunicación, no compartimentos estancos”, concluyó Valiente.

Kilema será quien abra el festival Etnomusic.

Kilema será quien abra el festival Etnomusic.

Salva Torres

Los comentarios están cerrados.