El tiempo suspendido

El Tiempo suspendido. Programa Off PHotoEspaña
Artistas: Álvaro Deprit (Madrid, 1977), Jesús Madriñan (Santiago de Compostela, 1984), Tomás Miñambres (Gijón, 1971), Jordi Ruiz Cirera (Barcelona, 1984) y Marta Soul (Madrid, 1973)
Galería Paula Alonso, Madrid
Comisaria: Ana Robledillo
Hasta el 31 de julio de 2013

Jordi Ruiz Cirera. Mennonities_04. 80 x 110 cm. Imagen cortesía galería Paula Alonso

Jordi Ruiz Cirera. Mennonities_04. 80 x 110 cm. Imagen cortesía galería Paula Alonso

El tiempo suspendido aborda como la fotografía contemporánea se acerca a la sobremodernidad y es capaz, en algunos casos, de dotar al momento de un presente, de un pasado y un futuro. Según Mumford es el reloj y no la máquina de vapor la máquina clave de la edad moderna. El proceso de desidentificación que acontece actualmente viene determinado por la sensación de pérdida o ausencia y cuya expresión culminante de ese proceso es el sentimiento del tiempo como un estrecho espejo sin apenas reflejo. Recuperar la densidad del tiempo, dotar al presente con la consistencia del recuerdo y el estímulo del futuro, supone ganar espacios donde habitar los sentidos de la existencia * (José Jiménez, la vida como azar).

Tomás Miñambres. ST. Niña y globos. 106 x 120 cm. Imagen cortesía galería Paula Alonso

Tomás Miñambres. ST. Niña y globos. 106 x 120 cm. Imagen cortesía galería Paula Alonso

Ese “lugar” donde morar puede ser “Case Famiglia” (Centro de acogida para menores) donde adolescentes extranjeros intentan sobrevivir a una de las fases más importantes de la vida: el paso de la infancia a la edad adulta. Álvaro Deprit fotografía un periodo suspendido entre el pasado y el futuro, con cambios sustanciales en su entorno, en el cual se concentran tensiones y reflexiones. Es curioso, como también, los Menonitas de Bolivia se enfrentan a una nueva era. Jordi Ruiz Cirera nos habla de una comunidad que busca su nuevo espacio entre las jóvenes generaciones y sus ancestros, como adaptar el “camino trazado” a un tiempo sobredimensionado y en conflicto permanente con sus costumbres.

Álvaro Deprit. Suspensión_016. 80 x 60 cm. Imagen cortesía galería Paula Alonso

Álvaro Deprit. Suspensión_016. 80 x 60 cm. Imagen cortesía galería Paula Alonso

Tanto Tomás Miñambres como Jesús Madriñán exploran una etapa de transformación del individuo, de la fijación de los recuerdos y la formación de la identidad. Miñambres se aproxima a ese tiempo de la infancia en la que el niño empieza a construir su yo. Imágenes de la cotidianidad que reflexionan sobre lo “real”, un tiempo suspendido en el que todo es presente. Sin embargo, la obra de Madriñán, más pausada e inmóvil, nos advierte de que el tiempo se desliza imperturbable, materializa recuerdos para que podamos acariciarlos antes de que se desvanezcan en el olvido.

Jesús Madriñan. Hot body contest. Winter. 90 x 72 cm. Imagen cortesía galería Paula Alonso

Jesús Madriñan. Hot body contest. Winter. 90 x 72 cm. Imagen cortesía galería Paula Alonso

Ventanas a través de las cuales acceder a los recuerdos endulzados por la mentira de la memoria: lo peor de los finales no suelen ser ellos mismos sino su anticipación* (J.Madriñan, breve fragmento).

La serie “Entreacto” de Marta Soul, expone a sus personajes a un final dramático y enigmático, la propia incertidumbre representada por sus parejas hace de su presencia el arma que indica que algo ha ocurrido o que algo está por ocurrir.

Álvaro Deprit, Jesús Madriñán, Tomás Miñambres, Jordi Ruiz Cirera y Marta Soul son creadores de itinerarios, de “lugares” donde la mirada no se pierde y el horizonte no es un tren en movimiento, en definitiva, un espacio en el que el reflejo del espejo es capturado para que se tome el tiempo que haga falta…

Marta Soul. Ende. 131 x 105 cm. Imagen cortesía galería Paula Alonso

Marta Soul. Ende. 131 x 105 cm. Imagen cortesía galería Paula Alonso

Los comentarios están cerrados.