Domesticando la mística

Café Malvarrosa

Joan Verdú

Valencia

C/Historiador Diago, 20

Hasta el 5 de marzo

La manera que tiene Joan Verdú (Alzira, 1959) de tomarse en serio el arte es recreándolo en quince pizarras. Sobre ese fondo negro de nuestra más tierna infancia, el artista va depositando el óleo a modo de tiza para ir revelando distintas caras, todas ellas humorísticas, de la relación entre el arte y la vida. 

Ha titulado el conjunto Mystique doméstique, que es su manera de que la obra de arte aterrice en lo cotidiano, después de andarse por las ramas de lo trascendental. El motivo del perro Snoopy no deja de ser otra forma de tocar con los dedos lo que de natural tiende a perderse por los vericuetos del pensamiento intelectual. Mística doméstica o cómo domesticar esa mística del arte que a veces se va por los cerros de Úbeda. 

Joan Verdú ha realizado este trabajo con pizarras que ha ido comprando en las tiendas chinas. No es, paradójicamente, un trabajo de chinos, sino la más libertaria manera de dejarse llevar por lo que esas quince pizarras le iban susurrando tiernamente.

Los comentarios están cerrados.